Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
11 febrero 2011 5 11 /02 /febrero /2011 11:37

 


La
Palabra Se Hizo Carne

 


(Y Reporte Del Viaje A La India)

 

Por
William Marrion Branham

 


Octubre 3, 1954. Jeffersonville,
Indiana. U.S.A.

 





 


Buenos días amigos, es
ciertamente un privilegio estar aquí en el tabernáculo de nuevo
esta mañana. Por supuesto, así como viajamos a través de las
diferentes partes del mundo y etc. a veces Ud. se pregunta si alguna
vez va a regresar de nuevo... al ver los riesgos y peligros y cosas
que están adelante. Pero así como el Hno. Neville ha dicho: "El
Señor cuidará de nosotros." Eso es, nosotros aprendimos a
confiar en El para...  y esta mañana es un...

 



  1. Creo que tengo un amor más
    profundo por el Señor Jesús que lo que jamás había tenido en
    toda mi vida. Después de ver las diferentes religiones del mundo y
    su operación y lo que creen y su teología y etc., y entonces venir
    a darme cuenta que nosotros como cristianos tenemos el verdadero
    Dios Vivo. Todas las otras religiones sólo parecen desvanecerse
    hacia nada cuando el cristianismo es traído a el—el lugar.


  2. Ahora, no puedo hablar muy
    fuerte, si alguien quiere acercarse un poquito, bueno Ud.—Ud.
    puede hacerlo y venir adelante mientras esperamos. Yo sólo quiero
    dar el reporte de los servicios de ultramar muy brevemente, para que
    así Ud. tenga un concepto de lo que el Señor hizo allá. Porque
    nosotros... Ud. es parte del grupo que me envió, y Ud. oró por mí
    mientras yo estaba allá, así que Ud. tiene un derecho de saber lo
    que el Señor hizo. Eso fue un gran y maravilloso servicio el cual
    tuvimos. Ellos...


  3. En Lisboa Portugal tuvimos uno
    de los mejores servicios que he tenido en un largo tiempo, sólo al
    entrar así como lo hicimos. Ese país es estrictamente  cien por
    ciento católico, Portugal lo es, algunos de ellos vienen de España.
    Y los Españoles eran Católicos, y ellos entraron. Y todos los
    Portugueses son católicos, pero allí en medio de todos ellos, el
    Señor derramó Su Espíritu sobre las congregaciones, ¡y tuvimos
    tremendos servicios y milagros!.


  4. Y muchos miles... ahora, si
    hubiere gente católica aquí, yo no estoy tratando de decir que la
    gente fue convertida al cristianismo fuera del catolicismo, porque
    eso es un representativo del cristianismo. Pero es esa gente quien
    usualmente va a la iglesia católica, y no son cristianos realmente
    devotos, nosotros también lo tenemos en los protestantes, ellos
    sólo dicen: "Bueno, yo soy un católico porque mi abuela era
    católica". Y eso es, ellos no lo consideran. Pero esa gente
    fue dirigida al Señor Jesucristo por millares en el servicio en
    Portugal.


  5. Entonces nosotros fuimos de
    allí a Roma. Y allí... bueno, yo visité las grandes catacumbas
    donde los grandes cristianos adoraban en el principio en las edades
    primitivas. Y allí tuvimos una experiencia maravillosa al bajar,
    especialmente en la catacumba de San Angel. Y por supuesto, nuestros
    guías eran estrictamente católicos, pero ellos trataron de decir
    que esos eran católicos, pero todas las inscripciones y todo lo
    demás mostraba que eso era diferente, no eran católicos, Ud. vea.


  6. Y entonces de allí fuimos a la
    Ciudad del Vaticano, y en la Ciudad del Vaticano yo tuve un tiempo
    maravilloso. Y tuve un servicio de sanidad allí mismo en las
    sombras de la catedral de San Pedro, un gran servicio. Y
    literalmente sólo todos los que podían reunirse a donde tuvimos
    que hacerlo secretamente, y sólo dejar que la gente supiera a donde
    estabamos. Y miles vinieron allí y aceptaron al Señor Jesucristo,
    y El obró milagros y señales y maravillas entre la gente. En el...
    en la Ciudad del Vaticano. ¿Podría Ud. imaginarse eso?.


  7. Y yo podría... y allí se
    juntaron muchas de las grandes celebridades del país esta vez,
    porque el Barón Von Blomberg estaba con nosotros, él era el
    director de los servicios, y él es bien conocido por todos los
    monarcas y potentados del mundo y etc. En Lisboa conocimos al
    gobernador del Parlamento, tuvimos una cena con ellos. Y en Roma
    estaban allí todos los dignatarios. Y este rey Farouk de Egipto, y
    él apenas se había casado con una joven dama, Ud. sabe, nosotros
    lo entendimos, y ellos se habían divorciado de nuevo. Y él tiene
    un derecho de tener cuatro o cinco esposas, así que él—él
    únicamente tenía una o dos ahora. Pero, él se casó con esta
    joven, una niña de escuela, y Ud. oía de la publicidad en el
    periódico y lo demás. Un hombre amable para hablar también. Un
    hombre grande, gran... quiero decir un hombre grande. El era grande.
    Así que él era un hombre muy amable.


  8. Después conocimos a una pareja
    de reinas del Oriente, y etc. Entonces ellos fueron a Roma sabiendo
    que estabamos allí, y vinieron a conocernos.


  9. Y yo tenía una
    audiencia con el Papa, y podía haber ido y hablar con él. Pero
    cuando descubrí que tenía que besar su anillo y su talón, yo
    dije: "No, no. Huh-Huh,
    no". ¿Ve?. Yo le daré a cualquier hombre sus respectivos
    saludos, como un reverendo, doctor, lo que fuera, le daría honra, y
    me quitaría mi sombrero delante de él como un caballero y demás.
    Pero cuando eso viene a adorar, hay solamente Uno, y Ese es el Señor
    Jesucristo. Y yo no haría eso.


  10. Así que él dijo que le había
    pedido al Barón y a todos los demás si él pudiera tenerme allí
    el martes por la tarde o algo así. El dijo: "Ahora, cuando Ud.
    entre, la primer cosa que Ud. hace, Ud. se inclina ante él,
    entonces él estira su anillo para que Ud. lo bese. Entonces él
    estira su pie hacia fuera con un talón sobre de eso". Yo dije:
    "No, no, no. No señor. Olvide eso. Nosotros no haremos eso".


  11. Así que cuando fui al Cairo
    Egipto, y a Atenas Grecia, y hacia las diferentes partes del país,
    y llegamos a Bombay. Y yo le digo, yo no creo que pudiera sacar en
    diez años  lo que vi en Bombay, de lo que eso fue. Yo... es la
    vista más patética que yo jamás he visto en mi vida en todo el
    mundo.


  12. Esto es prácticamente todo el
    extremo Oeste. Yo prácticamente visité todos los países de Europa
    y Asia y a través de esa parte del país, aún en las fronteras de
    Rusia, pero nunca he estado en Japón aún. Y eso se supone ser en
    el próximo programa, esto es: Australia, Nueva Zelanda y Japón. Mi
    próxima parada a donde yo estuve fue en Hong Kong, en China.
    Nosotros estuvimos alrededor del otro lado, muy cerca de venir a los
    Estados Unidos, viniendo en esta dirección. Nosotros tuvimos que
    detenernos en Hong Kong, Tokio, Formosa,  Guam y Filipinas, entonces
    aquí. En lugar de eso, nosotros vamos a ir alrededor en esta otra
    dirección de eso para venir aquí de nuevo. Pero allí...


  13. No hay gente pobre en Estados
    Unidos, no me interesa en dónde esté y cuán difícil tenga que
    vivir, no hay ningún necesitado, ningún pobre en Estados Unidos.
    Si Ud. lo encuentra en un callejón comiendo de una lata de la
    basura, sus ropas fuera de él y todo lo demás, él es un
    millonario. Nunca piense que él es pobre porque no lo es; después
    de que Ud. una vez visite India y vea la gente pobre allá. Bueno,
    le diré, una difícil...


  14. Yo tengo un corazón duro, yo
    he visto mucho y he tenido que ir a través de tanto. Muchos de Uds.
    quizá no entiendan cuánto efecto tenga eso sobre un ser humano,
    cuando Ud. ve tantas cosas, y Ud. tiene que pasar eso todo el
    tiempo, algo así, y hacer Ud. mismo sentirse diferente. Después de
    un rato, Ud. entra hacia ese tipo de atmósfera hasta que Ud. mira
    todas las cosas y sólo no lo nota, porque Ud. ha llegado a ese
    lugar a sí mismo.


  15. Es como un doctor, tiene que
    operar a un hombre, entrar y sacarle el apéndice. La primera vez
    que él lo hizo, quizás se desmayó o algo así. Pero después de
    un rato él llega a un lugar a donde él sabe que eso tiene que ser
    hecho, así que él sólo va y lo hace. Y si el paciente vive o
    muere, bueno, él sólo ha hecho lo mejor que puede.


  16. Y un ministro llega en la misma
    forma, cuando Ud... especialmente un apóstol. O... o lo que...
    bueno, un apóstol es un misionero. La palabra misión... apóstol
    significa "uno enviado". Y porqué el misionero quiere ser
    llamado un misionero en lugar de un apóstol, yo no sé. La Biblia
    nos da un orden de eso, es apóstol. Así que entonces él es
    enviado fuera. El no tiene exactamente que ser un ministro. El... el
    apóstol no tiene que ser un ministro, él sólo tiene que ser uno
    que sea enviado. Dios lo envía a hacer ciertas cosas.


  17. Y entonces allí, le diré
    cuando fuimos a la India y ver esa gente pobre allí en las calles,
    y muriéndose de hambre. Y las madrecitas con sus bebés pidiendo
    por algo. Y ellas mismas muriéndose de hambre, pero no dejan que su
    bebé muera. Y sólo por poco, una moneda de veinticinco centavos,
    un centavo, o cualquier cosa. Si ellos pueden conseguir mucha comida
    cada tres días, pueden sobrevivir. Ellos no tienen hogar para ir,
    sólo cuando tienen sueño se acuestan en la calle. Y ellos... y
    viejos cerdos caminan entre la gente, quizás no sean de este
    tamaño, y sus costillas todas juntas por el hambre. Y viejas cabras
    casi listas para partirse en pedazos también caminando sobre la
    gente. Y ellas apestan, oh, ¡Ud. nunca vio tal gentío como la
    India tiene!. Por supuesto, casi siempre ha sido así, no es nada
    nuevo.


  18. Ellos apenas hace seis años
    lograron su independencia al romper con Inglaterra como Ud. sabe, y
    ellos son una gente muy extraña.


  19. Yo nunca vi un hombre en toda
    la India, con todos los millones que tuve que ver, que tuviera mucha
    grasa arriba en todo alrededor de su cintura, aquí arriba, todos
    son realmente muy delgados, gente huesuda. Y en mi ventana (eso
    rompería el corazón de un hombre) así como mi hijo estaba allá
    atrás escuchando. Y él se sentó en la ventana y observó a la
    gente que estaba sentada en las calles. Cuando descubrieron donde yo
    estaba, y leprosos sin manos y cosas como pequeños troncos
    levantándose en el aire, pidiendo por algo para comer o cualquier
    cosa, y sin pies, y blancos con lepra. Y oh, uno difícilmente podía
    ayudar al otro. Y es la vista más lastimosa que Ud. jamás haya
    visto.


  20. Yo le dije a los misioneros:
    "Yo no puedo soportarlo". Y le di a todos todos los
    centavos que traía allí en la calle. Y yo pensé: "Ellos
    tienen tanto derecho de comer, así como mis hijas Sara y Rebeca lo
    tienen". Y Uds. no se dan cuenta cuán bendecidos son. Ahora,
    eso es cierto, Ud. no se da cuenta. Ud. sabe, Ud. debería mirar
    hacia arriba y ver de donde viene. ¡Bueno!. Eso vino... y los
    americanos son como un cerdo bajo un árbol de manzanas. Ud. sabe,
    él... todo el día las manzanas le caen en la cabeza y se las comen
    y nunca miran hacia arriba para ver de dónde vienen. Y así somos.
    Nosotros nunca pensamos, quiero decir completamente, yo no estoy
    diciendo de Uds. aquí, Uds. son cristianos. Pero quiero decir toda
    la gente, cómo es que ellos no se dan cuenta cuán bendecidos son y
    cuanto tienen.


  21. La basura en Jeffersonville
    alimentaría hoy a un tercio de la India. Eso es cierto, y ellos
    estarían contentos de recibirlo, cualquier cosa. Ellos... Ud. ve a
    alguien en el bote de la basura y dice: "Bueno, Hno. Branham,
    ¿qué de esa persona? Difícilmente tiene ropas y está rasgado".
    Pero mire, lo único que él tiene que hacer es pedir caridad y
    ellos lo ayudan. Esos individuos allá no tienen caridad.
    Especialmente viven en alguna choza en algún lado en donde si
    llueve él puede meterse en una caja de carro. El no tiene nada a
    donde ir, a donde él caiga. El sólo permanece allí. Y ellos los
    recogen cuando mueren y los queman, los arrojan en un gran hoyo, o
    algo así, y los sacan de las calles o lo que sea; leprosos y etc.
    Nadie los quiere, no tienen lugar para ir, nada. Ellos están
    hambrientos, ellos son seres humanos así como nosotros.


  22. Y le digo hermano, yo no podía
    soportar eso. Yo casi tuve un quebrantamiento nervioso. Yo he estado
    en casa ahora todos estos días desde el domingo pasado. Y yo no
    podía salir de mi cuarto. Mi esposa aquí sabe la verdad, como por
    cinco días eso como que me mataba. Aún cuando nuestro doctor al
    tomar mi presión sanguínea dijo: "Hombre, será mejor que
    descanse". Dijo: "Sus nervios están tan tensos hasta que
    su presión sanguínea se ha bajado y ni aún eso hará que su
    sangre suba para traerla arriba de nuevo". Yo... al ver yo eso
    casi me rompo en dos.


  23. Y algunos de los misioneros
    dijeron: "Hno. Branham, si esto le hiere, Ud. nunca vaya al
    interior porque es muchas veces más peor que esto". Bombay es
    su ciudad más grande y la más bonita que ellos tienen. ¡Ud.
    debería de verlo!. Y ahora, referente a las religiones, yo nunca vi
    tantas supersticiones, gente totalmente ciega de mirar al sol,
    adorando al sol, sólo quedándose ciego por mirar al sol.


  24. Yo fui entretenido allí, bueno
    la celebridad, eso es verdad, del señor Nehru y el presidente, y el
    Parlamento y todos ellos. Yo tengo sus boletos y cosas aquí en mi
    bolsillo, sus tarjetas y etc. Ellos fueron amables, no podían ser
    más amables. Le tratan a Ud. muy bien. Pero yo fui con el regente
    de Bombay a su oficina, y su gallinero se mira mucho mejor, vea, eso
    es lo mejor que ellos tenían. Así que allí no hay nada para
    comer. Y es la vista más patética en las calles que Ud. jamás
    haya visto. Cuando Ud. envíe sus paquetes de ayuda, envíelos a la
    India. Si señor.


  25. Ahora, yo no estoy aquí como
    un crítico. Yo le dije a mi esposa al venir: "Si hay algo que
    yo quiero dejar". Y le pido a la iglesia que oren por mí, es:
    "dejar de criticar". Yo soy un crítico en mi corazón, y
    yo no quiero ser así. Tan pronto como yo llegué al suelo
    americano, antes de que llegara aquí, vi a los americanos y comencé
    a criticarlos allí mismo, cuando observé y vi una  madrecita atrás
    del avión, nosotros veníamos en segunda clase, la manera en que
    realmente los predicadores deberían de viajar. Y allá atrás en el
    avión, una madrecita con un niñito, y allí estaba él sentado
    discutiendo con esos niños porque ellos... nosotros habíamos
    estado... yo había estado en el aire cincuenta y ocho horas. Pero
    ellos habían estado por treinta y cinco horas, esos pobres niñitos,
    sin descanso y estaban haciendo ruido.


  26. Y entonces vi a una mujer
    americana levantarse, vestida tan inmoral y aún su ser inmoral, su
    miseria, esas mujeres pueden venir aquí y enseñarles a estas
    mujeres americanas como vivir una vida decente. Eso es cierto. Ud.
    nunca... en la calle, no me importa si es su esposa, Ud. no puede
    pararse a seis pulgadas de ella. Ellos lo encerrarán, vea, eso es
    correcto. No hay que andar tocándose o haciendo el amor o cosas así
    en las calles allí. Y sus mujeres nunca miran al hombre en su
    rostro cuando ellas quieren hablarle, ellas mantienen sus cabezas
    inclinadas así y se alejan. Ellos no las dejan que anden en las
    calles así y etc. Y eso es la moral, y venir y encontrar una gente
    en hambre y siendo paganos como ellos eran, y ver la parte baja y
    degradada de nuestra nación aquí, eso me hace ser crítico.


  27. Y yo permanecí en el hotel en
    el Taj Mahal. Creo que Billy... ¿Cómo pronuncias eso Billy?. Billy
    Paul sabe como pronunciar eso, Taj Mahal, sí, de alguna forma, y
    eso en el hotel allí. Billy es un testigo. Y dos americanos
    entraron y cuando ellos fueron a la calle... los observamos así
    como salían entre esa gente pobre allí, y un muchachito corrió
    hacia ellos. Hay un tipo de enfermedad que ellos tienen, él tenía
    como ocho años y su talón estaba de este grande, dos de ellos, eso
    crece hasta esta altura y él tenía que jalar su pequeño pie así.
    Caminó allí y le pidió un centavo, Ud. sabe, o algo así para
    conseguir algo de comer. Y esos americanos dijeron... [El Hno.
    Branham hace un gesto e imita sus respuestas.—Editor] se voltearon
    alrededor así y se alejaron. Yo dije: "Dios, Sé
    misericordioso".


  28. ¡Orgullosos! Y Nehru y ellos
    nos estaban hablando y él dijo: "A nosotros nos gustaría
    tener todos los modos que Uds. tienen de como... y su democracia y
    todo lo demás, pero nosotros no queremos su espíritu". Eso es
    cierto. "Nosotros no queremos la soberbia y el sentimiento alto
    que Uds. todos tienen en Estados Unidos. Nosotros no queremos eso".
    ¿Ve?. Ellos no se detenían en decirnos eso tampoco.  Dijo:
    "Nosotros no queremos eso".


  29. Y yo le dije: "Eso no es
    la genuina representación del cristianismo". Yo dije: "Es
    una forma de hipocresía". Absolutamente. Yo dije: "Los
    cristianos no actúan así, no señor".  Yo dije: "No
    todos en Estados Unidos actúan así". Yo dije: "Nosotros
    tenemos gente tan humilde y dulce como hay en todas partes del
    mundo, pero tenemos algunos..." dije: "Es una pena para mí
    decirlo, la mayoría de ellos, son orgullosos, soberbios, altivos,
    de ese tipo".


  30. Y venir aquí, eso me hace ser
    crítico, Ud. vea, y yo no quiero ser así. Yo encontré después de
    tanto, de ver tanto y todo lo demás como eso que el hermano y
    hermana, y mis viejos amigos aquí del tabernáculo, Dios bendiga
    sus corazones. Uds. no se dan cuenta por lo que yo he pasado. Mis
    días de tratar de alimentarles y todo lo demás. Estoy tratando de
    hacer lo mejor que yo puedo para responder ante Dios algún día.
    Pero yo tengo... así que si Ud. me ve hacer algo equivocado, no me
    condene, sólo sienta pena por mí y trate de corregirme, vea porque
    yo no quiero ser de esa manera.


  31. Pero Ud. sólo tiene que pasar
    a través de mucho, Ud. no se da cuenta, y Ud. tiene que pasar sobre
    tanto. Yo podría decirles cosas en esta mañana las cuales no sería
    para mí legal decírselas, Ud. dese cuenta porqué yo estuve allí
    por cinco días en casa, no podía moverme. Eso es cierto. Ud. no se
    da cuenta.


  32. Lo que sucedió desde que yo
    era un pequeño predicador inocente parado aquí en el púlpito, lo
    que ha cruzado sobre ese corazón y lo ha cortado, y ha pasado por
    golpes y jaloneo. Dios sólo lo sabe. Yo ni aún le digo a la gente,
    ni aún a mi propia esposa, yo sólo lo guardo entre Dios y yo y me
    muevo lo mejor que yo puedo, pero Ud. dese cuenta que un ser humano,
    su mente sólo puede soportar tanto, y entonces él sale. Ud. vea. Y
    eso es lo que me sostiene, yo no sé, eso sólo ha sido Dios que lo
    ha hecho por mí.


  33. Ahora, hay todo tipo de
    religiones en India, todo tiene que tener una religión. Toda cosa
    tiene que tener su propia manera. Yo fui entretenido por el
    histórico... nunca antes, las religiones de la India aún se habían
    unido para entretener a un cristiano. Pero dos semanas atrás el
    pasado jueves, yo fui entretenido por las religiones de India.
    Muchas de ellas adoran moscas, ganado, y ellos adoran todo. Y ellos
    estaban allí, los Jains, nosotros estabamos sentados allí en su
    templo adonde su sacerdote... esa religión se formó antes que el
    cristianismo aún naciera hace tres mil o cuatro mil años.


  34. Ellos tienen un monasterio y
    tienen monjes, un parecido al catolicismo. Ellos se arrancan sus
    barbas con sus manos y sus cabellos de su cabeza así, con sus
    manos, entonces ellos comienzan a regresar. Ud. no puede cortarlo.
    Y ellos lo están en cada manera al grado que toman una escoba... o
    un pequeño trapeador. Ellos se sientan allí y los monjes hacen
    esas pequeñas limpias con trapeador. Y ellos van antes para estar
    seguro de que Ud. no pise una hormiga o algo así y la mate. Y si
    eso fuera, sería un pecado mortal y Ud. no sería perdonado. Ellos
    cargan una cosa blanca sobre sus bocas y alrededor de sus oídos,
    por si ellos respiran no se tragarán algún pequeño insecto, ellos
    nunca serían perdonados por eso. Ud. vea, si eso—eso mataría
    algo. Y ¡Oh!.


  35. ¿Cómo podrían ellos aún
    aceptar el sacrificio de la Sangre del Señor Jesucristo?. Ellos han
    oído del El, pero ellos no lo creen. Ellos saben de Jesús. Los
    misioneros lo han llevado. El dijo: "Oh sí, Uds. están todos
    mezclados". Dicen: "Uds. piensan de ese hombre Jesús...
    si El fuera un hombre santo, ¿cómo dejaron que esos hombres
    crueles lo crucificarán? ¡Tonterías!". Dijo: "El se
    montó en un caballo y cabalgó hacia el cielo. Eso es a donde El
    fue".


  36. Y los Sikcs, ellos usan un
    turbante y allí tienen un cuchillo. Y cada vez que ellos cogen un
    cristiano con su espalda volteada lo matan. Vea, porque cuando él
    llegue al cielo... los cristianos van al cielo también. Pero cuando
    él llegue al cielo, él va a ser el cristiano, él va a ser el
    siervo a los Jains, Ud. vea. Así que él tendría muchos siervos si
    él puede deshacerse de muchos de ellos aquí en la tierra, Ud. vea.
    Así que si él le mata a Ud., sólo Ud. es matado, eso es todo. Y
    allí atrás en su turbante Ud. puede decir, ellos tienen un peine
    curveado y un cuchillo a su lado. Y ellos únicamente lo quieren con
    su espalda volteada, y eso es todo lo que ellos quieren hacer. ¡Y
    entonces, todo lo demás, las religiones del mundo!.


  37. Y al contarlos esa primera
    noche de la reunión, cuando no había forma para calcular la gente
    que estaba allí. No había lugar donde Ud. pudiera ponerlos. En los
    patios adonde estaba lloviendo, y la gente allí y sin ayuda. Y, oh,
    tantos casos patéticos. Y sucedió que la primera mujer subió, con
    todo lo que podían subir, era un niñito, el cual era un... creo
    que él era un Hindú. ¿O no Paul?. Y él no podía... estaba sordo
    y mudo, había nacido sordomudo. Y yo dije: "Ahora aquí está
    el primer caso de una pequeña dama aquí". Yo dije: "Ahora,
    todos Uds. los Jains, tratarán de que ellos sean Mahometanos, y los
    otros tratarán de que Ud. sean diferentes cosas, y su
    (a-yal-icks)".


  38. Y ellos todos leen sus Biblias
    que tienen, no esta Biblia, ellos tienen la Biblia del Corán, Ud.
    sabe eso. Así que ellos tienen... los Mahometanos, y tienen
    diferentes fundadores. Ahora, hay algunos de ellos que creen que "un
    hombre es dios, en sí mismo, que cada hombre es un dios. Y lo mejor
    que Ud. sea, Ud. es  mejor dios". Y oh, es horrible ver cómo
    ellos lo hacen.


  39. Y allí, yo dije: "Ahora
    miren caballeros". Yo no podía llamarles hermanos, yo podía
    sólo dirigirme a ellos como caballeros de las religiones del mundo.
    ¿Ve?  dije: "Ahora quiero preguntarles algo. Hay... todos
    estamos aquí esta noche. Y todas esas diferentes cosas, y Uds.
    adoran al ganado y a todo lo demás". Y yo les dije: "Si
    Uds. me disculpan, todo eso es superstición". Todos ellos
    podían entender inglés, ellos no podían contestarle en inglés,
    pero Inglaterra los ha controlado por un largo tiempo. Yo dije:
    "Uds.—Uds. están aquí y nosotros... cada uno, Uds.
    representan diferentes religiones". Yo dije: "Y Uds. van y
    hacen proselitismo, toman a un Sikh y lo hacen un Jain, y toman a un
    Mahometano y lo hacen un Budista y etc." Yo les dije: "Eso
    es únicamente un cambio de pensamiento. Eso es todo".


  40. Yo dije: "Nosotros tenemos
    algo similar en Estados Unidos, no somos inmunes de esas cosas".
    Yo les dije: "Pero todos creemos en un Dios, pero tenemos
    Metodistas, y Bautistas y Presbiterianos, y ellos hacen proselitismo
    uno al otro para meterlos a la organización".


  41. Pero todos Uds. hacen
    proselitismo de un dios al otro, Ud. vea. Pero ahora, ¿cuál es?.
    Cada uno es superstición". Yo dije: "La misma criatura,
    la mosca, la vaca que Uds. adoran, el caballo, o lo que pudiera ser,
    el Dios Poderoso creó ese ser, vea". Y yo dije: "Para mí,
    Uds. están adorando a la creación en lugar del Creador". Yo
    dije: "En todo eso, ahora, ninguno de ellos..." Y algunos
    de ellos con ídolos y etc., yo dije: "Ninguno de ellos puede
    ayudarle, no hay ninguno de ellos que pueda contestarles. Todos
    ellos están mudos y ninguno de ellos contesta, ninguno de ellos
    pueden accionar". "Pero hay un sólo y verdadero Dios
    vivo, y Jesucristo es Su Hijo" Y yo dije: "Ahora, Ese es
    quien yo estoy aquí para representar".


  42. Yo dije: "Ahora, así como
    Elías el profeta trajo todos los profetas de Baal al Monte Carmelo
    para probar y  decir quién es Dios". Yo dije: "Ahora hay
    sólo una cosa que hacer, y si sus dioses están correctos, entonces
    déjenme dejar al mío y servir al de Uds." Ahora, aquí está
    un niño sordomudo, ¿cuál de sus dioses puede sanarlo, darle
    su—darle su oído y su habla?. Eso es lo que yo quiero saber. ¿Ve?
    ¿Cuál puede restaurarle el habla a este muchacho?".


  43. Yo dije: "Ahora, el
    cristianismo ha sido representado a Uds. en la forma de doctrina, y
    en panfletos, y en Biblia". Lo cual yo lo respaldo cien por
    ciento. ¡Dios ayude a esos misioneros que van y viven allí!. Si
    señor. Y yo dije: "Pero, eso no ha sido completamente
    representado a Uds." ¿Ve? Yo dije: "Ha sido representado
    a Ud. sólo en Palabra, pero el Dios que escribió esa Palabra, que
    Uds. ya han colocado en su corazón, ahora ha venido a un lugar en
    que hará que Su Palabra sea viva, convertirse a Sí Mismo en la
    Palabra".


  44. Ahora, yo dije: "Aquí
    está el muchacho, él está sordomudo, él no puede hablar u oír
    ni nada. El nació así". Y el Espíritu Santo allí revela los
    pecados y las cosas de la gente, y ellos casi se desmayan cuando ven
    eso, Ud. vea.


  45. Y todos de ellos hacían mucho
    ruido, Ud. no podía entender, porque ellos tenían el ejército
    observándolos, Ud. sabe, y ellos estaban sólo moviéndose para
    arriba y para abajo. Oh, ellos dijeron que había allí gente de
    toda la India. Así que Ud. no podía decir qué estaba allí, vea,
    cuántos, Ud. no podía entenderlo. Así que entonces cuando
    trajeron a éste niño allí arriba dije: "Ahora, Padre
    Celestial, Tú sabes que yo soy como estos otros hombres aquí, yo
    estaría en su condición y peor, si no fuera por Tu gracia, Tú me
    salvaste. Y yo... todo esto es ordenado por Ti, no por mí mismo. Y
    ahora, Tú sabes que yo nunca digo que yo puedo hacer alguna cosa.
    Eres Tú Señor. Pero aquí mismo, mientras las religiones y las
    supersticiones de este mundo... así como fue en los días de Elías
    el profeta, así como fue en los días de Jesús Tu Hijo, así es
    ahora de nuevo".


  46. Yo dije: "Para
    que eso sea conocido Señor Dios, una vez más de que Tú eres el
    Único y verdadero Dios vivo, y El que hizo a la humanidad y puede
    hacer que el mudo hable y que el sordo oiga". Yo dije: "Yo
    te pido en el Nombre de Tu Hijo, de acuerdo a Su Palabra, que dijo
    que si pidiéramos algo, como creyentes cristianos, pedir cualquier
    cosa en Su Nombre al Padre, eso sería dado". Yo dije: "Ahora
    yo creo Su Palabra, y yo pido para que el espíritu sordomudo deje
    al niño" algo así. Y yo palmeé mis manos así
    [El Hno. Branham palmea sus manos.—Editor] Y él volteó y miró
    alrededor. El estaba sosteniendo sus oídos hacia arriba así. Y
    allí estaba él, podía hablar u oír tan bien como cualquiera de
    la audiencia, algo así.


  47. ¡Bueno, eso comenzó todo!. Lo
    próximo, Ud. no podía... ellos tuvieron que sacarme. No hay
    manera. Y ellos sólo... ellos jalaron mis zapatos, y casi me
    quitaron la ropa. El ejército no podía contenerlos hacia atrás,
    los militares, los guardias no podían hacerlos retroceder. Ellos
    corrían, y rompían esa línea de cuerdas así. Ellos me adorarían,
    Ud. vea, si ellos pudieran. Ellos no entienden, no importa cuanto
    Ud. trate de llegar a ellos, ellos no lo entienden.


  48. En la siguiente noche había un
    hombre que había estado ciego por veinticinco o treinta años, era
    un adorador del sol que miró al sol hasta que su vista se fue. Fue
    algo como eso, mirando directamente el sol, hasta que quedó
    totalmente ciego. No había visto por veinticinco o treinta años, y
    él fue el próximo, y se abrió paso para llegar allí, eso fue en
    la siguiente noche.


  49. Yo dije: "Ahora, ¿quién
    estuvo aquí anoche después de que yo terminé?, Ud. difícilmente
    podía escuchar, vea. Ellos estaban por donde quiera, cada religión
    y cosas. Yo dije: "¿Cuántos de Uds. ahora quieren aceptar al
    Señor Jesucristo?". Ud. vea. Y todos los que se podían ver,
    aceptaron al Señor Jesucristo como su Salvador personal, por todos
    lados. Y—y por supuesto Ud. no podía... hasta donde yo podía
    ver, así como yo no podía ver mucho. No podíamos haber tenido eso
    al aire libre, llovería y cosas así. Y la gente sólo estaba allí
    y Ud. no podía llegar a ellos. Y oh, era la vista más patética
    que Ud. haya visto. Y ellos aún estaban viniendo por todos los
    caminos jalando una vieja cabra, Ud. sabe, algo así, tratando de
    llegar a los servicios.


  50. Y entonces la noche cuando fue
    lo del ciego yo dije: "Ahora, ¿cuál de sus dioses puede darle
    a él su vista?". Yo dije: "Aquí está uno de sus propios
    adoradores, por la superstición, él gastó su vista mirando al
    Sol". Yo dije: "El adora al sol porque sabe que hay algún
    ser que ha sido creado, alguna criatura que ha sido creada, o algo
    así". Yo dije: "Pero el mismo Creador que creó el sol,
    creó los ojos en este hombre, es el Mismo". Y yo dije: "Ahora,
    si Dios le da a él su vista, antes de que yo le pida a Ud. algo
    más, ¿cuántos de Uds. aceptarán al Señor Jesucristo como el
    Hijo de Dios que fue crucificado?."


  51. Ellos no podían entender cómo
    el Santo Hombre podía aún ser lo que nosotros decimos, que
    nosotros los cristianos decimos, que El murió. Yo dije: "La
    razón que El tuvo que morir fue para quitar nuestros pecados".
    Yo dije: "El no era la tercera o segunda Persona, El era la
    misma Persona hecha carne para poder quitar nuestros pecados".
    Yo dije: "El tenía que venir y hacer..."


  52. Y les di una pequeña historia
    que yo prediqué aquí, la noche anterior antes de que yo partiera,
    acerca de la abeja, Ud. sabe, como eso es clavado y deja su aguijón,
    Ud. sabe, y ya no puede aguijonear ya más. Y eso tenía que ser
    carne humana, porque—porque la abeja de la muerte tenía que
    aguijonear, porque la muerte no está en el alma, la muerte está en
    el espíri-...  en la carne. Así que eso tenía... Dios tenía que
    convertirse en carne para quitar el aguijón de la muerte. Y así
    que entonces cuando... ellos vieron eso, Ud. sabe, porque hay un
    montón de insectos en India, y ellos estaban—ellos estaban...


  53. Yo dije: "Ahora, miren,
    Dios puede, el Mismo Creador... este hombre en su superstición, al
    mirar al sol, tratando de encontrar misericordia por su alma, porque
    él sabe que tiene que irse de aquí a algún lado cuando él
    muera". Yo dije: "A pesar de que su vista se ha gastado, y
    él hizo esto a través de la ignorancia, pero el Mismo Creador
    quien hizo el sol al cual él miró, puede darle la vista a sus ojos
    otra vez"


  54. Yo dije: "¿Estará
    dispuesto señor a aceptar al Señor Jesucristo como su Salvador, y
    dejar todos los ídolos y todo lo demás, y le servirá a El
    mientras viva?. Si así es, levante su mano". Y el pobre y
    viejo individuo levantó su mano temblorosa, todos allí sólo usan
    una pieza de ropa alrededor de ellos, Ud. sabe. Y él levantó sus
    manos, de que él lo haría.


  55. Y ellos nunca se sientan cuando
    están en la iglesia. Nunca... ellos no tienen asientos ni nada.
    Ellos sólo se sientan en el suelo, o se dejan caer, o se apilan uno
    al otro, lo más que ellos puedan. Ud. puede imaginarse cómo sería
    eso. Justamente tan lejos como Ud. podía ver, Ud. sabe, la gente es
    así.


  56. Así que yo oré al buen Señor
    para que le diera su vista, y allí por la gracia de Dios, ese
    hombre totalmente ciego, las lágrimas comenzando a bajar de su
    vieja cara arrugada y de su barba, Ud. sabe. Una barba blanca
    corriendo hacia abajo así. Y el comenzó a decir algo en su propia
    lengua. Y todos comenzaron a gritar. Y él se fue caminando saliendo
    de allí, dándoles palmaditas a todos, él podía ver, era un
    hombre que había estado ciego.


  57. Ahora el Hno. Cox y ellos, creo
    que él está sentado allá atrás. El puede mostrarle cartas de
    vindicación de esas cosas que vinieron desde la India, y eso
    tomaría mucho tiempo, mucho tiempo. Pero en la forma como tuvimos
    eso, yo no podía permanecer. Es... yo no veo como pudiera tener
    cinco noches seguidas, si no hubiera sido por mi muchacho allá
    atrás Billy Paul y por la ayuda de Dios, yo no sé como aún yo lo
    hubiera hecho. Billy se pegó junto a mí y él me llevó abriéndome
    paso tratando de hacer que yo pasara. Y Ud. sabe, esa gente son...
    ellos son muy tímidos. Ellos no quieren herir nada. Y Ud. sólo
    tiene que pasar. Vea. Porque Ud. sería aplastado bajo la multitud,
    y nosotros no sabemos, Ud. sabe, eso sólo lo entrampa a Ud. a
    muerte. Ud. vea, sólo tiene que pasar a través de eso.


  58. Así que bueno, yo estoy de
    regreso otra vez a casa por la gracia de Dios. Yo podría decir más,
    pero es el tiempo de escuela dominical, yo no quiero tomar la
    predicación de la Palabra en una charla misionera.


  59. Cualquier paquete de ayuda que
    Ud. tenga, y si Ud. quiere tomar un consejo, envíelo a la India. Yo
    no tengo nada en contra de Alemania, ellos son gente muy fina, o en
    contra de otra gente. Pero hermano y hermana, nosotros sólo les
    enviamos cosas para construirlos, y entonces tener otra guerra con
    ellos. Vea. Eso es cierto. Enviémoslo a algún otro lado a donde
    realmente se necesite, y si Ud. tiene alguna cosa para enviar,
    envíelo a la India. Ellos son los que tienen necesidad. Y ellos son
    pobres, analfabetas, ellos tienen recursos naturales pero no tienen
    la inteligencia para saber como desarrollarlo. La única cosa que
    ellos saben es mendigar y eso es lo que hacen.


  60. Y ellos iban a llevarme a un...
    Ud. sabe cuán bueno yo soy para cazar. Ellos iban a llevarme a una
    gran cacería del tigre de bengala allí, lo iban a patrocinar. Yo
    dije: "Háganme un favor, tomen el mismo dinero que gastarían
    en eso y alimenten a esa pobre gente allí, yo me iré a casa sin
    eso, Ud. vea. Eso es cierto, porque yo puedo cazar en cualquier otro
    lado, Ud. vea".


  61. Si Ud. tiene alguna ropa usada
    o cualquier cosa que quiera enviar, envíelo a la India. ¿Ve?. Yo
    casi he viajado por todo el mundo ahora, y yo—yo—yo sé de lo
    que hablo. Y como hermano cristiano, la India está en necesidad.  


  62. Ahora, yo vengo a casa, cumplo
    todo lo que el Señor me ha dicho que haga, como yo sé lo mejor de
    mi conocimiento. Pero esta próxima semana voy a decirle un poquito
    de algo que sucedió.


  63. Yo estaba cenando con el
    gobernador, ellos me dieron algún viejo arroz allí con patas de
    oveja sobre de él, y sazonado con aceite de oliva. Ud. puede
    imaginarse, tan áspero como podía ser. Y yo... yo... me enfermé
    que difícilmente podía soportarlo. Yo casi estaba listo para
    vomitar. El gobernador me miró y dijo: "Señor, creo que Ud.
    está enfermo". Yo le dije: "Oh, creo que la comida es un
    poquito diferente".


  64. Cuando llegamos al hotel allí
    estaba el doctor particular del gobernador esperándome. Dijo:
    "Quiero examinarle, yo soy el doctor particular del
    gobernador". Yo le dije: "Oh, yo estoy muy bien". Así
    que él comenzó, por supuesto como un caballero, a examinarme todo.
    Y él dijo: "Yo creo que Ud. está bien". Todo estaba bien
    hasta que él tomó mi presión sanguínea, me volvió a mirar y
    dijo: "¿No está Ud. terriblemente cansado?". Yo le dije:
    "Si señor". Comencé a decirle de los efectos que los
    servicios tenían, esas visiones, Ud. sabe, entrando a ellas. Dijo:
    "Yo no veo como Ud. esté viviendo, yo no quiero alarmarlo,
    pero su presión sanguínea está tan baja como puede estarlo".
    El dijo: "Sus nervios están tan débiles que no bombea su
    sangre hacia arriba." ¿Ve?. Dijo: "Su corriente sanguínea
    está peligrosamente baja". Dijo: "¿Cuánto tiempo va a
    estar aquí?". Yo le dije: "Oh, yo tengo dos servicios
    más".


  65. El dijo: "Bueno, yo le
    aconsejo que regrese a Estados Unidos tan pronto como sea posible, y
    se consiga un genuino doctor que lo examine". El dijo: "Porque
    yo le aconsejaría que Ud. ya no tuviera más servicios por un
    tiempo". ¿Ve? Yo le dije cómo era eso. Por supuesto, él lo
    llamó "dimensiones" Ud. sabe, entrando de una a la otra.
    Yo dije: "Bueno señor, cuando yo llegue a casa, yo le prometí
    a la gente de allá que les había dado algunos servicios, pero de
    ahora en adelante no será así". Yo dije: "Ellos... sólo
    oraré por la gente". ¿Ve?.


  66. Y porque yo lo veo eso no hace
    el efecto como debería. Yo veo a mi Hno. Oral Roberts y a algunos
    de esos hombres allí, quienes tienen diferentes servicios y aún
    consiguen más gente salva aquí en Estados Unidos que lo que yo
    hago. Es sólo algo que yo he mal usado, un gran don Divino, de un
    don profético, y lo he usado en una manera de sanidad Divina. Yo no
    creo que eso esté animando a Dios o cause que Dios piense mucho de
    mí al yo hacerlo, porque eso no tendría tal efecto.


  67. El nunca me dijo acerca de esa
    gente Ud. sabe. El dijo que ya fue hecho una vez. El representó en
    la misma manera a Moisés, El fue a Egipto y obró Sus milagros una
    vez. Eso lo concluyó, El tomó su mano y fue sana de la lepra, y
    convirtió una vara en una serpiente y de nuevo a una vara, y eso lo
    concluyó para siempre. Y yo creo que después de diez años de
    cruzar Estados Unidos para delante y para atrás, y barrer a través
    de cada ciudad, la gente entiende que eso es la verdad ahora. En
    este tiempo, es orar por la gente y eso es lo que yo intentó hacer.


  68. Y yo he sido muy—muy amable.
    Ud. sabe que yo amo a la gente. Y yo le amo a Ud. con amor que no
    muere, y Dios sabe eso. Yo tuve que estar aislado. Hay gente a
    través de este país a la cual yo amaría estrechar sus manos y yo
    he esperado hacerlo en los servicios. Yo no he podido, Ud. no sabe
    qué efecto la visión tiene sobre Ud. Tan pronto como Ud. se para
    ante la persona, allí está eso, vea. Y yo a veces no podría
    decírselo a la gente, pero allí está eso ante la persona. Yo he
    descubierto cosas con la gente las cuales yo no sabía. Y personas
    que aún son mis amigos y aún, Ud. sabe que eso está equivocado.
    Dios desciende y me permite, y yo podría decirle de las cosas que a
    Ud. le sorprenderían.


  69. Y yo le he pedido al Espíritu
    Santo, si El lo permite, lo cual El me dijo... yo le he pedido si El
    primero me deja asentarme en mí mismo otra vez al lugar a donde yo
    estuve cuando dejé el tabernáculo. Sólo regresar allí y
    aquietarme, hasta que cuando yo me pare ante la gente, eso no sea
    una visión. Que yo pueda platicar con el hermano y no ver su
    condición. Sólo entonces ofrecer una oración por él, vea, y ser
    como... yo le he pedido hacer eso a Dios.


  70. Yo vengo a casa, y yo sé que
    en esta semana, que nadie ha estado alrededor de la casa. Es una
    cosa buena, yo he estado como por cinco días aquí, sin aún poder
    moverme. Yo he estado en un lugar en que me levanto y parece como
    que mis huesos estaban doliéndome y todo. Por supuesto que ese
    cambio de exactamente doce horas y media, esa diferencia entre
    Bombay y aquí. Ahora mismo apenas el tiempo en que yo, oh, yo
    estuve durmiendo hace una o dos horas, Vea. Así que es el tiempo
    nocturno, y eso sólo fue cambiado. Y  esa presión sanguínea tan
    débil que bajó así, y yo difícilmente podía levantarme y
    sentarme. Eso es todo. Yo lo traje sobre mí mismo tratando de yo
    mismo sacarlo. Así que ahora, yo regreso a casa por la gracia de
    Dios.


  71. Y ahora, esta próxima semana
    voy a irme, sólo voy a permanecer un poquito, dos o tres semanas,
    voy a permanecer sólo para orar primero. Voy a ir a cazar si el
    Señor lo permite, pero antes de que haga eso voy a ir por unos
    cuantos días antes de que termine la temporada y etc. Y voy a ir a
    Colorado, quiero permanecer al menos dos o tres semanas, o quizás
    más, sólo para estar sólo junto a mi verdadero yo solitario, y
    decir: "Dios, aquí estoy".


  72. Pudiera venir y pedirle al
    señor Mishler trabajo de nuevo, regresar a la compañía de
    servicio público. Yo he cumplido lo que El me dijo que hiciera, y
    yo me paro en el tabernáculo en esta mañana justamente como salí
    hace diez años. Yo no tengo director, él renunció cuando estaba
    la cosa caliente. Yo no tengo ningún director. Mi muchacho está
    partiendo, él está sentado aquí atrás y se va a ir al ejército.
    El ha sido mi amigo, él ha estado junto a mí.


  73. Algunos de ellos siempre me han
    discutido: "¿Por qué tiene a Billy con Ud.?". Si Ud.
    únicamente supiera como cogí a ese muchacho en mis brazos cuando
    él era un bebé amamantándose sin una madre. Yo sostuve su botella
    bajo mi cabeza en la noche, no teniendo fuego en la casa para
    conservar su botella caliente, y alimentarlo. El ha sido mi
    compañero por todo el camino, y nosotros vamos a morir de esa
    manera si Dios lo permite.


  74. Probablemente vaya al ejército
    inmediatamente, él obtuvo los papeles ayer para hacer su decisión,
    si él quiere ser voluntario o ser escogido. Bueno, yo ya no lo
    tendré a él. Y entonces yo estaré solo, pero no por mí mismo,
    vea. Hay Uno quien me trajo desde mi madre, quien me ha alimentado,
    quien me ha pasado a través de esas pruebas profundas. Su gracia me
    ha traído a salvo hasta aquí, yo estoy confiando que eso me hará
    cruzar. Y yo tengo que venir a un lugar a donde yo tengo...


  75. Yo quiero pedirle a la iglesia
    una cosa más antes de que lleguemos a un estudio en la Escritura, y
    es que Ud. ore por mí. Yo he desarrollado un espíritu critico, y
    eso me toma. Yo le dije a mi esposa ayer por primera vez. Algo
    sucedió ahora y yo estaba sentado en el jardín y o le dije a ella.
    Me recordé y yo le dije acerca de eso. Yo le dije: "Querida,
    yo he llegado a un lugar en que me he vuelto un crítico de la
    gente". Yo no quiero ser... ¿De quién es ese trabajo?. No es
    mío. Y Dios es el Unico para criticar, no yo.


  76. Había una mujer que fue allí,
    la señora Dowd. Yo no sé si Ud. haya oído de ella o no, oh, qué
    desgracia fue eso en la India. Esa es la razón que nosotros ni aún
    teníamos nuestros servicios al aire libre. Ella llegó allá y
    trató de recoger ofrendas de esa gente. Y—y porque ellos no le
    dieron sus pequeñas monedas... Una pobre mujercita que tenía un
    trabajo, cargando mortero sobre su cabeza, subiendo escalones y
    cosas así, desde las cinco hasta las diez de la mañana y
    consiguiendo un rupee [Moneda India.—Traductor] al día,
    veinticinco centavos, vea. Ella tenía que trabajar duro para
    conservar ese trabajo. Una mujer nadando en el lodo para alzar sus
    rodillas y etc. una pobrecita mujer cuidando de sus pequeños bebés
    y lo demás, un rupee, veinticinco centavos.


  77. Y esa gente allí discutiendo,
    y tomando esas monedas y cambiándolas en dólares. Y ellos dijeron:
    "Uds. vienen a llevar lo que tenemos no a ayudarnos". Vea,
    "Uds. gente". Ellos no tuvieron que darme un centavo para
    ir o regresar, o pagar mis gastos, pagar todas las rentas de
    auditorios, todos los gastos de hotel y todo lo demás. Y entonces
    todo lo que me quedaba, lo llevé a la calle y no se lo di a ninguna
    sociedad, sino que se lo di a esa pobre gente que estaba muriéndose
    de hambre. Eso es a donde fue su dinero. [La congregación se
    regocija.—Editor] Eso es exacto, lo mejor que yo sé, yo no podría
    hacerlo por mí mismo. Yo sólo desearía haber tenido más para
    hacerlo.


  78. Ahora, pero mi hermano y
    hermana, esta mujer comenzó a recoger una ofrenda y a discutir con
    ellos. Ellos dijeron: "Ud. viene a tomar lo que tenemos no a
    ayudarnos, yo pensaba que Ud. venía a ayudarnos". Ella se
    suponía ser una sanadora Divina.


  79. Ella estaba enojada conmigo,
    cuando yo fui a la costa Oeste, ella dijo: "Howard, yo quiero
    ver a tu papá". Y ella se había casado con un hombre allá en
    Egipto o algo así. Y dijo: "Yo también voy a India". El
    le dijo: "Bueno señora, cuando ese ungimiento viene sobre de
    él, nosotros... la gente no sólo viene ". Ella dijo: "Ud.
    dígale que yo soy la señora Dowd". Y dijo: " Yo voy a ir
    a India antes que él, y tendré la situación bajo control cuando
    él llegue allí". Dijo: "De todas formas, mis servicios
    son más grandes de los que él ha tenido". Bueno, eso es
    verdad, pudiera haber sido, vea. Yo no sé.


  80. Pero el pensar de que ella
    tenía todo bajo control, a un lugar hasta que Ud. ni aún podía
    tener un servicio al aire libre. Eso fue todo. Y ellos comenzaron un
    alboroto, y ella permaneció allí y dijo: "Uds. diablos
    negros". Dijo algo como eso, y ellos trataron de sacarla, y
    ella no lo hacía. Y alguien la golpeó en la cabeza con un
    ladrillo, y ellos la cargaron y la sacaron. Así que entonces ellos
    la sacaron fuera de esa parte del país, y ella fue hacia otra parte
    del país allí, y el Barón Von Blomberg tuvo que ir y ver al rey,
    y cosas así para sacarla de allí, evitar una masacre. Así que
    entonces ellos... allí estaba eso, y yo miré eso y lo critiqué.


  81. Yo regreso y la primer cosa
    colocada en mis manos fue la Voz de Sanidad y esta reunión de A.A.
    Allen y vi cuán fuera de la Escritura es eso. Entonces yo lo
    critico, Ud. vea, "oh," yo pienso eso. Pero miro a la
    pobre gente, gente amorosa que está allí siguiendo eso, yendo con
    él, y son gente honesta de corazón. Volteo alrededor y veo las
    otras cosas que acontecen, y entonces yo comienzo a criticar en mi
    corazón, vea. Y yo no quiero ser así, si lo hago, yo perderé el
    favor con Dios. ¿Ve?. Y la única cosa...


  82. Y yo miro a los americanos y
    veo la manera cómo  las mujeres visten, veo a los hombres cómo
    ellos actúan, y cómo beben y maldicen y fuman y mascan tabaco, y
    reclaman ser cristianos, hasta que eso me causa náuseas. Cuando veo
    lo que es el otro lado, y veo esto, entonces miro entre eso y
    pienso: "Oh, Dios". Pero oigo esto, ¿De quién es la
    batalla?. Dios dijo: "Dejad que la cizaña y el trigo crezcan
    juntos, los ángeles vendrán y los separarán en el tiempo del
    fin". No soy yo.


  83. Así que Ud. ayúdeme, yo estoy
    aquí parado con mi mano levantada en el púlpito, ayúdeme para que
    no critique a nadie. Y ayúdeme, que Dios me dé un espíritu en mi
    corazón en lugar de criticar, que yo les ame de todas formas y
    seguir adelante. Eso ha sido un quebranto constante, y constante, y
    constante porque yo soy sólo humano. Mis poderes mentales se están
    rompiendo así, Ud. vea. Y eso es para lo cual me voy a alejar, para
    estar conmigo mismo y orar que Dios quite ese sentimiento crítico
    de mí, y me moldeé. Ahora, yo podría ir y actuar como eso, pero
    eso no viene de mi corazón. Y yo sería un hipócrita entonces,
    seguro que sí, quiero que eso venga desde mi corazón para que yo
    realmente tenga amor por esos que no son amados. Eso es lo que hizo
    Jesús. Cuando yo era crítico, cuando necesitaba ser criticado, aún
    El me ama de todas formas. Así que esa es la manera que yo quiero
    ser. Ud. ore por mí.


  84. Espero verle de nuevo alrededor
    de noviembre, quizás regrese y tenga un avivamiento aquí en el
    tabernáculo antes de que... Así que ahora, aquí está una cosa
    que yo he hecho, yo he pedido esto. Una cosa más. Yo tengo... yo no
    quiero ministrarle a los enfermos, sino sólo por pañuelos y etc.
    Yo estoy tratando de alejarme de esa visión, Ud. vea. Y
    especialmente como estoy tan débil ahora, yo voy a pararme ante la
    gente, bueno, entonces Ud. comienza eso y esa visión regresa.
    Quiero alejarme de eso y aquietarme conmigo mismo a donde yo pueda
    venir y tener un servicio diferente. Ud. ore por mí. ¿Lo hará?
    ["Amén"] Y entonces yo estoy orando, en—en el correo y
    enviar pañuelos y cosas a los enfermos y afligidos.


  85. Pero cuando la gente me llame
    para oración, yo los voy a enviar con el Hno. Neville o alguno del
    resto de ellos para que vaya y oren. Porque cuando yo me paro ante
    la persona, eso me estremece y me regresa de nuevo a eso, Ud. vea.
    Yo quiero alejarme de eso para que así yo pueda descansar y decir:
    "Ahora Señor sólo que sea Tu voluntad, cuando quieras que yo
    sepa alguna cosa, déjamelo saber. Y yo lo guardaré como un secreto
    para mí mismo, al menos que Tú me digas que lo diga". ¿Ve lo
    que quiero decir?. Y entonces salir allá y orar por los enfermos, y
    cambiar mi ministerio también. Yo puedo tener un servicio más
    largo, un servicio mejor, y todo lo demás que yo tuviera, que lo
    que tuve antes.


  86. El Señor les bendiga mientras
    inclinamos nuestras cabezas. Padre Celestial, te damos las gracias
    en esta mañana por el tiempo de platicar de las misiones, y cómo
    es que Tú nos has bendecido y nos has ayudado. Y cómo muchas veces
    yo he pensado cuando las olas se enrollan alto y había grandes
    pruebas, si yo regresaría de nuevo a casa. Pero aquí estoy de
    nuevo Señor, Tú siempre me traes de regreso. Te doy gracias por
    esta iglesia, por su pastor, por su gente. Bendícenos.


  87. Y ahora Padre en esta mañana,
    yo... mi corazón mira hacia la India, estoy pensando como estando
    allí recostado en esas calles en esta mañana. A lo largo de la
    orilla de esa ribera, allí en esas pequeñas chozas, esas pobres y
    hambrientas gente sin educación, ni aún conociendo al Señor
    Jesús, adorando algún tipo de superstición o un ídolo. Entonces
    Padre, cuán agradecido yo estoy de saber que Tú me has dejado
    conocerte, conocer es Vida.


  88. Ahora, oro que me ayudarás,
    quita el espíritu crítico de Tu siervo, Señor Dios, yo no
    quiero... si el hombre está mal, Tú sé el Juez Señor. Déjame
    sólo amar de todas formas, ¿lo harás Padre?. Y si la mujer se
    porta mal, y se maltratan a sí mismas, y se vuelven prostitutas, y
    nuestra nación se hunde, ¿cómo puedo cambiar la historia cuando
    Tú ya lo has hablado?. Pero yo oro que Tú me ayudarás y dejarás
    que yo sea amoroso y amable, que pueda ser Tu siervo y hacer Tu
    voluntad. Yo te pido estas cosas Padre para Tu Gloria.


  89. Ahora bendícenos, así como yo
    he pedido enseñar la Palabra un poco. Padre, sólo danos un corto
    mensaje ahora, que la Palabra pueda salir, que eso sea un gran día
    para nosotros, Te lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.


  90. Muy bien. Ahora yo tengo quince
    para las once. ¿Eso es cierto? (Amén). Bueno, ¿podemos tener como
    treinta y cinco minutos? ¿Estará bien si tenemos como treinta y
    cinco minutos? (Amén). Ahora, ¿A dónde vamos?.


  91. Yo estaba sentado aquí
    pensando acerca de la enseñanza del Antiguo Testamento. Pero
    usualmente yo sólo... Ud. entra en el Antiguo Testamento todo el
    tiempo. Así que alguien dijo: "Hno. Branham, ¿no conoce Ud.
    nada sino el Antiguo Testamento?". Bueno, es bueno. Cuando yo
    aprendo eso, entonces yo aprenderé el Nuevo. Pero cuando Ud.
    aprende uno, Ud. puede aprenderlos a ambos. Vea, ambos de ellos
    están juntos.


  92. Pero volteemos en el Nuevo
    Testamento, yo no sé a donde Ud. ha estado estudiando, o algo así.
    Le diré, vamos a ir a San Juan, regresemos al primer capítulo de
    San Juan y comencemos a leer a San Juan. Ahora eso es sólo... yo
    sólo estoy volteando a eso, yo no sé. Así que nosotros sólo
    comenzaremos a estudiar en San Juan. ¿Está bien con todos?.
    (Amén.) ¿Lo es?. Muy bien. San Juan, el primer capítulo.


  93. Ahora, quizá este miércoles
    venidero por la noche, oigo que...  quiero estar con Uds. en esta
    noche y el miércoles por la noche también. Yo creo que no
    partiremos antes del miércoles, así que yo estaré aquí el
    miércoles por la noche. Yo estoy seguro que será el próximo
    jueves o viernes cuando nos vayamos. Así que entonces yo estaré
    aquí el miércoles por la noche si el Señor lo permite para el
    servicio. Y ahora queremos enseñar algo, quizá el viernes por la
    noche si el Señor lo permite. (Hno. Fleeman, es una buena idea,
    sólo quítese su abrigo y siéntase en casa.)


  94. ¿Tiene alguien algo en contra
    de alguien? Si Ud. lo tiene, levante su mano y vaya a ellos. Ahora,
    sólo hagamos esta gran fiesta de viejo amor en esta mañana. ¿Qué
    es lo que Ud. dice? Todos, y lo que Ud. tenga, si la persona no está
    aquí, digamos: "Señor Jesús...". Vamos a ponerlo bajo
    la Sangre ahora mismo, y desde este día en adelante, ya no pensaré
    de eso más". Sólo prosigamos y dejemos que todo se torne
    nuevo ahora.


  95. Oh, si Ud. sólo supiera cuán
    feliz Ud. debería de ser. En todas las religiones del mundo al
    verlos a ellos, cada uno, sólo tan desconsolados como pudieran
    serlo. Y únicamente uno es real y ese es el Evangelio del Señor
    Jesucristo. No importa si eso viene de la iglesia Metodista, iglesia
    Bautista, iglesia Presbiteriana, el Señor Jesucristo está
    correcto. Amén. Vea, no importa de dónde venga eso, el
    cristianismo brilla. Es la única cosa que tiene un fundamente en El
    totalmente. Otras cosas. El sacrificio de la Sangre del Señor
    Jesucristo es la única esperanza del mundo.


  96. Ahora, yo he visto sus
    religiones, yo he visto sus ídolos, he visto sus supersticiones, he
    visto sus dioses y todo, y cada... los he estudiado, y he estudiado
    el Corán, por todo lo que yo sé qué estudiar. Como ellos, cada
    cosita se ha convertido en supersticiones. Y eso sólo lo hace a Ud.
    apreciar, tan real, de que Jesucristo el Hijo de Dios, es la única
    esperanza del mundo. Y El es el Unico que se ha levantado de los
    muertos. Y nosotros podemos probar que El se levantó de los
    muertos, y El vive hoy. Amén. Oh, Hno. Neville. ¡Ud. no sabe cuán
    feliz yo soy de ser un cristiano!. ¡Oh, Ud. debería de ser tan
    feliz!.


  97. Ahora este gran Evangelio de
    San Juan aquí, de acuerdo a San Juan. Juan fue el amado. Nosotros
    creemos que este San Juan fue el amado que se recostó en el pecho
    de Jesús, y etc. El vivió para ser el más anciano de los
    apóstoles, vivió más tiempo que cualquiera del resto de ellos. Y
    él... Pedro fue crucificado con su cabeza volteada hacia abajo, sus
    pies hacia arriba. Andrés fue crucificado con sus manos hacia los
    lados así, y clavado. Yo vi allí en Roma donde ellos decapitaron a
    San Pablo.


  98. Yo tengo algún, oh yo trataré
    de traer eso la próxima vez que venga, las fotografías de todos
    esos mártires y todo lo demás, y como alimentaban a los leones y
    etc. Yo tengo todo eso en un gran folder y lo pondré de un lado al
    otro para que Ud. pueda ver eso, todo en inglés.


  99. Note, qué escena tan
    quebrantadora cuando ellos cortaron la cabeza de Pablo y lo
    arrojaron allí en la sierra, y dejaron que él... oh bueno, el
    hacha nunca más pudo tocar su cabeza hasta que él estuvo en
    gloria, Amén. No me extraña como él estuvo allí en esa celda
    cuando escribió: "Oh muerte, ¿Dónde está tu aguijón?.
    Tumba, ¿Dónde está tu victoria?, pero gracias sean a Dios que nos
    dio la victoria a través de nuestro Señor Jesucristo". El
    escribió y dijo: "Yo he peleado la buena batalla, he terminado
    la carrera, he guardado la fe. Por lo tanto hay una corona de
    justicia preparada para mí, que el Señor el Juez justo me dará en
    aquel día". Oh, bueno, eso hace que Ud. piense:

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by SANN777 - en religion
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : El blog de william branham_en _cozumel
  • El blog de william branham_en _cozumel
  • : william branham la palabra pura la verdad amor don de sabiduria amor fraternal los 7 angeles de dios cozumel
  • Contacto

Enlaces