Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
11 febrero 2010 4 11 /02 /febrero /2010 11:19
 

Experiencia Personal Con Dios

Predicado por William Marrion Branham

Julio 24, 1954, Chicago, Illinois. U.S.A.



Gracias. Inclinemos nuestras cabezas para un momento de oración Nuestro bondadoso Padre Celestial estamos agradecidos por éste tiempo de compañerismo aquí juntos en Chicago con Tus hijos amados. Muchos de ellos de diferentes partes del mundo. Estamos tan agradecidos así como nos reunimos vez tras vez, sabiendo que algún día nos reuniremos en el otro lado de Tu Reino donde nunca ya mas nos despediremos, y mientras aquí en la tierra es llamado día, que podamos trabajar juntos y con toda unidad y fe en el Señor Jesucristo para la construcción de Su Reino. Perdona nuestros pecados, las transgresiones en contra tuya, y que pueda el Espíritu Santo tomar el servicio ahora bajo Su control y conseguir la gloria, porque está escrito, por nuestro Señor que: “Todo lo que pidieres al Padre en Mi nombre, Yo lo haré”. Yo oro, que en esta noche podamos aún ver Su presencia, Su gloria, haciendo Su obra sobre todos. Lo pedimos en el Nombre de Jesucristo. Amén. Pueden sentarse.

2Buenas noches mis queridos cristianos y ciudadanos del reino de Dios. Estamos agradecidos por estar aquí en esta noche para ministrarles en el Nombre de nuestro Señor Jesús resucitado. Mi corazón como que brincaba en los últimos minutos al encontrar a una gente de Suiza que apenas entró, y ellos estaban diciéndome que el Espíritu Santo la otra noche les dijo acerca de sus condiciones de su vida, y como fueron sanados, y al entrar e inmediatamente oír ese canto maravilloso: “Bajando de Su gloria”. Si hay un canto que conmueve mi alma es ese canto: “Bajando de Su gloria”. Como ese Dios condescendiendo, bajando, revelándose a Sí mismo en un cuerpo de carne para tomar mi lugar en el Calvario, un pecador, y morir en mi lugar para darme la luz directa al árbol de la vida, para que yo pudiera comer y vivir para siempre. ¿Cómo podía yo rechazar eso? ¿Cómo podía usted rechazar tan maravillosa invitación?.

3Entonces viniendo y encontrando a nuestro hermano aquí de Suiza, yo solo me preguntaba ¿Cómo será cuando lleguemos todos a la gloria y veamos a la gente maravillosa que hemos encontrado aquí muchas veces en los servicios?. El hermano José aquí, por supuesto, cuando él me introduce, yo… él tiene un gran amor para mí, así que solo dice muchas cosas [El hermano Branham se ríe, y el hermano Boze habla al hermano Branham.—Editor]. Gracias hermano. Yo espero que nunca hiera el sentimiento de mi hermano o de alguien. Que siempre nuestro Señor Jesús me mantenga en un lugar donde tenga compañerismo y amor con mis hermanos, porque yo ciertamente los amo. Es un sentimiento mutuo, y juntos, somos obreros, compañeros de trabajo, juntos para el reino de Dios, y Jesucristo el Señor.

4Y ahora, en el servicio de mañana por la tarde, creo que comienza alrededor de las dos, o algo así. Y creo que nuestro hermano de Suiza va a hablarnos, y entonces mañana por la noche es la terminación de estos servicios, de esas series. Porque yo tengo que apurarme para llegar a casa, y comenzar mañana por la noche, quizás el lunes, quizás, y el lunes a las doce de la tarde, tengo que estar allí en Fort Knox, Kentucky para ponerme algunas de esas inyecciones para ir a ultramar. Yo trato de decirles a ellos que yo no las necesito, pero ellos no me escuchan. Yo solo… mis brazos se ponen tan cansados, y ellos… yo no necesito esas cosas, pero la ley así lo dice, que yo tengo que ponérmelas. Así que la Biblia dice: “Dale a Cesar lo que es de Cesar, y a Dios lo que es de Dios”. Porque yo tengo que tomar las inyecciones, y entonces predicar el Evangelio a ellos, ¿O no? así que eso será darle a Dios lo que es de Dios, y a Cesar lo que es de Cesar.

5Ahora, yo confío que el Señor bendecirá a cada uno de ustedes, yo sólo tengo unos momentos para unas cuantas palabras. Y ahora, yo estoy tratando si el Señor lo permite de retornar, para que así los oídos que están en esta noche en Chicago pudieran saber seguramente, que ha sido muchas veces dicho en mi ministerio que “la única falla que todos pudieran encontrar, es que yo no puedo administrar suficientemente a la gente a la misma vez”. Bueno, yo ciertamente deseo eso, que yo pudiera hacer eso. Si yo pudiera, yo sería muy contento de hacerlo. Pero en la manera en que yo ministro, yo no puedo hacerlo. El ministerio no fue dado para ese propósito.

6Se dice que el señor Roberts nuestro hermano, ora por quinientas personas mientras yo lo hago por dos. Bueno, eso es verdad, pero el hermano Roberts hace lo que Dios le dice a él que haga, y yo tengo que hacer lo que el Señor me dice que yo haga. Así que esa es la diferencia. Esas son las obras diferentes del ministerio del Espíritu Santo para la iglesia. Y él es ciertamente un hombre fino de fe, un maravilloso carácter, un hermano amoroso. Y hay muchos de ellos en el campo hoy. Francamente, yo quiero pensar que cada uno está en la cima. ¿Ve usted? Sólo maravilloso. Yo oro por ellos todo el tiempo.

7Y éste gran evangelista Billy Graham, que está en el campo hoy, quizás no esté de acuerdo conmigo por la Sanidad Divina, nuestro amado hermano, pero el otro día cuando yo estaba escuchando un programa de radio al venir cruzando la nación, yo oí que él estaba en Alemania en el hospital o algo así, enfermo con un bloqueo de riñón. Yo no pude evitar pararme allí mismo, sabiendo—teniendo el sentimiento de simpatía por él, y orar para que Dios lo sanara. Y un día… y así como todos los días prosiguieron en su servicio, yo vi que él estaba mejor, y regresó de nuevo al servicio. Dios está usando a nuestro hermano en una gran poderosa manera de conseguir personas salvas. Y seguramente lo apreciamos, y yo le pediré a todos los cristianos que oren por nuestro hermano, que la mano de Dios esté con él para salvar al perdido.

8Y ahora, yo oro que Dios lo liberará completamente. Oí que él aún se siente muy mal, así que oro que Dios completamente liberará a nuestro hermano, para que así pueda predicar el Evangelio. El alcanza un tipo de gente que quizás no me vendría a escuchar. Tales como diplomáticos y todo lo demás, la única manera que ellos vendrían a escucharme, quizás, es si ellos se enfermaran lo suficiente para que pudieran venir. Pero esa sería la única manera.

9Yo tuve el privilegio de orar por reyes, y monarcas y potentados, y nunca vi al Señor rechazar a alguien aún, sino que El los sanó a todos. El congresista Upshaw, uno de los del gobierno de los Estados Unidos aquí, había estado en sillas de ruedas por sesenta y seis años, y El fue instantáneamente sanado. Y yo nunca oí de él en mi vida, él estaba sentado allí en la audiencia en una silla de ruedas, cuando el Señor Jesús le mostró la visión de lo que sucedió y lo que estaba aconteciendo, y él fue completamente sano. Y nosotros estamos agradecidos por eso.

10Quizá yo sólo… ¿Cuántos han oído sobre éste caso de como él fue sanado? No muchos. Yo creo que voy a leer un poquito de escritura aquí, y sólo le voy a dar eso como un testimonio, porque yo únicamente tengo como diez minutos para hablar, y yo hablará mañana por la noche, quizás venga temprano, en el segundo y tercer capítulo de los libros de los Hechos de los apóstoles, comenzando con el primer versículo.

Pedro y Juan Subían juntos al templo a la hora nona, de la oración un hombre cojo de nacimiento, era traído, al cual ponían cada día a la puerta del templo que se llama la Hermosa, para que pidiese limosna de los que entraban en el templo.

Este, como vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, rogaba que le diesen limosna. Y Pedro, con Juan, fijando los ojos en él, dijo: Mira a nosotros. Entonces él estuvo atento a ellos esperando recibir de ellos algo.

Y Pedro dijo: Ni tengo plata ni oro, mas lo que tengo te doy: En el Nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda. Y tomándole por la mano derecha le levantó; Y luego fueron afirmados sus pies y tobillos. Y saltando se puso en pie, y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios.

11Que el Señor añada Su bendición a la lectura de la Palabra. Este era un gran tiempo ese día en el templo, el corazón de los apóstoles estaba lleno de gozo y felicidad, habían recibido una nueva experiencia del Señor Jesucristo, sus corazones, estaban llenos de gozo. Ellos pensaron: “Oh, algo nuevo ha sucedido.” Ellos sabían con gozo que el Espíritu Santo había venido, la larga promesa del Padre en Lucas 24:49, Jesús les dijo a sus discípulos: “Esperen en Jerusalén hasta que sean investidos con el poder de lo alto.” Hechos 1:8. El dijo: “Ustedes recibirán Poder después de que éste Espíritu Santo venga sobre ustedes, serán Mis testigos en Jerusalén, Samaria , y en todas las partes de la tierra .” Sabiendo que la misma bendición que fue sobre ellos, iría a todas las partes del mundo; aún hoy, sería lo mismo. Después de dos mil años sólo ha llegado a una tercera parte, faltan dos terceras partes de la tierra aún para ir con éste mismo Evangelio. Porque esta demostración de poder debe ir a las partes mas lejanas de la tierra.

12Unos días después, cuando Jesús fue recibido en Gloria, las últimas palabras que dijo a sus discípulos fueron: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio (Eso es todo el mundo ahora) estas señales seguirán a los que creen, en Mi Nombre echarán fuera demonios, hablarán nuevas lenguas, tomarán serpientes o cosas mortíferas y no les dañará, y si pusieren sus manos sobre los enfermos, ellos sanarán.” Está escrito en la Escritura, que Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos, Hebreos 13:8.

13No podemos negar que es La Palabra de Dios, la única manera que yo podría pasarla sería para justificar mi incredulidad, pero tengo que verla y decir: “ Es la Palabra, si o no, es la Palabra.” Y cuando Jesús dijo cuando estaba en la tierra…. El no reclamaba ser una gran persona, El sólo reclamaba ser… fue un siervo. El era el hijo de Dios, y tomo… y El no buscó reputación por si mismo.

14Estaba pensando el otro día del hombre que hizo el brazo artificial, él se formó a si mismo una reputación, pero el Hombre que hizo el brazo verdadero, no buscó reputación; el que hizo el ojo artificial se hizo de una reputación por hacerlo; pero el Hombre que hizo el original no buscó esa gran reputación. El se humilló, Dios Jehová, develado en carne, bajó para ser sacrificado por nuestros pecados y enfermedades, el amor de Dios no se puede comprender, que tan profundo, que tan puro, y que rico, y todas las grandes cosas que hizo por sus enemigos, no para sus amados, que le aman; sino a sus enemigos.

15Yo pienso seguido que si Dios estuvo dispuesto a morir por Sus enemigos para salvarlos del infierno, seguramente estará dispuesto para sanar las enfermedades de Sus hijos, ¿No cree usted eso? Sí, El pensó en sus enemigos.

16Ahora en ese gran ajetreo del tiempo de los apóstoles, como ellos estaban gloriosamente felices, porque ellos habían tenido una experiencia, ellos tenían algo, eso es lo que necesitamos hoy: Una experiencia.

17Si fuésemos a ir de viaje a California, y alguien fuera a conducirle, no quisiera usted irse con un chofer que nunca ha manejado un carro, usted buscaría a uno que tuviera una experiencia. Si a usted le fuesen a hacer un trabajo dental o una cirugía, usted ciertamente no iría con alguien que no sabe nada de eso, usted conseguiría a alguien con experiencia.

18Y así es cuando vamos a hablar de Dios, vamos a conseguir a alguien que tenga una experiencia, que sepa de lo que está hablando. Estos apóstoles tenían la experiencia de Pentecostés, estaban bendecidos, tenían gozo Divino, y sus corazones brincaban, el mundo entero les pertenecía; y es tan malo que hayamos hoy perdido ese gozo, ese divino gozo y lo que ellos tuvieron. Y ahora, yo pienso que lo que el mundo necesita es la experiencia que ellos tuvieron aquella vez.

19Pensamos en Moisés, en la zarza ardiendo, éste pastor, una mañana caminando por la vieja vereda que había caminado tantas veces, pero fue atraído por una zarza ardiendo, fue a investigar, y el Angel del Señor estaba en el arbusto, y habló con Moisés, Moisés había tenido un fracaso amargo, sabiendo que Su pueblo iba a ser liberado por Su mano, trató de hacerlo por si mismo cuarenta años antes, y fue un fracaso, y perdió toda la visión de la victoria y de libertad para la gente esclavizada.

20Y a veces me pregunto, si nosotros, la iglesia, sabiendo que Dios ha prometido liberarla de su pecado, y de la enfermedad, y hacernos una gente salada, que el mundo tengan hambre y sed después. Me pregunto, si en nuestros esfuerzos humanos, en nuestras teologías, y todo eso; y nuestros grandes y finos edificios, que tratamos de presentar a la gente hace muchos años; y nos damos cuenta de que ha fallado, porque lo hemos hecho nosotros mismos. Nos metimos para tener nuevas escuelas, para educar a nuestros ministros, y dejamos a un lado el principio real, la cosa real que Dios nos dijo que recibiéramos, el Espíritu Santo como guía de la Iglesia. Eso lo dejamos, y hemos perdido nuestro gozo divino. La visión es borrosa ahora.

21La gente ya no busca la venida del Señor, y hay bombas atómicas en los hangares por todos lados, y cosas que pueden destruir al mundo en seguida. Pero la gente ha perdido la visión del Señor. Ellos han puesto fechas, que el Señor vendrá a cierto tiempo; y han hecho todas estas cosas tratando de hacerlo por sí mismos. Debemos soltarnos y dejar que Dios haga eso. ¿Cómo podemos hacer todo eso sin el Espíritu Santo.?

22Y ahora Moisés había sido un amargo fracaso, pero ahora, lo vemos con su atención atraída a una zarza ardiendo, y la miró para ver cuál era el problema; y acercándose -usualmente el fuego es una atracción-. Cuando el Espíritu Santo viene en forma de fuego, atrae la atención de la gente. Y cuando Moisés volteó para considerar la zarza que no se quemaba, Dios le habló una fresca visión por un Ángel.

23Vea la fe manteniéndose, las cosas viejas habían pasado, pero ahora Moisés tenía una nueva visión, tenía una revelación, tenía una experiencia, se había encontrado con Dios, y había hablado con El. Antes de eso, él no lo había encontrado, él solo leyó y supo lo que su madre o el pastor le habían contado, pero ahora Moisés tenía una experiencia personal. Y eso es lo que la iglesia necesita hoy: Detenerse de estudiar tanta teología, e ir al altar y orar hasta que una experiencia personal arda en el corazón humano, y queme todo lo opaco, y de una nueva visión.

24Ahora Moisés era experimentado, había sido testigo del Poder de Dios; él había sido testigo en sanidad Divina; su mano se había vuelto leprosa. La metió en su seno y la sacó, y fue sanado. El sabía ahora que Dios era el sanador. Y Dios estaba con él y se le había revelado personalmente a él.

25Así es como el Espíritu Santo vino sobre éste apóstol, que dijo: “Lo que tengo.” Eso es lo que necesitamos hoy, una experiencia personal con Dios.

Moisés tenía la experiencia personal. Observe la fe saltando, vea la diferencia en Moisés ahora; regresa a Egipto, la invasión de un hombre regresando a tomar el control. No tenía nada en su mano más que un palo seco, pero él fue a cumplir lo que Dios le había dicho, porque él tenía una visión fresca de Dios.

26Si algo necesita la iglesia hoy, y lo que estamos tratando de hacer, amigos, es traer una visión fresca de la presencia de Dios para que la gente pueda vea que Dios aun vive y reina y se mueve con Su iglesia, y lo hará hasta que Jesús venga a recibirla. Una visión, una experiencia...

27Una vez, un muchachito con el nombre de David, fue al ejército para llevarle a sus hermanos pasas y panes, y encontramos que un busca-pleitos, llamado Goliat, se paró en el arroyo, del otro lado de la colina, y comenzó a retar y a burlarse de Israel. Viendo que ellos habían perdido su fe, y todos estaban quietos, nadie decía nada, estaban temerosos de ese grande peleonero .

28Pero él salió y presumió en los oídos de alguien que creía en Dios, el pequeño David, con sus pieles de oveja encima, quizás un poco rudo, corrió y dijo: “Déjenme pelear con el enemigo. ¿Quieren decirme que los ejércitos del Dios Vivo permiten que ese filisteo incircunciso los desafíe?”. Él avergonzó a sus hermanos. Lo que necesitamos hoy es alguien con una experiencia como la de David, que se pare y diga: “¿Quiere decir que ustedes dejarán que la gente se pare y diga que los días de los milagros han pasado, y que la sangre de Jesús se secó hace mil novecientos años y que todo lo que necesitamos es unirnos a la iglesia?”

29Lo que necesitamos hoy es un buen avivamiento de San Pablo pasado de moda y que el bautismo del Espíritu Santo caiga como en el día de Pentecostés, regresando a la gente a la fe verdadera otra vez, exactamente. Yo creo en las confesiones de aceptar a Jesucristo, eso está bien, yo creo en todo eso, pero amigos, necesitamos algo más que eso.

30Abraham creyó en Dios por fe, y El le dio el sello de la circuncisión como confirmación de su fe, y cuando usted dice: “Usted tiene fe en Dios.” Es la obligación de Dios, si su fe es correcta de darle el bautismo del Espíritu Santo ahí mismo para confirmar que El aceptó su fe. Amén, eso es correcto.

31Ahora, note, cuando el pequeño David se alistó para pelear con el gigante, el rey admiró su valor. creo yo, y le dijo: “Ahora, hijo, ciertamente yo admiro tu valor, pero recuerda que ya no estamos en los días de Moisés. Así que te equiparé.” Entonces él se quitó su propia armadura y la puso sobre el muchacho David. Y él puso su escudo en su mano, y la gran armadura, que el pequeño David no podía sostener. Y él dijo: “Quítenme esta cosa de encima, yo nunca me la he puesto, no se que es”, pero había una cosa que él ya tenía, él tenía una experiencia personal con Dios, con una honda, sabía que Dios le ayudaba con la honda, era lo que necesitaba.

32Saúl se dio cuenta que la vestimenta eclesiástica no le quedaba a un hombre de Dios, que no la podía sobrellevar, es el problema con muchos hombres hoy que he conocido al cruzar el país, hombres famosos en grandes iglesias, creen en el mensaje de liberación, creen en el mensaje del Señor Jesús y Su poder, pero están tan metidos en su denominación que no pueden ver más lejos que su iglesia, y ellos no les dejan ver más lejos, lo que necesitamos hoy es a alguien que salga con alguna experiencia con la honda como la tenía David.

33David dijo: “Yo no sé nada acerca de su teología, y de estas espadas, pero tu siervo tiene experiencia con la honda, Dios me ha permitido matar a un león y a un oso con ella, si Dios me ha permitido matar un león con ella, seguramente ese filisteo incircunciso me pertenecerá esta tarde”. Que Dios nos de algunos tipos rudos con esas rudas experiencias, que tomará a Dios de Su Palabra, y creer que todo lo que dice es la verdad, eso es lo que necesitamos, amigos cristianos. Y ahora quiero que noten, él salió y probó exactamente que Dios estaba con él, porque él había tenido una experiencia que Dios le podía entregar al enemigo en su mano con la honda.

34Otro tipo pequeño con el nombre de Sansón, con su cabello rizado y largo, yo vi una pintura de él donde , lo ponían con unas espaldas que él no podría pasar por las puertas, no creo que fuera así, no sería un gran misterio que un hombre así matara un león con sus manos o levantara las puertas de Gaza, pero tienen la idea equivocada. Sansón era un hombrecito de cabello rizado que tenía sus siete rizos en su cabeza como un afeminado, pero parecía algo mas menos un hombre, pero cuando el Espíritu de Dios venía sobre él, él podía matar a un león o cualquier cosa, pero con el Espíritu de Dios.

35Y un día cuando estaba rodeado en una colina y un millar de filisteos venían sobre de él, y él no sabía nada, pero solo recogió una quijada de mula, tocó su espalda para ver si esos siete rizos aún estaban ahí, la blandió con todo lo que tenía y los mató a esos mil filisteos sin nada mas que tuviera que darles. El dijo: “Yo no tengo nada más que una quijada, y con eso les daré”. Y mató a mil filisteos.

36Lo que necesitamos hoy es alguna gente que sepan hacer negocios reales con Dios. Yo pase por un estadio de fútbol una vez, donde yo iba a tener un servicio, y vi una anuncio en la puerta, nunca la olvidaré, decía: “No es el tamaño del perro en la pelea, es el tamaño de la pelea en el perro”, eso es lo que necesitamos hoy, alguien con coraje y espinazo, no importa si él no pertenece a una denominación, si tiene un titulo o lo que sea, usted tendrá a su lado a Jesucristo siempre y cuando predique la no comprometida Palabra de Dios, y se pare allí, Dios prometió que la respaldaría y haría..., es exactamente la verdad.

37Recuerdo a otro pequeño tipo llamado Samgar, en el tiempo de los jueces, él no tenía nada, él no era un guerrero, no sabía nada acerca de pelear, y venían los filisteos y les robaban todo lo que tenían, tan pronto como ellos se hacían de algo, venían los filisteos y se lo robaban, se lo llevaban. Igual que hoy cuando tenemos avivamientos, vamos y comenzamos un avivamiento, tan pronto como se va el evangelista, la gente se esparce, y entonces vienen los filisteos y dicen: “Los días de los milagros han pasado, no hay tal cosa como esa, es solo psicología, telepatía mental o algo parecido.

38¡Oh!, yo puedo ver al pequeño Samgar parado y viendo a través de la calle, y venían los filisteos marchando, él no era un guerrero, no sabía nada de pelear, pero una cosa sabía él, que era judío, tenía un derecho, pues era circuncidado y Dios estaba en él, entonces él tomó una vara de aguijonear bueyes, era todo lo que él tenía, y seguro que se los iba a dar a seiscientos filisteos, y mató a cada uno de esos hombres armados con esto en su mano, porque se paró en el lugar correcto y creyó en Dios. Lo que necesitamos hoy son más Samgar´s, alguien que se paré en la Palabra de Dios, y diga que es la verdad, sin tener miedo, Dios respaldará Su Palabra. El esta bajo obligación.

39¡Oh!, yo pienso en los grandes héroes de la Biblia, y recordaba hace algún tiempo, yo estaba en las montañas, y estaba viendo a los patos cuando están en el agua, nadando, pero la primera vez que sopla el viento frío, esos patitos harán honk, dos o tres veces y se levantarán e irán a Lousiana tan rápido como puedan hacia los campos de arroz, ¿qué es lo que pasa?, ellos no necesitan ninguna teología, ellos nacieron completamente patos, y cuando son patos, ellos tienen instinto, y ellos saben cuando moverse porque viene el frío, e ir hacia una tierra más tibia, bueno, si un pato puede hacer eso solo siendo un pato, ¿Qué hará un hombre con el bautismo del Espíritu Santo de Dios?, él deberá saber cuando hay problemas por venir, y se parará en Dios y agitará sus alas de fe y se moverá de su enfermedad y de su condición, y todas esas cosas, es tiempo de que Dios se mueva y haga todas esas cosas, y permita la Presencia del señor Jesús bendecir, y dar poder, y grandes cosas para la iglesia en cualquier día, Dios prometió que lo haría.

40Dios dijo: “Que en los últimos días, Su Espíritu será derramado de lo alto, y mostrará señales y maravillas en la tierra”, y todas estas diferentes cosas Dios prometió hacerlas, y está obligado a tener cuidado de ellas, ¿no cree usted eso? si señor, ciertamente que si, y después cuando éste...

41Me he di cuenta otra vez, que un ruiseñor una primavera, cuando era pastor en la iglesia bautista, solía regresar en la noche, y ese pajarillo se ponía allí mirando en la noche, y cuando el veía una estrella que acababa de ser destapada por una nube, el se ponía a cantar tan fuerte como su corazoncito se lo permitía, ¿Por qué? el sabía que el sol estaba brillando en algún lado, pues había visto la evidencia de eso, una estrella brillando probaba que todavía estaba el sol en existencia.

42Y yo pienso mi hermano, que nosotros, así como viene el día en que el Espíritu Santo vendrá como viento fuerte, y que se lleve las nubes de oscuridad, y tengamos un viejo avivamiento donde sea derramado el Espíritu Santo, hará que cualquier cristiano se levante y resplandezca, para que sepa que Dios vive y reina, y derrama Su Espíritu Santo sobre la gente en los días en que estamos viviendo.

43Si pudiera caminar en la mañana y observar a la gran estrella de la mañana, y preguntarle ¿Qué es lo que te hace brillar? si ella me pudiera contestar me diría: “Hno. Branham, no soy yo la que brillo, es el sol el que esta brillando sobre mi.

44Un doctor me dijo, no hace mucho cuando estaba hablando con él: “Hno. Branham, lo que pasa con esa gente, es que ellos elaboran eso, es emoción lo que los hace actuar así, y llorar y correr al altar.” Le dije: “doctor, usted debe de saber que se necesita algo para excitar los nervios, antes que la gente se vuelva tan emotiva”. Ciertamente así es, hay algo presente, y eso es verdad que cuando el Espíritu Santo baja, hay emoción en la multitud, están siendo ungidos con el Espíritu de Dios y el Espíritu Santo están en medio de ellos, hay emoción, tiene que haberla.

45Jesús dijo: “si ellos se contienen, entonces las rocas clamarán”, ¿qué podemos hacer? cuando pienso en eso. “No es la gente” dijo El. No es la gente brillando, es el Espíritu Santo brillando en ellos, El que está haciendo eso, es El Espíritu de Dios el que los hace creer, y es el que les da libertad, y los hace sentirse libres.

46No hace mucho tiempo, cuando pasaba... me gusta ir a las montañas cuando cazo, y hay un viejo riachuelo del que me gusta beber. Y esa primavera burbujeaba constantemente, es el riachuelo más feliz que he visto en mi vida, y un día me detuve y le pregunté ¿Qué te hace tan feliz? ¿Es porque los venados vienen y beben de ti, lo que te hace burbujear? y si él pudiera hablar me diría: “No”, ¿Entonces porque los osos beben de ti? “no” contestaría él, ¿Entonces burbujeas porque yo bebo de ti?. él me diría: “No Hno. Branham, yo no soy él que burbujeo, es algo detrás de mi que me empuja y hace burbujas”.

47Y así es con cada hombre nacido del Espíritu de Dios, hay aguas vivas corriendo por El, él no es él que burbujea, sino el Espíritu Santo detrás haciéndolo, y haciéndolo creer y llevándolo a grandes alturas, y profundidades, y experiencias con el Señor Jesucristo, es lo que necesitamos hoy, un pozo ardiente, quitar los tapones y dejar correr el agua, es lo que necesitamos hoy.

48Note en la mañana el rocío, yo lo he visto muchas veces, cuando veo el rocío caer de noche, mire aquí, vea el rocío caer, y cada vez que el sol sale, ¿se ha fijado que felices son las gotas de rocío? y una vez cuando las vi brillando, y centelleando, les pregunté una mañana hablando con la naturaleza, la cual es mi primera Biblia, dije: “¿Qué te hace centellar gotita?”. Y pareció que me contestaba diciendo: “Tu sabes, la noche anterior, yo estaba allá arriba y se que voy a regresar otra vez, pues soy de allá, mas allá de esta caliente y vieja tierra, pero yo soy de donde esta la humedad y allá estaba, pero estoy feliz porque el sol esta brillando en mi, y cuando lo hace, me esta regresando a donde yo estaba”. Eso es correcto, la razón de que usted hace eso, usted centellea porque tiene una experiencia, Ud. estuvo una vez allá arriba.

49Y yo pienso en un hombre que ha sido nacido de nuevo, y llevó su vida a otra esfera con bendiciones y gloria, y uno de estos días, el Hijo de justicia volverá a brillar en esta tierra, y los que tengan esa experiencia, la encontrarán en el aire, allá arriba donde han estado en esos dominios de Gloria, perdiéndose a si mismos y no se preocuparan de quien está alrededor de ellos ya que se han levantado, y cuando entren en esa clase de condiciones con el ungimiento del Espíritu, el Espíritu Maestro, Jesús vendrá algún día a reclamar a Su iglesia.

50Yo estaba leyendo no hace mucho tiempo, o me dijo el Hno. Moore de un escritor de otro tiempo, dijo: “El vio una de las cosas más horribles que pudiera haber, cuando vio un águila, un pájaro del cielo en una jaula con su cabeza en los barrotes, y golpeando sus alas contra ellos, hasta que sus plumas le caían, y ya sin plumas en su cabeza y cuello, estrellándose, tratando de ser libre otra vez hasta que quedará exhausta y cayera, y con sus cansados ojos viendo hacia el cielo hacía donde pertenecía, pero atrapada en una jaula mirando.

51Si, es verdad, es una cosa espantosa, pero hay otra cosa más triste, y es ver hombre y mujeres nacidos a la imagen de Dios Todopoderoso, de Su poder, de Su presencia de liberación, y el poder de Su presencia de las bendiciones de Su Espíritu Santo que caería como en el día de Pentecostés para que ellos pudieran decirle al mundo: “Lo que tengo te doy”.

52Es lo que necesitamos hoy, esa clase de bendición, esa clase de Señor Jesucristo que se ha levantado de los muertos, y está en medio de nosotros hoy, está aquí para hacer lo que le pidamos, directo al Padre, El prometió que lo haría: “Lo que pidan en Mi Nombre eso haré”.

53El Sr. Upshaw, cuando fue sanado, como les dije que les daría su testimonio en unos segundos, yo estaba en los Angeles, California, nunca había oído de él, los diáconos y los ujieres me habían llevado a la plataforma, y comencé a llamar la línea de oración, y mientras lo hacia vi a un muchacho jugando en un granero, y se caía y se rompía la espalda, y después veía a un doctor con lentes y bigote negro que revisaba su espalda, y lo veía convertirse en un gran hombre, y autor de libros y eso, y yo solo decía lo que estaba viendo. Seguí llamando la línea de oración, yo oí a alguien acercarse y decir algo, el Hno. Baxter vino a mi unos momentos y dijo: “El hombre que estaba despidiendo, allá sentado, es el congresista Upshaw”. Y dije: “Bueno, no sabía nada de él”.

54Y él tomó otro micrófono y dijo: “Mi hijo, eso es exactamente la verdad, ¿cómo pudiste saber esas cosas?”, le dije: “ Lo vi por visión”. Y dijo: “El hombre que te ordenó en la iglesia bautista, el doctor David, me dijo que viniera aquí, y he estado yendo a servicios de sanidad desde que era un muchacho, tratando de ser sanado, he estado paralítico por sesenta y seis años”. Y ahora él tiene ochenta y seis. Y contesté: “Bueno señor. me gustaría hacer lo que pudiera, yo solo hago lo que veo”.

55Entonces comenzó la reunión, y trajeron algunos a la plataforma, y vi a un doctor con lentes de armazón de carey, con un collar, y una bata medica, y tenía su brazos doblados así, moviendo su cabeza, parado ahí en el aire, y yo miraba debajo de él, y él había operado una niña de color, a la que había sacado las amígdalas dejándola paralizada. Bueno yo dije eso debajo de él vino estaba una vieja madre de color gritando: “Señor, ten misericordia, esa era mi niña”, y esa es la clase de doctor que la a operado. Y los ujieres se la llevaban de la plataforma, porque teníamos que formar a los que tenían tarjeta, eso es legítimo, es la mejor manera en que sabemos hacerlo.

56Y la madre estaba con su bebe empujando a los ujieres para llegar a la plataforma, Y yo dije mirando al bebe: “Si señora, esa es la niña, y él es un tipo joven, con cabello negro y lacio”. Ella dijo: “Si, eso es cierto”, y dijo: “¿ Se compondrá mi bebé?. Le dije: “ Yo no se, no puedo decirle, yo solo puedo hacer lo que veo, es todo, es como dijo el Señor Jesús: “No puedo hacer nada hasta que el Padre me muestre” Le dije: “Seguramente usted tiene que tener fe para creer que el bebe va a sanar o éste otro caballero aquí va a sanar, Y si Dios se moviera y hablara Su... puede hablar en la audiencia acerca de él.

57Y le dije a los ujieres que continuaran llamando a la línea de oración, y trajeron a una dama, y yo comencé a mirar algo negro por la audiencia, y pensé que sería algo malo, pero se materializó, y vi una calle o camino, y en ella a la pequeña niña de color meciendo una muñeca en sus brazos de esta manera. Eso es Hno. Satán no puede mandar suficientes diablos desde el infierno para detener eso. Dios lo ha dicho, eso es correcto.

58Y en ese momento le dije: “Señora sus oraciones han sido oídas, y Jesucristo ha sanado a su niña, que se ponga de pie. Y ella preguntó: “¿Sanará mi niña?”. Yo dije: “Ella está bien ahora” Y mientras ella estaba hablando conmigo la niña se levantó y dijo: “Madre”. Y se arrojó a sus brazos, había estado paralizada, desde los hombros por dos años, y ahí madre e hija abrazadas, llorando y gritando, y gente parada ahí desmayándose y todo eso.

59Y miré más allá de la audiencia, justo arriba de las cabezas de la gente, y ahí estaba el viejo congresista, con un traje café de rayas puesto, con su cabeza inclinada ante todos los de la audiencia, entonces dije: “Señor congresista, ¿Tiene usted un traje de rayas café?” él entonces tenía puesto un traje negro o azul con corbata roja. El dijo: “Si señor, lo tengo, hace algunos días lo traía”.

Le respondí: “El Señor Jesucristo lo ha sanado, usted se puede parar y ser sano ASÍ DICE EL SEÑOR, El ha tenido respeto para usted y lo ha sanado”. Después de ser inválido por sesenta y seis años, de estar en cama y sillas de rueda, el viejo congresista saltó sobre sus pies, corrió a la plataforma sin muletas, sin nada y se tocó los pies así, podía hacer todo, como un muchacho, él estaba completamente normal y sano.

60Es el poder del Señor Jesucristo esta noche que se ha levantado de los muertos, y hace lo mismo en éste edificio esta noche, lo hizo cuando estuvo en el mundo, usted puede imaginarse como... yendo a otros países, y hay gente de... lugares como Suecia, Africa, Finlandia, donde yo no conozco una palabra de su idioma, pero el Espíritu Santo apunta a cierta persona, y le habla, y hay alguien que interpreta, y se dan cuenta del pecado que hay en su vida y eso nunca falla, porque El es el Señor Jesucristo, El mismo ayer, hoy, y por los siglos, Yo le amo. Siento haberlos hecho esperar tanto, en unos momentos comenzaremos a llamar a la línea de oración para pedir por los enfermos.

61Que Dios sea con Uds. Muchos de ustedes están en su puesto del deber en sus iglesias, saluden a sus pastores de mi parte, no soy exactamente interdenominacional. Creo que todos los cristianos son hermanos y hermanas, y deben alabar a Dios juntos, es tan malo que haya tantas barreras que nos separen y todo eso. Yo ninguna vez en mi vida he hecho proselitismo diciendo que vayan a tal o cual iglesia, yo creo que cada hombre tiene la libertad de decidir a que iglesia desea ir. Y oro para que Dios los bendiga, quizá ustedes no necesitan una nueva iglesia, sino un nuevo avivamiento chapado a la antigua, podrían necesitar eso, yo creo que todos lo necesitan, y a los pastores aquí Dios los bendiga, quizá no estén de acuerdo respecto a la resurrección de Jesucristo de sobre los muertos, probando que El es el mismo ayer, hoy, y siempre. Si usted es así, Ud. es mi hermano de cualquier manera, y oro para que Dios lo bendiga, lo perdone por eso, y si viene el gran día, en que se asentará el reino de Jesús y vea a los millares a los que les he predicado, todos los salvos en ese lado, que Dios sea con usted ahora. o Mientras oramos.

62Padre, te damos gracias por Tu Palabra, Tu Palabra es vida, Tu dijiste: “ la fe viene por el oír, el oír de la Palabra de Dios”. Y te pido que bendigas esa audiencia esta noche, cárgalos delante de Ti, y escribe su nombre en la palma de Tu mano, ponlos en el corazón del Señor Jesús y que cada uno permanezca como cristiano hasta la muerte, y sea libre en el otro lado. Que el caído y el pecador se avergüencen esta noche y vengan al Padre Celestial, y que regresen al hogar, y pedimos que ayudes a los enfermos y afligidos, trae Tu gloria al servicio, venimos en Tu nombre, en el Nombre de Jesucristo, Tu hijo. Amén.

63Ahora, en los servicios, yo… encuentro tarjetas que fueron repartidas hoy. … Muy bien. Podíamos permanecer aquí y hablar por horas. Después que regrese de ultramar voy a cambiar la forma de las líneas de oración y demás. Pero esta vez, mañana por la noche terminaremos estos servicios en Chicago por esta vez. Y vamos a la costa oeste después regreso a Nueva York y luego a ultramar.

64Yo le amo mucho, y yo sé que usted me ama por la manera en que usted actúa, y de la manera que lo hace. Es un sentimiento mutuo.

65Ahora la única manera que podemos orar por los enfermos, que sé como es… ahora aquí, así que éste usted seguro de entenderlo, yo digo que Jesucristo es el hijo de Dios, y que ellos lo crucificaron y lo enterraron, y en el tercer día Dios lo levantó. Y que por cuarenta días y noches El estuvo aquí en la tierra con sus discípulos. Y El ascendió en el cuarentavo día y les dijo que El iba a irse, y que no lo verían ya más, pero que aún ellos le verían y estaría con ellos—con sus discípulos, a través de cada generación hasta el fin del mundo: “He aquí Yo estoy con ustedes siempre, aún hasta el fin del mundo” ¿Cree eso? [la congregación dice Amén.—Editor].

66Yo creo que en el día de Pentecostés, el Consolador, el cual es el Espíritu Santo fue dado, el cual es el Espíritu de Jesucristo dado a la iglesia. Y Jesús vive en Su iglesia, en Su pueblo en esta noche, así como El vivió con ellos en un cuerpo de carne. La carne tuvo que morir para hacer un sacrificio y redimirnos de regreso a Dios, para pagar el castigo de muerte que nosotros cometimos. Y ahora yo creo que algún día El vendrá físicamente en una forma corporal, el mismo Jesús que se fue. El Espíritu será tomado de la iglesia de regreso al cuerpo de Cristo, y El retornará de nuevo en una forma física así como El se fue, el mismo Jesús comiendo y bebiendo y hablando con sus discípulos. Yo creo que El vendrá, y creo que esa es la única respuesta a los problemas del mundo hoy. Es… eso es correcto.

67Y entonces, yo creo que Jesús dijo esto: “Las cosas que Yo hago, ustedes también las harán hasta el fin del mundo” yo creo que estas cosas fueron para acompañar la resurrección de Jesucristo, entonces si la escritura enseña que El es el mismo ayer, hoy y para siempre, encontramos lo que El hizo aquel día, que El está obligado a Su Palabra, en mi humilde opinión para guardar Su Palabra ante Su pueblo. Si yo le prometo estar aquí, y deliberadamente… ahora, Dios no hace una promesa al menos que El la cumpla. Yo puedo hacer una promesa y pudiera que retractarme, pero Dios no tiene que hacer eso. Y si El prometió que El era el mismo ayer, hoy, y para siempre, las cosas que El hizo las haría siempre la iglesia, aún hasta el fin del mundo, El está obligado a Su Palabra para ser eso que El prometió.

68Ahora, lo único que impedirá que suceda, es nuestra incredulidad. Eso es todo. Es lo único que… Esto lo hace amarle… ¡oh!, decimos: “nosotros tenemos fe, tenemos amor” pero si tuviéramos amor, tuviéramos fe, porque eso es… “El perfecto amor hecha afuera todo miedo” y cuando el miedo se ha ido, la fe es perfecta. Usted tiene miedo que El no cumpla Su Palabra, pero yo creo que El lo hace. Y ahora, veremos que El lo hizo. Cuando El estuvo aquí El no dijo: “Tráiganme a éste, déjenme sanarlo” fue muy contrario. Yo creo que El puede levantar los muertos. ¿Usted cree eso? [la congregación dice Amén.—Editor]. Pero El no levantó a todos los muertos, solo levantó a tres personas muertas, así como lo cita la escritura en todo Su ministerio. Tres es una confirmación.

69Quizá la gente viene y dice: “Ahora mire aquí, mire a ese hombre, si El levantó a Lázaro, dejemos que venga aquí, y que levante a mi tío. Veremos si El puede o no”. Seguro que esas mismas cosas críticas siguieron. Los judíos le odiaron en la manera en que lo hicieron. Ellos dijeron eso.

70Mire cuando El pasó a través del estanque de Betesda, donde toda esa gente paralítica, coja y ciega esa gente estaba. El tuvo que abrirse camino a través de miles de gentes, de paralíticos, cojos, ciegos, niñitos con problemas en la cabeza, y todo lo demás, hasta que a El llegó un hombre que estaba sobre una camilla, y El sanó a ese hombre, y El se alejó al resto de ellos allí postrados. Y los judíos al cuestionarle en el mismo capítulo, El dijo: “Verdaderamente, verdaderamente, les digo que el hijo del hombre no puede hacer nada de sí mismo, sino lo que vea el Padre hacer, es lo que hace el hijo”.

71Ahora, si El se ha levantado de los muertos y, El es el mismo Jesús, ¿Lo es El? Cuando El encontró a la mujer en el pozo, el platicó con ella lo suficiente para ver que es lo que estaba mal con ella. Cuando El hablaba con la gente El percibía sus pensamientos. Su fe de ellos lo tocaban. La gente en esta noche que está en la audiencia, podía tocarle con fe hasta que haría que El se volteara si El estuviera en la plataforma y dijera: “Tus pecados son perdonados, o tu cáncer es sanado”. O lo que estuviera mal con usted, y le dice acerca de eso. ¿Cree usted eso? Bueno entonces, El no tiene manos sino las nuestras ahora. El está aquí en la forma de Espíritu, no tiene ojos sino los nuestros, ni oídos sino los nuestros, ni lengua sino la nuestra. Así que dejemos que El tenga todo. El secreto de esto es sujetarse a sí mismo, con amor divino hacia las manos de un Padre amoroso y dejar que El los conduzca. Eso es todo.

72Oremos por estos pañuelos: Señor, en cuyo nombre confiamos, el Señor Jesucristo, el hijo de Dios, que pueda venir Tu Espíritu Santo sobre aquellos que estos pañuelos representan, y enseña a cada uno de ellos y que sean sanados por el poder dela Resurrección de Jesucristo. Nosotros los enviamos para ese propósito, Señor Dios, vigila sobre de ellos, y obra esto para Tu gloria, y la misericordia de esta pobre gente sufriente y enferma. Alguno de ellos quizá el doctor lo desahuciado, y la única esperanza que ellos tienen es éste pañuelo parea que los alcance como una señal de la iglesia cristiana orando. Yo oro Padre, que eso sea hecho. Amen.

73Gracias hermano ¿Cuál era… cuántos cien? Empecemos del número uno. U número 1, número 1,2,3,4,5,6,7,8,9,10, hasta el 15 ó 20. No me interesa cuantos se paren, pero usted no puede pararse muchos a la misma vez, empecemos con el 1,2,3,4,5, hasta el 15. Veremos cuantos de ustedes quedan aun allí parados. Ahora, mientras ellos vienen, déjeme preguntarle a la iglesia algo por unos cuantos momentos. Mire a la gente. Muchas personas son sanadas en la audiencia de las que son aquí, ¿Es eso cierto? y usted recuerde esto, que después de que yo me haya ido por un tiempo de aquí, usted encontrará gente que ha estado en éste servicio, que será normal y sana.

74Anoche algo sucedió de lo que yo jamas he visto por un buen tiempo, y eso fue que un espíritu malo dejó una persona, verla físicamente saliendo y lo hizo. Yo lo vi haciendo. Yo - amigos cristianos yo no soy un fanático. Yo no creo en fanatismo, yo estoy más en contra de lo que usted está, porque es mi deber estar en contra de eso, es mi deber de sacar eso y tratar de conservar la iglesia enderezada. Yo no creo en fanatismos, pero yo conozco el poder de la resurrección de Jesucristo, y yo se que son diablos.

75Ahora, aquí está el poder de…mientras ellos están alineando a la gente, déjeme preguntar esto. ¿Cuántos aquí creen que lo más esencial es el amor? Eso es cierto. Ahora, yo voy a darle un pequeño secreto, si usted ama a la gente, ellos lo sabrán. ¿Sabía usted que el hombre es en sí mismo un creador? ¿Cuántos creen eso? El es un hijo de Dios en su condición caída.

76Hoy, mientras estabamos aquí mirando a los edificios de Chicago, usted puede ver que el hombre es más que un animal. Usted nunca ha visto un animal construyendo una ciudad como esta, y haciendo unos puertos hermosos y todo lo demás. El es un creador. ¿Ustedes que aman dar un paseo, han paseado aquí? ¿Lo hicieron… tuvieron esas personas. ¿Qué es? Es a causa de su atmósfera, ellos pueden crear alrededor de ellos. Ustedes han estado entre gente amable, pero aun así, usted no podría pararse alrededor de ellos, es su atmósfera, es amor. El amor va profundamente y hace varias cosas. Y Jesucristo es el amor de Dios .

77Yo solía pensar que Dios estaba enojado conmigo , que Cristo me amaba. Yo vine a descubrir que Jesucristo es el mismo corazón de Dios. El es el corazón de Dios. Jesucristo es el corazón de Dios. Ahora , el amor vence , el amor esconde pecados , o se saque del pecado: “Dios amó tanto al mundo, que dio a Su único hijo , para que todo aquel que en El cree no se pierda sino tenga Vida Eterna “. Ahora, el amor esconde el pecado , o el amor sana al enfermo .

78Ahora , usted puede actuar como que usted ama a la gente, usted dice: ”bueno , yo, yo no estoy de acuerdo muy bien con el señor Jones, pero yo la amo a ella “ el señor Jones lo sabe mejor que eso. Y la señora Jones conoce mejor que eso. Seguro que si. Usted no puede hacer eso. No importa cuanto usted trate de actuar como que usted lo hace, usted no lo hace. Y esa es la manera que es con la sanidad divina, con cualquier cosa. Usted no puede personificarla, usted tiene que tenerla. Usted tiene que…

79¿Cuántos me aman con todo su corazón? Yo quiero decirle una pequeña historia. Muy bien, yo espero que su confianza esté muy profunda ahora. Esto pudiera sonar un poquito extraño para ustedes. Muchos de ustedes han estado en mi casa, yo veo al hermano Boot, sentado riéndose, porque yo se que él sabe la experiencia. ¡Oh!, la gente viene y va, y usted sabe como es eso.

80Y el verano pasado, yo no podía ni aun cortar el pasto en el jardín. Y en eses tiempo yo fui a la parte de atrás, la parte de enfrente había crecido de nuevo. Y yo me seguí, comencé a cortar un poquito y la gente venía, yo tenía que salir y orar por ellos, y yo regresaba y tenía que cortar el césped unos dos círculos. Y yo me detenía en el jardín de enfrente. Así que yo…mi esposa dijo: “Tú no vas a tener esos overoles puestos e ir allí y orar por esa gente enferma. Ven aquí cambia tu ropa”.

81Así que yo iba allí al jardín alabando al Señor y regresaba de nuevo con la vieja máquina de cortar pasto encendida, usted sabe, yo regresaba, y un carro venía y quizás yo estaría un par de horas con ellos, y entonces alguien más llegaría allí y quizás arruinaría el día. Y el siguiente día el pasto volvía a crecer muy alto. Así que yo me fui alrededor del jardín trasero a cortar el pasto, y cuando llegué allí, me quite mi camisa, porque yo estaba en la parte de atrás, donde nadie podía verme. Yo estaba cortando eso, y estaba tan caliente como podía estar. Y yo corté allí en una pequeña barda y yo tenía un pequeño buzón que yo había construido allí para que los niños vieran a los pájaros llegar. Pero sucedió que allí había un montón de avispas que habitaban eso, y cuando yo golpee ese montón de avispas, las hice enojar, yo estaba cubierto con grandes avispas y solo volando alrededor de mi.

82Ahora, esto pudiera parecer extraño. Usted leyó la historia allí en mi libro, a donde el maniático corrió allí en Portland, Oregon, e iba a golpearme ¿Usted recuerda ese libro? Yo no tenía nada en contra de él, yo tenía lástima y amor por ese individuo. El estaba en esa condición y yo me sentía apenado por él. Y él - él quizás en ese espíritu, si, ese espíritu salió de él, si ese espíritu saldría de él, quizás él me amaría. Usted tiene que amar a su enemigo. Y cuando éste—éste…estas cositas apenas estaban preparando.

83Esas avispas me cubrieron todo, y en lugar de estar asustado, yo tuve amor por esas avispas. Ahora, eso suena muy tonto, pero es la verdad. Algo sucedió. Yo pensé: “Pobres compañeritas, probablemente estaban tomando una siesta, y yo fui y las molesté” y yo golpee eso así, y ellas estaban realmente muy ocupadas, y ellas estaban todas alrededor de mí, y yo me detuve mi máquina de cortar el césped. Yo dije: “Lo siento, mis pequeñas amigas, yo les molesté, y lo siento. Yo soy un siervo de Dios. Y no me extraña porque están enojadas conmigo, porque yo les molesté. Pero yo soy un siervo de Dios, y estoy orando y ministrando a Su gente, así que yo no tengo tiempo de jugar con ustedes esta vez. Así que ustedes regresen a su lugar en el nombre del Señor Jesús, y vayan hacia su caja”. Y mi Biblia está aquí, y como un ministro cristiano, y Dios conoce mi corazón, esas avispas revolotearon alrededor mío, como dos círculos más, y se alinearon una por una y fueron directamente hacia la caja… eso es verdad. Un día, fuera de una grande hacienda él…

84¿Lo ha tenido usted? ¿Cuántos de ustedes se han alineado ahora? ¿Quieren más? ¿Ocupan algunos más? Muy bien. Tráiganme los últimos cuatro. ¿A donde dejamos esto? ¿El 15? Muy bien, denme hasta el 20 entonces, dejen que se alineen, si ustedes quieren, hasta el 20. Muy bien.

85Note, un gran toro corrió por el campo un día para quitarme mi vida, y yo tenía manera de escaparme de él. Y en lugar de asustarme, yo sentí pena por el animal. Y él corrió unos cuantos metros de mí, él apenas había matado un hombre de color allí en una hacienda como dos meses antes de eso. Y yo dije: “Tú creador es mi amado Salvador. Y yo no estoy molestándote, yo voy a una misión al cruzar éste campo. Y ahora, en el nombre de Nuestro Creador, el Señor Jesús, ve allí y ponte bajo ese árbol”. Y él corrió como a tres metros de mí, y se detuvo y él miraba tan amenazadoramente, y él miró allí directamente y luego se fue, se volteo alrededor, caminó y se puso allí bajo el árbol. Eso es cierto. Yo sentí lástima por él, yo le amé. Eso es exactamente correcto.

86Ahora, eso suena algo loco, pero déjeme decirle amigo, cuando el apóstol Santiago lo mordió esa serpiente en la mano, ahora, si él hubiera dicho: “¡oh!, consígueme la medicina rápidamente, o algún suero”. Eso pudiera haberle herido, pero él estaba tan cargado con el Espíritu Santo que él solo miró eso, y no estaba temeroso, solo removió la cosa fuera del fuego y prosiguió. Eso es cierto. La gente se asustó. El cáncer, cuando se agarra, usted oye que dicen: “¡oh!, el doctor dijo que yo voy a morir” eso es lo que lo hace a usted morir. Diga: “Ven aquí, yo soy un siervo del Señor Jesús. No tienes derecho de agarrarme” y que eso salga de su corazón y vea lo que sucede. Usted tiene—usted no puede personificarlo. Usted tiene que tenerlo.

87Como un cazador en los bosques. ¿Cuántas veces yo he caminado cara a cara con animales dañinos, solo se paran y les miran por unos momentos, ellos se voltean y caminan al lado del camino. Eso es cierto. Si usted tiene miedo, usted no intente, pero si usted no tiene miedo, prosiga. Si usted tiene miedo, usted no confía en el Señor ésta noche, será mejor que regrese allí y le pida al doctor a ver que puede hacer por usted. Pero si usted no tiene miedo y le ama, solo acéptelo en esta noche, y dese cuenta de lo que acontece. El lo hará. Muy bien.

88Todo mundo sea reverente ahora así como el órgano toca para una palabra de oración. Padre, en el nombre de Tu hijo Jesús, yo no se porque estoy tan excitado en esta noche, conociendo a esta gente antes de venir a la plataforma Señor, pero Señor, en gracia, te pido que Tu me ayudes ahora y me unjas para éste servicio, Padre, porque hay cientos de gentes aquí esperando. Y quizás en esta noche pudiera ser un punto de partida y una gran bendición seguirá a esto. Y yo pido esto por la Gloria de Dios, en el nombre de Su hijo el Señor Jesucristo. Amen.

89Muy bien, quizás si yo pudiera platicar a la mujer solo un momento aquí amigos, usualmente el Espíritu Santo ya está cerca cuando yo comienzo a orar. Pero yo estaba—yo solo había tenido unos servicios con disturbios, amigos, y cosas viniendo antes de que yo viniera a la plataforma. Así que yo solo les hablare un minuto para ver que es lo que El haría…Nosotros somos extraños uno al otro, supongo que lo somos usted y yo. Y el Señor Jesús nos conoce a ambos de nosotros lo suficiente, ¿o no? El nos conoce a ambos, yo confío que El hará algo por nosotros. ¿Alguien aquí conoce a la mujer? Usted sabe…¿alguien en esta audiencia la conoce? Si. Muy bien.

90Ahora, yo no la conozco a ella, Dios sabe que esta es la primera vez que yo la he visto en mi vida. Pero si Jesucristo se ha levantado de los muertos, ahora, tomemos el Evangelio, vamos a basarlo aquí mismo sobre las Biblia, ahora, ¿Qué haría El a esta mujer? Así como ella está enferma, bueno, El le diría que El la sanó en el Calvario cuando El murió por ella. Pero ahora, El sabría que es lo que estaría mal con ella y probablemente hablaría con ella unos cuantos minutos así como lo hizo con la mujer en el pozo. El encontraría lo que está mal. El le diría lo que está mal con ella o quizás lo que ella quiere, o algo así. Eso sería Jesucristo hoy, el que fue Jesús, pero ese fue Jesús ,ayer. ¿Es eso cierto? esa es la manera en que la Biblia habla de El, eso sería Jesús hoy.

91Ahora, nosotros somos sus siervos. Ahora, si nos pudiéramos sujetar a nosotros mismos tan perfectamente que no tengamos ningún pensamiento propio, el Espíritu Santo usándonos, quizás El hará la misma cosa. Si El lo hace. Muy bien, yo no puedo hacer que lo haga, usted sabe. Pero si El viene a ungir, bueno, El lo hará seguro de eso.

Ahora, esto es una hermosa ciudad, ¿no la es? Maravillosa, una gran ciudad, pero ciertamente ella necesita un avivamiento antiguo. Cada - ciudad necesita eso. Eso es cierto. Cada ciudad necesita eso.

92Ahora, el Espíritu Santo está aquí. Y usted está avisado de que algo sucedió. Usted está aquí para verme en una condición de su cuerpo y eso es que hay una operación. Es un tumor que está en su cuerpo, y eso… es en el estomago. Sus problemas están en su estomago y es un tumor que está empujando. Eso es lo que es. Eso es verdad. Y ahora, ¿usted me cree a mí que yo le dicho la verdad acerca de la Biblia? Si yo le hablara un poquito más tiempo, yo veo lo que El diría, para el beneficio de la audiencia (¿ve?) solo un poquito más. Y hacer… ahora, usted sabe que yo no se nada de usted, pero El sabe lo que está mal con usted, entonces esto que usted siente ahora es Su presencia ¿es eso cierto? y ahora, usted está…sí, hay algo. Yo veo que usted ha dejado un amado o algo, es su esposo, y él es un…algo malo…es un... tiene un golpe, ¿es eso cierto? correcto. ¿le gustaría irse a casa y poner sus manos sobre de él y verle salir de eso y estar sano? Venga aquí.

93Querido Dios y Padre, que pueda el Espíritu descansar sobre la mujer, que pueda ser ella sanada y los deseos de su corazón sean dados a través de Jesús, Tu hijo, yo pido esta bendición. Amen.

94Quiero hablar con usted de nuevo, solo un momento dama. Ahora, las cosas se convirtieron en un sueño para mi, después de eso. ¿Ve? Yo quiero preguntarle esto, usted sabe que más allá de cualquier duda o lo que fuera…yo no recuerdo ahora. Pero lo que haya sido, eso fue la verdad. ¿Es eso cierto? absolutamente la verdad. Y a la misma vez algo estaba ungiéndolo sobre usted, cuando yo tuve el contacto de su espíritu, algo estaba…¿es eso cierto? bueno entonces…ahora, si usted que ese era el Señor Jesucristo, y Su siervo siendo ungido, entonces cuando mis manos son puestas sobre usted mientras ese ungimiento estuvo sobre mi, usted tuvo que recibir lo que usted pidió. ¿Es eso cierto? si usted puede creerlo. ¿Es eso cierto? usted créalo. Entonces usted tendrá lo que usted ha pedido. Dios le bendiga…puede el Señor Jesús ser bendecido.

95Ahora, tenga fe en Dios, y no lo dude, solo crea con todo su corazón y con toda su mente. A todos ahí en la audiencia, ¿cuántos tienen una tarjeta de oración allí? Levante su mano para que así pueda tener una idea general de donde está usted y que usted quiere ser sanado. Dios le bendiga a usted. Eso es… solo tenga fe, y usted tendrá lo que pide.

96Muy bien, deje que venga el hombre, buenas noches señor. ¿Usted ama al Señor Jesús, El es maravilloso, o no? El es el hijo del Dios viviente. Y El es nuestro Redentor, y nuestro Sanador. Ahora, cuando El estuvo acá sobre la tierra, El… si El estuviera aquí usando mi ropa que El me dio, El le hablaría a usted un poquito. El sabría su problema y El…Y ahora, alguna gente pudiera pensar que yo estaba leyendo la mente de esta persona. Eso es absolutamente un error. Señor, usted vea… venga aquí, y solo ponga sus manos sobre mis hombros, y solo como un punto de contacto para contactarle, así como Jesús dijo: “Ellos pondrán sus manos sobre los enfermos”.

97Ahora, si el Señor Jesús me muestra una visión aquí, y El me dice, así como si la visión, y si la visión está hablando, si eso acontece, usted mueva su cabeza si es correcto o no, si El me diera la visión. Y ahora, yo siento que eso viniendo allá atrás, que usted pensó que yo estaba leyendo la mente del hombre, yo no lo estoy. No Señor, yo no lo estoy, pero que si yo le digo que Jesucristo ¿era un lector de la mente? ¿Usted lo creería? El seguramente que lo fue. Percibió El sus pensamientos. ¿Es eso correcto?. Ahora, si usted me dice la diferencia entre percibir los pensamientos o leer una mente… no como esos lectores psíquicos del diablo, eso es del diablo. El solo ha copiado a Jesucristo.

98Este hombre con su mano sobre mi hombro, así como yo veo algo moviéndose ante mí ahora, tornándose blanco, yo veo a un hombre joven parado aquí, muy joven, y el está haciendo algo incorrecto. Es malo, y él está pagando por eso. El hombre ha contactado una enfermedad social, y eso ha… ha arruinado su vida, y él se está haciendo viejo y le está afectando. El tiene una esposa, él se ha tornado a una condición seria. El tiene disturbios mentales ahora, y él piensa que él cruzó sobre la línea de separación a donde no hay perdón por su pecado. Esas cosas son verdad, Señor. Si lo ve, levante su mano a la audiencia, para que vean que eso es verdad.

99Usted sabe ahora, que lo que eso fuera, Dios conoció su vida, conoce lo que usted ha pasado a través de ella y sabe lo que será. ¿Es eso cierto Señor? Usted creerá que El ahora quitará…usted está parado en Su presencia, probablemente más cerca de lo que usted estuvo en su vida. ¿Usted cree ahora que si yo pidiera con el resto de esta audiencia y pusiera sobre usted las manos que Jesucristo le dará el deseo de su corazón?. Amoroso Padre Celestial. Así como los labios mortales se han movido y dicho: “Sí” yo creo que eso viene de la profundidad de su alma. Y yo pido ahora que la enfermedad maligna saldrá de su cuerpo, y él será completamente sano, en el Nombre de Jesucristo, el hijo de Dios. Amen. Dios le bendiga mi hermano. Vaya, y que la paz de Dios esté con usted [El hombre habla al hermano Branham.—Editor] Dios le bendiga. Gracias señor, confío que El hará lo mismo por usted también. Dios le bendiga a usted.

100Solo un minuto señor, un espíritu malo salió del hombre, y yo lo vi levantarse a otro lado, solamente…¡oh! Querido Padre Celestial, quien conoce todas las cosas, que él pueda es unes la… su fe le ha salvado a usted ama. Es usted sentada aquí la que está frotándose sus ojos con lagrimas. Usted ha estado en un quebrantamiento nervioso y a usted se le ha dicho una mentira por Satán. Satán le ha dicho a usted y usted ha cometido el pecado imperdonable, y que no puede ser perdonada. Sus pecados son perdonados hermana. Jesucristo le ha sanado. Párese sobre sus pies y acepte eso ahora como una bendición de Dios. Levante sus manos y póngase de pie y dele a El alabanzas.

101¿Había algo así como eso equivocado con éste hombre? Allí. Satán pensó que él tomaría eso, pero él no podía hacerlo. Ustedes ambos han sido liberados. Dios le bendiga, Vaya por su camino regocijándose allí está el Angel del Señor parado alrededor de ambos de ellos. Dios sea bendecido y alabado.

102Usted madre, está sosteniéndola, usted misma, eso es tan regocijaste allí sobre su amigo siendo sanado. ¿Usted cree que yo soy Su profeta? Usted tiene sus prados alrededor de ella, usted ha admitido, usted tenía artritis, ¿o no? usted ya no lo tiene. Su fe la ha sanado. Usted puede irse por su camino regocijándose. Dios le bendiga, usted ha sido sanada. Tenga fe en Dios. No dude, créalo con todo su corazón. El Angel del Señor permanece parado allí. Está sobre una pequeña dama allí atrás de usted. Ha estado sufriendo de una enfermedad a causa del sol, se puso muy caliente allí y cayó. Y usted ha estado enferma y con efectos. Jesucristo la ha sanado. Su fe la ha tocado hermana. El mismo Señor Jesús que le dijo a la mujer: “El flujo de sangre se ha detenido” la enfermedad por el sol la ha dejado, y usted está yéndose a casa para estar bien. Dios le bendiga. Póngase de pie y dele a El alabanza por eso, para Su gloria. Dios le bendiga. Aleluya.

103¡Oh!, ¿Cómo podrá usted dudar el poder de resurrección de nuestro Señor Jesucristo? Hacerlo sería pecado. Alguien crea, yo reto su fe en el nombre del Señor Jesús que crea que el testimonio que yo le he dado concerniente al Angel del Señor. Que cuando yo era un bebé, El, Ese pilar de fuego, colgó la cuna, el mismo minuto en que yo nací. La primera cosa que yo puedo recordar es una visión. Hace diez años, El permaneció junto a mí como un hombre vestido en blanco, con cabello largo, vestidura blanca, y me dijo que yo iba a orar por la gente enferma, y me dijo, que éste era un don—don dado por Dios. Que yo iría a orar por la gente enferma. Y yo pido en el nombre del Señor Jesús que crea eso y usted será sanado. Si señor. Eso es un reto fuerte.

104Usted señor que está sentado mirándome allí tan honestamente, con esa camisa blanca puesta, su cuello abierto. Si señor. Usted. Usted me cree, ¿o no? ¿Sabe lo que está mal con usted? Usted tuvo un ataque al corazón, pero usted ya no lo tiene ahora. Su fe lo ha tocado. Usted está interesado en alguien más, es su esposa. Y ella está sentada detrás de usted y ella sufre una condición nerviosa, ella piensa que tiene problemas del corazón aveces, pero es una presión nerviosa del estomago que está en contra de el. Ella ha sido sanada también. Así que ambos de ustedes pueden irse a casa y ser sanos en el nombre del Señor Jesucristo. Bendito sea el Dios viviente.

105¿Usted me cree como Su siervo? Su ungimiento está aquí. Su ungimiento está con usted. Usted es un creyente. Usted ha sido sanado en uno de mis servicios. Yo no lo recuerdo, Dios sabe eso, pero fue una cosa u otra sobre el pecho, fue un tumor en el pecho, un quiste apareció en el estomago o allí en algún lado . Y Dios lo ha sanado eso ahora, así que usted puede ir en su camino y regocijarse y ser sano. Dios le bendiga. Alabado sea Dios. Aleluya.

106Y le damos a Dios las gracias por Su misericordia y Su bondad. Sea reverente. Crea con todo su corazón y recibirá lo que pide. ¿Usted cree que yo soy Su siervo con todo su corazón? Escuche. Yo veo que usted trata de moverse aveces, levantarse de una silla, usted difícilmente puede hacerlo. Usted tiene artritis. ¿Es eso cierto? Usted tiene un hermano también. En el que usted también está interesado en él, ¿o no? y él tiene cáncer. Usted ha sido sanado vaya ponga sus manos sobre de él y él también será sanado. En el nombre del Señor Jesucristo, que pueda usted recibir las bendiciones del Señor Jesús.

107¿Usted me cree ahora como Su siervo? Quiere ser… usted fue sanado sentado allí pero usted quería que su nieto fuera sanado ahora. Y le diré que es lo que está mal con él, es algo en su boca. Así que el doctor… ve en su boca…él no tiene eso en su boca ¿no es eso? vaya y ponga sus manos en el nombre del Señor Jesucristo. Dama ¿ quiere que se le quite ese problema del estomago? ¿quiere comer su cena? ¿Acepta a Jesucristo como su Salvador ahora? Entonces vaya y coma su cena en el nombre del Señor Jesucristo.

108Venga dama, ¿Usted cree con todo su corazón? ¿Usted cree que se le quite ese problema del hígado allí atrás y ser sana? ¿Usted cree eso que El la sanará? ¿Usted cree que si yo pongo mis manos sobre usted ahora estando éste ungimiento aquí, quien le conoce y usted no podría esconder su vida, si usted tuviera que hacerlo, pero usted cree que El le sanará? El lo ha hecho. En el nombre del Señor Jesús, que eso pueda ser confirmado a nuestra hermana. Muy bien.

109¿Usted quiere pasar esa artritis también y toda esa enfermedad de su cuerpo? ¿usted cree que si yo le pido ahora, que Jesús le sanará? Señor, en el nombre de Jesucristo, pueda la mujer ser sanada para la gloria de Dios. Amen. Ahora vaya regocijándose hermana, feliz, deje que su fe crezca, y crea eso con todo su corazón. ¿Cree hermana con todo su corazón? [El hermano Branham sigue orando por unas personas más y usando el discernimiento.—Editor].



Experiencia Personal Con Dios

Este mensaje es una predicación directa del Hno. William Marrion Branham y fue grabada inicialmente en cinta con la voz del Profeta de ésta Edad, el 24 de Julio de 1954 en Chicago, Illinois. U.S.A. y de allí traducida al español por “Fondo para Alcance Misionero”, lo mas fiel posible a la cinta original, y apegándose lo mejor posible a nuestro idioma, y a la forma de expresarse del Mensajero. Cualquier error en la impresión no es intencional. Esta obra de traducción es solo para ayudar a que el Mensaje de este día final sea traducido e impreso lo mas posible, y llegue a la simiente predestinada.

Estos Mensajes están siendo impresos gracias a los esfuerzos de algunos creyentes de este Mensaje.

Si alguno desea reimprimir estos mensajes, le agradecemos nos comunique, y de ser posible le enviaremos el máster original.

Traducido y Editado en México por:

FONDO PARA ALCANCE MISIONERO

TABERNACULO EL OLIVO

Hno. Julián Córdova Cervantes

Capulín Nº27 Col. El Olivo.

Tlalnepantla, Edo. De México.

C.P.54110. México.

1997

Compartir este post

Repost 0
Published by SANN777 - en religion
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de william branham_en _cozumel
  • El blog de william branham_en _cozumel
  • : william branham la palabra pura la verdad amor don de sabiduria amor fraternal los 7 angeles de dios cozumel
  • Contacto

Enlaces