Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
3 noviembre 2009 2 03 /11 /noviembre /2009 10:27

2        En el Pentecostés, las mujeres salieron, tambaleando, y dando saltos, y bajando, y divirtiéndose. Pedro se puso en pie en medio de ellos y les dijo: "Varones Judíos, y los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras. Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día. Esto es lo dicho por el profeta Joel: 'En los postreros días, dice Dios: “Derramaré Mi Espíritu sobre toda carne, vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; sobre Mis siervas y criadas derramará de Mi Espíritu; y ellas profetizarán. Y daré prodigios arriba en los cielos, y en la tierra abajo; columnas de fuego, y vapor y humo. Y acontecerá, que antes que venga el día del Señor, grande y terrible, que todo aquel que invocare el Nombre del Señor será salvo' ". Siguió y siguió, predicando.

3        Y cuando ellos oyeron esto, escucharon. Dijeron: "¡Miren a ese individuo! ¿Dónde obtuvo su educación?" Algunos dijeron: "El ni siquiera puede escribir su propio nombre". La Biblia dijo: "El era un hombre del vulgo y sin letras. ¿De cuál escuela viene él?. Ninguna. ¿Pues, cómo habrá resultado esto jamás? ¿Cómo habrá acontecido esto jamás?". Ellos reconocieron, dijeron: "Pues, oiga, ese hombre verdaderamente está citando la Escritura. Y nunca La oímos de esa manera, anteriormente". ¿Ven?.

4        El dijo: "Arrepentíos cada uno de vosotros, y bautizaos en el Nombre de Jesucristo para remisión de vuestros pecados y recibiréis el Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, para vuestros hijos, para todos los que están lejos, y para cuantos el Señor nuestro Dios llamare". En otras palabras: "Esta bendición de maná que ha caído aquí, así como lo hizo el maná en el pasado, será para esta generación, la siguiente generación, la siguiente generación, para Jeffersonville, Indiana, y hasta lo último de la tierra" Y el mismo Espíritu Santo que cayó entonces, cae ahora; los mismos resultados, la misma cosa, el mismo pueblo. ¿Ven lo que quiero decir? ¡Sólo perfecto!.

5        Noten: "Yo le daré; al que venciere. Yo le daré el Pan de Vida". El dijo eso ante una de las iglesias: "Y él no tendrá sed jamás, ni tampoco tendrá hambre jamás. El no tendrá sed jamás". Si alguien alguna vez lograse... Aquí está; apriétese bien la chaqueta. Si un hombre o mujer alguna vez verdaderamente recibe al Espíritu Santo, Ud. jamás podrá moverlo otra vez. El sabe donde él está. Ud. quizás venga con ismos y todo. El caminará directamente a través de ellos: "El no tendrá sed jamás". El sabe precisar y exactamente Quien es su Hacedor; nunca estará confuso. No le moleste; él sigue caminando.

6        "Yo le daré del Pan de Vida, y él no tendrá hambre jamás, también no tendrá sed jamás". ¿Ven? "Y el Arbol que está en medio del Paraíso de Dios, y él comerá ¿ven?, del Arbol". El cual el Arbol era Cristo Jesús. ¿Ven? Y Cristo Jesús al estar muerto, regresó en la forma del Espíritu Santo, así que El está aquí, y el maná que es comido en la Iglesia.  Noten aquí el versículo 6.

Y El nos hizo sacerdotes y reyes para Dios...

7        Sacerdocio espiritual; nación real; ofrenda espiritual". ¿Qué es ahora?. "Sacrificios espirituales, es decir", citando la Escritura, "es decir, los frutos de nuestros labios dando alabanzas a Su Nombre". Ahora, ¿una clase de qué? "Un sacrificio espiritual". Ahora, ahora vale más empezar aquí mismo, noten, un buen lugar en dónde empezar.

8        Cuando una pequeña confusión entra a la iglesia, Ud. no corre a un lado y hace pucheros, ahora. Si Ud. lo hace, seguramente que Ud. no es sacerdote. ¿Ven?. Ud. ora hasta vencer. "Sacrificio espiritual, los frutos de nuestros labios dando alabanzas a Su Nombre". ¿Ven lo que quiero decir?. "Pues", Ud. dice: "A mí simplemente no me dan ganas de ir a la iglesia". Pero Ud. es sacerdote. Es su deber. Ud. tiene que estar allí. "Pues a mí simplemente no me dan ganas de tomar parte en el culto". Ud. es sacerdote: "haciendo un sacrificio, un sacrificio espiritual". No dándole a alguien cosas de segunda mano, así como lo llaman hoy; todo eso es bueno. No tengo nada contra eso. No ir a conseguir que alguien venga a la iglesia; todo eso es bueno. No tengo nada contra eso. Pero es Ud., es Ud. quien hace el sacrificio espiritual, "los frutos de sus labios dando alabanza a Su Nombre".

9        Cuando Ud. ve el tiempo venir que todos blasfeman, y dicen estas cosas, y hacen cosas incorrectas, ¿qué hace Ud.? ¿Se aleja?. A Ud. le corresponde pararse allí con un sacrificio espiritual diciendo: "La sangre de Jesucristo limpia de todo pecado, me hace una nueva criatura en Cristo Jesús". ¡Está loco Ud. hombre!". "Según a lo que Ud. dice, está bien. Más, para mí, 'Es el poder de Dios para salvación'. Yo creo Eso". ¿Ven?

10      Ahora, ¿Ud. dice que cree en sanidad Divina? "¡Oh! Pues no creo... es mejor que le pregunte a nuestro pastor". ¿Qué es lo que Ud. piensa de ello? Ud. es el sacerdote ahora. Ud. es el individuo. Diga: "¡Sí, señor! ¡Yo creo Eso, porque la Palabra de Dios lo dice que es así!. ¿Ud. cree en el bautismo del Espíritu Santo? ¡Sí, señor! ¿Cómo es que lo sabe? "Lo he recibido". Amén. ¡Una bendición espiritual!. El Espíritu Santo que cayó sobre los apóstoles, el mismo Espíritu cae ahora.

11      Ahora, Ud. dice: "¿Sólo para los apóstoles?" Vamos a resolver eso en unos minutos, ¿ve?, si lo fue o no. Muy bien: "Un sacerdote espiritual, ofreciendo sacrificios espirituales". Ahora, el versículo 8 de... el séptimo.

He aquí viene con las nubes...

12      Ahora, permítanme detenerme aquí sólo un momento. "Nubes", no significa que El viene sobre una grande masa de cúmulos.

13      Y, mamá, bendito sea su corazón, ella está sentada aquí en algún lugar. Cuando yo era muchachito, ella solía sentarse y decirme: "El viene sobre unas nubes grandísimas; se van a levantar algún día, y Dios va a venir". Y ahora, las "nubes" en las cuales El viene. ¡Si sólo tuviésemos el tiempo para tomar todo esto otra vez, y conseguir el historial verdadero del asunto entero!. Ahora, la "nube" en la cual El viene, no es una nube como la masa de cúmulos. Sino es una "nube de gloria", en la cual El viene ¿Ven? ¿Ven?.

14      Ahora, cuando Jesús fue cubierto por Dios, en el Monte de la Transfiguración, "nubes lo cubrieron a El y a Sus vestidos". ¿Ven?. Y cuando Elías descendió, una nube descendió y lo recibió a lo alto. No una, una Columna de fuego, no... quiero decir, no una masa de cúmulos, sino "una nube de gloria". Su gran Presencia gloriosa golpeará a la tierra. "El viene con las nubes". ¡Oh, me encanta eso!. "Nubes", habrá ola tras ola, de Su gloria, pasarán por la tierra, y la resurrección de los santos vendrá. Cuando aquél bendito Espíritu Santo que ha vivido en sus corazones, y ellos murieron, con sus cadáveres yacidos allí, y las manchas de lágrimas sobre sus mejillas, y cosas semejantes a eso, y ellos son puestos aquí afuera en el cementerio. ¡Una gran ola de aquel mismo Espíritu, y un  "whoossh". ola tras ola!.

15      "El que fue postrero será primero, y el que fue primero será postrero". ¿Cómo podrá ser así? Esto es el orden de la resurrección. Yo no conoceré en la generación antes de mí, ni en la generación después de mí. Yo conoceré a los de la generación de ésta. Y cada generación vendrá, con éxito, exactamente como cayó. "Los que fueron postreros, serán primeros". Claro, tiene que ser. ¿Ven? Yo conoceré a mi pueblo. El próximo hombre, mi papá conocerá a su pueblo; su abuelo, su pueblo; de esa manera sucesivamente.

16      ¡Ola tras ola, tras ola, tras ola, y los santos se levantan de todas partes!. ¿No será eso maravilloso? [La congregación dice Amén.—Editor] Amén. Eso hace a los ancianos sentirse jóvenes otra vez. Sí. Ahora noten atentamente. Muy bien.

...viene en las nubes, y todo ojo le verá (no importa cuánto hace en el pasado que ellos hayan muerto; ellos le verán). Y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra se lamentarán sobre él. Así sea, amén. Juan sólo tuvo que gritar: "¡Amén!" Eso es: "¡Así sea! ¡Que así sea!". Yo soy el Alfa y la Omega...

17      Ahora, Alfa es la "A" en el alfabeto griego. Omega es la "Z" en el alfabeto griego. Ahora, en otras palabras, si fuese traducido hoy: "Yo soy la A hasta la Z". Ahora, ¿Quién más será éste? "Soy el Primero; Soy el Ultimo. Soy desde la A hasta la Z". Quisiera tener mas tiempo para adentrarnos en la Deidad de Cristo, ahora mismo, lo cual sería muy apropiado en esta hora, la Deidad.

18      Así que, en los días cuando tanta gente está tratando de hacerlo a El solamente un maestro, solamente un filósofo, o tan sólo un profeta. El era Dios. O El era Dios o el más grande engañador que el mundo alguna vez haya tenido. Si El fue profeta, Su sangre era hombre. Si El fue—fue maestro, un educador, Su sangre era hombre.

19      El era Dios y Su sangre era Divina. El Dios Todopoderoso le hizo sombra a la virgen María y creó la célula de Sangre en su vientre la cual produjo al Hijo, Cristo Jesús. Y Dios condescendió y moró en aquel cuerpo, Dios (Emmanuel), hecho carne entre nosotros; quita el pecado.

20      Cuando Dios hizo a Su primer hombre, El lo hizo a Su propia imagen, el cual era un hombre espíritu, en Génesis 1:26. Muy bien. Luego no había hombre que labrase la tierra, después de que El había hecho al hombre, macho y hembra. Nos adentraremos en eso, después de un rato, sobre aquellas "siete estrellas". Pero solamente... Mas El lo hizo dos, macho y hembra, allá atrás en el principio, eso es correcto; "a Su imagen". Y Dios es Espíritu.

21      Y luego, Génesis 2, no había hombre que labrase la tierra, por lo tanto Dios lo puso en la carne: hizo al hombre, no a Su imagen, sino del polvo de la tierra, eso es correcto, le dio mano como de mono, y pie como de oso, o lo que sea; yo no sé, pero le dio cinco sentidos para hacer contacto con su casa terrestre. Y luego el hombre pecó. ¡Y Dios descendió y fue hecho hombre, para quitar el pecado del hombre, redimiéndolo!.

Yo soy el Alfa y la Omega...

22      Lo veo a El allá en el Apocalipsis, el capítulo 4. Cuando Juan se volvió para ver esta Voz otra vez, la que hablaba con él: "El estaba sentado en un Trono, y un arco iris estaba sobre Su cabeza". Y el arco iris tiene siete colores perfectos, y estos siete perfectos cub-... colores representaban las siete edades de la Iglesia. Eso es correcto, otra vez. ¿Y qué era? Aquí está. Hermano, esto está fresco. ¡Miren siete colores perfectos, siete!. Y un arco iris representa un pacto. Dios le dio a Noé el arco iris primero como pacto. Y esos elementos todavía están en la tierra, así como la promesa de Dios ante él; cuando llueve, El ve el arco iris. El dijo: "Jamás la destruiré con agua otra vez".

23      Y luego él contempló a Jesús, tenía siete colores el arco iris sobre El; El estaba en esto, el cual era el pacto de Dios. Y El estaba parado en medio de los Siete Candeleros de Oro. "Y Su aspecto era como de piedra de jaspe y cornalina". Jaspe era Rubén, y la piedra de cornalina era Benjamín; esos eran el primero y el último de los patriarcas. El "Alfa y Omega; el Principio y el Fin", y los siete colores del arco iris, Siete Edades de la Iglesia, el pacto con El, en los Siete Candeleros de Oro, con las siete estrellas. ¡Oh!. Qué cuadro, si llegamos a él después de un rato, quizás, el Señor mediante. Muy bien.

...el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, que es... que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

24      ¡Oh! ¿Quién es El? ¿De quién es esta revelación?. Jesucristo. Y aquí, El no es profeta. Aquí, El es el Todopoderoso, Dios manifestado; el Alfa, la Omega. "Soy desde la A hasta la Z". "Soy el que era, que es, y que ha de venir. Soy el Todopoderoso". Está bien claro, ¿no lo está? ["Amén"]. No hay ocasión para controversia allí. "Señor, el que era, que es, y que ha de venir, el Todopoderoso". Ahora Juan habla. Escuchen.

Yo Juan, vuestro hermano y participante en la tribulación, y en el reino y la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla que es llamada Patmos, por la palabra de Dios...

25      Dígame, ¿Podría imaginarse un hombre ser puesto en un lugar como ese, por causa e la Palabra de Dios?. Sí.

     ...por la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo.

26      El fue desterrado allí por predicarle la Palabra a un pueblo religioso.  Eso es lo que la Palabra dice. ¿No lo es?. El estaba allá por predicar; desterrado, excomulgado de la iglesia, de la sociedad, de todo el mundo. Amén. Pero él no era excomulgado de Aquél que le amaba y le lavó con Su  Propia Sangre. El estaba con Su Presencia, en la isla llamada Patmos, "por causa de la Palabra de Dios".

27      Me pregunto: ¿Cuántos predicadores hoy irían?. Llega el tiempo cuando él va, hace una pequeña cosa, una cosita lo irrita, y nos perturbamos tanto por aquello. Y aquí, este hombre había sido hervido en grasa por veinticuatro horas, y lanzado a la isla de Patmos, y el Señor todavía estaba con él.

28      A mí sólo me gusta aquel himno antiguo que solían cantar: "Si Jesús conmigo va, yo iré a dondequiera". Lo cantamos, pero me pregunto si de veras hablamos en serio. En mi sincera opinión, no pasará mucho tiempo cuando a Ud. se le dará la oportunidad de comprobar eso, así que es mejor que Ud. verdaderamente esté seguro. Examínese, haga un inventario, averigüe si todo está exactamente bien.

29      Ahora, ¿exactamente cómo? apenas empezamos ahora. Juan responde, y él dijo que estaba "en la isla de Patmos, por la Palabra de Dios y el testimonio".

Yo estaba en el Espíritu... (Me gusta eso). Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor...

30      Habla de otro día, ahora; para mis amigos Adventistas, a lo cual de seguro entraremos en eso, después de un rato. Muy bien.

Yo fui en el Espíritu en el día del Señor, entré en el  Espíritu, y oí detrás de mí una gran voz... de trompeta.

31      No dejemos estos símbolos, ahora. Estamos poniendo la base ahora, para que sepamos de lo que estamos hablando cuando llegue a esto. Ver aquello de lo que estamos hablando: "¿Quién es Aquél? ¿Qué es este Individuo? ¿Qué es la Revelación de Jesucristo? ¿Quién es El, de todos modos? ¿Cómo vino Esto? ¿Qué significa para mí?". Veamos si Eso significa algo para Ud., ¿Ven?. "Ver lo que acontece allí, para mí". Noten.

      Yo fui en el Espíritu.

32      No importa cuán santo Ud. sea, cuán piadoso Ud. sea, qué tanto sea ministro o un miembro laico, y sea lo que sea, Ud. nunca podrá llegar a ningún lugar con Dios hasta que entre en el Espíritu. Eso es correcto. Yo no me refiero a entrar en emoción. Yo me refiero a entrar en el Espíritu. ¿Ven? ¿Ven? ¿Ven?, Ud. entra en emoción, hace cualquier cosa. Mas, cuando Ud. entra en el Espíritu, Ud. ve cosas. Eso es correcto.

33      Puedo imaginar al anciano Elías, el profeta anciano, allá abajo en aquel día cuando—cuando un... cuando el hijo de Acab, aquéllos, habían hecho una alianza con algunos incrédulos, y—y Josafat se había unido con ellos. Y salieron al desierto por siete días, y no trajeron consigo una brújula. Por siete días, lo suficiente para cuidar de ellos siete días; no consultaron al Señor; sólo salieron de todas maneras. ¿No es así la gente? "¡Oh!. Te digo, ese es un mejor lugar de trabajo. Sólo abandonaré esta iglesia e iré a aquella". Ahora, es mejor que Ud. consulte al Señor tocante a eso, averigüe lo que eso es.

34      Fueron allá y vieron que se metieron en problemas. El abastecimiento de agua fue cortado. Eso es lo que les acontece a las iglesias hoy, andan alrededor haciendo cosas que Uds. no las han consultado con el Señor, y su abastecimiento se está cortando. Ud. se pregunta por qué no consigue las bendiciones que antes recibía, y el poder de Dios obrar entre Uds., quizás el abastecimiento de agua ha sido cortado. Ud. sabe, cuando Ud. sale, el agua...

35      Yo entro al desierto a veces allá en Arizona. Y me fijo que cada pequeño arbusto en aquel desierto es dañino; le va a picar a Ud. Cada vez que Ud. lo toca, le va a picar. Porque no tiene suficiente agua para cuidar de él, las espinas salen para su defensa. Suba acá en Oregon o al algún lugar que siempre llueve, y todos esos tipos de arbusto no tiene ninguna espina en ellos. ¿Ven? El agua los mantiene tiernos.

36      Y eso es lo que le acontece a la iglesia. Cuando Ud. se pone todo seco y está en cadenas, y todo, se pone Ud. tan frío y formal e indiferente, Ud. no recibe ningunas bendiciones espirituales, luego su corazón está lleno y repleto de enojo e ira, y toda persona: "¡Oh!. Me voy a vengar de él. Me voy a vengar de ella. Voy a dejar la iglesia". Sólo un montón de espinas que viven en el desierto. Eso es correcto. Lo que Ud. necesita es que llueva sobre Ud. esa antigua agua del Espíritu Santo, enternecer aquel corazón endurecido. Amén.

37      Yo no—yo no estoy haciéndome el gracioso. Estoy tratando de explicarles esto. Hermano, Ud. se dará cuenta, si es que Ud. toma la marca de la bestia, dónde es que Ud. estará parado. Y Ud. está absolutamente desvalido y sin esperanza cuando lo haga. No hay remisión para eso. Jamás podrá sacarse de eso. Eso es correcto. Ud. puede hacerlo por el guiño del ojo, casi, ¿ven? Así que tenga cuidado. Ahora, aquí está. Le daré... note, el desierto... Dije, la—las aguas, cómo es que las aguas las mantenían tiernas. Eso es lo que hacemos hoy, entrar en el Espíritu. Juan dijo: "Yo estaba en el Espíritu".

38      Cuando Elías allá en el desierto, ellos vinieron. Josafat dijo: "Vayamos y consultemos al profeta". Fueron allá delante del profeta. Ahora, él despertó su indignación justa. Miró hacia aquel tipo, y dijo: "¿Por qué no vas al dios de tu madre? ¿Por qué no regresas a tu propia antigua iglesia fría y formal? ¿Por qué es que viniste a mí cuando te metiste en problemas?". Eso no era una cosa muy buena de decir, pero eso era lo suficiente de palabras para querer decir eso: "¿Por qué viniste a mí? ¿Por qué no vas al dios de tu madre?. Todos Uds. tienen esas grandes iglesias finas, y esos sacerdotes bien nutridos, y etc., allá atrás. Regresa allá y pregúntales sobre eso. ¿Por qué vienes a mí?". ¡Uf! ¡Qué cosa!. El medio se infló, seguramente, ¿no lo hizo?. El dijo: Si no fuese que respeto la presencia de ese hombre piadoso, Josafat, no te mirara". ¡Oh, hermano! ¡En qué condiciones se metió ese profeta!. Ahora él está completamente en esa clase de apuro.

39      El dijo: "Pues, traedme un tañedor". Algunas personas no creen en música en la iglesia. Pero él dijo: "Traedme un tañedor". Y cuando el tañedor comenzó a tocar algún buen himno antiguo: “Más cerca a Ti, Mi Dios” o lo que quiera llamarlo, yo no sé. Cuando el tañedor comenzó a orar, el Espíritu de Dios vino sobre el profeta. Y cuando el Espíritu vino sobre él, él entró en una visión; él empezó a ver cosas. Ud. tiene que tomar el Espíritu de Dios. O, Ud. dice: "No sé cómo es que la gente puede decir: 'Amén' ". Entre en ese Espíritu una vez. Eso es correcto.

40      Yo no puedo entender cómo se paran en el partido de béisbol y se dan palmadas en la espalda el uno al otro, y gritan y vocean, y se bajan los sombreros y se regocijan. Parece locura, para mí: "Pues". Ud. dice, "Ud. no es un buen adicto al béisbol". Lo soy tanto como si... ¿Qué de Ud., en cuanto a ser Cristiano? Muy bien. Correcto. Ud. tiene que entrar en el Espíritu de eso. Así es cuando Ud. solía ir a los bailes. Yo no creo que Ud. debe de ir ahora. Claro que no. Pero si Ud. solía ir, ellos tenían que tocar esa música bien acelerada, y tocaban la orquesta, y tocaban los tambores y hacían cada tipo de cosas concerniente a ello; y las mujeres corrían allá, medio desnudas y todo lo demás, y bailaban en la pista, y cosas; para meterlo en el espíritu para bailar. Pues, eso es correcto, Ud. entra en el espíritu de aquello. Es el espíritu del diablo. [La congregación dice Amén.—Editor]. Me da gusto que Uds. dijeron: "Amén", porque es la verdad. Lo probaré por la Biblia. Correcto. Muy bien.

41      Ud. dice: "Pues yo no creo eso, hermano". Pues, Ud., no es lo que yo diga, ni lo que yo piense. Es lo que la Palabra de Dios dice. Eso es lo que arregla el asunto. Esa es la palabra final. Sí, señor. El dijo: “Si amas el mundo, o las cosas del mundo, el amor de Dios ni siquiera está en ti". Eso es correcto. Y Uds. recuerdan que aquella vieja mujercita le enseñó a su hija cómo bailar con zapateo, y cosas semejantes a eso, y fue allá y bailó ante el rey, y demandó la cabeza de Juan el Bautista; setenta de sus hijas murieron como prostitutas y en las horcas. Ud. puede ver lo que eso hace así.

42      La madre de Moisés se quedó en casa, y lo guardó, y le enseñó la Palabra del Señor; Ud. ve lo que le aconteció a él y a los suyos. A través de él salió... Abraham, y así por el estilo, y lo consiguiente.

43      Muy bien, simplemente depende de lo que Ud. quiere hacer. Ud., Ud. es un agente de libre albedrío. Ud. acciona en aquello que desea accionar. Correcto. Dios ha puesto ante el hombre, así como en el Jardín del Edén, el Arbol de la Vida o el árbol de la muerte. Ud. haga su elección. ¿Ven?. De acuerdo a lo que su alma es atraída, eso es lo que Ud. comerá.

44       Noten ahora. Y ellos estaban... Quiero leer esto otra vez, ahora. El estaba en el Espíritu. El Espíritu vino sobre él. El empezó a ver cosas. Ahora, vea.

Yo fui en el Espíritu en el día del Señor, y oí... Yo entré en el Espíritu en el día del Señor, y oí yo detrás de mí una gran voz... de trompeta.

45      "Trompeta". Trompeta es un "anuncio". Gabriel, en la Venida del Señor, tocará la trompeta de Dios. Esta era la trompeta de Dios que suena. En otras palabras, El está preparándose para anunciar el destino Eterno del mundo. Una trompeta. ¿Qué es? "Prepárate". Voy a darte la Revelación de Jesucristo, para darla a la iglesia. Yo te hablaré a ti, lo que será el destino del mundo, para aquéllos que reciben y aquéllos que rechazan".             

46      Una trompeta de Dios: ¡Atención! Cada hombre, cuando suena la trompeta, él agarra su espada y se para en un lugar, atención: ¡La trompeta! Pablo dijo: "Si la trompeta diere el sonido incierto, ¿Quién se preparará para la batalla?". Así es hoy en día. ¡Oh, hermano!. Cuando veo alrededor y veo estas iglesias frías, formales e indiferentes, y cosas semejantes: "que tienen apariencia de piedad, y niegan la eficacia de ella", ¿Cómo puede el hombre prepararse?. ¡Dando un sonido incierto!.

47      Ud. dice: "Bueno, pues, yo me uniré a las iglesias. Iré allá y le hará la prueba a la Metodista, o a la Bautista, o a la Luterana, o a los Pentecostales. Haré algo. Tomaré alguna medida". ¡Oh!. Eso no es el asunto. "El que no naciere de nuevo". No me importa si fuere Metodista, Bautista, Pentecostal, o lo que sea, Ud. tiene que nacer de nuevo; Ud. no entrará en el Reino. Amén. Observen: "Voz de trompeta, que me decía: "Soy el Alfa y la Omega".

48      La primera cosa, él presenta aquí: "El Yo soy, el Primero y el Ultimo". La primera cosa, cuando la trompeta de Dios sonó, él se volvió. Y El dijo: "Yo soy el Alfa y la Omega. Yo soy desde la A hasta la Z. Yo soy todo el asunto, ahora. Párate y escúchame a Mí, por algún tiempo". Muy bien.

...el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves... (es éste libro que estamos leyendo)... y envíalo a las... ¿Dónde? Dirigido específicamente. ¿Por dónde, de vuelta a la edad?. No. "A la iglesia". ¡A la iglesia!. Noten... Escribe en un libro lo que vez, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia...

49      Lo cual, era tipo de la iglesia. Ahora, entraremos en eso, en unos cuantos minutos, mostrando cómo el Antiguo Testamento tipificó a las siete edades. Siete edades colocadas, o las siete iglesias están aquí en Asia, lo cual la Biblia claramente enseña, lo cual era una sombra, o un tipo de las siete edades de la Iglesia que venían. Y con la ayuda de Dios y con la Biblia, puedo probar que cada edad de la Iglesia llegó precisa y exactamente donde ella dijo que llegaría, precisa y exactamente donde la Biblia dijo que llegaría. Y estamos al fin de la última edad de la iglesia.

50      Y regresamos al Antiguo Testamento, tomaremos el sueño de Daniel, y le mostró la visión del Reino Gentil, de cómo él vio una imagen parada; con cabeza de oro, pecho de plata, y muslos de bronce, pies y piernas de hierro y barro. Y mostró la manera en que cada uno de esos reinos ha subseguido el uno al otro, precisa y exactamente de la manera que la Biblia lo dijo. Y, observen, la cabeza de oro, Babilonia, Media y Persia, el Griego; e imperio Romano; y el imperio Romano se dividió en diez reinos, Roma oriental, y occidental, y etc. Y ahí dentro, había hierro y barro, y no se podían mezclar; el Protestante y el Catolicismo  bajo la misma denominación Gentil. Y él dijo que ellos hasta para tratar de romper el poder del uno del otro, se casarían entre sí, precisa y exactamente lo que están haciendo hoy, exactamente.

51      Y aquel reino en los días de aquellos reyes. El Dios del Cielo cortó una piedra de la montaña, no con mano, e hirió a esta imagen en sus pies y derrumbó a todos los reinos Gentiles. Y el Reino de Cristo gobernó y reinó, y creció, y cubrió la tierra y el mar y el cielo. Los reinos gentiles se desvanecieron como la basura, como la cáscara de las eras del verano. ¡Qué cuadro en el cual estamos viviendo!. Eso es cierto.

Compartir este post

Repost 0
Published by SANN777 - en religion
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de william branham_en _cozumel
  • El blog de william branham_en _cozumel
  • : william branham la palabra pura la verdad amor don de sabiduria amor fraternal los 7 angeles de dios cozumel
  • Contacto

Enlaces