Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
2 octubre 2013 3 02 /10 /octubre /2013 07:17

Sermones Por el

William Marrion Branham

“...en los días de la voz...” Apoc.10:7

 

 

 

Una Vida Escondida

Chicago, Illinois E.U.A.

6 de Octubre de 1955

 


Introducción

El notable ministerio de William Marrion Branham fue la respuesta del Espíritu Santo hacia las profecías de las Escrituras en Malaquías 4:5,6; Lucas 17:30 y Apocalipsis 10:7. Este ministerio mundial ha sido la culminación de muchas otras profecías bíblicas, y una continuación de la obra de Dios por Su Espíritu en este Tiempo del fin. Este ministerio fue declarado en las Escrituras, para preparar el pueblo para la segunda venida de Jesucristo.

Rogamos que la palabra impresa se volverá escrita en su corazón mientras que lea este mensaje, con devoción.

Mientras todo esfuerzo ha sido hecho para proveer una transcripción exacta íntegra, los ficheros de audio en Inglés son la mejor representación de los sermones hablado por el Hermano Branham.

 Versiones en audio y transcritos de más de 1,100 sermones que fueron predicados por William Branham están disponibles para ser descargados e imprimidos en muchos idiomas en este sitio:

www.messagehub.info

Esta labor puede ser copiada y distribuida siempre y cuando sea copiada enteramente y que sea distribuida gratuitamente sin costo alguno. 


Una Vida Escondida

1               Muy bien. Oremos: Nuestro Padre Celestial, te damos gracias hoy sobre todas las cosas, por Jesucristo, el Hijo de Dios, quien murió en el Calvario para redimirnos de nuevo a este maravilloso compañerismo. Y estamos muy agradecidos por Sus bendiciones sobre nosotros en este tiempo presente.

2               Ahora, nuestro amado Presidente de este país [El Hermano Branham se refiere a Dwight D. Eisenhower, presidente de los EE.UU. desde 1953 a 1961.–Trad.]...Y estamos agradecidos por él, Padre, porque cuando él entró, la guerra terminó. Y ahora parece que la conferencia de paz en Rusia, ha llegado a un acuerdo, y muchas grandes cosas. Y lo amamos, Padre, como un líder de nuestra nación. Y oímos que él tuvo un ataque al corazón, y entendemos que es un Cristiano y que te ama. Y por él, Padre, estamos–estamos agradecidos por todo lo que él ha hecho, y necesitamos tal persona en este día como un–un líder en nuestra nación.

3               Y juntos como hermanos, ofrecemos una oración a Ti por su liberación, que Tú lo sanes completamente, del todo, que estas aflicciones sobre él sean traídas solamente para acercarlo más a Ti, para que sepa que todo lo que él debe hacer es confiar en Ti. Y que él se apresure a regresar a la Casa Blanca, Padre. Y que durante todos los días de su reinado aquí en la tierra, pueda haber paz entre las naciones. Concédelo, Señor.

4               Y permite que los hombres gusten de lo que será cuando el gran Gobernador del Cielo venga, el Señor Jesús, y entonces la paz reinará en cada corazón, y no habrá más guerras. Concede estas bendiciones, Padre, lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén. Pueden sentarse.

5               Llegué solamente un poquito tarde, me imagino, para escuchar las alabanzas, y me encontré al Hermano Waermo afuera. Y no veo al Hermano Ekberg, así que creo que me las perdí otra vez hoy. A mí me gustan esas alabanzas, buenas alabanzas chapadas a la antigua.

6               ¡Oigan!, Uds. tienen bastantes predicadores aquí, yo diría que–que...Es muy bueno ver esta hermosa convención, y es mi gran oportunidad hoy de–de dirigirme a Uds., hablarles a Uds. acerca del Señor, de lo cual yo sé que muchos de Uds. pudieran decirme al respecto. Y yo soy sólo un bebé para muchos de Uds., y cuando se trata de dirigirse a ministros, yo soy muy, como un poquito tímido acerca de eso.

7               Pero se les ha dicho que–que fe es la substancia de las cosas que se esperan, la evidencia de las cosas que no se ven. Y mi amigo, Joseph, de seguro usó algo de eso el otro día, cuando él anunció en la reunión que la...El nunca me preguntó; si él hubiera dicho: “Puedo anunciarlo?”, yo hubiera dicho: “No, Hermano Joseph”. Pero ya después que él lo había anunciado, bueno, yo no tuve otra cosa que hacer mas que venir. Así que Uds.–Uds. van a tener que tolerarme un poquito por favor, si quieren, si fueran tan amables de hacerlo. Y esta tarde tengo que hablar por un rato, y luego en la noche, prepararme para el servicio de la noche....

8               Todos estamos tan agradecidos por este gran movimiento del Señor Dios y por esta–y por esta convención aquí y por la Iglesia de Filadelfia, por el Hermano Boze, por todo su grupo, y las personas de Chicago y de los alrededores. Estamos muy agradecidos con Uds. hermanos.

9               En mi opinión, son tales cosas como éstas aquí que mantienen el espinazo de América. Nosotros no tendríamos una América, si no hubiera un Señor Jesús aquí para ayudarnos a ser América. Después de todo, el espinazo de cada nación está en su moral. Cuando la moral decae en una nación, entonces la nación se arruina. Suprimiendo la maternidad, más valiera darnos por vencidos. Todas las otras naciones lo han hecho, y la nuestra, no es una excepción.

10            Y creemos que el–el gran momento, cuando las armas serán guardadas por su última vez, y los toques de corneta sonarán por última vez, está a la mano, cuando el Rey Jesús vendrá y tomará posesión del reino aquí en la tierra. Y todos nosotros estamos buscando eso. Y esa es la razón que tenemos estas convenciones, y esa es la razón que todos estamos reunidos, porque tenemos cosas en común de que hablar. Por supuesto nuestro tema principal es Jesucristo el Hijo de Dios.

11            Y si yo mirara a los tiempos presentes, a las cosas que están aconteciendo hoy, yo sería una persona muy desalentada. Pero en una ocasión, aprendí una lección, una cosita que yo escuché a un hombre decir. Ellos iban a regalar una bicicleta Schwinn al mejor ciclista. Yo no sé si yo alguna vez la relaté en esta iglesia o a otras personas, o no.

12            Que el niño que pudiera manejar por un–un tablón de doce pulgadas [30.48 cm.–Trad.] por 100 yardas [91 m.–Trad.] podía obtener una–una bicicleta Schwinn nueva. Y muchos de los niños de los alrededores de la ciudad, ellos pensaron que podían manejarla, y que iban a ganar el torneo. Y ellos tenían a un niñito allí que era un poco miedoso. Ellos estaban seguros que él no iba a ganársela. Así que todos los niños se subieron en sus...Uno por uno intentaron de manejar sobre él, y todos ellos se cayeron excepto este niñito miedoso. El manejó hasta el fin del tablón, se bajó, y ganó la bicicleta Schwinn. Todos los otros niños se le juntaron alrededor y dijeron: “Cómo lo hiciste?” El dijo: “Miren, amigos, les diré lo que Uds. hicieron”. Dijo: “Cuando ellos iban a darles a Uds....” (Ellos les daban un pequeño empujón para que ellos pudieran empezar, los sostenían, para que empezaran). Dijo: “Uds. estaban mirando hacia abajo de esta manera, tratando de mantener su bicicleta en el tablón”. Pero dijo: “Yo nunca miré aquí abajo. Yo...Ven?, uno hace eso, y lo pone a uno nervioso”, y dijo, “y Uds. se cayeron”. Dijo: “Yo sólo puse mis ojos en el fin, y continué avanzando hacia el fin”. Eso es. Si nosotros miramos alrededor de aquí, hermanos, nos ponemos nerviosos, pero miremos hacia el fin, hacia el fin.

13            El Hermano Jack estaba relatando en la mesa, en el almuerzo hoy, algo que me llegó muy adentro de mi corazón. Y dijo que un muchachito estaba perdido, creo que fue en Irlanda o Escocia. Y él no sabía cómo encontrar la manera de regresar. Así que la gente se estaba juntando alrededor de él y tratando de encontrar...El dijo: “Bueno”, dijo...En la ciudad en donde él vivía, al otro lado de la colina, en alguna parte, en donde él vivía, había una cruz muy grande, dijo: “Si Uds. sólo me muestran esa cruz, entonces yo puedo irme a casa”. Correcto. Correcto. Si Uds. me pueden mostrar la cruz, yo encontraré mi camino a casa. Ese es–ese es el camino a casa, no es así? Amén.

14            Ahora, yo no sé hablarle a una audiencia como ésta; yo sólo pensé que leería un pequeño versículo o dos de aquí de la Escritura, y luego quizás hablar sobre la Palabra sólo por unos cuantos minutos en mi propia manera de hacerlo, no pulida y chapada a la antigua.

15            Y así que en Hebreos el capítulo 10 y el versículo 19 leemos esto:

Así que hermanos, teniendo libertad para entrar en el lugar santísimo por la sangre de Jesucristo.

16            Pidamos a nuestro Señor que bendiga Su Palabra. Padre, estamos tan agradecidos de tener la Palabra, porque fe viene por el oír la Palabra. Y nosotros como Tus siervos hoy, como hombres y mujeres sentados aquí viniendo del campo, para refrescarnos en esta convención...Oramos, Padre Celestial, que vengas a nosotros otra vez en esta tarde como Tú siempre lo has hecho, pues Tú prometiste que lo harías, y nos bendecirías al reunirnos hoy y permitirías que Tu Palabra encuentre Su lugar de reposo en cada corazón. Porque te lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.

17            Yo...Pensé que quizás, acabo de saber anoche, y nunca preparé algo, porque generalmente es algo diferente cuando llego aquí. Pero acabo de pensar en esto: “Teniendo libertad para entrar en el lugar Santísimo por la Sangre de Jesucristo”. Yo pensé que tomaría un texto pequeño en esta tarde por unos cuantos minutos sobre: “Una vida escondida”.

18            Ahora, la mayoría de nosotros estamos en estas convenciones y demás, para tratar de encontrar cómo tener una caminata más cerca con Dios. Yo estoy seguro que Uds. hermanos se sienten de esa manera, y yo...en esta tarde. Ahora, yo estaba pensando que quizás yo hablaría acerca de lo sobrenatural. Y yo no sé cómo entrar en eso. Es tan misterioso para mí como lo es para Uds. Y yo pensé entonces de una vida escondida con Cristo, de alguna manera que nosotros nos pudiéramos esconder, y apartarnos de todo eso, y vivir con Cristo.

19            Estoy mirando a Henry Groat? Dios lo bendiga, Hermano Henry, yo no le he visto a Ud. por mucho tiempo y al hermano. Y acabo de mirar allá atrás, y vi al papá y lo reconocí.

20            Cuando yo tuve mi gran agotamiento o cuando salí del campo como por ocho meses, ellos fueron como un verdadero hermano y padre para mí. Ellos se quedaron conmigo todo el tiempo. Yo nunca olvidaré el día cuando el Hermano Groat allá, salimos a orar al maizal. Yo estaba tan nervioso; yo me quedé en la visión tanto tiempo que no podía distinguir si yo estaba adentro o afuera. Yo nunca olvidaré al Hermano Groat cuando él se arrodilló a orar conmigo. El me abrazó, y así de sencillo, dijo: “Mira, Papá Dios, vendrías a ayudar al Hermano Branham? Papá Dios, vendrías a ayudar al Hermano Branham?” Eso se ha quedado muy grabado en mí, Hermano Groat. Oh, cómo será, Hermano Groat, cuando algún día yo espero poner mi brazo sobre Ud., y sentarnos bajo los árboles siempreverdes, en donde las fuentes de aguas de Vida están fluyendo de debajo del trono? Estaremos entonces en la Presencia de nuestro Papá Dios, por los siglos de los siglos, para vivir en Su Presencia.

21            Ahora, Dios lo hizo tan sencillo, y...la Biblia. E hizo el Evangelio tan sencillo, que aun una persona como yo, que no tiene educación, tuviera una oportunidad de hablar, de predicar el Evangelio. Y yo–yo les estaba diciendo a los hermanos viniendo para acá, que qué raro me sentía de subir allá hoy, y saber que eruditos, y algunos de los hombres más listos en el país, están sentados aquí delante de mí, y de cómo mi gramática es tan pobre, y de cómo, ¡oh, incompetente! Pero Uds. saben, probablemente todos Uds. se sentirían como yo me siento si tuvieran que pararse delante de algunos obispos y demás. Pero Uds. saben, hermanos, Dios no habita tanto en teología. El habita en amor y humildad, en donde uno realmente puede, todos pueden tener amistad con El y conocerlo a El. Yo estoy tan contento que El está...El no seleccionó sólo a un pequeño puñado o a una cierta denominación. El dijo: “A quienquiera”. Y así que eso aun me da a mí y a Uds. la oportunidad de entrar y tener compañerismo, y de hablar de El.

22            Ahora, Dios lo ha hecho tan maravilloso que en el Antiguo Testamento, El, en donde yo generalmente voy a encontrarme una ayuda para un texto de vez en cuando...El hizo el Antiguo Testamento en parábolas y en formas simbólicas para expresarse El mismo y Sus obras, para que el de mente sencilla pudiera ser capaz de tener una concepción de Su voluntad y de lo que El ha hecho.

23            Muchas veces en el Antiguo Testamento, al cuál yo he ido y he encontrado que el Antiguo tipifica al Nuevo. Lo que Dios siempre hizo y lo que El está haciendo ahora en el Nuevo Testamento, El lo representó en el Antiguo Testamento. Y todos aquellos quienes menospreciaron a Dios y abandonaron a Dios en el Antiguo Testamento, podemos ver como ejemplo, lo que llegó a ser de ellos. Y aquellos quienes en el Antiguo Testamento se atrevieron a tener fe en Jehová y sobresalieron, vemos lo que a ellos les sucedió. Ahora, nosotros hacemos nuestra elección.

24            Y damos gracias a Dios por una nación libre, y un lugar de adoración, en donde cada uno de nosotros podemos izar nuestras velas en la fe de Dios, y volar de esta tierra. Yo estoy contento de eso hoy, porque hay muchos lugares en los que uno no pudiera hacer eso.

25            Ahora, por ejemplo, en el Antiguo Testamento, cómo Dios dio todas Sus parábolas en aquel entonces, y estableció Sus–Sus cosas que serían una sombra de hoy, esa es de la única manera que yo puedo enseñar la Biblia. Ellos hablan acerca de grandes palabras griegas y demás, ellos me arrinconarían en muchos puntos. Pero si yo miro atrás y veo lo que Dios hizo allá atrás como una representación, entonces yo tengo una concepción general de lo que El está haciendo hoy, porque eso era una sombra.

26            Si yo estoy yendo al–al oeste, y mi, y el sol está levantándose en el este, y mi sombra está delante de mí, y si yo nunca me hubiera visto a mí mismo, o nunca supiera cómo me miraba, o se miraba un ser humano, yo tendría una cierta concepción de mi forma cuando yo viera mi sombra. Y el Antiguo Testamento es la sombra de la Venida de Cristo, y todo representó a la cruz. Y en Cristo toda la redención de Dios, todos Sus planes, todo el plan de salvación, todo fue cumplido en el Calvario.

27            Ahora, cuán hermoso en el Antiguo Testamento, cómo Dios representó este Espíritu Santo que estamos disfrutando hoy. Cómo El representó el orden de estas convenciones de cómo podríamos reunirnos en compañerismo y tener un–un compañerismo juntos.

28            Allá en el pasado vemos cómo en la temprana etapa del principio de la–de la Iglesia, cómo Dios representó el lugar para hoy, en el cual, yo pienso hermanos, que estamos entrando ahora para esta siguiente bendición. Cada uno sabe que nosotros estamos sólo en–en un...como en un tiempo prestado. La grande bendición de la sanidad Divina, y los poderes de lo sobrenatural que han salido, eso ha traído un avivamiento que de hecho ha sacudido al mundo más fuerte que lo que ha sido sacudido en todos los–todos los tiempos. Nunca ha habido un tiempo en ninguna edad, en el cual el Cristianismo haya sacudido al mundo entero como lo ha hecho en los últimos cinco o seis años. Correcto. En toda nación, en todo lugar, a través de radiodifusión, a través de...por medio de evangelistas, por medio de....

29            Nos hemos encontrado con la situación en diferentes países en donde ellos no creen en Dios, y allí ellos vieron al misionero común que había repartido algunos folletos (lo cual es bueno), pero cuando ellos vieron la operación de lo sobrenatural, muchos miles de paganos se postraron en la cruz y sirven al Señor Jesús. Ha sido un movimiento poderoso.

30            Ahora, nosotros hemos permanecido en este terreno por mucho tiempo, y yo creo con todo mi corazón, que estamos en el umbral de entrar en otro velo más allá, en alguna parte, en donde los más grandes misterios de Dios serán dados a conocer a la Iglesia. Y yo, de mi parte, yo tengo ambos oídos y ojos y corazón abiertos para oír el Mensaje cuando venga.

31            Examínenlo. Porque Satanás enviará a muchos falsos mensajeros, pero sólo pónganlos a un lado; recuerden: solamente está indicando que algo real va a suceder cuando Uds. los vean. Porque Satanás hará todo, (como yo dije anoche), para obstaculizar a la verdadera joya de Dios cuando aparezca. Uds.–Uds. lo oirán. El puso un obstáculo para atrapar a Abel. El puso uno para atrapar a José, uno para atrapar a Jesús, y demás y él lo hará, uno para atrapar a Moisés. Pues Uds. pueden fijarse en esas cosas que Satanás intentará para obstaculizarlo.

32            Y allí es en donde yo creo que muchos cultos y cosas, como los que vemos levantándose por toda la nación, sólo son una señal para decir: “¡Tengan cuidado; pronto estará aquí!”

33            Yo me he fijado que entre nuestros hermanos, que entre muchos de Uds., cuando vine entre Uds. como personas del Evangelio completo, yo mismo viniendo de una iglesia Bautista, y aceptando la doctrina del bautismo del Espíritu Santo, como una obra separada del Espíritu Santo...Y yo pensé entonces cuando nosotros, cuando Martín Lutero alcanzó justificación por la fe, él pensó que eso era todo. Esa era la luz para su día. Y él la predicó, y la creyó, y se aferró a eso, y esa era la luz para ese día.

34            Luego un hombre llamado Juan Wesley, entró en otro velo...Cuando el Calvinismo empezó a recorrer la nación, y ellos se habían establecido al decir: “Lo que Dios va a hacer, El lo hará, y de nada nos sirve tener un avivamiento”. Dios levantó a Juan Wesley, y él ciertamente aplastó al Calvinismo hasta el suelo, hasta llevarlo a su balance correcto, bajo las obras de santificación, la segunda obra de gracia. Los Nazarenos la continuaron, y luego enseguida vinieron los Pentecostales, y el bautismo del Espíritu Santo, elevándose hacia arriba a mayores alturas.

35            Y ahora, cuando los hermanos recibieron el bautismo del Espíritu Santo, ellos dijeron: “Esto es la culminación; esto es todo”. Pero, hermanos, eso está errado. Ven? No hay culminación para el poder de Dios. Nos movemos adelante y adelante y adelante; son los recursos ilimitados de Dios que nunca han sido utilizados todavía, bendiciones y poderes que nosotros no sabemos nada al respecto. Nunca, ni siquiera han sido revelados a Arcángeles, están por delante para Su Iglesia que creerá. “Cosas que el ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en el corazón de hombre, son las que Dios tiene guardadas para aquellos que le aman”.

36            Así que elevémonos y reclamemos nuestros derechos. Mientras Dios abre las puertas y saca el tapete de bienvenida, elevémonos dentro de profundidades más grandes, y nunca nos colonicemos para organizarnos, y llegar al punto de decir: Esto es. “Nosotros creemos esto, y eso es todo”. Creamos esto y también todo lo demás que podamos oír de Dios. Yo pienso que ese debería ser el motivo de cada hombre y mujer que ama al Señor Jesús, para recibir todo lo que Uds. puedan de la mano de Sus misericordias abundantes. Eso está en mi corazón.

37            Esa es la razón que yo nunca me uní a ninguna organización o tomé lados con ningún grupo, porque yo mismo me quise quedar abierto totalmente para el amor de Dios, y para lo que El me pudiera dar.

38            Una vez yo me fijé en la Biblia, hablando sólo por unos cuantos momentos ahora. En el Antiguo Testamento cuando un hijo nacía en un hogar, él era un hijo cuando él nacía. El llegaba a ser un hijo cuando él nacía en un hogar. Y en el típico, ordinario hogar oriental de aquellos días, al hijo se le daba un lugar y un tutor que criaba al hijo. Pablo habla hermosamente de eso en el Nuevo Testamento, de cómo el tutor tenía que criar al hijo, y nosotros estábamos...La ley era un tutor para llevarnos a Cristo.

39            Pero entonces, ese hijo cuando él nacía era un tipo de la Iglesia hoy, la nacida otra vez por el Espíritu Santo. Y yo creo que Dios ha estado ejerciendo la tutela en Su Iglesia, instruyéndola, criándola, hasta que es tiempo ahora para que algo más suceda. La iglesia debería haber crecido para este tiempo. Pero muchos de nosotros, quienes deberíamos estar enseñando a otros, todavía estamos deseando la leche espiritual no adulterada de la Biblia. Ven? Necesitamos a alguien que nos enseñe, cuando ya deberíamos ser maestros. Y a eso yo inclino mi rostro en vergüenza, pues yo debería saber más de Dios que lo que yo sé.

40            Ahora, aquí está una cosa que yo sí creo, que cuando un hijo...La Biblia dice que allá en el pasado, cuando el hijo había sido criado, el tutor mantenía al padre informado de la conducta del hijo. Ahora, el Tutor de este asunto ha sido el Espíritu Santo para los Pentecostales y para la Iglesia. El Espíritu Santo que da....

41            Y recuerde, el hijo, no importa lo que sucediera, él nació un hijo; siempre será un hijo. Y cuando un hombre es nacido del Espíritu Santo, él llega a ser un hijo de Dios, porque de hecho es un segundo nacimiento, una regeneración, que crea algo en el hombre que no estaba allí para empezar. Cuando cada hombre nace dentro de la casa de fe, él llega a ser un hijo. Entonces el Espíritu Santo vigila a este hombre y le notifica a Dios de cómo él está progresando.

42            Ahora, después que este hijo llegaba a ser de edad...Ahora, él todavía es un hijo. Pero si el hijo era imprudente, y nunca prestaba ninguna atención, y no estaba tan interesado en el oficio del padre, ese hijo nunca llegaba a ser adoptado en esa familia. Pero si él era un hijo correcto, un hijo bueno, y le gustaba el oficio de su padre, y estaba interesado, e intentaba hacer todo lo que él podía para hacer progresar el negocio de su padre, entonces el tutor llevaba ese reporte al padre, y había lo que es llamado el posicionamiento del hijo o como Pablo lo expresa en–en Gálatas, “la adopción”. Que nosotros fuimos predestinados para la adopción de hijos por Jesucristo, la adopción.

43            Ahora, el mismo hijo que nacía en una familia, podía ser adoptado en la misma familia, o colocado en la misma familia, o dársele una posición en la familia en la que él había nacido. Y yo creo que esa es la obra del Espíritu Santo hoy entre la Iglesia, es procurando de colocar en la Iglesia posicionalmente apóstoles, maestros, profetas, y demás, como...Y nosotros hemos visto muchas falsas alarmas y demás levantándose entre la gente, lo cual sólo indicaba que la real adopción genuina estaba a la mano. Yo lo creo. Dios tiene que colocar dentro de la Iglesia. Ese es el negocio de Dios, no del hombre.

44            Ahora, cuando este muchacho llegaba a ser de edad, y cuando él estaba listo entonces para su adopción, y él había probado por...El tutor le había dicho al padre que este muchacho era elegible para la adopción, él era llevado a un lugar público, y allí él era vestido con una–una túnica (una túnica de honor, tal vez púrpura, o algún color de realeza), era puesto en un lugar elevado, y toda la ciudad, toda la gente alrededor, veía al padre adoptar a su propio hijo en la familia. Y entonces cuando él era adoptado en la familia, ya era un hijo, ya era un hijo, ya era un heredero de gracia, pero colocado en la familia...Lo captan.

45            Ahora, cuando él era colocado en la familia y le daban su posición, entonces el nombre de ese muchacho en un cheque, era tan bueno como el nombre de su padre en el cheque.

46            Ahora, yo creo que ese es el tiempo al que la Iglesia ha llegado hoy, que el gran movimiento que sigue en la Iglesia es de que Dios, después de que hemos visto las falsas alarmas...Pero ahora, Dios posicionará en Su Iglesia correctamente, apóstoles, profetas, maestros, evangelistas, no hombres comprados y hechos de seminario, sino que Dios posicionará dentro de la Iglesia. No a sobreabundantes en teología y que no se hacen de la noche a la mañana, sino que Dios posicionará en la Iglesia, como Dios ha escogido, como el Espíritu Santo ha ejercido la tutela en esta Iglesia y la ha criado. Y allí Dios adoptará en Su...en la posición a Sus hijos. Ellos ya son Sus hijos, pero la cosa es que si ellos son dignos de la posición que El tiene para ellos.

47            Si Uds. se fijan en un tipo perfecto, Dios lo hizo con Su propio Hijo de la misma manera. El tomó a tres como testigos (“por boca de dos o tres testigos conste toda palabra”) Pedro, Santiago, y Juan: amor, fe, y esperanza. Y El los llevó arriba de un monte aparte del resto del mundo. Y allí, ante testigos oficiales, Dios adoptó a Su propio Hijo. El fue transfigurado delante de ellos, y Sus vestidos brillaron como el sol. Y una Voz que salió de una nube dijo: “Este es Mi Hijo amado, a El oíd”. Lo puso en un monte, puso a los testigos allí para verlo, lo vistió a El de un vestido tan brillante como el sol brillando en el...en este...Ellos aun brillaron como el sol en su fuerza. Y Dios habló: “Este es Mi Hijo amado; a El oíd”. Dios adoptó a Su propio Hijo en la familia. “No me oirán más, este es Mi Hijo quien toma el cargo de aquí en adelante”. Amén. Esa adopción en parábola está cerca del tiempo para la Iglesia. Es tiempo para eso.

48            Ahora, progresemos a la vida escondida y démonos cuenta qué es lo  que se va a requerir para entrar a este lugar de adopción. Una vida escondida...Nos damos cuenta que en el Antiguo Testamento bajo la ley Mosaica, encontramos allí....

49            Cualquier lector sabe que allí había tres, dos velos, dos compartimentos y una congregación en el–en el arreglo del tabernáculo de Dios en el desierto. El primero era para la congregación, luego el lugar santo, luego el lugar Santísimo. Esa es la Casa de Dios; ese es el lugar de morada de Dios. Ese es el lugar en el que Ud. mora.

50            Ahora, Uds. sólo viven en una casa de tres habitaciones, recuerden. Pueda que Uds. tengan dos recámaras; pueda que Uds. tengan tres cocinas, pero Uds. sólo viven en una casa de tres habitaciones. Dios vivió en una Casa de tres habitaciones. Cuando Dios estuvo aquí en la tierra, El ocupó una Casa de tres habitaciones: el Alma, el Cuerpo, y el Espíritu de Jesucristo.

51            En el templo temporal El–El estaba en una congregación, un lugar santo, y un lugar Santísimo. Cada uno de ellos estaba separado uno del otro, y cada uno tenía un mobiliario diferente en él para señalar el lugar de morada, un tipo muy hermoso de la Iglesia. El pecador entra primero a la cocina, por así decir; la cocina es en donde Uds. comen. La sala es en donde Uds. conversan. Y la recámara es en donde Uds. descansan. ¡Oh, Dios! Ven?

52            El pecador entra: “Fe viene por el oír, el oír la Palabra”. El viene y come la Palabra. Luego él es bautizado en la fe, y acepta a Cristo como Salvador personal, entonces lo lleva adentro para conversar con Dios. Pero luego él entra a la recámara, en la apacible quietud con Dios, en donde todas las cosas del mundo quedan afuera, y él está solo en la quietud con Dios.

53            Hermanos, hermanas, ese es el lugar en que este movimiento Pentecostal debería estar hoy, no tanto charloteo: “Somos Trinitarios, somos Metodistas, somos Asambleas, somos la Iglesia de Dios”. Deberíamos estar solos en esa apacible quietud con Dios. No lo creen Uds.? Seguro que sí, deberíamos de estar.

54            Fíjense, cuando el sumo sacerdote una vez al año entraba en el primer velo, luego en el segundo velo...Afuera, en la fuente era en donde ellos lavaban el sacrificio, luego el sacrificio era matado, puesto en el altar de bronce, y la sangre era puesta en un plato grande, y el sumo sacerdote, una vez al año, entraba detrás del velo para hacer una expiación...Y fíjense en el vestuario de este sumo sacerdote. Antes que él pudiera entrar detrás del velo, él tenía que despojarse de sus ropas y vestirse correctamente para entrar.

55            Eso es en lo que la iglesia está hoy, lo que necesita es un despojamiento de todos estos cultos y cosas, y vestirse en la justicia de Jesucristo, y lista para entrar. Su caminata debe ser diferente, cada...En el borde de su vestido, él tenía una granada y luego una campana. Y a medida que él caminaba, su caminata era tan perfecta, al grado que las campanas tocaban: “Santo, santo, santo, al Señor”.

56            Lo que necesitamos hoy, no es que si nosotros somos Asambleas, o Iglesia de Dios, o Unitarios, o lo que pudiera ser. Nuestra caminata le debería estar tocando al público: “Santo, santo, santo, al Señor”.

57            Otra cosa, él debía ser ungido antes que él entrara. El aceite de la unción era hecho de la rosa de Sarón, y la trituración de la rosa daba el perfume, y ellos lo ponían en el aceite que corría sobre la barba de Aarón, hasta el borde de su vestidura, cubierto todo con el aceite de la unción, caminando bien, viviendo bien, caminando bien, vestido bien. Allí él iba llevando delante de él la sangre, y a medida que él entraba detrás de la cortina en la tercera habitación, allí había un velo que caía detrás de él, y el mundo exterior no podía verlo a él ya más. Y cada hombre, o muchacho, o mujer, o muchacha, que alguna vez es ungido por Dios y entra detrás de ese templo, el Velo de Dios, el Espíritu Santo, lo pone a él en un lugar secreto. El Velo cae detrás de él, y el mundo y todas sus cosas, quedan detrás de él.

58            Esa es la razón, hermanos, que estamos deteniendo la adopción de Dios, con nuestras vidas diferentes, y quejas, y pleitos entre los unos y los otros, es la razón que el velo no puede caer detrás de nosotros y no podemos entrar en esa Presencia de Dios. Eso es correcto. Estamos tan interesados en nuestras denominaciones. Estamos tan interesados en alguien más lo que...“Qué a ti?, sígueme tú”. Es un asunto individual entre cada ministro. Cómo un ministro debería siempre estar consigo mismo, aun antes que él predique, antes que él ore. Antes que él haga cualquier cosa,  él debería estar a solas con Dios en ese lugar apacible, escondido con Dios. Para que una vez que ese velo haya descendido....

59            Ahora, el mobiliario en este...Detrás de este velo era diferente del de afuera. Muy atrás en la congregación estaba la fuente para lavar la bestia...Detrás del siguiente velo estaba, qué? Estaba el–el lugar en donde quemaban el cuerpo de las bestias. Y allí estaban los siete candeleros de oro en la...que representaban la lámpara, y daban la luz. Y allá en los atrios de afuera estaba la luz del sol. Detrás del primer velo estaba lo artificial.

60            Fíjense, y cuando ellos entraban aquí en donde estaba esta lámpara, entonces ellos entraban al siguiente atrio, el cual era el lugar Santísimo, en el cual ellos entraban allí ungidos. ¡Cómo Dios lo tiene tan planeado!; es una cosa hermosa para nosotros, mientras vemos allí el gran plan de Dios de salvación Eterna. Cómo Sus ministros deberían caminar en esto. Cómo ellos deberían prepararse para entrar en esto.

61            Ahora, dentro de este atrio interior llamado el lugar Santísimo, había allí una pieza de mobiliario asentada allí, llamada el propiciatorio. Y el pacto estaba en el arca. Y el arca tenía dos Querubines. Y eso estaba en el interior. Ese era el mobiliario dentro del lugar Santísimo. Lo siguiente, yendo hacia afuera, estaba el candelero de oro, luego más afuera, la fuente.

62            Ahora, eso perfectamente representa a la edad de Lutero, Wesley, y a la de los Pentecostales, exactamente, los tres pasos o las dispensaciones de Su gracia que ha sido dada a la humanidad. Estamos en la última dispensación. Yo creo eso con todo mi corazón. Ven?

63            Ahora, fíjense, entonces también en este gran movimiento, cómo Dios los metió a ellos allí en este gran lugar. A Moisés en una ocasión, Dios le dijo cuando el maná empezaba a caer, el maná era un tipo de la vida: Cristo descendiendo del Cielo y muriendo aquí en la tierra, para que El pudiera darnos vida. El maná descendió del cielo, se quedaba en la tierra, y el pueblo se lo comía para sustentar sus vidas. Cristo descendió del Cielo y llegó a ser el Maná, para que pudiéramos vivir por El.

64            Y fíjense ahora, el pueblo comiendo el maná, ellos tenían que recogerlo rápidamente y comérselo. Porque cuando el sol salía, no duraba mucho en desvanecerse, el tipo allí de Cristo, el Espíritu Santo. El maná era un tipo del Espíritu Santo hoy. Así como Dios trajo a la iglesia en lo natural con el maná natural, El está trayendo hoy a la Iglesia espiritual, con el Maná espiritual. Cuando la iglesia venció al principio, cruzó el Mar Rojo, tipo de la Sangre, cruzó para entrar en la jornada en camino a la tierra prometida, llovió maná la primera noche. Amén.

65            Y cuando la Iglesia cruzó de vida a muerte en el Día de Pentecostés, Dios hizo llover Maná espiritual del Cielo, que sustentó a la Iglesia, y la sustentará hasta que Jesús venga otra vez o entremos al Milenio, dentro de la Tierra Prometida. Amén.

66            Oh, cuando ellos lo recogían y se lo comían, ellos decían que era dulce. “Sabía como miel en la roca”, ellos decían. Sabía como miel. David lo llamó miel en la roca, y eso es lo que es.

67            Ahora, fíjense, un tipo. El maná nunca cesó de caer hasta el día que ellos entraron a la tierra prometida; por cuarenta años el mismo maná cayó cada día. ¡Aleluya! Cómo van Uds. a tomar al Espíritu Santo y dejarlo en Pentecostés? Hermano, ha sido un Pentecostés continuamente. Debido a la dureza del corazón del hombre, él ha fallado en comer el Maná. Eso es lo correcto.

68            Fíjense, en ese entonces era un tipo. Ahora, en el Día de Pentecostés cuando nuestro Maná...Tan pronto como las personas habían entrado en el aposento alto, y obedecido los mandamientos del Señor Jesús, y esperado–esperado en la ciudad de Jerusalén por la venida del Espíritu Santo por primera vez, allí vino del Cielo, un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa en donde estaban sentados; y les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. Salieron a las calles, un grupito de predicadores cobardes, escondidos en un aposento alto. Pero de repente llegó allí el Maná, descendió vertiéndose para sustentar sus almas. Y salieron a las calles con una experiencia que ellos nunca habían tenido antes, un tipo hermoso de Dios sustentando a Su Iglesia a través de esta jornada a la Tierra Prometida.

69            Fíjense, hermanos. Entonces, cuánto tiempo iba a durar este Maná? Duró toda la jornada, hasta que ellos entraron en otra dispensación, dentro de la tierra prometida. Cuánto tiempo va a durar esto? Hasta que Jesús venga. Pedro dijo: “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo para perdón de los pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare”. Cuánto tiempo iba a durar? “Para cuantos el Señor nuestro Dios llamare”. Y mientras dure la dispensación de gracia, Dios todavía llamará a hombres y a mujeres para Su servicio. Así que el Espíritu Santo es así de real hoy día. Ahora, El nunca dijo....

70            Ahora, cuando ellos comían este maná, recuerden, si ellos lo comían...Mucha gente lo comió y dijo: “¡Esto es!” Ellos tenían que recogerlo fresco cada día. Eso es correcto. Ellos tenían que recoger el maná fresco cada día, porque como a las nueve, de su segundo paso, se derretía. Se desvanecía.

71            Y muchas veces la gente está viviendo en la segunda habitación de Dios, aun en comunión, después que ellos ya han recibido la Palabra, y han entrado al segundo paso de recibir a Cristo en sus vidas, y sin embargo, todavía no saben lo que es esa habitación secreta, lo que es esa recámara, lo que es ese lugar de reposo, ellos comen el maná. Pero se fijaron Uds., si ellos lo dejaban allí por mucho tiempo, finalmente se derretía. Había...se–se desvanecía. Y yo pienso que muchas personas han tenido muchos retorcijones de campamentos, de todas maneras, de cuando ellos van y comen del Señor en los campamentos, y antes que otro avivamiento pueda venir, todos ellos han regresado y están enredados en algunas clases de cultos o algo más. Cuál es el problema, hermano? Es que Ud. nunca entró en alguna otra parte.

72            Dios dijo: “Moisés, hazte una urna dorada”. ¡Aleluya! Y pon este maná allí adentro. Y recuerden, que cuando un creyente entraba allí, ese maná nunca cesaba. Siempre estaba fresco y nuevo y dulce, a medida que los días pasaban, a medida que los años pasaban.

73            Y cualquier hombre que viene a Cristo, y se esconde, y el velo cae detrás de él, él está en la Presencia del Dios Todopoderoso, comiendo el Maná día y noche, de una hora a la otra. Siempre está tan dulce como lo estuvo el primer día que se lo dijeron a su alma. Eso es lo que necesitamos hoy, es entrar en donde las cosas están, no quedarse a cierta distancia y pretender, o no quedarse a cierta distancia y actuar, sino de hecho entrar allí. Amén. El hombre una vez que....

74            Ahora, recuerden: solamente creyentes, solamente los elegidos entran en eso, Uds. quienes Dios ha elegido. Yo creo que en Apocalipsis 2 dice: “El que venciere”. Así que es prometido a vencedores.

75            Ud. dice: “Yo vencí el fumar”. Eso no es de lo que El está hablando. Hay mucho más que va con el Cristianismo aparte de no fumar cigarrillos o tomar whisky. “El que venciere, heredará todas las cosas, y él será Mi Hijo; Yo seré Su Dios, y (escuchen) Yo le daré del Maná escondido. (¡Amén!) Yo lo esconderé, y Yo le daré las cosas ocultas, que el mundo afuera de la cortina, no sabe nada al respecto”. ¡Aleluya! Aunque ellos comen maná, pero no saben respecto a esto. “Yo le daré el Maná escondido. Yo le daré una Piedra con su nombre en ella”. Entienden Uds. lo que quiero decir: entrando en la adopción o el lugar escondido con Dios.

76            Ministros del Evangelio, no tengan cuidado respecto a sus denominaciones y de lo que el mundo piense, sino que busquen entrar en el maná escondido, en donde la revelación completa de Dios es hecha amor perfecto en sus corazones, y Uds. y Dios y todo lo demás, están en reposo. Que venga cualquier cosa, lo que sea, Uds. están escondidos. ¡Qué lugar para vivir! ¡Oh, sólo permítanme morar allí! Como dice la alabanza: “Permítanme descansar debajo del árbol en donde el...tan gratuitamente fluye, en donde el Cordero es la luz, y el alma del salvo nunca muere”. Amén.

77            Seguro, ellos comían maná allá afuera, pero no sabían respecto a esto. Nunca habían estado allí adentro. Ha estado Ud., mi querido hermano? No desprecie mi ignorancia, pero yo quiero preguntarle algo a Ud. Ha llegado Ud. alguna vez al lugar en la vida, en donde Cristo significa más para Ud. que todo lo que Ud. pudiera argumentar sobre su iglesia? Ha significado Cristo más para Ud. que todo el mundo? Yo no me refiero a una emoción o a una excitación mental; yo me refiero de lo profundo de su corazón, que algo se ha asentado allí adentro, que algo ha sucedido, que Ud. no sabe cómo vino, pero Ud. está escondido, y todo su motivo es servir a Jesucristo.

78            Ha entrado Ud. en ese lugar, mi querido hermano? Ha entrado Ud. en ese lugar en donde a Ud. no le importa lo que alguien diga, no para salir y actuar como un sabelotodo, sino que el amor de Dios está tan anclado en Ud., que Ud. no puede ver nada más, todo su motivo es hacer la voluntad de Dios, amor para todos, fluyendo libre de todas partes? ¡Qué lugar para vivir! Ese es el lugar escondido. Ese es el lugar adonde tenemos que llegar, mis hermanos. Ese es el lugar en donde Dios revela Sus cosas secretas. Ese es el lugar en donde Dios posiciona y hace el llamamiento. Entienden Uds. lo que quiero decir?

79            En este mismo lugar...Nosotros no tenemos mucho tiempo, pero tengo que apresurarme, sólo para otro pensamiento. En este mismo lugar ellos pusieron la vara de Aarón, para hacer una decisión a quién Dios había escogido y a quién El no había escogido. Y esa vara que era una vara muerta, en el período de una noche vino a vida, dio brotes, dio flores, y dio almendras. Vino a vida, dio flores, y dio frutos, un patrón muy típico del pecador siendo traído a Dios, dentro del lugar Santísimo.

80            Recuerde esa vara pasó por cada uno de esos otros elementos, y entró al lugar Santísimo todavía muerta. Pero para morar...Nunca vino a vida cuando ellos primero la metieron allí. Esa es la razón que el Espíritu Santo lo ha estado vigilando desde que Ud. recibió el Espíritu Santo, ve su actitud hacia Su Reino. Si ha sido un motivo egoísta, si las cosas que Ud. ha pensado han sido para que una denominación vaya más adelante, o si es para adelantar, para mejorarlo a Ud. en su posición, si es para hacerlo a Ud. un hombre al que el mundo mire, si es de edificarse Ud. una iglesia grande en alguna parte, o alguna popularidad, o alguna otra cosa fuera de incrementar o de mejorar el Reino de Dios, hermano, algo está mal. Amén.

81            Ahora, cuando esa vieja vara muerta fue metida allá y puesta en la Presencia de Dios mismo, qué sucedió? Brotó; floreció, y produjo fruto, mostrando que nosotros nacimos en...Esa vara fue cortada de un árbol de almendro, y cuando fue cortada, ella murió. Y cuando el hombre fue cortado de Dios, él murió espiritualmente. Pero una vez que es metido en el lugar de Dios, ante la Presencia de Dios, él viene a vida y él produce vida. El produce flores. El produce fruto.

82            Jesús vino al árbol para buscar fruto en él. Tenía todo, excepto fruto, y ese es el problema con nuestras iglesias hoy, tenemos todo, excepto fruto. Podemos gritar; podemos hablar en lenguas; podemos argüir las Escrituras; podemos enseñar nuestra teología, pero cuando se trata de producir fruto, el árbol está muy escaso. Cuáles son los frutos del Espíritu? Amor, gozo, paz, longanimidad, mansedumbre, bondad, paciencia. Muestra que muchos todavía están afuera en el primer altar. Uds. todavía están abiertos al público. Uds. todavía están esperando oír lo que Juan tiene que decir al respecto, lo que el vecino pensará, o algo para Uds. mismos. Pero una vez estando detrás del velo y las cortinas se cierran, Uds. están escondidos en Dios por medio de Cristo. Ven?

83            Fíjense, qué cuadro tan hermoso del pecador, postrado en la Presencia de Dios. Ahora, esta vara puesta allí fue refrescada. Estaba fragante, dio la fragancia de la flor, y produjo fruto. Los brotes salieron. Ahora, un tipo hermoso de eso es dado, hablando terrenalmente.

84            La primera cosa que tenemos que hacer antes que podamos tener una cosecha, tenemos que tener una semilla. Y la semilla, puesta en la tierra, producirá sus frutos. Es correcto eso? Ahora, la primera cosa que tenemos que hacer es recibir a Cristo.

85            Ahora, el árbol tenía que ser un árbol de almendro para empezar. Y Cristo, Ud. tiene que recibirlo a El antes que entre a este lugar. Y luego en la Presencia de este gran Dios, entonces estas cosas acontecen. Que...Vea la Palabra, Cristo era la Palabra. “En el principio era la Palabra, y la Palabra era con Dios, y la Palabra era Dios”. Cristo entra en la vida del ser humano.

86            Ahora, fíjense, la primera cosa fue un refrescamiento. Qué hace a la semilla crecer? Se han levantado Uds. alguna vez en la mañana y han visto el rocío que cayó del cielo y refresca la tierra? Cómo la refresca? Cuando está en paz. El rocío no cae de día. El rocío cae en la noche, cuando todo está en paz. El rocío nunca podrá caer en Ud., mi hermano, mientras Ud. se esté quejando, y argumentando, y preocupando por las cosas aquí en esta tierra. Esté solo con Dios y deje que las gotas de rocío de misericordia caigan sobre Ud. en la quietud. “Recuerdos preciosos, cómo se quedan, ¡cómo llenan mi alma!; en la quietud de la medianoche, los secretos se abren”. Cómo Dios puede tener a Su creyente con las cortinas cerradas, solo consigo mismo, El traerá un refrescamiento del Cielo, que no hay otra persona, o no hay otra manera que el mundo lo sabrá, sino solamente el que está postrado allí.

87            Han salido Uds. alguna vez a caminar en la mañana cuando se siente esa verdadera frescura? Dios ha refrescado Su tierra. La fragancia, han entrado Uds. alguna vez en un jardín de rosas? Allá de donde soy yo, tienen muchas madreselvas. La madreselva no da mucho olor durante el calor del día, pero es temprano en la mañana, cuando todo el aire ha sido purificado, entonces ese aroma de la madreselva...Dejen que un hombre se esté quejando, peleando, preocupando, y nunca obtendrá él de eso mucho aroma del Evangelio, pero dejen que una vez él se quede solo en la quietud de Dios.

88            Cada hombre que viene al púlpito, debe estar a solas primero. Entonces vienen los frutos, produce sus frutos. Todo hombre que permanece en la Presencia de Dios, dentro de este gran lugar secreto, escondido, producirá los frutos de justicia, paz, amor, gozo, longanimidad, benignidad, mansedumbre, paciencia. No se queje de estas otras cosas. Obtenga eso en su vida, y Ud. nunca lo obtendrá hasta que se esconda con Dios, dentro de esa tierra de adopción.

89            Otra cosa que llamaremos su atención antes que terminemos. Fíjense en la luz, en los atrios de afuera era el firmamento que lo iluminaba, la luz del sol, y demás. Algunos días eran nublados; algunos días el sol no brillaba en lo absoluto; algunos días eran oscuros. Ahora, eso es en el atrio de afuera.

90            En el siguiente atrio estaba la lámpara de Dios en donde el justificado se paraba, y era encendida por manos humanas. Allí es en donde argumentamos sobre nuestras denominaciones, en donde argumentamos sobre nuestras diferencias, y sobre insignificancias: “Y, ¡ah, yo no creo en sanidad Divina! Yo no creo que esas visiones vienen de Dios. Yo no creo esto; yo no creo eso”. Ud. está argumentando, porque está viviendo...Sin embargo Ud. está comiendo maná, pero Ud. está viviendo bajo la luz artificial. Eso es correcto. Algunas veces las luces se apagan. Algunas veces su lámpara se ahúma, pero para aquel quien desea esconderse, entra al siguiente lugar, en donde no hay luz artificial en ninguna parte. Pero debajo, entre el arco de las alas de esos Querubines, estaba una Luz sobrenatural suspendida allí adentro, lo cual era el Halo de Dios, que iluminaba toda la habitación.

91            Y un hombre que una vez entra dentro de esa Gloria Shekinah (¡aleluya!), que se mueve allí atrás en la Presencia del Dios Todopoderoso. [El Hermano Branham toca en el púlpito.–Ed.] La oscuridad de este mundo, todas las organizaciones artificiales, y todos los credos hechos por hombre han pasado, y él está viviendo en la Gloria Shekinah del Dios Todopoderoso.

92            Mis hermanos, pidámosle a Dios por ese lugar para vivir. Pongámonos de pie. Oh amado Jesucristo, el Hijo del Dios viviente, mis hermanos amados y hermanas quienes están parados aquí ahora en esta tarde en el lugar de alojamiento de esta iglesia, llamada la Iglesia de Filadelfia, nombrada en honor al amor fraternal, yo te pido, amado Dios, que seas misericordioso desde el pastor hasta cada evangelista, y con cada pastor o maestro de renombre, que está en la Divina Presencia. Y oh Dios, permite que el Espíritu Santo envuelva nuestros corazones tan apretados a la cruz, al grado que la abracemos, un sacrificio propio, y corramos a la Gloria Shekinah rápidamente, en donde no estaremos corriendo por toda la tierra, y argumentando sobre insignificancias con otros hombres, y argumentando si esto está correcto o no, sino viviendo y morando en Su Presencia y comiendo el Maná, que ha sido almacenado allí para aquellos quienes están escondidos con El. Concédelo, Señor.

93            Permite que esa bendición caiga en esta convención, y todo hombre y toda mujer se vaya de aquí escondido bajo la Gloria Shekinah del Dios Todopoderoso. Concédelo, Padre, yo pido esta bendición como Tu siervo para mis hermanos y hermanas en el Nombre de Jesús. Amén. Yo creo.

Oh, yo quiero verle, ver al Salvador,

Quiero ver Su rostro lleno de amor;

En aquel gran día yo he de cantar:

Ya pasó todo afán, todo mi pesar.

94            Alabado sea Su Nombre. Yo le amo. Para siempre regocijarme, parado en la Presencia de la Gloria Shekinah que nunca se apagará. “Esta es mi historia. Esta es mi canción. Cantando Su Presencia todo...Sus alabanzas todo el día. Sumisión perfecta, todo está en paz. Mi Salvador y yo por siempre bendecidos”. Eso es. ¡Cuánto le amamos! No le aman Uds.? ¡Oh, cómo quiero verle!

Esta es mi historia, y mi canción

Glorificando a mi Señor;

Esta es mi historia, y mi canción,

Glorificando a mi Señor.

Repost 0
Published by SANN777 - en religion
Comenta este artículo
28 marzo 2013 4 28 /03 /marzo /2013 00:31

Spanish
Calling Jesus On The Scene
63-0804E


Sermones Por el
Rev. W.M. Branham

 

 

 

“...en los días de la voz...” Apoc.10:7
LLAMANDO A JESÚS A LA ESCENA
En Chicago, Illinois, E.U.A.
El 4 de agosto de 1963

 

Introducción
El notable ministerio de William Marrion Branham
fue la respuesta del Espíritu Santo hacia las profecías de las
Escrituras en Malaquías 4:5,6; Lucas 17:30 y Apocalipsis
10:7. Este ministerio en todo el mundo ha sido la
culminación de la obra del Espíritu Santo en estos últimos
días. Este ministerio fue declarado en las Escrituras para
preparar el pueblo para la segunda venida de Jesucristo.
Rogamos que la palabra impresa sea escrita en su
corazón mientras que ora, y lee este mensaje.
Versiones de audio y transcritos de más de 1,100
sermones que fueron predicados por William Branham
están disponibles para ser descargados e imprimidos en
muchos idiomas en este sitio:
www.messagehub.info
Esta labor puede ser copiada y distribuida siempre y
cuando sea copiada completamente y que sea distribuida
gratuitamente sin costo alguno.

 

1 Dios le bendiga, hermano. Dios le bendiga, hermano. Inclinemos
nuestros rostros.
2
Padre Celestial, estamos tan contentos de que todavía te tenemos a Ti,
Señor. Cuando todas las demás cosas hayan desaparecido, aún te tenemos a Ti.
Tú eres desde la eternidad y hasta la eternidad. Verdaderamente te damos
gracias, Señor, por estas cosas tan maravillosas que nos has mostrado en este
tiempo del fin. Te damos gracias por este avivamiento y por este lugar aquí,
por el hermano Carlson, por todos los hermanos ministros de por aquí quienes
están procurando mantener en alto aquello que es correcto. Oramos por ellos,
Señor, con todo nuestro corazón, para que Tú—Tú traigas un gran
despertamiento aquí en Chicago, Señor. Concédelo. Lo estamos esperando
ansiosos. Ahora, perdona nuestros pecados y transgresiones. Y ahora, Señor,
cansado espiritualmente hablando, pero no obstante en el espíritu me siento
nuevo, y ruego que nos refresques a todos ahora y nos prepares para lo que
tengas para nosotros esta noche. Lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.
3
Pueden sentarse. Este ciertamente ha sido un tiempo de refrigerio para
mí. Lo he apreciado mucho. Sólo el Señor Jesús sabe cuánto yo—yo le doy
gracias al Señor por—por lo que Él ha... por lo que Él ha hecho por nosotros.
4
Miren, quiero agradecerle a esta audiencia por toda su bondad y por su
cooperación, por—por mantenerse a nuestro lado y escuchar la Palabra. Y
aunque es domingo por la noche, después de tener un servicio en la tarde, sin
embargo el edificio está prácticamente repleto nuevamente esta noche.
Estamos muy agradecidos por eso.
5
Miren, quiero darles las gracias por esos regalitos que me han enviado
por medio de Billy Paul. La caja de dulces y la caja de galletas, y, Uds. saben,
una caja de—de nueces descascaradas, y, oh, todos los regalitos y demás
cosas, ellos significan tanto para nuestro corazón. Verdaderamente lo
apreciamos. Generalmente...
6
Creo que dijeron que habían recogido una ofenda de amor. Esa no fue
la razón por la que yo vine, Uds. saben eso, después de todos estos años. Pero
lo que haya sido la ofrenda de amor, yo ni siquiera la miro, no la veo. Ella va
directamente al—el... para—para el viaje misionero al extranjero, el cual
estoy a punto de hacer inmediatamente.
7
Voy a ir a visitar algunos de Uds. noruegos y suecos tan finos, el hogar
original de donde Uds. vienen, allá en Noruega y Suecia; y allá hasta
Dinamarca, y hasta Finlandia

 

8
Y luego iremos a ver al hermano Mattsson, en Kenia y Tanganica,
visitar sus escuelas. El hermanito verdaderamente ha trabajado arduamente en
esas escuelas. Voy a ir a visitarlo, para presentar el ministerio que el Señor
Jesús me ha dado, ante esos jóvenes preciosos de allá que están saliendo a
llevar el Evangelio.
9
Desde allí, seguimos hasta Sudáfrica, y venir... trataremos de regresar
dando la vuelta por China, Japón, y por allá por el otro lado del mundo.
10
Eso es lo que hacemos con estas ofrendas de amor. Y estamos...
Siendo que la gente no puede patrocinar las reuniones, yo entonces me
mantengo guardando todo lo que la gente me da, todo lo que entra. Yo no
cobro ni un solo cheque; es sellado por la iglesia, y entra en una ofrenda y sólo
puede ser usado para eso, sólo eso, de esa manera sé entonces que se utilizará
en lo correcto, ¿ven?, así que estamos agradecidos.
11
Y ciertamente estamos contentos, aproximadamente el ochenta por
ciento de nuestra congregación aquí en Chicago generalmente son noruegos o
suecos, y—y ellos realmente son gente adorable.
12
Francamente, de Chicago estoy saliendo para Tucson, Arizona. Allí es
donde vivo en estos momentos. Y estoy viviendo... La dueña de la casa que
estoy alquilando es una pequeña sueca. Creo que ella pudiera encontrarse aquí,
esta noche, la hermana Larson. Yo estoy viviendo en su casa. Aún no la he
visto, pero ella vive aquí en Chicago, y tal vez esté aquí en este momento si es
que no está allá en Tucson. Ella es una persona encantadora y dulce, tiene un
esposo encantador. Verdaderamente la apreciamos.
13
Y ahora, hermano Carlson, Hombres Cristianos de Negocio, y todos
los hermanos ministros de todas partes: que el Señor les bendiga ricamente.
Que el Señor bendiga este lugar y lo convierta en un tremendo lugar de
salvación, donde... un refugio adonde corran los justos y sean salvos. Esa es
mi oración sincera. Y confiando con todo mi corazón que...
14
En estos Mensajes duros y cortantes, si intencionalmente he tratado de
herir a alguien, que Dios me perdone. Yo no haría eso por nada. Pero no
obstante soy un prisionero de esta Palabra. ¿Ven? Yo—yo debo quedarme
exactamente con Ella. No digo cosas duras para—para hacer que la gente se
sienta mal. Algunas veces digo cosas duras para hacer que la gente mire, (¿ven
Uds.?), una exclamación: “¡Oh, miren!” ¿Ven?, es para hacer que ellos miren
la cosa, para que vean. Y entonces si uno capta la atención de ellos, eso quizás
los estimule. Y casi nueve de diez veces, si ellos son estimulados un poquito,
irán a escudriñar las Escrituras, y Dios entonces se encarga de lo demás, ¿ven
Uds.? Solamente miren las Escrituras. Si alguna vez yo digo algo que es

 

contrario a las Escrituras, Uds. están en el deber de venir a decirme,
escribirme, o hacérmelo saber de alguna manera. Y es por esa razón que yo
 me siento comprometido con Uds., a explicarles las Escrituras. No
simplemente tratar de explicarlas, sino decirlo exactamente de la manera como
está. Eso es lo que Ellas dicen. Créanla, créanla de esa manera.

 

5
Miren, verdaderamente agradezco la visita. Vengo a Uds., cansado. He
estado teniendo entrevistas y reuniones, y demás, hasta el punto que ya estoy
un poco agotado. Y dos reuniones al día hacen que, bueno, estoy más
avanzado en el camino de lo que solía estarlo. Acabo de pasar los veinticinco,
Uds., saben, por segunda vez. Eso es correcto.
16
Bueno, hay una sola cosa que lamento, y es no haberlo conocido a Él
mucho antes en la vida. Yo estaba predicando el Evangelio cuando tenía
como, me supongo, como unos veintidós años de edad, y ojalá hubiese
empezado a predicar cuando pude hablar, cuando era apenas un muchachito.
Yo—yo—yo perdí todos esos años tan preciosos. Para alguien que sea joven
aquí, yo confío que Uds. empiecen desde donde yo cometí mi error, desde
como a los diez años de edad, hasta los veintiuno o veintidós, confío que Uds.
empiecen antes, y así no tendrán que recordar y lamentarse como yo.
17
El Señor sea con Uds., es mi oración. Y confío que algo que el Señor
Jesús me ha guiado a hacer, por medio de un don...
18
Vean, yo no soy... yo no podría decir que soy un predicador, ¿ven?,
porque en primer lugar, no soy lo suficientemente elocuente, no tengo
educación. Es por eso que no podría decir que soy un—un “predicador”. Pues,
cuando alguien dice que es “un predicador”, rápidamente ellos esperan ver un
título de algún instituto, esperan ver algún gran Doctor en Divinidad, o algo
así. Y luego cuando se dice “predicador”, y entonces usando mis palabras, mi
gramática pésima, se quedan decepcionados.
19
Pero el Señor me envió a orar por Sus hijos enfermos. Y en eso, lo que
yo sé acerca de Él, me gusta expresarlo con todo mi corazón. Si yo cometo
errores, Uds. oren por mí. Yo no soy infalible. Yo soy su hermano. Y miren,
confío que Dios haya hecho algo; si no, que Él lo haga aun esta noche, que yo
pueda decir alguna palabra o algo que los haga creer en Él.
20
Alguien quería darme un regalo no hace mucho, lo cual, era una gran
suma de dinero. Y dije: “Yo—yo—yo no puedo recibirlo”. Dije: “Yo—yo no
sabría qué hacer con eso, ¿ve?”, dije. Ellos dijeron... Bueno, bueno, eran mil
dólares, ¿ven? Y yo dije: “Yo no sabría qué hacer con eso”.

 

21
Ellos dijeron: “Bueno, nosotros queremos que esto sea algo personal.
No queremos que esto sea para la iglesia”.
22
Eso no se utiliza para la iglesia. Esto es una fundación, (¿ven?), sí va a
la iglesia, a nombre de la iglesia, pero es un fondo separado únicamente para
las misiones extranjeras. ¿Ven? Y por lo tanto, eso, los—los donativos son
libres de impuestos, así que entonces deben ser utilizados para eso. La junta de
los síndicos... hay síndicos sentados aquí esta noche, escuchándome. Y eso es
verdad. Y yo dije...
Ellos dijeron: “Nosotros queremos que esto sea para Ud. y su
familia”.
23
Era un cheque. Yo no podía aceptarlo, ¿ven? Dije: “Yo—yo no puedo
hacer eso”. Dije: “¿Uds. quieren hacerme feliz?”
Dijeron: “Seguro”.
Yo dije: “¿Puedo hacer con eso lo que yo quiera?”
“Sí”.
24
Yo dije: “Entonces déjenme ayudar a pagar mis boletos para el
exterior”. Y dije: “Nosotros tenemos suficiente ropa que ponernos. La gente
nos regala bastante ropa, y tenemos comida sobre la mesa. Yo recibo cien
dólares semanales de parte de la iglesia”. Y entonces dije: “Yo... a
nosotros—a nosotros nos va bien así. Déjenme hacer con eso lo que quiera”. Y
yo...
Dijeron: “Está bien, es suyo, sea feliz”.
Y yo dije: “Eso me hará muy feliz”.
25
[Un hermano sube al púlpito e interrumpe al hermano Branham, y
dice: “Sólo permítame decir una palabra. Hay una camioneta Oldsmobile
estacionada justo detrás del automóvil del hermano Branham. Miren, cuando
ellos se vayan, van a estar restringidos allí. Así que si Ud. se encuentra aquí,
por favor vaya y muévala, una camioneta Oldsmobile azul de Iowa. No tengo
el número de la matrícula, pero quizás Ud. sepa quién es, y por favor mueva
su automóvil. Gracias”.—Ed.]

26
Amor. Nosotros—nosotros ciertamente los apreciamos a Uds. Y
miren, que el Señor les bendiga ricamente. Si alguna vez están por
Jeffersonville, pasen a visitarme. Si pasan por Tucson, deténganse y
visítenme, y yo—yo estaré contento de verlos.

 

27
Miren, aunque ahora vivimos en Tucson, la oficina sigue estando en
Jeffersonville. Billy Paul está allí todo el tiempo, y sabe en dónde comunicarse
conmigo a cualquier hora. ¿Ven? Él será casi el único que sabrá, porque yo
ando en el campo, primero en un lugar, y luego en otro. Tal vez estemos aquí,
digamos, en Tucson; y en una hora a partir de entonces, el Señor me haya
dado una visión, y yo pudiera estar rumbo a Hawaii, ¿ven Uds.? Sólo
adondequiera que Él me guíe, allí es donde voy, a ninguna otra parte sino allí,
¿ven? Y Uds. oren por mí. Si no los veo más, de este lado del río, los veré
Allá. Amén.
28
Ahora, antes de abordar la Palabra... Y, esta noche, deseo tomar sólo
unos—sólo unos momentos, ya que encontré algunos de mis amigos allá
afuera procedentes de Jeffersonville, y encontré otro grupo de ellos allá en la
calle, y ellos van a manejar de vuelta esta noche después del servicio. Y yo iba
a predicar sobre el tema: La Cuenta Regresiva, eso es como dos horas y media
de duración. Así que ellos—ellos no llegarían a Jeffersonville en la mañana
antes del amanecer. Entonces... y muchos de Uds. tienen que ir a trabajar. Y
Uds. me han oído predicando esta semana, y he disfrutado estando con Uds. Y
miren, esta noche voy a tratar de hacer lo mejor que pueda. Ahora, no les diré
que no diré nada errado.
29
Bien, vamos a orar antes de que abordemos la Palabra.
30
Dios misericordioso, sabiendo que estoy... he estado mirando gente
aquí y quizás habrá algunos a los cuales no vuelva a ver. Esta será la última
vez en la que nos encontremos. Si yo volviese dentro de un año, muchos...
quizás algunos habrán partido, de algún modo, la gente anciana. Y Señor, me
doy cuenta que hay algunos aquí esta noche que están enfermos, y que si Tú
no tocas sus cuerpos de alguna manera, yo... ellos quizás tampoco estén aquí
por más tiempo. Y por otro lado, Señor, pueda ser que yo no esté aquí por
mucho tiempo. No lo sabemos. Permítenos entonces ser sinceros y honestos,
recordando la Palabra de Dios, de que: “A los que aman a Dios todas las cosas
les ayudarán para bien”.
31
Y yo leeré la Palabra, Señor. Eso es todo lo que puedo hacer, leer la
Palabra, y dependeremos de Ti para decir algo o hacer algo que salvará a toda
persona no salva aquí esta noche. Señor, que en esta noche la Palabra de Dios
sea tan real para algunas personas que no sean salvas, a tal grado que ellos te
acepten en sus corazones como su Salvador. Y que el Espíritu Santo venga
entre nosotros, nos hable, y haga la obra de Dios, confirmando la Palabra con
señales que le sigan. Concédelo Padre.

 

32

Y cuando la vida haya terminado y lleguemos a la Vida Eterna,
estaremos tan agradecidos, Señor, hasta esa hora. Y entonces a través de la
  edad que no tiene fin, queremos sentarnos a Tus pies, y contemplar a Aquel a
  quien amamos y que nos amó. Hasta que llegue ese momento, mantennos
   saludables y felices, sirviéndote a Ti. Lo pedimos en el Nombre de Jesús.
     Amén.

33
[Un hermano vienen otra vez al púlpito y pide que un dueño por favor
mueva su automóvil—Ed.]
34
Abramos ahora en las Escrituras, en el capítulo 4 de San Marcos, para
leer el versículo 35, si quieren seguir o—o si tal vez quieren anotarlo. Sé que
mucha gente, ellos agarran y marcan en su Biblia, un pequeño texto, de donde
lee el ministro, y de donde ellos—a ellos les gusta referirse de nuevo a ello. Y
a mí me gusta leer estos mensajitos sencillos de la Biblia y hablar acerca de
ellos, pues simplemente me alegra el corazón hacerlo. El versículo 35 del
capítulo 4 de San Marcos.
Aquel día, cuando llegó la noche, les dijo: Pasemos al otro lado.
Y despidiendo a la multitud, le tomaron como estaba, en la barca; y
había también con él otras barcas.
Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la
barca, de tal manera que ya se anegaba.
Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron,
y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos?
Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: Calla, enmudece.
Y cesó el viento, y se hizo grande bonanza.
Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?
Entonces temieron con gran temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién
es éste, que aun el viento y el mar le obedecen?
35
Sólo como un—un pequeño sermón, en esta noche, me gustaría tomar
de allí un texto, y llamarlo así: Llamando A Jesús A La Escena. Llamemos a
Jesús a la escena.
36
Uds. saben, casi puedo imaginarme cómo Él se sentía. Acababa de
tener un día tremendo. Y había... Él estaba cansado. Él había estado hablando
mucho ese día, enseñando las parábolas. Si Uds. se fijan... de la semilla de
mostaza y otras cosas. Él había tenido un día tremendo sanando a los
enfermos, y—y enseñando, y su fuerza física ya casi estaba agotada. Y si...
cualquier ministro sabe, en los pequeños ministerios que tenemos, cómo eso
 nos cansa, ¿qué debe haberle hecho a Él?
37
Recuerden que en la carne Él sólo era un hombre, pero en el Espíritu Él
era Dios. Pero, un hombre en la carne, por lo tanto Su cuerpo era un ser
humano que estaba sujeto a tentaciones, sujeto a enfermedades, e igual a los
nuestros; pues Él tuvo que vestirse del tal, para ser un—un Hombre, un
humano. Y entonces Él era Dios, en el Espíritu. Él dijo: “Yo y Mi Padre Uno
somos. Mi Padre mora en Mí”.
38
Cuando Juan lo bautizó en el río Jordán, vemos a Dios descendiendo
desde el Cielo como paloma, y la Voz diciendo: “Este es Mi Hijo amado, en
quien tengo complacencia”. Ahora, si Uds. toman el original, realmente la
manera en que está escrito, es: “En el cual me complace morar”. ¿Ven? Pero
ellos pusieron el verbo antes del adverbio. “En el cual me complace morar, o,
en Quien me complace morar”. ¿Ven?
39
Él (Dios) habitó en Cristo, y en Él estaba corporalmente la plenitud de
la Deidad. Dios expresándose a Sí mismo a través de Jesús, y Jesús era la
vindicación de Dios. ¿Ahora pueden entenderlo? [La congregación dice:
“Amén”.—Ed.] Vean, no tres personas; sino tres atributos de un solo Dios. No
tres dioses; porque tres dioses es paganismo. ¿Ven? No tres dioses, no...
Padre, Hijo, y Espíritu Santo, no son tres dioses distintos. Es un solo Dios en
tres manifestaciones.
40
Dios el Padre, en la forma del Espíritu Santo estaba en una Columna
de Fuego, y, Eso, nadie podía tocarlo a Él. Él era Santo. Ninguna ofrenda por
el pecado fue hecha; simplemente una ofrenda potencial.
41
Ahora, esa misma Columna de Fuego, (la Paternidad) descendió y fue
hecho Dios en el oficio del Hijo. Él habitó en una Columna de Fuego, aquí
Él... en la Gloria Shekinah. Aquí Él habitó en un cuerpo, el cual era Su Hijo
que Él creó e hizo en la forma de un hombre, así que eso lo hizo a Él el Hijo
de Dios, el Segundo Adán. Ahora, Él tenía que venir a través del vientre de
una mujer, no como Adán, porque eso era lo que Él tenía que condenar, el
nacimiento de un ser humano por medio de una mujer. ¿Ven? Así que Él tenía
que venir de esa manera. Miren, ese es Dios, el Hijo, el mismo Dios. Y ahora
Él, al ofrecer ese cuerpo sin pecado, hizo una ofrenda humana.
42
Miren, la célula, o el espíritu, la vida, está en la sangre. Y cuando la
célula de sangre de un cordero o de un animal fue rota, la vida que estaba en
esa célula no podía volver sobre el adorador, debido a que era un animal. Y
nosotros somos seres humanos, somos distintos. El animal no tiene alma. El
ser humano tiene alma. Así que el—el espíritu no podía volver sobre él
después que él había hecho su ofrenda, pero sin embargo él la hizo, y en
    sinceridad, hablando con fe que él creía que aquella Ofrenda perfecta iba a
      venir.
43
Pero cuando la célula de Sangre fue rota, en Jesucristo, Dios fue
liberado. Vean, Él era Dios. Esa Sangre no era judía. Esa Sangre no era gentil.
Esa fue una célula de Sangre creativa, Dios mismo. Y miren, a través de esa
Sangre, haciendo una propiciación por nuestros pecados, limpia al creyente, le
quita todos sus pecados, como si él nunca hubiera pecado. Dios los pone en el
Mar del Olvido. Y el mismo Dios que estuvo sobre Jesucristo sigue estando en
el creyente, haciendo las mismas obras que Él hizo aquí, pues es el mismo
Espíritu.
44
Hay un solo Dios, (¿ven?), no tres dioses. ¡Oh, cómo muchos de Uds.
trinitarios tienen eso enredado! Y cómo Uds. los de la “unidad” lo tienen
enredado también, de Él siendo uno al igual que su dedo. Ajá. ¿Ven? Ellos,
ambos lo tienen enredado. ¿Ven? Eso es correcto. Si Él es un Dios al igual que
su dedo, uno, ¿cómo podría Él ser Su Propio Padre? ¿Ven? ¿Ven? Él no puede
ser Su Propio Padre. Y si Él tuvo otro Padre aparte del Espíritu Santo, y si
Dios es un hombre, una persona, entonces Él es un... el Espíritu Santo era Su
Padre, y Dios es Su Padre, Mateo 1, entonces Él era un Niño ilegítimo. ¿Ven?
Así que Uds. no pueden hacerlo de ninguna de las dos manera, Uds... ambos
están errados
Él era Dios manifestado en la carne de Su Hijo creado. ¿Ven? Miren,
es decir, Dios creó al Hijo.
46
Y cuando Uds. los católicos dicen: “Hijo eterno”, ¿de dónde sacan
Uds. semejante palabra? Eso para mí no tiene sentido. ¿Cómo puede Él ser
Eterno y ser un hijo? Un hijo es algo que es “engendrado por”, ¿cómo puede
ser Eterno? Lo Eterno nunca comenzó, y nunca termina, así que ¿cómo podría
ser hijo Eterno? ¡Oh, qué cosa!
47
Si estas denominaciones no han enredado las cosas, yo no sé qué lo ha
hecho. Con razón la gente no puede tener fe, y es que no saben en qué tener fe.
Correcto. Lo que necesitamos es regresar a la Biblia al estilo antiguo.
Correcto. Exactamente correcto. Eso es correcto.
48
Ahora, Jesús siendo hombre, estaba cansado físicamente, agotado.
Miren, acostado allí, cansado; virtud había salido de Él. Y entonces siendo Él
Dios, Él únicamente podía hace lo que...
49
Miren, Uds. dirán: “¿Cómo podría Él ser Dios y ser hombre?” Vean,
ahí está el misterio. Vean: en el cuerpo Él era hombre, pero en el Espíritu Él
era Dios. ¿Entienden?
50
Alguien me preguntó, dijo: “Entonces ¿cómo fue...? ¿A quién le oró
Él en el Huerto del Getsemaní?”
51
Yo dije: “Le contestaré eso cuando Ud. me responda esto: ¿Cree Ud.
que tiene el Espíritu Santo?”
“Sí”.
52
Yo dije: “¿Entonces a quién ora Ud.? ¿En dónde está Él cuando Ud.
está orando a Él? Pues, Ud. reclama que lo tiene a Él, y sin embargo está
orando a Él”. ¿Ven? La gente simplemente... ellos simplemente toman una
pequeña idea y hacen lo que quieran con ella, (¿ven Uds.?), así es como
sucede.
53
Ahora bien, en Espíritu Él era Dios. Jesús dijo en San Juan 3, (¿ven?):
“Cuando el Hijo del hombre que ahora está en el Cielo, (sin embargo estaba
parado aquí en la tierra en ese momento), cuando el Hijo del hombre que
ahora está en el Cielo”. ¿Cómo responderían Uds. a eso? Vean, Él dijo que
estaba en el Cielo en ese momento, y acá Él estaba parado sobre la tierra.
¿Ven? ¡Oh, qué cosa! ¿Ven Uds.?, eso... Él tenía que ser Dios, omnipresente.
¿Lo ven? Seguro, Él está presente en todas partes. Él conoce cada corazón. Al
ser omnisciente, (conociendo todas las cosas), Él puede ser omnipresente.
¿Ven?
54
Así que ahora lo encontramos, sabiendo que Él tenía un trabajo muy
importante por delante, al día siguiente; Él iba a ir a Gadara. Y en Gadara
había un maníaco, un hombre que había perdido la mente, y estaba allá
viviendo entre los demonios, y cortándose, un pobre hombre que no podía
pedir ayuda por sí mismo. Y vemos que ahora Él va camino hacia allá. Yo
creo que Él sabía todo al respecto. El Padre lo había enviado allá. Él lo sabía.
55
Y miren, cansado y fatigado, Él se va a la parte de atrás y aprovecha
esta oportunidad para tomar un descansito mientras que la barca va cruzando
el mar. Había sido un día tremendo, tal vez como a esta hora de la tarde, o un
poco más tarde, ellos iban cruzando el mar, mientras Jesús se había ido a la
parte posterior de la barca, atrás en la popa del barco, probablemente entró al
cuartito allí atrás, y se acostó sobre un cabezal. Y mientras estaba allí,
descansando, los discípulos, ellos pensaron: “Miren, nuestra jornada diaria ha
terminado, o nuestro trabajo por Él, retomemos ahora nuestra tarea regular.
Empecemos a remar la barca”.
56
Muy parecido a los discípulos de hoy, después que el avivamiento ha
terminado. Y todos nosotros sabemos que ha terminado. Vale más que
reconozcan que ha terminado, el gran avivamiento que hemos tenido.
Simplemente estamos espigando. Así que, habiendo terminado, cada quien
regresa a su propia iglesia y lo demás, para retomar... vuelve otra vez a su
trabajo de siempre, a lo que sea que él estaba haciendo.
57
Y nos damos cuenta que ellos hicieron eso mientras que Jesús estaba
tomando un descansito. Y miren, ellos deben haber empezado a regocijarse
por las obras que lo habían visto a Él hacer, y a comentarlo los unos con los
otros. Oh, a mí me gusta pensar en eso de esa manera, que—que ellos se
estaban regocijando por el avivamiento que habían tenido ese día.
58
Uds. saben, es parecido a Sus discípulos hoy. Cuando Uds. se van a
casa, si el Señor Jesús se encuentra con nosotros esta noche, y hace algo
sobresaliente, algo como lo que hizo anoche, hacer que los paralíticos se
levanten y caminen, y demás cosas. ¿Ven? Ahora, si Él hiciera eso, o alguien
es salvo, o algo, entonces Uds. se irán a casa y quizás, la señora y su esposo,
los niños o así por el estilo, se sentarán y conversarán al respecto.
59
Eso es lo que estos discípulos, creo yo, estaban haciendo. Ellos estaban
hablando acerca de lo que habían visto que había acontecido. ¡Oh, ellos deben
haber estado regocijándose por eso! Y deben haber comentado acerca de Sus
hechos, de cómo es que Él era... había probado que Él era la Palabra de Dios
que había sido prometida. Miren, el Mesías, Él les había probado a ellos por
medio de Sus hechos, por medio de Su Palabra, por medio de Su acción, que
Él era el Ungido. Ahora, la palabra “ungido”, o mejor dicho, la—la—la
palabra Cristo quiere decir “Ungido”. Por lo tanto, habría Uno ungido por
encima de todos los profetas; pues, los profetas tuvieron una porción de Dios,
pero Él tuvo la plenitud de Dios. ¿Ven? Miren, así que el hombre sólo podía
tener una porción. Pero Él tuvo la plenitud de la Deidad, corporalmente.
Miren, ellos estaban hablando, y cómo eso probaba que Él lo era, porque por
la Palabra que ellos habían conocido, y le habían oído a Él explicar, les
probaba a ellos Quién era Él. ¡Oh, qué gran conversación debe haber sido esa
entre esos discípulos!
60
Uno de ellos diría: “Bueno, pues, nosotros sabemos. Nosotros estamos
satisfechos. Nosotros creemos que Él es ese Mesías”. Ahora fíjense, ellos
pensaron que Él no había captado eso; Él estaba allá en la parte posterior del
barco. Así que—así que ellos dijeron: “Él debe... nosotros sabemos que Él
debe ser el discípulo... que Él debe ser el Mesías ungido”.
61
Luego deben haber comentado sobre la actitud de la gente. Miren,
ellos deben haber dicho algo como esto: “Si nosotros podemos ver eso, aunque
somos gente sin educación, somos pescadores del lago aquí; y podemos ver y
saber, y leemos nuestras Escrituras y sabemos que Él encaja perfectamente en
ese cuadro, y sabemos que Él es el identificado por Dios, que Él es ese
Mesías. ¿Por qué no pueden los intelectuales ver eso? ¿Qué pasa con ellos,
que no pueden verlo?” Ellos comentaron sobre las actitudes. “Algunos de
ellos, algunas personas creyeron, y otras no”.
62
Bueno, es igual a como es hoy. Algunas personas le creerán a Él hoy, y
otras no. Pero Él... eso no lo hace a Él cambiar en lo absoluto, Él sigue siendo
el mismo. Eso no lo cambia a Él.
63
Algunas personas de aquel día, tal vez el comentario de ellos fue algo
así: “Saben, hoy hablé con un grupo de gente allá abajo, cuando nosotros... Él
transformó ese pez, multiplicó los panes y los peces. Yo estaba hablando con
algunos de ellos, y ellos dijeron: ‘Eso no pudo ser nada menos que Jehová,
pues Jehová fue el que hizo que cayera pan de los cielos para los hijos de
Israel’. Y ellos dijeron: “Jamás hombre alguno ha hablado como éste. Pues,
este Hombre tiene que ser el Mesías, porque nosotros sabemos que el Mesías
es un Profeta. Y todo lo que Él dice, la Palabra de Dios está con Él. Y todo lo
que Él dice tiene que acontecer. Y este Hombre es ese Mesías, porque todo lo
que Él dice, sucede”. ¡Amén! Me gusta eso.
64
Por esa razón es que yo tengo tanta confianza en Esto, porque Esto es
lo que Él dijo, y tiene que acontecer. Correcto. Él—Él lo dijo. Ésta es Su
Palabra. Todo lo que Él dice sucederá: “Todos los cielos y la tierra pasarán,
pero Mi Palabra no pasará”.
65
Y entonces algunos de ellos tomaron el lado negativo. Ellos, los
incrédulos, ellos dijeron: “Este Hombre sólo es un adivino. Miren, este
Hombre no puede hacer nada. Nosotros sabemos que Él simplemente es un—
un adivino”.
66
Miren, ellos sabían que Él tenía una vida misteriosa, porque podía
mirar directamente dentro del corazón de la gente y decirles exactamente lo
que estaban haciendo, lo que habían hecho, cuáles eran sus problemas, y lo
que sucedería. Y nunca falló. Sucedió exactamente de esa manera. Y eso
únicamente puede ser Dios.
67
Ahora, ningún... cualquier agorero o adivino puede venir por allí y
atinar un poco y dejarlo a Ud. a medio camino. Ese es el diablo. Cualquiera
sabe eso. Así que... Ud. no ha visto a un agorero o adivino por allí
manifestando la Palabra de Dios, ciertamente que no, ellos no hacen eso. Ellos
andan por allí recogiendo una ofrenda en algún lado, para—para—para
      engañarlo a Ud. Correcto. Y ellos viven cualquier clase de vida.
Este Hombre probó que Él era el Mesías.
68
Vean, los dos espíritus son tan parecidos que engañarán a los mismos
escogidos si fuera posible. Pero si ellos son escogidos, no los engañará. ¿Ven?
Pero son tan parecidos, y especialmente en estos últimos días, Jesús prometió
que así sería, los dos espíritus. Y cómo es que esto, del otro lado, en ambos
lados muy fuera del alcance.
69
En donde está la batalla, es allí mismo con satanás. No alguien que
besa a los niños, y—y sepulta a los muertos, y—y carga una navaja; sino
alguien con una espada de dos filos, allí mismo en el frente de la batalla. Ése
es el individuo, ¿ven? Eso es lo que cuenta. Allí es donde está el calor de la
batalla. Allí es donde está el enemigo.
70
Y allá atrás, pues, ellos no lo notan. Vean, Uds. no sufren ningún
reproche. No hay nada, solamente: “Doctor Fulano de tal, estamos muy
contentos de verle, nuestro reverendo, hermano, Doctor Fulano de tal santo
Padre divino”. ¿Ven? ¡Oh, hermanos!
Pero cuando Ud. está allí arriba: “Ese belcebú, ese diablo, ese
hipócrita, Él no es nada sino el diablo”. Comienza una discusión cada vez. Sí
señor. ¿Ven?
71
Allí es donde Él se encontraba parado. Y ellos supieron por medio de
eso, que allí estaba esa Palabra vindicada, probando que así era.
72
Y entonces, Uds. saben, pudo haber sido el joven Juan, quien no había
tenido su—su corazón tan marcado con tanta teología, él debió haber dicho
algo como esto: “¡Imagínense! Aquí mismo en la barca, Este que es
identificado por la Palabra de Jehová, que es el Siervo de Jehová, en Quien Él
tiene complacencia, está aquí mismo en la barca con nosotros. ¡Qué tremendo
sentir de seguridad!
73
¡Oh, si tan sólo nosotros pudiéramos captar esa visión esta noche! El
propio Jehová que hizo los cielos y la tierra está aquí en esta pequeña
embarcación nuestra, mientras que navegamos por el solemne mar de la vida.
Porque el Espíritu Santo es Jehová en forma de Espíritu en Uds. ¿Ven? Dios,
el Espíritu Santo es Dios Mismo dentro de Uds. Jesús dijo: “En aquél día
vosotros conoceréis que Yo estoy en el Padre, el Padre en Mí, Yo en... y
vosotros en Mí”. ¡Oh! ¡Oh, hermanos!
4
Entonces Dios... todo lo que Dios era, Él lo vació en Jesús; y todo lo
que Jesús era, Él lo vació en Su Iglesia, se dividió a Sí mismo en el Día de
Pentecostés. Esa Columna de Fuego descendió y se dividió en partes, la Gloria
Shekinah, y la puso en todos aquellos. Lenguas de Fuego fueron vistas sobre
cada uno; el Espíritu Santo, Dios, identificándose a Sí Mismo en seres
humanos. Amén.
75
¿Hablar de sublime gracia, cuán dulce el sonido? ¡Qué seguridad!
Cuán seguros nos sentimos, al saber que cuando estamos manejando por esas
autopistas, o lo que estemos haciendo, que Jesús está en el barco. Amén.
Aquel que puede obrar cualquier milagro, puede hacer cualquier cosa que Él
desee que se haga, y al hacerlo otra vez, se identifica a Sí mismo de manera
perfecta. Él está en nuestra pequeña barca a medida que vamos navegando por
el solemne mar de la vida. Así como Él fue en aquel entonces, también es
hoy. Qué sentir de seguridad, mientras navegamos por las aguas turbulentas de
la vida. Cuando este Mel Johnson, el hábil cantante, el pequeño sueco que
canta: “Cuando yo haya cruzado al otro lado del río del Jordán”. Imagínense,
cuando Uds. lleguen al río, Él estará allí. “No te dejaré ni te desampararé”.
¡Qué promesa!, navegando por estas aguas turbulentas.
76
Ellos estaban algo así como nosotros hoy, aquellos discípulos allá en la
barca esa noche, después del avivamiento, estaban gozándose con los
resultados.
77
Miren, quizás entre avivamientos ahora, estamos esperando por otro
movimiento, lo cual tiene que haber algo que haga que la Iglesia se junte.
Tendrá que haber alguna clase de apretura. Dios siempre lo hace de esa
manera, para hacer que Su pueblo se junte. Yo creo que ya se está formando,
lo que excluirá a todo lo que no esté de acuerdo con ellos, y entonces va hacer
que la Iglesia se junte. Estamos esperando que eso acontezca, y estamos
viviendo de los resultados del gran avivamiento que acabamos de pasar, y Él
está reposando.
78
Él estaba reposando en ese momento como lo hizo una vez que
completó Su obra en Génesis. La Biblia dice que: “Y al séptimo día, Dios
reposó de todas Sus obras”. Y miren, Jesús había completado ese día, y estaba
descansando de las obras que había hecho ese día, reposando para la—una
obra mayor que comenzaría al día siguiente. ¿Ven? Tomándose un descansito.
79
Y eso es lo que yo pienso que Él está haciendo ahora. En el pueblo ya
no hay esa emoción. Uno no ve el entusiasmo que una vez tuvimos hace como
diez o quince años cuando el avivamiento empezó, uno de los avivamientos de
más larga duración que hayamos tenido alguna vez. Y la historia muestra que
un avivamiento únicamente dura no más de tres años, cuando mucho. Y
nosotros tuvimos uno en este último día, por más o menos quince años, donde
fuegos de avivamiento ardieron por todo el—el mundo.
80
Pero ahora pareciera estar reposando. Nos estamos preguntando, cada
siervo lleno del Espíritu, y mirando hacia arriba: “Señor Jesús, yo sé que algo
va suceder. Siento la presión venir. Yo te amo, Señor. Y ahora, yo—yo quiero
verte en paz, Señor. Ayúdanos. Estamos esperando por Ti”. Esa es más o
menos la actitud.
81
De esa manera estaban aquellos discípulos comentando sobre lo que
habían visto, y entonces, de repente, surgieron las dificultades.
82
Ese es satanás. Él no dejará que Ud. descanse de eso por mucho
tiempo. Cuando Ud. empieza a hablar acerca del Señor Jesús, y acerca de Sus
obras, él va estar allí para interrumpir eso.
83
Entonces de repente, surgieron las dificultades. La barca empezó a
mecerse, las velas se volaron, los remos se quebraron, y el agua anegaba la
barca. ¡Las dificultades estaban a la mano! Vean, sucedió de repente. Se
habían perdido todas las esperanzas de supervivencia. Aunque ellos lo habían
visto a Él hacer tantas cosas; cuando surgieron las dificultades, ellos se
olvidaron de todo al respecto.
84
Miren, yo quiero preguntarles algo, como hermano. ¿No es esa más o
menos la actitud de la gente hoy en día? Nosotros venimos aquí a la iglesia, y
gritamos y alabamos a Dios, cuando nuestros hermanos y demás, hablan la
Palabra, y podemos oír las promesas. Sencillamente alabamos a Dios por lo
que Él ha hecho, escuchamos el testimonio de aquel diciendo: “Yo una vez
estaba ciego, mis ojos estaban ciegos, pero ahora veo”. Otro dice: “El doctor
me desahució, con cáncer, y en dos semanas, en dos días, o algo así, no había
un solo rastro de cáncer. Eso ya hace mucho tiempo. Todavía no pueden
encontrar nada”. “Yo me encontraba atado a una silla de ruedas, paralizado; y
ahora camino tan bien como cualquiera otra persona”. Nosotros oímos esos
testimonios.
85
Pero así como allá, dejen que el problema llegue a nuestra casita una
vez, y entonces olvidamos todo referente a la gloria que habíamos estado
disfrutando, todas aquellas grandes cosas; oh, porque ahora nos ha tocado a
nosotros. ¿Ven? Esas cosas suceden con un propósito, suceden para probarlos
a Uds. Miren, dificultades que nosotros no podemos remediar, parece como
que los doctores no pueden remediarlo, y no hay nada que pueda remediarlo.
86
Ellos trataron de halar las velas, pero el viento se las llevó. Trataron
con los remos, y se quebraron. Corrieron al centro de la barca, y esta se llenó
de agua. Vean, satanás estaba decidido a destruirlos. Miren, él pensaba que
tenía a Jesús dormido, alejado de ellos, y que entonces él podía caerles
encima.
87
Miren, de esa manera es hoy. Cuando satanás encuentra una
oportunidad, ahí viene. ¿Ven? Y Ud. va donde el doctor, y él dice: “No hay
nada que Ud. pueda hacer; está avanzado. ¿Quién...? Nosotros no tenemos
nada para un colapso nervioso. No tenemos nada para problemas mentales.
No, nosotros no podemos hacer nada. ¿Artritis? No, nosotros no podemos
hacer nada por eso. Quizás podamos darle cortisona, pero eso le matará, así
que no tenemos nada para eso. ¿Leucemia? No podemos hacer nada al
respecto”. Vea, entonces Ud. se atribula todo.
88
Pero, recuerde, ¿no ha sanado Él leucemia? ¿No ha sanado Él cáncer?
¿No ha hecho Él todo bien? ¿No ha cumplido Él Su Palabra? Vean, nosotros
nos angustiamos cuando la dificultad llega a nuestro pequeño barco. Esta
pequeña barca en la que estamos navegando es frágil de todos modos, se llena
de dudas, mundo.
89
Noten: dificultades que ellos no podían remediar, entonces entró el
temor, así como es hoy. Nosotros tenemos temores aun en los problemas
nacionales. Tenemos temores en los problemas de la iglesia. Tenemos temores
por todos lados, en todas partes. Miren, decimos: “Bueno, ahora, ¿qué
podemos hacer al respecto?” Si tan sólo pudiéramos recordar que Él está en la
barca. ¿Ven? Ud. dice: “Pero ¿está...? Sí. “¿Está Él en la barca?”
90
Miren, Esto es Él: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con
Dios, y el Verbo era Dios”. Y el Verbo es “el mismo ayer, hoy, y por los
siglos”. ¡Todavía es cuestión de simplemente tomar Esto! Es el remedio. Es la
medicina. Es la cura para toda crisis. Es el—es la cura para todo cáncer. Es la
cura para todo achaque. Es Dios manifestado en una Palabra. “La Palabra es
Dios”. Jesús dijo que “es una Simiente”. Si la Simiente es sembrada en la
clase correcta de suelo, crecerá exactamente lo que es, y producirá cada
promesa. Nosotros olvidamos todo al respecto, pero sepamos que Él está en la
barca.
91
Ellos debieron haber sabido que Él sabía que eso iba a suceder. ¿Creen
Uds. eso? [La congregación dice: “Amén”.—Ed.] Ciertamente, Él lo sabía. Él
supo todo el tiempo que eso iba a suceder. ¿Por qué? Él sólo lo hizo para
probar, para poner a prueba la fe de ellos.
92
Y a veces Él hace la misma cosa con Ud. y conmigo, permite que
cosas sucedan sólo para ver lo que nosotros haremos al respecto. ¿Creen Uds.
eso? [La congregación dice: “Amén”.—Ed.] La Escritura dice que: “Todo hijo
que a Dios se allega, tiene que ser puesto a prueba, castigado, probado”.
Satanás hará que Ud. pruebe cada pulgada de terreno que Ud. reclame;
ciertamente él lo hará. Así que, a veces Dios permite que esas cosas sucedan.
93
Ahora recuerden, ellos estaban todos perturbados. Todas las
esperanzas se habían perdido. La barca estaba...Las velas, con lo que ellos
estaban acostumbrados a navegar, habían desaparecido. Los remos, con lo que
ellos habían—habían remado, estaban rotos. La olas habían trastornado e
inclinado la barca, y así sucesivamente. Todas las esperanzas se habían
perdido. Y sin embargo, allí con ellos, acostado en la barca, estaba Aquel que
había probado ser el Creador de los cielos y la tierra. Amén. Él había probado
lo que Él era por medio de señales y maravillas que... Dios había tomado Su
Palabra de lo que Él dijo que Su Mesías haría, y había vindicado a ese Hombre
ser Su Mesías. Y Él estaba acostado en la parte de atrás de la barca, frente a
ellos, y sin embargo ellos estaban muertos de miedo.
94
¡Gloria! Me siento como un... lo que Uds. piensan que soy: “un santo
rodador”. Bien, fíjense ahora que cuando... Sé que eso no suena muy propio
de un caballero, pero decirlo me hace sentir bien de todas formas. ¿Ven?
95
Así que fíjense en eso, su—su ayuda estaba allí mismo, y ellos se
habían olvidado completamente acerca de ello. Jesús había probado ser el
mismísimo Dios que pudo crear pan, el día antes de eso, el mismo día, crear
peces. Probó que Él era el Creador, y ellos aún estaban dudando. [Espacio en
blanco en la cinta.—Ed.]
96
Jesús dijo: “Si—si Yo no hago aquellas cosas que están escritas de Mí,
entonces no me creáis; mas si hago las cosas que están escritas de Mí, ellas
testifican y les dicen a Uds. quién soy Yo”. ¡Oh, hermanos!
97
Si Ud. reclama ser un Cristiano, la Biblia le dice aquí a Ud. lo que
debería ser un Cristiano. Marcos 16 le dirá a Ud. si es creyente, o no, (¿ve?), le
dice a Ud. lo que debería ser.
98
Jesús dijo: “¿Quién de vosotros me puede redargüir de pecado?”
Pecado es incredulidad. “¿Acaso no les he probado con exactitud lo que Yo
debo ser?”
99
Todo gran mensajero así de esa manera nos ha sido predicho en la
Biblia. Siempre podemos hallar el lugar para eso en la Escritura. Es por eso
que el Espíritu Santo hoy nos ha sido predicho en la Biblia, y nosotros
sabemos que Él está aquí. Y lo sabemos por una vindicación Escritural de lo
   que Él es. Lo hemos visto cómo actuó en Cristo, y vemos cómo actúa el día de
        hoy. ¿Ven?, sabemos que es el Espíritu Santo o no, porque manifiesta y
         vindica la Palabra de Dios, la hace vivir.
00
Ahora: “Ellas son las que dan testimonio de Mí. Escudriñad las
Escrituras, porque Ellas os dicen Quién soy Yo”. Ellos debieron haber sabido
eso, que Él era el mismo Dios que pudo crear pan, y que también había creado
los vientos y las olas. Ciertamente que sí. Él no es solamente parte Dios; Él es
todo Dios. Él creó los vientos y las olas. Si—si otras cosas tuvieron que
obedecerle, y Él era el Creador, ¿no tendrían los vientos y las olas que
obedecerle también? Amén.
101
Fíjense, recordemos que Él también creó nuestros cuerpos. Y ¿no
tendrán nuestros cuerpos que obedecerle a Él? Amén. Rindan sus
pensamientos a Él, rindan su vida a Él, rindan su fe a Él, y observen a ese
cuerpo obedecer lo que Él dice. Si Ud. es un borracho y no puede—no puede
dejar la bebida, rinda esa vida a Él y, (observe), Ud. no beberá más. Si Ud. es
un fumador habitual, y ha intentado dejarlo y no puede hacerlo, simplemente
rinda eso a Él y observe lo que sucederá. Él hará que ese cuerpo se sujete a la
Palabra. Sí señor. Pero Ud. tiene que entregárselo a Él. Ud. tiene que creerle.
Él creó nuestros cuerpos; ellos obedecen a Su voluntad también. ¿Creen Uds.
eso? [La congregación dice: “Amén”.—Ed.] Si Uds. son Cristianos, tienen que
creerlo.
102
Uds. dirán: “¿Él hace que nuestros cuerpos obedezcan? Oh, yo creo
que nosotros tenemos control sobre eso”. Entonces Uds.—Uds. no están
rendidos completamente.
103
Pues, Uds. no se pertenecen a Uds. mismos; Uds. están muertos. “Ud.
mismo ha muerto, y su vida está escondida con Cristo en Dios, y sellada por el
Espíritu Santo”. ¿Cómo va Ud. a escapar de eso? Yo pienso que nosotros
necesitamos un avivamiento. “Nuestras vidas han muerto”. Nosotros hemos
muerto a nuestros propios pensamientos. Uno piensa pensamientos puros.
Esos pensamientos mundanos que lo desvían a uno, uno ha muerto a eso. “Y
vuestra vida está escondida con Cristo en Dios, y está sellada con el Espíritu
Santo”. ¡Qué posición! ¡Qué seguridad! ¡Oh, vaya! ¿Hasta cuándo? ¿Hasta el
próximo avivamiento? “Hasta el día de vuestra redención” Efesios 4:30: “No
contristéis al Espíritu de Dios, con el cual fuisteis sellados hasta el día de
vuestra redención”. ¡Qué sentir de seguridad!, al saber y observar al Espíritu
Santo cambiar la naturaleza suya de ser una persona vil. Amén. Entonces
sabemos que hemos pasado de muerte a Vida; vemos al Espíritu Santo
viviendo dentro de nosotros, Su Vida.104
Pablo dijo: “La vida que una vez viví, ya no la vivo. ¡Oh, ya no vivo
yo, mas vive Cristo en mí!” Así es, él había pasado de muerte a Vida, y Cristo
estaba viviendo dentro de él. ¡A salvo y seguro! Cristo era el que estaba
guiando el barco; Pablo simplemente tenía que quedarse quieto y obedecerlo a
Él.
105
Fíjense, Dios hará que nuestros cuerpos le obedezcan tanto a Él, a tal
grado que Él dijo en San Juan capítulo 6: “El que come Mi carne y bebe Mi
Sangre, tiene Vida Eterna, y Yo le resucitaré en el día postrero”. Piensen en
eso, nuestros cuerpos obedecen cuando ya no tengamos más control sobre él, y
vuelva a ser una cucharada de polvo, pues Dios le hablará a ese cuerpo y éste
se levantará de nuevo a la semejanza del Jesucristo resucitado. ¿Por qué está
Ud. preocupándose por esto? Si está en las manos de Dios, déjelo que se vaya,
amén, pues Él lo levantará en el día postrero. Él prometió hacerlo, eso es ASÍ
DICE EL SEÑOR. Está escrito en Su Palabra. Entonces ¿por qué tiene Ud.
miedo de esto, de esta vieja barca? Él está en ella.
106
Y si Él no está, no se vaya esta noche hasta que Él entre. Es una cosa
peligrosa tratar de navegar sin Él. Ud. se hundirá, seguro.
107
Pero Ud. no puede hundirse. Si se hunde, Él volverá a levantarlo, así
que ¿qué importa? La Vida Eterna, el Dios que puede hacer que toda la
creación le obedezca. Oh, me encanta ese canto antiguo de la iglesia:
Los vientos y las olas obedecen
a Su voluntad.
¡Calla, enmudece! ¡Calla, enmudece!
108
Todo tienen que obedecerle. Toda la naturaleza tiene que obedecerle.
Él es el Creador de la naturaleza. Amén.
109
Después que los discí-... discípulos se dieron cuenta que estaban en el
fin, algo debe haber despertado en ellos. Una vez que se dieron cuenta que no
podían hacer nada al respecto, algo debe haber despertado en ellos: “¡Oigan,
nosotros estamos en una situación terrible aquí! Oh, voy a morir. Yo no quiero
ahogarme. Esto...”
110
Uno de ellos debe haber dicho: “¡Esperen un momento, esperen un
momento! ¿Se les ha ocurrido que Él está acostado allí mismo? Miren,
nosotros hemos estado hablando todos acerca de Él, testificando de Él, de las
grandes obras, y diciendo que Él es el Mesías, y aquí está Él aquí mismo con
nosotros”. ¡Oh! ¡Oh! ¡Gloria! ¡Oh, qué tremendo sentir!
111
¿Alguna vez pensaron que estaban al final del camino? Hace como
ocho meses cuando vi una visión allá en casa, y Uds. saben al respecto:
Señores, ¿Qué Hora Es? Cuando yo vi eso, escuché esa explosión detonar en
la visión, vi que siete Ángeles vinieron y me agarraron. Yo les dije a todos:
“Este probablemente sea el final del camino”. Fui donde estaba mi esposa y le
dije: “Cariño, este tal vez sea mi fin. Yo no sé”. ¿Cuántos han oído la cinta?
Bueno, seguro, Uds. lo saben. ¿Ven? Yo dije: “Es ASÍ DICE EL SEÑOR.
Algo que yo no sé está por suceder”. Y entonces fui donde ella estaba, y le
dije: “Mira, mi amor, te diré lo que quiero que hagas. Si este es mi fin, Dios
ha mostrado una visión”.
112
Él no siempre le dice a uno qué es. Él no le dijo a los—a los profetas
del Antiguo Testamento, o del Nuevo Testamento, lo que era muchas veces, a
menos que Él quisiera que ellos supieran; ellos simplemente escribían,
(¿ven?), así que no era negocio de ellos. Era Dios haciendo algo.
113
Si Dios no hubiera venido a la escena, quinces minutos antes de que
yo me fuera, la otra mañana, esta iglesia no hubiese estado aquí sino un poco
más de tiempo. Pregúntenla al hermano Carlson. Si el Señor no me hubiera
hablado quince minutos antes de que yo vinera para acá, (yo diría), en el
Nombre del Señor, esta iglesia no hubiese existido hace seis meses a partir de
ahora. Uds. estarían como ovejas descarriadas. Pero el Señor Dios en Su
misericordia me habló, sin saber yo nada al respecto, y vine y le dije al
hermano Carson. Y de repente allí se develó la cosa, y ahí estaba. Miren, aquí
está el hermano Carlson. ¿Ven?
114
Oh, yo estoy tan contento de que, en el tiempo de dificultades, Él está
en la barca. Amén.
115
¡Cuán bendito es el Nombre del Señor! Ojalá yo tuviese palabras,
tuviese el vocabulario, alguna clase de palabra con la que pudiese expresar lo
que Él significa para nosotros. No obstante, no hay palabras. Nosotros... Él,
Él... El—el profeta dijo que: “Él es el Consejero, Príncipe de Paz, Dios
Fuerte, Padre Eterno”, y luego se le acabaron las palabras, y él dijo: “Él es
admirable”. Él ya no tenía más títulos que darle. “Consejero, Príncipe de Paz,
Dios Fuerte, Padre Eterno, y Admirable”. Amén. ¡Oh, cuánto alabamos a ese
gran y poderoso Señor Dios Jehová!
116
En medio de idolatría, en medio de mundanalidad, en medio de toda
clase de confusiones y enredos, aún lo tenemos a Él en la barca. Oh, en este
día, en este día cuando la religión no sabe en qué dirección ir; oh, qué feliz
estoy al saber que ese mismo Dios, con la misma Gloria Shekinah, el mismo
ayer, hoy, y por los siglos, está en la barca, sabiendo que tengo que encarar (si
Él tarda) el valle de sombra de muerte. Con razón David exclamó: “¡No
temeré mal alguno, pues Tú estás en la barca!” Amén.
117
Oh, cómo podían ellos ver esto, había tanto que habían visto, que no
pudieron expresarlo todo, de lo que habían visto. Miren, ellos se dieron cuenta
que Él estaba acostado allí cerca de ellos.
118
Miren, Él está más cerca de Uds. de lo que estaba en aquel entonces.
¿Es correcto eso? [La congregación dice: “Amén”.—Ed.] “Yo estoy con
vosotros ahora, pero estaré en vosotros. Un poco y el mundo no me verá más,
pero vosotros me veréis; porque estaré con vosotros, y en vosotros, hasta el fin
del mundo”.
119
“Hermano Branham ¿puedo yo descansar seguro en Esto?” ¡Jesús así
lo dijo! “¿Cómo lo sabré?”
120
“Las obras que Yo hago, vosotros también las haréis”. Allí lo tienen.
¿Lo creen? [La congregación dice: “Amén”.—Ed.] Muy bien: “¡El mismo
ayer, hoy, y por los siglos!”
121
Yo creo que es tiempo, cuando vienen las dificultades, que le digamos
a esos discípulos que deben haber dicho: “Vayamos a despertarlo. Vayamos a
llamarlo. Llamémoslo a la escena”. Oh, mi amado hermano, mi amada
hermana, yo los amo a Uds. Y recuerden, yo les estoy diciendo la Verdad. Si
Uds. tienen dificultades en esta noche, Él está justo a la mano. Él puede ser
llamado a la escena, con sólo Ud. mover sus labios. Él vendrá a la escena.
Amén. ¡Llamen a Jesús a la escena! Despierten a Jesús, pues le tenemos con
nosotros, y Él es el mismo ayer, hoy, y por los siglos.
122
Ellos habían visto la Palabra Escritural de Dios vindicada por Él,
(igual nosotros), y no era difícil llamarlo a Él a la escena. Él simplemente
estaba allí esperando que ellos lo llamaran.
123
Ahora, yo me pregunto en esta noche si ¿acaso no está Él allí en su
corazón, esperando que Ud. lo llame? Correcto. ¡Oh, yo amo eso!
124
Hoy la gente dice: “Bueno, mire, si nosotros tan sólo pudiéramos estar
seguros”. Les oímos decir, dicen: “Esto es eso, y esto es aquello”.
125
Pero Esto es Aquello. Esto es Aquello. Miren, Esto es lo que Él dijo,
Esto es Su Palabra. Él y Su Palabra son lo mismo. Dejen que Su Palabra lo
identifique a Él.
126
De esa manera fue que Él dijo que podía probar que era Dios, porque
las obras que Dios le dio que hiciera eran hechas por Él. “Si Yo no hago las
obras de Mi padre, entonces no me creáis”. ¿Ven? Así es como se le
    identificaba a Él.
127
Y así es como se le identifica a Ud. Si Ud. dice que es Cristiano, y
la—la identificación de un Cristiano, (de un Cristiano de la Biblia), no es
hecha en Ud., entonces algo anda mal. Vean: “Estas señales seguirán a los que
creen”. Sí señor. No “quizás seguirán”. ¡Seguirán!
128
Si tan sólo pudiéramos darnos cuenta que Él está aquí con nosotros, el
mismo ayer, hoy, y por los siglos. “He aquí Yo estoy contigo siempre. No te
dejaré, ni te desampararé. Yo estoy contigo hasta el fin del mundo”, capítulo
24. “No te dejaré”, dijo Él otra vez. ¡Oh! Nuevamente: “No te dejaré, ni te
desampararé”. Yo estaba mirando las Escrituras que tenía anotadas aquí
referente a eso.
129
¿Cómo podemos estar seguros? Por medio de Su Palabra vindicada.
Él ahora está esperando que Ud. lo llame a la escena, para ser probado, así que
vayamos y despertemos a Cristo en nuestras vidas.
130
¿Cómo despiertan Uds. a Cristo? Creyendo Su Palabra. Fe lo trae a Él
a la escena. Eso es lo que lo trae a Él a la escena, fe. Entonces, llámenlo para
que Él confirme Su Palabra. Y no duden en temor; no hagan eso. Sólo créanle
así como está escrito, y permitan que sea hecho, y Dios les probará a Uds. que
Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos.
Nosotros adoramos a un Dios invisible.
131
Si un hombre caminara sobre esta plataforma esta noche con
cicatrices de clavos en las manos, y marcas de espinas por aquí, eso no sería
Dios. Hemos tenido tanto de eso en los últimos días. ¿Ven? Pues, cualquier
hipócrita pudiera hacer eso. Vean, cualquier personificador, impostor, pudiera
hacer eso. Pero de la única forma que Ud. reconocería a Jesús es por medio de
Sus obras. Y ese hombre estaría tratando de hacerse Jesús; pero Jesús no será
visto en esa clase de cuerpo hasta que nosotros lo veamos a Él viniendo.
“Habrían falsos cristos que se levantarían en los últimos días, dijo Él, “y
mostrarían grandes maravillas, grande señales”, pero aun así eso no es.
132
“Porque como el relámpago que sale por el este, y se muestra hasta el
occidente, así será la venida del Hijo del hombre.
133
Pero ¿cómo hemos de saber entonces que Él está con nosotros, en
el... en qué forma? No por medio de conceptos intelectuales; eso no prueba
sus vidas. No es por decir: “Yo creo”. Eso no lo hace. Tiene que haber algo
que suceda dentro de Ud., que, el Espíritu Santo Mismo, esa es la vindicación
de Dios.
134

Y si Ud. dice que tiene el Espíritu Santo, y entonces no cree cada
 Palabra aquí dentro, algo anda mal con el espíritu que Ud. tiene. El Espíritu
    Santo escribió la Biblia, y Él no puede decir: “Yo mentí ahí. Yo no quise decir
          Eso”. Él no es así; Él es perfecto.
135
Fíjense, ¿cómo es Él identificado, cómo podría Él...? Si la Biblia dice
en Colosenses 1:15, que nosotros—nosotros somos... nosotros adoramos a un
“Dios invisible”. Dios es invisible. ¿Creen Uds. eso? [La congregación dice:
“Amén”.—Ed.] Entonces esta persona viniendo por aquí con marcas de
clavos, y humo, y sangre, y todo lo demás, eso no lo haría a él Dios. Nosotros
adoramos a un Dios invisible. Él siempre ha sido invisible hasta que se
identificó a Sí mismo en Jesucristo. ¿Es correcto eso? [“Amén”.]
136
Ahora, el Dios invisible se identifica a Sí mismo en Uds. ¿Ven? Uds.
son Su templo. Vosotros sois... “Vuestro cuerpo es el templo del Espíritu
Santo”. Así lo dice la Escritura.
137
La Columna de Fuego que Moisés vio no era el Dios invisible. Esa
Columna de Fuego era la Gloria Shekinah que representaba que el Dios
invisible estaba a la mano.
138
Cuando Juan bautizó a Jesús, el Hijo de Dios; Dios, (el Dios invisible)
descendió en la forma de una Luz, en forma de una paloma navegando por el
aire, el Dios invisible identificado en la Gloria Shekinah.
139
Ese mismo Dios invisible se identificó a Sí mismo en la Columna de
Fuego, una Gloria Shekinah, cuando ellos dedicaron el templo en el tiempo de
Salomón. Vino y entró... La Columna de Fuego entró detrás de las cortinas,
sobre el lugar Santísimo. La Gloria Shekinah fue identificada.
140
Ahora, cuando Pablo iba camino a Damasco, el Jesucristo invisible se
le manifestó a Pablo en la forma de la Gloria Shekinah, una Luz que cegó los
ojos de ese pecador. Amén.
141
Esa misma Gloria Shekinah está aquí esta noche, el mismo ayer, hoy,
y por los siglos, representando a un Dios invisible, confirmando Sus Palabras
con las mismas señales que Él prometió que se harían. Él ha sido llamado a la
escena.
142
Ahora, ¿puede Ud. llamarlo a Él a que entre en su vida, y decir:
“Señor Jesús, yo lo acepto a Él, te tomo a Ti en Tu Palabra. Yo creo que Tú
estás aquí. Yo creo que Tú estás aquí en esta noche para ayudarme. Yo te
quiero en mi barca. Yo quiero que Tú, el gran Espíritu Santo, vengas a mí. Yo
estoy en dificultades. Estoy enfermo. Soy un pecador. Yo—yo quiero que
vengas a mí, quiero que me ayudes. Sé que Tú estás allí, esperando ser... que
      yo te llame. Y voy a llamarte con todo mi corazón?”
43
Ahora, inclinemos nuestros rostros mientras hacemos eso. Sean
reverentes. Oren como nunca antes.
144
Todos deténganse por un momento y piensen. ¿Quién es Ud.? ¿Qué es
Ud.? ¿De dónde vino Ud., y adónde va? Si Ud. fuera un pecador aquí esta
noche que no conoce a Cristo, y quisiera que Él viniera a su barca en esta
noche y le ayudara a través de las aguas turbulentas, y Ud. quiere ser
recordado en oración, levantaría su mano? Dios le bendiga. Dios le bendiga, a
Ud., a Ud., a Ud., por todo el edificio.
145
¿No recordará Ud. ahora, cuando yo ore por Ud., que Ud.
simplemente abrirá su corazón? Eso es todo lo que se requiere. Simplemente
confiese, diga: “Señor, yo estoy mal. Yo quiero que Tú te acuerdes de mí”.
146
Señor Dios, Tú has visto esas manos. Esa gente, yo creo, Padre... Yo
estoy—yo estoy parado aquí entre la Vida y la muerte, por ellos. Y comprendo
que en Día del juicio, yo voy a tener que dar cuenta por lo que hago en este
momento. Y estoy pidiendo en oración por ellos, Señor, que la gran Gloria
Shekinah de Dios aparezca a ellos en esta hora. Nunca los dejará el resto de
sus vidas. Y a través de toda la vida, en cada pequeña dificultad, que esa
Gloria Shekinah esté presente, y sepan que Ella puede ser llamada a la escena
a cualquier hora.
147
Padre, dice en las Escrituras, que: “Ellos te tomaron, como estabas, y
te metieron en la barca”.
148
Señor Jesús, Tú eres Espíritu en esta noche, aquí en la forma y
Nombre del Espíritu Santo. Oh Dios, por fe te recibimos como estás dentro de
nuestra barca, Padre. Ayúdanos, Dios. Permite que la Gloria Shekinah
aparezca a nosotros y nos dé paz.
149
Yo no sé qué otra cosa hacer, Señor, sino decir esto que Tú dijiste:
“Ninguno puede venir a Mí a menos que Mi Padre le traiga primero, y todo lo
que el Padre me ha dado vendrá a Mí”. Y estas manos levantadas, lo cual creo
yo que fueron sinceros, los que levantaron sus manos a Ti. Yo ruego, Señor
Jesús, entonces... como Tu siervo, yo los entrego a Ti, como los trofeos de
esta reunión aquí en Chicago.
150
¡Ordenándole al diablo que no vuelva a tocarlos! Ellos son propiedad
de Dios. Quita tus manos, satanás, hasta que ellos estén plenamente
establecidos y sepan cómo comportarse y resistir al enemigo. Yo le ordeno al
enemigo, por medio de Jesucristo, que se aleje de ellos.
151
Que el amoroso Espíritu Santo los tome, y los guíe al bautismo en
agua, y al bautismo del Espíritu Santo, sellándolos entonces en el Reino de
Dios hasta la Venida y la aparición del cuerpo visible del Señor Jesús para
arrebatar a Su Novia. Ellos son Tuyos, Padre. Que el gran Dios de la Gloria
Shekinah esté con ellos hoy y por siempre jamás. Lo pido en el Nombre de
Jesucristo. Amén.
152
Miren, sólo un momento. Eso es lo primero que se tiene que hacer.
Ahora, la segunda cosa que se tiene que hacer, si Ud. lo ha aceptado a Él, es
testificarlo, pues Él es el Sumo Sacerdote de vuestra confesión. Él no puede
ayudarlo a Ud., hasta que Ud. primero, por fe, lo acepte a Él y—y testifique
públicamente que Él es su Salvador. Él... si Ud. testifica de Él aquí... Si Ud.
se avergüenza de Él aquí, Él se avergonzará de Ud. Allá. Si Ud. no se
avergüenza de Él aquí, Él entonces no se avergonzará de Ud. Allá. Yo pienso
que en la clausura de esta reunión, cada una de estas personas que han
aceptado a Cristo como su Salvador, deberían venir a esta plataforma y
expresar lo que Dios ha hecho en sus corazones.
153
Miren: “Él herido fue por nuestras rebeliones, fue molido por nuestros
pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él; y por Su llaga fuimos nosotros
curados”.
154
Ahora bien, no hay tarjetas de oración. La gente... la otra noche
oramos por los enfermos, pero me siendo constreñido a hacer esto. ¿Cuántas
personas enfermas hay aquí? Levanten las manos. Uds. que están enfermos y
necesitados. Dios sabe quién es Ud. Sólo tengan fe.
155
Ahora, que nadie se mueva, de...durante—durante los próximos
minutos. Esto es algo muy grande. ¡Es tan grande!
156
Así que si hay un incrédulo aquí que no cree en ello, yo le reto, en el
Nombre de Jesucristo, a que venga acá y lo haga. Si Ud. sabe de alguna otra
forma aparte de la Palabra de Dios y—y lo que esto es, la Palabra de Dios, yo
quiero verlo ser hecho. Entonces, si Ud. no puede, entonces créalo.
157
Ahora, toda persona aquí mire directo hacia acá; o, mire hacia arriba,
así es mejor. Me temo que atraiga la atención de Uds. hacia algo que no
debería. Como dijeron Pedro y Juan: “Míranos”. No quiero decirlo de esa
manera. Vamos a... miremos hacia arriba.
158
Y citaré otra Escritura. “Él es el Sumo Sacerdote de nuestra
confesión”, sabemos eso, “y Él es también un Sumo Sacerdote que puede
compadecerse de nuestras debilidades”. ¿Es correcto eso? [La congregación
dice: “Amén”.—Ed.]
159
Miren, voy a mirar para ver a quién veo que yo conozca, porque tengo
gente aquí, sentadas aquí, que son de allá del tabernáculo. Y uno de ellos que
acabo de reconocer, es... ella asiste allá, es la señora... Su nombre era
Griffith. Se me olvida su nombre ahora. Es la hermana Rosella aquí, ella y su
madre están sentadas aquí. La alcohólica de Chicago, y el Señor la sanó en la
reunión. Casi todos Uds. conocen a Rosella aquí; las misiones, y demás,
adonde ella ha ido testificando. Una completa alcohólica, y ahora es una
Cristiana adorable, y fue llamada precisamente por la misma Gloria Shekinah.
También es duradero, ¿no es así, Rosella? [La hermana Rosella dice:
“Amén”.—Ed.]
160
Y miren, estoy mirando alrededor otra vez. No estoy seguro, pero creo
que conozco a esta dama allí sentada, justo allí, la segunda mujer, justo allí, la
que tiene las manos sobre la boca. No recuerdo su nombre. Sí, Ud. ¿No asiste
Ud. al tabernáculo? ¿Es la señora Peckinpaugh? ¿Correcto? Esa es quien
pensé que era. Muy bien.
161
Y luego justo... la tercera mujer allí atrás, es la señora Way, la esposa
de este hombre que cayó muerto en la iglesia el otro día, con un ataque al
corazón, y que fue llamado de nuevo a la vida, sentado aquí.
162
¿Alguna vez han visto a alguien que haya sido levantado de los
muertos? Si no lo han visto, levanten las manos, los que nunca han visto que
alguien se haya levantado de los muertos. Póngase de pie, señor Way. [La
congregación se regocija—Ed.]
163
Yo estaba predicando así como ahora, la Gloria Shekinah estaba
presente, y de repente, cayó con un ataque al corazón, los ojos se le fueron
hacia atrás. Miren, Uds. pueden cerrar los ojos, pero no pueden voltear los
ojos hacia atrás. Su esposa allí ha sido una enfermera graduada por muchos
años, ella gritó cuando le tocó el corazón y se dio cuenta que él estaba
muerto. Yo calmé a la audiencia y bajé. Yo había estado predicando. Puse mis
manos sobre él, y palpé. Levanté la mirada hacia ella, y ella dijo: “Él está
muerto”. Le examiné los ojos, y vi sus ojos... la parte de atrás aquí, la parte de
la piel, estaba volteada así hacia atrás. Él no tenía más pulso de lo que esto
tiene.
164
Yo dije: “Señor Jesús”, y Él vino a la escena.
165

Puse mi mano sobre él. Y él dijo, trató de decir: “Hermano
Branham...” Él estaba tan débil que no podía hacer...Y aquí está él esta noche
como un trofeo de la gracia de Dios.
166

Ahora, esos son, cuando menos, cinco o seis casos definidos de estar
muerto, algunas veces durante seis u ocho horas, y han vuelto a la vida, por la
Presencia de Jesucristo, mediante la oración.
167
No estoy muy seguro de una damita sentada allí, yo creo que ella es
una. No sé. Yo no sé cuál es tu nombre, pero te conozco. ¿Cierto?
168
Y luego el hermano Brown, creo que así es, si no me equivoco,
sentado... ¿Es ése el hermano Brown? No, creo que no es. Lo siento. Muy
bien, creo que esos son todos.
169
Uds. oren ahora, digan: “Señor Jesús, permíteme tocar Tu manto, Tú
eres un Sumo Sacerdote. Y yo—yo sé que el hermano Branham... que él no
me conoce, él no sabe nada acerca de mí. Pero Tú sí me conoces. Y si tan sólo
dejas que toque Tu manto, yo—yo quiero ser sano”. Miren, Uds. oren de esa
manera.
170
Y yo le voy a pedir esto a Dios: Señor Jesús, en la clausura de esta
reunión esta noche quizás hay gente, desconocidos en nuestros medios, y tal
vez ellos no entienden, pero hazles saber que el Mensaje es la verdad. Ven,
Señor Jesús, y concédenos esto. Y que nosotros podamos rendirnos en
unanimidad, para que el incrédulo o estos Cristianos recién nacidos puedan
ver que la Gloria Shekinah de Dios está aquí en este momento, la cual ha sido
identificada por una fotografía, y también por la ciencia, en las iglesias
alrededor del mundo. Tú eres el mismo ayer, hoy, y por los siglos. Nosotros te
creemos.
171
Permite que el Señor Jesús... [Una hermana empieza a hablar en otra
lengua. Espacio en blanco en la cinta—Ed.] ¡Alabado sea el Señor! Miren, yo
creo que eso es verdad.
172
Miren, dejen a alguien pasar por esta sección de aquí, y luego
entraremos por acá, y así sucesivamente, dando la vuelta. Y Uds.
simplemente crean que... Miren, que nadie se esté moviendo. Sean muy
reverentes.
173
Ahora, yo no digo que Él lo hará. Estoy confiando que sí. Pero si Él lo
hace, ¿no será eso una vindicación de esta Palabra, de que Él es el mismo
ayer, hoy, y por los siglos? ¿No fue así como Uds. sabían que Él era el Mesías
en el principio? Entonces Él está identificándose a Sí mismo en Su iglesia,
esta noche, de que Él es el mismo Mesías, si Uds. tan sólo creen.
174
Miren, simplemente oren. Tengo que consagrar una dirección—
concentrarme, mejor dicho, en una sola dirección, sólo mirar a la gente y ver.
Yo—yo...
175
Sí, gracias a Dios, aquí está. En el Nombre de Jesucristo, yo tomo a
todo espíritu aquí bajo mi control, para la gloria de Dios. Miren, Uds. saben lo
que eso significa. Sean reverentes.
176
Esa Luz está sobre una mujercita sentada justo allí atrás, una mujer
joven, que tiene puesto un vestido rosado. Ella está orando por su esposo. Él
está descarriado, sentado atrás junto a un poste. Él lo creerá, acéptelo, y Dios
obrará ese milagro para Ud. si Ud. lo cree.
177
La dama sentada junto a Ud. se está preguntando acerca de su
esposo... No, es su hermano que va a ser ingresado al hospital, mañana, el
Hospital de Veteranos. Si Ud. cree también, obrará para Ud. también, si puede
creerlo.
178
Aquí está un hombre. El Señor le bendiga. Simplemente acéptelo.
Puede recibir lo que pide.
179
Hay un hombre que ha sido operado, debido al cáncer, sentado acá. Si
Ud. cree, Dios le sanará. ¿Lo cree? Señor WilCox, póngase de pie, acepte su
sanidad. El Padre Celestial sabe que yo no había visto a ese hombre nunca en
mi vida. Eso es correcto. No se preocupe, señor. Nosotros somos
desconocidos; mueva su mano el uno al otro. Correcto.
180
¿Qué es eso? La Gloria Shekinah; Jesucristo el mismo ayer, hoy, y
por los siglos.
181
Hay una dama de color aquí con una hernia, complicaciones. Señora
Burnet, ¿cree Ud. que Jesucristo la sanará? Entonces puede recibirla. Amén.
Nunca en mi vida había visto a esa mujer.
182
Hay un asma, sentado allí atrás, sufriendo, ése hombre mirándome
directamente. Oh, si yo puedo estar... El Señor me dirá quién es...Señor
McGill, póngase de pie y acepte su sanidad, en el Nombre de Jesucristo.
Nunca en mi vida había visto a ese hombre. El Dios Todopoderoso lo sabe.
183
Otro aquí. Aquí está un hombre por acá, que tiene un coágulo de
sangre justo alrededor del corazón, sentado allí en la fila de atrás. ¿Cree Ud.
que el Dios Todopoderoso puede sanarle y hacer que esté bien? Es la única
esperanza que Ud. tiene, de vida.
184
Ése hombre sentado allí abajo justo al final está orando por un hombre
que está en Noruega, orando por su amigo. Él mismo está sufriendo de un
problema en la espalda. Eso es verdad, ¿no es así? Levante la mano. Así es,
Ud. puede recibir lo que desea.
185
¡Llámenlo! Él está aquí. Él está en la barca. ¿Le creen Uds.? [La
congregación se regocija—Ed.]
186
Pónganse de pie, entonces, y digan: “Señor Jesús, yo te llamaré ahora.
Yo te creo. Te estoy llamando a que vengas a la escena, por mí mismo”.
Levanten la mano, y a su propia manera, clamen por su necesidad. Es Ud. Ud.
es el que está enfermo. Aquí está Él, Él se ha identificado debidamente, de que
es el mismo ayer, hoy, y por los siglos. ¡Gloria a Dios!
Padre Celestial, ayúdanos ahora en este tiempo de necesidad.
187
Yo reto a satanás, en la Presencia del Jesucristo identificado. Por estos
pañuelos, y a por estas personas; satanás, tú no puedes retenerlos. ¡Jesucristo
te reprenda! Esta gente cree que Él está en la barca. Él está aquí ahora. Su
Gloria Shekinah está sobre nosotros. ¡Sal de aquí, satanás! ¡Yo te reto, en el
Nombre de Jesús!

 

 

 

www.messagehub.info
Esta labor puede ser copiada y distribuida siempre y
cuando sea copiada completamente y que sea distribuida
gratuitamente sin costo alguno.

Repost 0
Published by SANN777 - en religion
Comenta este artículo
27 enero 2013 7 27 /01 /enero /2013 07:12

¿Q

UÉ SON VISIONES Y PROFECÍAS?

¿Qué son Visiones Y

Profecías?

POR WILLIAM MARRION BRANHAM

ABRIL 8, 1956. CHICAGO, ILLINOIS. U.S.A.

Oremos. Nuestro Padre Celestial, Te damos gracias por tan

bondadoso que eres con nosotros. Dios nos sentimos indignos al

ver a esta audiencia y a este pastel de cumpleaños que está aquí.

Lo siento, Padre; perdóname. No puedo hablar, pero yo oro,

Dios, que de un modo, esta corriente de Amor Divino pueda

ayudarles a todos. Bendice a esta gente que hizo esta gran cosa.

Padre, y solamente pido que Tu Bendición sea tan grande hoy,

hasta que todo este edificio esté inundado de Tu Gloria. Y al

pensar del mismo tiempo que uno ve a sordos y a mudos que

pasan, que van al otro lado. Te ruego que oigas Dios, de un

modo, haz algo en gran manera hacia nosotros hoy. Lo rogamos

en El Nombre de Jesús. Amén.

Que la bendición de Dios sea sobre el Hno. Buchman.

Solamente ruego que Dios les bendiga a ustedes, mis amigos

queridos. Eso es la cosa más grande y creo... ¿Se lo han

enseñado al público? ¿Lo han hecho? Que hermoso está. Quiero

tomar a esta oportunidad para darles las gracias. No hay modo

en el mundo como yo pudiera pagarle a cualquiera de ustedes

por sus bendiciones cariñosas. Me fijé en los regalos que me

dieron, y los pequeños regalos en los sobres y tarjetas, y cosas.

Qué maravilloso, me dan ganas de hacer una cita para venir el

año que viene para mi cumpleaños. Vaya, qué maravilloso. Vi

alrededor y no sabía qué era eso, qué bonito está, y todos sus

regalos.

Solamente puedo decir una cosa, y no es solo decirlo, sino es

orar. Que Dios les bendiga. Si nunca puedo hacerlo, y Dios no

me permite hacerlo en esta vida, de mostrarles mi

reconocimiento por todos estos regalos de todos... Aún, una

muchachita tenía un sobre allí, y era su diezmo como ocho

centavos, creo que era. Me lo dio como un regalo de

cumpleaños. Oh, que Dios les pague ricamente, mis queridos

hermanos y hermanas. No pensaba que ustedes me querían tanto

así. Se los agradezco.

Hoy, creo que vamos a tener una plática amistosa. En lugar

de predicar, íbamos solamente a hablar y tal vez explicar

algunas de las cosas que a veces parecen misteriosas en las

reuniones. (Estoy un poco sin aliento, no esperaba tener otro

cumpleaños hoy.)

Al entrar por la puerta me encontré con mi buen amigo Art

Wilson. Creo que todos los hombres cristianos de negocios lo

conocen. Su hogar está en, ¿No es cierto? En Reno Nevada. El

Hno. Art Wilson, aquí a mi diestra, el siguiente hombre es el Sr.

Banks Wood, mi amigo y vecino.

El Sr. Wood ha caminado conmigo, y muchos de ustedes lo

conocen por los libros que vende en las reuniones. El ha sido un

contratista muy próspero.

Un día, mientras que yo estaba en Louisville, Kentucky,

teniendo una reunión, él era testigo de Jehová, su esposa era

Metodista; habían oído de las reuniones y por eso condujeron

hasta allí para ver que tan cierto era.

Aquella noche estaba una niña que se estaba pudriendo.

Había estado acostada por muchos meses, ni siquiera podía

mover ninguna coyuntura de la cintura para abajo. Una señorita

de como 15 años de edad. Se levantó de su camilla mientras que

la traían a la plataforma y empezó a andar por todo el lugar. El

siguiente día siguió adelante, y en unos cuantos días volvió a la

escuela -normalmente bien.

Pues, el Sr. Wood, teniendo algo que hacer, (Una cosa que

terminar de construir, o algo, tuvo que apurarse para acabar.) El

se fue a Houston Texas, a mi siguiente reunión. Allí él estaba en

aquel cuarto cuando el Ángel del Señor se apareció, y la cámara

tomó el retrato del Ángel, en el retrato que ustedes mismos han

visto aquí.

Una de sus alternativas más grandes -él tenía un niño

inválido, y su pierna estaba encorvada debajo de él. Volví, (fui

al extranjero, a Suecia y volví) luego ellos pusieron la carpa,

creo que fue Cleveland, Ohio.

El Sr. Wood estaba, por supuesto, en la multitud

siguiéndonos, así como muchos de ustedes hoy, pero decidió

quedarse hasta que se terminara, así debe ser. El dejó a un lado

su trabajo y trajo el niño a Cleveland.

Después de algunas noches en los servicios (Por supuesto, yo

no recuerdo, solamente por la cinta.) El y su esposa estaban

sentados al fondo en la carpa, y el Espíritu Santo descendió y

dijo: “La dama que está sentada al fondo con su esposo, un

contratista, tiene un tumor, y su niño está inválido, pero ASI

DICE EL SEÑOR, son sanos.”

Levantó a este pequeño; y él ha tenido una pierna recta y

nueva desde esa hora en adelante, tan normal como cualquier

niño pueda estar.

El Sr. Wood dejó de ser contratista y anda descansando

conmigo. Por lo que su hijo y mi hijo son grandes amigos, y él

está tan normal, bueno y sano como cualquier joven (Esta

esperando entrar al ejército muy pronto.) Por lo cual, El Señor

es bueno y lleno de misericordia. ¡Y cuantas grandes cosas ha

hecho en nuestro medio!

Ahora, esta noche vamos a empezar poco temprano... Tengo

que estar en Louisville, Kentucky, para un convenio, mañana a

las ocho; y tener que manejar hasta allá esta noche. Son como 8

o 10 horas de manejar, por lo cual, vamos a llegar casi a la hora

para el convenio.

Partiremos pronto de aquí a Louisville por automóvil.

Entonces estamos con el propósito de empezar el servicio poco

temprano esta noche, y les agradecemos si llegan un poco

temprano, si ustedes quieren.

El Hno. Joseph me dijo que podía estar en la plataforma...

“Daremos las tarjetas a las seis.” El ejército tal vez va a llevarse

a Billy pronto, por lo que el Señor Wood está repartiendo las

tarjetas, y Billy lo está entrenando.

Yo le dije, “¿Cómo le va Sr. Wood?” Me dijo, “Bien, pero

solo me quedé con dos tarjetas y tenía seis personas que las

querían.” El dijo, “¿Qué hace uno en ese caso?” Yo le dije, “Lo

mismo que usted hizo.” El se rió.

El dijo que anoche le dio mucho gusto ver a la gente que les

había dado una tarjeta de pie en la plataforma y Dios

sanándoles. Le dio mucho gusto por eso.

Ahora, esta noche las van a repartir a las seis, creo que tengo

que estar en la plataforma a los ocho menos quince (Creo que

eso está bien) porque podremos despedirnos un poco temprano,

tengo que manejar en coche esta noche.

Por lo cual, muchas gracias por venir esta tarde ventosa y

fría. Eso muestra que no vinieron para que otros los vieran, sino

para obtener un bien de Dios por medio de esta reunión, mi

oración es que El los bendiga abundantemente. Ahora, no quiero

decir que la gente tiene que estar aquí a las seis, solamente

ustedes que desean tarjetas de oración.

Ahora, que el Señor añada Su bendición a toda nuestra

asamblea. Espero que un día muy pronto, si el Señor quiere,

estaré en Chicago otra vez y servir al Señor.

La Biblia, aquí dijo, “Si hay alguien que es espiritual, o

profeta entre vosotros, Yo el Señor me revelaré a él en

visiones.” Que el Señor añada sus bendiciones a Su Palabra.

Ahora, ésta es solamente una plática íntima, yo voy a...

Joseph no lo sabe, pero solo voy a pedirle que... Cuando quieren

interrumpirme parecía decir algo. Tuvimos una entrevista esta

mañana en la radio. ¿Escucharon todos los programas? Y por lo

cual, hoy, pensaba que tal vez... para poder entender el tacto de

la gente, para que entiendan la operación de lo sobrenatural, y

sólo tener una plática íntima el uno con el otro. Vamos a entrar

hasta lo interior lo más que se pueda. Muchas de estas cosas que

tengo sobre mi corazón jamás las he dicho en mi vida a una

audiencia, por tanto, que El añada Sus bendiciones a lo que

vamos a decir.

La primera cosa sobre la cual queremos hablar es: “¿Qué es

una visión?” ¿Qué será? Tanta gente... (Yo no lo digo como

nuestro Hno. Billy Graham lo dijo...) respondiéndole a mis

críticos... (Estoy muy agradecido de que tengo tan pocos)

Algunos de ellos que jamás han asistido a los cultos y podrán

decir: “Oh, pues, eso no es nada,” pero cuando van al culto casi

siempre lo asienta cuando Jesús toma sus corazones, y luego

pueden ver que es verdad.

Mucha gente me pregunta de lo que es una visión, “Hno.

Branham, ¿Es material lo que usted ve, o solamente está

impresionado en su mente?, ó, ¿Qué es? ” No, es material. Es

tan real como lo que veo ahora.

Ahora, esto -fue por la Gracia soberana de Dios. Cuando era

un bebé, cuando apenas había nacido, mi madre me dice que

esta Luz entró y se puso sobre la cama donde nací; y desde que

puedo recordar estas cosas acontecer delante de mí, solamente

se abre. (No hay modo como pueda explicarlo, pero haré lo

mejor que pueda) Sólo me rindo al Espíritu Santo y luego

empieza, y está delante de uno, Está consciente de que está aquí

de pie. Y a la vez está 40 años en el pasado en la vida de alguien

mirando lo que están haciendo. Solo lo que digo es lo que estoy

viendo; y cuando vuelvo en si, me doy cuenta que he dicho

algo, pero muchas veces no sé que. El modo que lo sé, es

porque estos muchachos que están sentados aquí con las

grabadora me lo tocan otra vez. Así es como lo sé. Por lo cual,

no está de mí en lo mas mínimo. Y por eso es dado por un

propósito.

Ahora, pienso -y lo digo de mi corazón- que la forma más

grande y alta que Dios tiene para que su gente reciba Su

mensaje, es que crean a Su Palabra, correcto. Predicar el

Evangelio es la forma más alta. Luego, si se fija, la Biblia lo

coloca primero Apóstoles, luego profetas, etc. luego desciende a

los 9 dones espirituales operando en cada cuerpo local.

Ahora, mis cultos en América no han sido tan buenos como

debieran de ser. Mis cultos son más poderosos para el Señor en

el extranjero. Se reúnen más allá. Ahora, no sé porqué; no hablo

de ustedes, no, estoy hablando del público en general. Como

aquí en Chicago, pero ellos responden más que 80% de lo que lo

hacen en América.

Ahora, a lo que los americanos responden mejor en los cultos

de sanidad, en mi opinión, es al Hno. Oral Roberts, ahora, el es

un orador potente, un predicador verdadero, y un buen hermano

temeroso de Dios; el es un amigo íntimo mío -un hermano

precioso, tengo un respeto profundo por el Hno. Roberts. El

Señor esta con él, y lo está bendiciendo tremendamente a él y a

sus servicios en América.

Vea, ambos podemos entrar a una ciudad, y él colocaría sus

servicios, y yo colocaría mi reunión. Sus audiencias pasarían

muchas veces las mías, con un poco de anuncio, porque su

ministerio tiene un impacto más grande aquí en América,

porque es un orador influyente. El es listo, educado, y sabe la

Biblia, y la presenta en tal forma que la gente educada la oye

porque está al nivel en que viven.

Pero fíjese en nosotros, cuando fuimos a África, no había

siquiera comparación. La gente que no está educada busca lo

sobrenatural, porque no tienen educación, ni han sido enseñados

como esta gente aquí.

Por lo que es algo que Dios dio para ganar a las gentes.

Ahora, no quiero decir que muchos de los educados, listos y

sagaces -algunos de los más altos, aún reyes potentados,

monarcas que seguramente, lo creen y lo reciben; pero en la

carrera general, en nuestras iglesias americanas; hace mucho

tiempo desde que hemos tenido un avivamiento, desde la edad

de Wesley.

La generación antigua murió cuando a la gente de Wesley los

sacaban y llamaban “Santos rodadores y tirones,” porque daban

un tirón con la cabeza y se postraban en la plataforma y por

todos los pasillos. Les echaban agua, les soplaban cuando el

Espíritu Santo estaba sobre de ellos. Ahora, hace mucho que ese

día murió. Todos nos hemos vuelto tan ortodoxos, es la razón

porque ellos no pueden... La gente hoy día están enseñados a

que un orador les predique de un modo dominante. Eso tiene

mucha razón.

Eso está perfectamente bien, mientras que usted reciba a

Cristo, esa es la cosa principal, que usted reciba a Cristo.

Ahora, nos fijamos en nuestro Hno. Roberts. Ustedes tal vez

oyeron su programa esta mañana.

Yo leí los artículos en el periódico; cómo allá en Australia...

-que cosa tan horrible- ellos le escarnecieron y le llamaron un

falso, y lo echaron fuera, tal vez este tipo de ministerio hubiera

sacudido esa cosa al instante. Hubiera sido diferente.

Dios le ha dado al Hno. Roberts un modo de trabajar con

gente que yo no puedo alcanzar, y tal vez yo obro con gente que

él no puede alcanzar. Pero somos Hnos., esforzándonos para

hacer lo que podemos para el reino de Dios.

Las visiones son solo una parte del Evangelio. Ahora, si yo

hubiera tenido una educación, y tal vez una buena voz, hubiera

sido un predicador de ese tipo. Pero Dios, sabiendo que yo no

iba a ser educado tuvo que darme otra cosa con qué obtener. Así

lo hizo. Es la única cosa que sé yo.

Ahora, usted tal vez desea saber que acontece en la

plataforma cuando un paciente... o no lo diría así. Está en

términos muy médicos. Permítame decir, cuando alguien está

delante de mí, deseando ayuda. Esto es lo que pasa; yo no tengo

que ver nada con ello, es el paciente mismo operando ese don

Divino. Yo solo sigo su espíritu y el Espíritu que está sobre mí,

al que me estoy rindiendo -hasta que el Espíritu Santo... (Lo

llamaré así, mas bien lo haré así para que entiendan.)

Aquí arriba está el Espíritu Santo y luego yo sigo

rindiéndome a El hasta que sé que El está allí, y yo hablándole a

la persona para llamarle la atención. Hasta entonces, no sé nada

mas; y el Espíritu Santo, por medio de mi espíritu que está

rendido, me enseña sus vidas. Cuando eso acontece, eso edifica

la fe del paciente a un lugar así, y muchas veces, entonces

empiezo a decir otra cosa; y ello me detiene y dice, “ASI DICE

EL SEÑOR”. Ahora, mire eso es perfecto cada vez, nunca falla.

El les dirá lo que acontecerá, y así será. Apúntelo y vea si no

es exactamente de ese modo, el paciente hace eso.

Ahora, pudiera darles eso de una manera sencilla como

ejemplo para que se entienda como si fuéramos niños y niñas, y

en el tiempo de la niñez.

Está aquí un gran cerco y un carnaval dentro. Y acontece que

yo soy más alto que usted. Tal vez usted es más fuerte que yo,

pero yo soy más alto que usted. Vea, Dios hace a gente de

diferente modo para diferentes obras. Pues, entonces muy allá

arriba, donde yo puedo alcanzar a ver, hay un agujero en la

pared, y ahora yo me agarro de la tapa, porque puedo alcanzar

un poco más alto, y puedo levantarme con las puntas de mis

dedos, y ver por este agujero, y puedo regresar y decirle lo que

vi. ¿Capta la idea? Ahora, me puede seguir.

Ahora, el otro hombre tal vez es el más fuerte, pero él no

puede ver ese lugar alto. El dice: “Hno. Branham, ¿Qué ve?” Yo

digo: “Un momento,” y salto muy alto, coloco mis dedos sobre

la orilla, y me levanto y digo: “Yo—yo veo un elefante,” y

vuelvo abajo. Es muy extraño, porque me estoy levantando.

Estoy diciendo esto como una parábola para que entiendan.

Ahora, cuando bajo, “¿Qué vi?” “Un elefante” Muy bien,

ahora eso es como la persona que está en la plataforma usando

el don Divino. Es un esfuerzo, porque la persona misma está

operando el don. Los demás no están conscientes, pero ellos

mismos hacen que opere eso.

Ahora, me dijeron la otra noche que había un hombre parado

en la plataforma. El Hno. Joseph me dijo que después de que lo

encontró era... cuando él se acercó yo creía que era sordomudo.

Le dije: “¿Cómo está señor?” Algo así, -no le he dicho tal vez

cómo me lo dijeron, todavía no he oído la cinta. Y dijeron que el

hombre solamente se quedó de pie, y yo dije: “Pues, tal vez él es

sordomudo.”

Ahora mire la gracia soberana. Así fue con el maníaco en la

plataforma, y como el doctor de brujería allá en África con

huesos en sus dedos, como retándolo a uno. ¿Ve? La gracia

entonces lo toma usted. No tiene que preocuparse por ellos. No

hay preocupación en ello. La gracia lo toma.

Dios lo toma donde usted no puede. Entonces un hombre

estaba de pie allí Yo dije: “Pues, tal vez es sordomudo.” Y de

repente me apareció una visión delante de mí.

Y entonces vi allí a ese hombre en la visión, y rápidamente vi

algo como Finlandia, y dije que él era un finlandés. Y él dijo:

“—?—” [El Hno. Branham imitó el sonido que hizo el hombre

finlandés.—Editor] o algo así, él era un finlandés. Pues, Joseph

dijo que era extraño ver como iba a saber de qué nacionalidad

era. Dios en su gracia mostró eso.

[Un diálogo entre el Hno. Branham y el Hno. Mattson Boze.

— Editor]

HNO. MATTSON-BOZE: —Fue esto, que usted no le dijo

ninguna palabra a él.

HNO. BRANHAM: —Sí, señor. Dijo: “Yo pensaba que usted

era sordomudo.” Pero usted dijo: “No, usted no es sordomudo.

Usted solamente no entiende inglés.”

HNO. BRANHAM: —“Eso era. Eso era.”

HNO. MATTSON-BOZE: —“Eso era. Y no podía ver cómo

usted podía entender eso.”

HNO. BRANHAM: —“Yo tampoco, y no lo hice. Pero

cuando El le dijo qué creo que lo que tenía, era una aflicción

con su hígado o algo...

HNO. MATTSON-BOZE: —“Aflicción del corazón.”

HNO. BRANHAM: —“Aflicción del corazón.”

HNO. MATTSON-BOZE: —“Usted le dijo que él era

finlandés, él era predicador, y él tenía aflicción del corazón.”

HNO. BRANHAM: —“Deseo saber si tal vez por fortuna ese

hombre está en el edificio hoy, y si alguien está sentado cerca de

él que tal vez... Si puede hablar Finlandés. Si es verdad, puede

levantar su mano. Si el hombre está en el edificio hoy -el

hombre Finlandés que estuvo aquí en la plataforma anoche, del

cual estamos hablando.”

HNO. MATTSON-BOZE: —“Yo conocí al hombre.”

HNO. BRANHAM: —“Oh, usted lo conoció.”

HNO. MATTSON-BOZE: —“Sí, yo lo conozco, por lo cual

yo sé que fue correcto.

HNO. BRANHAM: —Yo pensé que tal vez él vino desde

Finlandia solamente para que oraran por él o algo.

HNO. MATTSON-BOZE: —“Ha estado aquí un año o dos,

pero no era joven cuando llegó, y por eso nunca ha aprendido el

inglés.”

HNO. BRANHAM: —“Oh, ¿Es verdad?”

HNO. MATTSON-BOZE: —“El tiene reuniones finlandeses

allá en Waukegan, Illinois.”

HNO. BRANHAM: —“Pues, yo creo, tal vez él regresó a su

casa.”

Ahora, cuando Jesús estaba en la tierra, El fue la boca ungida

de Dios. ¿Cree eso? El era el único Hijo de Dios engendrado, y

Dios estaba en Cristo -reconciliando al mundo. ¿Creen eso,

ustedes estudiantes de la Biblia? El fue Emmanuel. No hay

ninguno de nosotros que llegara a ese nivel. No, El fue el único

Hijo de Dios nacido de virgen, y jamás seremos como El, ni

podremos hacer las cosas de ese modo, porque El era eso. Pero

hoy, El prometió que las cosas que el hizo nosotros también

haríamos, porque seríamos hijos adoptados de Dios por El. ¿Es

verdad? Ahora, eso es para cada uno de nosotros. Cada creyente

llega a ser hijo e hija de Dios. ¿Es correcto?.

Ahora, cuando la mujer con flujo de sangre tocó Su

vestidura, fue como asomándose por el agujero. ¿Ve? El sintió

que virtud salió de El. Se puso débil, pero no sabía lo que había

acontecido. Alguien lo había tocado por medio de la fe. El

preguntó quien era, y todos se negaron. Pero El buscó alrededor

hasta que encontró. Ahora, ¿Cómo supo El? Es lo que quiero

preguntar ¿Cómo lo supo?.

Ahora, déjeme como un hermano tratar de explicarle cómo lo

supo, porque cuando alguien hace eso -como lo ven en los

servicios- por medio de la operación del Espíritu Santo. Cuando

alguien ha sido bendecido parece que algo lo está jalando a uno

así, y llega uno a la persona. Entonces usted ve más arriba lo

que acontece y qué está mal con ellos, entonces usted mira, y ve

que es la misma persona. Es como un canal que está obrando

entre usted y la persona. (El nunca lo explicó, pero así es como

creo que El lo puso, porque el Espíritu Santo obra en un modo

semejante... Así es como se entiende.

Digamos que a veces uno dice: “La mujer sentada allí con un

sombrero verde; usted ha estado sufriendo con tal y tal cosa.

Usted viene de tal lugar.” Usted oye eso. Vea, está en la visión,

ve lo que está aconteciendo; y entonces tal vez la ve usted

regresando, y hay luz alrededor de ella y todo... Y entonces

usted dice, “Pues, ella está sana. Es ASI DICE EL SEÑOR.” El

Señor, quien está enseñando la visión, sólo me usa como una

parte de la boca para decirle a usted lo que desea que El le diga.

¿Entiende lo que le quiero decir.?.

Ahora, eso es sólo el modo permisivo de Dios obrando.

Ahora, digo esto reverentemente; la hora se acerca. Cuando les

diga lo que la visión del Señor me enseña. Y que esto al fin se
movería plenamente, trayendo a acontecer algo más allá de eso.
Y a eso me quiero dirigir esta tarde.
Ahora, al hacer eso la persona, si ellos lo creen, serán
bendecidos y sanados. Ahora, no que fueron sanados, pero su fe
tocó a Dios y aceptaron su sanidad que ya fue hecha para ellos
hace 1900 años. No es que eso haya tenido que ver algo con su
sanidad; pero solamente es una boca para hablar.
Como pudiera un lugar en la Biblia... no me comparo con un
profeta. No, señor. No, yo solamente soy un pobre pecador
salvo por gracia, pero el don que el Señor les dio a los profetas y
los hizo profetas es porque ellos eran las bocas de Dios. Ellos
tenían la Palabra de Dios y ningún profeta hacia algo solamente
según su deseo. Lo hacía después que Dios le decía. Eso es
correcto. Así es como cuando el Hijo de Dios vino, el cual era el
Dios de los profetas, El dijo: “Yo sólo hago lo que El Padre me
enseña que haga.” Eso es correcto. Solamente puede venir por
medio de Poder Divino en la tierra. ¿Todos entienden eso.?
Ahora, por ejemplo, a veces estaré en casa. (Gene, Leo, y
ellos, de quien estaba hablando anoche, sentado aquí. Hno.
Beeler muchos de ellos, los que me conocen.) Caminando por la
casa no pensando en nada; tal vez me siente en el cuarto, y
luego vendrá una visión. Tal vez estará colocada perfectamente
quieta por un rato, y luego El dirá: “Ahora, tú, irás a recibir una
llamada por teléfono en unos momentos, y vas a ir a esta ciudad,
y cuando vayas, irás a este cierto lugar. Será de este modo.
Entrarás al cuarto, y colocarás tu sombrero, o la señora pondrá
tu sombrero en cama; pero no debe de estar puesto allí. Debe de
estar puesto en la mesa, y otra señora entrará de este modo.” Lo
verá todo ejecutarse exactamente como debe ser hecho, y si yo
fallo en alguna de aquellas cosas, no acontecerá. Tiene que estar
exactamente al momento en el tiempo y todo posicionalmente lo
mismo, porque es una visión. Tiene que ser perfectamente
materializado. Y cuando lo hace tiene que acontecer. Nunca ha
fallado.
Ahora, cuando Dios está usando Su don. Eso no me debilita,
no me molesta.
Cuando Jesús levantó a Lázaro de la sepultura fue más que
un milagro que cuando la mujer tocó Su vestidura y fue sanada
del flujo de sangre. ¿Admite usted eso? El nunca dijo que se
debilitaba ni que salió virtud de El, porque Dios estaba usando
Su don. Eso es esa clase de visión. Pero cuando la gente usa el
don de Dios... y lo que me debilita a mi son ustedes mismos.
Ustedes hacen que eso opere. Eso es la razón que eso extra allí.
Es uno de dos, usted usa el don de Dios, o Dios usa Su don.
Ahora, si usted me pregunta, “¿Qué hay allí adentro?” Yo le
diría: “Pues, es una jirafa.” “¿Qué más ve?” Pues se debilita, lo
que uno ve es otra cosa.
Pues, ahora, cuando Dios quiere que usted sepa lo que
acontecerá, El lo levanta a uno y lo lleva arriba de todo y dice:
“Aquí está toda la cosa. Este es el retrato completo. Tú vas a
hacer, hacer esto, y hacer esto y aquello,” y lo coloca abajo. El
lo tiene a uno elevado en sus brazos y a los eternos y no hay
nada en el mundo... Usted desciende y se siente como festejando
la victoria, pero eso es.
Ahora, la mayoría de la gente piensa que alguien que ve
visiones debe de ser Divino. No, señor. De ninguna manera. No
señor. No hay nadie Divino sino Dios. Eso es todo, no hay
ninguno. No hay ninguna diferencia en cualquiera de nosotros.
Somos todos pecadores salvos por gracia. Uno no está arriba del
otro. Solamente a uno le fue dado algo, y él tendrá que
responder por lo que él hizo, por el talento que se le fue dado.
Es correcto. Cada persona tiene que responder por eso.
Ahora, les diré de una visión que hace poco aconteció. El
Hno. Joseph me pidió que hiciera esto, para que la gente que
está aquí en el edificio que no pudieron conseguir la edición de
esta revista pueda entenderla.
Cuando primero fui un siervo del Señor para orar por Sus
hijos enfermos... (Ustedes saben la historia de cómo El me dijo
que yo nací para orar por gente enferma.) Ahora, usted dice:
“He oído eso muchas veces de varias gentes.” Eso está bien. Yo
no puedo responder por alguien más. Tengo que responder por
lo mío, y usted tiene que responder por lo suyo.
Ahora, eso es verdad. Entonces, cuando El me dijo eso, yo
supe que en este ministerio iban a haber muchas cosas bajo
consideración, por ejemplo el dinero. Yo le hice una promesa a
Dios que no tomaría el dinero de la gente, pero ya sabía que en
eso había de haber mucho dinero que me darían, e iba a tener  
que rehusarlo. Por lo que le pedía a El que mientras que El
prosperara mis caminos, para que no tuviera que rogar por
dinero, yo permanecería en el campo mientras que El me
prosperara. Pero cuando El me fallara al punto que tuviéramos
que rogar nuestros... tomar horas para recoger ofrendas (Como
yo he visto en la iglesia denominacional a la cual yo pertenecía.)
Entonces dije que yo dejaría el campo.
El me bendijo por cerca de nueve años, pero en California mi
ministerio de algún modo pareció que... empezó a declinar. La
correspondencia decayó. Parecía que la gente no estaba
interesada. Pues, yo pensé: “Dios, todo esto está en Tus manos”
Donde antes yo recibía acerca de 1,000 cartas al día o algo así;
declinó a 600, entonces 500, entonces 400, entonces 300; 175 o
por ahí abajo algo así y fuera de 75 cartas al día, tal vez.
Yo pensé: “Pues, ¿Deseo saber qué ha pasado? No sé si he
hecho algo. Si lo he hecho lo siento por la gente. Claro que sí.”
Pensé: “Pues, yo no vendo cosas, la única cosa por la cual la
gente me escribe es para obtener paños de oración, y no los
vendemos. Se los damos; por lo cual, pues Señor, tal vez Tú
estás para cambiar las cosas.”
Fui a California y me endeudé en los servicios por $15,000
Dlls. Y esa noche cuando salí de ese lugar, le pedí a Billy que
me dijera; y los fiadores de los cultos la reaseguraron y eso fue
muy amable. Pero eso no era la promesa. Le prometí a Dios lo
que yo iba a hacer. Y cuando un querido hermano me llevó a
casa esa noche a una cabaña pequeña donde me estaba
quedando, me fui a la montaña, a solas como a las 2 de la
mañana, e íbamos a partir como a las 4:30. Y oré... y la luna
brillaba hacia abajo. Lo puedo ver claro. Fue el otoño pasado.
Dije: “Padre Celestial, ahora, yo dejo el campo. Voy a la
casa, y cualquier cosa que Tú quieras que haga de aquí en
adelante, Tú solamente revélamelo.”
Y por eso no podía decirle a Billy ni a aquéllos; no quería
decirles. No quería decirle a mi esposa, pero dije: “Le diré
cuando lleguemos a Arizona.” Pues, entonces dije: “Esperaré
hasta que llegue al gran estado viejo de Texas, de donde vino mi
madre.” Dije: “Les diré allí, y entonces llegué allí pero les dije
mientras entraban a Jeffersonville, Indiana.
Pues, Billy, él dijo: “Papá, mucho cuidado con lo que estás
haciendo. ¿Qué no dice la Biblia, “Hay de mí si no predico el
Evangelio?”
Yo dije: “Yo no dije nada de predicar el Evangelio, quiero
decir de los servicios evangelísticos.” Y dije: “Mira, Billy, Dios
tiene hombres por donde quiera en el campo. El no me necesita
a mí allá. Yo puedo regresar a mi trabajo, empezar a pastorear al
Tabernáculo o algo así. Tal vez iré a alquilar aquel teatro viejo
allá y tener una reunión internacional el domingo por la tarde y
un programa radial.” Dije: “No puedo parar todo a la vez hoy,
porque mis gastos son como de $100 al día en la casa, por lo
cual no puedo con mi oficina y otras cosas.” Dije: “No puedo
cerrar todo, no puedo hacerlo.”
Y por eso mi esposa dijo: “Billy, espero que sepas de lo que
estás hablando.” Yo dije: “Pues, yo sé una cosa.”
Cuando vine una vez aquí en una convención... y ustedes
saben la historia. Porque lo prometí a este querido pequeño
suizo, Hno. Boze, que yo iba a venir a predicar 2 días para él en
la iglesia de Philadelphia después de que terminara la  
convención; y me dijeron que si hacía eso no iba a poder
predicar. Yo podía elegir. Yo dije: “Yo cumpliré mi palabra.” Y
fui con él exactamente, y lo haría otra vez.
Porque un hombre que no cumple su palabra no vale mucho.
Yo así tomo a Dios. El dio la Palabra, y yo creo cada palabra de
eso, y si El no La cumpliera no sería Dios para mí. El tiene que
cumplir Su Palabra, y creo que lo hará, y yo sé que El lo hará.
Entonces, esa noche me fui a la cama, cuando llegamos a la
casa, y mi esposa estaba llorando. Ella dijo: “Billy, temo que
estás cometiendo un error.” Ella dijo: “Tú sabes que quiero que
estés en la casa con los niños y conmigo, pero...” Ella dijo:
“¿Billy, mira lo que haz hecho? Ha empezado un avivamiento
mundial, y no veo donde Dios te puede retirar del campo.”
Yo dije: “Pues yo le prometí a El.” Ella dijo: “Pero El nunca
te dijo a ti.”
Pero, yo dije: “Yo le prometí a El, ¿Ves? Eso es, yo le
prometí a El, y voy a cumplirle mi palabra. Si se la cumplo a mi
hermano, ciertamente se la voy a cumplir a mi Salvador.
Por lo cual, entré y dormí muy bien por la noche. La
siguiente mañana como a las seis despertamos, y apenas me
estaba levantando de la cama -ella está al otro lado-. Solamente
estaba frotándome la cara, y dije: “Pues, voy a llamarle a la
Compañía de Servicio Público hoy, y pedir si me pueden dar mi
trabajo que tenía otra vez. Y si no me dan un trabajo, el Sr.
Wood es un contratista; yo solamente me iré con él, y él y yo
saldremos y derrumbaremos edificios o algo. Tengo que hacerlo
porque tengo que ir a trabajar. Este dinero tiene que ser pagado;
tengo $15,000 Dlls. de deuda.” Entonces dije: “¿Pero qué puedo
hacer? Tengo que rembolsar eso. No le hace qué tanto lo
reaseguraron, yo voy a reembolsarlo. Eso es correcto.”
Ella dijo: “¿Así que vas a llamar al señor?”
Si, voy a llamarle y a pedirle a ver si me da mi trabajo otra
vez, quizás alguien lo tiene ahora, y si ellos no me pueden dar
un trabajo mejor. Entonces iré con el Hermano Wood, yo le
ayudaré a edificar edificios o lo que sea. Así que yo dejo el
campo; también él lo dejaría y podría regresar a ser contratista y
podríamos ir a trabajar.”
Entonces, ella dijo: “Espero que sepas de qué estás hablando,
Bill.”
Yo dije: “Pues... vi venir descendiendo del techo... tal vez no
pueda esperar que lo entienda, pero eso es algo que... Cuando
nos encontremos con Jesús cara a cara, tal vez El lo hará saber.
Pero aquí vino algo moviéndose. Vi a dos niños pequeños
con caras morenas descendiendo hacia abajo, jalando un vagón
pequeño, y dije: “Querida, mira venir aquí.” Para entonces me
había ido. Ella dijo: “¿De qué estás hablando?”
Podía oírla, pero no podía contestarle; y estos niños pequeños
andando hacia mí; pequeños de pelo largo y negro, ojos
obscuros, cara morena, venían andando hacia mí. Vi entonces...
Me empecé a mover mas allá de los niños y vi al Sr.
Arganbright, mi hermano, quien fue al extranjero conmigo
muchas veces -lo vi parado allí viéndome. Me moví hacia él
-todavía podía oír a mi esposa andando por el cuarto. Lo diré de
este modo para que lo puedan entender. Tal vez no serán las
palabras correctas, pero para que puedan entender, me había
salido de aquella dimensión donde estaba y luego entré a otra.
No la podía oír caminar más. Se había ido.
Vi al Sr. Arganbright y su modo peculiar, como sostiene su
cabeza y como sonríe cuando me ve. El dijo: “Hno. Branham,
dimos tarjetas en todas partes, tenemos un pasaje donde usted
entre y salga, y todo está listo.”
Dije: “Muy bien Hno. Arganbright, ¿Por cual lado iré?”
El dijo: “Solamente siga adelante.”
Seguí andando, y pasé algunos ministros. Entonces anduve
un poco más allá, y vine a una cosa panorámica y todo tipo de
cosas. Parecía que había asientos para miles de personas. Y
entonces oí a alguien decir: “La reunión está despedida.”
Yo dije: “¿Quién la despidió? ¿Cómo fue despedida?” Yo
estaba disgustado, y dije: “¿Por qué fue despedida? ¿Qué ha
pasado?”
Estaba lloviznando, y algo me dijo: “Por esto sabrás.”
Entonces dije: “Pues yo no...” Y luego fui más adentro en la
visión y cuando lo hice, estaba de pie con un pequeño zapato de
niño de como un año de edad. Usted sabe, el pequeño ojillo; no
era un botín, sino zapato. Y yo tenía una cinta en mi mano y
hacía el esfuerzo de abrochar este pequeño agujero de un octavo
de una pulgada en este ojillo con una cinta de como media
pulgada, tratando arduamente de esforzarme para empujar esa
cinta por ese ojillo de un octavo de una pulgada. Estaba
rompiendo los hilos de toda la cinta, esforzándome para
empujarla así, y no lo podía hacer. La cinta se estaba rompiendo
en la punta.
Así que al instante oí a alguien detrás de mí decir: “¿Qué no
entiendes que no puedes enseñarles cosas sobrenaturales a
niños?” Vi alrededor, y estaba detrás de mí. Reconocí la voz. El
dijo: “Estás usando la punta de la cinta incorrectamente.” Y vi
hacia abajo a la orilla de la cinta que estaba sobre el piso -y
estaba enlazada a un fino octavo de una pulgada, para que
pudiera entrar en el agujero. Dije: “Yo entiendo.” Y mientras
que me extendí para levantar la cinta, fui tomado otra vez.
Ahora, apúntelo. Observe lo que va a suceder. Vea. Y
mientras que empecé a extenderme hacia abajo, me fui otra vez. 
Entonces cuando volví en sí, estaba de pie junto a la orilla de un
lago hermoso -algo así como su lago aquí, cuando el verano está
muy hermoso y verde. Había pescadores por todo el lago, y
estaban pescando, pero estaban sacando peces pequeños.
Vi hacia el lago, (Y esas grandes truchas hermosas de arco
iris allá) y yo dije: “Yo sé que esto es una visión, pero no puedo
entender de esas truchas.” Pero dije: “Sabes que, yo creo con
todo mi corazón, que yo puedo pescarlos.” Así que levanté la
cuerda, pero en lugar de ser una cuerda era una caña de pescar, y
al instante, el que estaba detrás de mí me dijo: “Ahora te voy a
enseñar cómo pescar, cómo atrapar aquéllos.”
Así que El dijo: “Amarra el señuelo,” y yo lo puse
rápidamente. El dijo: Ahora tíralo mu-u-u-u-uy lejos en lo
profundo.” El dijo: “Cuando lo hagas ahora, deja que primero se
sumerja el señuelo,” entonces El dijo: “Jálalo lentamente.”
Ahora eso es realmente la técnica de un pescador.
“Por tanto,” el dijo: “Entonces cuando lo hagas vas a sentir
que le darán picoteadas, pero no le digas a nadie lo que estás
haciendo. Guárdatelo. Entonces cuando sientas que lo picotea
otra vez.” El dijo: “Jálale un poco, pero no muy duro.” El dijo:
“Y luego se moverá de los peces pequeños, y cuando ellos se
esparcen eso atraerá la atención de los peces grandes y ellos lo
cogen.” El dijo: “Así es como lo vas a prender.” Y el dijo:
“Entonces cuando ellos muerdan, la tercer vez pon el anzuelo
para la prenda.” Dije: “Yo entiendo.”
El dijo: “Pero quédate quieto. No le digas a nadie. Quédate
quieto.” Yo dije: “Muy bien.”
Yo tenía el señuelo en mi mano, y todos estos pescadores
resultaron ser ministros, y ellos vinieron a mi alrededor
diciendo: “Hno. Branham, yo sé que usted puede coger
pescados.” Oh, claro que eso me hizo sentir muy bien, y yo dije:
“Oh sí, yo soy un pescador; yo puedo coger pescados.” Yo dije:
“Ahora, así es como se le hace, se tira muy lejos,” y me fui al
agua muy profunda, y dije: “Ahora hermanos, esos peces
pequeños son buenos, pero queremos los grandes, también.”
Dije: “¿Ven? Cuando se hunde... ahora, vean allí está; un poco
arriba de donde debe estar. Ahora, vean, allí están los peces
pequeños. Ahora cuando se extienda otra vez denle un jalón
duro.” Y cuando lo hice, jalé todo el anzuelo del agua, y saqué
un pescado, pero estaba admirado de cómo tenía su boca,
porque parecía que el cuero estaba extendido sobre el anzuelo.
Era del mismo tamaño del anzuelo. Yo pensé: “Oh vaya.”  
Al instante, Este, el cual había estado hablándome detrás de
mí, vino delante de mí. Era el Ángel del Señor. Tenía sus brazos
cruzados. Vio hacia mí. El dijo: “Exactamente lo que te dije que
no hicieras. ”Yo dije: “Sí, es correcto.”
El dijo: “Mira, el primer jalón fue cuando tú ponías tu mano
sobre la gente y les decías cuál era su aflicción.” El dijo: “El
segundo jalón fue cuando tú sabías los secretos del corazón
como yo te dije” El dijo: “En lugar de guardarlo en ti, quisiste
explicar todo de ello y decirle a la gente, y cuando lo hiciste,” El
dijo: “Tú mismo no sabes nada de ello, ¿Y cómo podías
explicarlo? Has causado un gran montón de personificaciones
carnales saliendo, y tú ves lo que has hecho.”
Yo dije: “Señor, lo siento. Oh, lo siento mucho que no sé qué
hacer.”
Estaba jalando el cordel así de este modo, y estaba queriendo
enderezar la cuerda; El me vio y dijo: “Ahora no enredes tu
cordel en esta clase de tiempos.”
Yo pensé: “Tal vez El me dé otra oportunidad.” Y yo dije:
“Yo seguramente tendré cuidado.” Y estaba enrollando el cordel
y vi que lo hizo bien; y luego cuando El dijo eso, al instante me
sentí ir más alto, mu-u-u-uy arriba.
Cuando fui bajando, entonces estaba debajo y parado arriba
de una gran carpa -¡Nunca había visto tal carpa! Apenas había
yo hecho un llamamiento al altar, parecía estar abajo en el altar;
y cuando estaba allá abajo, miré y había cientos de personas de
pie alrededor del altar llorando, porque habían aceptado al
Señor Jesús. Estaban llorando en alta voz. Yo dije: “Oh, eso así
es más deseable.”
Y un caballero muy fino caminó hacia la plataforma, y él
dijo: “Mientras que el Hno. Branham está descansando unos
minutos, llamaremos la línea de oración.” Y él dijo: “Todos los
que tienen tarjetas de oración empezando con cierto número,
pónganse de pie hacia la derecha.”  
Pues yo me fijé en la línea de oración. Parecía que se iba por
todo alrededor de la carpa y salía por la calle, ¡Qué línea de
oración!.
Vi hacia el otro lado que estaba a mi izquierda, y allí hubiera
estado a la derecha si estuviera yo de pie en la plataforma así. Y
estaba un pedazo de lona extendida allí y detrás de esa lona,
estaba un pequeño edificio como de 12 pies de ancho y 20 pies
de largo -algo como eso. Pues, me quedé de pie y miré eso.
Los vi trayendo una señora sobre una camilla, y había una
señora allí poniendo su nombre y cosas en un papel. Y había
alguien que vino y la tomó y la metió. El siguiente hombre que
vino estaba sobre muletas. Los vi ir a través de ese pequeño
edificio, y salió la señora gritando en alta voz empujando esta
camilla. Entonces estaba otra señora al otro lado, parecía una
mujer de pelo oscuro - y ella dijo: “¿Qué pasó?”
Y ella dijo: “No sé. No le pudiera decir lo que aconteció.”
Ella dijo: “He estado paralizada por 20 años, y mire. Me siento
como que nunca estuve enferma.”
Al instante salió el hombre, saltando y brincando con sus
muletas en su mano... Yo miré eso.
Ahora aquí hay algo. Escuche bien. Hay diferencia entre el
Ángel del Señor y aquella Luz, porque oí algo moviéndose,
como lo hace cuando viene a la plataforma por la noche. Algo
como un, “Whew”, “Whew,” “Whew,” y como un fuego
azotándose alrededor, una llama de fuego. Ella me dejó, y se
fue, y descendió por encima de la audiencia y se fue y se puso
sobre la cima de aquel edificio pequeño y luego se colocó
encima de él. Y cuando lo hizo, Este quien estaba de pie a mi
lado detrás de mí, -la misma voz, la voz del Ángel, El dijo: “Allí
te encontraré a ti, y éste será Tu tercer jalón, pero nadie sabrá
nada de ello.”
Yo dije: “Pues, yo no entiendo porqué allí, ¿Por qué allí?”
El dijo: “No será un espectáculo público esta vez.”
Yo dije: “Yo no entiendo porqué entrar a ese cuartito, así.”  
El dijo: “¿No está escrito por nuestro Señor, cuando oréis, no
seas como los hipócritas que quieren ser escuchados por el
hombre, sino entra en tu cámara secreta y ora al Padre que ve en
secreto, y El que ve en secreto te galardonará en público?” Es
perfectamente la Escritura, lo es cada vez. Yo dije: “Yo
entiendo.”
Entonces El me llevó a este lugar, me colocó en este cuarto
donde yo estaba, y luego me dijo que lo hiciera por tercera vez.
Ahora amigos cristianos, cuando yo deje a este mundo eso
estará en mi seno. Pero apunte mi palabra de lo que acontecerá.
Hace 5 meses, (6 meses, hoy) no teníamos ninguna idea que
iríamos a México. Pero yo pensaba que iría a Phoenix. Y
nuestro querido amigo y hermano, el Sr. Allen que estaba
orando por los enfermos, llegó allí, y dijo: “No, yo me voy a
quedar aquí, yo no voy a salir para aquella parte de mi...”
Pues, yo no iba a entrar estando mi hermano allí, yo no lo iba
a hacer. Yo no conozco al Hno. Allen, pero él está allá en la obra
del Señor. Ellos dijeron: “No, él se va a quedar.”
Yo dije: Pues los hermanos me llamaron, la asociación allí, el
grupo ministerial; pues se suponía que yo iba a tomar el lugar
del Hno. Roberts mientras que él andaba en Australia. Y yo dije:
“ Está bien si ellos tienen al Hno. Allen orando por los
enfermos; yo no iría, no sería de hermanos. Por lo cual dije:
“Está bien.”
El Hno. Arganbright me llamó unos cuantos días después y
dijo: “Hno. Branham, he hablado con el Hno. Moore. ¿Por qué
no vamos a México?”
Yo dije: “Oh, el varón Von Blumberg y todos ellos han hecho
el esfuerzo de llevarme a México. No me interesa ir allá,
tendremos una reunión aquí en alguna parte.” Y yo dije que
quería colocar aquella carpa allí por primera vez.
El dijo: “Pues, ¿Por qué no vamos a México?”
Y yo dije: “Pues, está bien, piense sobre eso.”
Y había otra hombre allá abajo, y el llamó y dijo: “Las
reuniones están listas para las mismas fechas.” El dijo: “Ellos lo
tendrán en un enorme auditorio allá.”
Aquella noche estaba con el Sr. Wood y pensé: “¿Sabes? Eso
es correcto. Niños pequeños con caras morenas, parecían indios.
Eso es lo que es la visión.” Y luego dije: “Pero la cosa extraña
es que debía de haber sido algo panorámico, y algo referente a
la despedida.”  
Unos cuantos días después el Sr. Arganbright llamó y dijo:
“Hno. Branham, tenemos la gran plaza - de toros, y el gobierno
mexicano lo introducirá allí, por primera vez en la historia de
México uno que no es católico es llevado por el gobierno.”
Yo dije: “Eso es maravilloso, algo se está preparando para
acontecer.” dije: “Tenemos un gran ruido viniendo.”
Usted sabe, cuando fuimos a México y nos preparamos y
salimos para la plaza de toros, había llovido por el camino
durante el viaje hacia allí, y alguien había despedido los
servicios, y ellos todavía no saben quién lo hizo. Eso es
correcto. Eso es exactamente correcto.
Entonces, regresé a casa, volando, el segundo día. El Hno.
Moore dijo: “Hno. Branham, en tanto tiempo que le he seguido,
si nunca le había creído, seguramente lo haría hoy.”
Yo dije: “Eso es correcto.”
Así que regresamos acá, y luego oí que el Hno. Arganbright
venía en camino a verme, y yo salí para orar en mi cueva y
pedirle al Señor que... Y El me enseñó otra visión. El dijo: “El
pescado muerto estaba tirado,” Y El me dijo lo que era. El dijo:
“Regresa, éste no es aun el tiempo, pero Yo te voy a bendecir.”
Volví allá y como 40 o 50 mil personas vinieron a Cristo. Un
bebé muerto fue levantado de los muertos, y cosas grandes
acontecieron.
Ahora, estoy en la hora y usted se puede imaginar cómo estas
cosas aconteciendo hoy parecen pequeñas.  
La otra noche, no sabía... ¿Cuántos estuvieron en la iglesia de
Philadelphia cuando ellos me oyeron decir a una persona:
“¡Maldita sea la persona que levanta la vista mientras que estoy
orando por esta mujer ciega!” Eso es lo que estaba haciendo.
El Señor está preparándose para visitar a Su gente en una
grande y maravillosa manera, amigos. Tiene que ser un secreto
en mi propio corazón, pero así como ustedes me conocen, y me
creen, me aman y me respetan como el siervo de Dios. Sólo
recuerden lo que les digo, una bendición viene en camino. Eso
es correcto, viene. Y no será debilitante, nunca jamás me
debilitará, y será más allá que cualquier cosa que ha acontecido
aquí o en cualquier otro tiempo. Es algo que el Señor me ha
dado. Eso me hace un creyente en la gracia, después de las
cosas que he hecho y la manera que había actuado, condenado
delante de Dios, y aún cuando Dios habla cualquier cosa El lo
hará de todos modos. Amén.
Moisés mató a un hombre en una ocasión, pero Dios estaba
determinado y lo guardó allá en el desierto por 40 años, pero él
llevó a Israel a la tierra prometida. ¿No es El maravilloso?
El es el mismo Dios que El era entonces. Y amigos, les digo
esto, cada uno de ustedes creyentes cristianos, sin tener en
cuenta a que iglesia asista. Allá en los estudios el otro día había
un hombre muy fino a quien le estaba hablando, él y su esposa,
(Donde el Hno. Boze y yo estábamos haciendo grabaciones para
una emisión) y él estaba dándome la mano y hablando,
llamando al Hno. Joseph tonto y jugando con él. Yo dije:
“¿Usted va a la iglesia de él?” Y él dijo: “No, yo soy
Metodista.”
Yo dije: “Pues, usted puede ser perdonado por eso.” Entonces
dije: “Apenas iba yo hacia usted.” Y yo dije: “Mire hermano,
antes yo cabalgaba un poco, y mi padre era un jinete.” Yo dije:
“Nosotros criábamos ganado en el bosque Arapahoe, y nada
podía venir a ese campo mas que un Hereford de casta. Un
caporal se ponía en el cerco y desviaba y no dejaba pasar nada,
a menos que fuera un Hereford de casta registrado.” Y yo dije:
“Algunos de ellos entraban allí, los perezosos, algunos con un
Fripode; todos marcados con hierro ardiendo con diferentes
tizones, pero todos eran Herefords de casta.”
Así es la manera que es. Podremos ser Metodista, Bautista,
esto, aquello, o el otro, pero mientras que sea un cristiano de
casta por el poder del Espíritu Santo, -eso es la única cosa que
puede entrar al pasto, en el rebaño. Porque por un Espíritu
somos bautizados en un Cuerpo, y somos una gente, una iglesia,
con una idea y un motivo que estamos aquí en la tierra. Un
Cielo. ¿Es correcto eso? Estamos tan agradecidos por eso.
Ahora, ya me he pasado de mi tiempo de hablar con ustedes,
porque ustedes tienen que apurarse para regresar en poco
tiempo. ¿Pero cuántos aman a una plática de corazón a corazón?
Parece que lo entienden. Pudiéramos hablar horas tras horas, y
ahora usted dice: “Hno. Branham, ¿Me puede explicar esto?”  
No puedo, quisiera poder, pero no puedo. Es imposible. Uno
no puede explicar las cosas sobrenaturales. Cuando se esfuerza
uno para hacerlo, es exactamente como El me dijo: “Causas que
se levanten comparaciones carnales.” ¿Ve? Usted lo causa. Lo
hace para el Cuerpo de Cristo. ¿Entiende lo que quiero decir?
Causa un conflicto.
Ahora, lo que se puede hacer es ser verdadero en su corazón,
y nada mas estar agradecido que Dios está marchando adelante
con nosotros --el Señor Jesucristo resucitado.
Yo digo esto y hago esta predicción; ahora, no lo estoy
diciendo en el Nombre del Señor, lo estoy diciendo como un
hermano. Yo predigo esto, (Y escuche bien) Yo predigo que
América este año, Los Estados Unidos, una de dos, o recibirá a
Cristo, o ella empezará a decaer este año.
Este es el tiempo de América para arrepentirse, y si no lo
hace... Yo predigo que, creo que el 15 o 16 de enero de este año,  
(Sólo guiado para decirlo) y me he quedado con ello, y veo a las
ruedas dando la vuelta hacia arriba.
Me fijé en el gran famoso evangelista, Billy Graham. El
regresó del extranjero y tuvo sus reuniones en Nueva York y
estos grandes lugares para golpear al centro nervioso, y veo que
el Hno. Roberts fue expulsado de la nación extranjera.
El Sr. Arganbright quiere que después de junio vaya a
Alemania y vuelva a la Unión Sudafricana y por allí, pero algo
me está deteniendo en Estados Unidos. Los demás parecen estar
del mismo modo, y creo, que América va a recibir su última
llamada este año. Eso es correcto. Sería atrevido. Mire aquí a las
cintas. Puede que las toquen de aquí a veinte años.
Se tiene que fijar lo que está hablando; lo que está diciendo,
pero yo creo eso. Ahora el Señor no me ha dicho eso, pero yo
creo que una de dos; que América va a recibir a Cristo o va a
rechazarlo absolutamente este año, y yo predigo que ellos le van
a rechazar. Lo hago.
Mire lo que están haciendo completamente allá en Florida
con Jack Coe. Como pudieron ellos jamás... eso es aún
inconstitucional para expulsar al hombre del estado. Tenemos
libertad de hablar, ciertamente lo tenemos. Pero la primera cosa
que sabrá usted, es que van a hacer el esfuerzo de parar todo
esto. Harán el esfuerzo de parar el orar por los enfermos, y
poner un edicto contra ello. Solamente recuerde que cuando la
persecución suba, la Iglesia entonces vendrá a su apogeo, a lo
mejor. Si señor, y Dios lo está haciendo todo junto. [Algunas
personas empezaron a hablar en lenguas. — Editor]
Gloria sea a Dios. El nos da la victoria. [Hablando en lenguas
en la audiencia.—Editor] Aquí esta noche, está una
interpretación que seguirá a esto. Ahora todos muy reverentes.
La señora que habló, sea quien fue... escuche bien y dejen que
ellos que saben que... [Interpretación.—Editor]
Ahora con sus rostros inclinados; han oído la interpretación.
Cuántos aquí desean recibir a Cristo como su Salvador personal,
de ser recordados en oración. Desean levantar sus manos muy
altas agorita. Bien alto para que podamos ver quienes son, muy
alto.
¿Nos da un tono en el órgano, por favor, por unos cuantos
minutos?
Ahora mientras que usted inclina su rostro y cree con todo su
corazón; mientras que la voz que dijo que esto es la verdad, si
usted jamás ha entrado venga ahora.
Nuestro Padre Celestial, oramos en el Nombre de Jesucristo,
que mientras que Tu Espíritu se mueve sobre de este edificio
hoy, y la voz ha salido y ha dicho que este era el tiempo, esta es
la hora; y yo oro Padre Celestial, que al ver todas esas manos
que se levantaron, (Algunas tal vez 30 manos o más subieron al
aire, hace poco, para recibir a Cristo como su Salvador
personal) oyendo el mensaje, sabiendo que estamos en el fin.
Estas llamas de avivamiento en cada loma. Dios prometió en los
últimos días que El levantaría estas cosas para probar que El era
Dios en nuestros medios haciendo lo que es correcto, enseñando
estas grandes señales y maravilla entre la gente; que los ciegos
mirarían, la muerte huiría, y que había de haber grandes
ministerios sobrenaturales desarrollándose. Señor, hoy vivimos
para verlo. Y oro, Padre Celestial, que cada uno de esos pobres
niños queridos, que levantaron sus manos hace poco que
querían recibirte como su Salvador personal, que Tú los salves
del pecado. Concédelo, Señor.  
Oro, también, que mientras que estemos en este gran
movimiento hoy, que el Espíritu Santo llene cada corazón de
nuevo. Señor, enciende un fuego nuevo en sus almas. Que ellos
puedan salir con un celo después de oír tan pronto como esa
palabra fue hablada de que nuestra nación querida iba a rechazar
la oferta.
Oh, Dios, grandes reinos tienen que caer. Cada cosa mortal
tiene que darse a inmortalidad. Oh, Dios, mientras que vemos
esto. Estuve de pie allá sobre las ruinas antiguas de Roma --  
donde aquella gran nación monarca era una vez un lugar
floreciente del mundo, el lugar más brilloso de todo el mundo.
Hoy excava 20 pies debajo de la tierra para encontrar las ruinas
de ese gran imperio. Allá en donde el templo una vez estuvo;
ésta, la Mezquita de Omar. Muchos de los grandes reyes,
grandes reinos, naciones, el gran Alejandro el Magno, Grecia y
muchos otros lugares como esos han caído.
Dios, nosotros vemos la fundación de nuestra nación
desmenuzando por causa del rechazamiento del Evangelio,
mientras que grandes hombres han barrido esta nación,
peinando por todo lugar. El mensaje del Evangelio ha salido. Un
Espíritu como Juan el Bautista --no haciendo milagros, ni
diciendo algo de milagros, pero barriendo toda la nación, y el
poder de Jesús obrando milagros, siguiendo así como lo hizo
con Juan. Y todavía nuestra nación con agua ardiente, tabaco,
cabaret, pecado amontonándose a cada lado —nuestra gran
civilización se está cayendo, cayendo. Todo tiene que dar lugar.
Todos estos reinos tienen que caer para que el Reino de Dios
pueda brotar en su esplendor, y el gran Milenio tome lugar.
Mirando de niño un árbol viejo hace unos pocos años,
cuando era niño; me senté mientras que esas ramas majestuosas
se movían. Yo pensaba que ese árbol... Pero hoy es otra cosa,
sabemos que todas las cosas mortales tienen que cumplir...
Yo también, Señor, una vez era un hombre joven, me veo
gastado ahora. Estoy extendiéndome encima de la línea más allá
para ve la puesta del sol. Hay muchas cabezas encanecidas que
están inclinadas en este edificio, que una vez eran fuertes,
hombres guapos, jóvenes. Y muchas mujeres con sus caras
inclinadas con arrugas, que las lágrimas corriendo por las
huellas de las arrugas en su cara; que una vez fueron hermosas y
bellas como las jovencitas.
Oh Dios, toda carne es como hierba. El fin cerca... Oh, Cristo
de Dios recibe esta pobre gente en Tu Reino. Algún día yo
tendré que estar de pie más allá al trono de Dios y dar cuenta
por mi ministerio —dar cuenta de estas cosas que Tú me has
permitido hacer entre la gente para declarar la resurrección del
Señor Jesucristo. Dios, yo tengo que responder por eso. Oh,
Dios, pon un celo dentro de mi corazón más y más y dame
sabiduría para que yo pueda saber cómo guiar el pueblo al Señor
Jesús.
Hoy, Padre, Tú has prometido en Tu Santa Palabra, “El que
oye a mi Palabra, y cree en El que me envió, tiene vida eterna, y
nunca vendrá a condenación, pero ha pasado de muerte a vida.”
Muchas manos aquí fueron alzadas, Señor. Mucha gente
pobre perdida, muchos en apostasía y afuera. Dios, permite
solamente este minuto que El Espíritu Santo, de testimonio, que
estamos en el fin, y que ellos entiendan que algún día ellos
tienen que irse. Que ellos reciban a Cristo, ahora.
Mientras que tenemos nuestras cabezas inclinadas, ¿Hay
alguien aquí, hoy, que no levantó sus manos en la primera
llamada? Levantaría su mano ahora y decir: “Yo quiero recibir a
Cristo ahora como mi Salvador?” ¿Lo hace? Alguien más que
nunca... ¿Se fijó cómo el fuego vino al edificio cuando la
Palabra salió? Yo creo... y Dios bendiga a usted mi amigo joven
con su mano alzada. Dios, concédele a mi hermano, usted tiene
Vida Eterna creyendo en el Señor Jesús. Deseo saber si en el
balcón por... Si vemos que Dios prometió estas cosas. Estamos
aquí para verlo suceder. Sabemos que Dios lo prometió, y
cualquier cosa que Dios promete está obligado a hacerlo.
¿Hubiera otra? [El Hno. Branham llama para que la gente
levante sus manos y acepten a Cristo como su Salvador.—
Editor]
Ahora, esto puede parecer un poco extraño para algunos de
ustedes; como una palabra rompería algo así y el fuego se
desparramaría. Vea, es porque es la verdad en ella, (Una clave al
mensaje, ¿Ve? Estamos al fin. Dios lo bendiga, señor. Veo su
mano. Dios lo bendiga. Dios le bendiga. Ahora, amigos le digo. 
Hay muchos que están sentados aquí, que van a soportar una
persecución horrible por su fe antes que sea sellado.
Dios le bendiga. Alguien más levante su mano. Dios le
bendiga a usted allá atrás al fondo. Veo a su mano, señor.
¿Alguien más? Ahora, alguien más levante su mano pronto
mientras que esperamos por la oración para despedirnos, si
levanta su mano. Dios le bendiga, hijo, Dios le bendiga hijo,
Dios le bendiga; veo su mano sobre el hombre allá arriba. Sí,
Dios le bendiga, hermano.
Ve, eso es maravilloso. Solamente aceptando a Cristo.
Cuando usted levanta su mano Dios lo recibe en el Libro de la
Vida. El mismo minuto que usted cree, usted pasa de muerte a
Vida, cuando usted levanta su mano. ¿Cómo alzó su mano?
“Ningún hombre viene a Mí a menos que Mi Padre lo traiga
primero.” Eso es. Dios está aquí atrayendo. Usted está
levantando su mano. Un Ángel está escribiendo su nombre en el
Libro de la Vida; eso lo establece. Ahora, usted recibirá el
Espíritu Santo, si usted solamente cree. Ahora, con nuestros
rostros inclinados otra vez.
Nuestro Padre Celestial, envía Tus bendiciones, y yo Te doy
las gracias, Padre por esta gran multitud de gente solamente
recibiendo a Cristo. Ahora, gracias por vindicar otra vez Tu
mensaje, Señor, y dándolo, y hacer las cosas que Tú nos has
hecho hoy. Esta gente estará contenta por todos los días de su
vida. Tú les has dado vida eterna, porque ellos han creído al
Señor Jesús. Padre cuando el llamamiento al altar será hecho en
un momento, de venir aquí y personalmente estar de pie
alrededor del altar o por el pasillo y orar a Ti, dar las gracias por
su salvación, yo oro que cada mano que fue levantada se ponga
de pie en el pasillo, en alguna parte, y orarte a Ti y dar las
gracias por recibirlos en Tu Reino. Concédelo, Señor. Que Tu
bendición Eterna descanse sobre de ellos. Con sus cabezas
inclinadas el Hno. Joseph continuará la oración...
 
¿Qué Son Visiones Y Profecías?
  
Este mensaje es una predicación directa del Hno. William
Marrion Branham y fue grabada inicialmente en cinta con la voz
del Profeta de esta Edad, y de allí traducida al español por
 
Fondo para Alcance Misionero
 
, lo más fiel posible a la cinta
original, y apegándose lo mejor posible a nuestro idioma, y a la
forma de expresarse del Mensajero. Cualquier error en la
impresión no es intencional. Esta obra de traducción es sólo
para ayudar a que el Mensaje de este día final sea traducido e
impreso lo más posible, y llegue a la simiente predestinada.
Estos Mensajes están siendo impresos gracias a los esfuerzos
de algunos creyentes de este Mensaje.
Si alguno desea reimprimir o copiar estos mensajes, por
favor
no quite  estos datos y este logotipo, ya que somos
responsables de esta traducción. Le agradeceremos nos
comunique, y de ser posible le enviaremos el
master  original.
 
Traducido y Editado en México por:
   
FONDO PARA ALCANCE MISIONERO
TABERNACULO EL OLIVO
 
Hno. Julián Córdova Cervantes
  
Capulín Nº 27 Col. El Olivo. Tlalnepantla, Edo. De México.
CP. 54110. MEXICO.
Repost 0
Published by SANN777 - en religion
Comenta este artículo
11 marzo 2012 7 11 /03 /marzo /2012 08:41

LA REVELACION DE J ESUCRISTO

CAPITULO UNO

La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que

deben suceder presto; y la declaró, enviándola por su ángel a Juan su siervo,

El cual ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas

las cosas que ha visto.

Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las

cosas en ella escritas: porque el tiempo está cerca.

Juan a las siete iglesias que están en Asia: Gracia sea con vosotros, y paz del que es y que

era y que ha de venir, y de los siete Espíritus que están delante de su trono;

Y de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y príncipe de los reyes de la

tierra. Al que nos amó, y nos ha lavado de nuestros pecados con su sangre,

Y nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios y su Padre; a él sea gloria e imperio para

siempre jamás. Amén.

He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los

linajes de la tierra se lamentarán sobre él. Así sea. Amén.

Yo soy el Alpha y la Omega, principio y fin, dice el Señor, que es y que era y que ha de

venir, el Todopoderoso.

Yo Juan, vuestro hermano, y participante en la tribulación y en el reino, y en la paciencia

de Jesucristo, estaba en la isla que es llamada Patmos, por la palabra de Dios y el testimonio de

Jesucristo.

Yo fui en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta,

Que decía: Yo soy el Alpha y Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que

ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia; a Efeso, y a Smirna, y a Pérgamo, y a Tiatira,

y a Sardis, y a Filadelfia, y a Laodicea.

Y me volví a ver la voz que hablaba conmigo: y vuelto, vi siete candeleros de oro;

Y en medio de los siete candeleros, uno semejante al Hijo del hombre, vestido de una ropa

que llegaba hasta los pies, y ceñido por los pechos con una cinta de oro.

Y su cabeza y sus cabellos eran blancos como la lana blanca, como la nieve; y sus ojos

como llama de fuego;

Y sus pies semejantes al latón fino, ardientes como en un horno; y su voz como ruido de

muchas aguas.

Y tenía en su diestra siete estrellas: y de su boca salía una espada aguda de dos filos. Y su

rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

Y cuando yo le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome.

No temas: yo soy el primero y el último;

Y el que vivo, y he sido muerto; y he aquí que vivo por siglos de siglos, Amén. Y tengo

las llaves del infierno y de la muerte.

Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de éstas:

El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y los siete candeleros de oro.

Las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias; y los siete candeleros que has visto, son las

siete iglesias. (Apocalipsis 1:120).

INTRODUCCION AL CAPITULO UNO

La Revelación de Jesucristo, que Dios le dió para manifestar a sus siervos las cosas que

deben suceder presto; y la declaró enviándola por su ángel a Juan su siervo.

El cual ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de

todas las cosas que ha visto.

Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las

cosas en ella escritas. porque el tiempo está cerca.

 

(Apocalipsis 1:13).

El escriba, no el autor, de este libro es San Juan el divino. Historiadores concuerdan en

que él vivió la última parte de su vida en Efeso, aunque para el tiempo de la escritura de este libro,

él estaba en la Isla de Patmos. Este libro no es la historia de la vida de Juan, sino que es la

revelación de Jesucristo en las edades futuras de la Iglesia. En el versículo tres es llamado una

`profecía' y eso es precisamente lo que es.

Casi siempre, este libro es llamado la Revelación de San Juan, pero eso es incorrecto. Es

la revelación de Jesucristo, dada a Juan para los Cristianos de

todas las edades. Es el único libro

en toda la Biblia que está escrito por Jesús mismo, presentándose personalmente a través de un

escriba.

Es el último libro de la Biblia, sin embargo, relata el principio y el final de las

dispensaciones del Evangelio.

Ahora, la palabra griega para revelación es "apocalypse" que quiere decir "quitar el velo."

Quitando el velo se ilustra perfectamente en el caso de un escultor mostrando su obra esculpida,

exponiéndola al espectador. Es un descubrimiento, revelando lo que previamente estaba

escondido. Ahora, el descubrimiento no es solamente la revelación de la Persona de Cristo, sino

LA REVELACION DE SUS OBRAS FUTURAS EN LAS SIETE EDADES VENIDERAS DE

LA IGLESIA.

La importancia de revelación por el Espíritu, a un verdadero creyente, nunca podrá ser

enfatizada demasiado.

 

Revelación significa para Ud. más de lo que quizás Ud. se da cuenta.

Ahora, yo no estoy hablando de este libro de Apocalipsis y Ud., estoy hablando de TODA

revelación. Es tremendamente importante para la Iglesia. ¿Recuerda Ud. en Mateo 16: 1 318,

donde Jesús hizo esta pregunta a sus discípulos:

¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?

Y ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; y otros, Elías; y otros, Jeremías, ó alguno de los

profetas.

El les dice: Y vosotros, ¿quién decís que soy?

Y respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás;

porque no te lo reveló carne ni sangre, mas mi Padre que está en los cielos.

Mas yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia; y las

puertas del infierno no prevalecerán contra ella.

Los Católicos Romanos dicen que la iglesia está edificada sobre Pedro. Ahora, eso es

verdaderamente carnal. ¿Cómo podría Dios edificar la Iglesia sobre un hombre tan indeciso que

negó al Señor Jesús y aun maldijo al hacerlo? Dios no puede edificar Su Iglesia sobre ningún

hombre nacido de pecado. Y no fue sobre alguna piedra allí como si Dios hubiese santificado la

tierra en ese lugar. Y no es como dicen los Protestantes que la Iglesia está edificada sobre Jesús.

Es sobre la REVELACION. Léalo como está escrito: "No te lo reveló carne ni sangre, SINO MI

PADRE TE LO HA REVELADO, Y SOBRE ESTA PIEDRA (REVELACION) EDIFICARE

MI IGLESIA." La Iglesia está edificada sobre la Revelación sobre

el ASI DICE EL SEÑOR.

¿Cómo supo Abel qué debía hacer para ofrecer un sacrificio perfecto a Dios? Por fe él

recibió la revelación de la sangre. Caín no recibió la revelación (aunque sí tenía un mandamiento),

así que no podía ofrecer un sacrificio perfecto. Fue la revelación de Dios lo que hizo la diferencia,

y concedió a Abel la Vida Eterna. Ahora, Ud. puede recibir lo que dice el pastor, o lo que el

seminario enseña. Y aunque se lo enseñen con la mayor elocuencia, hasta que Dios no le revela a

Ud. que Jesús es el Cristo, y que Ud. es purificado por la sangre, y que Dios es su Salvador, Ud.

nunca tendrá Vida Eterna. Es la revelación espiritual lo que lo hace.

Ahora, yo digo que este libro de Apocalipsis es la revelación de Jesús y lo que El hizo en

las Iglesias a través de las siete edades. Es una revelación porque los discípulos mismos no

conocían estas verdades registradas. No les había sido previamente revelado. Ud. recuerda que

vinieron a Jesús en el libro de los Hechos y le preguntaron: "¿Restituirás el reino a Israel en este

tiempo?" Y El les dijo: "No toca a vosotros saber los tiempos ó las sazones." Aquellos hombres

todavía estaban pensando en Jesús con un reino terrenal. Pero era un reino espiritual el que El iba

a edificar. El aun no les podía declarar Su posición en el reino, porque el Padre no se lo había

revelado. Pero luego, después de Su muerte y resurrección, y en este preciso tiempo de Su

ministerio de intercesión, El puede mostrar aquí en esta revelación de Sí mismo a Juan, lo que

haría y significaría Su gloria y presencia en la Iglesia.

En esta revelación El nos dice cómo será el final del diablo. El nos dice cómo es que va a

lidiar con el diablo y echarlo en el lago de fuego. El revela el final de los impíos, los cuales siguen

a Satanás. Satanás odia eso.

¿Ha notado Ud. cómo Satanás odia dos de los libros de la Biblia más que a todos los

demás? Por medio de teólogos liberales y científicos falsos, él siempre está atacando el libro de

Génesis y el libro de Apocalipsis. En ambos libros hallamos el origen de Satanás, sus obras

terribles y su destrucción. Por eso es que él los ataca. El aborrece ser descubierto, y en estos

libros él ha sido descubierto exactamente como es. Jesús dijo de Satanás: "El no tiene parte

conmigo, y yo no tengo parte con él." El diablo quisiera probar que eso es diferente; pero no

puede, así que él hace todo lo que puede para destruir nuestra confianza en la Palabra. Pero

cuando la iglesia descree a Satanás, y cree la revelación del Espíritu de la Palabra, las puertas del

infierno no pueden prevalecer contra ella.

Permítanme incluir aquí un ejemplo de mi propio ministerio. Todos saben que este don

que se manifiesta en mi vida, es sobrenatural. Es un don por el cual el Espíritu Santo puede

discernir las enfermedades y los pensamientos de los corazones de los hombres, y otras cosas

escondidas que sólo Dios podría saber, y entonces revelármelas. Quisiera que Ud. pudiera estar

conmigo y ver los rostros de la gente cuando Satanás sabe que va a ser descubierto. Ahora, no me

estoy refiriendo a la gente. Es al dominio que Satanás ejerce en sus vidas por medio del pecado, la

indiferencia y la enfermedad. Pero, ¡ ojalá Ud. pudiera ver sus rostros! Cuando Satanás sabe que

va a ser descubierto, ciertos cambios muy raros se manifiestan en los rostros de las personas.

Satanás tiene miedo. El sabe que el Espíritu de Dios está a punto de mostrar sus obras al pueblo.

Por eso es que él odia tanto estas reuniones. Cuando se mencionan nombres y se revelan

enfermedades... Satanás odia eso. Ahora, ¿qué es esto? No es adivinación de los pensamientos, no

es telepatía, ni tampoco es brujería, es una REVELACION por medio del Espíritu Santo. Esa es

la única manera por la cual yo lo puedo saber. Desde luego, la mente carnal lo llamará de todo,

menos el Espíritu Santo.

Permítanme mostrarles otra razón por la cual Satanás odia este libro de la Revelación de

Jesucristo en la Iglesia. El sabe que Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos, y que no

cambia. El sabe eso mejor que el noventa por ciento de los teólogos. El sabe que como Dios es

inmutable en Su naturaleza, entonces El es igual de inmutable en Sus modos. Así que Satanás

verdaderamente sabe que la Iglesia original (de Pentecostés) con el poder de Dios (Marcos 16 en

operación) es la Iglesia Verdadera que Jesús reclama como Suya. Todo lo demás es falso. Tiene

que ser.

Ahora, recuerden esto: Cristo en la Iglesia Verdadera es la continuación del libro de los

Hechos. Pero el libro de Apocalipsis muestra cómo es que el espíritu del anticristo entraría en la

Iglesia y la corrompería, convirtiéndola así en una iglesia tibia, formal y sin poder.

Descubre a Satanás, revelando sus obras (su intento de destruir al pueblo de Dios y

desacreditar la Palabra de Dios) hasta el momento en que él sea echado en el lago de fuego. El

combate eso. No puede soportarlo. El sabe que si el pueblo recibe la REVELACION

VERDADERA de la IGLESIA VERDADERA y lo que ella es, lo que ella representa y cómo

ELLA PUEDE OBRAR LAS OBRAS MAYORES, ella será un ejército invencible. Si ellos

reciben una revelación verdadera de los dos espíritus dentro de la estructura de la Iglesia

Cristiana, y por medio del Espíritu de Dios disciernen y resisten al espíritu del anticristo, Satanás

estará sin poder ante ella. El estará tan definitivamente contrarrestado como lo estuvo cuando

Cristo resistió sus múltiples esfuerzos por obtener poder sobre El en el desierto. Sí, Satanás odia

la revelación. Pero nosotros la amamos. Con revelación verdadera en nuestras vidas, las puertas

del infierno no pueden prevalecer en contra de nosotros; pero nosotros sí prevaleceremos en

contra de ella.

Recordarán que mencioné al principio de este mensaje que este libro que estamos

estudiando es la revelación real de Jesucristo en la Iglesia y Su obra en las edades futuras.

Entonces mencioné que solamente por medio del Espíritu Santo obtendremos revelación, o nos

pasará por alto. Uniendo estos dos pensamientos, veremos que no será solamente estudio y

pensamiento natural lo que hará que este libro sea real. Se necesitará la operación del Espíritu

Santo. Eso quiere decir que este libro no puede ser revelado a nadie más que a un pueblo especial.

Será una clase de gente con percepción profética. Necesitará la habilidad para oír de Dios.

Necesitará instrucción sobrenatural, y no ser solamente un estudiante comparando versículo con

versículo, aunque eso está bien. Pero un misterio requiere la revelación del Espíritu o nunca será

claro. ¡Cómo necesitamos oír de Dios, y abrir nuestros corazones, y llegar a estar rendidos al

Espíritu para oír y entender!

Como ya he dicho, este libro (Apocalipsis) es la consumación de las Escrituras. Hasta está

colocado correctamente en el canon de las Escrituras al

final. Ahora Ud. puede entender por qué

es que dice que todo aquel que lo lee o aun lo oye, es bienaventurado. Es la revelación de Dios lo

que le dará a Ud. la autoridad sobre el diablo. Y Ud. puede ver por qué es que aquellos que

agreguen o quiten de ella, serán condenados. Tendrá que ser así, porque ¿quién puede agregar o

quitar de la revelación perfecta de Dios y vencer al enemigo? Así es de sencillo. No hay ningún

poder tan prevaleciente como la revelación de la Palabra. ¿Ven? En el versículo tres, una

bendición es prometida para aquellos que prestan atención especial a este libro. Yo pienso que eso

se refiere a la costumbre en el Antiguo Testamento de los sacerdotes que leían la Palabra a la

congregación en la mañana. ¿Ven? Muchos no podían leer, y los sacerdotes tenían que leerles la

Palabra. Solamente leyéndoles la Palabra, y la bendición estaba allí. No había diferencia si fuese

leída u oída.

Porque el tiempo está cerca.

 

Realmente el tiempo no estaba cerca. En la sabiduría y la

economía de Dios, esta revelación tan tremenda (aunque Dios lo conocía enteramente) no podía

ser manifestada hasta entonces. Así que inmediatamente aprendemos una regla:

la revelación de

Dios para cada edad solamente puede venir en esa edad, y en un tiempo preciso.

 

Fíjense en la

historia de Israel. La revelación de Dios a Moisés, vino en un determinado momento de la

historia; y aun más determinadamente, vino cuando el pueblo clamaba a Dios. Jesús mismo vino

en el cumplimiento del tiempo, siendo El la Revelación completa de la Deidad. Y en esta edad (de

Laodicea), la revelación de Dios vendrá a su debido tiempo. No se atrasará, ni tampoco se

adelantará. Piense en esto y obsérvelo bien, porque hoy estamos en el tiempo del fin.

EL SALUDO

Juan a las siete iglesias que están en Asia: Gracia sea con vosotros, y paz del que es y

que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono;

Y de Jesucristo, el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y príncipe de los reyes de la

tierra. Al que nos amó, y nos ha lavado de nuestros pecados con su sangre,

Y nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios y Su Padre; a él sea gloria e imperio para

siempre jamás. Amén.

 

(Apocalipsis 1:46).

La palabra "Asia", realmente es Asia Menor. Es una tierra pequeña como el tamaño del

estado de Indiana. Las siete iglesias allí fueron escogidas especialmente de entre las demás iglesias

por sus características, las cuales serían manifestadas en las edades sucesivas, siglos después.

Los siete Espíritus ante el trono es el Espíritu que estaba en cada uno de los siete

mensajeros, dándoles su ministerio para la edad en que cada uno vivió.

Ahora, todas estas expresiones: "El que es," "El que era," "El que ha de venir," "El

Testigo fiel," "El Primogénito de los muertos," "Príncipe de los reyes de la tierra," "El Alpha y la

Omega," y "El Todopoderoso," son títulos y descripciones de UNO Y LA MISMA PERSONA,

Quien es el Señor Jesucristo, Quien nos lavó de nuestros pecados en Su propia sangre.

El Espíritu de Dios, en Juan, se expresa así para mostrar la Deidad Suprema de Jesucristo,

y para revelar la Deidad como UN Dios. Hoy día hay un tremendo error, el cual enseña que hay

tres Dioses en vez de uno. Esta revelación como fue dada a Juan por Jesús mismo, corrige ese

error. No es que hay tres Dioses, sino

un Dios con tres oficios, Hay UN Dios con tres títulos:

Padre, Hijo, y Espíritu Santo. Esta poderosa revelación es la que tuvo la Iglesia primitiva, y tiene

que ser restaurada en este último día juntamente con la fórmula correcta para el bautismo en agua.

Ahora, los teólogos modernos no concuerdan conmigo, según lo que salió publicado en

una gran revista Cristiana, la cual dice: "Esa enseñanza (sobre la Trinidad) se halla en el mero

centro y corazón del Antiguo Testamento. Está igualmente centralizada en el corazón del Nuevo

Testamento. Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento están opuestos a la idea de que hay

más de un Dios; sin embargo, el Nuevo Testamento enseña con semejante claridad que el Padre es

Dios y el Hijo es Dios, y el Espíritu Santo es Dios, y que estos tres no son tres aspectos de la

misma persona; sino tres personas en una verdadera relación personal entre sí mismas. Allí

tenemos la gran doctrina de

Tres Personas pero un Dios. "

También dicen: "Dios según la Biblia, no es solamente una persona, sino tres personas en

un Dios. Ese es el gran misterio de la Trinidad."

¡En verdad es! ¿Cómo pueden tres personas estar en un Dios? No solamente que no hay

Biblia para probar eso, sino que aun esa doctrina muestra una falta de razonamiento inteligente.

Tres personas distintas, aun siendo de substancia idéntica, son tres dioses, o el idioma ha perdido

su sentido completamente.

Escuchen estas palabras otra vez: "Yo soy Alpha y Omega, el Principio y el Fin, dice el

Señor, Quien es, Quien era y Quien ha de venir, el Todopoderoso." Esto es Deidad. Esto no es

simplemente un profeta, un hombre, esto es Dios. Y no es una revelación de tres dioses, sino de

UN Dios, el Todopoderoso.

Allá en el principio de la iglesia no creyeron en tres dioses. Ud. no puede encontrar esa

clase de doctrina entre los apóstoles. Fue después de la edad apostólica que esta doctrina entró y

verdaderamente llegó a ser una doctrina fundamental en el Concilio de Nicea. La doctrina de la

Deidad causó en Nicea una separación en dos sentidos. Y de esa separación salieron dos

extremos. Uno simplemente fue al politeísmo, creyendo en tres dioses; y el otro fue al

unitarianismo. Desde luego, esto tomó un tiempo en desarrollarse, pero si sucedió, y lo tenemos

hoy día. Pero la revelación a través de Juan dada por el Espíritu a las Iglesias fue: "Yo soy el

Señor Jesucristo, y Yo soy la plenitud. No hay ningún otro Dios." Y El puso Su sello sobre esta

revelación.

Considere esto: ¿Quién fue el Padre de Jesús? Mateo 1:18 dice: "Se halló haber concebido

del Espíritu Santo." Pero Jesús mismo dijo que Dios era Su Padre. Dios el Padre y Dios el

Espíritu Santo, como frecuentemente expresamos estos términos, hacen al Padre y al Espíritu

UNO, y en verdad son UNO, de otra manera Jesús tuvo dos padres. Pero note, que Jesús dijo que

El y Su Padre eran Unono

dos. Eso produce UN Dios.

Ya que esto es verdad históricamente y según las Escrituras, la gente pregunta: ¿de dónde

vino el tercero...? Fue una doctrina fundamental en el Concilio de Nicea en el año 325 D.C. Esta

trinidad (que no aparece absolutamente en la Biblia) fue basada en la gran cantidad de dioses que

tenían en Roma. Los Romanos tenían muchos dioses a los cuales oraban. También oraban a sus

antepasados por considerarlos como mediadores. Solamente fue un hecho para dar nombres

nuevos a dioses antiguos, y ahora tenemos santos para hacerlo más bíblico. Así que en vez de

Júpiter, Venus, Marte, etc., tenemos a Pablo, Pedro, Fátima, Cristóbal, etc., etc. Ellos no podían

hacer que su religión pagana funcionara con un solo Dios, por lo tanto lo dividieron en tres, e

hicieron intercesores de los santos, igual como lo habían hecho de sus antepasados.

Desde entonces, el mundo no ha podido comprender que hay solamente un Dios con tres

oficios o manifestaciones. Saben que hay un Dios, según las Escrituras, pero ellos procuran hacer

la doctrina fantástica de que Dios es como un racimo de uvas: tres personas con la misma

Divinidad distribuida igualmente entre todos. Pero aquí en Apocalipsis dice plenamente que Jesús

es "El que es," "El que era," y "El que ha de venir." El es el "Alpha y Omega," que quiere decir

que El es desde la "A a la Z," o más bien EL TODO. El es el Todopoderoso. El es la Rosa de

Sarón, El Lirio de los Valles, la Estrella Resplandeciente de la Mañana, el Ramo Justo, el Padre,

el Hijo, y el Espíritu Santo. El es Dios, Dios Todopoderoso. EL UNICO DIOS.

Primera de Timoteo 3: 16, dice:

Y sin contradicción, grande es el misterio de la piedad: Dios ha sido manifestado en

carne; ha sido justificado con el Espíritu; ha sido visto de los ángeles; ha sido predicado a los

Gentiles; ha sido creído en el mundo; ha sido recibido en gloria.

Esto es lo que dice la Biblia. Aquí no dice nada de una primera, segunda o tercera

persona. Dice que Dios fue manifestado en carne. Un Dios. Aquel `DIOS' fue manifestado en

carne. Eso debiera poner fin al asunto. Dios vino en forma humana. Eso no le hizo OTRO DIOS.

EL ERA DIOS, EL MISMO DIOS. Fue una revelación entonces, y es una revelación hoy: un

Dios.

Volvamos a la Biblia para ver lo que El era en el principio según la revelación que El dió

de Sí mismo. El gran Jehová apareció a Israel en una Columna de Fuego, como el Angel del

Pacto, El vivió en esa Columna de Fuego y guió a Israel diariamente. En el Templo, El anunció

Su venida con una gran nube. Entonces un día, El fue manifestado en un cuerpo nacido de una

virgen, el cual fue preparado para El. El Dios que moró entre las tiendas de Israel, ahora moró en

una tienda de carne, y vivió como un hombre entre los hombres; pero El era el mismo Dios.

La Biblia enseña que Dios estaba en Cristo. El Cuerpo era Jesús. En

El moraba toda la

plenitud de la divinidad, corporalmente. Nada puede ser más claro que eso. ¿Misterio? Sí, pero

plena verdad. No puede ser más claro. Así que si El no fue tres personas ayer, tampoco puede ser

tres personas hoy. UN DIOS; y este mismo Dios fue hecho carne.

Jesús dijo: "Vine de Dios y vuelvo a Dios" (Juan 16:27 y 28). Eso es exactamente lo que

sucedió. El fue quitado de la tierra por medio de Su muerte, sepultura, resurrección y ascensión.

Entonces Pablo se encontró con El en el camino a Damasco, y El le habló a Pablo, y le dijo:

"Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? " Pablo dijo: "¿Quién eres, Señor?" El dijo: "Yo soy

Jesús." El era la Columna de Fuego, una luz enceguecedora. El se había vuelto a Dios,

exactamente como dijo que haría. Se volvió a la forma que era antes de venir a morar en un

tabernáculo de carne. Así es exactamente como lo vio Juan. Juan 1:18:

A Dios nadie le vio jamás: el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le declaró.

(Note donde dice Juan que Jesús está. El está en el seno del Padre). Lucas 2:11 dice:

Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor.

El nació el Cristo, y ocho días después cuando fue circuncidado, fue llamado Jesús, como

el ángel les había dicho. Yo nací Branham. Cuando nací me pusieron el nombre de William. El era

el Cristo, pero le fue dado un nombre aquí entre los hombres. El tabernáculo de afuera que los

hombres podían ver, fue llamado Jesús. El era el Señor de la Gloria, el Todopoderoso manifestado

en carne. El es Dios el Padre, Hijo y Espíritu Santo. El es todo eso. Padre, Hijo y Espíritu Santo,

son solamente títulos. No son nombres. Por eso es que bautizamos en el Nombre del Señor

Jesucristo, porque ese es un Nombre, no un titulo. Es el nombre de esos títulos, igual como

cuando Ud. toma un niño recién nacido y le da un nombre. Niño es lo que es, hijo es un título,

entonces Ud. le pone nombre, Juan Hernández, etc. No se bautice solamente en `el Nombre de

Jesús'. Hay miles de Jesuses en el mundo, y también los hubo antes de Jesús, nuestro Salvador.

Pero solamente hay uno nacido el Cristo: El "Señor Jesucristo."

Hay gente que dice que Jesús es el Hijo Eterno de Dios. Ahora, ¿no es eso una

contradicción? ¿Quién ha oído de un `Hijo' siendo eterno? Los hijos tienen principio, pero lo que

es eterno, nunca tuvo principio. El es el Dios Eterno (Jehová) manifestado en carne.

En el Evangelio de San Juan dice:

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios y el Verbo era Dios.

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros...

El fue el Testigo Fiel y Verdadero de la Palabra Eterna del Padre. El era un Profeta, y

solamente podía decir lo que el Padre le revelaba. El dijo: "Mi Padre está en mí." Eso es lo que

Jesús, el tabernáculo, dijo. "Mi Padre está en mí."

Dios tiene muchos títulos: `Nuestra Justicia,' `Nuestra Paz,' `Ser Eterno,' `Padre,' `Hijo,' y

`Espíritu Santo'; pero solamente tiene un Nombre humano, y ese Nombre es Jesús.

No esté Ud. confundido porque El tiene tres oficios o tres manifestaciones. En la tierra El

era un Profeta; en el Cielo El es el Sacerdote; y regresando a la tierra, El es Rey de Reyes. "El que

era" ese

es Jesús, el Profeta. "El que es" ese

es el Pontífice haciendo intercesión. Uno que

puede compadecerse de nuestras flaquezas. "El que ha de venir" ese

es el Rey venidero. En la

tierra El era la Palabra, el Profeta. Moisés dijo de El: "El Señor vuestro Dios os levantará profeta

como yo; y será, que si no oyeren las palabras de aquel Profeta, serán desarraigados del pueblo."

Note estos datos acerca de Jesús: En la tierra fue Profeta, Oveja e Hijo. Esto no quiere

decir que eran tres. Solamente fueron manifestaciones u oficios de la Misma Persona: Jesús.

Ahora, hay una Escritura favorita de los trinitarios, que, según ellos, respalda su

pensamiento de que hay más de una persona en la Deidad. Es Apocalipsis 5:68:

Y miré; y he aquí en medio del trono y de los cuatro animales, y en medio de los

ancianos, estaba un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, que son los

siete Espíritus de Dios enviados en toda la tierra.

Y él vino, y tomó el libro de la mano derecha de aquel que estaba sentado en el trono.

Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro animales y los veinticuatro ancianos se

postraron delante del Cordero, teniendo cada uno arpas, y copas de oro llenas de perfumes, que

son las oraciones de los santos:

(En verdad estos versículos si los separamos, parecerían probar su punto. Ud. se fija que

yo dije: estos versículos separados. Pero, lea Apocalipsis 4:23

y 911).

Y luego yo fui en Espíritu: y he aquí, un trono que estaba puesto en el cielo, y sobre el

trono estaba uno sentado.

Y el que estaba sentado, era al parecer semejante a una piedra de jaspe y de sardio: y un

arco celeste había alrededor del trono, semejante en el aspecto a la esmeralda.

Y cuando aquellos animales daban gloria y honra y alabanza al que estaba sentado en el

trono, al que vive para siempre jamás,

Los veinticuatro ancianos se postraron delante del que estaba sentado en el trono, y

adoraban al que vive para siempre jamás, y echaban sus coronas delante del trono, diciendo:

Señor, digno eres de recibir gloria y honra y virtud: porque tú criaste todas las cosas, y

por tu voluntad tienen ser y fueron criadas.

Note cuidadosamente que en el versículo dos dice: UNO (no dos o tres, sino Uno) estaba

sentado en el trono. En el versículo tres dice: EL (no ELLOS) era al parecer semejante a una

piedra de jaspe. En el versículo nueve dice que los animales le daban honor a EL (no a ELLOS).

En el versículo diez dice que los ancianos se postraban delante de EL (no de ELLOS); en el

versículo once decían: "Señor, digno eres," (no SEÑORES). También en el versículo once dice

que ESTE que estaba en el trono era el Creador, que es Jesús (Juan 1:3), que es Jehová, el

Espíritu del Antiguo Testamento (Génesis 1:1). Pero no vayamos a detenernos aquí. Lea ahora en

Apocalipsis 3:21:

Al que venciere, yo le daré que se siente conmigo en mi trono; así como yo he vencido, y

me he sentado con mi Padre en su trono.

También lea Hebreos 12:2:

Puestos los ojos en el autor y consumador de la fe, en Jesús, el cual, habiéndole sido

propuesto gozo, sufrió la cruz, menospreciando la vergüenza, y sentóse a la diestra del trono de

Dios.

Note, que según Jesús mismo, Quien escribió el Apocalipsis, El está sentado con el Padre.

El Espíritu en Pablo (el cual es el Espíritu de Cristo, porque ese es el Espíritu de la Profecía por el

cual viene la Palabra, dice que El está sentado a la diestra de Dios. Pero cuando Juan miró,

solamente vio a uno sobre el trono. Y no fue hasta Apocalipsis 5:68

(lo cual sigue a Apocalipsis

4:23

en sucesión de tiempo) que vemos al

Cordero tomando el libro de Aquel que estaba sentado

en el trono, como indica Apocalipsis 4:23

y 911.

¿Qué es? Es el misterio de UN DIOS. EL

(Jesús) salió de Dios, fue manifestado en carne, murió, resucitó y volvió al seno del Padre. Como

dijo Juan en el capítulo 1, versículo 18:

"...El unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le

declaró."

Era tiempo para que Dios (el Mesías) volviera a llevar Su Novia, y entonces presentarse

(hacerse conocer) a Israel. Así que vemos a Dios viniendo nuevamente para tomar una relación

humana con el hombre como el Hijo de David, Rey de reyes y Señor de señores, y como el Novio

de la Novia gentil. No son dos dioses, sino simplemente UN SOLO DIOS manifestando Sus

poderosos oficios y títulos triples.

La gente sabía que El era Profeta. Ellos conocían la señal del Mesías, la cual solamente

podía manifestarse a través de un profeta. Juan 1:4451:

Y era Felipe de Bethsaida, la ciudad de Andrés y de Pedro.

Felipe halló a Natanael, y dícele: Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la

ley, y los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret.

Y díjole Natanael: ¿De Nazaret puede haber algo de bueno? Dícele Felipe: Ven y ve.

Jesús vio venir a sí a Natanael, y dijo de él: He aquí un verdadero Israelita, en el cual no

hay engaño.

Dícele Natanael: ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús, y díjole: antes que Felipe te

llamara, cuando estabas debajo de la higuera te vi.

Respondió Natanael, y díjole: Rabbí, tu eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel.

Respondió Jesús y díjole: ¿Porque te dije, te vi debajo de la higuera, crees? Cosas

mayores que éstas verás.

Y dícele: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y los

ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del hombre.

(La habilidad para discernir los pensamientos de los corazones de los hombres, hizo que

los escogidos de Dios entendieran que El era el Mesías la

Palabra ungida de Dios. Hebreos 4:12):

Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos

filos; y que alcanza hasta partir el alma, y aun el espíritu, y las coyunturas y tuétanos, y

discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

(Cuando la mujer junto al pozo experimentó que El discernía los pensamientos de su

corazón, ella le reconoció como profeta, declarando que el Mesías sería conocido por medio de

esa señal. Juan 4:7 26):

Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dice: Dame de beber.

(Porque sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar de comer.)

Y la mujer Samaritana le dice: ¿Cómo tú, siendo Judío, me pides a mí de beber, que soy

mujer Samaritana? porque los Judíos no se tratan con los Samaritanos

Respondió Jesús y díjole: Si conocieses el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame

de beber: tú pedirías de él, y él te daría agua viva.

La mujer le dice: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo: ¿de dónde, pues,

tienes el agua viva?

¿Eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dió este pozo, del cual él bebió, y sus

hijos, y sus ganados?

Respondió Jesús y díjole: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed;

Mas el que bebiere del agua que yo le daré, para siempre no tendrá sed: mas el agua que

yo le daré, será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

La mujer le dice: Señor, dame esta agua, para que no tenga sed, ni venga acá a sacarla

Jesús le dice: Ve, llama a tu marido, y ven acá.

Respondió la mujer, y dijo: No tengo marido. Dícele Jesús. Bien has dicho, No tengo

marido;

Porque cinco maridos has tenido: y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho

con verdad.

Dícele la mujer: Señor, paréceme que tú eres profeta.

Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalem es el lugar

donde es necesario adorar.

Dícele Jesús: Mujer, créeme, que la hora viene, cuando ni en este monte, ni en Jerusalem

adoraréis al Padre.

Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salud

viene de los Judíos.

Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en

espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.

Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.

Dícele la mujer: Sé que el Mesías ha de venir, el cual se dice el Cristo. Cuando él viniere

nos declarará todas las cosas.

Dícele Jesús: Yo soy, que hablo contigo.

(En Apocalipsis 15:3 dice):

Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo:

Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus

caminos, Rey de los santos.

¿Lo ven? El Cordero, el Pontífice reteniendo Su sangre como expiación en el propiciatorio

por nuestros pecados es el Señor Dios Todopoderoso. Ese es Su oficio presente. Eso es lo que

está haciendo ahora; Su sangre clamando por nuestros pecados. Pero algún día aquel Cordero

será el León de la Tribu de Judá. El vendrá con poder y gloria y tomará Su autoridad para reinar

como Rey. El es el Rey venidero de esta tierra. Ahora, eso no quiere decir que El no es Rey hoy.

Porque El es nuestro Rey, Rey de los santos. Hoy día es un reino espiritual. No es de este sistema

mundano, así como nosotros tampoco somos de este mundo. Por eso es que nosotros nos

conducimos diferente a los del mundo. Nuestra ciudadanía está en los Cielos. Nosotros reflejamos

el Espíritu del reino en donde nacimos, donde Jesús es el Rey. Por eso es que nuestras mujeres no

se visten con ropa de hombre, ni se cortan el cabello, ni usan todos esos cosméticos y otras cosas

que el mundo ama tanto. Por eso es que nuestros hombres no beben ni fuman, ni andan en el

pecado. Nuestro dominio es el dominio sobre el pecado, y se fortalece por medio del poder que

está en el Espíritu de Cristo que mora en nosotros. Todo reino de la tierra será quebrantado, pero

el de nosotros permanecerá.

Ahora, nosotros hemos estado hablando acerca de los oficios y manifestaciones del único

Dios verdadero, y completando Su gloria en un estudio bíblico. Pero Dios no es conocido

intelectualmente. El es conocido espiritualmente, por revelación espiritual. Este mismo Ser que

fue conocido como Jesús, según la carne, volvió a la Columna de Fuego; pero El prometió volver

otra vez y morar entre Su pueblo por medio del Espíritu. Y en el día de Pentecostés, aquella

Columna de Fuego bajó y se repartió en lenguas de fuego sobre cada uno de ellos. ¿Qué estaba

haciendo Dios? Se estaba repartiendo a sí mismo entre la Iglesia, dando a todos aquellos hombres

y mujeres una parte de Si mismo. El se repartió entre la Iglesia igual como dijo que lo haría. Juan

14:1623:

Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para

siempre.

Al Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve ni le conoce:

mas vosotros le conocéis; porque está en vosotros y será en vosotros.

No os dejaré huérfanos: vendré otra vez a vosotros.

Aun un poquito, y el mundo no me verá más; empero vosotros me veréis; porque yo vivo,

y vosotros también viviréis.

En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre y vosotros en mí, y yo en

vosotros.

El que tiene mis mandamientos, y los guarda, aquél es el que me ama; y el que me ama,

será amado de mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

Dícele Judas, no el Iscariote: Señor, ¿qué hay porque te hayas de manifestar a nosotros,

y no al mundo?

Respondió Jesús, y díjole: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y

vendremos a él, y haremos con él morada.

El dijo que le rogaría al Padre, Quien mandaría otro Consolador, Quien ya estaba con ellos

(los discípulos), pero no estaba en ellos. Ese era Cristo. Entonces en el versículo veintitrés,

hablando de Sí mismo y del Padre, El dijo (nosotros): vendremos. Allí está: "El Espíritu está

viniendo, el mismo Espíritu de Dios que fue manifestado como Padre, y como Hijo, y también se

manifestará en los muchos." UN DIOS que es Espíritu.

Por eso es que nadie puede decir que el hombre santo es el papa o el obispo o el

sacerdote. El Hombre Santo es Cristo el

Espíritu Santo en nosotros. ¡Cómo se atreve a decir la

jerarquía que el laico no tiene nada que decir! Cada uno tiene algo que decir. Cada uno tiene una

obra; cada uno tiene un ministerio. El Espíritu Santo vino en Pentecostés y se repartió en cada

uno para que se pudiera cumplir lo que dijo Jesús: "En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy

en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros" (Juan 14:20).

El Gran "Yo Soy," el Dios Todopoderoso, ha venido como Espíritu para llenar Su

verdadera Iglesia. El tiene el derecho de moverse donde El quiere y sobre quien El quiera.

Nosotros no hacemos ningunos "hombres santos" en nuestro medio, pero la verdadera

congregación del Señor es santa, por causa de la presencia del Espíritu Santo. Es El, el Espíritu

Santo, quien es santo, no la congregación en sí misma.

Ahora, esa es la revelación:

Cristo Jesús es Dios. El Jehová del Antiguo Testamento es el

Jesús del Nuevo. No le importa cuánto se esfuerce Ud., no puede probar que hay

tres Dioses.

Pero también se necesita una revelación por medio del Espíritu Santo para que Ud. pueda

entender la verdad de que El es UNO. Se necesita una revelación para ver que el Jehová del

Antiguo Testamento es el Jesús del Nuevo. Satanás entró en la Iglesia y cegó a la gente con

respecto a esta verdad. Y cuando ellos fueron cegados, no fue mucho tiempo después que la

iglesia de Roma cesó de bautizar en el Nombre del Señor Jesucristo.

Yo sé que se necesita una verdadera revelación del Espíritu Santo para ver la verdad de la

Deidad en estos días en que tenemos tanta perversión, cuando han pervertido la Escritura. Pero la

Iglesia Vencedora y prevaleciente está edificada sobre la revelación; así que nosotros podemos

esperar que Dios nos revele Su Verdad. Sin embargo, en realidad Ud. no necesita una revelación

sobre el bautismo en agua. Allí está frente a Ud. ¿Sería posible, aun por un minuto, que los

apóstoles fueran desviados del mandamiento directo del Señor que bautizaran en el Nombre del

Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y entonces encontrarlos en desobediencia voluntaria? Ellos

conocían el Nombre, y no hay ningún lugar en las Escrituras donde bautizaron de algún otro

modo, sino en el Nombre del Señor Jesucristo. El sentido común le diría a uno que el libro de los

Hechos, es la Iglesia en acción; y si así bautizaron, entonces así es como se debe bautizar. Ahora,

si piensan que eso es fuerte, ¿qué piensan de esto? Cualquiera que no había sido bautizado en el

Nombre del Señor Jesús, tenía que ser bautizado de nuevo. Hechos 19:16:

Y aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, andadas las regiones

superiores, vino a Efeso, y hallando ciertos discípulos,

Díjoles: ¿Habéis recibido el Espíritu Santo después que creísteis? Y ellos le dijeron:

Antes ni aun hemos oído si hay Espíritu Santo.

Entonces dijo: ¿En qué pues sois bautizados? Y Ellos dijeron: En el bautismo de Juan.

Y dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que

creyesen en el que había de venir después de él, es a saber, Jesús el Cristo.

Oído que hubieron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.

Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban

en lenguas, y profetizaban.

Allí está. Esta gente buena, de Efeso, habían oído de un Mesías venidero. Juan había

predicado acerca de El. Ellos fueron bautizados en el bautismo del arrepentimiento para remisión

de pecados, mirando hacia adelante, hacia la creencia en Jesús. Pero ahora era tiempo de mirar

para atrás hacia Jesús, y ser bautizados para perdón de los pecados. Era tiempo de recibir el

Espíritu Santo. Y cuando fueron bautizados en el Nombre del Señor Jesucristo, Pablo impuso sus

manos sobre ellos, y el Espíritu Santo cayó sobre ellos.

Ahora, estas gentes de Efeso eran unas personas muy agradables; y si algunos tenían el

derecho de sentirse tranquilos, serían ellos. Fíjese como habían progresado. Ellos habían llegado

hasta el punto de aceptar el Mesías venidero. Ellos estaban esperándole. ¿Pero no puede ver Ud.

que, no obstante todo esto, se les escapó? El había venido y se había ido. Ellos tenían necesidad

de ser bautizados en el Nombre del Señor Jesucristo. Ellos tenían necesidad de ser llenados con el

Espíritu Santo.

Si Ud. ha sido bautizado en el Nombre del Señor Jesucristo, Dios le llenará con Su

Espíritu. Esa es la Palabra. Hechos 19:6 fue el cumplimiento de Hechos 2:38:

...Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón

de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.

¿Ven? Pablo, por medio del Espíritu Santo, dijo exactamente lo que dijo Pedro por medio

del Espíritu Santo. Y lo que fue dicho no se puede cambiar. Tiene que ser lo mismo desde

Pentecostés hasta que el último escogido haya sido bautizado. Gálatas 1:8:

Mas aun si nosotros ó un ángel del cielo os anunciare otro evangelio del que os hemos

anunciado, sea anatema.

Algunos de Uds. de la Unidad, bautizan equivocadamente. Uds. bautizan para la

regeneración como si siendo sumergidos en agua, lo salvara. Regeneración no viene por medio del

agua; es una obra del Espíritu. El hombre, que inspirado por el Espíritu Santo dio el

mandamiento: "Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre del Señor Jesús," no

dijo que el agua regeneraba. El dijo solamente que era una evidencia de una "buena conciencia

delante de Dios." Eso era todo. Primera de Pedro 3:21:

A la figura de la cual el bautismo que ahora corresponde nos salva (no quitando las

inmundicias de la carne, sino como demanda de una buena conciencia delante de Dios), por la

resurrección de Jesucristo.

Yo lo creo. Si alguien tiene alguna idea falsa de que la historia puede probar el bautismo

en agua de cualquier otro modo que no sea en el Nombre del Señor Jesucristo, yo le aconsejo que

lea los registros históricos y vea por sí mismo. Lo siguiente es un registro verdadero de un

bautismo que tuvo lugar en Roma en el año 100 D.C., y fue publicado en la revista

Time, el 5 de

diciembre de 1955. "El diácono alzó su mano, y Publios Decius entró por la puerta del bautisterio.

Parado en el bautisterio, con el agua hasta la cintura, estaba Marcus Vasca, el vendedor de

madera. El tenía una sonrisa mientras Publios llegó a su lado en el bautisterio. `¿Credis?' le

preguntó. `Credo,' respondió Publios. `Yo creo que mi salvación viene de Jesús el Cristo Quien

fue crucificado bajo Poncio Pilato. Con El he muerto para que con El pueda tener Vida Eterna.'

Entonces él sintió los brazos que le sostenían mientras él se dejaba caer para atrás en el

bautisterio, y oyó la voz de Marcus en su oído: `Yo te bautizo en el Nombre del Señor Jesús',

mientras el agua fría se cerró sobre él."

Hasta el tiempo en que se extravió la Verdad (y no volvió sino hasta esta última edad

desde

Nicea hasta el comienzo de este siglo), bautizaron en el Nombre del Señor Jesucristo; pero

ha sido restaurada. Satanás no puede impedir la revelación cuando el Espíritu la quiere dar.

Sí, si hubieran tres dioses, Ud. bien podría bautizar para un Padre, un Hijo, y un Espíritu

Santo; pero la

Revelación dada a Juan, es que hay UN DIOS, y Su Nombre es el SEÑOR

JESUCRISTO, y Ud. bautiza para un Dios y solamente uno. Por eso es que Pedro bautizó de

aquella manera en Pentecostés. El tuvo que quedarse fiel a la revelación, la cual fue así: "Sepa

pues ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús que vosotros crucificasteis, Dios ha

hecho Señor y Cristo." Allí está El: "El Señor Jesucristo."

Si Jesús es Señor y Cristo, entonces El (Jesús) es, y no puede ser otra cosa menos que,

"Padre, Hijo y Espíritu Santo" en UNA Persona manifestada en carne. No es "Dios en tres

personas, bendita trinidad," sino un Dios, una persona con tres títulos mayores, con tres oficios

manifestando aquellos títulos. Escúchenlo una vez más. Este mismo Jesús es "Señor y Cristo."

Señor (Padre) y Cristo (Espíritu Santo) son Jesús, porque El (Jesús) es ambos (Señor y Cristo).

Si eso no nos muestra la verdadera revelación de la Deidad, entonces nada lo hará. Señor

no es otro; Cristo no es otro. Este Jesús es el Señor Jesucristo, UN SOLO DIOS.

Un día Felipe le dijo a Jesús: "Señor, muéstranos al Padre, y nos basta." Jesús le dijo:

"¿Tanto tiempo ha que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto, ha

visto al Padre; ¿cómo pues, dices tú: Muéstranos el Padre? Yo y mi Padre, Uno somos." Yo cité

eso una vez, y una dama dijo: "Un momento, hermano Branham, Ud. y su esposa son uno."

Dije: "Pero no de esa manera."

Ella dijo: "Perdone Ud."

Así que le dije: "¿Ud. me ve a mí?"

Ella dijo: "Sí."

Le pregunté: "¿Ve Ud. a mi esposa?"

Ella dijo: "No."

Dije: "Entonces esa unidad es de otra clase, porque El dijo: Cuando me veis a Mí, veis al

Padre."

El profeta dijo que habría luz en el tiempo de la tarde. En un himno está escrito:

Habrá luz en las últimas horas del día,

La vía a la gloria seguramente hallarás.

La luz de hoy se encuentra por medio del agua:

Enterrado en el precioso Nombre de Jesús.

Jóvenes y ancianos arrepiéntanse de todos sus pecados.

El Espíritu Santo ciertamente entrará.

Las luces de la tarde han llegado:

Es una verdad que Dios y Cristo uno son.

No hace mucho yo estaba hablando con un Rabí Judío. El me dijo: "Uds. gentiles no

pueden dividir a Dios en tres partes y dárselo a un Judío. Nosotros tenemos mejor conocimiento

que eso."

Le dije: "Rabí, esa es la cosa, nosotros no dividimos a Dios en tres partes. ¿Cree Ud. a los

profetas, verdad?"

El dijo: "Seguro que sí."

Le pregunté: "¿Cree Ud. Isaías 9:6?"

Respondió: "Sí."

Pregunté: "¿De quién estaba hablando el profeta?"

Dijo: "Del Mesías."

Dije: "¿Qué relación tendrá el Mesías con Dios?"

El dijo: "Será Dios mismo."

Dije: "Eso es correcto." Amén.

Ud. no puede poner a Dios en tres personas o tres partes. Ud. no puede decirle a un judío

que hay un Padre, un Hijo, y un Espíritu Santo. El le dirá a Ud. prestamente de dónde vino esa

idea. Los judíos saben que esta doctrina fue establecida en el Concilio de Nicea. Con razón nos

censuran como paganos.

Nosotros hablamos de un Dios que no cambia. Los Judíos creen eso también. Pero la

iglesia cambió su Dios invariable de UN Dios a tres. Pero la luz está volviendo al atardecer

¡Cuán

admirable es que esta verdad ha venido en el tiempo en que los judíos están regresando a la

Palestina;

 

Dios y Cristo uno es. Este Jesús es SEÑOR Y CRISTO.

Juan tuvo la revelación, y Jesús era la Revelación; y El se proyectó a Sí mismo aquí en la

Escritura: "Yo soy el que era, El que es y el que ha de venir, el Todopoderoso. Amén."

Si la Revelación está fuera de su alcance, entonces mire hacia arriba y pídasela a Dios. Esa

es la única manera por la cual Ud. la llegará a recibir. Una revelación tiene que venir de Dios.

Nunca viene por la vía humana, o por dones humanos, sino por la dotación espiritual. Ud. puede

memorizar las Escrituras, y, aunque eso es maravilloso, eso no es la respuesta. Tiene que ser una

revelación de Dios. Dice en la Palabra que ningún hombre puede decir que Jesús es el Cristo, sino

por el Espíritu Santo. Ud. tiene que recibir el Espíritu Santo, y solamente entonces es cuando el

Espíritu le puede dar a Ud. la revelación que Jesús es el Cristo: Dios, el Ser Ungido.

Ningún hombre conoce las cosas de Dios, solamente el Espíritu de Dios y aquel a quien el

Espíritu de Dios se lo revela. Nosotros necesitamos orar a Dios en busca de revelación más que

cualquier otra cosa en el mundo. Hemos aceptado la Biblia, hemos aceptado las maravillosas

verdades allí contenidas, pero para la mayoría de la gente todavía no es genuinamente efectiva

porque no hay revelación del Espíritu. La Palabra no ha sido vivificada. La Biblia dice en Segunda

de Corintios 5:21 que nosotros hemos sido hechos la justicia de Dios por medio de nuestra unión

con Jesucristo. ¿Lo entendió Ud.? Dice que nosotros somos la mera justicia de Dios mismo,

porque estamos en Cristo. Dice que El (Jesús) fue hecho pecado por nosotros. No dice que El se

hizo pecaminoso, sino que fue hecho pecado por nosotros para que nosotros por medio de

nuestra unión con El, pudiéramos ser hechos la JUSTICIA de Dios. Si nosotros aceptamos el

hecho (y tenemos que hacerlo) que El literalmente llegó a ser pecado por nosotros por medio de

Su substitución por nosotros, entonces también tenemos que aceptar el hecho de que nosotros por

medio de nuestra unión con El, hemos llegado a ser la mera justicia de Dios. Al rechazar uno,

tenemos que rechazar el otro también. Pero al aceptar uno también tenemos que aceptar el otro.

Ahora, sabemos que la Biblia dice eso. No puede ser negado. Pero la revelación de ellos está

faltando. Para la mayoría de los hijos de Dios, no es genuinamente efectivo. Solamente es un buen

versículo en la Biblia. Pero necesitamos que nos sea hecho vivo. Eso necesitará revelación.

Permítanme decirles algo que les asombrará y también les ayudará. Casi no hay estudiante

que no crea que el Nuevo Testamento fue escrito originalmente en griego. Todos nuestros ilustres

estudiantes bíblicos han dicho que Dios dio al mundo tres grandes naciones con tres grandes

contribuciones para el bien del Evangelio. El nos dio a los griegos, quienes nos dieron una lengua

universal. El nos dio a los judíos, quienes nos dieron la religión verdadera y el verdadero

conocimiento de Dios por medio del Salvador. El nos dio a los romanos, quienes nos dieron un

imperio unido con leyes y un sistema de carreteras. Así que tenemos la religión verdadera, la

lengua para expresarla a muchas gentes y el gobierno y carreteras para difundirla. Y hablando

históricamente, esto parece cuadrar perfectamente bien. Y hoy día nuestros estudiantes griegos

dicen que la lengua griega de los días bíblicos es tan perfecta y tan exacta que si el estudiante

griego es un gramático puntual y perfeccionado, verdaderamente puede saber exactamente lo que

enseña la Palabra del Nuevo Testamento. ¿Pero no es esto solamente una teoría? ¿Es cierto esto?

¿No es cierto que todo estudiante griego de estimación en una denominación hace controversia

con el estudiante de otra denominación, y no es cierto que sus contiendas están basadas en

palabras idénticas del griego y reglas idénticas de gramática? Ciertamente así es. Aun allá en la

Edad de Pérgamo, un poco antes del Concilio de Nicea celebrado el año 325 D.C., habían dos

estudiantes ilustres, Arrio y Atanasio, los cuales llegaron a combatir doctrinalmente sobre una

palabra griega. Su controversia llegó a ser tan ardiente y tan esparcida por todo el mundo que los

historiadores dijeron que el mundo estaba dividido sobre un diptongo (el sonido de dos vocales en

una sola sílaba).

Ahora, si el griego es tan perfecto y tan ordenado por Dios, ¿por qué es que hay tanta

controversia? Seguramente que no era la intención de Dios que todos supiéramos griego. Hoy

mismo tenemos argumentos sobre el griego. Tome por ejemplo el libro `La Paralizada Iglesia de

Cristo, Sujetada a Rayos X', por el Dr. McCrossan. En este libro él muestra numerosas citas de

célebres gramáticos griegos, y prueba para su propia satisfacción que las reglas invariables de la

gramática griega prueban, sin duda alguna, que la Biblia enseña que un hombre es bautizado con

el Espíritu Santo en el momento inmediato a su renacimiento. El también dice que una mujer

puede tomar posesión del púlpito porque la palabra `profecía' quiere decir predicar. ¿Ha

convencido a otros estudiantes del griego que son tan capaces como él? Nunca. Todo lo que tiene

uno que hacer es leer los escritos de los estudiantes que mantienen la opinión contraria y escuchar

sus citas eruditas.

Ahora, lo que he dicho, no solamente es verdad, pero avancemos un paso más. Hoy día

tenemos algunos estudiantes que expresan que los manuscritos originales fueron escritos en

arameo, el idioma de Jesús y la gente de Su día. Ellos manifiestan que la gente no hablaba ni

escribía el griego como es tan comúnmente creído. Y el hecho es que nuestros historiadores están

divididos sobre eso. Por ejemplo, el Dr. Schofield, un estudiante muy sobresaliente, por medio de

una investigación sistemática y científica ha probado, para su propia satisfacción, que el Nuevo

Testamento fue escrito en el vernáculo de la gente que hablaba griego en aquel día. El construye

un magnífico caso para fortalecer sus creencias, basado en los documentos a su disposición. Pero

por la otra parte tenemos otro estudiante célebre, el Dr. Lamsa, quien está convencido que el

Nuevo Testamento fue escrito en arameo y él tiene un historiador sobresaliente, Toymbee, que lo

respalda probando que el idioma de la gente era el arameo y no el griego. Así que puede ser

posible que el Nuevo Testamento fue escrito originalmente en el arameo.

Sin embargo, antes de que nos interesemos demasiado en esto, leamos la versión De

Valera y la traducción del Dr. Lamsa. Para nuestra satisfacción hallamos que las conclusiones de

ambos son casi iguales, así que no hay diferencia en el contenido o en la doctrina. Aun podríamos

admitir que Dios ha permitido que salgan a la luz estos manuscritos recientemente descubiertos y

estas publicaciones recientes de escrituras ya conocidas para probar la autenticidad de lo que ya

teníamos. Y hallamos que aún cuando traductores puedan diferir el uno del otro, los manuscritos

no son así.

Ahora, Ud. puede ver que no se puede basar la interpretación en el profundo

conocimiento que el estudiante tenga del idioma en que fue escrita la Biblia. Pero si Ud. todavía

no lo puede ver porque tiene su mente velada con tradiciones, aquí está una ilustración final.

Nadie puede dudar que los escribas, fariseos y estudiantes ilustres del año 33, conocían

perfectamente las reglas de la gramática, y exactamente lo que querían decir las palabras con las

cuales fue escrito el Antiguo Testamento; pero no obstante toda su excelente sabiduría, les pasó

por alto la revelación de la Palabra prometida de Dios, la cual fue manifestada en el Hijo. El fue

anunciado desde Génesis hasta Malaquías, con capítulos enteros dedicados a El y a Su ministerio,

pero sin embargo, se les escapó completamente, con la excepción de unos pocos que fueron

iluminados por el Espíritu.

Ahora llegamos a una conclusión, la cual tiene base en la Palabra. Por más que tratemos

de hallar los más antiguos y acreditados manuscritos para obtener el mejor registro posible de la

Palabra, nunca hallaremos el significado verdadero por medio del estudio y comparación de las

Escrituras. No importa cuan sinceros seamos. SE NECESITA UNA REVELACION DE DIOS

PARA OBTENERLO. Eso es exactamente lo que dijo Pablo en Primera de Corintios 2:13:

Lo cual también hablamos, no con doctas palabras de humana sabiduría, mas con

doctrina del Espíritu.

La revelación genuina es Dios interpretando Su propia Palabra por la vindicación de lo

que está prometido.

Ahora, no vaya a ser que alguien se haya confundido por lo que he dicho, y se vaya a ir

pensando que yo no creo en la exactitud de la Palabra como la tenemos hoy. Yo creo que esta

Biblia es exacta. Jesús autenticó completamente el Antiguo Testamento cuando anduvo en la

tierra, y aquello fue recopilado igual como fue el Nuevo Testamento. No tenga cuidado, hoy día

nosotros tenemos la infalible Palabra de Dios, y ningún hombre se atreve a quitarle o agregarle.

Pero nosotros necesitamos el mismo Espíritu que la inspiró, para que nos la enseñe.

¡Oh, cuánto necesitamos la revelación por el Espíritu! No necesitamos una Biblia nueva,

no necesitamos una traducción nueva, aunque algunas de ellas son muy buenas, y yo no estoy en

contra de ellas; pero NECESITAMOS LA REVELACION DEL ESPIRITU. Y gracias a Dios,

podemos tener lo que necesitamos porque Dios quiere revelar Su Palabra a nosotros por medio de

Su Espíritu.

Que Dios nos comience a dar, por Su Espíritu, revelación prevaleciente y continuamente

vivificante. ¡Oh, si la iglesia tan sólo pudiera obtener una revelación fresca, y por medio de ella,

llegar a ser la Palabra Viva manifestada; haríamos las obra mayores y glorificaríamos a Dios

nuestro Padre que está en el cielo!

LIBERTADO DE PECADO

Al que nos amó, y nos ha lavado de nuestros pecados con su sangre.

 

(Apocalipsis 1:6).

La palabra "lavado" en realidad es "libertado". "Nos ha libertado de nuestros pecados por

Su sangre." ¿No es maravilloso? Pero, ¿tiene Ud. mente Espiritual? ¿Lo discernió Ud.? Fue Su

propia sangre que nos libertó completamente de nuestros pecados. No fue sangre humana, fue la

sangre de Dios. Pedro la llamó la sangre de Cristo. Pablo la llamó la sangre del Señor y la sangre

de Jesús. No son tres personas, sino UNA PERSONA. Allí está esa revelación de nuevo. UN

Dios. Aquel Jehová Dios omnipotente bajó y se hizo un cuerpo por medio del nacimiento virginal,

y moró en él para que pudiera ser la sangre de Dios lo que nos libertara (libertarnos

completamente) de nuestros pecados y nos presentara sin mancha delante de Sí mismo con grande

alegría.

¿Quiere Ud. un tipo en el Antiguo Testamento? Volvamos al Huerto del Edén. Cuando la

primera noticia llegó a la Gloria de que el hijo, Adam, se había perdido; ¿mandó Dios a un ángel?

¿Mandó a un hijo? ¿Mandó a otro igual como nosotros? No, El mismo vino para redimir a aquel

hijo perdido. ¡Aleluya! Dios no confió Su plan de salvación a otro. El solamente confiaba en Sí

mismo. Dios fue hecho carne y habitó entre nosotros, y nos redimió a Sí mismo. Nosotros somos

salvos por "la sangre de Dios." El Dios Eterno habitó en un cuerpo mortal para quitar el pecado.

El llegó a ser el Cordero para derramar Su sangre y entrar con ella detrás del velo.

Considere esto: Siendo que es la sangre de Dios, es sangre perfecta; y si la sangre perfecta

nos ha libertado del poder, la servidumbre y la contaminación del pecado, entonces es una libertad

completa y perfecta. Ahora pues, no hay condenación.

¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica

 

(nos declara justos).

¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió...

 

(Romanos 8:3334).

Allí está. Su muerte nos dio la sangre. La sangre nos ha libertado. Ahora ya no hay

condenación. ¿Cómo puede haber? No hay nada por lo cual podamos ser condenados, porque la

sangre nos ha libertado del pecado. Somos libres, sin tacha. No escuchen al hombre, escuchen la

Palabra. Sois libertados por la sangre.

Ahora, no vayan a ligarse de nuevo con las tradiciones, las organizaciones y los credos.

No vayan a ser desviados escuchando a aquellos que niegan el poder de la Palabra y niegan que

Jesús salva, sana, y llena del Espíritu Santo y de poder. Uds. son hombres libres por Dios,

libertados por Su propia sangre. Si Ud. todavía tiene su fe en credos y denominaciones, es seguro,

por esta evidencia, que Ud. ha perdido su fe en la Palabra.

REYES Y SACERDOTES

Y nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios y su Padre; a él sea gloria e imperio para

siempre jamás. Amén.

 

(Apocalipsis 1:6).

"Nos ha hecho." ¡Oh, hay ciertas verdades que debemos acentuar! Esta es una de ellas. El,

El nos ha hecho. Salvación es obra de El. La salvación pertenece al Señor. Completamente por

gracia. El nos redimió con un propósito. El nos compró con un propósito. Somos reyes,

espirituales. Oh, nosotros seremos reyes sobre la tierra con El cuando El se siente en Su trono:

pero ahora somos reyes espirituales y reinaremos sobre un reino espiritual. Dice en Romanos

5:17:

Porque, si por un delito reinó la muerte por uno, mucho más reinarán en vida por un

Jesucristo los que reciben la abundancia de su gracia, y el don de la justicia.

Y en Colosenses 1:13:

Que nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino

 

(reinar) de su

amado Hijo;

Ahora mismo reinamos con Cristo, teniendo dominio sobre el pecado, el mundo, la carne,

y el diablo. Mostrando Su alabanza y gloria; mostrando a El mismo, porque es Cristo en nosotros

efectuando el querer y el hacer por su buena voluntad. Sí, ciertamente, aun ahora mismo estamos

sentados en lugares celestiales en Cristo Jesús.

"Y nos ha hecho sacerdotes." Sí, sacerdotes a El, ofreciendo la alabanza espiritual que

procede de labios santificados. Rindiendo a El nuestras vidas como una ofrenda dulce.

Adorándole en Espíritu y en Verdad. Intercediendo y suplicando. Sacerdotes y reyes de nuestro

Dios. Con razón no deseamos el mundo. Y además, somos un pueblo propio, celosos de buenas

obras. Hemos sido recreados en El para ser hijos a la semejanza de nuestro Padre.

EL DIOS VENIDERO

He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los

linajes de la tierra se lamentarán sobre él. Así sea. Amén.

 

(Apocalipsis 1:7).

El viene.

 

Jesús viene. Dios viene. El Profeta viene. Viene el Sacerdote y Rey. El

Todopoderoso viene. Así sea, Señor Jesús, ven prontamente. Amén.

El viene.

 

El viene con las nubes, nubes de gloria como fue visto en el Monte de la

Transfiguración, y Sus vestidos estaban brillando con el poder de Dios que le cubría. Y TODO

ojo le verá. Eso quiere decir que esto no es el Rapto. Esto es cuando El venga a tomar Su debido

lugar como Gobernador del Mundo. Entonces es cuando aquellos que le han traspasado con sus

credos y doctrinas denominacionales se lamentarán y toda la gente llorará atemorizada por causa

de El, quien es la Palabra.

Este es el relato, en Apocalipsis, de Zacarías 12:914.

Zacarías profetizó esto hace 2.500

años. Está casi a punto de suceder. Escuche:

Y será que en aquel día yo procuraré quebrantar todas las gentes que vinieren contra

Jerusalem.

Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalem, espíritu de

gracia y de oración; y miraran a mí, a quien traspasaron.

 

(Zacarías 12:910).

Ahora, ¿cuándo volverá el Evangelio a los judíos? Cuando se haya terminado la

dispensación de los gentiles. El Evangelio está listo para volver a los judíos. Oh, si tan sólo les

pudiera decir algo que está a punto de suceder hoy, en este nuestro día. Esta gran cosa que va a

suceder recorrerá hasta Apocalipsis 11; y aquellos dos testigos, aquellos dos profetas, Moisés y

Elías, trayendo el Evangelio de nuevo a los judíos. Estamos listos. Todo está en orden. Igual

como los judíos trajeron el Evangelio a los gentiles, así también los gentiles se lo llevarán de

regreso a los judíos, y el Rapto sucederá.

Ahora, recuerden lo que hemos leído en Apocalipsis y en Zacarías. Ambas cosas vienen

directamente después de la tribulación. La Novia del Primogénito no pasa por la tribulación.

Nosotros sabemos eso. La Biblia enseña eso.

En aquel tiempo, dice que Dios va a derramar Su Espíritu sobre la casa de Israel. Es el

mismo Espíritu que fue derramado sobre los gentiles en su día.

...y mirarán a mí, a quien traspasaron, y harán llanto sobre él, como llanto sobre

unigénito, afligiéndose sobre él como quien se aflige sobre primogénito.

En aquel día habrá llanto en Jerusalem, como el llanto de Adadrimón en el valle de

Megiddo.

Y la tierra lamentará, cada linaje de por sí; el linaje de la casa de David por sí, y sus

mujeres por sí; el linaje de la casa de Nathán por sí, y sus mujeres por sí...

 

(Zacarías 12:1012).

(Cada una de las casas por sí, cuando El venga en las nubes de gloria en Su Segunda

Venida, aquellos judíos que le horadaron, le verán como dice en otra Escritura):

Y le preguntarán: ¿Qué heridas son éstas en tus manos? Y él responderá: Con ellas fui

herido en casa de mis amigos.

 

(Zacarías 13:6).

No será un tiempo de tristeza solamente para los judíos que le rechazaron como el Mesías,

sino también para los gentiles que le rechazaron como Salvador en este día.

Habrá llanto y lamentación. Las vírgenes fatuas estarán lamentándose. Ellas representan la

iglesia que rechazó el aceite (símbolo del Espíritu Santo) para sus lámparas (símbolo del cuerpo o

lo que retiene el aceite) hasta que fue demasiado tarde. Ellos eran gente buena, eran vírgenes; y

eso significa una categoría moral muy alta. Pero no tenían aceite en sus lámparas, así que fueron

echadas en las tinieblas de afuera donde está el lloro y el crujir de dientes.

En el libro de Génesis, capítulo 45, podemos tipificar esto con José, cuando él se encontró

con sus hermanos en Egipto y se dio a conocer a ellos. Génesis 45:17:

No podía ya José contenerse delante de todos los que estaban al lado suyo, y clamó:

Haced salir de conmigo a todos. Y no quedó nadie con él, al darse a conocer José a sus

hermanos.

Entonces se dió a llorar a voz en grito; y oyeron los Egipcios, y oyó también la casa de

Faraón.

Y dijo José a sus hermanos: Yo soy José: ¿vive aún mi padre? Y sus hermanos no

pudieron responderle, porque estaban turbados delante de él.

Entonces dijo José a sus hermanos: Llegaos ahora a mí. Y ellos se llegaron. Y él dijo: Yo

soy José vuestro hermano el que vendisteis para Egipto.

Ahora pues, no os entristezcáis, no os pese de haberme vendido acá; que para

preservación de vida me envió Dios delante de vosotros.

Que ya ha habido dos años de hambre en medio de la tierra, y aun quedan cinco anos en

que ni habrá arada ni siega.

Y Dios me envió delante de vosotros, para que vosotros quedaseis en la tierra, y para

daros vida por medio de grande salvamento.

Ahora, ¿no cuadra eso perfectamente con Zacarías 12? Uniendo estas dos porciones, sin

duda, obtendremos exactamente la verdad.

Cuando José era aun muy joven, fue odiado por sus hermanos. ¿Por qué fue odiado por

sus hermanos? Porque él era espiritual. No fue culpa de él que viera aquellas visiones, ni que

soñara aquellos sueños e interpretara. Eso estaba dentro de él. El no podía manifestar ninguna

otra cosa más de lo que estaba dentro de él. Por lo tanto, el odio de sus hermanos fue sin causa.

Pero él fue el amado de su padre. Su padre era profeta y entendía. Allí está un tipo perfecto de

Cristo. Dios el Padre amaba al Hijo, pero los hermanos (escribas y fariseos) le odiaban porque

podía sanar a los enfermos, obrar milagros, predecir el futuro, ver visiones e interpretarlas. Esa no

fue causa para odiarle, pero lo hicieron, igual como los hermanos de José.

Ahora, recuerde cómo fue que aquellos hijos de Jacob trataron a José: Le echaron en una

cisterna, tomaron la ropa de colores que su padre le había dado y la tiñeron con sangre para hacer

creer a su padre que el muchacho había sido devorado por algún animal, lo vendieron a unos

negociantes de esclavos que lo llevaron a Egipto, y allí fue vendido a un general. La esposa del

general lo acusó falsamente, pero dentro de poco tiempo su habilidad como profeta le trajo a la

presencia de Faraón, y fue exaltado a su diestra con tanta autoridad que ninguno podía llegar a

Faraón sin que primeramente se entrevistara con José.

Ahora, examinemos la vida de José mientras él estaba en Egipto, porque aquí es donde

veremos el tipo perfecto de Cristo. Cuando él estaba en la casa del general fue acusado

falsamente, castigado y aprisionado sin causa, igual como hicieron con Jesús. Allí en la prisión él

interpretó los sueños del copero y del panadero que también eran prisioneros juntamente con él.

El copero fue perdonado y restaurado a la vida, pero el otro fue condenado a muerte. Cristo fue

aprisionado en la cruz, abandonado por Dios y el hombre. A ambos lados tenía un ladrón uno

murió espiritualmente, pero al otro le fue concedida la Vida. Y note, cuando Jesús fue quitado de

la cruz, El fue exaltado al Cielo, y ahora está sentado a la diestra del gran Espíritu de Jehová; y

ningún hombre puede llegar a Dios, sino por El. Hay UN mediador entre Dios y los hombres, y El

es todo lo que Ud. necesita. No hay Marías ni santos como mediadores; solamente Jesús.

Siguiendo con este tipo, fíjese que todo lo que él hizo en Egipto prosperó. Su primer

trabajo con el general, prosperó; aun prosperó la cárcel. Cuando vuelva Jesús, el desierto

florecerá como la rosa. El es "El Hijo de Prosperidad." Así como nunca hubo una edad tan

próspera como la de José, así también hay un tiempo de bendición que viene a esta tierra como el

mundo jamás ha conocido. Cada uno de nosotros podremos sentarnos bajo nuestra propia

higuera, reírnos y regocijarnos y vivir para siempre en Su presencia. En Su presencia hay gozo

completo y en su mano derecha hay bendiciones para siempre jamás. ¡Gloria a Dios!

Ahora, note que dondequiera que iba José, sonaban la trompeta para anunciar su llegada.

La gente gritaba: "¡Doblen la rodilla delante de José!" Sin importar lo que estuviera haciendo la

gente, cuando la trompeta sonaba, todos doblaban sus rodillas. Alguien podría haber estado

vendiendo algo en la calle, y era el momento de tomar el dinero, pero él tenía que suspender la

venta y doblar la rodilla cuando sonaba aquella trompeta. Si él aun fuera un actor, él tenía que

suspender su acto y doblar la rodilla a José cuando su presencia fuese anunciada con esa llamada

de trompeta. Y uno de estos días, todo cesará cuando la trompeta de Dios sonará, y los muertos

en Cristo resucitarán, y el alba eterna romperá en claridad. Entonces toda rodilla se doblará,

porque está escrito:

Por lo cual Dios también le ensalzó a lo sumo, y dióle un nombre que es sobre todo

nombre;

Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y de

los que en la tierra, y de los que debajo de la tierra;

Y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, a la gloria de Dios Padre.

 

(Filipenses

2:911).

Pero note otra revelación gloriosa en esta tipificación de José. Mientras estaba en Egipto,

le fue dado una novia gentil, y en la unión con ella tuvo dos hijos: Manasés y Ephraim. José le

pidió a su padre que bendijera a los dos muchachos. El los colocó en frente de Jacob para que

Manasés, el primogénito, estuviera a la diestra de Jacob, y Ephraim a la siniestra. Cuando Jacob

estaba a punto de bendecirlos, cruzó sus manos colocando la mano derecha sobre el menor. José

clamó: "¡No así, padre mío, este es el primogénito a tu derecha! "Pero Jacob dijo: "Dios cruzó

mis manos."

Aquí en tipo, vemos que la bendición que pertenecía al primogénito (el judío) fue dada al

menor (el gentil) por medio de la cruz (manos cruzadas) del Señor Jesucristo. La bendición viene

por medio de la cruz.

Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición; (porque está

escrito: Maldito cualquiera que es colgado en madero.)

Para que la bendición de Abraham fuese sobre los Gentiles en Cristo Jesús; para que

por la fe recibamos la promesa del Espíritu.

 

(Gálatas 3:1314).

La bendición de Abraham vino por medio de la cruz a los gentiles. Los judíos rechazaron

la cruz; por lo tanto, Jesús recibió la Novia gentil.

Ahora, volviendo a la historia de José encontrándose con sus hermanos. Ud. recordará que

no todos los hermanos vinieron. José sabía eso e insistió para que todos los hermanos aparecieran

ante él, o él no podía hacerse conocer ante ellos. Al fin y al cabo trajeron al que había faltado,

Benjamín. Fue el pequeño Benjamín, el hermano de sangre pura, que hizo arder su alma. Y

cuando nuestro José, Jesús, venga al pueblo que ha guardado los mandamientos de Dios, los

cuales han regresado a la Palestina, Su alma arderá. El pequeño Benjamín tipificaba los 144.000

israelitas de toda la tierra que han vuelto a la Palestina para su redención. Ellos estarán allí listos

para recibirle, Quien conociendo acertadamente es Vida Eterna. Ellos dirán: "Este es nuestro Dios

a Quien hemos esperado." Entonces verán al que traspasaron. Y ellos le preguntarán: "¿De dónde

vienen estas heridas tan terribles? ¿Cómo sucedió?" Y llorarán y se lamentarán cada familia por sí,

todos por sí en la angustia de su tristeza.

Ahora, ¿dónde estará la Novia gentil mientras Jesús se está dando a conocer a sus

hermanos? Recuerden que la novia de José, juntamente con los dos niños, estaba en el palacio,

porque José había ordenado: "Haced salir a todos de mi presencia." Así que la novia gentil estaba

segura en el palacio de José. ¿A dónde irá la Novia gentil en el rapto? Al palacio. La Novia será

quitada de la tierra. Ella será levantada antes de la gran tribulación para encontrar a su Señor en el

aire. Por tres años y medio, mientras la ira de Dios es derramada sobre la tierra, ella estará en la

gran Cena de la Boda del Cordero. Entonces El volverá, dejando Su Novia en "La Casa de Su

Padre," para darse a conocer a Sus hermanos. En este tiempo, el pacto del anticristo que los

judíos han hecho con Roma, será roto. Entonces Roma y sus aliados mandarán sus tropas para

destruir a todos los judíos que temen a Dios y que se mantienen con la Palabra. Pero al llegar a la

ciudad para destruirla, aparecerá en los Cielos la señal de la venida del Hijo del hombre con Sus

ejércitos poderosos para destruir a aquellos que han estado destruyendo la tierra. Con el enemigo

derrotado, Jesús viene y se presenta a los 144.000. Habiendo visto Sus obras poderosas de

salvación, han llegado a conocer Su poder. Pero también viendo Sus heridas y sabiendo que ellos

le habían rechazado hasta ese mismo momento, les causa llanto en la agonía del terror y temor así

como hicieron sus hermanos cuando vinieron ante José: Se atemorizaron, pensando que él les

daría muerte. Pero como dijo José: "No os pese de haberme vendido acá. Está bien. Dios estaba

en todo esto. El lo hizo para preservación de vida." Asimismo Jesús les hablará palabras de paz y

amor.

¿Por qué rechazaron los judíos a Jesús? Dios estaba en todo eso. Fue la única manera para

El poder sacar a la Novia gentil. El murió en la cruz para preservar la vida de la Novia gentil.

Ahora, estos 144.000 no forman parte de la Novia. En Apocalipsis 14:4 son llamadas

vírgenes y siguen al Cordero dondequiera que fuere. El hecho de que no se hayan contaminado

con mujeres prueba que son eunucos (Mateo 19:12). Los eunucos eran los que guardaban las

cámaras de los desposados. Eran siervos. Note que ellos no se sientan en el trono, pero están

delante del trono. No, ellos no forman parte de la Novia, pero estarán en el glorioso reino

Milenial.

Entonces vemos que cuando este remanente de Israel haya sido unido en amor al Señor, y

el enemigo haya sido destruido, Dios preparará Su monte santo, Su nuevo Huerto del Edén para

la Novia y los siervos de El y de Ella, para la luna de miel de mil años sobre la tierra. Como Adam

y Eva que estuvieron en el Huerto y no terminaron los mil años, ahora Jesús, nuestro último

Adam, y Su Eva (la Iglesia Verdadera) cumplirán todo el plan de Dios.

¡Oh, cómo se repite la Biblia! La escena de José y sus hermanos está a punto de cumplirse,

porque Jesús viene pronto.

Y al terminar el tipo de José, hay una cosa más que quiero traer a su atención acerca de

este tiempo del fin. Recuerden cuando José habló con sus hermanos, y Benjamín no estaba con

ellos, él les habló por medio de un intérprete, aunque sabía el hebreo perfectamente bien. El habló

a sus hermanos en otro idioma. ¿Sabía Ud. que la primera edad gentil (la cabeza de oro, la Edad

de Babilonia) terminó con un mensaje en lenguas escrito en una pared? Esta edad terminará de la

misma manera. La abundancia de lenguas en este día es prueba además que los tiempos de los

Gentiles se han acabado, y Dios está volviendo a Israel.

El viene pronto. El Alpha y Omega, el Profeta, Sacerdote y Rey, el Todopoderoso, Señor

Dios de los Ejércitos, viene pronto. ¡Sea así, Señor Jesús, el Unico Dios Verdadero, ven

prontamente!

Repost 0
Published by SANN777 - en religion
Comenta este artículo
11 febrero 2011 5 11 /02 /febrero /2011 11:59

 


El Arca

 


Predicado Por William Marrion Branham

 


Mayo 22, 1955. Jeffersonville,
Indiana,  U.S.A.

 





 





 


Buenos días amigos, no esperaba estar
aquí hoy, hice una promesa cuando vine a orar por los enfermos de
que lo anunciaría en el radio por la transmisión del Hno. Neville.
Pero las secretarias no se lo dieron ayer, y por eso no fue
publicado, y no fue puesto en la transmisión. Y algunos han llamado
y quieren que se ore por ellos esta mañana.

 


2 Así
que he estado un poquito excitado cuando me dijeron del arribo de un
nuevo niño, estoy agradecido por eso, como en cada ocasión. Cuando
la enfermera lo sacó del cuarto yo dije, "José, te he esperado
por cuatro años, y estoy contento que estés aquí". Así que
por cuatro años que yo estaba... poco antes que la niña naciera,
antes que supiéramos que ella vendría.

 


3Bueno,
yo estaba orando un día, después de leer la vida de José en la
Biblia, y pensé, "¡Qué hombre tan perfecto! Abraham fue
elección, Isaac justificación, Jacob gracia, pero José fue
perfección. Eso salió, no se tuvo que decir más de eso. Y pensé
cómo nació José y fue amado por su padre.

 


4A
propósito, recibí un telegrama de África diciendo que le están
haciendo una vestidura de muchos colores.  Sí señor, ellos han
estado esperándole, así que fue un...

 


5Regresé,
y fui a un pequeño armario a orar y dije, "Dios..." y sólo
comencé a llorar al pensar que maravillosa persona fue este José, y
como fue vendido por treinta piezas de plata, así como Judas,
prácticamente vendió a Jesús en treinta piezas de plata. Y él fue
sacado de la tumba y se sentó a la mano derecha de Faraón y nadie
podía ver al rey sino por José, la trompeta sonaba y cada rodilla
debía arrodillarse cuando salía. La misma cosa con Jesús, "Y
cada lengua le confesará". Y sólo regresé y comencé a orar.

 


6Ahora,
hay tres elementos por los cuales vive la gente, primero es lo
humano, segundo es la revelación divina, y tercero es una visión.

 


7Así
como es en la oración, cuando ora por alguien en lo humano, decimos,
"Bueno, espero que sane, vea, estoy esperando,  creyendo con
Ud., tratando de usar toda la fe que pueda". Eso es humano.

 


8Segundo,
es revelación Divina y es cuando algo es revelado a Ud. en su
corazón que va a suceder, aún no hay nada, es sólo la revelación.

 


9Y
tercero, es una visión. Por supuesto eso es "Así dice el
Señor". Eso es perfectamente positivo.

 


10Ahora,
eso entró aquí a una esfera, y algo me dijo, "Vas a tener un
hijo, y lo llamarás José".

 


11Bueno,
yo tuve una niñita, así que pensé, "Bueno..." Alabé al
Señor por eso, y como un mes más tarde después de eso descubrimos
que íbamos a ser padres de nuevo, así que pensé que quizás ese
era mi José. Así que eso vino, y fue una Josefina, fue una niña,
así que muchos pensaron que yo había dicho que era José. Yo dije,
"No, no dije que era José".

 


12Y
algunos dijeron, "Bueno, ¿No dijo que vio una visión de
esto?". Ud. sabe cómo la gente se confunde.

 


13Yo
dije, "Yo tengo las cintas de eso, venga y escuche, nunca dije
que era José, sino que dije, ‘El Señor puso en mi corazón que
voy a tener un hijo llamado José’" Vea. Dije, "Yo no sé
como, cuando, o que, pero va a ser". Así que yo no sabía.
"Pudiera tener seis niñas antes de tenerlo a él, pero él
estará aquí". Bueno, eso nunca dejó mi corazón, y seguimos
adelante.

 


14Y
entonces, él nació el otro día, y aquí está, así que estoy muy
agradecido por él.

 


15Sabiendo
que cuando el Señor promete algo hará lo que ha prometido. Tiene
que hacerlo para poder ser Dios, El tiene que guardar Su Palabra.

 


16A
veces yo no puedo mantener mi palabra, o Ud., porque hacemos promesas
con buenas intenciones pero no somos capaces de cumplirlas. Hay
circunstancias y dificultades y todo lo demás que nos traen a un
lugar a donde no podemos aveces hacer lo que queremos.

 


17Pero
Dios es capaz de sostener Su Palabra, y El lo hará, es imposible que
no lo haga. Por eso lo amamos en esta mañana y descansamos sobre la
perfecta aseguranza que, "Dios es capaz de sostener lo que le
hemos encargado durante el día".

 


18Ahora,
afuera es un mal día, pero en el tabernáculo está suficientemente
fresco para no estar abochornados, y no hay suficiente gente aquí
para estar apretados uno con el otro, y estar parado por los
pasillos, pero creo que es un buen tiempo para comenzar a enseñar la
Palabra de Dios.

 


19Por
las últimas horas he tratado fuertemente de ver si el Espíritu
Santo... aún tengo a Billy allá atrás con las tarjetas para hacer
la línea de oración. Pero aún no puedo... yo no gobierno eso, eso
me gobierna a mí, Ud. vea. No tengo nada qué hacer con eso, depende
de lo que El diga acerca de ello.

 


20Ahora,
el Hno. Neville, anunciaba el avivamiento que el Hno. Crank tiene
aquí, no lo conozco, sólo entré anoche al venir del hospital de
ver al... el Hno. Roberts mostró anoche aquí atrás la película,
el Hno. Crank y su padre. El Hno. Crank es sólo un joven que se ve
como de veintiún años o algo así, y su padre está con él. Y el
Hno. Matheny, un Hno. Pentecostal de New Albany, creo que el Hno.
Crank también es Pentecostal.

 


21Y
ellos son hombres muy amables, querían que yo tomara estos servicios
la próxima semana, y por supuesto yo no podía hacer eso, y entonces
pensaban si sería el sábado en la noche.  Todavía no sé. Le dije
que tenía que ver. El Hno. Cobbles estaba allí y quería que
estuviera con él el viernes, sábado y domingo. Y el Hno. Hall tiene
que estar en Milltown una noche en esta semana.  Así que la próxima
semana saldremos para el verano. Así que tengo unos cuantos
servicios regados por aquí, no sé adónde estaré, le dije que le
avisaría poco más tarde.

 


22Mi
esposa está bien, y ciertamente aprecio las oraciones de Uds., fue
solo por la oración, y porque que es una audiencia mixta no podría
decir lo que sucedió. Pero ellas no suponen llegar al tiempo normal
y ella lo hizo, horas y horas. Y usualmente el corazón se inflama y
mueren rápidamente, pero por la Gracia de Dios ella está mejor de
lo que ha estado en cualquiera de los otros partos. Así que yo sé
que fueron sus oraciones que ayudaron, y ciertamente aprecio eso con
todo mi corazón. Y oramos ahora que...

 


23Al
venir este niñito ha marcado un punto giratorio en mi vida, y hace
unos cuantos días que parecía que él no arribaría bien, y como
que las cosas se miraban en contra nuestra, una oposición.
Usualmente es la hora más oscura antes del día, Ud. sabe, esa es la
rutina regular del ser humano. Así que fui a mi viejo lugar en
Green’s Mill [Molino verde], la reservación de exploradores. No
podía soportar más, así que regresé sólo con el Señor Jesús
por un tiempo, y El me aseguró que todo estaría bien, así que
dije, "Señor, yo te he prometido... a veces he tenido tantas
dificultades y cosas".

 


24Ud.
vea, hay probablemente uno o dos extraños con nosotros en esta
mañana, no sé, tengo un par de nombres aquí de gente que desean
que se ore por ellos. Así que me imagino que sólo está el pequeño
grupo del tabernáculo aquí.

 


25Pero
yo paso por cosas muy difíciles que el mundo y la gente no sabe, en
que el enemigo obra en ellas entre líneas, Ud. sabe. Ud. no lo nota
afuera pero son las líneas de adentro las que cortan.  Así que la
encontré a ella en cada mano, pero yo... yo lo esperaba. Es como...
sino fuera, yo solo me pregunto que quizás... yo no sé, podría ser
amistad del diablo, pero sé que él es mi enemigo y que tengo que
encararlo en los terrenos de batalla. Así que estoy muy agradecido
por el material para pelear, a Palabra del Dios vivo que permanecerá
para siempre.

 


26Y
ahora yo solo espero que Dios me ayude a arreglar mis servicios en
lugares en que pueda permanecer más y todo lo demás.  Esté en
oración.

 


27El
Hno. y la Hna. Schoeman, de Sudáfrica, vienen para acá, y él es la
cabeza de la asociación ministerial de Sudáfrica, viene para ver si
este verano vamos a la India.

 


28El
Hno. Thoms, de Sudáfrica, está aquí, lo conocí el otro día y él
está haciendo gran trabajo allá entre los nativos, es la razón que
me gusta el programa de él, y es porque el programa del que él
habla y que opera junto con el Hno. Tommy Osborn, es lo que pienso
que está bien, y tiene suficiente respaldo.  Porque él está
enviando misioneros nativos. Ud. vea, después de todo los nativos
conocen más acerca de los nativos.

 


29Y
pudiéramos enviar un hermano de Australia a aquí, él sería un
hermano, lo amaríamos, lo aceptaríamos y todo lo demás, pero él
no conoce las costumbres americanas, se necesita un americano que
haga este trabajo. ¿Y qué si enviáramos a alguien de China a aquí?
Bueno, él es un misionero, pero probablemente hablaría un poquito
de inglés, estaría todo quebrado y no tendría efecto como un
hombre o como alguien que sabe cómo entrar entre los americanos para
trabajar con ellos, y hacerlo en nuestras costumbres. Y así debe
ser. Y nosotros como que detenemos a la gente aquí, del Norte, Sur,
Este y Oeste y con el acento y todo lo demás.

 


30No
hace mucho estaba en Florida, y una noche estaba allí un amado
hermano llamado Gail Jackson, unos de mis convertidos de sanidad, que
tenía una campaña de sanidad, así que yo estaba allá atrás, Ud.
sabe, yo no le hago saber a la gente acerca de mis ofrendas, si el
Señor lo provee, muy bien, sino, lo obtenemos de otro lado.  Y Gail
vino y le dijo al director, "Bueno, ¿Cómo están las
finanzas?".

 


31El
dijo, "Oh, como mil dólares, un poquito mejor, quizás mil
quinientos".

 


32El
dijo, "El problema es que Ud. no sabe cómo tratar esos
sureños".  Así que él sólo se paró allí... dijo, "¿Pudiera
recoger su ofrenda en esta noche?".

 


33Dijo,
"Sí, pero no mendigue, porque el Hno. Branham nos regañaría
por eso".  Dijo, "Nosotros nunca pedimos".

 


34Así
que él se levantó allí y dijo unas cuantas palabras, y recogió
como dos mil dlls. en la ofrenda, él dijo, "Ud. vea Hno.
Baxter, Ud. no sabe cómo tratar a los sureños, eso es todo".

 


35Así
que esa es la forma en que es, Ud. tiene que acostumbrarse a los
sureños y a los norteños, Ud. tiene que hacerlo. Y pienso que un
nativo conoce sus propias costumbres y sus propias tribus, y es mucho
mejor ponerlo con su propia gente que todos los demás que pudiéramos
tener... así que estoy muy agradecido por los hermanos.

 


36Ahora,
esta mañana quiero hablarles un poquito, no sé, pero probablemente
este será mi último servicio con Uds. por un tiempo, tenemos que ir
ahora a Macon Georgia, y creo que eso será patrocinado por cuarenta
y dos iglesias Bautistas sureñas, y de ahí iremos a Denver con los
Hombres Cristianos Internacionales de Negocios del Evangelio
completo, y entonces tengo que ir a Canadá en un ratito.

 


37Y
hemos visto entonces que el Hno. Schoeman... a donde iremos a
Ultramar, o continuaremos en los Estados Unidos. Y por supuesto, el
Hno. Moore hace todos los programas y los itinerarios para aquí. Y
él estará con nosotros allá a donde encontraremos al Hno.
Schoeman.  Y espero que él venga y que Uds. lo conozcan, y él
hablará aquí una vez en este tabernáculo. Es un hombre muy amable,
él y su esposa me trataron como un hermano cuando estuve en África,
así que trátenlo en la misma forma cuando venga por aquí, en el
amor del Señor.

 


38Ahora,
después de entrar y saber que el Hno. Neville no recibió eso para
el programa de radio. Yo estuve oyéndolo.  ¿Cuántos oyen el
programa? Déjeme decirle que esos cantos son sublimes y la
predicación va un poco más alto que eso.  Fue realmente un buen
mensaje ayer. ¿Aprecian todos Uds. eso?  No es para apenarlo, pero
es la verdad. Si yo pensara que el Hno. Neville estuviera haciendo
algo incorrecto lo llevaría al cuarto de atrás y platicaríamos de
eso, y oraríamos. Y si él está haciendo algo correcto, me gusta
decírselo, eso nos hace sentir mejor.

 


39Las
tarjetitas tan bonitas y los regalos que enviaron para el niño...
quiero decirle que también aprecio eso, mi esposa les manda su amor
y saludos a todos Uds.

 


40Y
ahora volteemos a la bendita y antigua Palabra aquí, pero antes que
lo hagamos,  hablémosle a El.

 


41Nuestro
amado Señor, venimos a usar Tu nombre sólo por unos momentos al
acercarnos al Todopoderoso, el Creador, al que te concibió en la
matriz de la virgen, y ella trajo este maravilloso, Quien está de
mediador entre los vivos y los muertos, el único camino, el único
mediador. Y estamos tan felices de saber que a través de Su promesa
Divina al darnos esas palabras," Lo que pidas al Padre en Mi
nombre, Yo lo haré".

 


42Así
que pedimos hoy en el Nombre del Señor Jesús, querido Padre, que Tú
recibirás nuestras dádivas de gracias en nuestros corazones, así
como Tú siempre te reúnes en Tu santuario para oír las alabanzas
de tus hijos. Y estamos agradecidos hoy por todas las bendiciones,
por la salud, y el proseguir de la iglesia, y el trabajo por todo el
mundo. Estamos tan agradecidos por eso. Y oramos Padre, que Tu
continuarás, y no sólo eso, sino que pondrás doble porción sobre
la obra en todos lados, porque creemos que estamos corriendo fuera de
tiempo. Todas las cosas apuntan al fin, no sabemos cuando, pero
queremos estar preparados, así como nuestro Señor Jesús nos ordenó
hacerlo.

 


43Y
ahora, Padre, te damos las gracias hoy, yo mismo quiero agradecerte
personalmente por el niñito. Tu promesa permaneció por cuatro años,
"Pero Yo el Señor he plantado y lo regaré día y noche".
Tú siempre haces que Tus promesas sean reales, Padre,... "Aunque
la visión tardare, aún así hablará". Tiene que ser porque es
la Palabra y la promesa de Dios. No tememos, sólo nos movemos hacia
adelante sabiendo que todas las cosas obran para bien.

 


44Gracias
por traer a la madre en forma segura, en miseria y en pena hoy, pero
oro que Tú facilitarás eso, sabiendo que eso es natural, pero dale
a ella confort y bendícela aquí ahora, y que pueda regresar
rápidamente al hogar.

 


45Y
párate junto a Tu siervo, así como proseguimos juntos ahora allá
afuera en los campos de batalla, para cosechar el grano y traerlo al
granero, para la Gloria del Amo. 

 


46Bendice
a la iglesia aquí, a nuestro amado pastor -Tu siervo fiel en su
deber. Y oramos que Tú bendecirás a todos los diáconos, síndicos
y los demás. Deja que Tu bendición descanse sobre todos ellos.

 


47Oramos
esta mañana que bendigas a los clérigos que nos visitan, a los
extraños, y que cuando termine el servicio podamos decir como
aquellos que venían de Emaús, "¿Qué no ardía en Su
presencia nuestro corazón?". Entra a la Palabra Padre, que el
Espíritu Santo venga y tome la Palabra, nada premeditado, no
conociendo nada para decir sino dejándolo todo a Ti, que Tu voluntad
sea hecha en el Nombre  de Jesús.  Amén.

 


48Vamos
a voltear en una lectura de la escritura en el libro de Génesis,
comenzando con el capítulo 6 y el versículo 8, sólo para leer aquí
una pequeña cita en la Palabra.  Y si Dios lo permite, el tema en
esta mañana, sólo enseñando por unos cuantos minutos de la Palabra
antes que oremos por los enfermos, y entonces el pastor termina el
servicio.

 


49Oramos
que Dios multiplicará y bendecirá, y veo una niñita sentada aquí
en el asiento de enfrente, creo que la madre está aquí sentada,
pienso que oramos por la niña hace tiempo. Y me parece, lo mejor que
recuerdo, que ella no podía caminar y mire cómo ella está mucho
mejor hoy, estoy tan agradecido por eso.

 


50Si
oramos constantemente, Dios derramará más Espíritu y Poder sobre
Su iglesia y Su pueblo por dondequiera, para que nuestra fe pueda ser
levantada sobre todos los defectos de la vida, para que pudiéramos
ser capaces de ser "Más que vencedores y conquistadores a
través del que nos amó y dio Su vida por nosotros".

 


51Ahora,
para Uds. que tienen sus Biblias:

 


Pero
Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.

 


Estas
son las generaciones de Noé:

 


Noé,
varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé.

 


Y
engendró Noé tres hijos: a Sem, a Cam y a Jafet.

 


Y
se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de
violencia.

 


Y
miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda
carne había corrompido su camino sobre la tierra.

 


Dijo,
pues, Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser, porque la tierra
está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los
destruiré con la tierra.

 


Hazte
un arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la
calafatearás con brea por dentro y por fuera.

 


52Que
el Señor agregue Sus bendiciones a la lectura de Su Palabra. Quiero
enseñar esta mañana si Dios lo permite por unos momentos de la
Palabra, acerca de: El arca, lo que el arca significa y lo que ella
estaba tipificando, y los tipos del arca. Porque en el antiguo
testamento el arca tipificó perfectamente en todo a Cristo, y Cristo
es el cumplimiento de todo el antiguo testamento, todo fue cumplido
en Cristo Jesús.

 


53Ahora,
hubo un tiempo de destrucción, el tiempo justo antes de la
destrucción, la tierra entera estaba llena de violencia.

 


54Si
Ud. nota, Ud. vea al hombre comenzando a multiplicarse, la gente
comienza a juntarse, gran reunión de gente, y esa ciudad crece,
tiene más habitantes. Y lo primero que Ud. sabe es que comienza a
haber aparatos de recreación, y de eso entran a las apuestas, y de
las apuestas a tomar, y de tomar a la prostitución rompiendo los
hogares, casamiento, divorcio, y entonces asesinato. Eso sólo sigue
creciendo y creciendo así como una cadena que no tiene fin.

 


55Cuando
Dios caminó sólo con un hombre, sólo él mismo, tuvo él favor con
Dios. Pero cuando el hombre comenzó a multiplicarse y a juntar a
otros y a otros, entonces ellos comenzaron a... Satán tuvo más
campo para obrar. Este hombre pudiera haber creído un poquito,
inclinándose de esta forma, y el otro un poquito de aquella otra, y
cuando Satán entra sólo prende la mecha, entonces se convierte en
esto y aquello, e imaginaciones comienzan a entrar y después la
corrupción entra. Y cuando Noé...

 


56Si
Ud. nota, entre las generaciones, después de que Abel fue
sacrificado, Dios lo remplazó con Set. Por supuesto, los
historiadores dicen que Adán y Eva tuviera setenta hijos e hijos,
pero la Biblia registra sólo tres hijos, Sem, Cam y Jafet.. fueron
los hijos de Noé.  Perdónenme, fue Caín, Abel y Set, fueron los
hijos de Noé... o los hijos de Adán.

 


57He
estado un poquito excitado en estos últimos dos días desde que mi
José vino, así que puede que mezcle un poquito las cosas.

 


58Entonces
note que a través de la línea de Cam, después de que él fue
trasladado a través de la destrucción antidiluviana, su adoración
completa se engrandeció hacia el pecado.

 


59Y
cuando venimos  a través de la línea de Caín, él hizo la misma
cosa.  Fueron a la tierra de Enoc -Caín lo hizo- y ahí  se casó.
Tomó su esposa y fue allí, y más tarde se convirtieron como en
gigantes.

 


60Cuando
los hijos de Israel  vinieron por ahí encontraron hombres que aún
algunos de ellos tenían dedos de catorce pulgadas de largo. Piense
de eso, ¡Grandes gigantes! David mató a Goliat, que era un gran
individuo, y él dijo que su lanza parecía como una aguja de tejer.
El media como nueve pies ¡Qué individuo tan poderoso era él!…

 


61Pero
si Ud. nota, vino una gran civilización a través de esa línea de
Caín allá atrás que comenzó a entrar. Cuando el hombre comienza a
multiplicarse comienza a salir a través de diferentes tipos de
educación y descubren cosas, hacen inventos. Uno era un gran
trabajador de madera. Oh, cómo ellos construyeron y comenzaron a
construir y construir para poner la señal, de que el tiempo del fin
estaba cerca.

 


62¿Ha
visto  cómo construyen ellos ahora? Es la señal del tiempo del fin.

 


63Ellos
eran grandes trabajadores de metal, descubrieron cómo podían
hacerlo y qué podían hacer con él.

 


64Y
miren lo que están haciendo hoy con el metal, aún haciendo...
Escuché el otro día en la radio que estaban haciendo casas de
metal, ellos prácticamente quitan toda la madera y las están
haciendo de aluminio y de metal y todo lo demás. Y hay un gran
descubrimiento en la educación y gran avance y progreso de la
ciencia.  Una señal del tiempo del fin.

 


65¡Mire
lo que la ciencia ha hecho en los últimos años! ¡Sólo las cosas
que ha hecho!  ¿Qué es eso? Acercándose al tiempo final, una señal
que todos los creyentes... los ministros deberían estar predicándolo
en el púlpito con toda la fuerza que tienen, mostrándole a la
gente.  Estamos pasando por avisos, y todas las cosas apuntan al
tiempo del fin.

 


66¡Primero
lo escritural!  La Biblia de Dios que leemos y creemos hoy está
apuntando al fin, no muy lejos. El gran mundo científico dice que el
fin está cerca, otro gran aviso. El zodiaco en el calendario y las
señales y todo lo demás dicen que el fin está cerca. La pirámide
dice que el fin está cerca, a todo lugar donde se apunte dice que el
fin está cerca, estamos en el tiempo final.

 


67¡Note!
Pero Dios y Su gracia soberana, antes del tiempo del fin... Jesús se
refirió a esto cuando dijo, "Como fue en los días de Noé,
antes de el diluvio, eso mismo que la gente hizo vendrá otra vez"
y lo vemos. Así que sólo tenemos que estar ciegos espiritualmente
para no verlo, mire alrededor, ábralos.

 


68Hay
una gran diferencia entre ceguedad física y espiritual, creo que si
tuviera que decidir, escogería ceguedad física, sí, es algo el
estar ciego.

 


69No
hace mucho un ministro dijo, "Si Ud. es un siervo del Señor,
ciégueme".  Le dije, "Ud. ya está ciego"  El me
dijo, "¿Yo ciego?"

 


70Le
dije, "Sí señor", porque él se burlaba de la Sanidad
Divina y del Espíritu Santo diciendo que no habrían tales cosas. Le
dije, "Ud. está ciego"  El dijo, "No, eso es su
propia hechura".  Le dije, "Eso es la escritura, así lo
dice la Biblia". Me dijo, "¿Cuando estuvo alguna vez la
mente ciega?".

 


71Le
dije, "Bueno, muchas veces Jesús le dijo a su padre ‘¡Fariseos
ciegos! Tienen ojos y no ven', eso es cierto. ¡Pero si hubieran
conocido el tiempo!".

 


72Una
ocasión el gran profeta Elíseo estaba en Datán y todo el ejército
sirio lo rodeó para tomarlo, y Giezi dijo, "Padre, están sobre
nosotros" "La ciudad entera está rodeada de sirios"

 


73Y
él dijo, "Buenos, son más los que están con nosotros que los
que están con ellos".

 


74Y
aquí estaban ellos, él dijo, "No veo a nadie, sólo a ti"
Dijo, "Dios, abre sus ojos".

 


75Y
cuando sus ojos se abrieron él miró y alrededor de ese profeta
había carros de fuego, las colinas estaban en fuego, los ángeles
de…

 


76El
caminó directamente a donde ellos estaban y dice que, "El los
cegó" ¿Cómo? Ellos estaban ciegos físicamente, él salió y
dijo, "¿Buscan a Elíseo?" El mismo era.  Dijeron, "Sí,
lo estamos buscando".

 


77Dijo,
"Vengan y síganme y los dirigiré a donde está él" Ellos
no lo sabían, estaban ciegos.

 


78Y
hoy los hombres han sido cegados porque están rechazando la
misericordia de Dios. Eso únicamente los lleva a juicio.  Pero Dios
en Su amor y misericordia tiene una manera tan apropiada, que antes
de que el juicio Divino pegue, hay un camino, Dios hace un camino de
escape para aquellos quienes desean seguir ese camino. Esas son las
misericordias de El al hacer una forma de escape. "No queriendo
que ninguno perezca, pero que todos vengan al arrepentimiento".

 


79El
está hoy en el mundo mostrando señales y maravillas, gente siendo
levantada, grandes cosas aconteciendo, "Mostrando señales en
los cielos arriba y en la tierra" ¡Señales!  Señales de
platillos voladores a través del aire a donde aún el pentágono y
todos no saben qué pensar de ellos, "Señales arriba en el
cielo y en la tierra". Sanidad de los enfermos, levantando los
muertos, abriendo los ojos de los ciegos, lanzando fuera demonios, el
Evangelio siendo predicado, ¡Señales antes de Su venida! "No
queriendo que ninguno perezca, sino que todos humildemente,
suavemente se arrodillen para arrepentimiento" Pero aquellos que
rechazan a Cristo tienen que caminar ciegamente.

 


80¿Qué
si hoy rechazara tener vista en mis ojos, qué si eso fuera a ser
sacado? Si yo rehusara conservar mis ojos, tendría que tomar algo
que los sacara, no querría ver.

 


81Así
es también espiritualmente, si un hombre rehusa mirar a la Palabra
de Dios y ver el plan, ver a Dios, automáticamente se saca él sus
ojos, cierra a sí mismo sus ojos a las cosas de Dios. ¡Qué día!
¡Qué tiempo! ¡Qué lección deberíamos de aprender hoy al ver el
tiempo del fin!.

 


82 Pero
Dios en los días de Noé en Su gracia soberana dijo, "Ahora,
quiero que salgas y hagas una previsión para todos los que desean
escapar de este juicio" ¿No es eso maravilloso? Dios, no
queriendo que ninguno perezca, haciendo una vía de escape para esos
que quieren venir a la vía de escape de Dios.  Así que El dijo,
"Noé, quiero que hagas un arca".

 


83Ahora,
la palabra "Arca" es un pequeño cofre, un lugar de escape
o un lugar escondido. Hay tres de ellas de las cuales se hablan en el
Antiguo Testamento. Y queremos mirar a ellas ahora por unos cuantos
momentos, esas tres arcas tipificaban a una gran arca, Cristo, para
la iglesia de hoy.  Tres es una confirmación y todas las cosas
antiguas sólo eran una sombra.

 


84Leía
el otro día mientras estaba sentado a la orilla de un arroyo, cómo
cada una de esas madres hebreas daban a luz a esos patriarcas, los
nombraban mientras daban a luz, y decía lo que sería, y dónde
estaría el último día y no sabiendo lo que hacía, y decía entre
dientes en dónde estarían en el tiempo final, vea Génesis 49 y
note lo que es.  Muy bien.

 


85Ahora,
si sólo pudiéramos abrir nuestros ojos y oídos espirituales a esa
Palabra que sale, que entendiéramos lo que es, y el Espíritu Santo
nos la revelaría.  Y yo oro ahora que el Espíritu Santo tome estas
cosas de Dios y no las ponga en nuestro corazón a cada hombre y
mujer, y niño y niña.

 


86¡El
arca! Había una de ellas que Noé construyó, una vía de escape.
La segunda de la que habló fue en la que Moisés fue puesto, la
tercera fue el arca del testimonio para Israel, todas se cumplieron
en la cuarta que fue Jesucristo.

 


87Regresemos
ahora y comencemos en Génesis y ver cómo fue hecha la preparación
para el arca, y veamos si eso no tipificó a Cristo exactamente. Y
todos esos que se reunieron en cada arca vinieron a reconciliación
por ellas. Todos fueron preservados  a través del juicio. Y tan
cierto como fueron preservados en el tipo, ¡Cuánto más somos
nosotros preservados en Cristo, el genuino prototipo de todas las
arcas! ¡Oh, El es maravilloso!..

 


88Entonces
notamos allá atrás que Dios le dijo a Noé, "Quiero que hagas
esta, de un tipo de madera específica"  Ahora, no podía ser
cualquier madera, tenemos que tener un cierto tipo y debe ser madera
de gofer.  Estaba estudiando aquí hace unas semanas sobre lo  que
fue la madera de gofer, era una madera suave, flexible. Y eso fue lo
que hizo al arca, fue una madera que podía fácilmente manejarse,
una madera dócil.

 


89Así
es con el creyente, estando ya en las manos de Dios es cortado de su
propia justicia del árbol, y se convierte dócil en las manos del
hacedor. No se va con cada viento de doctrina, sino que es flexible,
eso se adapta exactamente en la Palabra de Dios para ser usado
fácilmente.

 


90Y
notamos que era la madera que podía fácilmente sorber la humedad.
Ahora, una cosa, el hombre flexible en la mano de Dios pudiera ser
una gran cosa para Dios, o Ud. pudiera ser una cosa grande para el
diablo.

 


91As
que el arca fue construida de madera flexible y podía chupar el
agua, si no, se hubiera inundado y hundido inmediatamente, siendo
algo pesado, pero la madera de gofer era muy ligera, y el agua se
empapó a través de ella.

 


92Y
eso es lo que pienso hoy, creo que el problema con muchos hombres y
mujeres sinceras es que no se entregan completamente, pero van tras
el error. Y por eso su arca se inundó, no pueden ir más lejos, ella
va hacia arriba o hacia abajo casi lista para hundirse.

 


93Así
que, ¿Qué tipo del Espíritu Santo formó eso? Ellos no podían
proseguir así, así que Dios le dijo a Noé, "Calafatearás con
brea por dentro y por fuera".

 


94 Entonces
estudié de qué fue hecha esa brea, fui a un viejo diccionario y lo
vi, y comencé a ver lo que significa la brea.  Encontré en el
griego que "brea" significa una cosa, o es también una
substancia. Y como la obtienen es que la sacan de otro árbol, es
como una resina, la golpean y luego la hierven y la derraman sobre de
eso, y entonces se convierte en brea.

 


95Qué
hermoso que antes de que la madera sea cortada, un tipo de madera,
siendo humano. Cristo en Su humildad, siendo humano. Y Su iglesia, Su
arca hoy, viniendo hacia Su iglesia, lo cual no es más que Su propio
cuerpo espiritual aquí en la tierra. Así que Cristo fue cortado y
la vida fue sacada de El para que pudiera ser aplicada a la iglesia.

 


96Ahora,
cuando a esta madera de gofer se le puso esta brea caliente sobre
ella, la absorbió rápidamente adentro y afuera y la selló. Amén.
Oh, ¿Lo ve? [La congregación dice "Amén".—Editor]. ¡Un
sello! Suave, penetrando en la Palabra de Dios, Cristo derramado en
el Espíritu Santo, calentado. Amén. No servirá cuando esté frío,
tiene que calentarse. Lo que necesitamos hoy es un servicio antiguo
del Espíritu Santo calentando, derramándose.

 


97Ellos
tomaron esa madera suave de gofer, y el gran cazo, y derramaron sobre
la suave madera de gofer preparándola. Entonces la calafateó por
dentro y por fuera y la enfundó como acero, y el agua no podía
entrar en ella, era una protección.

 


98Cualquier
hombre que viene y recibe a Cristo y es vestido por el Espíritu
Santo se convierte  sólo en una mente hasta que, él ve solamente a
Cristo. A él no le interesa el mundo ya más, Ud. puede brincar
sobre de él, jalarlo, patearlo o hacer todo lo que quiera, pero él
está cubierto, enfundado. En otras palabras él está sellado, selle
todas las hendiduras, eso es lo que ellos hicieron con la brea. Y la
Biblia dice que...

 


99¿Sabe
Ud.  que el sellamiento es para esto, para esta arca hoy? Efesios
4:30 dice, "No contristéis al Espíritu Santo de Dios con el
cual estáis sellado" o calafateado, cubierto, "Hasta el
día de redención". Amén. Está todo sellado, cada pequeño
agujero, hendidura, cada poro en la madera es sólo sellado y
cubierto con el Espíritu de Dios. ¡Oh qué maravilloso!..

 


100Vea,
si Ud. la aplica fría tendrá agujeros en ella, y si Ud. golpeara
alguna vez contra un tronco o algo así eso se reventaría porque
tiene una grieta en ella. Pero cuando está caliente, derrámelo y
entonces va por todos lados, por ambos lados, por dentro y por fuera
y lo sella.

 


101Es
un tipo perfecto de Cristo y Su iglesia, cómo un árbol tuvo que ser
cortado y destrozado y tomar todo el jugo de él y entonces aplicar
eso al otro árbol para conservarlo a través del juicio. Cristo fue
cortado para que  por Su vida y por el Espíritu Santo la iglesia
pudiera sobrepasar el juicio. ¿Lo ve? ¡Qué hermoso cuadro, oh
vaya! Eso lo estremece, ¿O no? Sólo hace que su corazón brinque
para atrás y para adelante. ¿Ve? Todo eso hablaba de Cristo, todo
en el Antiguo Testamento era una sombra de Cristo.

 


102El
otro día alguien dijo, "Hno. Branham, ¿Por qué es que pasa
esto, y sucedió aquello?" él está aquí sentado, yo estaba
comiendo en una mesa.

 


103Le
dije, "Regrese al principio de todas esas cosas y lo primer cosa
que esa persona era,  fue que él fue antes que alguien más, antes
que hubiera una célula, ellos eran espíritus. Esa es la parte
fundamental, mantenga ese espíritu correcto en todo, de aquel
espíritu, de esto acá, todo va a perecer, ya sean casas, tierras,
hogares, salud, lo que pudiera ser todo eso va a perecer, y va
directo de regreso a ese espíritu otra vez". Y regrese a ese
espíritu de nuevo, así que mantenga eso correcto.

 


104No
importa lo que Ud. tenga  aquí en este mundo, o lo que no tenga,
mantenga su corazón correctamente en armonía con Dios. Porque todas
sus... casas, tierras, todo su dinero, todas sus enfermedades, toda
su salud, todos sus hijos, todo lo que Ud. tiene aquí en esta tierra
lo dejará a Ud., y Ud. irá directamente de regreso al principio de
nuevo. Si eso está correcto con Dios, Ud. vendrá otra vez
justamente como ciertamente hay un Dios en el cielo. Si no está bien
con Dios Ud. tendrá que tomar la otra ruta. Ud. tiene que hacer aquí
una decisión, hágala hoy para Cristo.

 


105Note,
otra cosa que la palabra significa cuando dice, "Calafatéala"
cúbrela con alquitrán, o empápala con resina, eso significa
"Expiar"  Ahora, la palabra "calafatear"
significa "expiar" en Levíticos, esa misma palabra fue
usada en Génesis para calafatear, en Levíticos es usada como una
expiación, para hace una expiación. Bueno, ahora, expiar es
"pararse entre" y la brea que estaba en la madera de gofer
en el arca era para "conservar" o para expiar al creyente
de la ira. ¿Ud. lo ve?

 


106Noé
no podía pasar por la ira, las aguas del juicio. Oh, ¿Lo ve Ud.
ahora? Mire, él no podía venir al juicio porque había una
expiación entre él y el juicio y el juicio era el agua del mundo.

 


107Y
el creyente está seguro en Cristo, a salvo. Amén. No sobre los
méritos de él mismo, pero de su obediencia para entrar al arca. La
única cosa que Noé tuvo que hacer fue entrar en el arca, él no
tuvo ni aún que cerrar la puerta, Dios mismo lo hizo. ¡Sólo
entrar! Eso es todo lo que hace el creyente,  camina por fe en Cristo
y Dios cuida del resto de eso, "El que oye mis palabras y cree
al que me ha enviado tiene vida eterna y no vendrá a juicio" A
pasado de muerte a vida, está a salvo para siempre en el arca. Amén.
Deje que el juicio golpeé si quiere.

 


108Bueno,
me imagino que a veces el arca estaba parada al final, y arriba y
abajo y demás, pero Noé estaba a salvo, la brea estaba entre él y
el juicio.

 


109Y
hoy la sangre de Jesucristo el Hijo de Dios se para entre nosotros y
todo juicio. Amén. "No será condenado o vendrá a juicio, sino
pasó de muerte a vida". Amén. ¿Por qué? Porque él está en
el arca. ¡Qué perfecto cuadro!

 


110Arboles
cortados, así es como se comienza en el mundo, cortados primero,
cada hombre que viene al mundo, "Nacido en pecado, y formado en
iniquidad, viniendo al mundo hablando mentiras" incompleto, sin
ser amado, impío, alejado de Dios, extranjero, sin esperanza, sin
Cristo, muere y va hacia la tumba de un pecador, listo para el
juicio.

 


111Entonces
la palabra viene, "Más aguda que una espada de dos filos",
eso corta el árbol, lo labra, corta todas las astillas y todas las
espinas, corta la mejor parte de él, y es blando en las manos del
constructor, Cristo.

 


112Entonces
Su vida fue derramada en el Calvario para que por el derramamiento de
la sangre pudiera hacer una expiación para proteger al hombre que
está en el arca de seguridad. ¡Oh vaya! ¡Qué cuadro!  entonces
para poder tomar la brea y ponerla sobre de eso...

 


113Porque
eso se inundará, quiero que note esto, un hombre dice, "Bueno,
yo creo la Palabra, tomaré esto y aquello". Ud. es dejado en el
mundo sin la sangre, no  importa cuánto Ud. esté en el arca, o
cuánta arca o lo demás Ud. sea, Ud. tiene que ser lleno de brea,
tiene que ser empapado con el Espíritu Santo, manteniendo el mundo
afuera.

 


114Entonces,
quiero que note, ¡Qué hermoso! Entonces para... tenía que haber
otro árbol cortado, un pariente siendo cortado y golpeado hasta que
toda la resina saliera fuera de él, y cuando esta resina fue
derramada sobre el otro que fue cortado, fue para preservarlo, Amén.
¿Por cuánto tiempo? Bueno, es el pecado, hace seis mil años...

 


115Y
ellos ven que la vieja arca está aún descansando en la cima de la
montaña, ninguna otra madera hubiera resistido eso, ni nunca lo
hará, ¿Por qué? Fue calafateada por la muerte de otro. El arca aún
permanece, calafateada por dentro y por fuera como un memorial de lo
que hará la brea

 


116Oh,
¡Qué cuadro perfecto! Así como es Cristo. La posición del
creyente en Cristo después que está en Cristo, calafateado por
dentro y por fuera con la...  es todo lo que Ud. tiene que hacer...
el arca está preparada, y la única cosa que Ud. tiene que hacer es
entrar y creer.

 


117Cuando
Noé entró, eso es lo único que tuvo que hacer, caminar dentro.
Dios cerró la puerta y El la abrió. Así es hoy el creyente en
Cristo.

 


118Note
rápidamente ahora, Moisés fue la siguiente arca de la cual
hablamos, iremos a él sólo un momento. La Biblia dice que esa
pequeña canasta o un arca fue provista por la madre, la que lo dio a
luz.

 


119Amén.
No a través de algún seminario, o de alguna experiencia teológica,
sino a través de Aquel quien le dio al creyente el nacimiento, que
preparó el arca para él, que lo lleva a través del juicio.

 


120Ella
la coció, la tejió con unos pequeños tallos que tenían entonces,
algo así como un pequeño tallo de maíz, un tallo plano. Ellos aún
lo tienen allá en Egipto, Ud. puede ver a esas madres pasando sus
niñitos a través del río Nilo y empujándolos mientras ellas están
cruzándolo. Es lo mismo, los ponen en una canastita  en el río
Nilo. Y ella fue y le hizo una pequeña arca. Y el camino está
hecho, cuando la hicieron fue tejido por dentro y por fuera, y así
es como las tejedoras lo hacen, las tejen por atrás y por delante.

 


121Entonces
ella fue y la cubrió de asfalto, otra vez, asfalto es una brea. La
vieja palabra. Tómela y vea si no dice, "Brea" o "Expiar".

 


122Entonces,
Ud. vea, las tejedoras tejiendo los tallos dentro y fuera, pequeños
huecos ahí, para que se agarrara la brea, cómo el creyente...

 


123Qué
pena hoy, todos nosotros estamos separados, uno es un Metodista, otro
un Bautista, el otro un Luterano, el otro un Unitario y el otro un
Trinitario y ¡Qué lástima! Deberían estar unidos tan cerca para
que la brea fuera puesta y entonces los uniría y los revestiría,
trayendo una seguridad, ¡Maravilloso, derramando la verdad en ella!

 


124Entonces
el pequeño Moisés fue puesto en la canasta y empujado hacia el
juicio del agua. El agua siempre significa "Muchedumbres y
multitudes de gente" El pequeño bebé ahí en el río Nilo, en
el arca que iba velozmente, probablemente con una pequeña cubierta
sobre su rostro, yendo través de los carrizos y arbustos, y con
todos los cocodrilos alrededor de ese río Nilo. Y las lluvias y las
tormentas y los tornados soplando allí, los vendavales. Esa pequeña
arca pasó por eso, ¿Por qué? Había un sacerdote que estaba en el
arca [El Hno. Branham golpea el púlpito tres veces.—Editor] Amén.
El era un sacerdote, El era un dador de la ley, El era un rey.

 


125¡Así
como Noé! También Noé era un padre,  el padre mismo quien hizo el
arca estaba en ella con su substancia.

 


126Cristo
nuestro Padre Quien hizo el arca con su propia sangre está dentro de
ella teniendo compañerismo con el creyente.

 


127Y
todos lo hijos y todos los animales oían la predicación de Noé
mientras los juicios estaban siendo derramados, el arca moviéndose
para atrás y para adelante en las olas, siendo probada, llevada de
lugar a lugar. Noé dijo, "Hijos, quédense quietos, Dios ha
hecho esta arca, está construida de acuerdo a Sus instrucciones.
Soportará todo lo que el diablo pueda enviar en contra de ella".
Noé en el arca, predicando, sacado del juicio.

 


128El
pequeño Moisés allí mirando los cielos y las estrellas en la
noche, cuando el viento soplaba y un lamento pasaba a través de él.
El viejo Nilo brincando y los cocodrilos acercándose a la canasta.
¡Aleluya!, está a salvo, protegido, parado entre, había una
expiación entre él y todos los vendavales y los vientos fuertes que
el diablo podía enviar. Nada podía voltear esa pequeña arca. El
anduvo flotando ahí.

 


129Puedo
ver el gran Espíritu Santo encima de ella, los ángeles de Dios
sentados cerca con sus espadas desenvainadas. ¡No señor, nada va a
tocarla!

 


130Puedo
ver al diablo tratando de hundir allí el arca, y Noé cantando,
"Jesús, manténme cerca de la cruz". Todos los diablos en
el infierno no podían tomarla porque estaba construida de acuerdo a
las instrucciones de Dios. Había una expiación entre el juicio y
misericordia.

 


131Así
es hoy con cada creyente. No importa... cuán difícil pudiera
parecer la vida. Mientras Ud. está en Jesucristo no hay nada
presente, nada futuro, nada puede tocar su alma, ni separarnos del
amor de Dios en Cristo Jesús. Amén. El diablo enviará cada
vendaval en el infierno, lo soltará sobre Ud., pero Dios tiene una
expiación parada entre Ud.   El alejará cada ola, hará que pase a
través de cada nido de cocodrilos.

 


132¿A
dónde arribó él? Directamente en la línea para ser el rey de todo
Egipto. ¡Aleluya!’

 


133Y
uno de estos días cuando esta vieja arca arribe al otro lado del
tempestuoso Jordán, caminaremos como sacerdotes y reyes para Dios,
parados bajo la expiación de la sangre del Señor Jesucristo. Dada
libremente a quien se le sea dada. La expiación, la misericordia.

 


134El
dijo en el Antiguo Testamento, "Ahora, Uds. deberán hacer un
arca" Y El especificó la madera, "Madera de acacia" o
Ud. puede hacerla de esta madera, la cual es llamada en la Biblia
madera de "Sitín". Pero realmente es llamada "Madera
de Acacia". Y Uds. pueden hacer el arca de la misma cosa Y dijo,
"Deberán de hacerla y forrarla con oro".

 


135Vigile
esa arca, vea si tipificó a Cristo, note, cada ocasión lo tipificó.
Noé fue un tipo de Cristo haciendo un camino, también lo fue
Moisés.

 


136Ahora,
vigile el arca del pacto, El dijo, "La deberán de hacer de
madera de acacia y forrarla con oro". Cualquiera que conoce la
escritura sabe que el oro habla de Deidad, y la madera de humanidad.
Vea, El dijo, "La deben cubrir, forrar con oro, sobre toda la
madera", esa es Deidad sobre madera, Cristo sobre la iglesia,
por dentro y por fuera. ¡Forrada con Deidad!

 


137Tendrá
una cubierta encima de ella, será un asiento de misericordia  donde
descansarán todas las leyes. Pero antes que Uds. tomen... rocíenla
con sangre.  La Biblia habla de juicio, pero entre la ley y la
congregación había algo para perdonar. El permaneció en su lugar.

 


138¡Tipo
de Cristo!  Entre la ira de Dios, el juicio en el infierno, entre eso
y el creyente está la Deidad misma—Cristo, parándose en el camino
con una expiación hecha para salvarnos de nuestros pecados y para
sanarnos de nuestras enfermedades.  La Deidad se para en el camino
entre juicio.

 


139La
ley era un juez, juzgaba, pero la expiación se paró entre el
creyente confesado y el juicio, ahí estaba el juicio en el arca
lista para salir, pero cuando lo hiciera no podría, porque habría
una expiación parándose entre ella y el creyente, y el vino y
aceptó a Cristo—en la sombra y tipo, la sangre derramada y rociada
sobre el asiento de misericordia. Entonces tenía misericordia,  y
podía irse regocijándose porque era libre del juicio.

 


140"Por
lo tanto no hay condenación para los que están en Cristo Jesús,
que no andan tras la carne sino el Espíritu". Y cuando un
hombre sabe que ha muerto a las cosas del mundo, y aquellos que
entran en Jesucristo y caminan de acuerdo al Espíritu Santo y no por
los caminos de este mundo pecaminoso. No hay condenación para ellos,
pueden mirar en el rostro del infierno y del juicio y regocijarse
porque hay una sangre de Cristo haciendo expiación, parándose entre
él y el juicio. Amén. Ahí está.

 


141Y
el creyente una vez dentro, la cubierta es cerrada y eso lo termina
para siempre [El Hno. Branham golpea del púlpito.—Editor] Amén.
Oro -Deidad-  por arriba y por debajo de ella y todo alrededor de
ella ¡Envolviéndola en Deidad! Cada hombre que viene a Cristo es
envuelto en el Espíritu santo y se convierte en hijo e hija de Dios.

 


142Sobre
de este oro golpeado -ellos, el que lo golpeaba,  lo calentaban y lo
golpeaban hasta que veían su reflexión en él, tenían que
golpearlo con un martillo, luego lo tomaron caliente y lo derramaron
sobre el arca, y eso se empapó dentro de la madera. ¡Oh vaya!.

 


143Cuando
el Espíritu Santo, siendo el poder, Espíritu Santo y fuego es
derramado sobre el creyente a través de la sangre de Cristo, eso
hace una expiación por él y él es salvo de todo juicio divino.
"¿Eso incluye enfermedades?" Sí señor, absolutamente.

 


144Eso
no quiere decir que Ud. no será empujado, golpeado, molestado, que
no hará esto, "Pero muchas son las aflicciones del justo"
Muchas veces cuando el arca es movida de esta forma y de la otra,
"Pero el Señor lo liberta de todas ellas".

 


145El
arca tuvo muchos brincos, muchas subidas y bajadas, y muchos
vendavales por los cuales pasó, pero ella reposó sobre el monte
Ararat siendo justamente la misma.

 


146 Muchos
cocodrilos pasaron cruzando el agua, muchos vendavales vinieron a
través de la noche, muchas tormentas oscuras por las cuales ella
cruzó, pero llegó a salvo a las espadañas, a las hierbas a donde
podía intentar toma el trono de la nación, de lo más bajo o lo más
alto.

 


147Nosotros
miserables, cuitados, de los más bajo de todos los insectos, de lo
más bajo de todas las criaturas, contaminados moralmente, muertos

espiritualmente, podemos ser levantados de ahí, por el arca de la
sangre del Señor Jesucristo para ser hijos e hijas, y reyes y
sacerdotes para Dios. ¡Qué cuadro! ¿Qué tenemos bajo
consideración? ¿Cómo puede el hombre rechazar una proposición que
Dios ha hecho con él?.

 


148Otra
cosa que quiero que note, cuando el arca fue a su lugar El dijo,
"Pondrás una corona de oro sobre su cubierta". En otras
palabras, cuando el arca fue armada, y preparada, con todo esto,
adentro estaba la ley. Y note otra cosa, el pan, el kosher, o el maná
que cayó primero, ese maná que estaba en la urna fue conservada
dentro del arca.

 


149Y
hermano, si Ud. probó a Dios para ver si El es bueno, entre una vez
al arca, porque allí es donde está el maná, no en algún viejo,
frío, y libre credo  carnal o algo así, sino en Cristo, ¡Adentro!
Venga a la puerta y Dios cerrará la puerta detrás de Ud. y
mantendrá los juicios afuera.

 


150Note,
así como él entro y tomó esta arca... también el bordón de Aarón
fue puesto ahí y reverdeció, también ese viejo bordón que estaba
muerto, un palo, una vara, no era más que una pieza de madera que
estaba ahí, toda la vida se había ido de ella y estaba tan seca
como podía estarlo. Pero una vez que fue puesta en ese lugar santo,
volvió a la vida.

 


151No
importa cuan sucio o negro esté cada pecador, o lo que su vida haya
sido, Ud. vivirá de nuevo en la presencia de Dios y florecerá y
traerá sus flores y serán nutrido del Espíritu. No importa cuán
enfermo esté Ud., vivirá aún en la presencia de la expiación.
¡Qué maravilla! ¡Qué cosa para considerarse! ¡Qué escritura!
¡Qué Dios! ¡Qué perfecto! ¡Qué fundación tan segura! ¡Todos
los otros terrenos son arena movediza!.

 


152Note,
¡Qué corona! ¿Por qué? Era el rey. ¿Qué significaba esa
cubierta sobre la tapa de una caja? Que la humanidad fue cubierta de
oro con ella puesta. La sangre rociada sobre de ella.

 


153¡Qué
tipo perfecto de Cristo y Su deidad y Su amor, El vino al mundo y se
vistió de humanidad, Su iglesia, Sus creyentes. El roció Su propia
sangre sobre de eso. y salvará a "Quien quiera ser salvo"
y dos querubines cubiertos de oro, y las alas apuntando enfrente del
uno al otro sobre el asiento de misericordia a donde cada creyente
venía, confesaba sus pecados para recibir reconciliación por su
pecado.

 


154Ahí
está El, mírelo, la corona de oro, ¿Representa eso a Cristo? Sí,
cuando El estuvo en la tierra fue coronado con una corona de espinas
para regar la sangre. Eso es cierto, pero cada creyente que viene a
través de esa sangre regada jala esa corona de espinas y lo corona
con la gloria de alabanza y honra. Cada creyente que se para en Su
presencia y acepta esa sangre de su frente abierta presionada con las
espinas,  lo corona con gloria y alabanzas y majestad como Rey de
reyes, como Sanador, como Alfa y Omega, como Principio y el Fin, como
el Consolador, el Príncipe de paz, el Dios Todopoderoso, el Padre
Eterno.

 


155Noé
era el padre en esta arca, Moisés era el padre en su arca, Cristo es
el Padre en Su arca, con súbditos -Uds. gente, la iglesia, el
creyente asegurado y a salvo.

 


156quiero
que note otra vez el acercamiento a esa arca, todo el que venía
hacia esa arca tenía que venir primero a través del atrio, y luego
tenía que venir a través del velo interno, y entonces hacia el
Santo de los santos. Ese fue Cristo como Profeta, como Sacerdote,
¡Como Rey coronado!.

 


157La
primer cosa, venga, Ud. lo ve a El hablar aquí, cuando El primero
vino, El fue un profeta.

 


158Un
hombre al venir a Cristo, primero debe venir a la cruz, la cruz fue
Su sacerdocio, donde El fue representado en muerte. Ahí es a donde
en esa cruz, "Dios amó tanto al mundo que dio a Su único
hijo".

 


159No
hay nadie en su mente cabal que pueda aún entrar antes de la cruz,
traerla ante El, sino lo que oye que Cristo  le predica. El es el
Profeta, el Predicador.

 


160Lo
próximo que El hace, pasa por la expiación, va a través del velo
como un Sacerdote para interceder, intersecciones, "Haciendo
intersección por el creyente, sentado a la diestra de Dios" y
el creyente viene a Su presencia y entonces Cristo hace
intersecciones por él sobre la confesión de lo que él cree.

 


161Cuando
él viene a la cruz, viene a Cristo ahora, él dice, "Oh Cristo,
sé que Tú me predicaste Tu Palabra por la Cruz, yo creo en Ti,
¿Tendrás misericordia de mí?".

 


162Y
Cristo el intercesor intercede y El entra hacia el arca, hacia el
juicio ahí y carga todo lo referente a su juicio [Cinta en
blanco.—Editor] Quita todo pecado y vergüenza y lo reconcilia a
Ud. con Dios a través de la propiciación de la sangre, lo regresa
al compañerismo con Dios y confía en el arca salvadora  por
siempre.

 


163No
hay nada de qué preocuparse, no puede ser hecho ningún daño, Ud.
está tan a salvo como puede estarlo. Deje que vengan las tormentas,
que todo acontezca, que la enfermedad golpeé, deje que todo lo que
Satán desea enviar acontezca, Dios lo protegerá y lo pasará a
través de todo eso. No salga brincando, permanezca en Cristo y diga,
"Señor Dios, Tú dijiste que sobre esta roca edificaré mi
iglesia, y que las puertas del infierno no prevalecerán en contra de
ella. Creo en Ti, Señor Jesús, y ahora anclo mi fe en un lugar de
descanso". ¡Oh vaya!.

 


164Ahí
se para Cristo el capitán principal de nuestra salvación, ¡El gran
conquistador!, El partió el velo en dos y derribó todas las paredes
intermedias de petición, e invitó a, "El que quiera".
Venir y ser partícipes de Su vida, ser cubiertos con Sus bendiciones
Divinas, y no habrá ningún juicio golpeándolo a Ud. en el juicio.
[Cinta en blanco.—Editor]  Y decir, "Dios, soy salvo para
siempre".

 


Yo he anclado mi alma en un lugar de
reposo,

 


para ya no navegar los mares salvajes,

 


La tempestad pudiera venir sobre la

 


profundidad salvaje y tormentosa,

 


pero en Jesús soy salvo para siempre.

 


165Deje
que la enfermedad venga, que los problemas vengan, que el desánimo
venga  y todo lo demás, eso nada tiene que ver, hemos recibido un
reino que no puede ser movido. Esta cosa debe estar brincando para
atrás y para adelante pero Dios hará que Ud. arribe salvo en Su
reino uno de  estos días. Ud. permanezca en su arca.

 


166Que
el Señor les bendiga, mientras inclinamos nuestras cabezas por un
momento.

 


167Nuestro
Padre Celestial, al mirar hoy hacia Su majestad allí, lo vemos a El
allá atrás con Noé, ¿Quién estaba entre esas olas? ¿Quién era
el que estaba en esa pequeña vieja arca de madera? Ahora, la más
grande batalla que tenemos no podía soportar eso, la tierra entera
se estremeció y se sacudió, miles y miles de kilómetros salieron
de su órbita más allá, giró como un torbellino allí y las olas
saltaban en el aire, el mundo entero fue cubierto, esas grandes y
viejas montañas fueron lavadas más allá de su nivel, girando
alrededor en la obscuridad de la media noche. Juicio, cuerpos muertos
flotando y un pequeño y viejo bote de gofer movido adentro y afuera
y aquellos que eran Tus amados creyentes, sentados dentro del arca
tan seguros como podían estar, ellos no se preocupaban, habían
hecho lo que Tú les habías dicho, y siguieron Tus instrucciones.

 


168Y
el que sigue Tus instrucciones no será confundido. Finalmente Tú
cesaste la tormenta, las tormentas de la vida terminan, y entonces
arribamos seguramente en un mundo nuevo. Querido Padre Celestial,
hoy, sobre las tormentas difíciles del mar de la vida, entendemos
cómo es hecho, en los días cuando la ciencia médica es más
grande, cuando las iglesias están haciendo tan grandes cosas, pero
nosotros nos hemos anclado en Jesús. Las tormentas vienen, las
persecuciones se levantarán, pero hemos seguido las instrucciones.
Tú nos verás pasar eso. Permite Padre Celestial  estas bendiciones
a cada uno, bendice al extraño aquí en esta mañana, bendice al que
no es salvo y que ellos puedan convertirse en Tus hijos.

 


169Mientras
tenemos nuestras cabezas inclinadas, me pregunto si hubiera alguien
aquí que está fuera de Cristo, ¿Levantaría su mano diciendo,
"Hno. Branham, estoy levantando mi mano a Dios sólo para que
Ud. y El puedan verlo, quiero ser recordado y ser traído hacia el
arca antes de que sea muy tarde, orará por mí?" ¿Levantaría
su mano y decir, "Recuérdeme?" Dios le bendiga hermano,
Dios le bendiga a Ud., Dios le bendiga hermana, Dios le bendiga
hermano.

 


"Cuando las tormentas de la vida
rujan, párate junto a mí". 

 


170Yo
no puedo hacer su decisión amigo, sólo puedo orar por Ud.  tiene
que hacerla por Ud. mismo. Yo no creo que hay una persona de corazón
honesto que pudiera venir a la presencia de Su Majestad y viera el
amor que El nos ha prometido... ahora, ¿Para qué levantó Ud. su
mano? Alguien está tocando  su corazón y Ese es Dios tratando de
jalarlo dentro del arca.

 


"Ningún hombre puede venir a Mi,
a menos que Mi Padre lo traiga, y todos los que vienen a Mí no lo
rechazaré, sino que le daré Vida Eterna, lo levantaré en los
últimos días.

 


171No
tenga miedo, Dios está controlando los vientos, Dios está
controlando el arca, El tiene todas las cosas provistas. Noé no
hubiera tenido ningunas victorias, si no hubiera tenido tormentas y
pruebas. Nosotros somos puestos a través de un pequeño túnel de
seguridad para correr, no hay gozo. Las tormentas de la vida, son las
que nos hacen tener el gozo, nunca sabríamos lo que es la luz del
día, sino tuviéramos oscuridad, nunca conoceríamos la cima de una
colina sino tuviéramos una montaña,  no reconoceríamos la buena
salud si no tuviéramos enfermedades. Ud. nunca sabrá cómo gozar la
salvación si no hubiera sido un pecador alguna vez. Dios ha hecho
todas las cosas, la ley del contraste. El le ama. Ahora, mientras
tiene su cabeza inclinada y sus manos alzadas...

 


172Padre
Dios, oro que hoy así como esa puerta aún está abierta, la gente
viene del Este y Oeste, del Norte y del Sur para reunirse. Grandes
señales están aconteciendo en los cielos, vistas temerosas, cosas
atómicas en el aire han sido desparramadas, el hidrógeno ha sido
quemado, platillos están volando, misiles que no se sabe qué son,
algún tipo de inteligencia que piensan que son de otro lado (Ellos
no saben y la ciencia no puede descubrirlo). Misteriosamente
apareciendo en la escena con la velocidad de un relámpago. Oh Dios,
estamos cerca del fin.

 


173Y
la gran pirámide que Enoc construyó, la última cámara se ha
terminado, preparándose para que ahora venga la cámara del Rey, la
venida del Señor, exactamente en la cima para la piedra de corona.
Todos los calendarios de astronomía apuntan directamente, las
estrellas lo están declarando, y así como ellos lo hicieron la
primera vez cuando los sabios miraron hacia arriba y vieron las
estrellas, ellos dijeron, "El gran Rey viene". Ahora las
estrellas están apuntando de nuevo.

 


174Toda
la naturaleza está gimiendo, los corazones de los hombres están
llenos de miedo, la perplejidad de los tiempos, desastres entre
naciones, el mar rugiendo, grandes olas reventando por todos lados,
matando cientos de personas en las orillas de la ribera, carruajes
sin caballos yendo a través de las autopistas y las avenidas,
parecen antorchas encendidas corriendo como relámpagos. Y nosotros
hemos pasado por estos avisos como si nada.

 


175Oh
Dios, ¡Deténnos rápidamente, detén este mundo pecador por la
predicación del Evangelio, salva a esos quienes levantaron sus manos
hoy Señor Jesús. Permítelo hoy y que pueda Tu misericordia proveer
descanso sobre cada uno de ellos. Que puedan ellos ahora mismo... yo
no puedo hacer nada, no puede hacerse nada más, el próximo
movimiento es de ellos.

 


176
enviaste el Espíritu Santo y puso la Palabra en sus corazones y
ellos levantaron sus manos diciendo que creyeron. Tú dices, "El
que cree esto, nunca perecerá, mas tiene Vida eterna". Ven
Señor, arréglalo con ellos para siempre, ellos creen en Ti, creen
Tu Palabra ahora. Así como Tú dijiste, "El que oye Mis
Palabras" eso ha sido predicado, "Y cree en Aquel que me ha
enviado" Nosotros creemos, "Tiene" porque El lo hizo,
"Vida eterna, y no vendrá a juicio pero pasó de condenación a
vida". Está a salvo en el arca.

 


177Señor,
deja que ellos se levanten como hombres y mujeres nuevas, muchachos y
muchachas nuevas, que salgan de este pequeño y viejo tabernáculo
hoy a donde este puñado de gente se ha reunido, viviendo nuevas
líneas, para predicar el Evangelio, para enseñarlos a exaltar a
Cristo por dondequiera. Permítelo Señor, bendícenos ahora. Oramos
a través del Nombre de Jesús. Amén.

 

 

Repost 0
Published by SANN777 - en religion
Comenta este artículo
11 febrero 2011 5 11 /02 /febrero /2011 11:37

 


La
Palabra Se Hizo Carne

 


(Y Reporte Del Viaje A La India)

 

Por
William Marrion Branham

 


Octubre 3, 1954. Jeffersonville,
Indiana. U.S.A.

 





 


Buenos días amigos, es
ciertamente un privilegio estar aquí en el tabernáculo de nuevo
esta mañana. Por supuesto, así como viajamos a través de las
diferentes partes del mundo y etc. a veces Ud. se pregunta si alguna
vez va a regresar de nuevo... al ver los riesgos y peligros y cosas
que están adelante. Pero así como el Hno. Neville ha dicho: "El
Señor cuidará de nosotros." Eso es, nosotros aprendimos a
confiar en El para...  y esta mañana es un...

 



  1. Creo que tengo un amor más
    profundo por el Señor Jesús que lo que jamás había tenido en
    toda mi vida. Después de ver las diferentes religiones del mundo y
    su operación y lo que creen y su teología y etc., y entonces venir
    a darme cuenta que nosotros como cristianos tenemos el verdadero
    Dios Vivo. Todas las otras religiones sólo parecen desvanecerse
    hacia nada cuando el cristianismo es traído a el—el lugar.


  2. Ahora, no puedo hablar muy
    fuerte, si alguien quiere acercarse un poquito, bueno Ud.—Ud.
    puede hacerlo y venir adelante mientras esperamos. Yo sólo quiero
    dar el reporte de los servicios de ultramar muy brevemente, para que
    así Ud. tenga un concepto de lo que el Señor hizo allá. Porque
    nosotros... Ud. es parte del grupo que me envió, y Ud. oró por mí
    mientras yo estaba allá, así que Ud. tiene un derecho de saber lo
    que el Señor hizo. Eso fue un gran y maravilloso servicio el cual
    tuvimos. Ellos...


  3. En Lisboa Portugal tuvimos uno
    de los mejores servicios que he tenido en un largo tiempo, sólo al
    entrar así como lo hicimos. Ese país es estrictamente  cien por
    ciento católico, Portugal lo es, algunos de ellos vienen de España.
    Y los Españoles eran Católicos, y ellos entraron. Y todos los
    Portugueses son católicos, pero allí en medio de todos ellos, el
    Señor derramó Su Espíritu sobre las congregaciones, ¡y tuvimos
    tremendos servicios y milagros!.


  4. Y muchos miles... ahora, si
    hubiere gente católica aquí, yo no estoy tratando de decir que la
    gente fue convertida al cristianismo fuera del catolicismo, porque
    eso es un representativo del cristianismo. Pero es esa gente quien
    usualmente va a la iglesia católica, y no son cristianos realmente
    devotos, nosotros también lo tenemos en los protestantes, ellos
    sólo dicen: "Bueno, yo soy un católico porque mi abuela era
    católica". Y eso es, ellos no lo consideran. Pero esa gente
    fue dirigida al Señor Jesucristo por millares en el servicio en
    Portugal.


  5. Entonces nosotros fuimos de
    allí a Roma. Y allí... bueno, yo visité las grandes catacumbas
    donde los grandes cristianos adoraban en el principio en las edades
    primitivas. Y allí tuvimos una experiencia maravillosa al bajar,
    especialmente en la catacumba de San Angel. Y por supuesto, nuestros
    guías eran estrictamente católicos, pero ellos trataron de decir
    que esos eran católicos, pero todas las inscripciones y todo lo
    demás mostraba que eso era diferente, no eran católicos, Ud. vea.


  6. Y entonces de allí fuimos a la
    Ciudad del Vaticano, y en la Ciudad del Vaticano yo tuve un tiempo
    maravilloso. Y tuve un servicio de sanidad allí mismo en las
    sombras de la catedral de San Pedro, un gran servicio. Y
    literalmente sólo todos los que podían reunirse a donde tuvimos
    que hacerlo secretamente, y sólo dejar que la gente supiera a donde
    estabamos. Y miles vinieron allí y aceptaron al Señor Jesucristo,
    y El obró milagros y señales y maravillas entre la gente. En el...
    en la Ciudad del Vaticano. ¿Podría Ud. imaginarse eso?.


  7. Y yo podría... y allí se
    juntaron muchas de las grandes celebridades del país esta vez,
    porque el Barón Von Blomberg estaba con nosotros, él era el
    director de los servicios, y él es bien conocido por todos los
    monarcas y potentados del mundo y etc. En Lisboa conocimos al
    gobernador del Parlamento, tuvimos una cena con ellos. Y en Roma
    estaban allí todos los dignatarios. Y este rey Farouk de Egipto, y
    él apenas se había casado con una joven dama, Ud. sabe, nosotros
    lo entendimos, y ellos se habían divorciado de nuevo. Y él tiene
    un derecho de tener cuatro o cinco esposas, así que él—él
    únicamente tenía una o dos ahora. Pero, él se casó con esta
    joven, una niña de escuela, y Ud. oía de la publicidad en el
    periódico y lo demás. Un hombre amable para hablar también. Un
    hombre grande, gran... quiero decir un hombre grande. El era grande.
    Así que él era un hombre muy amable.


  8. Después conocimos a una pareja
    de reinas del Oriente, y etc. Entonces ellos fueron a Roma sabiendo
    que estabamos allí, y vinieron a conocernos.


  9. Y yo tenía una
    audiencia con el Papa, y podía haber ido y hablar con él. Pero
    cuando descubrí que tenía que besar su anillo y su talón, yo
    dije: "No, no. Huh-Huh,
    no". ¿Ve?. Yo le daré a cualquier hombre sus respectivos
    saludos, como un reverendo, doctor, lo que fuera, le daría honra, y
    me quitaría mi sombrero delante de él como un caballero y demás.
    Pero cuando eso viene a adorar, hay solamente Uno, y Ese es el Señor
    Jesucristo. Y yo no haría eso.


  10. Así que él dijo que le había
    pedido al Barón y a todos los demás si él pudiera tenerme allí
    el martes por la tarde o algo así. El dijo: "Ahora, cuando Ud.
    entre, la primer cosa que Ud. hace, Ud. se inclina ante él,
    entonces él estira su anillo para que Ud. lo bese. Entonces él
    estira su pie hacia fuera con un talón sobre de eso". Yo dije:
    "No, no, no. No señor. Olvide eso. Nosotros no haremos eso".


  11. Así que cuando fui al Cairo
    Egipto, y a Atenas Grecia, y hacia las diferentes partes del país,
    y llegamos a Bombay. Y yo le digo, yo no creo que pudiera sacar en
    diez años  lo que vi en Bombay, de lo que eso fue. Yo... es la
    vista más patética que yo jamás he visto en mi vida en todo el
    mundo.


  12. Esto es prácticamente todo el
    extremo Oeste. Yo prácticamente visité todos los países de Europa
    y Asia y a través de esa parte del país, aún en las fronteras de
    Rusia, pero nunca he estado en Japón aún. Y eso se supone ser en
    el próximo programa, esto es: Australia, Nueva Zelanda y Japón. Mi
    próxima parada a donde yo estuve fue en Hong Kong, en China.
    Nosotros estuvimos alrededor del otro lado, muy cerca de venir a los
    Estados Unidos, viniendo en esta dirección. Nosotros tuvimos que
    detenernos en Hong Kong, Tokio, Formosa,  Guam y Filipinas, entonces
    aquí. En lugar de eso, nosotros vamos a ir alrededor en esta otra
    dirección de eso para venir aquí de nuevo. Pero allí...


  13. No hay gente pobre en Estados
    Unidos, no me interesa en dónde esté y cuán difícil tenga que
    vivir, no hay ningún necesitado, ningún pobre en Estados Unidos.
    Si Ud. lo encuentra en un callejón comiendo de una lata de la
    basura, sus ropas fuera de él y todo lo demás, él es un
    millonario. Nunca piense que él es pobre porque no lo es; después
    de que Ud. una vez visite India y vea la gente pobre allá. Bueno,
    le diré, una difícil...


  14. Yo tengo un corazón duro, yo
    he visto mucho y he tenido que ir a través de tanto. Muchos de Uds.
    quizá no entiendan cuánto efecto tenga eso sobre un ser humano,
    cuando Ud. ve tantas cosas, y Ud. tiene que pasar eso todo el
    tiempo, algo así, y hacer Ud. mismo sentirse diferente. Después de
    un rato, Ud. entra hacia ese tipo de atmósfera hasta que Ud. mira
    todas las cosas y sólo no lo nota, porque Ud. ha llegado a ese
    lugar a sí mismo.


  15. Es como un doctor, tiene que
    operar a un hombre, entrar y sacarle el apéndice. La primera vez
    que él lo hizo, quizás se desmayó o algo así. Pero después de
    un rato él llega a un lugar a donde él sabe que eso tiene que ser
    hecho, así que él sólo va y lo hace. Y si el paciente vive o
    muere, bueno, él sólo ha hecho lo mejor que puede.


  16. Y un ministro llega en la misma
    forma, cuando Ud... especialmente un apóstol. O... o lo que...
    bueno, un apóstol es un misionero. La palabra misión... apóstol
    significa "uno enviado". Y porqué el misionero quiere ser
    llamado un misionero en lugar de un apóstol, yo no sé. La Biblia
    nos da un orden de eso, es apóstol. Así que entonces él es
    enviado fuera. El no tiene exactamente que ser un ministro. El... el
    apóstol no tiene que ser un ministro, él sólo tiene que ser uno
    que sea enviado. Dios lo envía a hacer ciertas cosas.


  17. Y entonces allí, le diré
    cuando fuimos a la India y ver esa gente pobre allí en las calles,
    y muriéndose de hambre. Y las madrecitas con sus bebés pidiendo
    por algo. Y ellas mismas muriéndose de hambre, pero no dejan que su
    bebé muera. Y sólo por poco, una moneda de veinticinco centavos,
    un centavo, o cualquier cosa. Si ellos pueden conseguir mucha comida
    cada tres días, pueden sobrevivir. Ellos no tienen hogar para ir,
    sólo cuando tienen sueño se acuestan en la calle. Y ellos... y
    viejos cerdos caminan entre la gente, quizás no sean de este
    tamaño, y sus costillas todas juntas por el hambre. Y viejas cabras
    casi listas para partirse en pedazos también caminando sobre la
    gente. Y ellas apestan, oh, ¡Ud. nunca vio tal gentío como la
    India tiene!. Por supuesto, casi siempre ha sido así, no es nada
    nuevo.


  18. Ellos apenas hace seis años
    lograron su independencia al romper con Inglaterra como Ud. sabe, y
    ellos son una gente muy extraña.


  19. Yo nunca vi un hombre en toda
    la India, con todos los millones que tuve que ver, que tuviera mucha
    grasa arriba en todo alrededor de su cintura, aquí arriba, todos
    son realmente muy delgados, gente huesuda. Y en mi ventana (eso
    rompería el corazón de un hombre) así como mi hijo estaba allá
    atrás escuchando. Y él se sentó en la ventana y observó a la
    gente que estaba sentada en las calles. Cuando descubrieron donde yo
    estaba, y leprosos sin manos y cosas como pequeños troncos
    levantándose en el aire, pidiendo por algo para comer o cualquier
    cosa, y sin pies, y blancos con lepra. Y oh, uno difícilmente podía
    ayudar al otro. Y es la vista más lastimosa que Ud. jamás haya
    visto.


  20. Yo le dije a los misioneros:
    "Yo no puedo soportarlo". Y le di a todos todos los
    centavos que traía allí en la calle. Y yo pensé: "Ellos
    tienen tanto derecho de comer, así como mis hijas Sara y Rebeca lo
    tienen". Y Uds. no se dan cuenta cuán bendecidos son. Ahora,
    eso es cierto, Ud. no se da cuenta. Ud. sabe, Ud. debería mirar
    hacia arriba y ver de donde viene. ¡Bueno!. Eso vino... y los
    americanos son como un cerdo bajo un árbol de manzanas. Ud. sabe,
    él... todo el día las manzanas le caen en la cabeza y se las comen
    y nunca miran hacia arriba para ver de dónde vienen. Y así somos.
    Nosotros nunca pensamos, quiero decir completamente, yo no estoy
    diciendo de Uds. aquí, Uds. son cristianos. Pero quiero decir toda
    la gente, cómo es que ellos no se dan cuenta cuán bendecidos son y
    cuanto tienen.


  21. La basura en Jeffersonville
    alimentaría hoy a un tercio de la India. Eso es cierto, y ellos
    estarían contentos de recibirlo, cualquier cosa. Ellos... Ud. ve a
    alguien en el bote de la basura y dice: "Bueno, Hno. Branham,
    ¿qué de esa persona? Difícilmente tiene ropas y está rasgado".
    Pero mire, lo único que él tiene que hacer es pedir caridad y
    ellos lo ayudan. Esos individuos allá no tienen caridad.
    Especialmente viven en alguna choza en algún lado en donde si
    llueve él puede meterse en una caja de carro. El no tiene nada a
    donde ir, a donde él caiga. El sólo permanece allí. Y ellos los
    recogen cuando mueren y los queman, los arrojan en un gran hoyo, o
    algo así, y los sacan de las calles o lo que sea; leprosos y etc.
    Nadie los quiere, no tienen lugar para ir, nada. Ellos están
    hambrientos, ellos son seres humanos así como nosotros.


  22. Y le digo hermano, yo no podía
    soportar eso. Yo casi tuve un quebrantamiento nervioso. Yo he estado
    en casa ahora todos estos días desde el domingo pasado. Y yo no
    podía salir de mi cuarto. Mi esposa aquí sabe la verdad, como por
    cinco días eso como que me mataba. Aún cuando nuestro doctor al
    tomar mi presión sanguínea dijo: "Hombre, será mejor que
    descanse". Dijo: "Sus nervios están tan tensos hasta que
    su presión sanguínea se ha bajado y ni aún eso hará que su
    sangre suba para traerla arriba de nuevo". Yo... al ver yo eso
    casi me rompo en dos.


  23. Y algunos de los misioneros
    dijeron: "Hno. Branham, si esto le hiere, Ud. nunca vaya al
    interior porque es muchas veces más peor que esto". Bombay es
    su ciudad más grande y la más bonita que ellos tienen. ¡Ud.
    debería de verlo!. Y ahora, referente a las religiones, yo nunca vi
    tantas supersticiones, gente totalmente ciega de mirar al sol,
    adorando al sol, sólo quedándose ciego por mirar al sol.


  24. Yo fui entretenido allí, bueno
    la celebridad, eso es verdad, del señor Nehru y el presidente, y el
    Parlamento y todos ellos. Yo tengo sus boletos y cosas aquí en mi
    bolsillo, sus tarjetas y etc. Ellos fueron amables, no podían ser
    más amables. Le tratan a Ud. muy bien. Pero yo fui con el regente
    de Bombay a su oficina, y su gallinero se mira mucho mejor, vea, eso
    es lo mejor que ellos tenían. Así que allí no hay nada para
    comer. Y es la vista más patética en las calles que Ud. jamás
    haya visto. Cuando Ud. envíe sus paquetes de ayuda, envíelos a la
    India. Si señor.


  25. Ahora, yo no estoy aquí como
    un crítico. Yo le dije a mi esposa al venir: "Si hay algo que
    yo quiero dejar". Y le pido a la iglesia que oren por mí, es:
    "dejar de criticar". Yo soy un crítico en mi corazón, y
    yo no quiero ser así. Tan pronto como yo llegué al suelo
    americano, antes de que llegara aquí, vi a los americanos y comencé
    a criticarlos allí mismo, cuando observé y vi una  madrecita atrás
    del avión, nosotros veníamos en segunda clase, la manera en que
    realmente los predicadores deberían de viajar. Y allá atrás en el
    avión, una madrecita con un niñito, y allí estaba él sentado
    discutiendo con esos niños porque ellos... nosotros habíamos
    estado... yo había estado en el aire cincuenta y ocho horas. Pero
    ellos habían estado por treinta y cinco horas, esos pobres niñitos,
    sin descanso y estaban haciendo ruido.


  26. Y entonces vi a una mujer
    americana levantarse, vestida tan inmoral y aún su ser inmoral, su
    miseria, esas mujeres pueden venir aquí y enseñarles a estas
    mujeres americanas como vivir una vida decente. Eso es cierto. Ud.
    nunca... en la calle, no me importa si es su esposa, Ud. no puede
    pararse a seis pulgadas de ella. Ellos lo encerrarán, vea, eso es
    correcto. No hay que andar tocándose o haciendo el amor o cosas así
    en las calles allí. Y sus mujeres nunca miran al hombre en su
    rostro cuando ellas quieren hablarle, ellas mantienen sus cabezas
    inclinadas así y se alejan. Ellos no las dejan que anden en las
    calles así y etc. Y eso es la moral, y venir y encontrar una gente
    en hambre y siendo paganos como ellos eran, y ver la parte baja y
    degradada de nuestra nación aquí, eso me hace ser crítico.


  27. Y yo permanecí en el hotel en
    el Taj Mahal. Creo que Billy... ¿Cómo pronuncias eso Billy?. Billy
    Paul sabe como pronunciar eso, Taj Mahal, sí, de alguna forma, y
    eso en el hotel allí. Billy es un testigo. Y dos americanos
    entraron y cuando ellos fueron a la calle... los observamos así
    como salían entre esa gente pobre allí, y un muchachito corrió
    hacia ellos. Hay un tipo de enfermedad que ellos tienen, él tenía
    como ocho años y su talón estaba de este grande, dos de ellos, eso
    crece hasta esta altura y él tenía que jalar su pequeño pie así.
    Caminó allí y le pidió un centavo, Ud. sabe, o algo así para
    conseguir algo de comer. Y esos americanos dijeron... [El Hno.
    Branham hace un gesto e imita sus respuestas.—Editor] se voltearon
    alrededor así y se alejaron. Yo dije: "Dios, Sé
    misericordioso".


  28. ¡Orgullosos! Y Nehru y ellos
    nos estaban hablando y él dijo: "A nosotros nos gustaría
    tener todos los modos que Uds. tienen de como... y su democracia y
    todo lo demás, pero nosotros no queremos su espíritu". Eso es
    cierto. "Nosotros no queremos la soberbia y el sentimiento alto
    que Uds. todos tienen en Estados Unidos. Nosotros no queremos eso".
    ¿Ve?. Ellos no se detenían en decirnos eso tampoco.  Dijo:
    "Nosotros no queremos eso".


  29. Y yo le dije: "Eso no es
    la genuina representación del cristianismo". Yo dije: "Es
    una forma de hipocresía". Absolutamente. Yo dije: "Los
    cristianos no actúan así, no señor".  Yo dije: "No
    todos en Estados Unidos actúan así". Yo dije: "Nosotros
    tenemos gente tan humilde y dulce como hay en todas partes del
    mundo, pero tenemos algunos..." dije: "Es una pena para mí
    decirlo, la mayoría de ellos, son orgullosos, soberbios, altivos,
    de ese tipo".


  30. Y venir aquí, eso me hace ser
    crítico, Ud. vea, y yo no quiero ser así. Yo encontré después de
    tanto, de ver tanto y todo lo demás como eso que el hermano y
    hermana, y mis viejos amigos aquí del tabernáculo, Dios bendiga
    sus corazones. Uds. no se dan cuenta por lo que yo he pasado. Mis
    días de tratar de alimentarles y todo lo demás. Estoy tratando de
    hacer lo mejor que yo puedo para responder ante Dios algún día.
    Pero yo tengo... así que si Ud. me ve hacer algo equivocado, no me
    condene, sólo sienta pena por mí y trate de corregirme, vea porque
    yo no quiero ser de esa manera.


  31. Pero Ud. sólo tiene que pasar
    a través de mucho, Ud. no se da cuenta, y Ud. tiene que pasar sobre
    tanto. Yo podría decirles cosas en esta mañana las cuales no sería
    para mí legal decírselas, Ud. dese cuenta porqué yo estuve allí
    por cinco días en casa, no podía moverme. Eso es cierto. Ud. no se
    da cuenta.


  32. Lo que sucedió desde que yo
    era un pequeño predicador inocente parado aquí en el púlpito, lo
    que ha cruzado sobre ese corazón y lo ha cortado, y ha pasado por
    golpes y jaloneo. Dios sólo lo sabe. Yo ni aún le digo a la gente,
    ni aún a mi propia esposa, yo sólo lo guardo entre Dios y yo y me
    muevo lo mejor que yo puedo, pero Ud. dese cuenta que un ser humano,
    su mente sólo puede soportar tanto, y entonces él sale. Ud. vea. Y
    eso es lo que me sostiene, yo no sé, eso sólo ha sido Dios que lo
    ha hecho por mí.


  33. Ahora, hay todo tipo de
    religiones en India, todo tiene que tener una religión. Toda cosa
    tiene que tener su propia manera. Yo fui entretenido por el
    histórico... nunca antes, las religiones de la India aún se habían
    unido para entretener a un cristiano. Pero dos semanas atrás el
    pasado jueves, yo fui entretenido por las religiones de India.
    Muchas de ellas adoran moscas, ganado, y ellos adoran todo. Y ellos
    estaban allí, los Jains, nosotros estabamos sentados allí en su
    templo adonde su sacerdote... esa religión se formó antes que el
    cristianismo aún naciera hace tres mil o cuatro mil años.


  34. Ellos tienen un monasterio y
    tienen monjes, un parecido al catolicismo. Ellos se arrancan sus
    barbas con sus manos y sus cabellos de su cabeza así, con sus
    manos, entonces ellos comienzan a regresar. Ud. no puede cortarlo.
    Y ellos lo están en cada manera al grado que toman una escoba... o
    un pequeño trapeador. Ellos se sientan allí y los monjes hacen
    esas pequeñas limpias con trapeador. Y ellos van antes para estar
    seguro de que Ud. no pise una hormiga o algo así y la mate. Y si
    eso fuera, sería un pecado mortal y Ud. no sería perdonado. Ellos
    cargan una cosa blanca sobre sus bocas y alrededor de sus oídos,
    por si ellos respiran no se tragarán algún pequeño insecto, ellos
    nunca serían perdonados por eso. Ud. vea, si eso—eso mataría
    algo. Y ¡Oh!.


  35. ¿Cómo podrían ellos aún
    aceptar el sacrificio de la Sangre del Señor Jesucristo?. Ellos han
    oído del El, pero ellos no lo creen. Ellos saben de Jesús. Los
    misioneros lo han llevado. El dijo: "Oh sí, Uds. están todos
    mezclados". Dicen: "Uds. piensan de ese hombre Jesús...
    si El fuera un hombre santo, ¿cómo dejaron que esos hombres
    crueles lo crucificarán? ¡Tonterías!". Dijo: "El se
    montó en un caballo y cabalgó hacia el cielo. Eso es a donde El
    fue".


  36. Y los Sikcs, ellos usan un
    turbante y allí tienen un cuchillo. Y cada vez que ellos cogen un
    cristiano con su espalda volteada lo matan. Vea, porque cuando él
    llegue al cielo... los cristianos van al cielo también. Pero cuando
    él llegue al cielo, él va a ser el cristiano, él va a ser el
    siervo a los Jains, Ud. vea. Así que él tendría muchos siervos si
    él puede deshacerse de muchos de ellos aquí en la tierra, Ud. vea.
    Así que si él le mata a Ud., sólo Ud. es matado, eso es todo. Y
    allí atrás en su turbante Ud. puede decir, ellos tienen un peine
    curveado y un cuchillo a su lado. Y ellos únicamente lo quieren con
    su espalda volteada, y eso es todo lo que ellos quieren hacer. ¡Y
    entonces, todo lo demás, las religiones del mundo!.


  37. Y al contarlos esa primera
    noche de la reunión, cuando no había forma para calcular la gente
    que estaba allí. No había lugar donde Ud. pudiera ponerlos. En los
    patios adonde estaba lloviendo, y la gente allí y sin ayuda. Y, oh,
    tantos casos patéticos. Y sucedió que la primera mujer subió, con
    todo lo que podían subir, era un niñito, el cual era un... creo
    que él era un Hindú. ¿O no Paul?. Y él no podía... estaba sordo
    y mudo, había nacido sordomudo. Y yo dije: "Ahora aquí está
    el primer caso de una pequeña dama aquí". Yo dije: "Ahora,
    todos Uds. los Jains, tratarán de que ellos sean Mahometanos, y los
    otros tratarán de que Ud. sean diferentes cosas, y su
    (a-yal-icks)".


  38. Y ellos todos leen sus Biblias
    que tienen, no esta Biblia, ellos tienen la Biblia del Corán, Ud.
    sabe eso. Así que ellos tienen... los Mahometanos, y tienen
    diferentes fundadores. Ahora, hay algunos de ellos que creen que "un
    hombre es dios, en sí mismo, que cada hombre es un dios. Y lo mejor
    que Ud. sea, Ud. es  mejor dios". Y oh, es horrible ver cómo
    ellos lo hacen.


  39. Y allí, yo dije: "Ahora
    miren caballeros". Yo no podía llamarles hermanos, yo podía
    sólo dirigirme a ellos como caballeros de las religiones del mundo.
    ¿Ve?  dije: "Ahora quiero preguntarles algo. Hay... todos
    estamos aquí esta noche. Y todas esas diferentes cosas, y Uds.
    adoran al ganado y a todo lo demás". Y yo les dije: "Si
    Uds. me disculpan, todo eso es superstición". Todos ellos
    podían entender inglés, ellos no podían contestarle en inglés,
    pero Inglaterra los ha controlado por un largo tiempo. Yo dije:
    "Uds.—Uds. están aquí y nosotros... cada uno, Uds.
    representan diferentes religiones". Yo dije: "Y Uds. van y
    hacen proselitismo, toman a un Sikh y lo hacen un Jain, y toman a un
    Mahometano y lo hacen un Budista y etc." Yo les dije: "Eso
    es únicamente un cambio de pensamiento. Eso es todo".


  40. Yo dije: "Nosotros tenemos
    algo similar en Estados Unidos, no somos inmunes de esas cosas".
    Yo les dije: "Pero todos creemos en un Dios, pero tenemos
    Metodistas, y Bautistas y Presbiterianos, y ellos hacen proselitismo
    uno al otro para meterlos a la organización".


  41. Pero todos Uds. hacen
    proselitismo de un dios al otro, Ud. vea. Pero ahora, ¿cuál es?.
    Cada uno es superstición". Yo dije: "La misma criatura,
    la mosca, la vaca que Uds. adoran, el caballo, o lo que pudiera ser,
    el Dios Poderoso creó ese ser, vea". Y yo dije: "Para mí,
    Uds. están adorando a la creación en lugar del Creador". Yo
    dije: "En todo eso, ahora, ninguno de ellos..." Y algunos
    de ellos con ídolos y etc., yo dije: "Ninguno de ellos puede
    ayudarle, no hay ninguno de ellos que pueda contestarles. Todos
    ellos están mudos y ninguno de ellos contesta, ninguno de ellos
    pueden accionar". "Pero hay un sólo y verdadero Dios
    vivo, y Jesucristo es Su Hijo" Y yo dije: "Ahora, Ese es
    quien yo estoy aquí para representar".


  42. Yo dije: "Ahora, así como
    Elías el profeta trajo todos los profetas de Baal al Monte Carmelo
    para probar y  decir quién es Dios". Yo dije: "Ahora hay
    sólo una cosa que hacer, y si sus dioses están correctos, entonces
    déjenme dejar al mío y servir al de Uds." Ahora, aquí está
    un niño sordomudo, ¿cuál de sus dioses puede sanarlo, darle
    su—darle su oído y su habla?. Eso es lo que yo quiero saber. ¿Ve?
    ¿Cuál puede restaurarle el habla a este muchacho?".


  43. Yo dije: "Ahora, el
    cristianismo ha sido representado a Uds. en la forma de doctrina, y
    en panfletos, y en Biblia". Lo cual yo lo respaldo cien por
    ciento. ¡Dios ayude a esos misioneros que van y viven allí!. Si
    señor. Y yo dije: "Pero, eso no ha sido completamente
    representado a Uds." ¿Ve? Yo dije: "Ha sido representado
    a Ud. sólo en Palabra, pero el Dios que escribió esa Palabra, que
    Uds. ya han colocado en su corazón, ahora ha venido a un lugar en
    que hará que Su Palabra sea viva, convertirse a Sí Mismo en la
    Palabra".


  44. Ahora, yo dije: "Aquí
    está el muchacho, él está sordomudo, él no puede hablar u oír
    ni nada. El nació así". Y el Espíritu Santo allí revela los
    pecados y las cosas de la gente, y ellos casi se desmayan cuando ven
    eso, Ud. vea.


  45. Y todos de ellos hacían mucho
    ruido, Ud. no podía entender, porque ellos tenían el ejército
    observándolos, Ud. sabe, y ellos estaban sólo moviéndose para
    arriba y para abajo. Oh, ellos dijeron que había allí gente de
    toda la India. Así que Ud. no podía decir qué estaba allí, vea,
    cuántos, Ud. no podía entenderlo. Así que entonces cuando
    trajeron a éste niño allí arriba dije: "Ahora, Padre
    Celestial, Tú sabes que yo soy como estos otros hombres aquí, yo
    estaría en su condición y peor, si no fuera por Tu gracia, Tú me
    salvaste. Y yo... todo esto es ordenado por Ti, no por mí mismo. Y
    ahora, Tú sabes que yo nunca digo que yo puedo hacer alguna cosa.
    Eres Tú Señor. Pero aquí mismo, mientras las religiones y las
    supersticiones de este mundo... así como fue en los días de Elías
    el profeta, así como fue en los días de Jesús Tu Hijo, así es
    ahora de nuevo".


  46. Yo dije: "Para
    que eso sea conocido Señor Dios, una vez más de que Tú eres el
    Único y verdadero Dios vivo, y El que hizo a la humanidad y puede
    hacer que el mudo hable y que el sordo oiga". Yo dije: "Yo
    te pido en el Nombre de Tu Hijo, de acuerdo a Su Palabra, que dijo
    que si pidiéramos algo, como creyentes cristianos, pedir cualquier
    cosa en Su Nombre al Padre, eso sería dado". Yo dije: "Ahora
    yo creo Su Palabra, y yo pido para que el espíritu sordomudo deje
    al niño" algo así. Y yo palmeé mis manos así
    [El Hno. Branham palmea sus manos.—Editor] Y él volteó y miró
    alrededor. El estaba sosteniendo sus oídos hacia arriba así. Y
    allí estaba él, podía hablar u oír tan bien como cualquiera de
    la audiencia, algo así.


  47. ¡Bueno, eso comenzó todo!. Lo
    próximo, Ud. no podía... ellos tuvieron que sacarme. No hay
    manera. Y ellos sólo... ellos jalaron mis zapatos, y casi me
    quitaron la ropa. El ejército no podía contenerlos hacia atrás,
    los militares, los guardias no podían hacerlos retroceder. Ellos
    corrían, y rompían esa línea de cuerdas así. Ellos me adorarían,
    Ud. vea, si ellos pudieran. Ellos no entienden, no importa cuanto
    Ud. trate de llegar a ellos, ellos no lo entienden.


  48. En la siguiente noche había un
    hombre que había estado ciego por veinticinco o treinta años, era
    un adorador del sol que miró al sol hasta que su vista se fue. Fue
    algo como eso, mirando directamente el sol, hasta que quedó
    totalmente ciego. No había visto por veinticinco o treinta años, y
    él fue el próximo, y se abrió paso para llegar allí, eso fue en
    la siguiente noche.


  49. Yo dije: "Ahora, ¿quién
    estuvo aquí anoche después de que yo terminé?, Ud. difícilmente
    podía escuchar, vea. Ellos estaban por donde quiera, cada religión
    y cosas. Yo dije: "¿Cuántos de Uds. ahora quieren aceptar al
    Señor Jesucristo?". Ud. vea. Y todos los que se podían ver,
    aceptaron al Señor Jesucristo como su Salvador personal, por todos
    lados. Y—y por supuesto Ud. no podía... hasta donde yo podía
    ver, así como yo no podía ver mucho. No podíamos haber tenido eso
    al aire libre, llovería y cosas así. Y la gente sólo estaba allí
    y Ud. no podía llegar a ellos. Y oh, era la vista más patética
    que Ud. haya visto. Y ellos aún estaban viniendo por todos los
    caminos jalando una vieja cabra, Ud. sabe, algo así, tratando de
    llegar a los servicios.


  50. Y entonces la noche cuando fue
    lo del ciego yo dije: "Ahora, ¿cuál de sus dioses puede darle
    a él su vista?". Yo dije: "Aquí está uno de sus propios
    adoradores, por la superstición, él gastó su vista mirando al
    Sol". Yo dije: "El adora al sol porque sabe que hay algún
    ser que ha sido creado, alguna criatura que ha sido creada, o algo
    así". Yo dije: "Pero el mismo Creador que creó el sol,
    creó los ojos en este hombre, es el Mismo". Y yo dije: "Ahora,
    si Dios le da a él su vista, antes de que yo le pida a Ud. algo
    más, ¿cuántos de Uds. aceptarán al Señor Jesucristo como el
    Hijo de Dios que fue crucificado?."


  51. Ellos no podían entender cómo
    el Santo Hombre podía aún ser lo que nosotros decimos, que
    nosotros los cristianos decimos, que El murió. Yo dije: "La
    razón que El tuvo que morir fue para quitar nuestros pecados".
    Yo dije: "El no era la tercera o segunda Persona, El era la
    misma Persona hecha carne para poder quitar nuestros pecados".
    Yo dije: "El tenía que venir y hacer..."


  52. Y les di una pequeña historia
    que yo prediqué aquí, la noche anterior antes de que yo partiera,
    acerca de la abeja, Ud. sabe, como eso es clavado y deja su aguijón,
    Ud. sabe, y ya no puede aguijonear ya más. Y eso tenía que ser
    carne humana, porque—porque la abeja de la muerte tenía que
    aguijonear, porque la muerte no está en el alma, la muerte está en
    el espíri-...  en la carne. Así que eso tenía... Dios tenía que
    convertirse en carne para quitar el aguijón de la muerte. Y así
    que entonces cuando... ellos vieron eso, Ud. sabe, porque hay un
    montón de insectos en India, y ellos estaban—ellos estaban...


  53. Yo dije: "Ahora, miren,
    Dios puede, el Mismo Creador... este hombre en su superstición, al
    mirar al sol, tratando de encontrar misericordia por su alma, porque
    él sabe que tiene que irse de aquí a algún lado cuando él
    muera". Yo dije: "A pesar de que su vista se ha gastado, y
    él hizo esto a través de la ignorancia, pero el Mismo Creador
    quien hizo el sol al cual él miró, puede darle la vista a sus ojos
    otra vez"


  54. Yo dije: "¿Estará
    dispuesto señor a aceptar al Señor Jesucristo como su Salvador, y
    dejar todos los ídolos y todo lo demás, y le servirá a El
    mientras viva?. Si así es, levante su mano". Y el pobre y
    viejo individuo levantó su mano temblorosa, todos allí sólo usan
    una pieza de ropa alrededor de ellos, Ud. sabe. Y él levantó sus
    manos, de que él lo haría.


  55. Y ellos nunca se sientan cuando
    están en la iglesia. Nunca... ellos no tienen asientos ni nada.
    Ellos sólo se sientan en el suelo, o se dejan caer, o se apilan uno
    al otro, lo más que ellos puedan. Ud. puede imaginarse cómo sería
    eso. Justamente tan lejos como Ud. podía ver, Ud. sabe, la gente es
    así.


  56. Así que yo oré al buen Señor
    para que le diera su vista, y allí por la gracia de Dios, ese
    hombre totalmente ciego, las lágrimas comenzando a bajar de su
    vieja cara arrugada y de su barba, Ud. sabe. Una barba blanca
    corriendo hacia abajo así. Y el comenzó a decir algo en su propia
    lengua. Y todos comenzaron a gritar. Y él se fue caminando saliendo
    de allí, dándoles palmaditas a todos, él podía ver, era un
    hombre que había estado ciego.


  57. Ahora el Hno. Cox y ellos, creo
    que él está sentado allá atrás. El puede mostrarle cartas de
    vindicación de esas cosas que vinieron desde la India, y eso
    tomaría mucho tiempo, mucho tiempo. Pero en la forma como tuvimos
    eso, yo no podía permanecer. Es... yo no veo como pudiera tener
    cinco noches seguidas, si no hubiera sido por mi muchacho allá
    atrás Billy Paul y por la ayuda de Dios, yo no sé como aún yo lo
    hubiera hecho. Billy se pegó junto a mí y él me llevó abriéndome
    paso tratando de hacer que yo pasara. Y Ud. sabe, esa gente son...
    ellos son muy tímidos. Ellos no quieren herir nada. Y Ud. sólo
    tiene que pasar. Vea. Porque Ud. sería aplastado bajo la multitud,
    y nosotros no sabemos, Ud. sabe, eso sólo lo entrampa a Ud. a
    muerte. Ud. vea, sólo tiene que pasar a través de eso.


  58. Así que bueno, yo estoy de
    regreso otra vez a casa por la gracia de Dios. Yo podría decir más,
    pero es el tiempo de escuela dominical, yo no quiero tomar la
    predicación de la Palabra en una charla misionera.


  59. Cualquier paquete de ayuda que
    Ud. tenga, y si Ud. quiere tomar un consejo, envíelo a la India. Yo
    no tengo nada en contra de Alemania, ellos son gente muy fina, o en
    contra de otra gente. Pero hermano y hermana, nosotros sólo les
    enviamos cosas para construirlos, y entonces tener otra guerra con
    ellos. Vea. Eso es cierto. Enviémoslo a algún otro lado a donde
    realmente se necesite, y si Ud. tiene alguna cosa para enviar,
    envíelo a la India. Ellos son los que tienen necesidad. Y ellos son
    pobres, analfabetas, ellos tienen recursos naturales pero no tienen
    la inteligencia para saber como desarrollarlo. La única cosa que
    ellos saben es mendigar y eso es lo que hacen.


  60. Y ellos iban a llevarme a un...
    Ud. sabe cuán bueno yo soy para cazar. Ellos iban a llevarme a una
    gran cacería del tigre de bengala allí, lo iban a patrocinar. Yo
    dije: "Háganme un favor, tomen el mismo dinero que gastarían
    en eso y alimenten a esa pobre gente allí, yo me iré a casa sin
    eso, Ud. vea. Eso es cierto, porque yo puedo cazar en cualquier otro
    lado, Ud. vea".


  61. Si Ud. tiene alguna ropa usada
    o cualquier cosa que quiera enviar, envíelo a la India. ¿Ve?. Yo
    casi he viajado por todo el mundo ahora, y yo—yo—yo sé de lo
    que hablo. Y como hermano cristiano, la India está en necesidad.  


  62. Ahora, yo vengo a casa, cumplo
    todo lo que el Señor me ha dicho que haga, como yo sé lo mejor de
    mi conocimiento. Pero esta próxima semana voy a decirle un poquito
    de algo que sucedió.


  63. Yo estaba cenando con el
    gobernador, ellos me dieron algún viejo arroz allí con patas de
    oveja sobre de él, y sazonado con aceite de oliva. Ud. puede
    imaginarse, tan áspero como podía ser. Y yo... yo... me enfermé
    que difícilmente podía soportarlo. Yo casi estaba listo para
    vomitar. El gobernador me miró y dijo: "Señor, creo que Ud.
    está enfermo". Yo le dije: "Oh, creo que la comida es un
    poquito diferente".


  64. Cuando llegamos al hotel allí
    estaba el doctor particular del gobernador esperándome. Dijo:
    "Quiero examinarle, yo soy el doctor particular del
    gobernador". Yo le dije: "Oh, yo estoy muy bien". Así
    que él comenzó, por supuesto como un caballero, a examinarme todo.
    Y él dijo: "Yo creo que Ud. está bien". Todo estaba bien
    hasta que él tomó mi presión sanguínea, me volvió a mirar y
    dijo: "¿No está Ud. terriblemente cansado?". Yo le dije:
    "Si señor". Comencé a decirle de los efectos que los
    servicios tenían, esas visiones, Ud. sabe, entrando a ellas. Dijo:
    "Yo no veo como Ud. esté viviendo, yo no quiero alarmarlo,
    pero su presión sanguínea está tan baja como puede estarlo".
    El dijo: "Sus nervios están tan débiles que no bombea su
    sangre hacia arriba." ¿Ve?. Dijo: "Su corriente sanguínea
    está peligrosamente baja". Dijo: "¿Cuánto tiempo va a
    estar aquí?". Yo le dije: "Oh, yo tengo dos servicios
    más".


  65. El dijo: "Bueno, yo le
    aconsejo que regrese a Estados Unidos tan pronto como sea posible, y
    se consiga un genuino doctor que lo examine". El dijo: "Porque
    yo le aconsejaría que Ud. ya no tuviera más servicios por un
    tiempo". ¿Ve? Yo le dije cómo era eso. Por supuesto, él lo
    llamó "dimensiones" Ud. sabe, entrando de una a la otra.
    Yo dije: "Bueno señor, cuando yo llegue a casa, yo le prometí
    a la gente de allá que les había dado algunos servicios, pero de
    ahora en adelante no será así". Yo dije: "Ellos... sólo
    oraré por la gente". ¿Ve?.


  66. Y porque yo lo veo eso no hace
    el efecto como debería. Yo veo a mi Hno. Oral Roberts y a algunos
    de esos hombres allí, quienes tienen diferentes servicios y aún
    consiguen más gente salva aquí en Estados Unidos que lo que yo
    hago. Es sólo algo que yo he mal usado, un gran don Divino, de un
    don profético, y lo he usado en una manera de sanidad Divina. Yo no
    creo que eso esté animando a Dios o cause que Dios piense mucho de
    mí al yo hacerlo, porque eso no tendría tal efecto.


  67. El nunca me dijo acerca de esa
    gente Ud. sabe. El dijo que ya fue hecho una vez. El representó en
    la misma manera a Moisés, El fue a Egipto y obró Sus milagros una
    vez. Eso lo concluyó, El tomó su mano y fue sana de la lepra, y
    convirtió una vara en una serpiente y de nuevo a una vara, y eso lo
    concluyó para siempre. Y yo creo que después de diez años de
    cruzar Estados Unidos para delante y para atrás, y barrer a través
    de cada ciudad, la gente entiende que eso es la verdad ahora. En
    este tiempo, es orar por la gente y eso es lo que yo intentó hacer.


  68. Y yo he sido muy—muy amable.
    Ud. sabe que yo amo a la gente. Y yo le amo a Ud. con amor que no
    muere, y Dios sabe eso. Yo tuve que estar aislado. Hay gente a
    través de este país a la cual yo amaría estrechar sus manos y yo
    he esperado hacerlo en los servicios. Yo no he podido, Ud. no sabe
    qué efecto la visión tiene sobre Ud. Tan pronto como Ud. se para
    ante la persona, allí está eso, vea. Y yo a veces no podría
    decírselo a la gente, pero allí está eso ante la persona. Yo he
    descubierto cosas con la gente las cuales yo no sabía. Y personas
    que aún son mis amigos y aún, Ud. sabe que eso está equivocado.
    Dios desciende y me permite, y yo podría decirle de las cosas que a
    Ud. le sorprenderían.


  69. Y yo le he pedido al Espíritu
    Santo, si El lo permite, lo cual El me dijo... yo le he pedido si El
    primero me deja asentarme en mí mismo otra vez al lugar a donde yo
    estuve cuando dejé el tabernáculo. Sólo regresar allí y
    aquietarme, hasta que cuando yo me pare ante la gente, eso no sea
    una visión. Que yo pueda platicar con el hermano y no ver su
    condición. Sólo entonces ofrecer una oración por él, vea, y ser
    como... yo le he pedido hacer eso a Dios.


  70. Yo vengo a casa, y yo sé que
    en esta semana, que nadie ha estado alrededor de la casa. Es una
    cosa buena, yo he estado como por cinco días aquí, sin aún poder
    moverme. Yo he estado en un lugar en que me levanto y parece como
    que mis huesos estaban doliéndome y todo. Por supuesto que ese
    cambio de exactamente doce horas y media, esa diferencia entre
    Bombay y aquí. Ahora mismo apenas el tiempo en que yo, oh, yo
    estuve durmiendo hace una o dos horas, Vea. Así que es el tiempo
    nocturno, y eso sólo fue cambiado. Y  esa presión sanguínea tan
    débil que bajó así, y yo difícilmente podía levantarme y
    sentarme. Eso es todo. Yo lo traje sobre mí mismo tratando de yo
    mismo sacarlo. Así que ahora, yo regreso a casa por la gracia de
    Dios.


  71. Y ahora, esta próxima semana
    voy a irme, sólo voy a permanecer un poquito, dos o tres semanas,
    voy a permanecer sólo para orar primero. Voy a ir a cazar si el
    Señor lo permite, pero antes de que haga eso voy a ir por unos
    cuantos días antes de que termine la temporada y etc. Y voy a ir a
    Colorado, quiero permanecer al menos dos o tres semanas, o quizás
    más, sólo para estar sólo junto a mi verdadero yo solitario, y
    decir: "Dios, aquí estoy".


  72. Pudiera venir y pedirle al
    señor Mishler trabajo de nuevo, regresar a la compañía de
    servicio público. Yo he cumplido lo que El me dijo que hiciera, y
    yo me paro en el tabernáculo en esta mañana justamente como salí
    hace diez años. Yo no tengo director, él renunció cuando estaba
    la cosa caliente. Yo no tengo ningún director. Mi muchacho está
    partiendo, él está sentado aquí atrás y se va a ir al ejército.
    El ha sido mi amigo, él ha estado junto a mí.


  73. Algunos de ellos siempre me han
    discutido: "¿Por qué tiene a Billy con Ud.?". Si Ud.
    únicamente supiera como cogí a ese muchacho en mis brazos cuando
    él era un bebé amamantándose sin una madre. Yo sostuve su botella
    bajo mi cabeza en la noche, no teniendo fuego en la casa para
    conservar su botella caliente, y alimentarlo. El ha sido mi
    compañero por todo el camino, y nosotros vamos a morir de esa
    manera si Dios lo permite.


  74. Probablemente vaya al ejército
    inmediatamente, él obtuvo los papeles ayer para hacer su decisión,
    si él quiere ser voluntario o ser escogido. Bueno, yo ya no lo
    tendré a él. Y entonces yo estaré solo, pero no por mí mismo,
    vea. Hay Uno quien me trajo desde mi madre, quien me ha alimentado,
    quien me ha pasado a través de esas pruebas profundas. Su gracia me
    ha traído a salvo hasta aquí, yo estoy confiando que eso me hará
    cruzar. Y yo tengo que venir a un lugar a donde yo tengo...


  75. Yo quiero pedirle a la iglesia
    una cosa más antes de que lleguemos a un estudio en la Escritura, y
    es que Ud. ore por mí. Yo he desarrollado un espíritu critico, y
    eso me toma. Yo le dije a mi esposa ayer por primera vez. Algo
    sucedió ahora y yo estaba sentado en el jardín y o le dije a ella.
    Me recordé y yo le dije acerca de eso. Yo le dije: "Querida,
    yo he llegado a un lugar en que me he vuelto un crítico de la
    gente". Yo no quiero ser... ¿De quién es ese trabajo?. No es
    mío. Y Dios es el Unico para criticar, no yo.


  76. Había una mujer que fue allí,
    la señora Dowd. Yo no sé si Ud. haya oído de ella o no, oh, qué
    desgracia fue eso en la India. Esa es la razón que nosotros ni aún
    teníamos nuestros servicios al aire libre. Ella llegó allá y
    trató de recoger ofrendas de esa gente. Y—y porque ellos no le
    dieron sus pequeñas monedas... Una pobre mujercita que tenía un
    trabajo, cargando mortero sobre su cabeza, subiendo escalones y
    cosas así, desde las cinco hasta las diez de la mañana y
    consiguiendo un rupee [Moneda India.—Traductor] al día,
    veinticinco centavos, vea. Ella tenía que trabajar duro para
    conservar ese trabajo. Una mujer nadando en el lodo para alzar sus
    rodillas y etc. una pobrecita mujer cuidando de sus pequeños bebés
    y lo demás, un rupee, veinticinco centavos.


  77. Y esa gente allí discutiendo,
    y tomando esas monedas y cambiándolas en dólares. Y ellos dijeron:
    "Uds. vienen a llevar lo que tenemos no a ayudarnos". Vea,
    "Uds. gente". Ellos no tuvieron que darme un centavo para
    ir o regresar, o pagar mis gastos, pagar todas las rentas de
    auditorios, todos los gastos de hotel y todo lo demás. Y entonces
    todo lo que me quedaba, lo llevé a la calle y no se lo di a ninguna
    sociedad, sino que se lo di a esa pobre gente que estaba muriéndose
    de hambre. Eso es a donde fue su dinero. [La congregación se
    regocija.—Editor] Eso es exacto, lo mejor que yo sé, yo no podría
    hacerlo por mí mismo. Yo sólo desearía haber tenido más para
    hacerlo.


  78. Ahora, pero mi hermano y
    hermana, esta mujer comenzó a recoger una ofrenda y a discutir con
    ellos. Ellos dijeron: "Ud. viene a tomar lo que tenemos no a
    ayudarnos, yo pensaba que Ud. venía a ayudarnos". Ella se
    suponía ser una sanadora Divina.


  79. Ella estaba enojada conmigo,
    cuando yo fui a la costa Oeste, ella dijo: "Howard, yo quiero
    ver a tu papá". Y ella se había casado con un hombre allá en
    Egipto o algo así. Y dijo: "Yo también voy a India". El
    le dijo: "Bueno señora, cuando ese ungimiento viene sobre de
    él, nosotros... la gente no sólo viene ". Ella dijo: "Ud.
    dígale que yo soy la señora Dowd". Y dijo: " Yo voy a ir
    a India antes que él, y tendré la situación bajo control cuando
    él llegue allí". Dijo: "De todas formas, mis servicios
    son más grandes de los que él ha tenido". Bueno, eso es
    verdad, pudiera haber sido, vea. Yo no sé.


  80. Pero el pensar de que ella
    tenía todo bajo control, a un lugar hasta que Ud. ni aún podía
    tener un servicio al aire libre. Eso fue todo. Y ellos comenzaron un
    alboroto, y ella permaneció allí y dijo: "Uds. diablos
    negros". Dijo algo como eso, y ellos trataron de sacarla, y
    ella no lo hacía. Y alguien la golpeó en la cabeza con un
    ladrillo, y ellos la cargaron y la sacaron. Así que entonces ellos
    la sacaron fuera de esa parte del país, y ella fue hacia otra parte
    del país allí, y el Barón Von Blomberg tuvo que ir y ver al rey,
    y cosas así para sacarla de allí, evitar una masacre. Así que
    entonces ellos... allí estaba eso, y yo miré eso y lo critiqué.


  81. Yo regreso y la primer cosa
    colocada en mis manos fue la Voz de Sanidad y esta reunión de A.A.
    Allen y vi cuán fuera de la Escritura es eso. Entonces yo lo
    critico, Ud. vea, "oh," yo pienso eso. Pero miro a la
    pobre gente, gente amorosa que está allí siguiendo eso, yendo con
    él, y son gente honesta de corazón. Volteo alrededor y veo las
    otras cosas que acontecen, y entonces yo comienzo a criticar en mi
    corazón, vea. Y yo no quiero ser así, si lo hago, yo perderé el
    favor con Dios. ¿Ve?. Y la única cosa...


  82. Y yo miro a los americanos y
    veo la manera cómo  las mujeres visten, veo a los hombres cómo
    ellos actúan, y cómo beben y maldicen y fuman y mascan tabaco, y
    reclaman ser cristianos, hasta que eso me causa náuseas. Cuando veo
    lo que es el otro lado, y veo esto, entonces miro entre eso y
    pienso: "Oh, Dios". Pero oigo esto, ¿De quién es la
    batalla?. Dios dijo: "Dejad que la cizaña y el trigo crezcan
    juntos, los ángeles vendrán y los separarán en el tiempo del
    fin". No soy yo.


  83. Así que Ud. ayúdeme, yo estoy
    aquí parado con mi mano levantada en el púlpito, ayúdeme para que
    no critique a nadie. Y ayúdeme, que Dios me dé un espíritu en mi
    corazón en lugar de criticar, que yo les ame de todas formas y
    seguir adelante. Eso ha sido un quebranto constante, y constante, y
    constante porque yo soy sólo humano. Mis poderes mentales se están
    rompiendo así, Ud. vea. Y eso es para lo cual me voy a alejar, para
    estar conmigo mismo y orar que Dios quite ese sentimiento crítico
    de mí, y me moldeé. Ahora, yo podría ir y actuar como eso, pero
    eso no viene de mi corazón. Y yo sería un hipócrita entonces,
    seguro que sí, quiero que eso venga desde mi corazón para que yo
    realmente tenga amor por esos que no son amados. Eso es lo que hizo
    Jesús. Cuando yo era crítico, cuando necesitaba ser criticado, aún
    El me ama de todas formas. Así que esa es la manera que yo quiero
    ser. Ud. ore por mí.


  84. Espero verle de nuevo alrededor
    de noviembre, quizás regrese y tenga un avivamiento aquí en el
    tabernáculo antes de que... Así que ahora, aquí está una cosa
    que yo he hecho, yo he pedido esto. Una cosa más. Yo tengo... yo no
    quiero ministrarle a los enfermos, sino sólo por pañuelos y etc.
    Yo estoy tratando de alejarme de esa visión, Ud. vea. Y
    especialmente como estoy tan débil ahora, yo voy a pararme ante la
    gente, bueno, entonces Ud. comienza eso y esa visión regresa.
    Quiero alejarme de eso y aquietarme conmigo mismo a donde yo pueda
    venir y tener un servicio diferente. Ud. ore por mí. ¿Lo hará?
    ["Amén"] Y entonces yo estoy orando, en—en el correo y
    enviar pañuelos y cosas a los enfermos y afligidos.


  85. Pero cuando la gente me llame
    para oración, yo los voy a enviar con el Hno. Neville o alguno del
    resto de ellos para que vaya y oren. Porque cuando yo me paro ante
    la persona, eso me estremece y me regresa de nuevo a eso, Ud. vea.
    Yo quiero alejarme de eso para que así yo pueda descansar y decir:
    "Ahora Señor sólo que sea Tu voluntad, cuando quieras que yo
    sepa alguna cosa, déjamelo saber. Y yo lo guardaré como un secreto
    para mí mismo, al menos que Tú me digas que lo diga". ¿Ve lo
    que quiero decir?. Y entonces salir allá y orar por los enfermos, y
    cambiar mi ministerio también. Yo puedo tener un servicio más
    largo, un servicio mejor, y todo lo demás que yo tuviera, que lo
    que tuve antes.


  86. El Señor les bendiga mientras
    inclinamos nuestras cabezas. Padre Celestial, te damos las gracias
    en esta mañana por el tiempo de platicar de las misiones, y cómo
    es que Tú nos has bendecido y nos has ayudado. Y cómo muchas veces
    yo he pensado cuando las olas se enrollan alto y había grandes
    pruebas, si yo regresaría de nuevo a casa. Pero aquí estoy de
    nuevo Señor, Tú siempre me traes de regreso. Te doy gracias por
    esta iglesia, por su pastor, por su gente. Bendícenos.


  87. Y ahora Padre en esta mañana,
    yo... mi corazón mira hacia la India, estoy pensando como estando
    allí recostado en esas calles en esta mañana. A lo largo de la
    orilla de esa ribera, allí en esas pequeñas chozas, esas pobres y
    hambrientas gente sin educación, ni aún conociendo al Señor
    Jesús, adorando algún tipo de superstición o un ídolo. Entonces
    Padre, cuán agradecido yo estoy de saber que Tú me has dejado
    conocerte, conocer es Vida.


  88. Ahora, oro que me ayudarás,
    quita el espíritu crítico de Tu siervo, Señor Dios, yo no
    quiero... si el hombre está mal, Tú sé el Juez Señor. Déjame
    sólo amar de todas formas, ¿lo harás Padre?. Y si la mujer se
    porta mal, y se maltratan a sí mismas, y se vuelven prostitutas, y
    nuestra nación se hunde, ¿cómo puedo cambiar la historia cuando
    Tú ya lo has hablado?. Pero yo oro que Tú me ayudarás y dejarás
    que yo sea amoroso y amable, que pueda ser Tu siervo y hacer Tu
    voluntad. Yo te pido estas cosas Padre para Tu Gloria.


  89. Ahora bendícenos, así como yo
    he pedido enseñar la Palabra un poco. Padre, sólo danos un corto
    mensaje ahora, que la Palabra pueda salir, que eso sea un gran día
    para nosotros, Te lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.


  90. Muy bien. Ahora yo tengo quince
    para las once. ¿Eso es cierto? (Amén). Bueno, ¿podemos tener como
    treinta y cinco minutos? ¿Estará bien si tenemos como treinta y
    cinco minutos? (Amén). Ahora, ¿A dónde vamos?.


  91. Yo estaba sentado aquí
    pensando acerca de la enseñanza del Antiguo Testamento. Pero
    usualmente yo sólo... Ud. entra en el Antiguo Testamento todo el
    tiempo. Así que alguien dijo: "Hno. Branham, ¿no conoce Ud.
    nada sino el Antiguo Testamento?". Bueno, es bueno. Cuando yo
    aprendo eso, entonces yo aprenderé el Nuevo. Pero cuando Ud.
    aprende uno, Ud. puede aprenderlos a ambos. Vea, ambos de ellos
    están juntos.


  92. Pero volteemos en el Nuevo
    Testamento, yo no sé a donde Ud. ha estado estudiando, o algo así.
    Le diré, vamos a ir a San Juan, regresemos al primer capítulo de
    San Juan y comencemos a leer a San Juan. Ahora eso es sólo... yo
    sólo estoy volteando a eso, yo no sé. Así que nosotros sólo
    comenzaremos a estudiar en San Juan. ¿Está bien con todos?.
    (Amén.) ¿Lo es?. Muy bien. San Juan, el primer capítulo.


  93. Ahora, quizá este miércoles
    venidero por la noche, oigo que...  quiero estar con Uds. en esta
    noche y el miércoles por la noche también. Yo creo que no
    partiremos antes del miércoles, así que yo estaré aquí el
    miércoles por la noche. Yo estoy seguro que será el próximo
    jueves o viernes cuando nos vayamos. Así que entonces yo estaré
    aquí el miércoles por la noche si el Señor lo permite para el
    servicio. Y ahora queremos enseñar algo, quizá el viernes por la
    noche si el Señor lo permite. (Hno. Fleeman, es una buena idea,
    sólo quítese su abrigo y siéntase en casa.)


  94. ¿Tiene alguien algo en contra
    de alguien? Si Ud. lo tiene, levante su mano y vaya a ellos. Ahora,
    sólo hagamos esta gran fiesta de viejo amor en esta mañana. ¿Qué
    es lo que Ud. dice? Todos, y lo que Ud. tenga, si la persona no está
    aquí, digamos: "Señor Jesús...". Vamos a ponerlo bajo
    la Sangre ahora mismo, y desde este día en adelante, ya no pensaré
    de eso más". Sólo prosigamos y dejemos que todo se torne
    nuevo ahora.


  95. Oh, si Ud. sólo supiera cuán
    feliz Ud. debería de ser. En todas las religiones del mundo al
    verlos a ellos, cada uno, sólo tan desconsolados como pudieran
    serlo. Y únicamente uno es real y ese es el Evangelio del Señor
    Jesucristo. No importa si eso viene de la iglesia Metodista, iglesia
    Bautista, iglesia Presbiteriana, el Señor Jesucristo está
    correcto. Amén. Vea, no importa de dónde venga eso, el
    cristianismo brilla. Es la única cosa que tiene un fundamente en El
    totalmente. Otras cosas. El sacrificio de la Sangre del Señor
    Jesucristo es la única esperanza del mundo.


  96. Ahora, yo he visto sus
    religiones, yo he visto sus ídolos, he visto sus supersticiones, he
    visto sus dioses y todo, y cada... los he estudiado, y he estudiado
    el Corán, por todo lo que yo sé qué estudiar. Como ellos, cada
    cosita se ha convertido en supersticiones. Y eso sólo lo hace a Ud.
    apreciar, tan real, de que Jesucristo el Hijo de Dios, es la única
    esperanza del mundo. Y El es el Unico que se ha levantado de los
    muertos. Y nosotros podemos probar que El se levantó de los
    muertos, y El vive hoy. Amén. Oh, Hno. Neville. ¡Ud. no sabe cuán
    feliz yo soy de ser un cristiano!. ¡Oh, Ud. debería de ser tan
    feliz!.


  97. Ahora este gran Evangelio de
    San Juan aquí, de acuerdo a San Juan. Juan fue el amado. Nosotros
    creemos que este San Juan fue el amado que se recostó en el pecho
    de Jesús, y etc. El vivió para ser el más anciano de los
    apóstoles, vivió más tiempo que cualquiera del resto de ellos. Y
    él... Pedro fue crucificado con su cabeza volteada hacia abajo, sus
    pies hacia arriba. Andrés fue crucificado con sus manos hacia los
    lados así, y clavado. Yo vi allí en Roma donde ellos decapitaron a
    San Pablo.


  98. Yo tengo algún, oh yo trataré
    de traer eso la próxima vez que venga, las fotografías de todos
    esos mártires y todo lo demás, y como alimentaban a los leones y
    etc. Yo tengo todo eso en un gran folder y lo pondré de un lado al
    otro para que Ud. pueda ver eso, todo en inglés.


  99. Note, qué escena tan
    quebrantadora cuando ellos cortaron la cabeza de Pablo y lo
    arrojaron allí en la sierra, y dejaron que él... oh bueno, el
    hacha nunca más pudo tocar su cabeza hasta que él estuvo en
    gloria, Amén. No me extraña como él estuvo allí en esa celda
    cuando escribió: "Oh muerte, ¿Dónde está tu aguijón?.
    Tumba, ¿Dónde está tu victoria?, pero gracias sean a Dios que nos
    dio la victoria a través de nuestro Señor Jesucristo". El
    escribió y dijo: "Yo he peleado la buena batalla, he terminado
    la carrera, he guardado la fe. Por lo tanto hay una corona de
    justicia preparada para mí, que el Señor el Juez justo me dará en
    aquel día". Oh, bueno, eso hace que Ud. piense:

 

 

Repost 0
Published by SANN777 - en religion
Comenta este artículo
11 octubre 2010 1 11 /10 /octubre /2010 11:08

Spanish

47-1207

Experiencias # 1

Experiences

7 de Diciembre de 1947

Phoenix, Arizona, E.U.A.

Por

William Marrion Branham

Experiencias # 1

Estar de nuevo en esta tarde y de estar… Traté de llegar aquí el domingo

pasado, y todos los vuelos fueron suspendidos. Intenté venir pero

sencillamente se había detenido. No hubo absolutamente forma alguna de

llegar aquí para estar con Uds., pero, ciertamente estuve orando por Uds. todo

el tiempo.

2 Y escuché que los hermanos—muchos de los hermanos se pararon en la

plataforma y oraron, y muchas de las personas por las que se oró fueron

sanadas. Y ciertamente estoy agradecido por eso.

3 Ahora, este nos trae el sexto domingo de nuestra serie de servicios

dominicales aquí en Phoenix, y lo cual nosotros tenemos dos domingos más

después de este. Y confío que muchas personas reciban el gran beneficio de la

Presencia de Dios estando aquí para muchos cristianos tales como…

4 Escuché que hay algunos aquí que--- una dama de Chicago, y otros más que

han venido. Ellos consiguieron un día más para quedarse. Y no pude verla el

pasado domingo, así que todos aquellos que no van a quedarse, o que no

pueden quedarse por más tiempo, permítanme ponerlos de primeros en la

línea. Así que, hermana, recibí su mensaje en la habitación hace unos

momentos, y los demás afuera, y voy a intentar orar por cada uno.

5 Supongo que todos recuerdan lo malo que aconteció aquí hace dos

domingos, hace unas semanas aquí en el pulpito. Muchos de Uds. lo recuerdan,

¿no es verdad?, lo que sucedió. Fue una de las cosas más horribles que me

hayan acontecido alguna vez en toda mi vida. Y muchos de Uds. no

entienden… Bueno, pensé que sería una cosa buena para mí en esta tarde y que

de una vez yo… que yo les explique estas cosas a Uds., y tomar, tal vez un

tiempo para darles un testimonio. Por supuesto, al hacer esto, es para que Uds.

entiendan eso un poco más.

6 Y esta ha sido una gran reunión a través del territorio Noroeste, demasiado

para mí. Había llegado a tal punto que estuve inconsciente por cuarenta y

cuatro horas, antes de volver en sí. Pero hay miles y miles de personas

quienes… [La siguiente porción no fue incluida por no ser entendible—Ed.]…

Pero todo el trayecto desde Vancouver, y todo alrededor hasta Pórtland, desde

Pórtland, a Salem, a Ashland hasta Boise por cinco… servicio, que recibió un

gran beneficio lo cual estoy feliz de anunciar todos…

7 Pero una cosa por la que he clamado y he pedido una señal me sea dada…

pudiera parecer un poquito fuera de…explicar cuál es el significado…

Significa más para mí que todas las sanidades que pudieran haber en el mundo.

Y yo creo que la razón misma de estar en la tierra… Y si pudiera lograr que

todo funcione de la manera en que es ahora, creo que yo sería llevado al hogar

entonces, que funcionase un poquito, porque mi ideal siempre ha sido ver una

iglesia unida, ver al pueblo adorando juntos a Dios.

8 Y entonces, la semana pasada pude ver la unidad de las Asambleas de Dios,

la Iglesia de Dios, la iglesia Cuadrangular, las Pentecostales Unidas juntas. Y

teniendo sus avivamientos de unión, cada uno en forma de servicios

bautismales y cosas así. Que todos estén completamente persuadidos unánimes

y en un mismo parecer, y cientos están siendo salvados diariamente allí. Un

gran avivamiento de unión (¡Oh, qué cosa!), eso es más beneficioso que todos

esos servicios que han tomado lugar desde que he estado en el… Ver a Dios…

entre Su iglesia juntándose… lo cual estoy viendo…Pentecostés. Si eso tan

sólo pudiera acontecer en todas partes, Jesús vendría. Y son sólo pequeñas

diferencias entre las religiones de las personas lo que les mantienen separados,

pero en los verdaderos principios fundamentales evangélicos, todos ellos son

iguales.

9 Me gusta verlos cuando están dispuestos a ponerse de acuerdo el uno con el

otro y tener un avivamiento. Y eso es lo que necesitamos. Eso es lo que ha

sucedido desde Vancouver hasta Boise: Un sólo corazón, una misma mente,

ver esos predicadores de las Asambleas de Dios, los predicadores del

evangelio Cuadrangular…

[Espacio en blanco en la cinta--Ed.] de Uds. que están sentados aquí ahora. Y

aun aquellos que representan el distrito, las iglesias de Dios. Ciertamente fue

un… [Espacio en blanco en la cinta—Ed.] Y ellos se juntaron en tal unidad

que jamás había visto en mi vida, simplemente abrazándose el uno al otro por

toda la mesa… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] y lágrimas corriendo

[Espacio en blanco en la cinta—Ed.] Eso es lo que me agrada, lo que me gusta.

Ahora habrá un verdadero avivamiento.

10 Y teniendo sus avivamientos de unión. Y estará en las Asambleas de Dios

por una semana, y entonces, la semana siguiente en la Cuadrangular, y la

Iglesia de Dios [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] la pentecostal Unida la

semana siguiente, simplemente moviéndose alrededor de esa forma. Oh,

hermano, eso entonces para mí es maravilloso. Pienso que eso vale más que

todo… Esa es la sanidad del cuerpo de Cristo. ¿Ven? Esa es la verdadera

sanidad divina (¿no es cierto?) cuando el cuerpo de Cristo puede ser juntado.

Esa es la verdadera sanidad Divina.

11 Ahora, la semana pasada… He estado enseñando sobre el Libro de

Números, y sacando a los hijos de Israel de Egipto, introduciéndolos en latierra prometida. Y nos gozamos tremendamente. Pero si Uds. me disculpan

hoy, y me perdonan. Estoy tan débil y agotado… [Espacio en blanco en la

cinta--Ed.] que simplemente trataré de darle algunos testimonios y puntos

sobresalientes o algo así, mientras avanzamos; y luego tendremos la línea de

sanidad.

12 Y he tratado… La razón que estaba enseñando esto era, era por una cosa. Y

veo que en mi propia fuerza humana, no podré hacerlo. Pero ruego que Dios

me ayude. Phoenix ha sido lo más duro que alguna vez haya tenido. Las

multitudes más pequeñas que alguna vez han asistido y así por el estilo, han

sido en Phoenix. Es la ciudad que yo amo por encima de todas las ciudades del

mundo, Phoenix. La amo. Y deseo que este sea mi hogar algún día, y por eso

que satanás me ataca tan fuerte aquí. Es correcto. Pero con la gracia de Dios

venceré. Tendré lo que he pedido, por la gracia de Dios.

13 Y lo que he deseado ver en Phoenix, y voy a orar para que Dios lo haga,

porque quiero ver a todas las iglesias de Phoenix, como estaban allá en el

territorio Noroeste: todas unánimes, en un mismo parecer y un sólo lugar.

Podemos hacerlo, amigos. Podemos hacerlo, ¿Verdad que sí? Y yo creo que

Dios nos ayudará a hacerlo. Que cada persona… No me refiero a que todos no

tengan su propia doctrina de su iglesia. Eso está bien. Pero lo que quiero decir,

es que sin tan sólo podemos estar unánimes, en una misma mente y en un

mismo parecer. Eso es con todos nosotros los cristianos… Seguro que

podemos. Lo que pasa es que satanás se mete entre nosotros. ¿No creen que

sea así? Y él hace eso, y esa es su… Pero yo creo que la hora ha llegado

cuando Dios va cambiar el orden.

14 Ahora, sólo… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] de mi texto para

terminarlo, porque el domingo pasado dejé a los hijos de Israel en el profeta

Balaam. Y allí es donde me prediqué convicción a mí mismo, ¿Cuántos

estuvieron aquí el domingo antepasado para verlo? Bien, Uds. vieron lo que

me pasó. Yo traje convicción a mí mismo.

15 El Hermano Kidson y yo siempre habíamos… He hecho esta declaración

que no había enfermedad, sin importar lo que fuera, que le hiciera frente a la

oración, o ninguna aflicción, no importa cuánto estuviera lisiado, que no fuera

sanado si yo dispusiera del tiempo para esa persona. Uds. me han oído

mencionar eso por todas partes, ¿no es así? Y esa es la verdad. Todavía es la

verdad. Pero ahora, la gran prueba ha terminado, y voy a dejar que eso sea

para mí una piedra de apoyo en vez de una piedra de tropiezo y así enseñarme

mejor los caminos del señor, y que pueda vivir más cerca de Él. Y entre más

cerca viva de Él, más podré ayudar a estas personas y ser guiado por Su

Espíritu.16 Y ahora, lo primero que deseo hacer antes de que empecemos con esto es

tener una palabra de oración. Y luego vamos a hablar por unos momentos, y

les daré unos testimonios de algunas cosas que han acontecido, y después

vamos a darle inicio a la línea de oración y dedicar bastante tiempo para orar

por todos los que desean que se ore por ellos, y especialmente por todos

aquellos quienes no pueden regresar para los otros servicios. Y luego les daré

las razones...

17 Y antes de que diga esto, antes de orar, quiero agradecer a Dios por

regresarme el don de sanidad y por más éxito: desde el domingo antepasado y

luego en esas dos semanas, y realmente orando por los enfermos y eso ha sido

durante meses. Eso es correcto. Regresó con más bendición que lo que era al

principio. Y Uds. lo notarán, estoy seguro, en la reunión.

Pero primero inclinemos reverentemente nuestros rostros en todas partes

para orar.

18 Padre querido, venimos a Ti hoy tan humildemente como sabemos

acercarnos a Ti. Y nos dándome cuenta que la última vez que me paré en este

púlpito era un hombre condenado: Me paré aquí y me di cuenta cuán indefenso

estaba sin Ti. Sentir Tu Presencia dejarme, y verme venir delante de una niñita

que simplemente tenía dificultad para oír y verla irse de este pulpito sorda; ver

a un hombre que tenía dificultad para oír y regresar sordo…Oh Cristo, me doy

cuenta que sin Ti soy un fracaso, no puedo avanzar solo. Así que en estos

momentos, Padre, he decidido que sin ti no voy a ir ni siquiera a casa, porque

sólo traería un reproche sobre Ti. Y lejos esté de mí, Dios, alguna vez hacer

eso. [Espacio en blanco en la cinta--Ed.]

19 Todos ellos serán sanados, cada uno de ellos. Padre, ayúdame en estos

testimonios, de los cuales debo hablar en esta tarde. Concede que el pueblo

entienda. Y que cada uno aquí reciba una bendición [Espacio en blanco en la

cinta--Ed.] el rico, el rechazado, el blanco, el negro, todos… Se con nosotros

ahora, y derrama Tu Espíritu Santo sobre todos nosotros. Glorifícate en este

servicio y ayuda a Tu cansado y agotado siervo. Porque lo pedimos en el

Nombre de Jesucristo. Amén.

20 La última vez que Dios envió su Ángel…Muchos de Uds., aquí… ¿Cuántos

han escuchado acerca de cómo me fue traído el don de sanidad por un Ángel

de Dios? La mayoría de Uds. Bueno, querido, amigo, después de darme

cuenta, y estando en esa condición por muchas horas, hasta tomé un pedazo de

papel e hice un bosquejo antes de salir, pensé que era el fin de mi vida, y le

escribí a mi esposa qué hacer y un pequeño bosquejo al Hermano Kidson y a

otros de esa manera. Y me di cuenta que no tenía control de la vida paracontrolar mi propia vida; pudiera escapárseme en cualquier momento. Pero si

esta es mi última reunión con Uds., la visitación de ese Ángel es verdadera,

delante de Dios. Eso es correcto. Es cierto. Y mientras estoy parado aquí con

esta Biblia a mi lado, Y Él realmente vino, y les he dicho la verdad; aun si

fuera a morir en este momento, eso es verdad.

21 Pero el asunto es, que en mi propia naturaleza a mí me encanta escuchar, y

me gusta ayudar a todo el que pueda. Al hacer eso, dejo que mi naturaleza se

aleje de Dios. ¿No lo ve Ud.? Mi voluntad para las cosas no es siempre la

voluntad de Dios. Y la gente me pide que haga cosas, y yo amo a la gente,

como les he dicho antes…

22 En una ocasión, yo no tenía muchos amigos porque era considerado entre la

gente como un afeminado, y no tenía muchos amigos. Pero desde que salí y me

encontré con el pueblo de Dios, Él me ha dado millones de amigos. Y yo los

amo tanto que haría cualquier cosa por ellos. Me doy cuenta de esto, con todo

mi corazón, que si no consigo una clase de fortaleza de algún lado, para este

tiempo del año que viene, habrá alguien más haciendo esto aparte de mí. Es

porque, no importan cuánto alguien trate de animarme, siento que mi fuerza

humana me abandona. Es porque hay algo es mi corazón que se extiende hacia

la gente. Y yo hice esta declaración y debo vivir por ella: que yo prefiero, y

cuando me vaya, siempre me ha gustado ese Salmo de la Vida: “Al partir,

dejamos detrás de nosotros, huellas en las arenas del tiempo”. Quiero que la

gente sepa eso cuando me vaya que he hecho lo mejor que sé para servir a

Dios y a Su iglesia mientras estuve aquí (Eso es correcto.), para Su iglesia, y es

para Su gloria.

23 Ahora, en Vandalia Illinois, fue el tiempo de la visitación del Ángel, como

les dije el domingo pasado o hace una semana el domingo. ¿Se acuerdan que

les conté de cuando Él vino? La vez siguiente fue justo antes de venir aquí.

Hace dos semanas, el domingo, estaba en la habitación. Había estado por todo

Canadá y los alrededores. Nunca lo había visto absolutamente y estaba sentado

mirando de reojo y sucedió que vi algo en la habitación; volteé y allí estaba el

Ángel de Dios, de pie mirándome. Y caí sobre mi rostro, pero yo… El

hermano Lindsay era el administrador de mis campañas en el norte de las

Asambleas de Dios. Y él entró a la habitación y me escuchó gritar. Y el entró a

la habitación…Bueno, no fue su intención hacerlo; él es hombre muy fino.

Pero cuando lo hizo, debió haber interrumpido algo, y el Ángel se fue.

24 Y entonces el siguiente domingo vine directo hacia acá. Eso fue el viernes.

Y el domingo vine aquí, sin saber qué parte de la Escritura… No tuve la

oportunidad de leer en la Biblia, pero tomé el capítulo 22 del libro de

Números, y de allí comencé a hablar sobre el profeta Balaam, llegué hastadonde él descendió, y cómo fue que en un principio Dios le dijo: “No vayas

con esos hombres”. Pero entonces él oró de nuevo y siguió insistiendo, y

finalmente creo que Balaam, la razón que él quería ir, era por amor al dinero.

No estoy seguro, no lo supe hasta que entré. No creo… fue por el amor al

dinero. Pero en mi caso no era el amor al dinero, era una lástima por los seres

humanos. Y no importa cuán pequeño o cuán grande, siempre es malo

desobedecerle a Dios (Eso es correcto.), sin importar lo que sea.

25 Entonces Balaam fue allí y el Ángel del Señor se le encontró en el camino.

Y cuando llegué a eso, amigos, no sé. Hubo algo que me pegó aquí, y ya

teníamos una línea allí, nada sino milagros podían ser efectuados; y eso fue

todo, nada sino milagros. Bueno… Y estando parado aquí en el púlpito cuando

llegué hasta Balaam, predicándoles a todos Uds. y vi a ese Ángel parado en el

camino, y Balaam no podía verlo… Fue la mula que él montaba la que lo vio.

Luego llegó a un camino estrecho, a un lugar estrecho, como por una puerta

por donde se pasaba. Y allí el Ángel le apareció de nuevo, y la mula lo vio, Y

Balaam no pudo ver al Ángel del Señor, y cómo es que nosotros le hemos

desobedecido a Dios así. Así que cuando hice eso, vi entonces lo que era la

aparición del Ángel; y por primera vez me di cuenta que eso es verdad. ¡Qué

error había cometido! Había hecho una aseveración en cuanto al poder de Dios

que ni siquiera el Hijo de Dios nunca hizo una afirmación como esa. Hice un

reto de traer— lo que fuera sanado allí mismo a lo que era… [Espacio en

blanco en la cinta--Ed.] me di cuenta… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.]

26 Cómo es que debió haber sido tan bueno para mí permitirme continuar con

una cosa como esa, cuando ni siquiera haría que nadie lo creyera o no;

simplemente traerlos (¿Ven Uds.?) Porque yo conocía la fuerza y el poder de

Dios. Y cómo es que Dios me permitió continuar con eso, yo no lo sé. Porque

Jesucristo, hubo muchas obras poderosas que Él no pudo hacer (¿Es eso

Escritural?) por causa de la incredulidad de ellos. Y fíjense en lo que Él era.

Fíjense en el poder que estaba en Él. Y entonces apenas con el don de sanidad

retar a cualquier cosa, creyeran o no, a que pasaran adelante. Y Él me permitió

continuar de esa manera por seis meses. Eso comenzó a romperme el corazón

cuando me di cuenta de lo que había hecho.

27 Y yo trataba de mantenerme en pie delante de Uds. y predicar, pero no

podía hacerlo; eso me deshizo por completo. Y vine al pulpito y entonces vi

que estaba predicando y diciendo lo malo que fue Balaam y yo estaba

haciendo lo mismo que él. Estaba haciendo las cosas que el Ángel del Señor

que me encontró allá me dijo que no hiciera. Y me había preguntado que Él no

me había visitado en seis meses, y dijo que yo estaba limitando demasiado el

don de sanidad a efectuar milagros. Hay milagros efectuados por todo elcamino. Así que dejemos que sea Dios quien haga la escogencia, si es que Él

quiere hacerlo. Déjenme sentirme guiado en mi espíritu a lo que sea que el

Señor me diga que haga. Bueno, eso es Escritural.

28 Cuando Jesús fue al estanque, donde había tanta gente lisiada allí como

probablemente hay gente en este edificio hoy, tal vez más… Él caminó en

medio de toda esa gente y sólo escogió a un hombre. Él fue guiado por Dios

para hacer eso. Y le dijo: “¿Quieres ser sano?”

Él dijo: “Señor, no tengo a nadie que me meta en el agua”.

Él le dijo: “Toma tu lecho y anda”.

29 ¿Ven? Él no tuvo que discutir con él, porque Cristo sabía que ese hombre

tenía fe para ser sanado; y el hombre tomó su lecho y se fue. Él no sanó a

nadie más en la ciudad, simplemente salió de allí.

30 Él tomó a otro hombre y lo sacó de la ciudad, y parado hablando con él,

escupió en el suelo e hizo un poquito de lodo y lo puso sobre sus ojos, y le dijo

que fuera y se lavara en el estanque de Siloé.

31 Muchos miles estaban postrados en Su camino. Él nunca los sanó a todos.

Pero cuando el Espíritu le hacia voltearse hacia alguien, entonces Él tenía

compasión, no compasión por el corazón humano, porque Dios estaba

hablando a través de Él para ir a esa persona. Entonces fue que vi que había

hecho algo que estaba mal. Y me sentí condenado y avergonzado de mí

mismo. Y les conté a Uds. al respecto.

32 Y entonces vine al pulpito y oré: “Dios, si no es Tu voluntad Divina, y he

hecho mal, ayúdame por favor, y concede que si hubiere… Si traigo a alguna

persona aquí, y si no son sanadas, entonces sabré desde aquí en adelante y

nunca más en mi vida haré este reto o haré que alguien traiga una línea de

oración, o forme una línea de milagros, como ellos la llaman”.

33 Y Uds. saben lo que sucedió, la primera persona que fue traída fue esa

niñita… Espero que ella esté aquí, desde California, creo que era. Y ella tenía

dificultad para oír, y le hablé a la niña de antemano. Y puse mis manos sobre

ella y las vibraciones estaban dando en mi mano probablemente debido a un

tímpano roto que había causado una infección, y que le saliera una cosita, un

pequeño crecimiento, ya que tenía una vida en alguna parte. Y las vibraciones

se detuvieron, y les dije a Uds. como siempre: “Ahora, la niña está sana”. Y

traté de hablarle, y ni siquiera podía gritarle a ella o palmear mis manos y ella

no podía oír. La tomé de la mano y la vibración había vuelto. La reprendí de

nuevo y regresó. Así que dejé a la niña en paz.34 El próximo que vino fue otro hombre medio sordo. Dije: “¿Ud. cree señor?

Él asintió con su cabeza muy… Lo llamé en voz alta; él asintió e inclinó su

cabeza. Y cuando lo llamé, lo tomé de la mano: no había vibración. Eso fue

completamente espiritual por la unción del Espíritu. Posiblemente eran nervios

muertos. Y cuando oré por ese hombre, él ni siquiera podía escucharme

palmear mis manos detrás de él. Y me di cuenta que yo estaba condenado. Y

allí que quedé parado en este púlpito por primera vez y supe lo que significaba

para un hombre ser dejado solo sin Dios. Yo estaba desamparado. Estoy

avergonzado de mí mismo delante de Uds. amigos, hoy. Estoy avergonzado

de eso. Lo estoy. Y siento mucho que tuvo que suceder aquí en Phoenix. Pero

tenía que suceder en algún lado. Eso es correcto. Y sucedió aquí.

35 Me fui. El Hermano Sharritt y yo salimos, y yo estaba agotado. No podía

dormir. Me subí a un avión y empecé a llorar. La aeromoza vino y me dijo:

“¿Qué le sucede señor?” No podía decirle a ella porque no entendería. Me bajé

del avión y entré. Los ministros vinieron y me recibieron, me llevaron a la

habitación, hicieron que me acostara, y bajaron. Ellos empezaron a hablar

conmigo. Y el Reverendo Baxter, un maravilloso hombre de Dios, entró a la

habitación, entró solo. Él dijo: “Hermano Branham” dijo: “Puedo asegurarle

que el don de sanidad no se ha ido de Ud.” Dijo: “Los dones y llamamientos

son irrevocables”. Dijo: “Dios lidiará con Ud., pero Él sería definitivamente

infiel a Su promesa si Él le quitara el don a Ud.”

36 Dijo: “Eso no puede irse de Ud.” Dijo: “Sansón durmió toda la noche con

una ramera, y a la mañana siguiente salió y arrancó las puertas y se fue con

ellas”. ¿Ve? Eso es correcto. Y David y los demás de esa manera. Y dijo: “Él

lidiará con Ud.” Dijo: Moisés hirió la peña, cuando debía hablarle a ella” ¿Ve?

Dijo: “Eso es correcto, pero las aguas salieron. Eso fue cierto”. Pero, dijo: “Él

lidiará con Ud. y le hará pagar por eso. Pero, vea, el don está allí.”

37 De alguna manera yo no podía… Ahora, yo tenía temor que se hubiera ido.

No podía sentir a Dios en lo absoluto, en ninguna parte.

38 Y espero y confío que nunca tenga que pasar por otros tres días como esos

en todos los días de mi vida. Amigos, eso fue el infierno sobre la tierra. Fue…

Yo… Ahora, el Dios… Dios se había ido. El Ángel se había ido. El Espíritu

Santo. … Yo no tenía nada…

39 [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] Esa vibración pegando en mi mano, y

Uds. no saben cómo me sentía. Sabía que todavía estaba allí antes de orar por

la niñita. Nunca seré culpable de… Yo nunca… Y haré todo lo que pueda por

Uds. Y caminaré tan humilde y quietamente como sé caminar. Y la niñita

también era sordo muda y tenía tuberculosis [Espacio en blanco en la cinta--Ed] sólo un poquito [Espacio en blanco en la cinta--Ed]… ella y ella podía

hablar, escuchar, y la tuberculosis se había ido. Dios la había sanado.

40 Entonces siguiendo esa misma noche, tengo sus fotografías aquí. Yo iba a

traerla también. Lo siento; he estado tan nervioso y quebrantado. Y una foto de

la escuela de mudos allá, que su maestra, ellos trajeron siete niños que habían

nacido sordomudos de la escuela de mudos, y cinco de ellos entraron a la línea

esa noche. Y todos los cinco fueron declarados completamente sanos. Tengo

sus fotografías, sus testimonios, y los enviaron a casa con sus seres queridos, a

todos los cinco. Nacidos sordo mudos, declarados por el doctor, no--por los

doctores que los llevaron a California y los doctores de California los

declararon sanos. Cinco de ellos… Tengo cartas allí de una defensa legal y

cosas como esas por si ellos vinieran. El gobernador del estado de Oregon vino

a mi reunión, y el gobernador del estado de Idaho estuvo en mi reunión la

noche antepasada, y algunos de sus principales doctores y demás.

41 De modo que el Señor ha empezado a bendecir (Uds. saben) de esa manera.

Así que se manifestó maravillosamente. Y yo estoy muy agradecido. Que yo

nunca sea culpable.

42 Y la manera como hago con la gente… Me di cuenta que en estas dos

últimas semanas se han producido más milagros que en cualquier lapso de dos

semanas que alguna vez haya tenido. Simplemente paso a la gente por la línea

y oro por ellos. Entonces cuando algo sobre mi se detiene y jala a la gente, tal

vez es alguien que no tiene suficiente fe o algo; entonces cuando ellos pasan

eso me detiene; y allí es cuando milagros son efectuados en el púlpito.

43 De los contrario, sólo avanzo a medida que Dios diga… no lo que algún

hombre diga que haga. “Traeré a mi madre para que Ud. la sane. Ella está

lisiada y el vecindario creerá”. Me doy cuenta que eso trae más reproche que

cualquier otra cosa. Y simplemente… Eso es correcto. Porque para comenzar

ella no cree.

44 Y la mayoría son así, la gente se aprovecha de eso. Así que yo… Si Dios

me ha perdonado por eso, lo sé. Y yo no quiero volver a ser culpable de eso

nunca.

45 Y en estas últimas pocas semanas, ha habido más milagros efectuados en

mis servicios que lo que ha habido en los últimos tres, cuatro meses o cinco.

(Eso es correcto.): más milagros. Y ni siquiera pudimos atender a las

multitudes. Si hay alguien aquí de las reuniones de Oregon y de por allá, ellos

se dan cuenta que sus auditorios, pistas de patinaje, y los pabellones y cosas a

donde llegábamos, que hubo miles que eran regresados cada noche, y millares

de millares que eran traídos al lugar. Y el Señor ha estado bendiciendo yhaciendo grandes cosas. Ahora, ha habido más gente sanada desde entonces,

pues yo simplemente estaba intentando llegar a donde Dios quiere que esté. Y

estoy seguro que Uds. entienden. Quiero… ¿Ahora entienden lo que quiero

decir? No estoy llamado a efectuar milagros por causa de la gente. Si Dios me

detuviera en alguien…

46 Pero ahora, queridos amigos, aquí está lo que es. Las vibraciones se mueven

al igual que… Eso es el don Divino de Dios. Ahora, si Él va a quitar eso de mí,

yo preferiría no salir del púlpito esta tarde. Pues si no puedo ser una ayuda

para alguien más, no quiero quedarme aquí. Y yo…

47 Entonces continué y comencé la línea, y la gente empezó a ver que Dios

empezó a obrar milagros más que nunca. Algunas veces se oraba y regresaban

y se sentaban con muletas, y se levantaban. De repente el poder de Dios caía

sobre ellos sentados en sus asientos, y tiraban al suelo sus muletas y corrían

muy rápido a través del edificio. Y aquí estaría uno en una camilla, postrado

allí temblando de parálisis. De repente mientras aun se oraba por ellos, tal vez

una media hora antes de eso, dejaban de temblar y se levantaban de sus

camillas. Y algunos de ellos se iban a casa, y tal vez estarían en casa quizás

unas pocas horas y se despertaban en la noche o algo así. Y aquí regresaban

ellos a los servicios alabando a Dios, sanados.

48 ¿Ven Uds.? Pero eso es lo que la gente tiene que hacer. Ellos tienen que

creer. ¿Ven Uds.? Tiene que haber una parte como cuando Jesús le dijo a

María y Marta: “Quitad la piedra”. ¿Ven?

49 Ud. mismo tiene que hacer algo. Y Ud. tiene que creerlo. Y Dios obrará.

Como aquí. De esta manera yo estaba quitándole todo a la gente; yo era el que

estaba haciéndolo todo. ¿Ven Uds.? Pero allí Ud. tiene algo que hacer Ud.

mismo. Y váyase, y crea, y Ud. será sanado.

50 Y un muchachito… era tan patético; el pequeñito pasó. Y talvez yo diga

esto solamente. Están colgados en el auditorio en este momento. Un

muchachito con tirantes ortopédicos en las piernas, y él pasó con polio. Él dijo:

“Hermano Branham”, él dijo: “¿Hará Ud. una oración por mí?”

Dije: “Sí”.

51 Y su madre estaba allí, y dije…Y ella dijo: “Si Ud. tan sólo hace la oración

por él, Hermano Branham…”.

Y yo dije: “Muy bien, hermana”. Y dije: “Ahora, Ud. no es…”

52 Ella dijo: “Y no deseo un milagro”. Ella dijo: “Sólo deseo que Ud. haga la

oración”.53 E hice la oración por el muchachito por un momento y puse las manos

sobre él. Y hermano, hermana, dos noches después de eso, el muchachito

estaba parado en la puerta, en la entrada por donde yo paso, con los tirantes

colgándole de la espalda. Allí estaba él parado. ¿Ven?, La simplicidad, la

humildad de la madre, de saber… “Yo puedo creerle a Dios; no tengo que ver

ningún milagro sobresaliente. Sino que yo puedo creerle a Dios”.

54 Y entonces mi ministerio llegó a ser más bendecido que lo que fue al

principio. ¿Ven Uds.? Así que… Y allá estaba parado el muchachito

sacudiendo su piernita de esa manera. En sólo tres noches, el muchachito

regresó y tenía los tirantes ortopédicos colgándole de los hombros así, parado

allí. Los levantó: unos zapatos enormes, incluso tuvieron que mandarle a hacer

los zapatos de manera que pudiera sujetar los tirantes de este lado… [Espacio

en blanco en la cinta--Ed.]… Eso es. Amigos, eso es lo que debe ser una

sanidad, amigos. No ponga demasiada confianza [Espacio en blanco en la

cinta--Ed.] el hombre. Ponga su fe en Dios Quien es Todopoderoso. (¿Ven

Uds.?), porque no obrará nada. Pero la de Él le sanará a Ud. Y capte Ud.

[Espacio en blanco en la cinta--Ed.] la simplicidad de un niño crea que Ud. va

a sanar, y crea que esta pequeña oración es lo que Dios me pidió que dijera por

Ud., y Ud. tendrá lo que ha pedido, si tan sólo lo cree.

55 Ahora, en eso… Entonces quiero contarles acerca de lo que pasó. Al final

de la semana había tanta gente viniendo desde… Ellos venían desde Canadá,

de todas partes. Y así que todo de acuerdo… Nunca vi el sol brillar hasta que

regresé a Phoenix. Me sentí muy feliz de ver el sol, no sabía qué hacer. Y

estaba mirando hacia arriba donde teníamos que pagar--entré a un restaurante,

y tuve que pagar cincuenta centavos por una toronja. Dos mitades de una

toronja por cincuenta centavos. Y vi donde Uds.… [Espacio en blanco en la

cinta--Ed.]… Dije: “Esto es de Dios…entonces”. … Eso es correcto. Uno las

ve creciendo en el árbol y de esta manera, y cincuenta centavos por cada

toronja… Yo dije: “Bueno, yo puedo ir por la calle y patearlas como pelotas de

fútbol allá en Phoenix”. Dije… Oh amigos, Uds. tienen el lugar más precioso

en el mundo para vivir. Sólo deseo que Uds. pudieran juntarse y orar y… Uds.

pudieran tener la mejor iglesia del mundo aquí mismo, la mejor unión de

gente. Uds. tienen todo lo que…

56 El hermano… Hace un rato yo estaba tan nervioso así que él me llevó a

darme un paseo por ahí (El Hermano Sharritt) y para pasearme un poco antes

de venir a la reunión, y yo dije: “Sólo mire este paraíso que tienen aquí. Pues,

Uds. están preparados para el milenio, si tan sólo se juntaran”. Eso es correcto.

Uds. están listos ahora. Así que ciertamente es maravilloso y agradable.57 Ahora… Entonces, el viernes por la noche, el viernes pasado por la noche,

había hecho mis reservaciones para venir a Phoenix a los servicios tal como lo

había prometido hacer. Pero los vuelos no salieron en toda la semana.

Entonces me dije: “Tomaré un autobús para ir a San Francisco, y tal vez la

niebla se disipe”.

58 Algunas veces se iba por una hora y luego regresaba. Y los aviones daban

vueltas, y entonces cuando tenían una oportunidad descendían; aterrizaban en

San Francisco: y estaba terriblemente nublado. Y yo dije: “Me iré en autobús”.

Y estaba poniéndome muy débil. Y así es cómo el don debía empezar… obrar;

y por lo tanto, ahora sé que algo… O tendré que aminorar la marcha o no

permaneceré por mucho tiempo.

59 La gente pasaba a mi lado; ellos ni siquiera ponían sus manos sobre mí o

yo sobre ellos. Y pasaban a mi lado, y una fuerza tremenda salía de mi debido

a esa sanidad… esas personas creían. Y no tenía que orar por ellos. Su fe hacía

contacto y ellos la recibían. (¿Ven Uds.?) igual como si yo estuviera orando

por ellos. Así que la última noche me debilité tanto por la línea de oración,

donde casi tres mil personas vinieron a mí, solamente esa noche, al grado que

me desplomé en el piso. Y ellos me levantaron por los brazos, dos hombres, y

me cargaron hasta la puerta.

60 Y había habido muchos espíritus que habían salido de la gente y entraron

en otros. Una mujer se volvió loca. Ella apartó su mente del Señor hacia otra

mujer que le estaba hablando, sentada allí, ella se volteó para hablar con la otra

mujer mientras yo estaba orando y un espíritu de demencia vino sobre ella.

Tuve que dejar esa pobre alma de esa manera; todavía está demente. Hubo

muchos epilépticos que salieron de uno al otro de esa manera hasta…

71 Entonces cuando empecé a salir por la puerta, y me fui a la estación de

autobuses… Y el hermano Lindsay y algunos de los ministros, dijeron:

“Hermano Branham, Ud. no puede irse así”.

Yo dije: “Quiero regresar a Phoenix”.

72 Y ellos dijeron… “Bueno”, dije: “Esta cosa que ha pasado; yo quiero ir a

decirles que nuestro Padre celestial me ha dado otra oportunidad”. Así que yo

dije: “Quiero ir a decirles”.

Y ellos dijeron: “Pues, Ud. no puede ir”.

Una dama dijo: “Le llevaré en un auto”.

73 “Oh”, dije: “No, señora. Tomaré un autobús”. Entonces esperé allí afuera

en la… y fuimos a esperar al autobús. Y compré mi boleto para San Francisco.

Y sentado… Y el autobús llegó; ya tenía tres horas de retraso. Y la niebla, casino se podía ver nada. Y mientras estaba sentado allí en la mesa, estaba tan

nervioso, perdí los sentidos humanos nuevamente, y ellos pensaron que estaba

dormido. Y entonces ellos me llevaron, y cuando desperté de eso, bueno

entonces el bus, cuando se hizo cerca de la una o dos de la mañana, pues, él no

pudo avanzar más; tuvo que detenerse. Ya ni siquiera podía conducir por las

montañas. Eso me impidió llegar a Phoenix por completo.

74 Entonces cuando fui a casa, fui allá, comencé a verme debilitarme muy

rápido, y entonces en cuarenta y cuatro horas me normalicé. Entonces cuando

eso sucedió, entonces fue cuando supe lo débil que estaba, y realmente cuán…

estaba mi cuerpo. Fui… De allí empecé a sentirme débil y agotado, y entonces

quería ir al servicio.

75 Y regresé a Phoenix de nuevo para orar por los enfermos y afligidos. Y sé

que Uds. entenderán ¿No es así? Uds. entenderán, y créanme de todo corazón,

que cuando estas personas enfermas pasen por aquí, recuerden, ellos sanarán.

Ud. simplemente siga creyendo. Y si Ud. pasa, su fe se elevará y echará mano

de ese don de sanidad y Ud. será sanado. ¿No creerán eso, todos Uds.? Si

obra en cualquier manera…

76 Y escuchen. Uds. querido pueblo aquí en Phoenix, quiero que cada uno de

Uds. vaya a su pastor, cada uno, y le diga: “Tengamos avivamientos de unión

aquí en Phoenix”. ¿No creen Uds. que podrían hacer eso, tener avivamientos

de unión y hacer que todos sean salvos y que sigan viviendo para Dios? ¿No

creen Uds. que pudieran hacer eso? Seguro que sí, si tan sólo creen. Tengan fe

y créanle a Dios, porque Él quiere hacer eso. Y Él no puede venir… Y a mí me

dolería saber que Phoenix fuera dejado fuera del programa.

77 Ahora, para retomar mi Escritura, donde me quedé. Uds. se acuerdan que

Josué, a través de todas las Escrituras Ud. trae a los hijos de Israel, en tipo

hasta la última parte. ¿Es correcto eso? Ahora, les he dicho de cómo es que los

hijos de Israel tuvieron tres jornadas; así es: tres etapas de su jornada. ¿Es

correcto eso? Y la iglesia ha llegado a su tercera etapa. ¿Es cierto eso?

78 Recuerden… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] regresaron con la

evidencia de la nueva tierra. Y allí es donde Uds. se encuentran parados en este

momento. Pero Uds.… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] de la iglesia no

pudieron creer; entraron en confusión y se fueron nuevamente al desierto, y

allí la… Comenzaron a enfermarse y allí fue donde el don, la serpiente de

bronce, le fue dado a la iglesia. ¿Es correcto eso? A Pentecostés…

79 Miren, después que la iglesia Pentecostal se separó en tantas, Uds. del

Evangelio comple… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] entonces l80 Fíjense en otra cosa antes de que termine esta serie sobre esto. Ahora,

antes… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] sombras y tipos aquí que han

llegado hasta esta hora. Si aquello fue sombra y tipo, entonces el resto debe

tener cumplimiento. Ahora, para que Uds. capten esto…

81 Y quiero que especialmente, Uds. los ministros capten esto. Recuerden, su

líder, Moisés, fue siempre un tipo del Espíritu de Cristo el día de hoy. ¿Es

correcto eso? Pero Moisés jamás llevó al pueblo al otro lado del Jordán. Hubo

un nuevo orden que vino. ¿Fue correcto eso? Moisés, el director de la iglesia,

jamás llevó al pueblo al otro lado del Jordán. Josué los llevó al otro lado. ¿Es

correcto eso?

82 Y amigos, nuestra gran organización no va a llevar a la iglesia al otro lado

del Jordán. Ahora, recuerden eso. Josué entró en la escena. ¿Ven? Dios va a

enviarle los nueve dones espirituales a la iglesia. Ellos van a juntarla y ella

cruzará el Jordán. Recuerden que Él dijo: “Levantaos ahora y crucemos este

Jordán”. Él le dijo a Josué.

83 Y creo que si alguna vez ha habido un tiempo en toda la historia de la

iglesia, en que esa Voz está, es ahora: “levantémonos, ahora vamos a cruzar el

Jordán”. Eso es correcto. La iglesia ha sido pasada por tantas cosas. Se ha

divido en sectas aquí en las denominaciones. Estas son mis últimas palabras

sobre esto. Y me he esforzado.

84 Yo amo a Phoenix. Los amo a Uds. Ahora, me gustaría verlos a todos

unánimes y en un mismo parecer. Me gustaría venirme para acá y hacer de

esto mi hogar donde pudiera… Uds. tuvieran servicios todos los domingos por

la tarde y así continuar hasta que Jesús venga. Pero no puedo hacerlo yo

mismo. Pero voy a darles mi visión. Ahora es el momento en que nuestras

iglesias… Ellas no quieren estar de acuerdo la una con la otra. ¿Ven? Y ya es

hora que Uds. estén de acuerdo el uno con el otro, la iglesia en sí.

85 Y esta es la manera en que el don que viene a la iglesia, que está halando

de ambos lados, no sacando a la gente de las iglesias. No, Ud. siga yendo a su

misma iglesia. Su Iglesia está bien, su organización. No tengo nada en contra

de eso. Pero, hermano, nunca piense que Ud. es un poquito mejor que alguien

más, o que alguien es un poco menos que Ud.

86 Acuérdense que todos estamos en una misma igualdad con Dios. Somos

Sus hijos e hijas. Y si somos hijos e hijas de Dios, comportémonos de esa

manera, hablemos de esa manera, y vivamos de esa manera, y seamos se esa

manera, hijos e hijas de Dios.

87 Y ahora, estos dones son los que están haciendo esto. ¿Ven? El sistema ha

cambiado. La iglesia ha guiado al mundo desde el tiempo de Martín Lutero.¿Es correcto eso? Pero la edad de la iglesia esta muriendo ahora. Es correcto.

Esa es la parte de Moisés. Está muriendo, porque así como Moisés le falló a

Dios, así también la iglesia le ha fallado a Dios: Me refiero a las

denominaciones. ¿Ven lo que quiero decir? ¿Cuántos creen que entienden de

lo que estoy hablando? Gracias, amigos.

88 Miren. Satanás a veces intenta decirme que ellos no lo captan. Pero yo sé

que sí. ¿Ven? Eso ha fallado. La iglesia ha fallado, porque ha llegado a un

punto en que si Ud. no es Metodista, Ud. no está en el asunto; si Ud. no es

Bautista, no está en el asunto; si Ud. no pertenece a las Asambleas de Dios,

Ud. no está en el asunto; si Ud. no pertenece a los de la Unidad, Ud. no está en

el asunto; si Ud. no pertenece a ésta o aquella, Ud. no está en el asunto.

90 La Iglesia ha fallado ¿Ven? En vez de juntar al pueblo como un sólo

cuerpo, los ha separado. Tal como Moisés, en vez de hablarle a la peña, él

golpeó la peña (¿Ven Uds.?), y falló. Así que la iglesia nunca llevará al pueblo

al otro lado del jordán. Eso es correcto.

91 Pero ahora, Dios ha cambiado Su orden, y Él está enviando de regreso…

Uds. que escuchan mis palabras: hay grandes hombres en camino a este

mundo. Eso es correcto. Hay grandes poderes en camino a este mundo. Y será

un pueblo que llamará fuera a un pueblo. Recuerden: “Salid de ella, pueblo

Mío” ¿Es correcto eso? Babilonia, la confusión que… Y no la gente ahora, no

de sus iglesias, pero salgan de esa confusión en medio de Uds. ¿Ven Uds.?

Salgan; sirvamos a Dios con un corazón, una mente y un sólo acuerdo. ¿Es

correcto eso? Y entonces Dios llevará a Su Iglesia al otro lado del Jordán. Eso

es más allá de la muerte. Ahora, crean eso con todo el corazón.

92 Estaba leyendo aquí… ¿Cuántos de Uds.?... Ya sé. Sé que Uds. no tienen el

“Heraldo de la Verdad”. Este hermano y hermana, ¿dónde está él? Uds. no han

publicado este todavía, ¿verdad? Este es el nuevo: “El Heraldo, Heraldo de la

Verdad”. Y estaba notando allí este año, en la edición de este mes… acerca

de…

93 La otra noche me llevé una sorpresa. Mi esposa tiene… Cuando ella

escuchó que yo había tenido aquel agotamiento y me había desmayado allí, eso

casi mató a la pobrecita. Y ella está preocupada. Yo nunca… Ella es tan tímida

que no había podido hacer que le tomaran una fotografía. Pero finalmente se la

tomó, y me la envió. Y hace un ratito estaba hablando con ella… Y mi niñita,

de 12 meses de edad, oró por mí por teléfono. ¡Qué linda!, ella dijo: “Jesús,

ayuda a mi papá. Jesús, ayuda a mi papá para que venga a casa”. Y ellos

pusieron nuestras fotografías allí este mes, o la de ella y mía y mi secretario, el

Hermano Cox y la Hermana Cox. Ellos son una gente muy fina.94 Y aquí, casualmente me fijé en este testimonio que deseo leer sólo un

poquito. Y… [Espacio en blanco en la cinta—Ed.] que fue sanado por el,

muchos buenos doctores, sus nervios estaban destrozados. Ella se había vuelto

loca. Simplemente se miraba como una pequeña… Uds. pueden ver su

fotografía allí. Ella sencillamente es un trozo de amor humano; eso es todo. Y

Dios la sanó instantáneamente, allí mismo. Ella se levantó de la cama después

de haber estado allí por meses y meses y caminó con sus pijamas puestas.

Pues, Ud. ni siquiera podía acercarse a ella, ella tenía [Espacio en blanco en la

cinta--Ed.] encima, y todo. Ella tenía sangre por todos lados y demás. Ella se

calmó por unos momentos, y caminó con sus pijamas, con sus zapatillas

puestas, hasta la fuente de soda y se tomó un refresco conmigo, y la gente

venía de todos lados, de todas partes, mirándola… [Espacio en blanco en la

cinta--Ed.]

95 Tenía un testimonio aquí que quería leer. Uds. saben, según me quedan

como quince minutos para darles estos testimonios, y luego dedicar el tiempo

para orar por los enfermos.

96 Aquí, no hace mucho, supongo que en medio de la gente había… Todos

Uds. leyeron el “Azusa News” [Periódico cristiano de la época--Ed.] ¿Alguien

recibe el “Azusa News”? Muy bien. ¿Recibieron Uds.…? ¿Alguna vez

recibieron el “Jonesboro Evening Sun”? Ese gran artículo que salió… ¿Se fijan

que en el “Azusa News”, allí, salió donde yo tenía que volar a California, (en

el “Jonesboro Sun”)

salió allí, que volaría a El Dorado en un avión para atender un caso que estaba

muriendo de cáncer? Alguien… ¿Leyeron eso en el “Azusa News”? Yo estaba

teniendo servicios allí.

97 Allí fue donde un ministro parado en la plataforma, con un enorme cáncer

colgándole, oh, probablemente de ese tamaño, colgándole del cuello. El doctor

dijo que no había oportunidad para él y parado allí con los reporteros allí

tomando las fotografías. Ese cáncer se puso blanco, se le desprendió del cuello

y rodó hasta mis pies. Ahora lo tengo en alcohol. Había un hoyo en su cuello,

y la fotografía en el periódico lo mostraba.

98 Había un hombre que había estado sentado en un silla de ruedas por—

olvidé por cuántos años, atado de esta manera, sentado allí en la silla, un

diácono Bautista, y en un momento se levantó de la silla y caminó por todo el

edificio glorificando a Dios y cosas así.

99 Y luego fui llevado hasta El Dorado en un pequeño avión Cessna, para ver a

una muchacha que era de gente pobre, que estaba, la muchacha esperaba morir

en cualquier momento. Había estado lisiada toda su vida, una víctima delPolio. Tenía entre veintiocho y treinta años de edad. Y el cáncer se había

vuelto un cáncer fibroso y se esparció por todas partes y el doctor, mientras

yo hablaba con él, al haber entrado después que el avión aterrizó… Ellos

salieron allí y me recibieron y me llevaron a la casa y allí estaba… El doctor

dijo que había cortado cerca de cuatro a seis libras de cáncer de la superficie

donde había crecido. Él volvió a coser a la muchacha y en menos de dos

semanas, más que eso había crecido en ella de nuevo. No había esperanzas en

lo absoluto. Y su familia se lo estaba ocultando. Así que fui. Nunca lo

olvidaré.

100 Esto tal vez no signifique mucho para Uds., para algunos de Uds., pero

piense si hubiera sido su madre, si hubiera sido su hija. Significa mucho para

mí. Tengo que responder por estas cosas en el tribunal del juicio. Y apenas

hace un rato por casualidad tomé… Soñé con esta muchacha anoche, y aquí

tomé el “Heraldo de la Verdad” hace un rato, y leí su testimonio allí. Y luego

cómo fue que salió--es una tremenda coincidencia.

101 Entonces parado allí, entré a la casa, más bien la pequeña, y humilde casita

de campo blanca allí en El Dorado… Al entrar, sus seres queridos estaban

sentados en el jardín, y todos ellos estaban mirando y esperando que yo

viniera. Y cuando entré reuní a toda la familia. Dije: “¿Sabe ella lo que tiene?

Dijeron: “No, no se lo diga Hermano Branham”.

Dije: “Ahora, no puedo prometerles eso. ¿Ven?”

Dijeron: “Bueno, no se lo hemos hecho saber nunca.”

Dije: “Ahora, en primer lugar, quiero saber si ¿todos Uds. tienen fe?

102 Dijeron: “Bueno, hemos oído de otros…” Y un pobre hombre parado allí,

con una camisa azul puesta, Uds. saben, y su papá, un hombre enorme. Y él

estaba llorando; dije: “Papá, no llore”. Dije: “No llore”. Dije: “Ahora, eso

causará que su fe esté vacilando”.

103 Dije: “Ud. debe creer que los requisitos para su hija son llenados ahora”.

Dije: “¿Es Ud. Cristiano?”

104 Y él dijo: “Hermano Branham, ella es la única del grupo que es Cristiana”.

Él dijo. “Supongo que nosotros somos demasiado malos”. Dijo: “Esa es la

razón que Dios se la está llevando de nosotros, porque no somos Cristianos”.

105 Entonces vi la oportunidad que Dios me había dado. ¿Ven? Nunca pierdan

su oportunidad.

106 Y había al menos entre quince y dieciocho de ellos de pie en la pequeña

cocina. Y dije: “¿Son familiares todos Uds.?”“Sí”.

107 Dije: “¿Es alguno de Uds. Cristiano?” y uno de ellos era miembro de la

Iglesia de Jesucristo y eso era lo único que se asemejaba al Cristianismo. Y

dije: “¿Harán Uds. esto? Si Dios deja vivir a esta muchacha, ¿Le prometen

Uds. que cada uno de Uds. se arrepentirá, cada uno de Uds. serán Cristianos y

se bautizarán, y así por el estilo?”

108 Cada uno de ellos dijeron: “Lo haremos si Dios lo hace”.

109 Bueno, salí. Ella dijo: “Le diré cuando salga lo que le sucede a la

muchacha”.

110 Y entré al cuarto, no dejé a nadie adentro. La pobre muchacha estaba

acostada allí. Apenas le quedaban unos pocos días de vida, dijeron que tal vez

dos o tres días más y ella moriría, por cuanto estaba acabándose rápidamente.

Cuando entré, ella dijo: “Me supongo que Ud. es el Hermano Branham”.

111 Y dije: “Sí, señora”. Y su costado aún estaba abierto donde no sanó o nada

donde le habían quitado el cáncer. Y, oh, ella estaba bastante hinchada de esa

manera, solamente algunas libras de esa carne habían sido sacadas y allí era

donde el cáncer… ¿Saben lo que es fibroso de esa manera? Simplemente

avanzó a través de ella, y un exceso de carne creciendo todo el tiempo.

112 Así que ella dijo: “Bueno, me supongo que Ud. es el Hermano Branham”

Yo dije: “Sí”

113 Y ella dijo: “Hermano Branham, tengo entendido que Ud. puede decirle a

las personas lo que está mal en ellos”. Y allí mismo vi lo que estaba pasando.

114 Y dije: “Sí, señora, con la ayuda y la misericordia de Dios, puedo”.

115 Ella dijo: “Hermano Branham, ¿Puede Ud. decirme cuál es mi problema?”

Ella dijo: “Ellos no quieren decirme”. Dijo: “Ahora, sé por la manera en que

Ud. ha venido aquí…

[Espacio en blanco en la cinta—Ed.] todos los pecados están ocultos”. Y dije:

“Sí, señora”.

“Sea honesto conmigo, Hermano Branham…”.

Dije… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.] “Si soy sanada”.

116 Y la tomé de la mano y dije: “Sí, señora. Es un cáncer”. [Espacio en

blanco en la cinta--Ed]

117 “Me lo imaginaba, Hermano Branham”. [Espacio en blanco en la cinta--

Ed.]118 “Pero aparte de eso,” dije: “Tu doctor, cuando lo conocí allá afuera en la

cocina mientras ellos estaban hablando, dice que tu tiempo está entre los dos o

tres próximos días. Y yo…”

119 Ella dijo: “Hay uno… [Espacio en blanco en la cinta—Ed.] que no hay

nada entre mi alma y el Salvador”. Ella dijo… Vale más…

“Sí”.

“Cante”.

120 Ella dijo: “Traté de guiar a mi… [Espacio en blanco en la cinta—Ed.] Y

no pude. Y dijo... Y yo dije: “Tal vez esta sea la oportunidad; todos ellos le

aman mucho”. Dije: “Todos prometieron ahora, que si tú sanabas le servirían a

Dios… [Espacio en blanco en la cinta—Ed.] que ellos sí.

121 Y en ese momento, amigo… Ahora, recuerden que algún día yo mismo

tendré que dejar este mundo. El Ángel me dijo que sucedería, sucedió en ese

momento; yo lo sentí. Me incliné y oré por ella; las vibraciones se detuvieron.

122 Y dije: “Hermana, Ud. va a estar bien”.

123 Ella dijo: “Hermano Branham, no sé que me ha sucedido”, dijo ella: “Pero

solamente sé que estaré bien de nuevo”.

124 Y yo dije: “Así es. Vas a estar bien”. Salí y toda la gente allí en la cocina

estaba llorando, y salí y cerré la puerta al salir.

125 Ellos dijeron: “¿Bueno, qué le parece, Hermano Branham?”

Dije: “ASI DICE EL SEÑOR, la muchacha vivirá”.

126 Su pobre y anciano padre rompió en llanto. Y aquí en este papel está

escrito su testimonio. Dice… Aquí está… Ella citó mis palabras aquí:

127 “Cristo es el mismo de ayer, hoy y por los siglos… Él también está

obrando milagros en estos últimos días. El 16 de mayo de 1947, los doctores

consideraron necesario operarme. Cuando lo hicieron, hallaron un cáncer

atroz. Todo lo que algunos de los mejores doctores de la ciudad podían decir

era que mi tiempo era muy corto. Mis amigos, Dios vino a la escena. El

Hermano Branham vino aquí desde Jonesboro, Arkansas, en avión y oró por

mí. El Señor inmediatamente mató el germen de cáncer y sanó mi cuerpo.

Nunca podré terminar de agradecerle al Señor por enviar al Hermano Branham

a orar por mí y por la sanidad de mi cuerpo. Señorita L-a-d-d-i-e M-y-r-i-c-k:

Laddie Myrrick, 325 Calle West cook, El Dorado, Arkansas”. Escríbanle.

¿Ven?

128 Ahora, si esa mujer, cuando los mejores doctores para ese cáncer… No fue

un milagro. Fue un milagro. Ella lo aceptó como un milagro, pero fue semanasdespués antes de que ella estuviera completamente sana, pero ellos… Le dije

que el germen de ese cáncer estaba muerto. Ella lo creyó, y eso fue lo que

sucedió. ¿No pueden Uds. creer la misma cosa?

129 Ahora, una cosita más que alentó mi corazón cuando leí esto. Fue una

querida madre en Canadá. Y denme toda su atención ahora, mientras leo este

pequeño artículo. Oraremos y tendremos el servicio de sanidad.

130 “Todo es posible”, es el titulo de eso. “Dedicado humildemente al Rev.

William Branham, por una madre Canadiense”. Allí fue donde Dios sanó. Que

Dios la bendiga, nunca les olvidaré. Y ese pequeño canto de: “Todo es

posible”. Ud. prácticamente puede escucharlo ser cantado en todas partes.

Dicen que escuchan a una madre cantándolo mientras mece a su niño; ella

cantaba eso. Y lo cantan afuera en las calles; en sus trabajos, lo cantan: “Todo

es posible”, y ellos tienen un avivamiento barriendo de costa a costa en

Canadá, por todas partes.

131 Iglesitas que en un tiempo fueron rechazadas, las han abierto de nuevo.

Misionero o evangelistas han salido al campo allí y la abrieron de nuevo: una

emoción tremenda. Eso es lo que necesitamos, ¿no es verdad, amigos?

Ahora, escuchen con mucha atención:

Hay algunos, querido Señor, que Tú has escogido

Sacados de este mundo de pecado

Para estar listos para irse, o listos para quedarse,

Mientras el Maestro le ha llamado.

Tú sólo escoges al de corazón puro

Y aquellos que te seguirán.

Entonces, querido Señor, les darás

Un regalo inestimable, como nadie más lo puede hacer.

Oh Padre celestial, Te amamos tanto

Mientras enviaste a un Ángel.

Él vino con un mensaje, Oh cuán dulce

y prometió: “Sobre uno una corona”.

El ángel dijo: “Te daré el don de sanidad Divina.

¿Irás y les dirás que crean?

Entonces, esta promesa, es tuya”.

“Sí, Señor. Haré lo mejor que pueda”,Mientras se postraba ante el trono de gracia.

“Sé, querido Señor, que todo es posible.

Lo haré a Tu petición.

Querido Señor, Iré donde Tu quieras que vaya;

Seré lo que Tú quieres que sea.

Oraré por los mudos y ellos hablarán.

Oraré por los ciegos y ellos verán”.

[Espacio en blanco en la cinta—Ed.]

Ud. será sanado por… [Espacio en blanco en la cinta—Ed.]

Sólo para recibir un toque de Él.

Y él hace fila a lo largo-Ellos hacen fila a lo largo de las aceras

Para echarle un vistazo temporal a Él.

Los enfermos son traídos del norte y de sur

Y algunos son [Espacio en blanco en la cinta—Ed.] cojos

Algunos son traídos [Espacio en blanco en la cinta—Ed.]… para ser sanados

Oh Ángel, querido [Espacio en blanco en al cinta—Ed.] él—desafiarlo…?

[Espacio en blanco en la cinta—Ed.]

Para echar al diablo fuera de este niño y así será.

Oh, Jesús, Señor y Salvador

Por favor guarda y bendice a los Tuyos

Para que ellos… [Espacio en blanco en la cinta--Ed.]

Bendice a Tu siervo a quien Tú has amado [Espacio en blanco en a cinta—

Ed.]

Con Tu poder, y dale fortaleza de… [Espacio en blanco en la cinta—Ed.]

Pecado…

Hasta aquella hora bendita.

132 Nuestro Padre Celestial, te agradezco por ese humilde privilegio que tengo,

querido Dios, que alguien tiene—que ellos creyeron, Padre. Y Tu Ángel Quien

tan amorosamente… y esta querida persona quien formó esto como un poema

ahora, ruego, Padre que siempre me permitas ser humilde. Y que hoy, los

mudos hablen, y los ciegos vean; y ese niño que está poseído por ese demonio,

que sea echado fuera. Sólo un toque de Ti es todo lo que quiero, Señor, para

saber que estás parado aquí. Sé, Padre, que todo demonio está sujeto a Ti.Cuando Tu gran poder está cerca de nosotros, nada puede hacer frente. Y

ruego que los sanes a todos aquí en Phoenix, Padre, hoy en este auditorio, pues

aquí es donde me enseñaste una lección de escuchar a Dios en vez de al

hombre. Oh Padre, ayúdame, a nunca hacer alguna cosa que Te desagrade. Y

que ahora, Señor, ya que el domingo pasado, o antepasado, fue una reprensión

tremenda para mí, que este domingo sea una gran bendición para mí, Padre, al

ver a Tu pueblo sanado en este auditorio. Hoy, Te ruego que lo concedas,

Padre, en el Nombre de Tu Hijo Jesucristo, lo pido. Amén.

 

 

 

 

Este libro puede ser distribuido o reproducido gratuitamente sin fines

comerciales y está protegido bajo una licencia 2.5 Creative Commons

Attribution-Noncommercial-No Derivative Works. Ver

www.biblebelievers.org/messagehub para detalles acerca de esta licencia.

Repost 0
Published by SANN777 - en religion
Comenta este artículo
11 octubre 2010 1 11 /10 /octubre /2010 10:29

PERFECCIÓN

Por William Marrion Branham

Junio 10, 1956. Jeffersonville, Indiana. U.S.A.





 

A



 



Gracias Hno. Neville. Buenos días amigos, estoy contento de estar aquí en esta mañana. Y yo puedo hacer el mismo comentario sobre nuestro hermano. Yo le había prometido estar en la transmisión y yo fallé en eso una semana, y en la próxima semana yo lo olvidé. Y yo pensé que la tercera vez debería ser un—un tiempo genuino, que yo debería de hacerlo. Así que yo sólo estuve allí en un minuto de tiempo, sólo un minuto, y el Hno. Snyder estaba afuera, así que nos introducimos muy rápidamente, y finalmente entramos a la transmisión. Y yo creo que nosotros los contristamos, es lo que hicimos cuando entramos así sólo un poquito, así que...

  1. Y al venir aquí, yo pensé de un texto para predicarles. Usted sabe, y usualmente lo mío toma como una hora y media. Y yo tengo como quince o dieciocho minutos de eso comenzando, y entonces yo miré hacia arriba, y el reloj decía que era tiempo de terminar. Así que continuaremos el próximo sábado, o algo así. Eso es cierto.

  2. El domingo pasado estábamos en el capítulo 10 de Hebreos, y comencé con el versículo 1, y no proseguí más lejos.

  3. No olvide los servicios de Indianapolis en esta semana. Si alguno de ustedes tiene algunos amigos allí, bueno, escríbanles y díganles. Los servicios comenzarán mañana en la noche a las siete en el tabernáculo Cadle en Indianapolis. Y hay suficientes asientos, casi mil cien personas pueden sentarse. Y es una convención pequeña, es una –una pequeña organización y realmente ni aún sé cuál es su nombre. Ellos están teniendo un evento allí o una convención.

  4. Y en esta convención ellos me pidieron que yo fuera el predicador de la noche, así que el... yo creo que el compañerismo en sí mismo, la iglesia, la organización únicamente tiene unos cuantos miembros. Y así que... Y entonces en la noche, yo tengo que hablar en el servicio cada noche, de lunes a viernes. Y el viernes en la noche es el fin de la convención, así que si usted tiene algunos amigos alrededor de Indianapolis, bueno, venga allí.

  5. Y en la mañana del día 23, si alguien viajara por aquí, justamente en sus vacaciones, como usualmente es un mes de vacaciones, junio, los Hombres Cristianos de Negocio Internacionales tienen su convención en Minneapolis. Y el servicio de apertura es el 23 en el desayuno. El desayuno por la mañana es el 23 de junio y yo voy a hablar en el desayuno de la mañana para abrir el servicio.

  6. Entonces en el 24 yo estaré en Minneapolis, y será eso en el tabernáculo Heart's Harbor, con el reverendo Gordon Paterson. Y ellos transmiten el programa allí. Así que si usted está por allí, bueno, llegue.

  7. Y entonces el 24, o el 25, mas bien, principia la convención, y yo estaré allí. Es un programa inusual con el Sr. Roberts, el Sr. Hicks, yo mismo y muchos otros ministros que estarán allí. Y no hay algún programa preparado. Los Hombres Cristianos de Negocios siendo un Evangelio completo de los Hombres de Negocios Cristianos, ellos quisieron sólo dejarlo abierto para lo que el Espíritu Santo dijera, tenernos a todos allí, así que ellos nunca han tenido algo así, y ellos nunca programaron o anunciaron algunos predicadores. La única predicación –que es anunciada es en la mañana del 23, yo estoy supuesto a hablar en su desayuno, y eso está anunciado. De todas maneras, nosotros todos estaremos allí esperando en el Espíritu Santo. Eso debería ser muy bueno, ¿O no? Si nosotros sólo podemos todos sujetarnos así mismos al Espíritu Santo, eso es, y dejar que El nos use en la manera que El quiera usarnos.

  8. Ahora, y el próximo servicio programado del cual yo sé, es en el evento de la vieja calle Azusa, es un... Eso viene en septiembre, el quince. Y yo abro el servicio allí para el evento de los internacionales de la calle Azusa; cincuenta años de pentecostés en los Estados Unidos. Ellos cumplen cincuenta años este septiembre venidero, cuando el Espíritu Santo primero cayó en la misión de la calle Azusa. La vieja... Creo que eso era una vieja misión bautista, o en la calle Azusa en los Angeles, California, allí es donde el Espíritu Santo primero cayó hace cincuenta años, este septiembre venidero.

  9. Y cuando yo estaba en el Cow Palace, hace un par de años, y dije... Bueno, cincuenta, la palabra pentecostés significa "cincuenta", así que por qué no tener un gran evento. Y usted sabe que eso trajo un fuego, y ellos tuvieron un evento internacional. Y eso será hecho en el Templo Angeles. Y cinco días antes de eso yo voy a hacer un pequeño viaje alrededor de los diferentes lugares, oh, en East Gate y... Quiero decir en el South Gate, y siguiendo hacia la ciudad de... Varias de esas pequeñas ciudades, cinco diferentes ciudades para hacer una pequeña gira de una noche de servicio, y luego ir directamente al gran evento.

  10. Y si usted está alrededor de California, o por allí, algunos de California recuerdan eso, estamos esperando un gran tiempo de compañerismo con el pueblo de Dios en ese tiempo. Ahora oremos.

  11. Nuestro Padre Celestial te damos las gracias en esta mañana por el gran y glorioso privilegio que tenemos de venir hacia Tu presencia, con corazones gozosos y agradecimiento, porque Jesús el hijo de Dios nos ha permitido hacer esto. Y Su gracia nos ha traído hasta este tiempo. Estamos contentos de estar aquí hoy.

  12. Estoy contento de tener este lugarcito para reunirnos, es un lugar abierto, una Biblia abierta, y un corazón abierto para recibir la Palabra de Dios y Su mensaje. Y oramos de que el Espíritu Santo venga y llene cada cavidad de nuestro corazón con Su bondad, así como leemos Su Palabra, porque está escrito: "No con sólo de pan vivirá el hombre, sino con cada palabra que sale de la boca de Dios." Así que oh Dios, abre nuestra boca hoy para que eso sea Tu hablar, y nuestros corazones fueran el Espíritu Santo para oír. Porque te lo pedimos en el nombre de Jesús Tu Hijo, Amén.

  13. El domingo pasado en el libro de Hebreos comenzamos con el capítulo 10, y entonces nos fuimos a otro tema, no sabiendo a donde el Espíritu Santo nos dirigió a donde enseñar. Nada premeditado, sólo esperar por su movimiento. Nosotros regresamos de ahí al pre-conocimiento.

  14. A propósito, estoy contento de ver a la hermana Hooper aquí sentada esta mañana, la hermana Flo, estoy muy contento de verle. Muchos de ustedes quizá no la conozcan. Y ella ha tenido una tuberculosis por años y años, y ha estado en cama, y ha tratado de tener liberación por toda la nación. Y hoy estamos contentos de tenerla sentada en el tabernáculo, mirándose muy bien hoy. Gracias a Dios.

  15. Ahora, el escritor de la carta Hebrea supuestamente ha sido Pablo, porque eso suenan como sus escritos, y la carta Hebrea era para los judíos, los hebreos. Y eso era Pablo tratando de separarlos de la ley a la gracia que va mostrando la—la diferencia entre lo que era la ley, y lo que es la gracia, porque los hebreos estaban bajo la ley. Y Pablo estaba tratando de mostrarles lo que era la gracia. Yo mismo creo que el capítulo 10 aquí, el primer verso, es una llave perfecta a toda la cosa.

  16. Y ahora tenemos en el primer capítulo, comenzando con "Dios muchas veces, en diversas maneras habló a los padres por los profetas, pero en este último día a través de Su Hijo, Jesucristo”.

  17. Venir al capítulo 7, la aparición de Melquisedec.

  18. Venimos hacia abajo hacia el capítulo 9 del sacerdocio. Como es que Cristo se convirtió en nuestro sumo Sacerdote para tomar el lugar del viejo sumo sacerdote.

  19. Entonces traerlo al capítulo 10, venimos a donde "la ley siendo una sombra de lo porvenir."

  20. Entramos al capítulo 11 y eso es todo acerca de las sombras maravillosas de la fe, los héroes de la fe, como "por fe" ellos hicieron tal y tal cosa. Y como: "Sin nosotros ellos no podían ser perfeccionados, porque ellos eran una sombra de lo venidero." Y entonces vamos al capítulo 11 y Pablo... O el capítulo 12, Pablo diciendo: "por tanto, nosotros también, teniendo en rededor nuestro una tan gran nube de testigos, dejando todo el peso del pecado que nos rodea, corramos con paciencia la carrera que nos es propuesta."

  21. El capítulo 13, al final del capítulo, dice, termina esto, hacia el fin que Jesucristo es todo que: "El es el mismo ayer, hoy y por siempre." ¿Ve? Mostrando que eso era Cristo allá atrás antes de la ley, era Cristo en la ley, era Cristo en los días de gracia, y eso será Cristo por siempre. "Jesucristo el mismo ayer, hoy y por siempre." Qué hermoso cuadro nos pinta la carta Hebrea.

  22. Ahora, comenzando de nuevo con el primer versículo, regresemos. El domingo pasado pensamos que entraríamos al tema de perfección, pero entonces Dios nos movió hacia atrás y tomamos el pre-conocimiento, mostrándonos eso antes de que el mundo fuera formado... ¿Cuántos estuvieron aquí el domingo pasado? Veamos sus manos. ¿Lo entendió? Antes de que el mundo fuera formado, fuimos nosotros colocados en Cristo. Piense en eso.

  23. Dios, siendo infinito, no puede mentir, no puede hablar nada contrario, sabe todo, es justamente tan perfecto al principio como lo es al final, y justamente tan perfecto al final como El lo fue al principio. Dios es sin fin como la eternidad. Usted nunca puede encontrar la esquina de un círculo perfecto, usted podría correr a través de las edades, y la eternidad y ahí nunca, nunca, nunca habría un fin de eso. Y esa es la manera que es Dios. Y cuando El primero era... Dios, el cual siempre ha sido. Para comenzar El era infinito, perfecto y El siempre será el mismo, El nunca puede cambiar. El es perfectamente el mismo.

  24. Ahora esta gran cadena de perfección fue rota por espacio de tiempo. El tiempo vino a causa del pecado. Dibujemos un cuadro del tiempo, veamos un círculo perfecto para siempre, para siempre. Entonces de repente el pecado entró y puso un pequeño... Así como mi esposa lo llama un—un granito, (protuberancia), o una pequeña gota en la cadena. Así que eso viene hacia abajo ahora. La eternidad continúa hacia delante, pero no está en su condición perfecta. Aquí hay una pequeña brecha que baja y se rompe en esta manera, y sale y sigue por esta otra manera. Dios tenía que hacer eso porque Satán lo causó, y eso fue arrojado hacia un espacio de tiempo, para la prueba y la perfección y la purgación del perdido. Eso es que Dios por Su gracia soberana pudiera algún día levantar esa pequeña protuberancia o brecha, de regreso hacia el círculo perfecto, entonces ella se enrolla hacia delante justamente igual. ¿Lo ve usted?

  25. ¡Tiempo! Ahora, el tiempo es esta pequeña burbuja, eso burbujea hacia abajo, Jesús era de eternidad a eternidad, pero El se paró hacia este espacio de tiempo y fue hecho carne, y vino a través de aquí en el orden para santificar o poner un listón de sangre a través de todo este lugar para redimirlo y conectarlo de regreso con Dios de nuevo por toda la Eternidad. ¿Lo ve? Eso es todo lo que es el tiempo.

  26. Entonces, Dios, cuando eso comenzó aquí, al final de la pequeña rosca, el círculo perfecto, que hizo una pequeña rosca en eso, cuando Dios comenzó allí, El era perfecto, todo lo que El hizo era perfecto, todo lo que El hizo y hace es perfecto.

  27. Así que entonces, la Biblia dice que, "Cristo fue el Cordero inmolado desde 'El principio de la pequeña rosca' el principio del mundo." Cristo fue inmolado al principio. Ahora, El realmente no fue inmolado sino hasta cuatro mil años más tarde. Pero la razón que El fue inmolado entonces, porque "en el principio era la Palabra, la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios." ¿Ve usted Hno. Egan lo que quiero decir? ¿Ve? El era Dios, en el principio. Y cuando...

  28. Ahora Satán podía... No podía crear este pequeño chichón (grano), él no creó eso, Satán no puede crear, Satán sólo puede pervertir lo que Dios ha creado.

  29. Mire, yo digo esto para que todos ustedes entiendan, esta es una clase de adultos y la mayoría somos gente casada, probablemente el noventa por ciento. Y yo espero que ustedes jóvenes y hombres entiendan lo que yo... que ustedes me entiendan, sólo para explicar algo. Si un hombre toma una mujer como esposa, y ella se convierte en su esposa, y ellos viven juntos como esposo y esposa por cincuenta años, ellos son tan limpios, puros e inadulterados como si se hubieran conocido uno al otro. Ese es el programa de Dios, pero si ese hombre o mujer van y viven con otro hombre o mujer, eso pervierte y produce que nazcan hijo ilegítimos. Pero si viven juntos en esa perfecta armonía, esa es la manera de Dios. Pero Satán viene y pone lujuria en el hombre o la mujer, y viven contrarios a sus votos de matrimonio, y eso es pervirtiendo, y es el mismo asunto sexual, pero es pervertido.

  30. Así que eso es lo que Satán hace con la cosa correcta de Dios, él la pervierte. Eso es lo que Satán está haciendo hoy con el verdadero y genuino. Escuche. Con el genuino mensaje de Dios, él lo pervierte, hace algo más, lo hace parecer algo que no es.

  31. Encontramos hoy en el mundo que hay gente, la Biblia lo ha predicho; tres tipos de personas. Uno de ellos es frío, almidonado, formal, indiferente; y ellos sólo siguen adelante. Eso no es más que pertenecer a una logia. Ellos van a la iglesia y hablan un poquito acerca de esto y aquello y del Señor y todo lo demás, regresan; pero no tienen una experiencia actual del nuevo nacimiento. Oh, algunos de ellos lo reclaman, pero su vida prueba que no lo es. Ahora, eso está en algún lado, muy lejos.

  32. Ahora, aquí en el otro lado, están los fanáticos. Y la genuina y verdadera Iglesia, Jesús lo dijo así, "Que estarían tan cerca que engañarían al mismo elegido."

  33. Ahora, mucha gente tan pronto ve el fanatismo mezclado con lo genuino, dicen: "Ah, no hay nada con eso" y prosiguen adelante. Vea, esa es la misma cosa que los fariseos hicieron. Satán no juega al tratar de pervertir eso, él está tratando de pervertir esta verdad. Y este fanático aquí está tratando de pervertir esta verdad. ¿Ve? Ahí es a donde su línea de peligro está puesta, ahí mismo.

  34. Ahora, eso nos obliga a permanecer espiritual, lea la Palabra, y cualquier cosa que se levante fuera de eso, contrario a la Palabra, entonces arrójela a un lado. Esa es la razón que muchas veces yo... Ellos dicen que yo soy muy duro con las mujeres predicadoras, la Biblia dice que ellas no deben hablar en la iglesia, la Biblia les prohibe hablar en lenguas o cualquier otra cosa en la iglesia. Yo tengo que permanecer con la Palabra, vigilar a donde está, mirarla.

  35. Hoy en el mundo, a donde todos estos ismos se levantan, vigile en todos estos cultos de no comer cierta comida. Y los legalistas dicen: "Yo tengo que hacer esto o aquello. Si yo no hablo en lenguas o, si no hago esto, si no grito, si no danzo, entonces hay algo mal conmigo." Eso es legalismo. "Nosotros somos salvos por gracia a través de la fe." Nada que usted haya hecho, es lo que El hizo. El hizo lo que usted no podía hacer. Si usted pudiera haberse salvado por usted mismo, entonces El no hubiera tenido que morir. Pero El murió para poder salvarle a donde usted no podía por sí mismo salvarse.

  36. Ese viejo proverbio que deshonra a Dios dice: "Dios ayuda a los que no pueden ayudarse a sí mismos...". O: "Dios ayuda a quienes se ayudan a sí mismos". Es lo que dicen. Ahora, eso es al revés, si Ud. puede ayudarse a sí mismo, Dios espera que lo haga, pero Dios ayuda a los que no pueden ayudarse a si mismos. Y Ud. no puede ayudarse a sí mismo para ser salvo. Así que Dios por Su gracia le salvó.

  37. Ahora, note, qué hermoso, la ley, grande en la eternidad, cómo Dios vio de antemano esta burbuja u ojal. Y si El es infinito, y no puede—no puede ser algo más. Déjeme tomar esto por sólo cinco minutos para traerlo, apretarlo, amarrarlo, para que así eso nunca se deslice de sus mentes de nuevo. Que pueda el Espíritu Santo entonces venir y soldarlo junto con amor, para que usted nunca lo deje.

  38. Ahora mire, Dios, quien no puede mentir, Dios, quien es infinito. Y digo esto de nuevo para la gente que no parece centrarse así misma en sanidad divina. Si Dios lo prometió, Dios tiene que tener cuidado de Su promesa. No puede dejarla.

  39. Ahora mire, antes de que El pusiera la palabra impresa, y esto es la mente de Dios. Aquí está. Esto es la mente de Dios, que El pensó, antes de la fundación del mundo fue puesta. Eso es. Esa es la razón que El podía ponerla en la palabra impresa y decir lo que sería, porque El lo vio antes de la fundación del mundo, y supo lo que eso sería y habló de eso. Y entonces El pasó Su conocimiento a los profetas, y ellos lo escribieron. Y año por año, y siglo tras siglo, le hemos visto venir acontecer exactamente. Dios, dando una sombra del Antiguo, para hacerle sombra al Nuevo. Y nosotros lo vemos, palabra por palabra siendo cumplida. ¡Qué fe deberíamos de establecer en Dios!.

  40. Ahora véalo, (Cristo siendo inmolado antes de la fundación del mundo). Cuando Dios miró hacia abajo y vio la única cosa que podía salvar al hombre perdido, El dijo... Yo no se si estas son las palabras, pero eso tenía que ser algo como esto: "El hombre no puede ser salvo, porque él va a pecar. Pero Yo miro allí y veo miles de corazones honestos que querrán venir, veo miles de personas quienes querrán ser salvos, y no quieren ir hacia esta destrucción horrible que voy a tener que tener para el diablo y sus ángeles, porque ellos tienen que ir a un castigo duradero. Y gente de corazón honesto verá eso. Y Yo—tendré un hombre que nacerá llamado Esaú, estará y habrá uno llamado Jacob. Y Jacob no será tan bueno para comenzar, pero en su corazón él amará las cosas de Dios, así que yo escogeré a Jacob".

  41. El le vio a Ud. y supo que Ud. quería ser salvo. Así que El dijo: "La única cosa que yo puedo hacer es descender Yo mismo, y tener un hijo nacido, o un cuerpo de carne, y ser como ellos." El antídoto es que Dios mismo se convierta en pecado, para que El pudiera pagar el precio. Porque eso representaría la cosa más alta que hay para levantar al hombre de su condición perdida.

  42. Y mire, El está sobre cada Angel, cada Arcángel. Lo más alto que había, descendió aquí a la tierra y vivió entre los hombres. Y fue a la ciudad más baja en la tierra; Jericó. Y estaba tan bajo que hasta el hombre más pequeño de la ciudad tuvo que mirar hacia abajo sobre de El; Zaqueo. Y entonces, murió por los pecados del hombre. Vino en la manera de un establo, pobre. El más rico... oh, yo espero que Ud. lo vea. El más rico se convirtió en el más pobre.

  43. Aún en una noche tormentosa dijo: "Los pájaros tienen nidos, y las zorras tienen cuevas, pero Yo no tengo un lugar ni aún para recostar mi cabeza". El más alto de todos los cielos del cielo, se convirtió en el más bajo de todos los bajos. Aún la vida animal, fue privilegiada, para El, sobre de El, concerniente al confort de vida.

  44. No únicamente eso, sino en Su muerte, después de que El sufrió una muerte como ningún otro la había sufrido jamás, nunca, en el hombre había sufrido con tal corazón quebrantado hasta que Su sangre y el agua se separaron antes de Su muerte.

  45. El más pobre, del más rico al más pobre. Del más bendecido al sufrimiento más horrible. Y entonces al lado de eso, fue hacia las mismas profundidades más bajas del infierno más bajo, llevando nuestro pecado. Y tomó el final de la cuerda, o el final de la vestidura, de la sortija. Y allí se levantó en la Resurrección, y conectó eso con la otra parte de eternidad, e hizo una carretera de santidad, para que el sucio pudiera venir y ser limpio.

"A través de esa fuente llena con la Sangre, es extraída de las venas de Emanuel, donde los pecadores hundieron su cabeza debajo del flujo, perdiendo todas sus culpas".

  1. Viniendo hacia la carretera, y algún día, El Quien estuvo al principio del tiempo, deberá pararse como el antiguo del tiempo, y tirará del gran cordón del Evangelio. Y todo lo que está en esa carretera desde el principio del tiempo hasta el fin del tiempo, será levantado de gracia así como El arroje el tiempo fuera de existencia hacia una eternidad. ¿Lo ve? allí está, "El Unico y verdadero potentado, el Rey de Reyes y el Señor de Señores."

  2. ¿Cómo lo hizo El? Pre-conocimiento. El sabía, entonces El dijo que: "El fue el Cordero inmolado" entonces, si El lo fue, cuatro mil años más tarde eso sólo entró, el tiempo corrió hacia fuera. El nació, ellos hicieron con El lo que El dijo que harían, entonces El fue crucificado e inmolado. Pero correctamente: "El fue inmolado desde antes de que el mundo comenzara". Porque Dios lo vio de antemano y dijo que eso acontecería. Y cuando Dios habla, eso tiene que ser. ¿Lo entiende? Oh, Dios vio de antemano a Cristo, y eso tenía que ser. Eso es el porqué fue ya terminado. Cuando Dios dijo la Palabra, eso lo concluyó. Allí está la razón que El fue actualmente prefigurado, inmolado, cuando Dios habló la Palabra antes del mundo.

  3. ¡Note! No sólo Cristo fue inmolado para quitar el pecado, pero su nombre fue escrito en el Libro de la Vida del Cordero antes de la fundación del mundo. Dios escribió su nombre, lo asoció con el de El, antes de la fundación del mundo.

  4. Ahora, Satán hace que ellos se asusten. Ahora, ¿hace que ellos duden eso?. "Antes de que el mundo aún comenzara, Dios llamó su nombre, ustedes cristianos, y lo escribió en el Libro de la Vida del Cordero antes de la fundación del mundo". Es lo que dice la Biblia. Esa es la Palabra de Dios, El habló allá atrás, y reveló a través de Sus siervos los profetas, y nosotros estamos gozando las bendiciones de descanso, y esperando en la venida del Señor. Esperando, pacientemente, está todo concluido. ¡Oh!.

  5. No me maravillo porqué la enfermedad, dolor, la muerte, nada puede separarnos del amor de Dios que está en Cristo. Porque la fundación del mundo... El nos puso en esa grande y vieja autopista, escaló el arco iris horizontal, fue a los pináculos del principio del tiempo de nuevo, sosteniendo las vestiduras en Su mano. Y algún día dirá: "Vengan hacia arriba", nosotros quienes estamos vivos y permanecemos hasta la venida del Señor no estorbaremos a los que están muertos en la autopista, porque la trompeta de Dios sonará y los muertos en Cristo se levantarán. Y seremos arrebatados juntos para encontrarles, así como la cadena sea levantada de regreso hacia el círculo de eternidad. Y así como todas las edades se desenrollan, cantaremos Sus alabanzas.

  6. ¿Qué es lo que están haciendo allá arriba? Construyéndonos un hogar. "En la casa de Mi Padre muchas mansiones hay, si no fuera así Yo les hubiera dicho, y Yo he descendido aquí, pero voy a prepararles uno, lo voy a arreglar, y si me fuere, vendré otra vez y los tomaré a Mí Mismo". ¡Oh, El está preparando un hogar!.

  7. Cuando esto mortal golpeado, que está aquí sobre la tierra deberá... nosotros deberíamos estar separados de eso, y eso será lanzado a lo exterior de la cadena de eternidad. Y estará fuera del abismo, el cual ningún hombre puede cruzar, o alguna vez lo hizo, o hará. Y cuando este eslabón aquí, haya sido levantado a esa parte, eso que es el pavimento, la autopista santa que Dios dijo en el principio: "Donde no había nada para engañar, nada para destruir". Y el pecado causó esta burbuja. Entonces cuando esta burbuja continua hacia aquí hacia abajo para traer hacia fuera los delegados, y cuando ella es jalada juntos, para encontrar cada fin, la eternidad se enrolla hacia delante. Aquellos que son redimidos deberán caminar aquí. ¿Lo entiende?. [La congregación dice Amén.—Editor]

  8. Oh, yo deseo que pudiera cantar, me gustaría cantar ese viejo canto:

Hay un hogar hermoso más allá del mar, hay una mansión que es bendecida para usted y para mi, las torres deslumbrantes, el sol... brillará, esa mansión celestial algún día será mía.

Así que una carpa o una cabaña, ¿De qué debo preocuparme? Ellos están construyendo un palacio para mi allá, de rubíes y diamantes y plata y oro, sus cofres están llenos, sus riquezas son indecibles,

¡Oh sublime gracia, cuán dulce sonido! que salvó a un miserable como yo, una vez estuve perdido, pero ahora fui encontrado, estuve ciego pero ahora veo, (nada que yo haya hecho) fue gracia que enseñó a mi corazón a temer, fue gracia la que quitó mis temores, qué precioso apareció esa gracia, la hora que yo primero creí.

  1. Saber que no era nada que yo pudiera hacer, o que haría, o que tuviera alguna idea, o tuviera un privilegio de hacerlo. Es lo que El hizo por mí. El bajó y me redimió, me colocó en la autopista, y permaneció en el otro lado para jalar a ambos términos y unirlos, para hacer que la cadena de eternidad se extendiera hacia delante. Yo tengo un derecho a caminar en esa eternidad porque El murió en mi lugar, y quitó mis pecados. ¡Qué maravilloso!.

"... porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros..."

  1. ¿Qué es una sombra? Una sombra es el proyecto de un objeto. Usted sabe, muchas veces la gente cita el Salmo 23: "Aunque ande en la sombra oscura del Valle de Muerte". Eso está mal. Si ellos dijeran: "Aunque ande a través de la sombra". No la sombra oscura. Si fuera oscura, no tendría una sombra. Tiene que haber un cierto porcentaje de luz para proyectar una sombra.

  2. Así que la ley proveyó suficiente luz para ver la sombra de la cosa real venidera. Cristo fue representado en esa ley de la sombra.

  3. El fue representado, visto de antemano en José bajo la ley. José siendo una sombra de Cristo, amado de su padre porque él era un hombre espiritual. El vio visiones, interpretó sueños. Muy espiritual y él fue despreciado de sus hermanos. Correctamente. Cristo vio visiones del Padre, y él era un hombre espiritual, y sus hermanos lo odiaron sin causa. Y él supuestamente fue matado, y una vestidura sangrienta fue llevada ante el padre.

  4. Y ¡oh, qué hermoso!. Yo comienzo en eso y nunca entro a la lección. La vestidura, fue llevada de regreso al padre, sangrante, representando a su hijo siendo muerto; Isaac. Y hoy, la vestidura del Señor Jesús, Su vida santificada y Su sangre derramada por los pecadores se para ante Dios como un memorial de que el precio es pagado. ¿Lo ve?

  5. Y él fue vendido por casi treinta piezas de plata, así como Cristo lo fue. El fue levantado del pozo, del abismo a donde fue arrojado. Y también Cristo lo fue, tomado de la tumba. Y se sentó a la diestra de Faraón. Nadie podía ir a Faraón sin pasar primero por José. Y era hecha una proclamación cuando José venía, de que ellos iban adelante, hombres iban ante él, llamadores diciendo: Todos inclinen la rodilla, José viene". Ahora, la Biblia dice que: "Toda rodilla deberá inclinarse, y toda lengua confesará al Nombre del Señor Jesús".

  6. El podía ordenarle a los siervos de Faraón a su propio deseo, él tenía todo el poder y autoridad de Egipto dado en sus manos. Y cuando la carroza iba por la calle, todos gritaban, cada egipcio, no importa cuanto lo odiaran, ellos inclinaban su rodilla a José.

  7. Amigo pecador, algún día no importa cuanto usted quiera llamarlo fanatismo, no importa cuanto usted quiera decir que es equivocado, cuanto usted quiera deslizarse y vivir en el mundo, y despreciar a la iglesia y las cosas de Dios, algún día inclinará la rodilla quiera o no.

  8. Pero qué glorioso pudiera haber sido para aquellos que amaron a José. Cómo ellos que lo amaron, dijeron: "Oh, aquí viene el gran príncipe José". Y ellos inclinaban su rodilla y decían: "Oh José, tú salvaste nuestras vidas, estuviéramos muertos de hambre si eso...". Pero otros no apreciaban eso y decían: "Ah, tonterías". Desagradecidos. Tenemos ese tipo de gente en el mundo hoy. Usted no se da cuenta del pan que come, y que cada aire que usted respira viene de Dios. Y ellos lo adoraban.

  9. No hace mucho como cuando el Sr. Baxter era mi director. Cuando el rey de Inglaterra... cuando estabamos allí para visitar. Cuando la reina salió, una dama muy amable, con su ropa preciosa puesta, su cabello grisáceo. Y el rey sentado, estaba muy enfermo esa vez, él difícilmente podía sostenerse. El tenía un problema en el estómago y una esclerosis múltiple. Eso fue antes de que yo orara por él. Pero él difícilmente podía sostenerse. Pero aún así, la sangre real de él, él sacó ese pequeño pecho hacia fuera, y fue conducido en ese carruaje por las calles.

  10. El Sr. Baxter estaba allí parado, y cuando él pasó yo lo miré. Sus labios estaban temblando, lágrimas cayendo por sus mejillas. El puso su gran brazo alrededor de mí y dijo: "Hno. Branham". Yo le dije: "¿Si Hno. Baxter?". dijo: "Usted sabe, yo soy un canadiense". "Sí". El dijo: "El hombre quien está aquí en nuestra tierra, el rey, él y su amorosa novia y esposa están pasando por aquí. Allí es a donde yo no puedo sostener mis emociones. Tengo que rendirme".

  11. Puse mis brazos alrededor de él y le dije: "Hno. Baxter, eso es con un cristiano como usted, ¡qué será algún día glorioso cuando el Rey venga con su novia!". Si un hombre podía pensar eso cuando vio a un rey terreno que es mortal como nosotros, ¿Qué será cuando veamos al Rey de Reyes viniendo en gloria? ¡Qué glorioso tiempo será!.

  12. El fue prefigurado en José. El fue prefigurado en David, la ley prefiguró a Cristo. David... Cristo siendo el Hijo de David, y entonces cuando... Cristo estando en David, una sombra, eso hizo que David cuando fue destronado, rechazado de sus propios hermanos, no únicamente de sus hermanos sino de su propia sangre, Absalón, y sus propios hijos. Allí está, ellos despreciaron a su propio padre, y clamaron por su sangre y lo destronaron. Y él fue arriba de la colina, al Monte de las Olivas, miró hacia abajo y lloró sobre Jerusalén.

  13. Cómo es que El, Dios, prefiguró a Cristo en David. Porque cuando El fue destronado, rechazado, y sus propios delegados, Su propio pueblo, los Judíos, pidieron por su sangre. "Quiten ese hombre". El se sentó en el Monte de las Olivas y miró sobre Jerusalén y lloró diciendo: "Jerusalén, oh, Jerusalén, ¿cuántas veces quise juntarte como una gallina junta a sus polluelos, pero no quisiste?".

  14. Cristo fue prefigurado también en Melquisedec, en el sacerdocio en el capítulo 9... en el capítulo 7 de Hebreos, cómo ese Melquisedec... Abraham también lo prefiguró allá atrás, todas las cosas buenas justamente como una sombra. Y cómo ese Melquisedec en el capítulo 7 leemos de El aquí, lo leeremos sólo por un momento.

"Porque este Melquisedec, Rey de Salem, Sacerdote del Dios Altísimo, el cual salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes y le bendijo".

  1. ¡Amén! ¡Abraham!. Su sobrino Lot había resbalado, ¿Usted ve el genuino Espíritu de Cristo? Yo espero que usted lo vea. No importa cuan lejos él haya recaído, cuando él estaba en problemas aquí vino Abraham con un ejército, los aliados alrededor de él, allí en el Valle de Sodoma habían descendido y había tomado Sodoma y a su rey, y lo habían llevado allí y habían llevado a Lot con ellos.

  2. Y Abraham su tío, relación de sangre, el hijo de su hermano miró hacia abajo y vio al enemigo que se había llevado su relación de sangre. El formó un ejército de sus propios siervos y fue por él.

  3. Eso representó a Cristo. Cuando El vio la iglesia del Dios Vivo que había caído en un error del diablo, el formó una legión de ángeles y vino a la tierra para perseguir al diablo, lo venció. ¡Aleluya regó al enemigo!. Oh, como Le amamos por eso. El venció y destrozó al enemigo, y le quitó todo lo que él tenía y lo arrojó a un lado.

  4. ¿Y qué fue lo primero que ellos hicieron cuando Abraham retornó con Lot, su esposa, sus hijos, y toda su posesión triunfantemente regresando a los mismos terrenos del viejo hogar de nuevo?, él encontró a Melquisedec.

  5. Melquisedec el rey de Salem, Salem es Jerusalén. Cuando los Judíos fueron hacia Jerusalén, ellos lo llamaron "J...U...—Salem" Jerusalén, Salem, lo que significa "la Ciudad de Paz". El era el rey de... escuche. Vamos a leerlo.

"al cual así mismo dio Abraham los diezmos de todo, primeramente se interpreta Rey de Justicia...".

  1. ¿Quién era este Rey que él encontró?. Regresando con el triunfo, con la victoria, así como la iglesia hoy del Calvario.

...Y luego también Rey de Salem, que es 'Rey de paz'. Sin padre, sin madre, sin linaje, que ni tiene principio de días, ni fin de vida...

  1. ¿Quién era este Rey de Salem? "El Gran Rey de Jerusalén". No la terrenal, sino la Celestial. La Jerusalén terrena es un tipo de la Celestial. Y aquí vino el Rey de Salem, el cual es primero el Rey de Justicia, el Rey de Paz, el no tuvo ningún padre, ni madre, no tuvo principios de vida ni fin de días" Oh, sin linaje, no era otro sino Cristo mismo. A El es a quien la Iglesia le encuentra cuando se van en el aire.

  2. Y cuando Abraham le encontró le dio el diezmo de todo lo que poseía. ¿Sabe lo que ellos hicieron? Lo primero que hicieron fue sentarse. Yo me siento muy emocional. Se sentaron y rompieron el pan, y bebieron vino, y tomaron la comunión, después de que la batalla había terminado.

  3. Y la Biblia nos dice que Jesucristo hizo eso para que nosotros... "no comerán más el fruto del vino, hasta que yo lo coma de nuevo con ustedes en el Reino de Mi Padre." Eso es que cuando la última batalla sea peleada, y la victoria sea ganada, y todo sea traído de regreso al Reino de Dios, nos sentaremos en el Reino de Dios con nuestro Melquisedec, quien no tiene principio de días ni fin de años. Oh, El es la cadena interminable, El Eterno, comer la comunión con El de nuevo.

  4. Oh, qué hermoso cuadro nos da este maravilloso Antiguo Testamento a los creyentes del Nuevo Testamento. "La ley teniendo una sombra de las cosas por venir, y no..." Escuche: "La ley teniendo una sombra de los bienes venideros y no la imagen misma de las cosas". Eso era una sombra de la imagen.

  5. David gobernó sobre el mundo en la edad dorada de Israel. ¿Qué era él? La sombra. David sentándose en el trono, todo el mundo a sus pies. ¿Qué era esa sombra?. Era para mostrar algo, anunciando al Hijo de David, Quien es el Hijo de Dios, Quien es Melquisedec, "Que no tiene principio de días o fin de años, El no lo tiene". La sombra de eso, durante el Milenio, El se sentará en el trono de David y regirá todas las naciones. "La sombra de los bienes venideros".

  6. ¿Qué es hoy? Miramos y vemos la sombra, hombres y mujeres quienes profesan ser cristianos, y viven como el mundo. Ellos dicen: "Oh, yo pertenezco a la iglesia." ¿Qué diferencia hay? Es una sombra del engañador desde el Jardín del Edén, quien pretendía ser bueno, quien pretendía tener luz, quien pretendía tener sabiduría, pero era un engañador. Y esa es la manera en que hombres y mujeres hacen hoy, que claman al nombre de Jesucristo y no se apartan del pecado, haciendo sombra del castigo que recibirán con aquel que es un engañador. Jesús les dijo a aquellos fariseos religiosos: "Ustedes son de su padre el Diablo". Yo espero que usted lo encuentre. Yo espero que esto penetre realmente muy profundo. Una sombra de engaño.

  7. Entonces ¿Qué es lo hace ese genuino y fiel, un cien por ciento cristiano que ha nacido del Espíritu de Dios, cuyo nombre fue escrito en el Libro de la Vida del Cordero antes de la fundación del mundo?. Quien... venga, deje que vaya, lo que sea, ellos se sostienen en la mano incambiable de Dios. ¿Qué es lo que está en sus corazones que tienen un hambre por algo más allá?. "Porque aquellos". Dice la Biblia: "Para hacer eso, confiesan plenamente por sus testimonio, y sus vidas, que ellos están buscando una ciudad cuyo constructor y hacedor es Dios".

  8. ¿Qué es esa hambre en su corazón en esta mañana, que quiere pararse en Su Presencia? ¿Qué es esa hambre en su corazón en esta mañana que está tratando de estirarse con todo lo que está en usted?. Toda su alma y su vida están clamando por algo, hasta que usted dice: "A mi no me interesa lo que venga o vaya." ¡Oh Dios! algo en usted, mirando sobre el mundo, y las lágrimas corriendo en su corazón. "Oh, hermano perdido, ver la mujer degradada y sin moral. Y ver a los hombres bebiendo, fumando, apostando, y maldiciendo, y yendo a la iglesia. ¿Qué es lo que está en su corazón que clama: "Mi hermano perdido y extraviado?".

  9. Usted tocó algo aquí. Usted ha sido conectado con el otro extremo de la línea. Usted ha tocado un—una cadena, una autopista, que encadenó a la eternidad en el principio. Cuando su nombre fue puesto allí, y visto por ese gran atributo, o corriente del conocimiento de Dios quien miró hacia abajo y lo vio a usted venir al hogar. Y, aún así, ciego por las cosas del mundo aquí abajo, usted tiene una concepción. Cuando el Espíritu Santo corre por esta cadena de sangre, y toma su corazón, eso habla de una mejor tierra, y de un mejor lugar, y de una ciudad mejor. Por lo tanto puede decir, "Este mundo no es mi hogar, yo de pasada voy, mi tesoro está allá arriba, más allá de lo azul."

  10. Dios hablando, dejar que venga, ir, lo que pudiera ser, su corazón aún está centrado. Es una sombra, la sombra está ante usted. Eso es lo que hace la sombra. "La ley teniendo una sombra". Del Bautismo del Espíritu Santo: "La ley teniendo una sombra". Esa es la razón que El dijo en la Biblia que usted tienen que tomarla y tomar escritura con escritura, y hacer que eso acontezca. Y si eso no viene bien y esta fuera de línea, permanezca en esa manera, en esa línea de la Escritura.

  11. Ahora, la ley teniendo una sombra nunca puede hacer perfecto al adorador, nunca puede hacer al que viene perfecto; porque... Escuche el verso 2, lo veremos en los próximos cinco minutos. Mire:

"De otra manera cesarían de ofrecerse."

  1. Si la sangre de toros, cabras y ovejas y becerros; y si el sumo sacerdote fuera un orden correcto, entonces el mundo hubiera proseguido con eso. La muerte hubiera tenido que cesar bajo eso, ¿Lo ve? Vamos a hundirlo por un minuto. Si Caifás, el sumo pontífice, si la ofrenda de la vida animal hubiera perfeccionado al hombre y le hubiera dado Eterna, entonces no hubiera razón para que algo más aconteciera. Eso hubiera proseguido hacia delante. La vida Eterna se hubiera asentado y hubiera crecido hacia delante; pero allí tenía que haber una sombra del genuino cordero de Dios que estaba viniendo para quitar el pecado del mundo, lo cual había sido hablado de antemano por Dios. Y entonces los hombres y mujeres hoy, que fueron conocidos de antemano por Dios antes de la fundación del mundo, y que sus nombres fueron escritos en el Libro de la Vida del Cordero. Si ellos gritaran, muy bien; si ellos no... muy bien; si ellos hicieran esto, muy bien; si ellos no, muy bien. Porque Dios así ya lo ha dicho, eso tiene que venir a acontecer. "No es del que quiere o del que corre, sino de Dios que tiene misericordia." Es la elección de Dios, no nuestra...

  2. Ahora note: “Entonces esas ofrendas no hubieran tenido que haber cesado”, porque ellas no hubieran tenido que cesar para ser ofrecidas, ¿Por qué? Aquí es a donde vamos a entrar muy cerca ahora. Porque las escuelas están fuera del cuadro, porque el adorador... ¿Por qué? Porque... Oh, me siento como un niñito con un juguete de Navidad ahora, estoy tan feliz de esto, cómo me gustaría dárselo a la iglesia, ustedes creyentes, para que vieran lo que es la verdad, que ellas hubieran estado muy bien, y nunca hubieran cesado. Y que eso hubiera proseguido, vida Eterna.

"Porque el adorador..." Ahora, léalo conmigo: "Porque el adorador una vez... (No cada avivamiento, no cada mañana de domingo) ...Pero el adorador, limpio de una vez, no tendría más conciencia del pecado."

  1. ¿Qué? "El adorador una vez purgado..." La purga de la sangre del Cordero, una vez totalmente siendo quitada, limpia al adorador, la misma conciencia del pecado se va. Piense en eso.

  2. La palabra conciencia es la interpretación correcta que deberíamos de usar aquí. Esta es la versión de King James. En Inglaterra eso quiere decir una conciencia, aquí querría decir el "deseo." "El adorador una vez purgado" por la purgación de Cristo en el Calvario: "No tiene más deseo de pecar, las cosas viejas pasaron, todas son hechas nuevas."

  3. Usted puede cantar como un pajarillo, y aún tener odio, malicia y enojo en su cuerpo, en su alma. Usted puede gritar como no sé qué, y, aún así, tenerlo. Puede danzar en el Espíritu, podría hablar en lenguas, puede profetizar, puede predicar; cualquiera de esas cosas y aún tener malicia, envidia, enojo en su corazón. Pero cuando la genuina y verdadera pre-ordenación de la Palabra eterna de Dios, y su nombre siendo escrito allí, y la sangre siempre cubre a esa persona; los mismos pensamientos de eso; lo condena en las huellas a donde El está parado.

  4. Dice: "No me condene, yo voy a esos lugares, y no me condeno." ¿Por qué no lo hace? Usted, como un adorador negativo, nunca ha sido purgado por la sangre de Jesucristo.

  5. Y los legalistas se agarran de esta idea: "Aleluya, yo uso mis vestidos hasta acá abajo, y mis vestidos así, dejo que mi cabello crezca y yo estoy muy bien." Eso es una mentira. Y ellos apuntan a una mujer con cabello corto y con vestidos cortos y dicen: "Ella se va a ir al infierno." Yo no puedo decir eso, pero pienso que esas cosas están bien. Yo no estoy condenándolas. Pero cuando sus esperanzas eternas y salvación descansan sobre esa doctrina, usted está condenado con eso.

  6. El hombre o mujer, no importa si usted es esto o lo otro, usted viene a la fuente llena con la sangre derramada de las venas de Emanuel y deja que lo purgativo de la sangre del Señor Jesucristo purgue sus pecados. Hermano, no importará si usted puede aún tener vestidos tan largos, ustedes hombres podrían aún ni usar una camisa de manga corta o esas cosas, o lo que usted quiera; pero si aún usted tiene malicia, envidia y enojo. Usted pudiera correr, danzar, hablar en lenguas, gritar, predicar el Evangelio o cualquier cosa; pero usted está perdido hasta que esa Sangre le haya limpiado y lo haya puesto en el Amor Divino del Señor Jesucristo en su corazón y dejando las marcas de la Vida de Cristo detrás de usted. Amén.

  7. "Donde hay lenguas ellas cesarán, donde hay profecía eso fallará, donde hay conocimiento eso se desvanecerá. Pero cuando lo que es perfecto venga, lo que es en parte será quitado."

  8. Y nosotros estamos descansando hoy como legalistas en alguna cosa legal que hemos hecho. Bueno, cuando yo era un pecador, yo era un leopardo. Por más que yo trataba de renunciar a esto y a aquello, yo únicamente hacía que mis manchas se hicieran más brillantes. Yo era un hipócrita con eso, y también usted. Pero el día cuando usted vino al Calvario, a la purgación a donde el genuino Cordero...

  9. Bajo el Antiguo Testamento ellos traían un cordero, ellos salían y cometían adulterio, se enojaban y discutían y peleaban y maldecían. Y cuando ellos lo hacían, ellos traían un cordero al sumo sacerdote y decían: "Oh sacerdote de Dios." ¿Sí? "Yo maldije a mi vecino, cometí adulterio, dije una mentira, yo robé." Ponían sus manos sobre este cordero moribundo, sin una mancha. Este sacerdote lo examinaba, tenía que ser conservado para ver si eso era correcto. Ponía sus manos sobre de él y ellos le cortaban el pescuezo, y la sangre corría por sus manos y el corderito sangrando, pateando y muriendo.

  10. Y el adorador estando allí parado decía: "Sí, ese debería ser yo, pero el cordero está tomando mi lugar." Pero él salía de regreso con el mismo deseo, él volvía a hacerlo tan pronto como tenía una oportunidad. Y esa es la manera que la gente hace hoy. Ellos entran, confiesan y dicen: "Yo tengo esto, aquello o lo otro." Y salen de regreso. Y se voltean alrededor y hacen la misma cosa de nuevo. Se unen a una iglesia, y a otra, y si esta se pone un poquito problemática, bueno, ellos van a esta otra y a la otra.

  11. ¿Pero qué era la sombra? Eso era imperfecto. Eso nunca podía quitar el pecado, pero era una sombra de la genuina doble cura venidera. Y cuando Jesucristo, el Hijo de Dios, vino y murió en el Calvario; el adorador una vez poniendo sus manos sobre la cabeza del Señor Jesús y conociendo que el griterío y el lloro en la cruz, que esa muerte, que ese Vicario sufriendo, que debería pagarlo por sí mismo, en las profundidades del infierno a donde él hubiera tenido que ir. El supo que Cristo pagó eso en lugar de confesar sus pecados.

  12. ¿Entonces qué sucedió? ¿Qué hizo la diferencia? ¿Qué salió del Cordero, de la Sangre? Salió la vida. Y la célula de sangre estaba en su mano, la vida estaba circulando en el Altar, pero la vida del Cordero no podría regresar al adorador; a pesar de que él confesara que estaba equivocado, y el Cordero tomara su lugar. Porque un adorador tiene un alma, y el no podía vivir como un animal. Correcto.

  13. Pero oh Dios, amartilla ambos gatillos en la pistola, deja que ambos cañones apunten a esta iglesia, es mi oración. Pero cuando el adorador... "El que oye Mis palabras y cree en el que Me ha enviado tiene vida Eterna, el Espíritu Santo. Y no vendrá a condenación, sino pasó de muerte a vida."

  14. Cuando el adorador pone sus manos sobre la cabeza del Cordero moribundo del Calvario, y confiesa sus pecados, y Dios reconoce que eso es verdadero desde su corazón. El confía su pecado. Esa Vida circular llamado el Espíritu Santo de Jesucristo regresa hacia el adorador, y él es purgado y no tiene deseo de pecado porque él es dirigido por el Espíritu de Dios, y no por su propia vida de ahí en adelante. El cometerá errores ciertamente, pero esa Vida lo sostendrá.

  15. Vigile, vamos al verso 14, no tenemos tiempo para finalizarlo, tomemos el verso 12: Pero este... (no el Cordero) ¡Cristo!

  16. El está hablando ahora del orden del sumo pontífice. Cómo el sumo pontífice iba al templo y etc... Adoración. Cómo el adorador salía con el mismo deseo. Un hombre que viene al altar y dice: "Sí, yo no quiero irme al infierno." El predicador predicando cuan caliente está el infierno, y el altar está lleno de gente. "Oh Dios, yo no quiero ir al infierno." Pero ellos nunca permiten que eso se rinda por sí mismo. diga: "Sí Señor, no mi deseo, de aquí en adelante, sino el tuyo."

  17. Realmente se da cuenta lo que usted está haciendo. Dice: "Dios, sé misericordioso conmigo." La Sangre de Jesucristo está en sus manos entonces. No vaya usted y salga y comience a vivir la misma vida que usted tenía. Esa sangre le condenará al final en el juicio. Usted mejor tenga la Vida que está en esa Sangre para regresar a su vida de Sangre, regrese a su corazón y haga de usted un diferente cris-... Una persona diferente. "El adorador una vez purgado." Vigile aquí.

Pero este, habiendo ofrecido por los pecados un solo sacrificio (¿Cuánto tiempo?) para siempre (Esa eternidad sin cadena...) para siempre, estar sentado a la diestra de Dios (al final del camino).

  1. ¿Dónde está El? Al final del camino, ¿Se acuerda usted, el domingo antepasado, cuando prediqué e ilustré la pequeña arca de Moisés, que iba a través de los arbustos y todo lo demás? ¿Recuerda cómo ustedes ancianos comenzaron a llorar y a gritar cuando yo estaba predicándole a los niños? Tenía a todos esos pequeños ojos negros y azules sentados aquí en la fila de enfrente diciéndoles: "Si ustedes pierden su vida, ustedes la encontrarán; si ustedes conservan su vida, la perderán." ¿Recuerda eso iglesia?

  2. ¿Se recuerda cuando estaba en una ilustración, di la ilustración de esa mañana cuando Jocabed y cuando Amran, Aarón y Miriam, antes del amanecer, con sus manos en el aire diciendo: "Dios, Tú nos diste al bebé, ahora te lo estamos regresando, Tú nos lo diste, no era nuestro, era Tuyo. Tú nos lo diste, y ahora te lo regresamos." [Cinta en blanco.—Editor] "Nosotros lo conservamos, las brujas del infierno lo matarán." Esas viejas mujeres de largas narices de gancho saliendo allí y tomando su pequeña cabeza y golpeándolo en contra de la pared. Lo perderemos si lo conservamos. Pero si lo regresamos al que nos lo dio, nosotros lo conservaremos.

  3. Esa es la misma cosa en su pequeña arca en esta mañana hermano y hermana. Si usted tiene un cargo aquí, un precioso cargo que siempre hubo. Es llamada su alma. Prosiga adelante, consérvela, viva en la manera que usted quiera y usted la perderá tan cierto como estoy aquí parado. Y si usted la regresa a Dios y si rinde su voluntad, usted la guardará, usted la encontrará. Jesús así lo dijo. Recuerde.

  4. Y cuando ellos la empujaron, el tesoro de su corazón, cuando ellos lo empujaron hacia el río, los viejos cocodrilos viniendo. Puedo ver a Dios, así como dije, levantarse de Su trono.

  5. Usted sabe, hay muchas pruebas que acontecen aquí, pero hay alguien siempre mirándolas. Ellos no amaron su vida hasta la muerte.

  6. Cuando el pequeño y viejo Amran, con su único y amado hijito. La pequeña Jocabed apenas lo había amamantado en su pecho, y entonces tenía que ponerlo en el arca y empujarlo hacia los arbustos a donde los cocodrilos estaban tan gordos con esos pequeños bebés. Allí ella estaba parada, y las lágrimas corriendo por sus mejillas, Dios dijo: "Ven aquí Gabriel, ven aquí un minuto, quiero mostrarte algo, tengo a alguien que realmente cree en mí." Amén. Dios, déjeme ser ese tipo de persona que pueda decir: "Dios así lo dijo y eso es correcto." Y estar tan muerto a cualquier otra cosa hasta que eso se convierta en un bronce con sonido o un símbolo campaneando.

  7. Dijo: "Ven aquí Gabriel, todos ustedes ángeles vengan aquí, quiero mostrarles algo. ¿Ven aquel hombre allá abajo con sus manos alzadas? El me empujó a su propio bebé, Yo se lo di, y ahora él me lo está regresando; Yo veré que él lo conserve." Amén. Dijo: "Gabriel, llama a 10,000 ángeles, en órdenes de marcha, Yo los quiero a ellos allí." Gabriel sonó una pequeña trompeta, y eso cruzó los corredores de la eternidad, 10,000 ángeles armados caminaron hacia abajo.

  8. Dijo: "Fórmense arriba y abajo en el río, vean que ningún cocodrilo, ni nada más toque a uno de ellos, eso se me fue regresado." Gabriel dijo: "Señor, Capitán Principal, ¿Dónde vas a estar?" "Yo voy a estar al final de la línea, voy a recibir allí." Eso es lo mismo que El hace hoy, cuando un hombre pone su confianza en el Señor Jesús, confiesa su pecado, el Espíritu Santo, un sostén de ese hombre, y Cristo se para al final recibidor. Va a través de muchas vorágines y cocodrilos, y espantos y todo lo demás por lo que pasamos.

Por muchos peligros, trampas y pruebas, yo ya he venido. Es la gracia la que me trajo hasta aquí, es la gracia la que me llevará al hogar.

  1. ¿Quién es al final recibido? Para siempre está sentado a la diestra de Dios. Esperando lo que resta (Allá lejos al final del camino) Que sus enemigos sean puestos por estrado a sus pies.

  2. ¿Está usted listo? Aquí está. Aquí está la última vuelta a la tuerca. Aquí está el último lugar con la lampara, aquí está la última maniobra del clavo. Este es el que enlaza eternidad a eternidad. Y allí la espada de la liberación de Dios ha ido a través del corazón, y colgando sus delegados al Espíritu Santo. Aquí está, Hebreos 10:14. Escuche, no es mi Palabra, sino la Palabra de Dios, Quien la habló antes de la fundación del mundo, por eso tiene que ser así.

Porque con una sola ofrenda hizo perfectos (P-e-r-f-e-c-t-o-s) para siempre a los santificados.

  1. ¿Perfeccionados cuánto tiempo? ¿Hasta la próxima vez que usted salga y pelee con su vecino? ¿Hasta la próxima vez que usted vea a alguien, hombre o mujer, que es codicioso? ¿Hasta la próxima vez que usted vea la oportunidad de decir una gran mentira? ¿Hasta la próxima vez que usted vea a donde usted puede atrapar a alguien y alejarlo de la iglesia para que así usted pueda criticar a alguien? "El hizo perfectos para siempre a los santificados." A donde el Espíritu Santo... Usted pudiera decir algo que a veces es incorrecto. Eso es cierto Pero tan pronto como lo hace... Vea el próximo verso.

Y atestiguamos lo mismo del Espíritu Santo...

  1. Oh, yo ya no puedo predicar más. Mire. El Espíritu Santo que después que dijo: "Este es el pacto que haré con ellos. Después de aquellos días, dice el Señor, daré Mis leyes en sus corazones, y en sus almas las escribiré. Añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados e iniquidades."

  2. ¡Oh Dios! "Cada hombre que tiene esta esperanza se purifica así mismo así como Dios es puro." Oremos.

  3. Padre Celestial, te damos gracias en esta mañana por la purgación del Espíritu Santo, por la gracia del Dios vivo. Nosotros éramos pecadores, injustos, impíos, no éramos amados, sin Dios, sin esperanza, extranjeros en el mundo; y Cristo vino y tomó nuestro lugar. Por el pre-conocimiento Dios nos vio en esta condición, sabiendo que estábamos hambrientos y sedientos. No me extraña por qué Jesús dijo: "Ellos serán llenos." "No convertis en miembros" "no ellos deberán unirse," sino ellos serán llenos, hambrientos y sedientos por justicia." En otras palabras, hambrientos y sedientos. Conociendo que no podemos hacer nada en nosotros mismos, no importa lo que hagamos.

  4. El Diablo podría hacernos personificar cualquier don, podría hacernos salir y poner manos sobre los enfermos y ellos se recobrarían. Podría hacernos hablar en lenguas, podría hacernos interpretar lenguas, podría hacernos tener sabiduría, conocimiento; pero eso no es lo que se necesita. Señor, Tú dijiste: "Muchos vendrán en aquél gran día: 'Señor, Señor, ¿No he hecho estas cosas en Tu nombre?'" El dijo: "Apartaos de Mí, obradores de iniquidad, no os conozco."

  5. Oh Dios, entonces dejar que nuestras esperanzas sean construidas en nada que fuera de la Sangre de Jesús con justicia. "Cuando todo alrededor de nuestra alma se rinda, entonces El es toda nuestra esperanza y permanencia; porque en Cristo la Roca sólida yo me paro, todos los demás terrenos son arena movediza." Conocerle a El es vida, no conocer las órdenes. "Conocerle a El" la persona.

  6. Yo oro Padre, por cada pecador en el edificio hoy, que Tú le salvarás ahora, que ellos puedan sin ninguna emoción, sin ninguna contradicción del diablo, pero que puedan ellos con una verdadera y fe inadulterada, creer lo que ellos han oído predicar y aceptar el Espíritu Santo quien lo trajo, permítelo Señor, porque lo pedimos en Su nombre. Y con nuestras cabezas inclinadas.

  7. Me pregunto si hay alguien aquí en esta mañana... Ahora quiero su... Nivelado, honesto, verdadero, no importa lo que usted haya hecho, no importa cuantos comienzos usted ha hecho, o cuanto tiempo ha pertenecido a la iglesia. ¿Es usted sincero desde las profundidades de su corazón, que sabe que las cosas del mundo han pasado de usted? ¿Conocer eso, día tras día, y año tras año; eso continúa hacia delante y su ancla se agarra? Hay Alguien más allá, que prefiguró al final del camino, a donde esta gran sortija u ojal será arrojada. Hay alguien allí tocando su corazón, sabiendo que algún día usted será levando, si eso no sella su corazón hoy amigo, amigos ciudadanos, peregrinos... Pobre, pequeña manada, Dios bendiga su corazón.

  8. Veo que usted está sentado aquí, con cabello gris y hombros caídos, veo pobres muchachitos quienes quizás no han tenido comida. ¿Yo me pararía aquí y diría algo incorrecto a usted? Bueno, ¡Que eso Dios lo evite! Yo sería un... Yo tendría que inclinarme y arrepentirme antes de que aún yo predicara. Yo le amo a usted, y eso es con un amor cristiano genuino. Sea honesto ahora con el Espíritu Santo. ¿Han todas estas cosas pasado de usted, o Satán le ha engañado y usted solamente está viviendo una vida a medias? A veces piensa: "Bueno, muy bien." Y la próxima vez usted: "Bueno, yo no sé." Y las cosas suceden, y usted sabe. Y si esa es su condición entonces en esta mañana usted quiere rendirle todo a Cristo.

  9. Recuerde lo que El dijo: "El que oye Mis palabras, y cree al que me Envió, tiene ahora mismo, vida Eterna." El juicio está terminado. Desde ese tiempo en adelante la cosa estará muerta. Si usted realmente lo acepta eso se probará por sí mismo.

  10. Ahora mire, no sea engañado. ¿Recuerda usted aquí hace muchos años cuando teníamos la iglesia en orden? Estoy hablándole a usted, usted ore con las cabezas inclinadas, ¿Recuerdan cuando teníamos la iglesia en orden? Cuando un mensaje era dado en profecía, o en lenguas e interpretación, cuando lo escribíamos y lo poníamos aquí en la plataforma, y era testificado por tres hombres. Yo daba el mensaje de la plataforma. Y si eso no acontecía, usted tenía un Espíritu malo entre ustedes. Usted venía aquí y eso era arreglado.

  11. Si una persona había hecho mal, veía una hermana o hermano hacer obrar incorrectamente, ellos iban a ellos. Cuando ellos entraban a la iglesia agarrados del brazo, venían a un cuartito y decían: "Hermano, yo te he visto en el lugar incorrecto, no lo voy a decir ante la iglesia porque te amo, tú estabas equivocado. Oremos ahora." ¿Ve?

  12. Ahora, usted sea honesto consigo mismo. Si el amor de Cristo está en su corazón sobre todas las cosas, Dios les bendiga, usted está bien. Pero si no lo está, no sea engañado. Esos espíritus son engañosos como lo pueden ser. Ellos lo engañan. Eso es lo que aquel le hizo a Eva, le dijo un montón de la nueva verdad: "Oh, sí, Dios lo ha dicho." Pero hay una cosita en eso. Eso se lo que nos rompe esta mañana. Nosotros vemos el defectito en la cadena. Eso es lo que causa todo le problema.

  13. Hermano, si eso no está corriendo perfectamente con el corazón de Dios, ¿Levantará su mano ahora y dirá: "Dios, por esto, yo quiero realmente estar correcto?" Nadie verá sino yo, levante su mano. Dios le bendiga dama, ¿Alguien más? Dios le bendiga, Dios le bendiga a usted, y a usted, y a usted, usted. Dios le bendiga. Ahora, El le conoce, El conoce a cada uno de ustedes, El sabe lo que usted desea.

  14. Ahora, nuestra manera antigua (Mientras usted tiene su cabeza inclinada) es que la gente venga al altar. Eso está bien, me gusta eso. Esto no es un asunto bíblico, es solamente una doctrina de la iglesia. “Como muchos lo recibieron, les dio el poder para ser hijos e hijas de Dios”. Allí mientras usted está sentado y ha levantado su mano, una docena o más de ustedes aquí, ¿Aceptarán ahora en las profundidades de su corazón después de que dice que sintió que debería, lo hará? El mismo grupo que levantó su mano, ¿Levantaría su mano y diría: "Yo aceptaré esto ahora Hno. Branham, yo aceptaré ahora a Jesús, no importa lo que yo haya hecho, yo lo aceptaré como mi amante y mi salvador."? Dios le bendiga señor, Dios le bendiga a usted señor, Dios le bendiga a usted, Dios le bendiga dama. "Yo le aceptaré ahora a El, algo en mi corazón me está diciendo que yo quiero. Hay algo que me está diciendo que yo debo ahora mismo, este es mi día. Quizá la próxima vez estaré tan lejos." Dios le bendiga señor, Dios le bendiga hermano, Dios le bendiga a usted dama. Veo su mano. "Ahora, yo siento que debo de hacerlo."

  15. Amigos, la iglesia está enfriándose, América va a ser juzgada muy pronto, cada nación lo ha recibido. ¿Qué es lo que usted va a hacer en cien años a partir de ahora? Va a ir a algún lado. Alguna vez entre este minuto y cien años desde ahora, usted va a salir de este mundo. Sería mejor que usted estuviera seguro, no juegue con eso, la Palabra está siendo predicado por el Espíritu Santo, y es la verdad viniendo de la Palabra de Dios. Hay Alguien quien le ama.

  16. Usted no puede levantar su mano al menos que Alguien le llame para levantar su mano. Ese es el Espíritu Santo. "Nadie viene a mí si el Padre no le trae primero." Y si El le ama lo suficiente para tocar a su corazón y decir: "Sí, quiero decirte que este es el tiempo, quiero entrar, antes de que Yo tenga que sacarte de esta tierra prematuramente. Yo ahora te pediré que levantes tu mano." ¿Lo hará usted entonces?

  17. Algo más: "Yo ahora desde las profundidades de mi alma, la acepto." Ahora, yo voy a orar por usted. Dios le bendiga dama. Yo sólo siento querida hermana que esa era usted. Yo mire atrás... Por supuesto, usted se da cuenta de que yo sólo estoy unos cuantos días, unas cuantas horas antes del servicio allá, yo permanezco en mi cuarto mucho ahora orando. El servicio de sanidad... el Angel del Señor está cerca. Grandes cosas acontecerán, yo miré hacia atrás y vi "algo" parado en el cuarto, eso fue una mujer joven. Yo vi otra levantar su mano. Yo sentí un testigo de que eso era verdad. Yo pensé: "Yo haré un llamamiento más, y si esa mujer sólo levanta su mano." Y ella lo hizo, eso fue.

  18. Ahora, Dios, el Amador de nuestras almas, ¿Quiénes somos de todas maneras? Antes de que el mundo fuera aún formado, Tú conocías cada mosquito que estaría sobre la tierra, cada hormiga, cada insecto; Tú eres infinito y Tú sabías eso. En esta mañana esta gente que ha levantado sus manos, Tú lo sabías, siempre. Y Tú sabías que esta cosa acontecería, para que Tú pudieras expresar Tu amor a Tu pueblo. Tú dijiste que levantaste a Faraón y le endureciste su corazón para que pudiera mostrar Tu poder, ¡Cuánto más Tú expresarás Tu amor! Satán, ese malo quien pervierte lo correcto a lo malo, Tú lo dejas hacerlo, porque Tú puedes entonces expresar Tu amor a Tu pueblo. Oh Dios, nosotros Te amamos tanto, te apreciamos.

  19. Y oro Dios, que esta gente vivan como cristianos, una vida humilde desde este día en adelante, así como ellos te acepten. Y si hubiera otros, quizá nunca los he visto a todos ellos, posiblemente Tú nunca me los mostraste, pero Tú les has hablado; y si hay otros también bendícelos, porque te lo pedimos en el nombre de Jesucristo. Amén.

Hay una fuente llena con sangre, derramada de las venas de Emanuel y todos los pecadores se sumergieron bajo esa fuente, y perdieron todas sus culpas... (Muy despacio ahora hermana)

  1. Usted sabe, ayer el Hno. Roberson estaba con el Hno. Wood, y yo fui allí. Yo estaba esperando algunas visitas de algunos ministros, y él puso eso en un cuadro, y el cuadro era... Muchos de esos estábamos viendo, pero una cosa de ello, es cuando la iglesia estaba caminando fuera de la puerta. Y yo me vi a mi mismo venir allí, y yo miré: "Oh muchacho, lo que unos cuantos años han hecho en ti." Yo volví a mirar y eso vino a mi mente en esta mañana.

  2. Hace unos cuantos días tuvimos de esas pruebas y pecados. Y yo pienso a veces que yo he oído ese canto comenzar, verles venir aquí alrededor del altar para tomar la comunión. Yo he oído las ruedas chirrear, así como ella fue allí al cuarto llevando eso.

  3. Recuerde, la predicación de esta Palabra será un... parándose en el juicio. Y yo tendré que pararme detrás de ello, pararme allí. Yo tengo que ser un testigo de eso, yo no puedo poner eso atrás, yo ya lo he dicho. Yo tengo que permanecer con eso, eso va a encontrarme en el día del juicio, así como Dios dice en Su Palabra y yo no puedo retractarla. ¿Ve? Yo peso cada palabra primero en mi corazón y veo si puedo decirlo yo mismo, y si eso parece errado yo no lo digo, dejo que El lo diga. Y si es algo contrario, a pesar de que yo no lo creyera, yo lo diría de todas maneras porque es El. Yo quiero estar seguro, porque no quiero ningunos errores en aquel día.

  4. Usted sabe, va a estar terriblemente oscuro allá en el río en aquel día, y no va a haber nadie para ayudar, usted no va a llevar ningún dinero allí. Sus amigos estarán en la misma condición que usted, yendo hacia una oscuridad terrible. Usted tiene que cruzar. Y yo quiero estar seguro que mi boleto esté correcto. Quiero estar seguro que cuando yo Lo vea, vea la Sangre roja de mi Maestro. Entonces cuando yo después de unos momentos oiga al viejo barco silbar, entonces todo va a estar bien. Pero yo no quiero ningún problema allá entonces quiero arreglarlo ahora. Y si hubiera algún problema, yo quiero arreglarlo ahora. Yo voy a necesitar cada pedazo de gracia que pueda obtener en aquel día.

  5. Voy a ser honesto, así como un gran maestro dijo el otro día, que él no quería ser popular, él quería ser honesto. Yo me uno a su voz, yo quiero ser honesto, yo quiero decir la verdad, para que en aquel día cuando eso venga, yo oiga los gritos alrededor de la orilla, yo quiero mirar allí abajo y estar seguro.

  6. Así como los hijos hebreos cuando ellos vieron esas alas oscuras de muerte venir allí, el muchachito le dijo: "Papá, ¿Estás seguro que la sangre está sobre el dintel?" El padre miró hacia fuera y dijo: "Sí hijo, la sangre está allí." "Bueno, eso está bien entonces, estamos a salvo." ¿No está allí en esta mañana amigo? Esté seguro.

  7. Ahora, Oram May, yo sé que vienes para que se ore por ti hermana, esta pobre niñita se sentó allí en la fila como una pequeña cosa, la pequeña Shirley está sentada allí. Nosotros apenas llegamos de Arizona.

  8. Yo pienso en esos niñitos, todos ustedes los recuerdan aquí en una pequeña casita. Su pobre padre enfermo sentado junto detrás de la iglesia aquí por ellos. Recuerde esos pequeños, cómo es que todos nosotros los conocemos. Cómo la pequeña y vieja Ora May... se necesitan dos para criar una familia. Oh Dios, esta cosa horrible de divorcio y casamiento, y cómo Curtis hizo lo mejor que pudo por ellos; cuán duro trabajó él. Pero no importa lo que sea, un niño necesita el amor de una madre, alguien para amarlos; es su naturaleza para aquietar sus sentimientos.

  9. Yo soy un cazador, yo estudio la vida salvaje. Eso es... Yo salgo y la estudio. Y una vieja madre osa cuando sale en el otoño del año, ella está lista para ser de nuevo madre. Ella aleja a todos sus cachorritos, ella se queda con uno o dos. Y ella los corre; hace que ellos mismos inviernen para que así puedan acostumbrarse.

  10. Al próximo año cuando ella sale tiene dos cachorritos más, uno o dos. Ella los amamanta a través del verano y en el otoño ella los aleja. Ella tiene dos más en el próximo verano. ¿Pero qué si ella no tiene algunos bebés ese año? ¿Sabe lo que hace? Ella sale, trata de encontrar a esos cachorros, ellos están tan grandes como ella. Y si ella puede encontrarlos toma una pareja de pequeños lobos o coyotes, y aún a un bebé humano. Seguro, eso ha sido hecho. Ella toma ese bebé o a cualquier cosa y lo amamanta. Es su naturaleza, ella no puede evitarlo.

  11. Mire a la niñita con su muñeca. Bueno, ella ni aún tiene tres años de edad. Yo vi a mi pequeña Sara la otra noche, yo entré al cuarto y la puse nerviosa. Ella estaba durmiendo con su pequeña muñeca en su brazo. Yo permanecí allí y la miré y pensé: “Pobre cosita, tú sabes, no pasarán muchos años que papá se hará viejo después de lo que yo soy ahora. Encaneceré y me iré, pero eso es haciendo sombra de algún día de un pequeño bebé postrado allí, eso está en ti.” Y si usted no ama esos pequeñitos, algo más acontecerá. Si un hombre no adora a Dios, él adorará su carro, él irá a la cantina; él hará algo más. El correrá alrededor porque hay algo que tiene que tomar ese lugar.

  12. Ahora hermana, yo no quiero ser un –llevarla con emoción, pero no teniendo un cuidado de la madre correctamente algo más toma lugar. Y esta pequeña está sufriendo esta mañana de un quebrantamiento nervioso, tiene dos pequeños bebés. Ella ha cometido errores, también yo; y quién más no lo ha hecho. Yo estoy tratando de decir que hay Alguien quien nos ha perdonado. Ella levantó su mano hace un momento, y todo se ha ido. Eso vino de un corazón verdadero en el cual yo quiero creer que lo hizo. Mire lo que acontece. Cuando ella es una mujer de cabeza canosa, eso aún permanece. Eso es cierto, pero ella está nerviosa.

  13. No hay una medicina en el mundo que pueda ayudar a los nervios. Si usted toma medicina para asentar sus nervios, eso lo pondrá doblemente peor que cuando lo dejó. No hay remedio para el nerviosismo, pero yo estoy contento de que hay una cura. Usted sabe, yo he sufrido eso también. Hay una cura, no un remedio, una cura, una doble cura. En mi sermón ayer por el radio fue de “El error de liberación.” El predicador golpea tan corto de eso así como lo hizo Joash, él podía haber golpeado más.

  14. Pero mire hermano y hermana, el remedio es Cristo. O yo pudiera decir eso en el púlpito detrás de este pequeño edificio aquí... pero es tan sagrado como cualquier otro púlpito para el Evangelio, ha sido dedicado para Dios. Nosotros somos gente pobre. Pudiera ser que no tenemos un algo dorado sobre la tapa, pero el Espíritu Santo ha venido aquí y ha hecho grandes cosas por nosotros.

  15. Mi querida hermana, Dios bendiga tu corazón. Como una madre y como un niño, si aceptas lo que el Hno. Bill dice, yo te aseguro querida, que saldrás de aquí y estarás bien. Ahora, cuando levantaste tu mano hace un momento, aceptaste a Cristo. Yo quiero que... en unos cuantos minutos quiero que vengas aquí, y yo puedo probarte (Usted puede ser el juez) por la gracia de Dios y el Espíritu Santo que ahora está sentado aquí y que puede hacer que eso te deje. Eso es cierto. Yo nunca lo he visto fallar, pero si eso regresa a ti cuando te alejes de aquí (¿Ve?). Si tu lo dejas, pero si usted ya no le recibes más, no importa como te sientas, sal y di: “Jesucristo me ha sanado.”

  16. Veo que lo has soltado, Ora Mae, desde aquí a donde tú solías ser feliz, y conducir esa bicicleta y correr para arriba y para abajo por la calle, tú entonces eras feliz. No tenías los sentimientos que tienes ahora, ¿O sí? Ahora, tú has venido aquí, y es porque no había nada para que te sostuvieras, querida. Tú veniste aquí. Pero ahora tienes que creer que tú estás aquí, y creerlo, y la fe sin obras es muerta. Si tú lo crees, entonces actúas como que estás aquí arriba, y Dios te levantará aquí mismo arriba de nuevo.

  17. Ahí está tu tía Meda sentada atrás. Ella tenía la misma cosa, yo tenía la misma cosa; yo sé lo que es, pero Dios es la cura. ¿Vas a creer en esta mañana Ora Mae? No vengas aquí. ¿Alguno del resto de ustedes enfermos, quiere ser ungido? Muy bien. Inclinemos nuestras cabezas por un momento.

  18. Iglesia, todos ustedes conocen a Curtis, ustedes conocen ahora a Mae, sólo al mirarla, usted puede ver que algo ha acontecido. Ella está preocupada y triste. Ora Mae, este es un tiempo de asentamiento. Yo quiero preguntarte algo, muchas veces Ora, tú dijiste: “Si yo pudiera encontrar sólo un lugar para comenzar, si pudiera sólo comenzar a este tiempo para sentirme mejor, creo que yo podría ayudarme a mí misma al salir.” Vea, eso es cierto, ¿O no? Bueno, tú estás en el lugar ahora, tú estás en el mejor lugar del mundo; en el altar a donde está la única Persona en el mundo que puede ayudarte. Ese es Dios. Quiero que inclinen sus cabezas y que todos se unan conmigo en oración.

  19. Querido Padre Celestial, así como esta niñita, su vida es tan corta. Ahora, ella es una madre joven. Yo supe hace un momento cuando ella levantó su mano que cada pecado fue quitado. Dios, yo... Tu Biblia es un testigo de eso, Tú lo hablaste del Cielo: “él que creyera lo recibiría.”

  20. Ahora, ella tiene una lucha terrible delante de ella, Señor. Y Satán le daría guerra tomando esos bebés, y ponerla en un manicomio para golpear su cabeza contra la pared. Pero ella vino al lugar correcto hoy, al altar. Ella vino a la casa del Dios vivo, ella se para aquí sola en el altar; pero no sola, los ángeles de Dios están acampando alrededor. El Espíritu Santo también está cerca, y ella es una testigo de ver muchas cosas sucediendo y saber que Tú eres Dios.

  21. Y yo oro con todo mi corazón, con toda mi alma en este día, que Tú le ayudes ahora. Ahora Padre, estoy tomando desde este altar para estar aquí en este lugar sagrado a donde el Espíritu Santo está haciendo sombra y es llamado el aceite de oliva, el aceite de la unción, el aceite para ungir. Esto es de acuerdo a Tu especificación, el aceite de las olivas de las ramas. Y ahora, así como yo voy adelante a ungir a mi hermana con este aceite, Tú dijiste: “La oración de fe salvará al enfermo.” Después de predicar el Evangelio sabiendo que este gran servicio viene, que Tu voluntad sea hecha aquí en Indianapolis, donde muchos neuróticos, sordos, mudos, ciegos y todos se pararán ahí. Oh, nosotros no tememos nada. Tú lo hablaste antes de que el mundo comenzara. Tenemos un toque del Cielo más allá, que nos dice que es la verdad.

  22. Vamos ahora adelante a retar ese Diablo. Nuestro pueblo está en problemas. Así como lo fue Lot en el sermón de esta mañana, que Abraham fue a rescatarlo. Satán, venimos detrás de ti en esta mañana. Nuestra hermanita que ha sido tomada está en problemas, y venimos detrás de ti con este aceite de la unción y con el bautismo del Espíritu Santo, con la Palabra divina de Dios y el Evangelio. Vamos a poner las manos sobre ella en el nombre de Jesucristo y te arrojamos de ella. Jesús así lo dijo y eso no puede fallar. Dijo: “En Mi nombre echarán fuera demonios.” Y tú eres nuestro Diablo. En obediencias y mandamientos te arrojamos fuera... vencidos... yéndose... La Sangre de Jesucristo... hoy ella viene pura, santa... nuestro Dios, por la confesión de sus pecados... de este Evangelio arrojamos este nerviosismo. Sí, pero tú no puedes... a ella... Apelamos a la Sangre entre ella y... se para como un mediador y ahora tú deja la niña. Déjala ir libre desde este día en adelante, que ella sea feliz... Esos bebitos estando allí y su esposo que pudiera también venir y ser un cristiano... y este círculo sea roto más allá. Deja que su madre o su padre y todos ellos... Oh Dios, permite esto. Que ella pueda ser libre desde esta hora. Nosotros te declaramos libres... perfecto amor de... Y la Biblia y la muerte, entierro, resurrección de Cristo a través de Su sangre y el Espíritu Santo, la traemos a... a través del nombre de Jesucristo... ¿Se siente usted bien? [Cinta en blanco.—Editor] Eso lo hace sentirse mejor. Ahora, cuando salga de aquí, salga para... Ora Mae de nuevo, únicamente una nueva Ora Mae; Ora, una niña feliz en Cristo, y todo eso se habrá ido. Regresa aquí después de un año y di: “Hno. Bill, ¿Recuerda usted la mañana cuando oró por mí aquí en el altar, que todo eso se asentó...?” Alabado sea el Señor. Inclinemos de nuevo nuestras cabezas.

  23. Nuestro Padre Celestial, en obediencia a la comisión de nuestro Señor y Salvador, Jesucristo, Te amamos hoy con un amor puro, santo e inalterado. Deja que Tu bondad y misericordia descanse sobre cada uno de ellos. Te damos gracias por los extraños en nuestras puertas. Y oramos que Tú le bendigas a cada uno. Bendice a nuestro querido hermano pastor, el Hno. Neville, quien se para con nosotros en las manceras del Evangelio, no atado con el mundo, sino unido con Cristo, toda el arreo de Dios puesto, jalando la vieja carreta del Evangelio y prosiguiendo. Unidos juntos como compañeros ciudadanos y siervos de Dios... Bendice a los diáconos, a los síndicos, al tesorero, a todos los que están aquí, a todos los miembros, a los laicos, a los extraños.

  24. Dios, hay unos servicios viniendo allá en Indianapolis. Dios, no soy digno de ser bendecido, pero Tú bendecirás a la gente a través de la predicación de la Palabra. No dudo que cientos se pararán. También úngelos... en el nombre de Jesucristo de Tú le ayudarás y le quitarás su problema, así como pongo mis manos sobre ella a través de Jesús... Ahora Padre Celestial, permite que Tu misericordia sea extendida para ella en el nombre de Cristo.

  25. Y ahora, con nuestras cabezas inclinadas me pregunto si hubiera alguien aquí que quisiera venir al altar. ¿Quiere venir a arrodillarse para una palabra de oración de que ha aceptado a Cristo. Yo siento como que a usted le gustaría que se orara un poquito después de la visitación del Espíritu Santo. ¿No se siente usted realmente bien por eso? ¿No se siente usted bien? Venga aquí Hno. Neville.

  26. ¿A cuántos les gustaría levantar sus manos y decir: “Me gustaría venir al altar para una pequeña oración.” ¿Levantaría su mano ahora? “Me gustaría sólo purgarme a mí mismo un poquito.” Oh, Dios le bendiga, muy bien.

  27. Ahora vea, nuestro Hno. Neville, creo que lo he notado en todo su caminar, y ha sido un genuino hombre, yo lo veo él mismo cada día. Ya sea si la batalla está yendo bien o mal, el Hno. Neville permanece el mismo. Yo le doy a Dios gracias por eso. El Hno. Neville no podría hacerlo en sí mismo, necesita Dios hacerlo. Y yo estoy contento de que este montón de ovejas tengan un pastor como el Hno. Neville. Oro que el Espíritu Santo le ayude y le bendiga. Yo lo amo, y amo su pueblo, y a todos ustedes. Nosotros amamos y oramos que Dios le bendiga.

  28. Pero ahora, mientras inclinan sus cabezas de nuevo, yo voy a pedir a aquellos quienes les gustaría que se orara por ellos, que quieran arrodillarse y purgarse a sí mismos y venir humildemente al altar.

  29. A

     

     

    B

    hora Hno. Neville, usted ore por ellos si quiere. Quiero que esté aquí, y cada uno ore, usted venga al altar.



















Perfección

Este mensaje es una predicación directa del Hno. William Marrion Branham y fue grabada inicialmente en cinta con la voz del Profeta de esta Edad, y de allí traducida al español por Fondo para Alcance Misionero, lo más fiel posible a la cinta original, y apegándose lo mejor posible a nuestro idioma, y a la forma de expresarse del Mensajero. Cualquier error en la impresión no es intencional. Esta obra de traducción es sólo para ayudar a que el Mensaje de este día final sea traducido e impreso lo más posible, y llegue a la simiente predestinada.

Estos Mensajes están siendo impresos gracias a los esfuerzos de algunos creyentes de este Mensaje.

Si alguno desea reimprimir o copiar estos mensajes, por favor no quite estos datos y este logotipo, ya que somos responsables de esta traducción. Le agradeceremos nos comunique, y de ser posible le enviaremos el máster original.

Traducido y Editado en México por:

FONDO PARA ALCANCE MISIONERO

TABERNACULO EL OLIVO

Hno. Julián Córdova Cervantes

Capulín Nº27 Col. El Olivo. Tlalnepantla, Edo. De México.

C.P.54110. MEXICO.

Publicado en 1998

 

Repost 0
Published by SANN777 - en religion
Comenta este artículo
13 septiembre 2010 1 13 /09 /septiembre /2010 08:16

 

 

Spanish

The Oddball

64-0531

 

 

Sermones

Por el

Rev. W.M. Branham

...en los días de la voz...” Apoc.10:7

EL PÁJARO RARO

En Prescott, Arizona, E.U.A.

En 31 de mayo de 1964

Introducción

El notable ministerio de William Marrion Branham fue la respuesta

del Espíritu Santo hacia las profecías de las Escrituras en Malaquías

4:5,6; Lucas 17:30 y Apocalipsis 10:7. Este ministerio en todo el

mundo ha sido la culminación de la obra del Espíritu Santo en estos

últimos días. Este ministerio fue declarado en las Escrituras para

preparar el pueblo para la segunda venida de Jesucristo.

Rogamos que la palabra impresa sea escrita en su corazón mientras

que ora, y lee este mensaje.

Versiones de audio y transcritos de más de 1,100 sermones que

fueron predicados por William Branham están disponibles para ser

descargados e imprimidos en muchos idiomas en este sitio:

www.messagehub.info

Esta labor puede ser copiada y distribuida siempre y cuando sea

copiada completamente y que sea distribuida gratuitamente sin costo

alguno.

20 EL PÁJARO RARO

este servicio y sobre los servicios que habrán de seguir. Y que todos

vivamos de tal manera en esta vida, que en la vida por venir tengamos

Vida Eterna, en aquella gran edad que está por venir, allá en aquel

gran reinado Milenial donde le veremos y contemplaremos Su rostro,

y le veamos a Él. Te lo pido en el Nombre de Jesús. Amén.

109 Dios les bendiga, mi gente. Lamento mucho que haya tomado

también un texto como ese, (¿ven?), algo tan tosco. Pero Uds.

entienden lo que quise decir. ¿Ven? Así que, cuando alguien les diga

que son raros, Uds. saben por qué lo son, ¿no es así?

Dios le bendiga, Hermano Leo.

1

EL PÁJARO RARO

Oremos. Señor Jesús, que cuando salgamos esta mañana, podamos

decir que nuestros corazones ardían dentro de nosotros, porque Él nos

ha hablado por el camino. Te agradecemos por esta grandiosa

oportunidad que—que ha sido, que se nos ha presentado de poder

reunirnos aquí con estas personas, Tus hijos, y de disfrutar de estos

momentos de compañerismo. Y rogamos, Padre Celestial, que Tus

bendiciones reposen sobre nosotros mientras viajamos a diferentes

lugares y conocemos a otros.

2 Te agradecemos por cada testimonio de esta atmósfera cristiana tan

fina aquí esta mañana, y por todos estos que han estado por mucho

tiempo en este camino, y por este joven que acaba de cruzar el Jordán,

para ver lo que verdaderamente significa vivir. Todos nosotros

podemos apreciar eso, Señor, al saber que una vez nosotros también

nos encontrábamos en el otro lado. Pero ahora no más de la vida

vieja. Está—está solamente… Está allá en Egipto.

3 Te rogamos ahora que bendigas nuestro compañerismo unido

mientras leemos Tu Palabra, y habla unas cuantas palabras, de esta

gran Palabra de Dios en la que todos nosotros creemos. Y bendícela

en nuestros corazones ahora, para continuar el servicio. Lo pedimos

en el Nombre de Jesucristo. Amén.

4 Hermano Leo, Hermano Gene y peregrinos, yo—yo considero esto

uno de los más grandes privilegios que he tenido, al venir aquí para

ver por mí mismo lo que Uds. tienen aquí en estos terrenos. Es un…

He sido bendecido al cruzar el pequeño arroyo allí, y ver este terreno.

Y yo…

Una vez, cuando el Hermano Leo grababa las cintas, le dije que

seguramente había algo mayor en la vida para él que grabar cintas. Y,

desde luego, grabar cintas es algo que debemos hacer, porque nos ha

bendecido, pero hay algo más. Todos nosotros estamos hechos para

hacer cosas diferentes.

5 Y al venir aquí en esta mañana y mirar, esta pequeña Jerusalén tan

fina situada aquí, una pequeña, lo que llamé Gosén, creo yo, cuando

llegamos esta mañana. Recuerden que Gosén fue uno de los lugares

2 EL PÁJARO RARO

donde ellos adoraban, uno de los lugares donde fue colocada la

tienda. Y al encontrar a viejos amigos, y—y nuevos, y el tener este

tiempo asignado a nosotros, yo simplemente… Parece como que—

que uno sencillamente no quiere irse. Hay algo que quiere retenerlo a

uno. Entiendo el por qué Uds. quisieran quedarse aquí. ¿Ven? Es algo

que lo agarra a uno.

6 No creo que yo haya estado en una adoración y compañerismo más

dulce, así como estos cantos y demás, a tal punto que me senté allí y

mordí mis labios y sacudí mis pies, tratando de aguantarme para no

gritar, cuando escuché esas alabanzas antiguas siendo cantadas en la

manera en que pienso que deberían ser cantadas, y que son cantadas

en el Espíritu. Ahora, eso es lo que nosotros—nosotros… Pablo dijo:

“Si canto, cantaré en el Espíritu”. Ahora, yo no puedo imaginar al

Espíritu como estar gritando a lo máximo de nuestra voz. Yo—yo

pienso que el Espíritu de Cristo es amor, y ternura, y paz, eso—eso

trae algo a nuestras almas, eso nos alimenta. Yo pienso que allí, así es

como debieran cantarse esas alabanzas.

7 Y al estar aquí con Uds., un pueblo dedicado a una causa, la causa

de Cristo; sencillamente hay muchas cosas que yo pudiera—pudiera

decir, que el tiempo no me lo permitiría. Yo—yo vine para… Pensé:

“Bueno, iré a visitar al Hermano Leo y a la iglesia allá, y la porción

del Cuerpo de Cristo que está esperando por—por Su Venida, y una

parte de la Novia que está peregrinando aquí”.

8 Y cómo es que Uds. se han apartado de las cosas del mundo, y—y

vinieron aquí para vivir de esta manera. Yo estaba pensando, aun el

pequeño arroyo, Uds. ya están de este lado del Jordán, Uds.—Uds.

están en la—la tierra aquí. Uds. han—Uds. han venido en un éxodo,

saliendo del mundo, para entrar a un lugar donde pueden congregarse

y—y adorar a Dios, realmente conforme a lo que les dicta su

consciencia.

9 Y eso es lo que nosotros creemos, como una democracia, como una

nación. Nosotros creemos esta misma cosa, que todo hombre puede

adorar. Y es una lástima que no tengamos más como esto. ¿Ven?

Correcto. Donde el mundo estuviera en su lugar. Y que el pueblo de

Dios esté en su lugar, donde podemos tener esto.

10 Y ciertamente tengo… Si—si yo dijera “amén” y saliera por la

19

venir aquí. Con razón, al ver a ese hombre que ni siquiera es un

pariente de ella, pero solamente muy interesado, al grado que le han

preparado un remolque habitable para que ella estuviera contenta.

Vemos, Señor, que la rosca funciona perfectamente. Entrar a ese

hogar, y ver a alguien que realmente podría ser refunfuñona, y—y

molesta, y antipática, por cuanto no tienen la libertad de andar

corriendo y bailando y—y portándose mal como muchas mujeres.

Pero ella está contenta de estar aquí con los de su clase, y de estar

aquí con la Palabra de Dios, donde Ella puede ser predicada, sin

añadírsele credos, sólo la Palabra de Dios pura y sin adulteración,

para adorar en Espíritu. Venir a un lugar como este, es un pequeño

remolque habitable donde nos reunimos. Es la iglesia. “Donde

estuvieren dos o tres reunidos, allí estoy Yo en medio de ellos”.

Nosotros sabemos que Tú estás aquí, Señor, y Te adoramos y Te

alabamos.

105 Te ruego Dios, que Tú mantengas la enfermedad alejada de ellos.

Mantén al enemigo al otro lado del río. Que este gran éxodo, tal vez

sea en una forma menor, pero, Señor, algún día va a crecer. Y ruego

Señor, que este pequeño éxodo aquí, que Tú—Tú seas con ellos así

como hiciste con Moisés y aquellos, cuando cruzaron el—el Jordán,

y, Josué, cuando él entró a la tierra prometida.

106 Y Te ruego que los ayudes, Señor, y mantengas sus corazones

genuinos, fieles a Ti. Y bendíceles mientras ellos enseñan la Palabra.

Y que ellos vivan vidas largas y felices. Y algún día, si aún estamos

por aquí, Señor, viviendo en la tierra cuando Tú vengas, que venga

una aclamación de este lado del río allí, y la Iglesia suba. Concédelo

Señor. Porque alguien no fue… fue lo suficiente necio para el mundo,

de llegar a ser un loco, para mantenerlo unido, Señor, hasta que Tú

vengas.

107 Entonces, así como Juan de la antigüedad, de los días pasados. Así

como cantaron las damitas y ellos: “Nos hemos separado”. Y cómo es

que él tenía que estar solo. Pero, cuando él lo hizo, la iglesita que él

había reunido… Cuando Él vio a Jesús, él dijo: “Mi trabajo ha

terminado. Él crece y yo menguo”.

108 Padre, yo Te ruego que siempre nos mantengas felices y

saludables. Que podamos reunirnos muchas veces más, sobre la tierra,

amándote y sirviéndote. Que Tus Divinas bendiciones reposen sobre

18 EL PÁJARO RARO

eran diferentes, “¿qué les sucedió” a Uds.? Yo simplemente escogí

esta cosita para hablarles a Uds. en esta mañana. ¿Ven? Seguro, Uds.

son unos locos. Correcto. Pero yo estoy contento de ser uno. Pero si

no estoy bien ajustado con esta Palabra, entonces soy “chatarra”.

¿Ven? Yo seré un loco por Cristo. Sí.

100 Yo recibo cartas de mucha de su gente. Algunos de ellos pasan y

dicen: ¿Sabe Ud. qué sucedió?”

“¿Qué?”.

101 “Esta persona rara”, ajá, “fulano de tal, fue allá e hizo esto y

aquello”.

Yo dije: “Espere un momento”.

102 Depende en qué Ud. esté enroscado. ¿Ven? Así que, que el Señor

Jesucristo, el Pastor del rebaño, mantenga siempre sus corazones

enroscados en Él, que, cuando el gran Pastor aparezca, nosotros

aparezcamos con Él.

¿Podemos orar?

103 Padre celestial, en vista de que el tiempo se ha terminado, yo

simplemente me di prisa. Un grupo de cristianos tan adorables y

dulces. Y un texto tan tosco; pero en el cuarto el otro día, meditaba en

lo que veía en las cartas, y en lo que oía a la gente decir. Cuando yo…

Tus siervos aquí me pidieron que viniera a visitarlos, y a tener

compañerismo con el pequeño rebaño. Este texto tan tosco con

respecto a ser un loco, yo pensé que usaría eso, para hacerles que

entendieran la idea. Para que ellos—ellos entendieran también lo que

yo pienso. Nosotros, al igual que Pablo, nos hemos convertido en

unos necios [o locos], para el mundo. Pero sin embargo, Señor,

queremos estar tan ajustados a Ti y a Tu Palabra, para que, cuando

suceda el Rapto, queramos—queramos nosotros estar en él, Señor.

Así que ayúdanos a que nuestros corazones estén siempre unidos y

enlazados en el amor de Cristo.

104 Bendice al Hermano Leo, al Hermano Gene, al Hermano Daulton,

y a todos estos hombres tan finos y a estas mujeres tan adorables que

están aquí. Al oír sus testimonios, felices, felices, contentos. Entrar al

cuarto allí, donde hay una que está paralizada, ¡y ver las sonrisas!

Con razón nuestro Hermano Leo dijo que es como un poco de sol, el

3

puerta, diría que para mí vale la pena conducir hasta acá, o—o incluso

hacer que mis hijos vinieran aquí, para—para sentarse bajo una

atmósfera como ésta. Porque es siempre la atmósfera la que produce

los resultados.

11 Uds. pueden colocar una semilla allá en la tierra. No importa

cuánto esa semilla esté germinada, y la pongan allí, tiene que tener

una atmósfera para que la haga vivir. ¿Ven? Ese sol tiene que llegar a

cierta fuerza, antes de que pueda llevarla a cierta atmósfera. Un huevo

tiene que tener una atmósfera, o no saldrá del cascarón. No importa

qué tan fértil esté, tiene que tener esa atmósfera.

12 Y pienso que en un grupo así, cristianos salen del cascarón, nacen

en una atmósfera como esta. No importa adonde yo vaya a visitar, el

mundo frío, los campos misioneros y demás, yo aún pudiera cerrar

mis ojos y pensar en esta atmósfera.

13 Esto me hace recordar de cuando era apenas un muchacho

predicador y estaba empezando a salir. Teníamos grupitos que se

reunían de casa en casa. Nosotros también nos separamos de las cosas

del mundo. Eso fue lo que hizo mi corazón de la manera que es hoy,

enamorado de Cristo, donde podemos habitar juntos.

14 Creo que la Biblia dice: “Cuan delicioso es habitar los hermanos

juntos en armonía. Es como el aceite para ungir que estaba en la barba

de Aarón, que bajaba hasta el borde de sus vestiduras”.

15 Y se podría decir mucho. Yo—yo… Tal vez el Espíritu Santo se lo

interprete a Uds., después de que yo me haya ido, lo que es. Desearía

poder quedarme toda la tarde, y simplemente olvidarme de las

comidas y de todo lo demás, sólo sentarme aquí y escucharlos a Uds.

cantar. ¿Ven? Escucharlos cantar, hablar, y testificar. Eso significa

tanto.

16 Mi hija se gradúa esta noche. O, sólo es el servicio de despedida,

esta noche, y tengo que regresar rápido. Yo no sabía que este iba a ser

el servicio de despedida, hasta apenas anoche. He estado un poco

ocupado, y no me había percatado.

17 Al conversar con el Hermano Leo y con el Hermano Gene, cuando

ellos vinieron a verme, yo había anhelado la hora de estar aquí, en

verdad pensando. Oigo a las personas decir: “Pues, ellos tienen un

terreno hermoso donde instalan remolques habitables. Ellos están en

4 EL PÁJARO RARO

un lado, y el mundo está en el otro. Y de este lado todo lo que hay son

vidas consagradas y demás”.

18 Pensé: “Me gustaría ver eso. Quisiera ver lo que es realmente”. Y

todos Uds. son bendecidos al estar aquí.

19 Deseo leer un solo versículo de la Biblia. Y pienso que el sólo leer

este versículo bastará para hacer el servicio completo. Pero al venir

aquí, tenía unos pocos comentarios que pensé en traer. No me llevará

sino apenas unos cuantos minutos. Y entonces me gustaría traer estos

comentarios para lo que—lo que siento ahora. En el Libro de

Segunda de Corintios, el capítulo 12, y el versículo 11, me gustaría

leer esto. Pablo hablando.

Me he hecho un necio al gloriarme; vosotros me obligasteis a ello,

pues yo debía ser alabado por vosotros; porque en nada he sido

menos que aquellos grandes apóstoles, aunque nada soy.

20 Me gustaría, si es que llamara esto un texto… Yo—yo creo que el

Espíritu Santo está entre nosotros. Y nosotros, no sería sólo por leer

una Escritura. Él, de eso es que Él vive. Y toda Palabra es dada por

inspiración, y es apropiada para el tiempo. Ella nunca termina. Es

como una cadena. Sigue adelante. Nunca termina, la Escritura.

21 Y pensé, mientras leía esto, y pensaba en este lugarcito aquí, esto

me vino a la mente, Pablo diciendo: “Me he hecho un necio”. ¿Ven?

Ahora, esa es una cosa muy extraña para que lo diga un apóstol. “Me

he hecho un necio”. Ahora, un necio es una persona que realmente no

está en su mente cabal. ¿Y cómo diría este apóstol una cosa como

esta: “Me he hecho un necio”?

22 Y entonces, al pensar en--en este grupo, sin duda que a los ojos de

la gente del otro lado, Uds. se han vuelto unos necios [o locos]. Uds.

se han vuelto lo que nosotros llamaríamos hoy: El Pájaro Raro. Sin

duda que la gente piensa eso de Uds. Y recuerden que en el otro lado

ellos también son pájaros raros. ¿Ven?

23 Así que—así que Uds. tienen que ser locos para alguien, y yo

prefiero ser un loco por Cristo. ¿Ven? Yo sería un… Dios dijo que Su

pueblo era “un pueblo peculiar, raro; escogido, elegido, un sacerdocio

real, ofreciendo sacrificios espirituales a Dios, es decir, los frutos de

nuestros labios, dando alabanza a Su Nombre”.

17

a esa persona con un mensaje, que—que para esa iglesia a la que ellas

pertenecen es una locura, él se convierte en un loco. Pero fíjense, la

cosa es que Ella encaja perfectamente. Cuando se les habla con

respecto al cabello largo, y lucir como una dama, vestirse como una

dama, y comportarse como una dama… En vez de pararse aquí como

estas jovencitas en esta mañana…

95 Yo estaba observando a una muchachita allí, sus ojos se veían

celestiales. [Espacio en blanco en la cinta.—Ed.]… vidriosos,

mientras ella levantaba la mirada así, cantando, algo en su corazón.

Las observaba aquí, mientras esas jovencitas cantaban. Yo pensé:

“¡Oh Dios! Pues, ¿qué si—si una estrella de Hollywood pudiera—

pudiera tener eso en su corazón? Serían igual”. ¿Ven? Pero ¿qué es?

¿Por qué se fueron ellas en esa dirección? Ud. no podría sacar una de

esas muchachas de Hollywood. Aunque le diera diez mil dólares al

día, ella no iría. ¿Por qué? Ella es de rosca diferente. Esa es la pura

verdad. Ella es de rosca diferente. Correcto.

96 Uds. no podrían jalar a Leo, a Gene y a ellos hacia alguna

organización. ¿Por qué? No podrían jalaros a Uds. para convertirlos

en uno. ¿Por qué? Uds. tienen roscas distintas. ¿Ven? Así que si Ud.

tiene roscas, ¡tiene que haber una tuerca en algún lado!.... ¿ven?,

para—para mantener eso unido. ¿No es correcto? ¿Ven? Entonces ya

está completo.

97 “Gracias a Dios”, como dijo el Holandesito: “por las tuercas. Si

Ud. las quita, se convierte en un montón de chatarra”.

98 ¿Qué tienen Uds.? Un montón de denominacionalismo, un montón

de formalismo frío, nada de Cristo en ello en lo absoluto, nada de

Palabra en ello en lo absoluto, sólo un montón de credos, y así por el

estilo. Y ¿qué tienen Uds.? Sáquenle la tuerca y lo que tendrán será

un montón de chatarra, (correcto), nada más que leña, algo que está

esperando que vengan las llamas y los castigos de Dios, para juzgar y

quemar, algún día.

99 Así que estoy muy agradecido en esta mañana de encajar

perfectamente, aquí arriba, (¿ven?), donde uno pudiera ser una

persona rara de este lado del río. Incluso alguien de su familia

pudieran pensar que Ud. es raro. Yo sé que ellos piensan que es así.

He recibido cartas de ellos, (¿ven?), que decían que Uds. eran raros,

16 EL PÁJARO RARO

decirlo, desde luego. Pero este, este pensamiento, para Uds.

90 Me fijé en este grupito de damas tan fino que cantó allá, hace unos

momentos. Oigan, ojalá tuviera yo esa canción. Grábenme eso en una

cinta, ¿quieren?, estas canciones. Cuando todas Uds. canten aquí,

graben una canción, en algún momento. Yo les pagaré la cinta. ¿Ven?

Me gustaría tenerla. ¿Ven? Eso fue hermoso, esa adoración

verdaderamente dulce de esa manera.

91 Ahora, saben, había una—una… Las jóvenes, las mujeres de hoy,

ellas, Crist-… Lo que supuestamente se llama cristianas, la mujeres

que—que asisten a la iglesia, ellas—ellas querían algo que—que—

que las satisficiera. Ellas sabían que ellas—ellas no lo estaban

obteniendo, con sólo asistir a la iglesia. Pero ellas querían mantener

su testimonio a pesar de todo. ¿Ven? Ellas querían mantener su

testimonio: “Yo soy metodista, bautista. Soy cristiana, ¿lo ven?”.

Ellas querían despojarse de su ropa. Ellas querían usar pantalones

cortos y bikinis, o como les llamen, y todo lo que ellas pudieran ver.

Ellas, ellas querían hacer estas cosas. Ellas querían tener un corte de

pelo como los hombres, y—y—y hacer estas cosas.

92 Así que ellas—ellas querían hacer eso. ¿Ven? Y, sin embargo,

¿alguna vez pensaron Uds. por qué ellas lo hicieron? Jesús dijo: “Esos

dos espíritus serían tan parecidos, que engañarían a los Escogidos”.

Eso tiene que cumplirse. ¿Ven? ¿Ven? Así que, ellas querían hacerlo.

Ellas no obtuvieron…

93 Un—un humano tiene que adorar. Ud. tiene que adorar algo. Ud.,

eso sencillamente está en Ud., adorar. Así que un humano tiene que

adorar algo. Ellos no tenían adoración en su iglesia y entonces Dios

les levantó a un loco: Elvis Presley, Pat Boone. Ellos aún mantienen

su testimonio. Elvis Presley, un pentecostal. Pat Boone, uno de la

iglesia de Cristo. Vean, absolutamente unos locos, para así cumplir

las Palabras de Jesús aquí: “Serían tan parecidos que engañarían a los

mismos escogidos, si fuere posible”. Aún mantienen, cantan himnos

el domingo y bailan Rock-and-roll el lunes. ¿Ven? Para nosotros, eso

es—eso es una locura. ¿Ven? Verdaderamente que lo es.

94 Ahora, pero, vean Uds., allí Él tenía a unas mujeres finas, también,

que querían comportarse como damas. Ellas tenían decencia en ellas.

Ellas querían ser lo que Cristo quiere que ellas sean. Así que Él envía

5

24 Hace algún tiempo… Este pequeño sentido del humor, espero que

no rompa el espíritu tan fino que hay aquí. Acaba de venirme a la

mente. Un hermano llamado Troy, de los Hombres de Negocio del

Evangelio Completo, estaba contando al respecto. Yo estaba

pensando en esto, para beneficio de este cantante joven aquí, que

acaba de venir al Señor. Cuando él—el estaba trabajando en un…

25 Él es carnicero, y estaba trabajando en una carnicería. Y—y este

que estaba allí era un alemán, y él continuamente le habla acerca del

Señor. Y este alemán no sabía hablar inglés muy bien. Así que él—él

dijo: “Pues, ven a la reunión”. Dijo: “Tú necesitas el bautismo del

Espíritu Santo”.

26 Así que este holandés quería que él supiera que él era luterano,

¿ven Uds.?, él estaba—él estaba bien. Él era un…

“Bueno, ven a visitarnos en alguna ocasión”.

27 Y entonces se encontraron con un—un montón de, quizás, pájaros

raros, también, como nosotros lo llamamos. ¿Ven Uds.? Y esa noche

este hombre alemán recibió el bautismo del Espíritu Santo. Y al día

siguiente él estaba cortando carne, y hablando en lenguas y cantando.

Él estaba disfrutando de un verdadero jubileo.

28 Y entonces, al poco rato, el jefe de la fabrica pasó por allí y le dijo:

“Henry”, dijo: “¿Qué te sucede?”.

Él dijo: “Oh, gloria a Dios”. Dijo: “Yo—yo fui salvo”.

29 Y él dijo: “Pues”, dijo: “¿adónde has estado?”. Dijo: “Tú debes de

haber ido adonde ese montón de locos”, dijo él. [Aquí el Hermano

Branham usó la palabra nuts, que significa tanto "locos" como

"tuercas".-Traductor]

30 Él dijo: “¡Sí, gloria a Dios!”. Dijo: “Yo—yo estuve allá donde ese

montón de locos”. ÉL dijo: “Sabe, si Ud. no tuviera las—las—las

tuercas…” Dijo: “Si Ud. agarra un automóvil que viene por la

carretera, y le quita todas las tuercas, Ud., ¡no le queda nada más que

un montón de chatarra!”. Eso es más o menos correcto, quítele Ud.

las—las—las tuercas a cualquier cosa. Ahora, se necesita de eso para

mantener la cosa unida.

31 El mundo llega a tal lugar, llega a estar en un desorden, y la iglesia

llega a estar tan envuelta en mundanalismo, y—y

6 EL PÁJARO RARO

denominacionalismo, y demás, a tal grado que a veces se necesita de

una tuerca [o loco] para mantener la cosa unida. Correcto. Si ellos no

la tienen, nosotros no la tenemos, nosotros no tenemos la iglesia.

32 Ahora, pensemos en ese tema sólo por unos momentos. Pablo dijo:

“Me he hecho un necio…, o un—un—un loco, por…” Ahora, uno

tiene que ser un loco para alguien. Uno o puede ser un loco para el

mundo, o un loco por Cristo.

33 Un día en California, iba caminando por la calle, y había allí un

hombre. Él tenía un letrero frente a él, así, que decía: “Yo soy un loco

por Cristo”. Y en la espalda tenía un letrero que decía: “Ahora, ¿por

quién está Ud. loco?” ¿Ven? Así que le preguntamos al respecto. Él

dijo: “Ud. tiene que estar loco para alguien”.

34 Así que Pablo, aquí, había escogido ser un loco por Cristo. Y Uds.

pueden imaginarse cómo pensaba el mundo acerca de él en ese

tiempo; y no sólo el mundo, sino la iglesia. Ese hombre había sido

entrenado para ser un sacerdote. Él fue entrenado bajo Gamaliel, un

gran, uno de los eruditos y maestros más grandes de aquel día. Y

cuando él tenía, quizás, digamos, su Licenciatura en Filosofía y

Letras, y su—su doctorado, y—y ya estaba listo para—para ser

llamado a entrar al sacerdocio, y quizás algún día con la posibilidad,

con el entusiasmo que tenía este joven. Y entonces cambiar eso, de

repente, todo por causa de que algo sucedió. Él se encontró con Cristo

en el camino a Damasco.

35 Y entonces, para el mundo él era un loco, y para la—la iglesia él

era un loco. Para la—la iglesia denominacional él realmente era un

loco. Eso fue lo que él dijo aquí, que él se había vuelto un loco. Él era

un loco para aquella gente, pero él fue el instrumento que Dios utilizó,

para mantener la Iglesia unida, para mantener el Cuerpo, como estaba

en aquel día, unido. Él se había convertido en un loco por esa—por

esa causa.

36 Podemos imaginarnos a Noé, como cantó aquí el hermano acerca

de él: “Dios envió Su amor, en las alas de una paloma”. Yo siempre

he deseado encontrar a alguien que pudiera tocar eso. Quería hablar

sobre eso.

37 Una vez leí una historia de unos soldados que estaban acorralados

por el enemigo, (los alemanes en la primera guerra mundial los tenían

15

pero no lo hizo.

84 Los Saduceos también, y los Fariseos, era la misma cosa, en aquel

día, al no aceptar a Pablo, aquél que había dicho que él se había hecho

un necio [o loco] para el mundo. ¿Ven?

85 Pero la iglesia también tiene sus locos. ¿Ven? Y el mundo tiene sus

locos. Cristo tiene los Suyos. ¿Ven? Ahora, ¿de quién son Uds.? La

única manera en que Uds. pueden saber…

Ud. dice: “¿Cómo sé yo que esto es correcto, Hermano

Branham?”.

86 “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo

era Dios. Y el Verbo fue hecho carne y habitó entre nosotros”.

“Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos”. Por lo tanto, Él

aún es la Palabra. Así que si estamos enroscados con Eso, (¿ven?),

aunque seamos locos para el—el mundo, si estamos enroscados en la

Palabra de Cristo, y Cristo la está mostrando, cuando Él—Él la está

jalando para unirla, (vean), uniendo a Su iglesia. Que ellos se levanten

y hagan lo que quieran.

87 Ahora, Jesús, en Mateo 24:24, dijo que: “Estos dos grupos serían

tan parecidos, en los últimos días, que engañarían a los mismos

escogidos, si fuere posible”. Incluso la gente, la gente que alguna vez

estuvo en pentecostés, para Uds. los que salieron de pentecostés,

¿ven? Cuando ellos se organizaron y se fueron allá en esos grupos así,

y Uds. se apartaron de eso. Vean, la Biblia dice que: “Engañaría, si

fuere posible, a los mismos escogidos”. ¿Lo ven? “A los mismos

escogidos”, ésos son los que son elegidos para hacer esto; ésos,

(¿ven?), el tornillo.

88 No vengan y digan: “Oh, allí está, allí está un loco, ¿ven Uds.?”.

Vean, él tiene que ser, él tiene que… Cuando las roscas son hechas en

el tornillo, tienen que ser hechas igual en la tuerca. ¿Entienden lo que

quiero decir? Tiene que encajar. ¿Ven? Y por lo tanto, el Elegido,

(¿ven Uds.?), no enroscará con ninguna otra cosa. Solamente se unirá

a Cristo. ¿Ven Uds.? Es la única cosa que encajará. ¿Ven? Y es allí

donde nos encontramos hoy. Gracias sean dadas a—a Dios. Muy

bien.

89 Ahora, nos damos cuenta, también, que el—el mundo tiene su loco.

Y saben, hay tanto que pudiera decirse. No tenemos el tiempo para

14 EL PÁJARO RARO

correcta, si estamos locos por Cristo, o si estamos locos por el mundo.

Ahora, el mundo también ha recibido su—su loco. Exactamente.

77 Tenía una cosita anotada aquí, que quería, no quería que se me

olvidara. El—el… Y aquí estamos nosotros, nos hemos convertido en

tornillos, tuercas para el mundo, (así es), para que podamos mantener

el Reino de Dios unido, sobre la tierra; (vean), el Reino de Dios,

unido. Muy bien.

78 Recuerden, el mundo, ellos—ellos, el mundo de afuera, ellos

también tienen sus locos. Satanás les da a ellos un loco, en los días de

esta cosa tan tremenda. Vean, todo se va desarrollando, el pro y el

contra. ¿Ven? Ahora, en los días de…

79 El mundo tuvo un loco, y ése fue Faraón, en los días de—de

Moisés. Hubo, (¿ven?) tenía que haber. El—el diablo también tiene

sus locos. Bueno, allí estaba Faraón. ¿Ven? Ahora, Israel; y Moisés

parado allí, debía sacar a ese pueblo, era un loco para Faraón. Pero

Faraón también era un loco para ellos. ¿Ven?

80 Así que tiene que ser de esa manera. Ud. es un loco para alguien.

Yo estoy muy contento de estar enroscado en la Palabra., ¿Uds. no,

con—con Esa rosca? [La congregación dice: “Amén”.—Ed.] Alguien

enseñará Eso.

81 Acab, él era un loco, (así es), para Elías y los siete mil, todo su

grupo allí. Jezabel en todos sus finos y lujosos esplendores y cosas

que ellos tenían allá, eso era una locura para esos siete mil que no

habían doblado su rodilla ante Baal. E igual fue Elías un loco para

ellos, ¿ven?, la misma cosa.

82 Encontramos que en los días de Herodes, Juan era un loco. Y

Herodes también era un loco. El mundo tuvo uno. Muy bien.

83 En los días de Jesús, Él era un—un—un—un loco para—para el

mundo, (¿ven?), para Pilato. Pero Pilato también fue un loco, al

rechazarlo a Él. Correcto. ¿Ven? Él no tenía roscas. Él tuvo una

oportunidad. Pero cuando él tuvo su oportunidad de aceptarlo, él

quería alguna clase de payaso, alguna clase de truco, alguna clase de

magia, como sacando un conejo de un sombrero, Uds. saben, o algo.

Él dijo: “Oh, quiero verte hacer unos trucos”, Uds. saben, o algo así.

Él mismo era un loco. ¿Ven? Él tuvo una oportunidad para recibirlo,

7

acorralados), y ellos tenían a una—una palomita mensajera para que

llevara un mensaje. Y cuando el… Esa es una cierta especie de

paloma, por supuesto. Es un tipo específico de paloma. Y cuando

ellos le colocaron el mensaje a la palomita, ella voló en el aire. Y las

balas disparándole por todos lados, porque ellos sabían lo que era. Le

quebraron la pata. Sus patitas estaban colgándole, inválida. Y las

plumas de las alas habían sido desprendidas a balazos. Ella se viraba

de lado, y todo, a través del aire. Pero cayó exactamente en el

campamento donde debía llegar, y ellos recibieron ayuda.

38 Uds. saben a lo que me refiero de allí en adelante. ¿Ven? Así que,

un día nosotros también estábamos en esa clase de condición, Uds.

saben. Y Él fue herido por nuestras rebeliones y molido por nuestra

iniquidad, pero el mensaje llegó aquí, a pesar de todo. Él trajo el

mensaje a nosotros.

39 Noé, en sus días. Puedo imaginarme a un hombre de su calibre, un

profeta que fue vindicado por Dios. Y—y un día Dios le habló a él.

¡Qué cosa más extraña fue eso, en una gran edad científica! Quizás

podían disparar hacia la luna con su radar, y podían construir una

esfinge y la pirámide. Y—y Dios le habló a él y dijo: “Noé, va a

llover agua del cielo”. ¿Podrían imaginarse a un hombre de su calibre,

un profeta del Señor, salir con un mensaje tan tonto como ése, y decir

eso?

40 Recuerden que en aquellos días no había llovido nunca, desde los

cielos. La Biblia dice que Dios regaba la tierra por medio de riegos de

los canales y demás, manantiales. No había llovido ni una sola gota de

agua. No había agua allá arriba. Y ellos podían probar que no había

agua allá arriba.

41 Y entonces salió un hombre con un mensaje. No sólo eso, sino se

separó del resto del mundo. Él llegó a ser un loco para el mundo.

Correcto. Él fue un loco para su edad. Cómo un hombre con un

mensaje tan loco, trataría de sacar a un pueblo para meterlos en un

pequeño remolque habitable, o en un arca, o lo que fuera que ellos—

ellos estaban construyendo allá arriba. Y—y él estaba—él realmente

era un hombre tonto.

42 Pero ¿qué hizo él? Al hacerlo, él fue el loco que salvó a la Iglesia

creyente de ese día. Sí señor. Eso fue lo que sucedió. Él tenía que

8 EL PÁJARO RARO

sacarlos a ellos del mundo. Pero estaba preparando un lugar al cual él

Repost 0
Published by SANN777 - en religion
Comenta este artículo
12 septiembre 2010 7 12 /09 /septiembre /2010 23:05

    

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Spanish

Wedding Ceremony

65-0220x

Sermones

Por el

Rev. W.M. Branham

“...en los días de la voz...” Apoc.10:7

Ceremonia Matrimonial

Jeffersonville, Indiana, E.U.A.

el 20 de febrero de 1965

Introducción

El notable ministerio de William Marrion Branham fue la

respuesta del Espíritu Santo hacia las profecías de las Escrituras en

Malaquías 4:5,6; Lucas 17:30 y Apocalipsis 10:7. Este ministerio en

todo el mundo ha sido la culminación de la obra del Espíritu Santo

en estos últimos días. Este ministerio fue declarado en las Escrituras

para preparar el pueblo para la segunda venida de Jesucristo.

Rogamos que la palabra impresa sea escrita en su corazón

mientras que ora, y lee este mensaje.

Versiones de audio y transcritos de más de 1,100 sermones que

fueron predicados por William Branham están disponibles para ser

descargados e imprimidos en muchos idiomas en este sitio:

www.messagehub.info

Esta labor puede ser copiada y distribuida siempre y cuando sea

copiada completamente y que sea distribuida gratuitamente sin costo

alguno.

1

Ceremonia Matrimonial

[Esta ceremonia matrimonial por el Hermano William Marrion

Branham unió en matrimonio a Linda Reliford con Charles Branham,

en el Tabernáculo Branham en Jeffersonville, Indiana, un sábado por

la tarde a las dos y media, el 20 de febrero de 1965. La organista tocó

Porque

 

y Oh, Prométeme

, al principio, luego el ministro, el novio y

sus acompañantes pasaron al altar; después se tocó el Coro Nupcial

mientras los acompañantes de la novia pasaron al altar, seguidos por

la novia—Ed.]

¿A quién preguntaré para dar a esta dama para que sea la esposa de

este caballero? [El padre de la novia contesta: “A mí, su padre”.—

Ed.]

2

 

Amados míos, estamos reunidos aquí delante de Dios, y ante esta

compañía, para unir a este hombre y a esta mujer en santo

matrimonio, el cual es ordenado por San Pablo que sea honroso entre

todos los hombres. Por lo tanto, ninguno debe de entrar a esto sin

consejo, ni ligeramente, sino aconsejadamente, sobriamente y en el

temor de Dios.

3

 

A este estado santo, estas dos personas presentes vienen para ser

unidas. Si hubiera alguna persona aquí que pueda mostrar un causa

justa por la cual ellos no deberían ser unidos legítimamente en este

santo matrimonio, hable ahora por favor, o, de aquí en adelante, para

siempre guarde su paz.

4

 

Yo demandaré y los haré responsable a Uds. dos, como ciertamente

darán cuenta en el Día del Juicio cuando los secretos de todos los

corazones sean descubiertos, que si uno de Uds. dos sabe de cualquier

impedimento por el cual no deberían ser unidos legítimamente en este

matrimonio, confiéselo ahora por favor, porque tengan esto por

seguro, que cualquier pareja que es unida de otra manera, aparte de lo

que la Palabra de Dios permite, su matrimonio no es legal.

5

 

Pero creyendo debidamente que Uds. han considerado esta

obligación solemne que están a punto de asumir, y que se han

preparado para tomar esta responsabilidad reverentemente,

discretamente, sobriamente y en el temor de Dios, yo les propondré a

2

 

CEREMONIA M

ATRIMONIAL

Uds. el pacto matrimonial. Uds. declararán lo mismo al unir sus

manos derechas. [El novio y la novia unen sus manos derechas.—Ed.]

6

 

¿Acepta Ud. a esta dama para que sea su legítima esposa, para vivir

juntos en este estado santo de matrimonio; promete Ud. honrarla,

amarla y cuidarla, en enfermedad y en salud, en riqueza o en pobreza,

y renunciar a todas las demás y unirse únicamente a ella mientras

ambos vivan? [El novio contesta: “Lo haré”. —Ed.]

7

 

¿Acepta Ud. a este caballero para que sea su legítimo esposo, para

vivir juntos en este estado santo de matrimonio; promete Ud. amarlo,

honrarlo y cuidarlo, en enfermedad y en salud, y renunciar a todos los

demás y unirse únicamente a él mientras ambos vivan? [La novia

contesta: “Lo haré”. —Ed.]

8

 

Requeriré una señal para que este pacto sea guardado siempre. [Dos

anillos son colocados sobre la Biblia del ministro, luego son ofrecidos

al novio para la novia, y a la novia para el novio—Ed.] Unan sus

manos derechas nuevamente y colóquenlas sobre la Biblia.

Todos inclinaremos nuestros rostros.

9

 

Dios Todopoderoso, el gran Creador de todas las cosas, el Autor de

la Vida Eterna, y el Dador de toda buena dádiva, cuando Tú viste

conveniente darle un regalo al hombre, le diste una esposa. Escrito

está: “El que halló esposa halló el bien”. Y al estar parados aquí en

esta tarde, después de muchos miles de años, nuestras mentes son

llevadas al tiempo en que fue efectuada la primera ceremonia, y fue

efectuada por Ti, Padre, en el huerto del Edén, cuando Tú casaste a

nuestro padre y madre: Adán y Eva, y hasta el día de hoy el hombre

ha tomado para sí una esposa.

10

 

Padre, rogamos que bendigas a este joven y a esta jovencita,

quienes han hallado amor en sus corazones, el uno para el otro. Y en

la edad imprudente en que vivimos ahora, hay tantos divorcios y

roturas en los hogares, permite que no sea así con esta pareja. ¡Que

ellos recuerden sus votos mientras vivan! ¡Que no haya poderes que

los separen jamás! Yo te ruego Padre, que así como bendijiste a Isaac

y a Rebeca, y siempre los hiciste felices en sus vidas, y ellos fueron

fructíferos, [Espacio en blando en la cinta—Ed.] te rogamos que

hagas lo mismo con este joven y esta señorita, quienes han acordado

sobre esto, lo han conversado el uno con el otro en secreto, y ahora

3

han venido a la iglesia, y a esta compañía, para ofrecer sus votos el

uno al otro, y lo han hecho así y lo han declarado en este lugar

público.

11

 

Ahora padre, por el poder de mi comisión que me ha sido dada por

el Dios Todopoderoso, de ser Su siervo, y que me ha sido atestiguada

por un Ángel, con esta autoridad yo ahora pronuncio a este hombre y

a esta mujer: marido y mujer, en el Nombre de Jesucristo. Amén.

12

 

Dios les bendiga. Están casados. [La pareja se besa y luego se

voltean hacia la congregación. La organista empieza a tocar la

Marcha Nupcial—Ed.] Lo que Dios ha unido, no haya hombre que lo

separe. [El novio, la novia y los acompañantes salen.]

Que la audiencia se ponga de pie para ser despedidos.

13

 

Padre nuestro, te damos las gracias en esta tarde que todavía hay

sobre la tierra, hombre y mujeres que creen en Ti. Muchos de

nosotros que estamos aquí, hemos pasado por un tiempo similar, para

el mismo propósito. Estamos conscientes, al ver a un joven y a una

joven, que han acordado vivir santamente y separados del mundo y de

otros compañeros, para vivir únicamente el uno para el otro.

14

 

Estamos conscientes de la Iglesia que también ha acordado aceptar

vivir santamente, separada del mundo, y esperando la Venida del

Novio. Que nuestros corazones palpiten en amor por Él. Que nuestras

mentes estén en Él, esperando y anhelando esa gran Cena de la Boda

que va a ser en el aire, un día cuando Él venga. Aunque Él tarde, no

obstante estará aquí. Y al irnos hoy, que esto sea unido una vez más

en nuestras mentes y en nuestros corazones, y que nos consagremos

nuevamente a Ti, para vivir sin mancha del mundo, para que algún día

podamos ser participantes de esa gran Ceremonia que pronto ha de

venir. Pedimos esto en el Nombre de Jesús.

El Señor les bendiga.

Repost 0
Published by SANN777 - en religion
Comenta este artículo

Presentación

  • : El blog de william branham_en _cozumel
  • El blog de william branham_en _cozumel
  • : william branham la palabra pura la verdad amor don de sabiduria amor fraternal los 7 angeles de dios cozumel
  • Contacto

Enlaces