Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
12 noviembre 2009 4 12 /11 /noviembre /2009 23:59

La Saeta De Salvación De Dios 1 De Agosto 1956

Shreveport, Louisiana, E.U.A.

<>

 

1

Se con nosotros, mientras continuamos noche tras noche con esta reunión, que Tu presencia esté aquí, Señor, el gran Poder del Espíritu Santo, y que ni siquiera tengan la oportunidad de irse del todo el lunes. Que continúe, Señor. Oh, permite que Tu Espíritu baje. Ayúdanos ahora mientras te adoramos. Lo pedimos en el Nombre de Tu Hijo, Jesús. Amén.

 

2

Está un poquito lodoso allá afuera en esta noche, ¿no es cierto?, pero está mucho más fresco; por lo menos eso es algo bueno. Estoy muy contentos por eso, que no está... Ciertamente, yo... Me di cuenta que tengo que acortar unos cuantos días por causa de una reunión, pero estoy contento que el Hermano Herholzer ha venido a ayudar y para... Yo quiero que todos Uds. vengan a escucharlo, pues, él ciertamente les hará bien a Uds. El estaba orando por los enfermos antes que yo entrara al ministerio. Y así que, (¿ese es el mismo hombre, no es así?) Y, así que, eso está muy bien. Y, entonces, aquí está la razón por la cual vine realmente. [Espacio en blanco en la cinta-Ed.]... No sé lo que tengo que hacer. Y si yo parto de aquí el domingo, tengo todo un día para hacerlo, y luego conducir tres mil quinientas millas [5,635 Kilómetros-trad.] para llegar a la reunión, y tener allí en medio una reunión. Uds. pueden imaginarse esto, ¿ven? Y le pregunté al Hermano Moore si pudiéramos partir unos cuantos días antes, y él dijo: "Desde luego, Hermano Branham". Y eso es lo que nosotros... lo que yo amo acerca del Hermano Moore y la iglesia aquí: son verdaderos Cristianos en cuanto a comprensión y cosas, y ellos... Yo les diré que eso vale mucho, sabiendo que uno tiene un amigo más unido que un hermano". [Prov.18:24-trad.]

 

3

Y, oh, por supuesto, me encantaría quedarme aquí con Uds. un mes. Me gustaría hacerlo, pero no puedo. Después de todo, amigos, yo les diré algo que Uds. no saben. Miren si no me han dado un ojo morado por venir aquí. ¿Ven? Eso es correcto. Tenía cien reuniones -más de cien reuniones, sobre las cuales llamaron durante un periodo de dos semanas; y luego de las convenciones. Y la gente de los lugares donde nunca he estado, han dicho: "Si sólo viniera por una noche, Hno. Branham". Y estos han tratado por diez años que vaya, mes tras mes por diez años. Y luego verme llegar por aquí a Shreveport donde yo he estado una gran parte del tiempo, y programar dos semanas de reuniones. Ellos dijeron: ¿Por qué está Ud. allá en Shreveport? Bueno, ¿qué tan importante es allí? ¿Qué tan importante es allí en Shreveport?

4

Así que, Uds. saben, Jesús en Su ministerio aquí en vida, trató más o menos de compartir las cosas con todos; así es como yo trato de hacerlo. Y yo sé que hemos tenido un tiempo maravilloso; yo mismo lo he tenido. Tuve una de las mejores unciones, y un mensaje en especial que el Señor me dio allí el otro día. Yo nunca he tenido algo que me impacte tanto en mi vida, un mensaje a la iglesia: "El Cordero y la Paloma". No lo olviden.

5

Ahora, la última vez aquí en la plataforma... A propósito, antes que comience a decir eso, el Hermano Moore y yo vamos a estar juntos en California muy pronto. Y tal vez, si Dios lo permite, cuando salga a California, voy a llegar aquí y darles una nochecita o dos entre tanto que pasemos por aquí a California. ¿Podrá eso igualar más o menos la cuenta un poquito? Muy bien.

Ahora, ¿cuántos entienden y orarán por mí? Yo quiero estar seguro. Gracias, hermano y hermana; eso está bien. Por eso es que les amo. Y ahora, yo... El Hermano Moore va a ir a California. Vamos a ir a la reunión internacional de la Calle Azusa. Este es el cincuentenario. Y yo como que lo sentí en mi corazón así como en forma de revelación que es el año cincuenta de, o sea, el año del Jubileo de Pentecostés. Y mientras estaba en Westgates, algo así como un año atrás, el Señor pareció ponerlo en mi corazón y yo lo anuncié ante varios millares de personas, y eso se extendió rápidamente. Y ahora, en el Templo Angelus, va a haber una gran reunión de la Calle Azusa. Y creo que va a empezar este próximo diez de septiembre, mejor dicho el dieciséis, el dieciséis. Y tengo el privilegio y el honor de inaugurar los servicios, los primeros servicios. El Hermano Oral Roberts, Tommy Hicks, y, oh, muchos van a estar allí en esta gran reunión. Y habrá muchos de diferentes partes del mundo que vendrán a esta gran... Allí fue el principio de Pentecostés en América: en la antigua Calle Azusa. Y estos son cincuenta años; los jubileos han sonado. Uds. pueden irse libres ahora o permanecer atrás.

 

6

Así que, vamos a ir allá. Y entonces, el Hermano Espinosa quien estuvo con nosotros allá en México hace unos cuantos meses con el Hermano Moore, el Hermano Brown, y todos nosotros allá, donde tuvimos un tiempo maravilloso en el Señor... Y el Hermano Espinosa fue mi intérprete; es un hermano muy amable; él fue muy bueno conmigo. Y él quería saber si yo podría ir y tener un mes de reuniones. ¿Un mes de reuniones? Bueno, yo realmente no puedo hacer eso.

 

Si mis reuniones fueran programadas en grande escala (¿ven?), bueno entonces sería diferente. Yo podría quedarme un mes. Pero trabajando en pequeña escala, sin tener mucha finanza metida allí, sin programas radiales, sin nada más, yo me siento libre para ir exactamente a donde el Señor me conduce (¿ven?), y llegar aquí y quedarme unas cuantas noches; allá unas cuantas noches; por aquí unas cuantas noches en una iglesia dondequiera que sea, no importa. Y yo no necesito nada más que sólo la ropa que traigo puesta.

 

7

Y miren, a propósito, una dama me dio algo de ropa mientras estaba aquí, y seguramente aprecio eso, mis queridos amigos, quienquiera que fue; es la dama allá atrás. Dios la bendiga, hermana, por hacer eso. Yo ciertamente lo aprecio. Yo quise decirlo anoche, y yo le agradezco. Así es como consigo mi ropa: la gente me la da. Y recuerden: no es inconveniente para mí recibir cosas usadas; eso está bien conmigo. Yo fui criado así, así que yo en verdad lo aprecio. Mi Señor no tenía dónde recostar Su cabeza. Eso es correcto.

 

Y el Señor me ha dado un lugarcito para vivir allí yo y mi pequeña familia, y estamos muy contentos. Y mientras tengamos... no que... yo no tengo a nuestra familia... aunque pudiera costearlo y recibir una gran ofrenda de amor, y nosotros permitirnos un poco de lujo, yo no hago eso. No señor. Si me sobra un poquito, lo meto en las misiones foráneas. Dios sabe que eso es verdad. Y yo.. Ahora, es debido a que yo soy el administrador de eso cuando me es entregado. Yo tengo que responder por ello en ese día. Y yo quiero que sea de esa manera cuando yo... Yo quiero que todo esté absuelto cuando yo llegue al río. No quiero problemas entonces. Si hay algún problema, yo quiero arreglarlo ahora. Eso es correcto. Ahora es cuando yo quiero arreglarlo, porque en esa mañana yo quiero tener mi boleto listo en mi mano para cuando salga. Yo quiero tenerlo todo arreglado para entonces. Y yo estoy tratando de hacer lo mejor que puedo con todo lo que tengo, hermano y hermana.

 

8

Y ahora, hay muchos finos bautistas y presbiterianos y demás aquí. Y yo aprecio sus esfuerzos en venir aquí y ayudarme a ganar pecadores para Cristo. Y ahora, yo tal vez no pueda hablar como su pastor. Yo no tengo la educación. Yo no tengo la habilidad, pero Uds. me han tolerado con lo que Dios me ha dado para ganar pecadores. Y yo aprecio eso.

 

9

Yo quiero mostrarles una respuesta a la oración. ¿Cuántos estuvieron aquí anoche? Déjenme ver sus manos; están por todo el edificio. Qué bien. Ahora, yo quiero decir esto para que recuerden que hay una señora por allí, creo que fue la primera mujer o algo así, en todo caso, en alguna parte de la cinta mostrará eso. Yo le pregunté a una mujer que estaba hinchada por algún tiempo con exceso de fluidos en su cuerpo, y le dije que Dios la había tocado de alguna forma.

Y le dije: "Señora, ¿sería tan amable de hacer esto?, o algo así por el estilo... Justo me lo repiten, debido a que para mí parece un sueño. Yo le dije: ¿Se mide su cuerpo esta noche, marcándolo con un cordón, y regresa mañana por la noche y nos muestra cuánto ha encogido?" Y por mucho tiempo esta mujer había estado... ¿Cuántos me recuerdan diciéndole eso a la mujer? Bueno, ella trajo el cordón; aquí está. Y ella encogió un poquito más de una pulgada y media [38 mm.-trad.] de la noche a la mañana, desde... Ahora, eso es como dieciocho horas. Alabado sea el Señor.

 

10

¿Está la señora aquí? ¿Está presente la mujer que fue sanada anoche? Aquí está, aquí está la señora ahora. Digamos: "Alabado sea el Señor", todos. [La congregación dice: "¡Alabado sea el Señor!"-Ed.] Dios la bendiga, hermana, por su...?... Esto será un memorial de que Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos. Amén. Qué agradecidos estamos. Y también estoy agradecido por su lealtad, hermana. Ahora, simplemente se irá bajando más y más. Sane ahora mismo. El Señor Jesús... Ahora, Ud. dirá: "Mire: una pulgada y media [38 mm..-trad.] en dieciséis o dieciocho horas, me supongo, desde el tiempo que ella se fue de aquí, hasta cuando ella se midió para regresar". Y ahora, cuando Elías vio una nubecita como la palma de la mano de un hombre, él dijo: "Oigo una gran lluvia; [Iª Rey.18:41-trad.] prepárense".

 

11

Así que, oh, hermano, ruego que esta semana sea un tiempo tan maravilloso, de tal modo que las muletas y cosas queden colgadas sobre estos postes de por aquí alrededor. Dios será glorificado. Yo sólo confío que así será. Y algún día espero venir a Shreveport a una reunión como esta donde yo simplemente me pararé y oraré por los enfermos mientras pasan. Yo quiero hacer eso tanto que no sé que... Pero sin embargo, como mi ministerio se le ha dado a... Si tuviera que empezar una reunión, y no la empezaría, bien. Pero una vez que empieza, no puedo pararla entonces. Cada vez que encuentro una persona, ahí está otra vez; ahí está otra vez. Están jalando de todos lados. Y es por eso que mi ministerio nunca ha tenido buen éxito en América. Pero, oh, cómo el Señor ha bendecido en ultramar. ¿Ven?

 

En América la gente ha sido enseñada que uno tiene que imponer manos sobre ellos, o, que uno tiene que ungirlos con aceite. Ahora, eso es lo que creen, y no hay manera jamás de uno cambiar eso. ¿Ven? Ya ha sido arraigado en ellos. Eso... Y uno no puede hacer nada al respecto. Sí.

12

Y algún día, si Dios permite... estoy tratando de salir de eso ahora mismo, y pidiéndole al Padre Celestial... Y por medio de una visión, El me dijo sobre una carpa que el Hermano Moore y ellos van a ir a California ahora para ver y levantar por primera vez. Ellos van a poner un pequeño lugar allí donde podamos orar por la gente, y yo poder apartarme de la gente sólo por un minuto para que no sienta ese estirón cuando esté orando. Eso es lo que me debilita. Eso es lo que me saca de la plataforma antes de tiempo. No culpen a mi hijo; no es mi hijo. El se queda conmigo como... se une a mí más que cualquier cosa que he tenido en mi vida. El sabe exactamente qué mover. Si no fuera por él, yo estaría en un manicomio, os sea, si acaso me dejaran quedarme. Yo le encargué esto a unos predicadores una vez, y Uds. escucharon que yo estuve fuera del campo y nunca pude vencer eso por dos o tres años. Y mi muchacho me es leal, y yo aprecio eso. Y así que, se une conmigo. El se para en la plataforma y me observa, y cuando ve que alrededor de mi boca se me pone blanco, dice: "Papá, no importa si hay cincuenta mil allí. Si no vienes, te voy a cargar en mi hombro, y vas a venir". Así que, eso es lo que su mamá le dice que haga. Ella casi no me permite ir a las reuniones sin él. Ella le dice: "Billy, ve. Ya sé lo que le va a pasar a papá. El va a regresar todo despedazado y todo. Por lo tanto, tú ve allí, no importa quién esté o quién no esté, cuando veas que ya no puede más, sácalo de la plataforma ahí mismo". Así que yo aprecio eso de mi hijo Billy Paul.

 

13

Y ahora, amigos, mi ministerio es este: Mi ministerio no es para tocar a la gente. Y me doy cuenta que no es tanto para la gente americana. Pero en ultramar lo único que tienen que ver realizar es sólo una cosa sobrenatural, y todos ellos dejan caer lo que sea: sus muletas; se levantarán de sus sillas de ruedas, y se van a casa. Si acaso tienen que permitir a las personas que caminen un rato hasta recobrar fuerzas... En Durban, Sudáfrica, donde una persona... ese don sobrenatural estaba en operación... Creo yo, no, disculpen, pienso que eran como cuatro, cuatro de ellos y una persona en la plataforma. Me volví e hice una oración congregacional, y el Hermano Bosworth, tan honrado como cualquier hombre que conozco en el mundo hoy, calculó que hubo veinticinco mil sanidades sobresalientes con sólo una oración. Recogieron del suelo siete camionadas de muletas, soportes, palos y bastones con los cuales ellos caminaban, Ud. sabe, cuando terminó la reunión. Ellos ya no los quisieron; estaban todos usados. Simplemente al ver una sola cosa, decían: "Sí, El es Dios. El vive". De eso se trata, así de simple.

 

14

Pero somos muy educados. ¡Oh!, lo tenemos que tener de nuestra manera. ¿Ven? Ahí es donde le erramos; ahí mismo. Ahí es donde... Ahora, nosotros sabemos... Yo soy también un americano, y es la tierra más hermosa en el país. Y aunque esté en una condición caída, este es mi hogar. Yo lo amo. Pero con todo, nosotros estamos... Oh, en este país somos los que más necesitamos misioneros que en cualquier otra parte del mundo que yo conozco. Eso es correcto. Aquí es donde más se necesitan misioneros. Con simplemente un acto sobrenatural allí, y todos esos paganos sentados allí, sin saber cuál es su mano derecha y su izquierda, completamente desnudos, sin ninguna pizca de ropa puesta, sentados allí, mirando... Sólo miran con lodo en su cabello, y si uno muestra que los ama, ellos lloran simplemente. Entonces ellos ven eso sobrenatural alcanzar y llamar a ese pagano por su nombre, y decirle que es lo que pasa con él, de esa forma . ¡Qué cosa!, ellos sólo... Eso es todo lo que ellos quieren saber; eso es suficiente. Si uno dice: "El está aquí"; eso es suficiente. Y ellos simplemente dejan eso allí y se van, así de sencillo. Pero cuando nosotros empezamos a dejar lo nuestro, decimos: "Oh, me pregunto; voy a arriesgarme y ver. Y ver si esto va a funcionar o no". Ahora, no funcionará. Eso es todo. Ahí mismo Ud. lo dejó de alcanzar. Y entonces, yo... Si Dios me ayuda en América de aquí en adelante, y después de un poco conseguimos la carpa grande, sólo voy a orar por la gente enferma, y seguir adelante mientras esté en América. Y luego, conduciéndome el Señor a hacer ciertas cosas de esa manera, dejaré esto otro para ultramar, por causa de que allí uno gana cientos de miles de almas (¿lo ven?); aquí no tiene mucho efecto.

15

Así que, ahora voy a leer algo de la Palabra. Nos vamos a ir directamente a Ella y esperar que Dios nos dé en esta noche uno de los más grandes servicios que jamás hemos tenido. Y yo confío que mañana en la noche cuando el hermano suba a la plataforma, que el Espíritu Santo se extienda rápidamente por todo el edificio y demás; que cada persona que entre debajo de la carpa sea sanada, y que afuera en los coches sean sanados también.

Ahora, ¿cuántos Le aman con todo su corazón, con toda su alma, y con toda su mente? Amén. Eso es maravilloso.

 

Ahora, estén listos y estén en oración ahora, mientras que leemos algo de esta bendita Biblia antigua. Allá en el libro de los Reyes leemos esto:

 

Y dijo: Abre la ventana que da al oriente. Y cuando él la abrió, dijo Eliseo: Tira. Y tirando él, dijo Eliseo: Saeta de salvación de Jehová..."

Que El añada Sus bendiciones a la lectura de la Palabra: "La Saeta de Salvación de Dios disparada de un arco".

 

16

Ahora, Uds. saben, no importa qué tan misterioso parezca, Dios siempre cumple Su Palabra. No importa que tan irrazonable pareciera ser a la gente, Dios cumple Su Palabra. Y si Dios hace una promesa sobre cualquier cosa, Dios cumplirá esa promesa. Si Uds. y yo hacemos una promesa, la rompemos a causa que aunque no queremos hacerlo, pero a veces las circunstancias nos obligan a hacerlo.

 

Pero Dios, siendo infinito, entonces El conoce todo el futuro desde el principio, y El no puede... El no hace una promesa a menos que El sepa lo que va a acontecer. Y El siempre cumple Su promesa. A veces pareciera como que es un ridículo de la manera que El se mueve indirectamente para cumplir Su promesa, pero Dios siempre lo hace.

 

17

Qué raro pensaría la gente en los días de Noé, cuando él estaba edificando un arca para que él y su casa se salvasen, acerca de que habría de caer lluvia del cielo. Pero Dios hizo llover de todos modos.

 

Y yo pienso en Moisés, como es que Moisés, parado allá arriba en el monte a un lado de esa zarza ardiendo, había perdido toda esperanza de libertad. No parecía como que la libertad de la gente por la cual él se había parado tan valerosamente en una ocasión, jamás acontecería. Pero en la Luz de Dios, parado a un lado de esa zarza ardiendo, todo en él cambió. Y yo creo que es lo mismo hoy día: como es que muchos de nosotros perdemos de vista la libertad. Creo que... aquí, aquí está un muchachito sentado delante de mí, probablemente tiene parálisis infantil, con sus bracitos torcidos. Yo veo una dama aquí con un bordón blanco sentada delante de mí, probablemente una mujer ciega; hay una joven hermosa yaciendo en un pequeño catre. Y tal vez muchos de Uds. están allí con cáncer, con problemas del corazón, y con enfermedades que los van a matar, pero Uds. pierden todo pensamiento de libertad tan pronto como el doctor dice que es incurable.

 

18

Mire, hermano, si nosotros alguna vez entráramos en la Presencia de Dios como Moisés lo hizo, mire, fue revolucionario para él. Mire, revolucionó. En la Luz de ese Angel de Dios parado allí ese día en ese monte, todo lo que él quería para, o sea, que pensó que nunca acontecería, llegó a ser una realidad.

 

Y yo creo que si alguna vez hombres y mujeres entraran dentro de la Luz del Espíritu Santo, bajo la unción del Espíritu de Dios y la Luz de la Palabra de Dios, todo lo que Dios ha prometido sería iluminado a Uds. y sería real otra vez.

 

19

Miren, la razón que Moisés falló en primer lugar... Aquí está el problema: Era la carencia de tener lo que la zarza ardiendo tenía. Eso es correcto. Y lo que nuestra falla es hoy, es carecer de lo que tiene el Espíritu Santo. Y el Espíritu Santo tiene todas las cosas buenas para nosotros. Y si recibimos el Espíritu Santo, entonces todo es posible; y no solamente posible, sino que han sido prometidas a nosotros.

 

Jesús dijo: "Cuanto pidáis al Padre, Yo lo haré. Si permanecéis en mí, y mis Palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho". ¿Ven? Cuando entramos a la Luz de la Palabra de Dios, con la unción del Espíritu Santo para brillar la Luz sobre Ella, hermano, entonces lo imposible llega a ser algo insignificante.

 

Dios nos pidió que creyéramos Su Palabra. El envía al Espíritu Santo para darle energía a esa Palabra cuando cae en Ella. Cuando la Palabra está siendo predicada y el Espíritu Santo trae la Palabra, El le da energía y destella la misma Luz de la promesa bendita de Dios. Dios dijo: "Yo me he acordado de Mi promesa a Abraham, a Isaac, y a Jacob, y te estoy enviando allá [a Egipto-trad.] para que la cumplas". ¿Ven? Entonces cuando la Palabra de Dios, Su promesa, llega a ser iluminada por la Presencia del Angel del Señor, traten de parar a Moisés ahora; El ya va en camino. Y Dios siempre cumple Su promesa.

 

20

Y nuestro tema esta noche es un tema muy sobresaliente para mí, que cuando... Ellos tuvieron una gran sucesión de reyes desde la muerte de Acab. Y Elías le había dicho como iba a morir, y lo que Dios iba a hacer por cuanto era malo, y como era que Jezabel iba a ser alimento para los perros a causa de lo malo que hizo ella.

 

Y acuérdense, mis hermanos y hermanas, Uds. segarán lo que han sembrado. ¿Ven eso? Esa es la ley de Dios. Esa es la ley de la naturaleza de Dios. Uds. siegan lo que siembran.

 

21

Ahora pues, querido pueblo, Uds. aquí en Shreveport, que esto sea una advertencia para Uds. Si Uds. me creen que soy el siervo de Dios, escuchen: Lo mejor que Uds. pudieran hacer aquí en el Tabernáculo Vida y en donde sea, es mantener en marcha una reunión de oración chapada a la antigua, y guardar la unidad del Espíritu; manténganse mirando hacia arriba y buscando la Venida del Señor. Aparten toda la mundanalidad de Uds, no importa qué tanto duela; el circuncidar por el Espíritu cortará las cosas mundanas. Ahora, estoy empezando a ver mucha mundanalidad infiltrándose en Uds., por tanto, saquen eso. No importa qué tan difícil sea, Tabernáculo Vida, yo les estoy hablando a Uds. Ahora, Uds. hermanos bautistas, háblenle a su gente allá de la misma manera.

Pero yo empecé a notar algo diferente. No es el mismo Tabernáculo Vida al cual yo solía venir. Y yo quiero que tomen en cuenta esto en esta noche: mantengan esa reunión de oración chapada a la antigua. Mantengan al Espíritu Santo, chapado a la antigua, cayendo sobre Uds. Mantengan al mundo afuera. Sellen a Cristo dentro. Y de alguna manera Uds. están fallándole en la oración. Sólo recuerden: lo que Uds. siembren eso segarán. Sólo recuerden eso.

 

22

Uds. tienen una de las mejores iglesias, en cualquier sitio o en cualquier continente, en la que alguna vez he entrado en mi vida. El Tabernáculo Vida es uno de mis favoritos. Me quebranta el corazón verlos a Uds. permitir al mundo gotearse dentro de Uds. de la manera que lo están haciendo. Así que ya no hagan eso. Sálganse de él rápidamente. Sálganse de él por medio de la oración, y permitan que Dios regrese y tome control. Sométanse a sí mismos a Dios y consigan de nuevo la bendición chapada a la antigua.

 

Y, Shreveport, Uds. son los más queridos sureños aquí; son las personas más finas que jamás he conocido. No digo esto como para comprometerme con Uds.; lo digo porque los amo. Si Uds. quieren recibir un muy buen trato, y una muy buena hospitalidad chapada a la antigua, vengan a Louisiana. Lo digo de corazón.

 

Y les diré: no permitan al mundo infiltrarse en Uds. No permitan al mundo entrar a sus iglesias, hermanos. Sáquenlo mediante la oración; sáquenlo mediante el ayuno de tal modo que Dios baje y tome control. Eso es correcto. Mantengan el gozo del Señor entre los santos. Manténgalos en oración. Y vigilen cada lugarcito. Si Noé veía una gotera en su arca, miren, él le untaba un poco de brea. Y por tanto eso es más o menos lo mejor que yo sé para tapar la gotera, y mantener al mundo fuera: es tapar la gotera; eso es lo mejor que yo sé hacer. Sólo hay una manera de hacerlo, y esa es la oración. La oración tapa la gotera. La oración cambia las cosas.

 

23

Ahora, había habido una larga sucesión de reyes. Acab, el malo, había sido asaetado y matado. Y a Jezabel la echaron abajo del cuarto al tratar ella de hacer el amor, o danzar. O sea, cuando Jehú pasó por allí, él les dijo a los eunucos que la echaran por la ventana a la calle.

 

¿Y sabían Uds. algo? Déjenme decirles, Tabernáculo Vida: Viendo algunas de Uds. mujeres comenzando a usar maquillaje y cosas como el resto de las mujeres del mundo; eso por poco me mata al entrar aquí el otro día y ver eso. Miren: Hay únicamente una mujer en la Biblia que alguna vez se pintara su cara. Ud. no se pinta su cara para encontrarse con Dios; Ud. lo hace para encontrarse con el hombre. Y la mujer que hizo eso, Dios la dio de comer a los perros. Así que, cuando Ud. usa eso, recuerde, Dios la entrega a ser algún alimento de perros; cuando Ud. ve a alguien haciendo eso.

 

24

Ahora, ahora, apártese de ello. Evite toda especie de mal. Puede que Ud. piense que le estoy dando una paliza, pero, hermano, yo creo que se necesita aquí. Hay algo mal. Hay algo... Ahora, no quiero que se enojen conmigo; yo soy su hermano. Y Dios me va a hacer responsable ante Uds. en el día del juicio. Eso es correcto.

 

Y si todo el mundo Pentecostal falla, no lo hagan Uds. Uds. manténganse fieles a Dios. Oren. Vivan bien. Asóciense a sí mismos con Dios y Su pueblo. Y sálganse de en medio de las cosas mundanas e impías de las cuales habla la Biblia. El Espíritu Santo llama al pueblo fuera. No importa lo que haga su vecino y qué tan bueno sea, ni lo que haga este hombrecito, no se asocie con esa incredulidad. Saltará sobre Uds. Amén "Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré". [II Cor.6:17-trad.]

 

25

Esa es la razón que es tan difícil tener una reunión de carpa por aquí. La razón por la cual es tan difícil tener cualquier tipo de reunión, es debido a que hemos fallado en esas cosas. Debiéramos tener una genuina reunión aquí. Seguramente debiéramos tenerla con gente tan fina. Y Uds. predicadores, si no les dicen eso, que Dios tenga misericordia de su alma pecaminosa. Correcto. Seguro que sí. Hay algo mal. Y Uds. tienen que sacar el mundo antes que Cristo entre. El simplemente no se asociará con incredulidad y las cosas del mundo.

 

26

Ahora, mire, amigo, ellos vinieron, siguiendo después de Acab, siendo creyentes fronterizos, por todo el camino. Después que este Acab se fue, entonces otro tomó su lugar, y otro, hasta que llegamos al rey Joás. El era el rey durante este tiempo. Y él era un tibio predicador fronterizo, o creyente, mejor dicho. Todo lo que la gente quería hacer, estaba bien con Joás. Oh, él había quitado unos cuantos de los lugares altos a donde estaba la adoración pagana, y había hecho unas cuantas de estas cosas, pero, con todo, no se apartó de los pecados de su padre, y demás. De la manera que la gente quería caminar, así es como él quería caminar.

Ahora, ¿no es eso exactamente como los predicadores hoy en día? De la manera que la congregación quiere hacer, así es como los predicadores les predican. Yo quiero decirles a Uds: un predicador nacido del Espíritu, enviado por Dios, no se comprometerá con ninguna congregación. Eso es correcto.

 

Pudieran imaginarse a Juan el Bautista cuando introdujeron a Herodías esa noche, y a Herodes. Miren, Juan se acercó y lo encaró, y le dijo: "No te es lícito tenerla". Ese hombre tenía el Espíritu Santo. El no se comprometió; él dijo la verdad. ¿Y qué de ahora? Está todo acabado. ¿Qué será en el día del juicio, cuando la cabeza de Juan el Bautista ruede ante Herodías? ¿Qué va a pasar entonces?

 

27

Hermano, si alguna vez Ud. va a pararse por Dios, ¡hágalo ahora mismo! Este es el tiempo. Ahora es el tiempo cuando necesitamos hacerlo. Ahora es el tiempo cuando la iglesia ha sido pesada en la balanza y ha sido hallada falta. Después de todas estas grandes maravillas, señales, y prodigios que el Señor ha enviado hombres por todo el país para hacerlas, ¡y sin embargo la iglesia está en la condición más pobre y caída que jamás la he encontrado en años! Eso es correcto. Yo les estoy predicando a los Pentecostales. Amén.

 

28

Cuando yo primero llegué entre su grupo hace diez años, parecía como una iglesia; pero hoy parece como el mundo. Es la verdad. Algo pasó en algún lugar. Uds. llegaron a usar mejor ropa; llegaron a hacer un poco más de dinero, y los hizo bobos. Eso es todo. Ahora, eso es la verdad; es correcto. Uds. están tratando de comportarse así como el resto del mundo.

 

Tomen por ejemplo... Hoy es un tiempo comprometedor. Eso es verdad. Pinte sus escalones rojos y mire si su vecino no pinta sus escalones rojos. Seguro. Lleve un sombrerito redondo a la iglesia con una plumita encima y mire a todas la mujeres llegar a la iglesia con un sombrerito redondo y con una pluma encima. Eso es correcto. Sí, señor. Todas quieren parecerse como la otra.

 

29

Es un tiempo de competencia. Uds. saben que es la verdad. Es un tiempo de competencia. Amén. Eso ciertamente debió de haber pegado en el blanco. Eso es correcto. Escuchen. Eso es verdad. Ahora, le voy a decir, mi hermano, no me importa si mis zapatos hacen juego con mis pantalones, o mis pantalones hacen juego con mi saco, yo quiero que mi experiencia cuadre con la Biblia de Dios. Eso sí es cuadrar.

Si Uds. quieren cuadrar con algo, cuadren su experiencia con la de Pablo. ¡Amén! Eso es lo que necesitamos hoy: necesitamos un tiempo de cuadrar con la fe de Pablo en la Biblia. Eso es nuestro ejemplo. Correcto. Es un verdadero tiempo de cuadrar. No trate de competir con su vecino; compita con algunos santos de la Biblia. Si Ud. es un santo, ¡compórtese como un santo, camine como un santo, vístase como un santo, hable como un santo, ore como un santo, crea como un santo, vístase como un santo, sea como un santo, viva como un santo, muera como un santo, y váyase al cielo como un santo! Amén.

 

30

Tiempo de separación... Esto de creer fronterizamente; estos tibios a medias... ¿Sabían Uds. que la Biblia dijo que este día vendría?: la edad de la iglesia de Laodicea. El dijo que serían tibios y enfermaría a Dios en Su estómago. El dijo que los vomitaría de Su boca. Los de Laodicea tendrían la suficiente religión para enfermarlo a uno. Todavía estamos anhelando las cosas del mundo, diciendo: "Más vale que no haga eso". Oh, hermano, si yo quisiera hacerlo, lo haría. Pero yo sé que en esta noche hay un buen bautismo del Espíritu Santo, chapado a la antigua, que lo hace a uno amar a Dios más, tanto que ya no le interesa hacerlo. ¡Amén!

 

¡Es gozo inefable y lleno de gloria! Los santos antiguos de Dios solían juntarse y cantar el canto de redención, y cantaban de la Sangre y el poder de Dios. Y hoy la cosa está casi tan fría como a cero. Ya no tienen esos cantos chapados a la antigua que solían cantar. Ya no se ve brillar sus rostros, y el cantar y palmear sus manos, y alzar sus manos a Dios, y alabar a Dios, y orar toda la noche, y postrarse allá en los campos de maíz, y demás. Miren, no pueden aguantar estar sentados en la iglesia treinta minutos sin quejarse y gruñir. Verdad. Es la verdad. Fronterizos, tibios, laodicenses... ¡Qué va! Les debe de dar vergüenza.

 

31

¡Oh, qué día estamos viviendo!, como en el día de Joás: fronterizos, a medias, tibios, inestables, vientos fluctuantes, nubes sin lluvia, fluctuantes, nunca aprendiendo... nunca llegando al conocimiento de la verdad. No sean fluctuantes con todas estas cosas. No sean fluctuantes por lo que ven en la televisión. Miren, algunos Cristianos se quedan en casa los miércoles por la noche para ver televisión. Uds. saben que es la verdad. Miren, Uds. saben que eso es la puerta de todo lo que es Hollywood allá afuera. Miren, no es nada más que un montón de prostitución, y lo más vulgar...

 

Miren los archivos policiacos; yo los tengo. Los archivos policiacos, en donde esas estrellas de cine... ¿Y Uds. quieren comportarse como ellos? ¿Qué pasó con Cristo? ¿Qué pasó con los santos en la Biblia? Uds. están tratando de imitar a Hollywood, y vestirse como Hollywood, y actuar como Hollywood. La razón de ello es porque tenemos muchos predicadores evangelísticos de Hollywood que saltan para arriba y para abajo en la plataforma, y toman dos horas en la ofrenda. ¡Debiéramos de salirnos de esa cosa y confiar en Dios, y postrarnos y orar, vaciar...?... ese avivamiento chapado a la antigua del Espíritu Santo enviado por Dios otra vez! ¡Amén! Eso es correcto. Es una vergüenza de la manera que nos estamos comportando. Regrésense a Dios.

 

32

Ahora, este viejo rey pensó que se iría simplemente de cualquier manera que los vientos soplaran, siendo fluctuante en todo. Miren, uno nunca es estable así. Uno nunca sabe en lo que uno cree. Y la gente hoy prefiere quedarse en casa a ver: "Yo amo a Lucy", o, ¿qué es eso? Lucy -Lucy algo. Ellos son muy sueltos. [El profeta usa la frase aquí: "muy loosey" {sueltos}, que rima con "Lucy"-trad.] Yo les diré; ahí está: O se sueltan o los empujarán al infierno. Exactamente. Eso pudiera estar bien para los paganos, pero eso no es para los Cristianos. Eso es correcto. No son para los Cristianos. Los Cristianos no pecarían y luego amarían la Palabra de Dios. Si Ud. tiene algo en Ud. alimentándose de tal tontería como eso, ¡necesita arrepentirse! ¡Correcto!

 

Todo su rock-and-roll y boogie woogie, ¿de dónde vino eso? Del centro de Africa. Acabo de salir de Africa. Uds. mujeres, con esa pintura, ¿Saben de dónde vino? Esa es una señal de paganismo. Ellos se pintan la cara, y de allí es de donde Uds. la consiguieron. Los paganos lo hacen. Los Cristianos se lavan su cara. ¡Amén! Eso es correcto. Eso pudiera quemar un poquito, hermano. Es mejor chamuscarse aquí que quemarse en algún otro lugar. Así que más vale que se ponga bien. Amén.

 

33

Dios ama la Verdad. Y la Verdad os hará libres. Dios quiere que Uds. conozcan la Verdad. Cristo es la Verdad, el Espíritu Santo...?... El está aquí ahora, el Espíritu Santo, y los quiere meter dentro de Su poder, bajo la consideración de Su Palabra. Y si el Espíritu Santo está en Ud., El se alimenta de la Palabra de Dios, y no de televisiones, y revistas de "Verdadera Historia" y libros de amor. Esas son Uds. personas que se dicen ser Cristianos, los que se envuelven en eso. ¿Por qué es que sus hijos...?

 

Miren esto. En menos de tres meses todo niño adolescente en el país de cinco a dieciocho años sabían quién era David Crockett. [Una leyenda de un cazador, según dicen, muy valiente, con un gorro de piel de mapache y un rifle-trad.] Todos están allá afuera en la calle cantando: "Davy Crockett". Es alguna clase de historia ficticia; tontería: dicen que mató a un oso cuando tenía tres años. ¡Qué locura! Pero los muchachos usan gorros de pieles de mapache y todo lo demás, y pistolas a su lado. Oh, las tiendas están llenas de eso, y en todas partes. ¡Tontería!

 

¿Y qué de Uds. Cristianos, con el Mensaje de Dios? Si el mundo puede hacer eso y vender un montón de tonterías y cosas a los niños, ¡cuánto más debieran los Cristianos de introducir el programa del Señor Jesucristo, y el poder del Espíritu Santo, la resurrección, y Vida Eterna, y la venida del Señor! Hay millares de niños esta noche en América que les pudieran decir acerca de Davy Crockett, y no saben ni una palabra acerca de Jesucristo.

 

34

¿Qué es lo que pasa? Por eso es que se están quedando en casa; han metido su cabeza en la televisión en lugar de la Biblia. No tengo nada en contra de la televisión; si se usa para el programa de Dios, muy bien. Fue la manera de Dios en primer lugar. ¿Quién hizo las ondas y demás? Pero el diablo simplemente la tomó y la pervirtió; es todo lo que es.

 

Hollywood tomó control...

Todo lo que ellos controlan está podrido, debido a que no uno no puede sacar algo más. Yo leí en una revista de crímenes donde aquellas más famosas mujeres andan allá afuera en la calle en prostitución cobrando cincuenta dólares la noche, viviendo con hombres y cosas por toda la costa, y luego salen allá, y algunas de ellas con cuatro o cinco esposos. ¿Y Uds. muchachitas, quieren tomar el ejemplo de eso? Cuando los hombres allá que supuestamente deben ser tales actores de cine y demás, cuando ellos viven tanto con mujeres al grado que el curso natural de vida cambia; entonces ellos llegan a pervertirse. ¿Y luego Uds. quieren tomar ejemplo de eso?

 

35

¡Miren al Calvario allá en donde un Hombre estuvo colgado en la cruz y murió! ¡El único real Ejemplo que alguna vez fue dado al mundo, para los seres humanos, por el cual vivir, es el Hombre Cristo Jesús! ¡Amén! Eso es correcto. Y así nos llamamos a nosotros mismos Cristianos, y armonizamos nuestras almas con eso. Con razón el mundo se infiltra. Con razón algo está pasando. Con razón uno ya no puede tener esas reuniones conmovedoras del alma; es por causa que el mundo se ha infiltrado: fronterizos, a medias, volubles, ¡oh, Dios, qué condición!

 

36

Ante todo eso ahora, para mostrarles a Uds. que hay esperanza... Este viejo rey Joás oyó que el profeta estaba enfermo, y descendió a visitarlo. Y cuando fue a visitarlo, no llegó irreverentemente; él llegó con respecto. El se acercó, teniendo suficiente de Dios en él para saber que debía de visitar a este profeta con respeto. Así que, él se acercó y lloró delante de él, y dijo: "¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo!" Y cuando lo hizo...

¿Ven?, así es de la manera como uno consigue algo de Dios. No venga a una reunión así para burlarse. No venga para llevar un chisme de un lugar a otro. Si Ud. hace eso, Ud. nunca llegará a ninguna parte con Dios. No lea la Biblia para contender al respecto. Lea la Biblia para vivirla. Eso es correcto.

 

37

Por tanto, cuando él descendió allá y lo vio, él lo respetó. El dijo: "¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo!" En otras palabras: "Padre mío, tú vales más que todos los carros de Israel y su gente de a caballo". Y cuán verdadero es eso. Yo digo en esta noche: aunque Elías fue considerado un santo rodador, un fanático por el mundo moderno, sin embargo, su presencia en esa nación valía más que todos los caballos y carros que ellos tenían. Y yo diré en esta noche que una buena reunión campera del Espíritu Santo, chapada a la antigua, nos protegerá más que todas las bombas atómicas que pudiéramos crear en un millón de años. Amén.

 

Respetos. El no fue y dijo: "Ahora, mira, santo rodador, ¿sabes lo que me acaba de decir mi pastor de ti?" No, él no hizo eso. El fue allá con respeto, y lloró delante de él. Y por cuanto él vino y se acercó reverentemente, Dios le tuvo respeto a él.

 

38

Dios le dijo a Eliseo: "Ahora, levántate". Y Eliseo se levantó; y ellos en su estado caído, estaban a punto de ser sitiados por otro país, los Sirios. Ellos venían para atacarlos, y Eliseo sabía eso. Pero por cuanto este hombre se humilló a sí mismo, y descendió ante Dios, y dijo: "Oh, Padre mío, cómo te necesitamos", Dios respetó eso. El respetó a Eliseo y Dios lo respetó a él. Y si Ud. respeta la Biblia de Dios y el Espíritu Santo de Dios, El lo respetará a Ud. Amén. No trate de contradecirlo o decir que no es. Simplemente créalo. Eso es todo.

 

39

Obsérvenlo ahora. Y Elías Eliseo dijo: "Ve y toma tu arco". Y él le colocó una saeta. Dijo: "Abre la ventana que da al oriente". El oriente es la dirección por donde Jesús vendrá. Y él dijo: "Ahora, observa. Ahora, quiero que coloques la saeta en su lugar y que la estires hasta donde puedas". Y él lo hizo. Dijo: "Tira". Y cuando tiró, ¿qué ocurrió? La saeta salió. El dijo: "Ve por la saeta". Y cuando regresó, dijo: "Golpea la tierra". Y él golpeó la tierra tres veces. Y el profeta se enojó con él. Le dijo: "¿Por qué no la golpeaste más que eso? ¿Por qué no hiciste algo más al respecto -la golpeaste más veces? Dijo: "La golpeaste tres veces, por lo tanto sólo tendrás tres victorias".

El... Eso es exactamente lo que... Lo mismo ha ocurrido esta noche en la iglesia Cristiana. Hemos golpeado la Saeta de la Salvación de Dios; El dijo que así fue. Dios nos envió la Saeta de Salvación. La Saeta de Salvación es el Espíritu Santo que ha sido enviado, disparado del Arco del amor de Dios. Correcto. Cuando la eternidad a la eternidad fue unida por las cuerdas de amor, Dios le disparó a la Iglesia la Saeta de Salvación en el día de Pentecostés. ¡Amén! Y a la Iglesia se le dio en sus manos... ¡Aleluya! A la Iglesia se le dio en sus manos la Saeta de la Salvación de Dios. Amén.

 

40

El Espíritu Santo liberará a la Iglesia de cualquier caos en el cual pudiera meterse. ¿Pero qué hicieron con Ella? Ellos cogieron la Saeta y golpearon tres veces. Ese era un rey caído. Ellos golpearon la Saeta una sola vez: "Bueno, nosotros edificaremos una iglesia". Eso está bien. "Enseñaremos teología". Está bien. "Enseñaremos sicología y tendremos una organización". Eso es hasta donde Uds. golpearon. Ellos no golpearon lo suficiente como para conseguir las muchas bendiciones.

 

41

Y la iglesia en esta noche... Escúchenme: ¡La Iglesia en esta noche aún sigue no golpeando lo suficiente! ¡La iglesia no ha golpeado lo suficiente para el bautismo del Espíritu Santo! ¡No golpeó lo suficiente para la liberación del pecado! No golpeó lo suficiente...

 

Oh, Ud. dirá: "Yo pertenezco a la iglesia".

 

Mi hermano, cuando Ud. tiene el Espíritu Santo, le saca ese mal genio de Ud. Le hace que se ponga un vestido y que se comporte como una dama. Le hace parar de fumar, tomar, mentir, robar, y todo. Hermano, cuando Ud. tiene el Espíritu Santo, lo separa. Lo libera de las cosas del mundo. ¡Amén! Lo hace amar a Dios. Lo hace ir a la iglesia. Lo hace adorarle. Lo hace decirle a su vecino acerca de ello. Lo hace vivir por encima del pecado. ¡Aleluya!

 

42

Pero la iglesia moderna no ha golpeado lo suficiente. Oh, ellos sólo golpearon... Dicen: "Tenemos una iglesia; tenemos un buen maestro; tenemos teología". Eso es casi todo lo que Uds. saben al respecto. Cada promesa en el Libro es mía, cada capítulo, cada versículo, cada línea. ¡Aleluya! Dios envió el bautismo del Espíritu Santo y lo puso en las manos de la Iglesia, la Saeta de Salvación para liberar de enfermedad, de pecado, de preocupación, de problemas, de mundanalidad, de todo lo demás. Pero no hemos golpeado lo suficiente. ¡Amén!

Así no lo hizo ese primer grupo de Judíos; ellos golpearon por todo lo que Dios tenía para ellos. Ellos tenían toda clase de señales, prodigios, maravillas, diferentes dones del Espíritu, todo. Ellos lo tenían. Pero nosotros no estamos golpeando lo suficiente con ello.

 

43

El bautismo del Espíritu Santo en los últimos días ha venido a los gentiles en los países occidentales. Y Dios nos disparó la Saeta de Salvación, y nosotros la hemos golpeado casi lo suficiente para hacernos... "Oh, somos de la Asamblea. Aleluya". "Yo pertenezco a la Iglesia de Dios. Gloria a Dios. Aleluya". ¡Eso no les hace ningún bien! ¡Correcto!

 

Hermano, no es una organización con la que Dios dijo que golpeáramos. Es dada a cada individuo para golpear en contra de los poderes del diablo: para su enfermedad, pecado, suciedad, calumnia, reniego, ¡oh, Dios, mundanalidad! ¡Amén!

 

Pero no golpeamos lo suficiente. Oh, vamos a la iglesia, y nos unimos a la iglesia, y pensamos que eso está bien. Pero no está bien. Hermano, no golpee insuficientemente de las bendiciones de Dios. La Biblia dijo: "Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por siglos". ¡Golpéela! ¡Amén! No tenga miedo; Dios lo dijo: "Yo soy Jehová tu sanador". [Exo.15:26-trad.] ¡Golpéela! Dios lo dijo. Es la Saeta de Salvación. Ha sido traída a la Iglesia en esta noche.

 

44

Hablamos de un Dios histórico. Eso es lo que pasa en esta noche. A la iglesia se le ha enseñado que es algo histórico, y no lo han puesto como un día presente. ¿De qué sirve el Dios de Elías si no es el mismo Dios en esta noche? ¿De qué sirve un Dios de Moisés que liberó a los hijos hebreos fuera de Egipto? ¿De qué sirve ese Dios en la historia si no es el mismo Dios en esta noche? ¿De qué sirve un Dios que caminó las riberas de Galilea allá atrás, y abrió los ojos del ciego, hizo al sordo y al mudo hablar y oír, sanó al enfermo, los leprosos, resucitó al muerto, si no es el mismo Dios en esta noche. ¿De qué sirve? ¡Aleluya! ¡Amén! ¿De qué sirve?

 

¿De qué sirve darle a sus muchachos una educación de algún gran... de toda la historia, y enseñarles toda la teología; enseñarles la Biblia. Y entonces si Uds. se dan la vuelta y le dicen a ese mismo grupo de hombres que los días de los milagros han pasado, y esas cosas, ¿de qué sirve conocer la historia? ¿De qué sirve darle a su pájaro comida ortodoxa, o lo mejor que le pueda dar, y luego atarlo en una jaula y no dejarlo salir?

 

45

Es lo mismo hoy con toda nuestra educación, con toda nuestra teología, con todas nuestras denominaciones eclesiásticas y cosas: atamos a la gente diciéndole que los días de los milagros han pasado. "No hay tal cosa hoy. Ellos no pueden ser sanados. No hay tal cosa como el bautismo del Espíritu Santo; toda esa cosa", dicen ellos: "es tontería".

¿De qué sirvió predicarles la Biblia si Uds. los van a tener enjaulados y decirles que Dios nos dejó hace mucho tiempo? Si El no es el mismo Dios en liberación allá atrás como lo es ahora, o sea, como lo fue allá atrás, entonces no tiene ningún valor para nosotros. El es un artículo muerto. El es alguna cosa histórica.

 

¿Cómo va Ud. a calentar a un hombre con fuego pintado? Si un hombre se estuviera congelando, y Ud. le dijera: "Bueno, hermano, mire Ud. a este buen fuego ardiendo. Ardió hace dos mil años. ¿De qué le va a servir a este hombre parado aquí congelándose? Seguro. Si Jesucristo resucitó de los muertos, y dijo: "Yo estaré con vosotros para siempre hasta el fin del mundo". ¿De qué sirve enseñarle a él algún hecho histórico si Ud. no puede comprobar que El es el mismo hoy? ¡Amén! Si El no es el mismo en todo en esta noche como lo fue allá atrás, entonces El no es Dios. ¡Amén!

 

46

La Saeta de Salvación se le fue dada a la Iglesia, pero mundanalidad, incredulidad, superstición, y todo lo demás se ha infiltrado, y metió mundanalidad en la Iglesia, metió contiendas en la iglesia, argumentos, diferentes barreras denominacionales. Uno dice: "Yo soy de esta línea. Yo soy de aquella línea. Yo soy de Pablo. Yo soy de..." ¡Oh, Dios! Ese es el problema.

 

Pero, hermano, aún así la Saeta de Salvación está llena de misericordia en esta noche, y ha sido dada a la Iglesia. Lo que debiéramos hacer es cogerla y golpear para la gloria de Dios. Eso es correcto. Y cada bendición Divina que Dios prometió es suya por fe si Ud. la recibe. ¿Lo creen? Yo lo creo a la Luz de la Palabra de Dios que Dios prometió aquí que El haría una cierta cosa.

 

47

Y El se encontró con Moisés allá arriba en el monte. Y Moisés había intentado con toda su doctrina, con todo lo que él sabía acerca de la Biblia, con todo lo que su madre le había enseñado, con todo lo que los maestros le habían enseñado, y todo. El trató de salir y hacerlo por sí mismo y falló. Pero un día cuando el Angel de Dios descendió, y Dios habló en el poder del Espíritu Santo, la Palabra de Dios llegó a ser real. Cuando el Espíritu Santo se lo reveló a Moisés, él llegó a ser un hombre diferente.

 

Yo les diré, mi hermano y hermana en esta noche: Posiblemente Uds. pensarían que esto pudiera ser fanatismo o algo así. Pero si Uds. alguna vez toman un paso con Dios, y toman Su promesa, y se extienden directamente allá, y dicen: "Ahora, Señor, yo creo en ello", y el Espíritu Santo destella sobre eso, mire lo que sucederá. Uds. serán personas diferentes. Que Uds. puedan, a la Luz de la Palabra de Dios, vivir y creer y servir al Señor Jesús.

 

48

Oremos. Nuestro Padre Celestial, esta es la noche, este es el tiempo cuando los hombres deben proseguir al Reino. Puede que esta sea la última vez que hombres o mujeres aquí jamás escucharán. Puede que esta sea la última oportunidad; puede que la muerte se los lleve antes de mañana. Puede que esta sea la última vez que algunas personas se sentaran bajo una reunión de carpa. ¡Oh Dios del cielo!, ¿hablarías, Señor?. Oh, que el Espíritu tome estas pocas palabras entrecortadas y las profundice dentro de los corazones. Y entonces destella al Espíritu Santo por encima de ellos para que lleguen a vida y que El viva nuevamente en cada corazón. Concédelo, Señor, en esta noche. Recibe la gloria del servicio, y salva a los pecadores; llama a casa a los caídos, y sana a los enfermos, lo pedimos en el Nombre de Cristo.

 

Y con nuestra cabeza inclinada, les voy a preguntar: ¿Habrá un hombre o mujer aquí en esta noche que sea culpable de pecado? No importa cuánto tiempo haya pertenecido a la iglesia, si alguna vez perteneció o no, Ud. es culpable, y si Ud. tiene el suficiente respeto para Dios, (todos con sus rostros inclinados, ojos cerrados), ¿levantaría su mano a Dios, y diría: "Dios, yo levanto mi mano; soy culpable; yo quiero el perdón?" ¿Lo haría?

 

Dios le bendiga. Dios le bendiga, a Ud., a Ud., a Ud., a Ud. Sí. ¡Qué cosa! Son muchos. Acá en este extremo. Y Dios te bendiga, joven. Dios te bendiga, joven. Dios te bendiga, jovencita. Dios la bendiga, hermana. Dios la bendiga, señora. Eso es maravilloso. Es maravilloso.

 

49

El Espíritu Santo está aquí, hablando, bajando las gloriosas bendiciones de Dios. Alguien allá fuera, Dios te bendiga, jovencita; veo tu mano. Dios lo bendiga, señor, veo la suya. Correcto; allá lejos. ¿En otro sitio? Dios lo bendiga, allá atrás en el rincón. Eso es maravilloso.

 

¿Alguien más? "Hermano Branham, yo sé una cosa: tenemos que enfrentarnos con la realidad de la cosa". Puede que sea un poco áspero, y manejado algo ásperamente, pero, hermano, estamos viviendo en la última hora. Tenemos que dejar de manejar el Evangelio con guantes de piel. "Hazme una cosita pequeña para unirme a la iglesia". Jesús dijo que el que no naciere de nuevo no puede ver el Reino de los cielos. Y una persona nacida de nuevo es el hijo santo de Dios.

 

Si Ud. no está en esa condición en esta noche, ¿sería lo suficientemente honesto con Dios para alzar su mano, alguno que no lo ha hecho? Ha habido veinte o más personas que alzaron sus manos. ¿Alguna otra que no la ha alzado...? Dios le bendiga, señor. Dios te bendiga, joven. Dios le bendiga, allá atrás, hermano. Sí, señor. Muy bien. Dios le bendiga allá, damita. La veo, y ciertamente Dios la ve también. Yo sé que sí. El aun conoce a cada gorrión.

 

50

Ud. dirá: "Hermano Branham, yo soy culpable del pecado sobre el cual Ud. predicó en contra en esta noche. Yo soy culpable de quedarme en casa y mirar la televisión, y no ir a mi iglesia. Yo soy culpable de leer esas sucias revistas. Yo soy culpable de mirar películas vulgares. Yo soy culpable de mirar esas mujeres en la calle vestidas inmoralmente. Yo soy culpable de todas esas cosas, cuando debía de haber volteado mi cabeza y haber sido un caballero Cristiano o dama. ¿Es Ud. culpable? Entonces conteste ante Dios alzando su mano y diciendo: "Yo soy culpable".

 

Dios le bendiga. Dios le bendiga. Dios le bendiga. Son corazones honestos. Son corazones honestos. Seguro que sí. Dios honrará eso. Diez o quince manos más fueron alzadas. Sí, señor. Culpable. Voy a orar y pedirle a Dios, y Uds. oren y pídanle a Dios que El quite cada pizca de culpabilidad en esta noche.

 

51

Nuestro Padre Celestial, oh Dios, amado Señor, he tratado de hacer una declaración en esta noche con todo mi corazón. Puedo ver las arenas movedizas. Puedo ver a Satanás poniendo aquí esa trampa a este hermoso pueblo. ¡Oh Dios!, por favor de alguna manera inyecta amor en sus corazones, para hacerles saber que yo les amo, y que estoy tratando con todo mi corazón de decirles qué es la Verdad y qué es lo correcto.

 

Y muchos, sí, docenas de ellos, han alzado sus manos en esta noche indicando que son culpables. Dios Todopoderoso, ¿rechazarías a un alma penitente? No. "Al que a Mí viene, no le echo fuera". Yo ruego en esta noche, Dios, que la Salvación pase a través de cada uno de estos corazones como un rayo, y los haga sanos, y que salgan de este tabernáculo, o carpa en esta noche, para nunca más complacerse en esas cosas. Que cuando esas paganas se presenten ellas mismas medio desnudas en las calles, permite que ese caballero Cristiano, por medio del Espíritu Santo, voltee su cabeza. Que cuando esa televisión empiece a entrar con toda clase de tonterías de pecadores que un día si irán al infierno si no se arrepienten, que vienen a influir y hacer peso contra los Cristianos de Dios, permite que el Espíritu hable a sus corazones, y diga: "Recuerden aquella noche en la carpa cuando les condené por aquello y alzaron sus manos". Y permite que nunca más sean culpables. Concédelo, Dios.

 

52

Ahora, permite que la gente se dé cuenta que Tú permaneces vivo; que se dé cuenta que no estamos hablando sólo por hablar; que no estamos tratando de introducir algo de lo cual no sabemos nada al respecto.

 

Te doy gracias, Padre Celestial, que por medio de Tu gracia sí te conozco en el poder de Tu resurrección. Yo he cometido muchos errores en mi vida, Señor; estoy avergonzado por ello. Y muchos lugares que me tocaba ir, y lugares a los cuales debería haber ido, fui e hice lo contrario por lo cual me siento avergonzado, Dios. Y me arrepiento con todo mi corazón y te pido que me envíes, Señor, a los cuatro extremos de la tierra. Y permíteme, mientras que tenga vida, y todavía esté fuerte, que salga y predique el Evangelio como nunca antes. Oh Dios, yo renuevo mis votos contigo aquí delante de esta gente. Oh, yo ruego que en el Nombre de Cristo me unjas, Señor, con el Espíritu Santo, y que muestres señales y maravillas, y des fuerza a mi cuerpo. ¡Oh, necesitamos una visión, Señor!

 

Bendice a este Tabernáculo Vida que está patrocinando esta reunión, y a los Bautistas, y los Metodistas, los Presbiterianos, y demás, que están reunidos aquí en esta noche. Permite que sus iglesias estén en fuego, y que el avivamiento del Espíritu Santo, chapado a la antigua, impacte aquí en Shreveport. Permite que la Saeta de la Salvación de Dios caiga sobre este grupo en esta noche, y que revolucione a todo Shreveport a más no poder, y a sus alrededores con un avivamiento del Espíritu Santo, chapado a la antigua. Concédelo, Señor.

 

53

Bendice a nuestro valioso hermano quien se supone pararse aquí mañana en la noche para concluir esta reunión. Oh Padre, envía el Espíritu Santo para que haga un vivo movimiento en esta noche probando que Tú estás viviendo y vives para siempre. Lo pido en el Nombre de Cristo. Amén. Aleluya.

 

Hay muchos que nunca comprenden por qué

Estoy tan gozoso así;

Crucé el Jordán y llegué a Canaán,

Oh, sí es un cielo aquí.

 

Oh, sí es un cielo aquí,

Oh, sí es un cielo aquí, (para mí)

Crucé el Jordán y llegué a Canaán,

Oh, sí es un cielo aquí.

 

 

Cuando alegres cantan los santos así,

La gente no sabe porqué;

Pues es el Espíritu Santo de Dios,

Que Cristo ha mandado aquí.

 

Oh, sí es un cielo aquí, (Gloria al Señor)

Oh, sí es un cielo aquí,

Crucé el Jordán y llegué a Canaán,

Oh, sí es un cielo aquí.

 

54

....?... gloria. Mientras que lo cantamos, acuérdense de estrecharle la mano a alguien a su alrededor. Metodistas y Bautistas... Sólo... Ud. sabe, esta religión antigua hará que un vestido de seda y uno de algodón se abracen uno al otro y se llamen uno al otro "hermana". Hará que un esmoquin y un overol se llamen uno al otro: "hermano".

 

Oh, sí es un cielo aquí, (Dése la vuelta y estréchele la mano a alguien)

Oh, sí es un cielo aquí,

Crucé el Jordán y llegué a Canaán,

Oh, sí es un cielo aquí.

 

¡Aleluya! Siento como cantar un canto. ¿Estaría bien? Muy bien.

 

Es el antiguo Espíritu Santo,

Y el diablo no se le acerca,

Esa es la razón que la gente le teme;

Pero es suficiente para mí.

 

Es la religión antigua,

Es la religión antigua,

Es la religión antigua,

Es suficiente para mí.

 

Será suficiente en mí morir,

Hará que uno pare su mentir,

Hará que el diablo salga volando;

Y es suficiente para mí.

 

Dame la religión antigua,

Dame la religión antigua,

Dame la religión antigua,

Es suficiente para mí.

 

Es tan buena que no quiero otra,

Pues me hace amar a mi hermano,

Sacar a la luz todas las cosas;

Y es suficiente para mí.

Oh dame esta religión antigua,

Dame la religión antigua,

Dame la religión antigua,

Es suficiente para mí. (Todos podemos cantarlo así:)

 

Fue buena para Pablo y Silas,

Fue buena para Pablo y Silas,

Fue buena para Pablo y Silas;

Es suficiente para mí.

Es la religión antigua,

Tengo la religión antigua,

Tengo la religión antigua;

Es suficiente para mí.

 

55

Amén. Todos los que tengan esa religión antigua... Ahora, sólo alcemos nuestras manos y digamos:

 

Tengo la religión antigua,

Tengo la religión antigua,

Tengo la religión antigua;

Es suficiente para mí.

 

Amén. Hace unos cuantos momentos hubo pecadores que estaban sentados aquí, y tenían sus manos levantadas y cantando: "Tengo la religión antigua". Seguro, hace que el diablo salga volando. Eso es lo que hace. Lo hace a uno amar a todos; lo hace a uno amar al Señor; lo hace amar a su enemigo; lo hace amar a todos, y es suficiente para mí. Fue buena para Pablo y Silas; fue buena para los jóvenes hebreos. Es buena para papá y mamá, y es suficiente para mí. Amén. Sí, señor.

 

Es el viejo barco de Sión,

Es el viejo barco de Sión,

Es el viejo barco de Sión,

Aborden, aborden.

Aterrizó a mi padre anciano,

Aterrizó a mi padre anciano,

Aterrizó a mi padre anciano,

Aborden, aborden.

 

56

Oh, a mí me encantan esos cantos antiguos. Yo simplemente estoy chapado a la antigua, y me criaron con pan de maíz y chícharos morados, y solía ensopar el hervidor, y mamá hacía un pastel o...?... Ud. sabe, y ensopaba la alcorza. Y, Ud. sabe, nosotros siendo niños nos embarrábamos el cabello y las cejas y todo lo demás, pero, ¿saben lo que yo pienso en esta noche? Los Cristianos necesitan un buen tiempo de ensopar el viejo hervidor. Simplemente permitan que sus cejas se embarren y todo Uds. Amén. Correcto. Me siento religioso. En verdad me siento así. Simplemente me siento bien en mi corazón al estar congregado con tal grupo de personas que van en camino al cielo, en camino a la Gloria. Muy bien.

57

¿Cuántos aquí están enfermos y afligidos? Indíquenlo con sus manos alzadas, si pueden. Alcen sus manos los que quieran que Dios los sane. Maravilloso. Muy bien. Ahora, si esta Salvación buena y chapada a la antigua de Dios nos es traída por el bautismo del Espíritu Santo... En ese bautismo del Espíritu Santo... El Espíritu Santo no es otro sino el Espíritu del Señor Jesucristo, que descendió en el día de Pentecostés a morar con nosotros, y en nosotros, hasta el fin del mundo. Y si El todavía es el mismo Espíritu Santo que cayó en Pentecostés, y si El tiene el mismo poder esta noche que El tuvo en Pentecostés, no pensaríamos que nuestro Dios se debilitó en dos mil años, cuando El va a vivir con nosotros por la Eternidad.

58

[Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]... cuando el Mesías venga, El nos declarará todas las cosas de esta manera. ¿Ven? Esa será la señal del Mesías. "Pero, ¿quién eres Tú?"

El dijo: "Yo soy El."

 

Ahora, si El fue Jesús de esa manera ayer, El tiene que ser Jesús de esa misma manera hoy, si es que El es el mismo. Ahora, la única cosa diferente entonces es que El no tiene un cuerpo literal. Su cuerpo está sentado en el trono de Dios. Ahora, ese no es el Trono de Jesús sobre el cual El está sentado en esta noche. La Biblia dice que El está sentado en el Trono de Su Padre. ¿Correcto? "Al que venciere se sentará conmigo en Mi Trono, así como Yo he vencido, y me he sentado con Mi Padre en Su trono." [Apoc.3:21-trad.] Ahora, Su Trono está en la tierra. El ha de estar aquí con el pueblo.

 

59

Ahora, ven, Uds. nunca serán un Angel; Uds. saben eso. Uds. nunca serán un Angel. Uds. nunca envejecerán; nunca se arrugarán; nunca se enfermarán; nunca tendrán una preocupación. Y Uds. nunca serán un Angel. Uds. serán un ser humano, sólo que inmortal. Uds. tendrán un cuerpo glorificado como Su cuerpo. Comerán y beberán, vivirán y amarán y se asociarán por siempre y para siempre. No siendo fantasmas volando por el aire, nunca, la Biblia no enseña... Dios hizo ángeles. Sí. Pero El hizo –nunca lo hizo a Ud. un Angel. El lo hizo a Ud. para ser un humano. Y Jesús descendió... Dios descendió, fue hecho carne, y fue hecho un Hombre para morar aquí con Su pueblo en la tierra. Y algún día El va a regresar en ese cuerpo literal glorificado.

60

Sólo un pequeño pensamiento antes de llamar la línea de oración. Quiero preguntarles algo. ¿Qué piensan Uds. acerca de los hebreos allá en Egipto? Quiero que piensen profundamente. ¿Qué acerca de los hebreos allá en Egipto? Cada vez que recibían azotes en sus espaldas, o que eran abofeteados por el enemigo, o escupidos, o pateados, o lo que fuera, caminando por la calle, ellos miraban allá al ataúd, a ese pequeño ataúd rojo allí, el cuerpo de José, el profeta; y ellos sabían que por esa señal algún día ellos saldrían. Ellos iban a salir algún día. Esa fue la señal que Dios les dio.

José dijo: "No vayan Uds. a... El Señor va a venir a Uds. y los visitará, pero no dejen mis huesos aquí. Pero algún día cuando salgan de aquí, llévense mis huesos." Cada vez que un hebreo, no importaba en qué problema se encontraba, él podía ver a esos huesos y recordar que había una promesa de que algún día él iba a irse a la tierra prometida.

 

61

Y en esta noche, yo pienso de Su gloria. Después que nosotros... Tenemos una tumba abierta aquí. Vamos a los cementerios con nuestros amados... "las cenizas a las cenizas, y el polvo al polvo." Esparcimos tierra. Yo lo hice con mi esposa, mi bebé, mi padre y mi hermano. Sé lo que es eso y sé cómo simpatizar con Uds. mientras esparcen las cenizas a las cenizas, y el polvo al polvo. Mi corazón lo sentiría. Pero entonces en la mañana de Pascua, yo puedo llevar una flor y colocarla allí, mirando a la tumba y saber que por allá en algún lugar ellos están en la Presencia de Dios. "El que oye Mi Palabra y cree en el que me envió, tiene Vida Eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a Vida". [Jn.5:24-trad.]

 

Yo pienso de eso. Y yo pienso: "Oh, Hope, mi esposa partió. Oh, Sharie, mi amada bebé, partió. Papá, Edward, Charles, mi hermano, ya partieron". Mientras me paro frente a la tumba, miro hacia abajo y veo sus nombres escritos allí, veo sus retratos puestos allí, una florcita puesta allí, y pienso: "En la Presencia de Dios..." Pero yo pienso: "Yo no los podría ver hoy pues están en un cuerpo diferente, un cuerpo celestial. No podré verlos allí." Pero cada vez, cuando ellos claman: "Señor, ¿hasta cuándo?", las almas bajo el altar; ellos miran y sentado allá en el altar, o sea, sentado en el Trono, allí está sentado el cuerpo literal. Amén. Cuando nosotros vemos una tumba vacía, de la cual Jesús ha prometido que ellos volverán a salir otra vez, allá, ellos todavía tienen una señal que Dios da.

 

62

Por todas partes Dios es una señal. ¿Saben eso? Donde está Dios, allí hay señales. Señales... "Estas señales seguirán a los que creen", dice la Biblia. Eso es correcto. Señales por doquier. Por doquier hay señales; no debiéramos procurarlas; Dios las da. Esa es Su gracia. El las da. Si nosotros las procuramos, entonces nosotros... eso es incorrecto. Pero cuando El simplemente las da por Su gracia, eso es maravilloso.

Y hay una señal aquí que un día nos vamos a ir de aquí. Saldremos de la tumba, porque hay una tumba vacía en Jerusalén. Amén. Y entonces allá, hay uno que regresó y nos visitó. Hay una señal que un día ellos tomarán un cuerpo de carne, aunque sus cuerpos yazcan allí, y los gusanos se los hayan comido, pero todavía hay un cuerpo literal que un día resucitará de entre los muertos. Algún día regresarán a la tierra. Oh, yo quiero estar con ellos. Amén. Job dijo: "Y después de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios, al cual veré por mí mismo, y mis ojos lo verán y no otro". [Job.19:26 y 27-trad.] Eso es correcto. El sabía que iba a salir porque Dios lo había prometido.

 

63

Y en esta noche tenemos señales. Un misionero estaba recorriendo el país en una ocasión. Y él dijo que un incrédulo iba con él, guiándolo. El dijo: "Todos Uds. vienen aquí hablando de algo que no pueden ver. Son tonterías". Dijo: "No hay tal cosa como esa. ¿Por qué no vuelven en sí y regresan a sus hogares?" El misionero no dijo ni una palabra.

 

Esa noche después que acamparon... A la mañana siguiente cuando se levantaron, el sol estaba asomándose por una colina en el desierto, y el hombre que era incrédulo salió, y dijo: "¡Oh, qué mañana!" Dijo: "Oiga, anduvieron los chacales por aquí en la noche".

 

El dijo: "¿Cómo sabes que anduvieron los chacales?"

 

Dijo: "Yo veo las señas por dónde anduvieron."

 

Dijo: "Yo no veo ningún chacal."

 

Dijo: "Pero sí hay señas por aquí. Yo sé que anduvieron por aquí."

 

El miró hacia el sol, y dijo: "Aleluya. Dios vive todavía. Yo veo las señales que El está todavía en el Trono." Amén.

 

Y en esta noche cuando Jesús venga aquí a salvar a los pecadores, para exponer Su Palabra, y para mostrar Sus señales y maravillas, nosotros no podemos más que aclamar las alabanzas de Dios. Nuestro Cristo vive en esta noche. Amén.

64

Oremos. Padre Celestial, ahora el gran tiempo estratégico está a la mano. El tiempo está a la mano cuando... Yo he testificado de Ti con todo mi corazón. He tratado con todo mi corazón de corregir, y de exaltar el Reino de Dios, y de traer juicios sobre la gente. Y ellos se han arrepentido, Señor. Muchos han alzado sus manos honestamente confesando que están avergonzados de sus vidas pecaminosas. Dios, yo no creo que hubo alguien que alzó su mano que Tú no perdonaste. Y ahora, para mostrarles que Tú estás aquí, no que Tú tengas que hacerlo ya más, pero que Tú te aparezcas aquí en tal manera física en esta noche para que ellos puedan verte y ser felices que hayan alzado sus manos a un Dios que vive. Y al estar viviendo en este gran tiempo extraño, miramos en los periódicos, vemos al gran Armagedón acercándose. Vemos los tanques, las bombas atómicas. Vemos que el fin de los Gentiles está a la mano. Vemos el mundo maduro. Vemos el pecado por todas partes. Este es el tiempo ahora; está a la mano.

 

Dios, estamos tan contentos que tenemos un Dios vivo. Tenemos a Alguien quien nos lo ha prometido; El está aquí mismo con nosotros, mostrándose El mismo visiblemente entre nosotros. Y te agradecemos por esto. ¿Permitirías que Tu humilde siervo, por Tu don predestinado, te represente ante Tu pueblo esta noche?; yo suplico esto, mientras que me humillo ante Ti, en el Nombre de Jesús, Tu Hijo. Amén.

 

65

Yo... por alguna razón, yo sólo - yo en verdad me siento muy bien en esta noche de que la Gloria de Dios esté aquí. Yo quería tanto que se manifestara ante Uds. Muy bien. ¿Cuáles fueron las tarjetas de oración anoche, fueron las "R’s"? ¿Fueron las "R’s" anoche? Creo que fue la "R". Muy bien. Creo que llamamos las últimas anoche. Esta noche llamaremos las primeras. Muy bien.

 

Alguien... Ahora, si Ud. no está aquí, veremos primero, a lo mejor no regresaron para esta noche. ¿Alguien tiene la "R", el número 1? Mire su tarjeta de oración. Sí. Está bien, entonces. Muy bien. Venga aquí, señora. La "R", número 2, número 3, número 4, número 5, número 6, número 7, número 8, 9, 10, 11, 12. Hay como una docena de las primeras manos que fueron alzadas en esta noche. Algunas veces yo hago eso, llamo conforme al número de los que fueron salvos esa noche, llamo tantos así a la plataforma. Conforme sea el número de los que fueron salvos, trato de hacer eso si puedo, pidiéndole a Dios que me dé gracia. Ud. dice: "Oh...?..." Sólo observo eso. Tengo ciertas cosas así entre yo y Dios. Yo digo: "Ahora, Señor, si Tú salvas cincuenta esta noche, yo llamaré cincuenta. Y Tú me darás fuerzas para cincuenta. Y si Tú salvas tantos, pues, Tú me darás fuerzas para tantos así".

Y yo... Ahora, yo por lo regular llamo... y yo calculo que fueron alrededor de doce manos que fueron alzadas...?.... para asegurar que no fue más de la cuenta. Veamos, veamos, ¿cuál fue la última que llamé? Que vengan las R-12, 13, 14 y 15. Eso dará un número par. Y quizás... Podría haber visto a alguien allá afuera. Quiero estar seguro que fui honesto con el Señor. Ahora, ¿no le aman? ¿No es El maravilloso?

 

66

Ahora, escuchen amigos, mientras que los ujieres están allá... Por favor, si pueden vayan y alineen a la gente para que vengan en su turno. Ahora, mientras que ellos están haciendo eso, ¿cuántos no tienen una tarjeta de oración y quieren que Jesús los sane? Veamos sus manos. Dios les bendiga. Dios te bendiga, hijito. Dios les bendiga. Por todas partes, eso está bien.

 

Ahora, Uds. no tienen que tener una tarjeta de oración. Uds. sólo tienen que tener fe. ¿Correcto? Uds. tienen que tener fe. Eso es todo. Dios nunca dijo: "El que tenga una tarjeta de oración..." Dijo: "El que tenga fe, el que crea." ¿Correcto? La tarjeta de oración no tiene nada que ver con ello. La tarjeta de oración es para orar por los enfermos.

 

Ahora, ¿cuántos creen que los dones y los llamamientos son sin arrepentimiento? La Biblia lo dice así. [Rom.11:29-trad.] Dios los puso en la Iglesia, Dios.

 

67

Ahora, escuchen hijitos, permítanme darles una pequeña advertencia aquí ahora, Shreveport. Sean muy cuidadosos en los días por venir. Ahora, no todo el que grita y alaba a Dios es de Dios. Caín hizo la misma cosa. Pero proceden de las Escrituras. ¿Ven? Proceden de la Palabra de Dios. ¿Ven? Ahora, observen. Porque, recuerden, cuando Dios envía un avivamiento, el infierno envía uno también.

 

Y cuando Moisés y Aarón fueron a derrotar a los Egipcios, allí estuvieron Janes y Jambres también, parados allí, y podían casi personificar a Moisés." Recuerden, podían traer enfermedades, pero no las podían sanar. No hay nadie que pueda sanar fuera de Dios. Dios es el único Sanador. Eso es correcto. Dios es el único Sanador. Ahora, y sus frutos prueban lo que es. ¿Ven? "Por sus frutos los conoceréis." ¿Correcto?

 

68

Ahora, quiero que amen al Señor Jesús, y, ¡oh!, con todos sus corazones. Muy bien. Miren, les diré lo que sigue ahora: sólo quiero esperar unos cuantos minutos. A lo mejor yo... Yo creo que si sólo oro por estas personas, y si sólo las hacen pasar por aquí, estará bien. Creo que sí.

Permitan que sólo venga la señora. Párese aquí sólo un momento. Ahora, sólo un momento. Ahora, señora, ahora sólo para dejarle saber que la Unción del Espíritu Santo está aquí... Quiero que crea. ¿Lo haría? ¿Es ésta su primera ocasión que ha estado Ud. en una de mis reuniones? No. Ha estado en las reuniones antes. Pero no la conozco, ¿o sí? No la conozco. Pero si Ud. le cree a Dios, ese problema femenino que Ud. tiene la dejará. ¿Lo cree? Dios la bendiga y la sane, es mi oración. Amén.

 

69

Señora, no la conozco a Ud. Dios sí. Pero esa sombra de muerte del cáncer... Dios la puede sanar, si Ud. lo cree. ¿Lo cree? Entonces regrese a su hogar.

 

¿Qué si le dijera a Ud., señora, sin aun orar por Ud., que Dios estaba allí en la silla al lado suyo? ¿Lo aceptaría? Entonces vaya y créalo, y Ud. puede ser sana en el Nombre de Jesús. Vaya. ¿Cree Ud., señora, con todo su corazón? Entonces vaya y dé...?... Digamos: "Alabado sea el Señor." [La congregación dice: "Alabado sea el Señor.".-Ed.]

 

¿Cree Ud., señora, con todo su corazón? ¿Cree que Dios la sanará, le quitará esa diabetes de Ud.? ¿Cree que El lo haría? ¿Cree que El se la quitaría? Bien, muy bien. Amén. Alabado sea el Señor. ¿Creen todos Uds.? Sólo tengan fe. La Biblia dice: "Si puedes creer, todo es posible."

 

70

¿Cómo está Ud., señora? No la conozco, ¿verdad? ¿Cree Ud. que yo soy Su siervo, el siervo de Dios? ¿Cree Ud. que siendo desconocidos el uno para el otro, piensa que Dios pudiera revelarme cuál es su problema? ¿Cree que El pudiera? ¿Lo aceptaría como viniendo de Dios? ¿Creería que esto viene de Dios? Muy bien. ¿Lo creerían el resto de Uds.?

 

71

Alguien dijo...Tomemos el caso de nuestro Señor Jesús, sólo por un momento. Tomemos el caso del Señor Jesús. Aquí estaba El sentado junto a un pozo, y se acercó una mujer. Su caso es el mismo en esta noche. ¿Ven? No igual, tal vez, o sea, la mismita cosa; yo estoy muy lejos de eso. Yo sólo soy un siervo del Señor Jesús. Y Ud. es...Yo no digo que Ud. sería una mujer de mala fama así como ella, pero es otra vez un hombre y una mujer. Y Cristo dijo que El estaría con nosotros hasta el fin del mundo. Entonces si es así, sería una señal para el pueblo para que no se preocupe. El mismo Cristo que hizo esa declaración está aquí. ¿Correcto? ¿La audiencia lo creerá? [La audiencia dice: "Amén".-Ed.]

 

72

Si el Señor me revelara algo acerca de esta mujer aquí, tal vez, más acerca de lo que es su problema, ¿lo aceptarían, entonces? ¿Lo creerían con todo su corazón?

Entonces míreme; ¿lo haría, hermana? Ahora, esto es un don; es sólo un don de Dios. Yo no tengo la manera de conocerla a Ud.; no sé nada al respecto. Pero míreme sólo por un momento, y creamos mientras yo hablo con Ud. ¿Ve? Bien. Ahora... Sí, señor. Ud. se encuentra en una condición moribunda. Eso es correcto. Pues, Ud. tiene cáncer, no sólo cáncer, sino cánceres. Ud. tiene dos de ellos, y ambos están en sus pechos. Eso es correcto. Ud. está extremadamente nerviosa, ¿no es cierto? Y Ud. no es de Shreveport. No, señor. Ud. es de Arkansas. Eso es correcto. Su nombre es Rosalee. ¿No es así? Ahora, regrese a Arkansas y crea en el Señor Jesús y sea hecha sana. Amén.

 

73

¿Qué es? Rindiéndose al Espíritu Santo. Sólo rindámonos a El esta noche. ¡Oh!, El está aquí. Ríndanse. ¡Oh Dios!, manifiesta los corazones. Sean sanos, ríndanse a El, Señor...?... Amén. Ahora, las visiones son las que me debilitan, ciertamente. Las visiones no sanan. Las visiones sólo vindican a Dios (amén), y a Su bondad. ¿Cree que Dios la sana de ese problema de la vesícula, señora, sentada allá? ¿Cree Ud. que El la hará sana? Si Ud. lo cree con todo su corazón, Ud. puede tener lo que Ud. pidió, si lo puede creer. Amén. ¿Ven? Yo dudo que la señora... ¿Tiene Ud. una tarjeta de oración, señora? ¿No tiene tarjeta de oración? ¿Tiene Ud. una tarjeta de oración? Ud. no tiene una tarjeta de oración, ¿verdad? Sí. Sí tiene una tarjeta de oración. Muy bien. Bien, entonces Ud. ya no la necesitará. Muy bien. No la va a necesitar más. Su fe fue la que lo tocó a El. "Si puedes creer..."

 

74

Señora, la segunda señora al final allí, la señora anciana con lentes, mirando hacia acá, la que tiene baja la presión. ¿Cree que Jesucristo la sanará, hermana? Ud. que está sentada allá en un cojín rosa, mirándome, con el vestido de manchitas. Oiga, la que está mirando hacia arriba, sí, Ud. allá, ¿cree Ud. que Jesucristo la hará sana? Ud... Levante su mano si lo cree. Muy bien. Acéptelo entonces. Amén.

 

¿Ven qué tan... Ven qué tan inconsciente es la fe? La mujer estaba sentada allá, pensando en su corazón de tal modo que ni siquiera me oyó que le estaba hablando. Eso es correcto. Pero ven, Dios le habló a ella. Amén. Si eso no es Jesucristo el mismo ayer, hoy, y por los siglos, yo... no es... Eso lo dice la Biblia. Amén. "Si puedes creer, todo es posible."

 

75

Ud. y yo no nos conocemos, señora. Pues Ud. se mira como una persona bien saludable. Nunca la he visto. Pero el Señor Jesús la conoce, ¿verdad que sí? ¿Y Ud. le cree? ¿Cree que yo soy Su siervo? ¡Oh, qué fe está moviéndose en la audiencia! Así que... Espero que continúen así.

Ud. está extremadamente nerviosa pues, sí, debido a que Ud. está sufriendo con un problema en su colon. Eso es correcto. Es un tumor en su colon. Eso es correcto. ¿Correcto? Ud. tiene problemas con su estómago también...?... estómago...?... Es correcto, ¿verdad? Yo no le estoy leyendo su mente, pero eso es lo que el doctor dice que es. ¿Así que cree Ud. que va a sanar ahora? Muy bien. Entonces camine por sí sola en el Nombre de Jesucristo. Que Dios esté con Ud. Amén.

 

¿Le creen a El? No dude. Tenga fe. Amén.

 

76

¿Cómo está Ud.? ¿Nos conocemos? No. No le conozco. Ud. no me conoce. Yo no sé ni una cosa de lo que le pasa a Ud.; Ud. sabe eso; no lo sé. Francamente, no tiene nada. La única cosa por la cual Ud. está aquí, es que Ud. está parándose por alguien más. Ese es su hermano. El no está aquí. El se encuentra al noroeste de aquí, en un lugar llamado Oklahoma. Y él es un alcohólico, y Ud. quiere que yo ore por él. Muy bien. Siga su camino. ¡Señor Jesús, salva a este hombre, en el Nombre de Jesucristo! ¡Aleluya! Tenga fe en Dios.

 

77

¿Cómo está Ud.? Ud. y yo no nos conocemos. Yo no le conozco; Ud. no me conoce. Dios nos conoce a los dos. Ud. está aquí para que yo ore por Ud. Ud. tiene un crecimiento sobre su ojo izquierdo. No se puede observar ahorita, pero está allí de todas maneras. ¿No es así? Ud. tiene cáncer de piel en su cara. ¿No es así? Ud. quiere que se ore por Ud. ¿Es verdad? Entonces venga aquí, y yo lo haré. ¡Oh Dios, en el Nombre de Jesús, te suplico que quites esta enfermedad! Ahora, yo la maldigo en el Nombre de Jesús; sal de ella, en el Nombre del Señor...?... Dios le bendiga, hermana.

 

Tenga fe en Dios. Todo es posible para los que creen. Si puedes creer que la Biblia dijo que todas las cosas son posibles. ¿Están creyendo eso? Amén.

 

78

Yo veo a dos niñitos de pie allí, por allí así. Su madre está con ellos. Ambos tienen sinusitis. Muy bien. ¿Ud. cree que el Señor Jesús hará a los niños sanos? Si Ud. puede, si Ud. tiene fe y cree en Dios, Dios lo hará. Dos: un niñito y una niñita. Tengan fe, ahora, y Dios se lo concederá. Muy bien.

 

79

¿Creerá Ud., hermanita, con todo su corazón que Jesucristo es el Hijo de Dios? ¿Sí? Yo soy un desconocido para Ud. Yo no la conozco, nunca la he visto. Ud. estaba en el coro..?... ¿Correcto? Ud. está nerviosa, ¿verdad? ¿Y cree Ud. que Dios la hará sana, cree que El la sanará? La otra cosa es el deseo que Ud. tiene por alguien más en su corazón. Eso es correcto. Es una mujer que vive al cruzar el río en algún lugar: Bozier. Y ella tiene artritis y reumatismo. ¿Correcto? Amén. ¿Cree que yo soy el siervo de Dios? Muy bien. Entonces vaya y reciba lo que Ud. pidió en el Nombre del Señor Jesús. Amén.

80

Dios puede sobrepasar esa operación, quitar ese tumor de inmediato aun sin una operación y hacerla sana. ¿Lo cree? Muy bien. Entonces recíbalo en el Nombre de Cristo. Amén.

Yo reto a la audiencia a creerlo. Yo reto a todos a creer en el Nombre de Jesucristo. Miren en esta dirección, no me miren a mí, pero mírenlo a El. Sí, El ha resucitado de entre los muertos. ¿Creen eso Uds.? Oren. No duden. Tengan fe. Amén.

 

¿Cree que su alta presión se le irá, Ud. con su mano alzada? ¿Cree Ud. que El lo va a hacer? Sí. ¿Cree Ud. que El se la quitará de Ud.? ¿Ud. cree que El lo haría? Muy bien. Ud. puede recibirlo.

 

81

¿Por qué estás llorando, niñita mexicana?, creo yo, ¿Eres hispana? ¿Crees que soy el profeta de Dios? ¿Te pararías aquí por unos cuantos momentos? ¿Te pararías aquí sólo por un momento? Mírame. Yo siempre he tenido éxito con gente mexicana porque ellos creen. Mira aquí sólo por un momento. Hay algo alrededor de ti. Yo veo sombras negras tratando de seguirte. Estás orando, sólo que lo que tú quieres es para alguien más. Es tu amiga, quien sufre de nerviosismo. ¿No es así, damita? Si yo te dijera qué está perturbando tu corazón, ¿ creerías que yo soy el profeta de Dios? Tú quieres ser salva y recibir el Espíritu Santo. ¿No es así? ¿No es así? Eso es para lo que fuiste llamada hoy mismo.

 

82

¿Alguien aquí quiere el bautismo del Espíritu Santo, quiere ser salvo?, vengan con ella. Aleluya. Vengan ahorita si creen que Jesús está aquí, y Dios puede salvarlos...?... Vengan. Vengan, todos, cada uno de Uds. que quiere el bautismo del Espíritu Santo. Oraremos todavía por los enfermos. Vengan. Todos los que quieran ser salvos. Todos lo que alzaron su mano...?... Yo creo que Dios está a punto de hacer una gran cosa ahora mismo. Vengan, cada uno de Uds., arrodíllense aquí. Este es el tiempo para venir y recibir a Cristo.

 

Venga, bautista. Venga, metodista. Venga, presbiteriano. Yo los reto en el Nombre de Cristo. Vengan y prueben a Dios. Vengan y dénle una oportunidad a Dios. ¿Lo harían? Vengan ahorita, cada uno de Uds. Cada uno; todos estos que alzaron sus manos, vengan. Vengan. Aquí viene un niño inválido para recibir el Espíritu Santo. Oh, les debería dar vergüenza a Uds., Uds. debieran... los que no vinieron a recibir a Cristo. Este es el tiempo. ¿Vendrán? ¿Vendrán?

 

83

Inclinen sus rostros, en todas partes. Oremos. Yo siento en verdad al Espíritu Santo moviéndose en una gran... Algo va a suceder.

 

¡Oh Cristo!, yo he hecho lo mejor, Señor, en llamar...?... Yo te los he ofrecido a Ti, y Tú has venido. Yo he predicado la Palabra y les he dicho que Tú has resucitado de entre los muertos. Y aquí estamos, en esta noche, Señor, como Tus testigos. Y aquí estás Tú haciendo las mismas cosas que Tú hiciste cuando estabas aquí sobre la tierra. Y Tú estás aquí en esta noche en la forma del Espíritu Santo. Tu estás reprendiendo al pecado. Tú estás llamando por un avivamiento. Tú estás llamando a Tú pueblo. La hora de liberación, la Flecha de liberación...?... Dios, te suplico en el Nombre de Cristo, que Tú envíes multitudes, que cada uno que tenga necesidad de Ti venga a este altar en esta noche y reciba a Cristo. ¿Vendrán?

 

84

Eso es correcto, señora. Eso es correcto. Muévase. Póngase de pie. Es el Espíritu Santo hablándole. Mi corazón no se sentiría así si yo no... Yo no diría esto si no fuera en serio. ¿Esperarían que yo me parara aquí e hiciera cosas en el Nombre del Señor y ser a la vez un hipócrita? Pues, yo no lo haría por nada en el mundo. Me siento guiado a decir que hay personas allá que deben venir a este altar. Eso es correcto. Así que si... Ud. sabe quién es Ud. Yo lo reto a venir al altar en el Nombre de Cristo.

 

85

Y recuerden, si yo me encuentro con Ud. en el día del juicio y Ud. es condenado, no es mi culpa. No es la culpa de Dios. Yo he predicado Su Palabra. El la ha confirmado con señales y maravillas que le siguen. El está aquí en esta noche. El ha resucitado de entre los muertos.

 

86

Ahora, si Ud. lo desea a El, venga. "Hay una fuente llena con la Sangre sacada de las venas de Emanuel, donde pecadores se sumergen bajo la Sangre, y pierden todas sus manchas de culpabilidad". Y si Ud. no está seguro, mi amigo, Ud. que está apoyándose en su credo eclesiástico, si Ud. está apoyándose en su calidad de miembro, es mejor que Ud. venga ahora. Puede que no le vuelva a ver otra vez en esta vida. Ud...?... puede que parta antes que nos encontremos de nuevo. Puede que Ud. nunca diga: "Oh, yo creo"; pero esta es su noche. Dios te bendiga, jovencito. Eso es correcto. ¡Oh!, los que han sido convencidos. Dios le bendiga, señora. Vengan. Levántense de sus asientos. Vengan.

 

87

Recuerde, Ud. no tiene la opción de su vida. Puede que Ud. muera antes de la madrugada. Pero hay una cosa segura: Ud. va a morir. Cada uno de Uds. aquí va a ir a encontrarse con Dios. Y Ud. va a encontrarse con El en el juicio. Y Ud. va a tener que responder por este Mensaje en esta noche. Todos Uds. van a tener que responder por el hecho de El apareciéndose en esta plataforma, aquí mismo en Shreveport, Louisiana, por las señales infalibles que dice la Biblia, señales infalibles que Jesús ha resucitado de entre los muertos.

88

Yo soy Su testigo al decir esto, que El lo está llamando a Ud. al altar. Jóvenes y ancianos, Metodistas, Bautistas, Pentecostales, Luteranos, quien sea, vengan al altar. Hay una fuente llena con Sangre...?... por mi testigo, que...?... pecadores que vengan a...?... Vengan. Todos Uds. encamínense hacia el altar. Paren de ver la televisión. Paren de ver las cosas del mundo. Miren al Calvario en esta noche. Vean a Cristo. Miren al que murió por Uds. Miren al que pagó la pena. Miren al que no va a...?... su pecado. Apártense de las cosas del mundo.

89

Dios le bendiga, señora...?... el resto del tiempo que Ud. pudiera vivir. Vengan. ¿Quién más va a venir? Vengan, todos, todos. Ahora, si Ud. tiene una necesidad de cualquier otra cosa del Señor, venga al altar ahorita mismo. Uds. que quieren el bautismo del Espíritu Santo, ábranse camino hacia el altar ahora mismo. Abrase camino, Ud. que ha caído, ábrase camino, Uds. que quieren el bautismo del Espíritu Santo, Ud. que quiere sanidad, ábrase camino al altar. Quien quiera que sea Ud., ábrase camino al altar ahora.

90

Vengan a este lugar, donde, como un profeta de Dios, hablo en el Nombre de Cristo, diciendo que El está aquí con brazos abiertos, listo para darle a cada persona todo y la Saeta de la liberación completa. La Saeta de Dios de liberación está en su mano. No tengan temor de golpear con ella. Esta es la hora de su decisión. Esta es la hora. ¡Golpeen! ¡golpeen! ¡golpeen! ¡golpeen! ¡golpeen todo lo que les impide! ¡Golpeen al Calvario! ¡Toquen el borde de Su vestidura! ¡Levanten su corazón! ¡Levanten sus manos! ¡Levanten sus almas! ¡Levanten sus alabanzas! ¡Levanten su adoración! ¡Levanten sus lágrimas! ¡Levanten todo! Amén...?... Estamos en casa, Señor.

91

¡Qué luz!¡ Qué tiempo! Qué...?... ¡Qué pueblo! ¡Alabado sea Dios! ¡Sana a toda persona enferma! ¡Satanás, suéltalos! En el Nombre de Jesús, yo te condeno. ¡Sal, Satanás! Libéralos de la televisión, de todas las cosas del mundo. Concédelo. ¡Oh Dios!, concede Tus bendiciones sobre ellos. ¡Gloria a Dios! Alcen sus manos y alábenle, y reciban cualquier cosa de la cual Uds. tengan necesidad. Cada uno en el edificio, póngase de pie y déle gloria a Dios, Aleluya...?... [El Hermano Branham y la congregación continúan adorando al Señor.-Ed.]...?... la manera para...?... los enfermos siendo sanados, la gloria de Dios cayendo. ¡Amén! ¡Alabado sea el Señor! ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Bendito sea el Nombre del Señor! ¡Cuánto Te amamos! ¡Cuánto Te alabamos! ¡Cuánto Te adoramos! ¡Cuán maravilloso! ¡Gloria a Dios! ¡Alabado sea Dios!...?... ¡Bendícelos, Señor! ¡Bendícelos, Señor! Bendícelos, oh...?... Envía el Espíritu Santo...?... Sana cada corazón. Sana a cada crítico. Sana a cada enfermo. Sana a todos. ¡Sana, Señor! ¡Llena con el Espíritu Santo! ¡Haz que descienda la gloria! ¡Trae salvación al alma! Oh Dios, en el Nombre de Cristo, yo Te suplico que...?... con todo mi corazón, con toda mi fuerza...?...

Compartir este post

Repost 0
Published by SANN777 - en religion
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de william branham_en _cozumel
  • El blog de william branham_en _cozumel
  • : william branham la palabra pura la verdad amor don de sabiduria amor fraternal los 7 angeles de dios cozumel
  • Contacto

Enlaces